jueves, 19 de abril de 2018

"Catalunya Cristiana", nuevo formato, nuevo precio y peores contenidos

A finales de enero escribía un artículo sobre los fastos que Mn Jaume Aymar estaba preparando para celebrar el número 2000 de Catalunya Cristiana, entre ellos comentaba que se tiraron a la basura más de 40.000 ejemplares, que fueron regalados como una forma de promoción del semanario, y que sólo sirvieron para cometer un despilfarro de grandes dimensiones, en una publicación que hace mucho tiempo que está en caída libre y que no se entiende como puede mantenerse económicamente, y menos si se va dilapidando el dinero con iniciativas tan disparatadas. Pero parece que a alguien le interesa que esta publicación continúe, al igual que la Ràdio Estel que también dirige Mn. Aymar y es que ambos medios ya hace mucho tiempo que han tomado partido por la carrera independentista, y parece que interesa mucho que no se mueran.

Ahora me entero que el semanario ha cambiado de tamaño y presentación y todavía me parece más grave. Ninguna empresa con dos dedos de frente promociona un producto que va a cambiar de formato y de estilo de forma inmediata. Todo el mundo se espera a que se produzca el cambio y entonces promocionar el nuevo producto. Pero aquí las cosas se hacen sin cabeza ni pies, como en aquellos lugares en que uno no pone el dinero de su bolsillo. Recordemos como los directivos de las antiguas Cajas de Ahorro, cometían verdaderas barbaridades financieras, porque jugaban con un dinero que no era suyo, y ellos ya tenían su futuro personal asegurado.

El nuevo formato me recuerda mucho al de los suplementos de algunos periódicos dominicales, pero sin el diario de papel.  Hacer un suplemento dominical se ha convertido casi en una obligación para muchos periódicos para mantener la competencia con los otros diarios que también lo hacen, pero no deja de ser un suplemento que por si sólo tiene muy poco valor, porque la gente compra el paquete completo, pero sobre todo le interesa las noticias dominicales.

El contenido de la nueva Catalunya Cristiana, es muy poco interesante, han intentado trasladar una parte de los contenidos del periódico al nuevo formato sin demasiada gracia y aprovechar para cargarse algunos contenidos que eran los más interesantes; los que reflejaban la vida de las diócesis, parroquias y congregaciones religiosas catalanas. Lo que queda ahora es casi todo superfluo: muchos artículos de opinión por columnistas que ya se pueden imaginar de que linea eclesial y política son, reportajes de cosas atemporales que pueden ponerse en cualquier momento del año y que en algunos casos podrían salir en otras revistas no cristianas, entrevistas poco interesantes o a los de siempre. En definitiva una publicación que dé poco trabajo y que no tenga que hacer demasiado trabajo de campo, pateándose las diócesis catalanas recogiendo noticias que son las que interesan a los feligreses que van a misa los domingos y que son los que pueden comprar este semanario.

Otra cosa es el precio, que también lo han subido a 2,90 euros, más caro que los periódicos dominicales que no sólo aportan un periódico en papel con muchísimas páginas sino también varios suplementos en el actual formato de Catalunya Cristiana, normalmente con bastantes más páginas. Y si lo comparamos con las revistas del mismo formato, que se venden sin periódico, son muchísimo más baratas y con muchas más páginas, además de una muy superior presentación y atractivo visual.

Si hasta ahora la publicación no salía ni con ruedas, con el nuevo formato y con peores contenidos, además de un precio poco competitivo, la caída va a ser más acentuada. Ya son muchas las iglesias que no quieren verla ni en pintura, vayan por ejemplo a la catedral de Terrassa y se darán cuenta que ya se han deshecho de semejante panfleto que promociona posiciones eclesiales poco ortodoxas y que fomenta la división entre catalanes tomando partido sólo por el bando secesionista.

El problema es que hay muchos intereses creados, que harán lo que sea para que estos medios sigan vivos y sigan haciendo campaña por unos determinados ideales muy poco católicos, espero que al menos esto no se haga con dinero de la Iglesia, ya bastante quemada está la gente con ver que su dinero es utilizado para cosas impropias y alejadas del Evangelio.

Francesco Della Rovere

15 comentarios:

  1. Dos medios en bancarrota económica y espiritual20 de abril de 2018, 2:18

    ... y Mons. Omella haciéndose el longuis.

    "El problema es que hay muchos intereses creados, que harán lo que sea para que estos medios sigan vivos y sigan haciendo campaña por unos determinados ideales muy poco católicos, espero que al menos esto no se haga con dinero de la Iglesia, ya bastante quemada está la gente con ver que su dinero es utilizado para cosas impropias y alejadas del Evangelio."

    Pues nada, a no meter la X, a no dar legados en las herencias, y a no dar donativos para estos medios que son la ruina espiritual por su heterodoxia y herejía.

    De Ràdio Estel estoy aún indignado porque un programa suyo, hace años, daba Nueva Era...

    Por cierto, estaría interesado en saber cuál es el déficit anual y acumulado de la radio y el semanario, y cuántas subvenciones reciben, y si la Iglesia catalana le da dinero de la X, de las donaciones, de los legados y del patrimonio inmobiliario eclesial: TRANSPARENCIA Y PRECISIÓN...

    De la radio dicen ellos mismos, con un titular confuso:

    Ràdio Estel compta amb ​​3.000 oients diaris més,​​ 13.000 en total
    34.000 persones, segons la primera onada de l'EGM aquest 2018, tenen ​​Ràdio Estel com una de les seves emissores preferides

    En relació amb l'últim estudi realitzat a finals de l'any passat, ​​Ràdio Estel compta amb ​​3.000 oients diaris més,​​ 13.000 en total, i ​​6.000 oients més, ​​34.000 en total, pel que fa l´​'audiència acumulada, que quantifica el nombre de persones que tenen ​​Ràdio Estel com una de les seves emissores preferides.

    Pel que fa a comarques, on comptem amb més oients, segons aquest estudi, és al Tarragonès, al Barcelonès, al Vallès Occidental i a la Selva, seguides de l'Anoia, el Baix Empordà, el Baix Llobregat, el Gironès, el Maresme i el Vallès Oriental.

    En 1999, tenía 100.000 oyentes, y el 2000, cuando cayó en desgracia el obispo Carrera, cayó a 2.000, y desde entonces, ha ido "vajando", vajando, vagando doctrinalmente, como su hermana de papel... Recuerdo que sus mejores momentos... muy discutidos sus debates futbolísticos, donde lo "evangélico" dormía en el fondo de las gradas...

    Sufrieron ambas, el papel y las ondas, la revista y la radio, un "ERE en todos los medios de la Fundación, que dejó a la calle a decenas de personas, y que implicó un importante esfuerzo de moderación salarial, tanto para los trabajadores de la emisora, como para los del semanario Catalunya Cristiana".

    Una buena historia de Ràdio Estel desde sus orígenes: quería ser la respuesta catalana a la COPE... ay las... (cuidado, Llisterri reparte leña):

    https://mensajecristianosa.wordpress.com/tag/radio-estel/

    En esta historia, se comenta que Joan Viñas i Bona fue uno de los fundadores de Ràdio Estel:

    "En diferentes ocasiones el Doctor Gregorio Modrego, que fue un arzobispo de Barcelona desde 1943 hasta 1967, habló con Joan Viñas, uno de los fundadores de Ràdio Estel..."

    De Wikipedia: Joan Viñas i Bona

    "Juan Viñas Bona (Gerona, 21 de enero de 1918 - Barcelona, 30 de enero de 2002) fue un periodista y locutor español. Recordado por sus programas benéficos e infantiles en la radio de los años 50, 60 y 70... Diputado (por CiU) del Parlamento de Cataluña por Barcelona, 5 de noviembre de 1999 - 30 de enero de 2002..."

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente en muchas parroquias ni esta ni se le espera al horrible panfleto CC que cambio la cruz de Cristo por la cubana golpista.
    Los obispillos son los que mantienen el panfleto con nuestros dineros que deben emplearse para el culto Divino por ello crece exponencialmente el abandono de los catolicos a poner la X en la declaracion de renta y si a dar lo que podamos a los sacerdotes de Cristo que pocos y escondidos pero haberlos hayla.
    Surge una pregunta ¿en que año ganaran en las tierras catalanas la X de los moros? Pronto, pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No somos conscientes aún del terrible daño objetivo que hacen estos dos medios, ahora y aquí, para la única misión de la prensa y radio católicas: servir y glorificar a Dios, salvar y santificar a las almas, enseñar la berdafera doctrina y advertir de los errores y herejías (protestantismo, modernismo, Nueva Era), así como de los atentados contra la liturgia, el culto, la moral, las costumbres, las devociones, apartando toda segregación política y lingüística, como también a todo grupo de presión e interés.

      Y e modelos de éxito hay: EWTN, Radio María, COPE...

      Sólo hay que ver cómo cayó Cataluña desde mediados los 1970: sangrante de apostasía y muerta a la fe, de la cabeza a los pies, la que antes fue tierra mariana, que servía con firmeza, fuerza y fidelidad a Cristo, y ahora es una viña despojada y ocupada por jornaleros viciosos, codiciosos, descreidos, politizados e idolatrando el cargo y el dinero, ciegos de no ver su propio escándalo, confusión, falta de vocaciones sacerdotales, religiosas y laicales: que todo ello es por su falta de fe, sus malas obras, y que Dios los ha juzgado y castigado con la esterilidad espiritual, la paternidad baldía, y el desprestigio... hablan y cansan y asquean hasta al mismo aire...

      Ya ni Omella podrá hacer nada, ni lo hará, y nadie de nuestros consagrados habla de un hecho sorprendente: que muchos veamos a estos dos medios como anticatólicos, del anticristo, enemigos de la Iglesia, pecado interior de la Iglesia, fomentadores de la apostasía. El silencio los condena.

      Cataluña está herida de muerte porque ha perdido la fe católica, y que eso ha afectado incluso a la política, hasta dicen que no habrá la tradicional recepcion de San Jorge en la Generalidad. No ven ni los signos ni señales. Ciegos que guían a ciegos... Justo castigo divino por seguir ídolos falsos: nacionalismo y modernismo.

      Eliminar
  3. Mi querido general Della Rovere, el pulso de una diócesis se mide a través de sus medios de comunicación, que es una manera de decir del mensaje que ofrece y propone. Si el mensaje es evangélico, la presentación eo ipso será cristalino. Pero si el mensaje es pura mentira, odio cerval, nazismo étnico, por mucho que lo envolvamos en palabras dulces y suaves, la halitosis lupina hará insufrible la palabra. Leía yo un artículo reciente de un escritor barcelonés y su posición ante la X de la declaración de la renta. Ni que decir tiene que la retiraba porque no iba a dar pasto a los lobos, no ya de aquí, del Principado, sino a los del resto de España. Y citaba las palabras canallas de la Conferencia Episcopal Española, canallas no porque fuera soeces o bastas, sino porque encerraban la mentira más grosera y contraria a la enseñanza de la Iglesia. Por muy aflautada que sea la voz, por muy escasa virilidad que se muestre en su lectura, el mensaje artero y mendaz no logra enmascararse del todo. La sal se ha desalado, la luz se ha tornado sombra, una sombra sombría, de puñalada trapera. Pero como usted sospecha el dinero público no les faltará. ¿Para qué necesitan el socorro, la suscripción de los fieles, si los suyos son otros? Cuánta vesania, cuánta mala baba en ese papelín de colores.

    ResponderEliminar
  4. El 155 devora el Sant Jordi de la Generalitat

    La misa y bendición de rosas en Palau data de 1434; sólo la guerra la suspendió

    Con la voracidad de un dragón, el artículo 155 de la Constitución se ha tragado este año la agenda institucional del día de Sant Jordi, incluidas tradiciones que se mantenían en pie desde hace casi 600 años, como la misa en la capilla del Palau de la Generalitat o la bendición de las paradas de rosas que se instalan en el patio de carruajes, liturgias que se repetían desde 1434 y que sólo detuvo la Guerra Civil. El Gobierno central intervino la Generalitat el 27 de octubre –el próximo viernes se cumplirá medio año–, pero después de las primeras medidas drásticas como la destitución del presidente Carles Puigdemont y sus consejeros, desde hace meses Mariano Rajoy parece haber optado por la prudencia en cuestiones simbólicas. El presidente del Gobierno central no se complica la vida. De la misma manera que se ha saltado la entrega de las Creus de Sant Jordi, que tradicionalmente tenía lugar en estas fechas, esquivará el próximo lunes la celebración institucional del patrón de Catalunya.

    No habrá misa a cargo del cardenal Juan José Omella, ni bendición de las paradas de rosas, informaron fuentes del Arzobispado de Barcelona y el propio prior de la capilla del Palau de la Generalitat, Joan Enric Jarque. Tampoco se celebrará la recepción del presidente de la Generalitat a la Pubilla y el Hereu de Catalunya, ni están invitados a Palau los gremios de pastelería y panadería, según fuentes de ambos sectores, que cada año, desde hace al menos tres décadas, le llevan al president el pan de Sant Jordi y el pastel típico del día, con la senyera de gelatina roja o la silueta de un caballero matando al dragón.

    Rajoy asumió a finales de octubre las funciones de la presidencia de la Generalitat, que delegó en la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Pero ninguno de los dos hará de maestro de cere­monias en el Palau de la Genera­litat el próximo lunes. Tampoco vendrá a Barcelona ningún ministro. Ni siquiera está previsto que se celebre la jornada de puertas abiertas como cada año, aunque este es un punto de la agenda que podría cambiar.

    http://www.lavanguardia.com/politica/20180420/442755341554/sant-jordi-articulo-155-misa-palau-generalitat-bendicion-rosas.html

    ResponderEliminar
  5. Sorprende la mala baba que desprenden estos comentarios, por cierto nada eclesiales. Que una publicación de signo cristiano de larga trayectoria, abierta a diversas corrientes, sea un acicate para sus diatribas furibundas, Sr Della Rovere, llama a pensar en un ataque movido por pasiones nada claras. Un sistema simplista de calumniar, para que algo quede...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Gonzáles. ¿Usted lee Catalunya cristiana y oye radio Estel?. Si es afirmativo, con todo mi respeto le diré que es de los pocos católicos que lo hacen. En las parroquias muchas hojas dominicales y la revista Cataluña cristiana, son siempre sobrantes en las mesitas de las entradas a las iglesias. Y eso que los párrocos no secesionistas piden un número menor de estos ejemplares. Y en algunas, ni las quieren.
      Si no hay espíritu cristiano, ¿para qué sirven?. El dinero de estos panfletos y el de radio Estel, se podrían destinar a mantener con mayor dignidad los templos y a las obras de la propia IC.

      Eliminar
    2. Tiene razón en el aspecto objetivo pero no en el subjetivo: la mala baba es santa indignación.

      La Sabiduría se acredita por sus obras, y obras son amores, y quien dice amar, cumple todos los mandamientos... y los hace cumplir y, sobre todo, no se calla ni cuando Papas, cardenales y obispos omiten su deber de decir la Verdad... o la falsifican. Esto es santidad y martirio.

      El mal avanza en toda la Iglesia, porque hay dos silencios: los del Papa (¿cuándo contestará a los Dubia?), cardenales y obispos, y luego, el silencio del resto del Pueblo de Dios, sobre todo el de los sacerdotes, teólogos, dirigentes, superiores y laicos destacados, pues incumplen los primeros el deber de decir la verdad, y los segundos el deber de obedecer a Dios antes que a los hombres, dado que la obediencia es esclava de la Verdad, nunca de la mentira hecha de palabra, obra y omisión. Servimos a un Espíritu de Verdad, no al Espiritu de mentira y homicidio.

      La Iglesia catalana está muerta por el espíritu de apostasía de estos últimos 50 años. Sólo Cristo la resucitará, si se dice la verdad.

      Trento es un concilio dogmático vigente por siempre (Vaticano II es pastoral), y sigue rigiendo, también por siempre, este anatema del Concilio Vaticano I:

      - Si alguno dijere que, en conformidad con el progreso de la ciencia, hay que atribuir alguna vez a los dogmas propuestos por la Iglesia un sentido distinto del que entendió y entiende la misma Iglesia, sea anatema.

      Eliminar
    3. Ai senyor Gabriel Gonzáles, que no coneix aquesta paradeta? Cregui'm, no val la pena predicar en aquest desert, i si gosa fer-ho com a mínim li respondran com avui amb el concili de Trento que sens dubte ho va deixar tot dit i arreglat pels dels segles, Amén !!

      Eliminar
    4. Trento es una bonita ciudad (los cardenales no son tontos), la del buen vivir, sufrió bombardeos en la IIGM, en ella nació Clara Lubich de los focolares, y dio un concilio que salvó a la catolicidad, y que tiene cuerda para rato... ¿Qué más se puede pedir? ¡La Luna!

      Eliminar
  6. El sr. Gonzáles en su comentario deja entrever que es cercano o próximo a Mn. Aymar y a su entorno. Hay ciegos que definitivamente no quieren ver. Buena cantidad de ejemplares de Cataluña Cristiana y Hoja Dominical sobran en las mesas a la entrada de las Iglesias y Capillas. De ello doy fe.
    En cuanto al despilfarro, es sencillo de explicar: el dinero no es del bolsillo de Aymar. Sería transparente explicara el origen y procedencia porque suyo, no es. Cuantos benefactores y personas de buena fe están contribuyendo a este nuevo producto sin cabeza ni pies? No es mala baba constatar una realidad. Al leer al sr. Gonzáles me pregunto: es eclesial la malversación del dinero?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen comentario. Y Omella, en Logroño, sentado en un banco, viendo el río Ebro.

      Eliminar
  7. Aquí se trata de criticar, insultar, poner verde... a los que no son de su cuerda.

    Qué comportamiento tan poco evangelico.

    En lugar de tanta critica y murmuración ¿por qué no van a ver a mn. Aymar y le plantean sus ideas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aymar es inteligente y sabe que tiene la bota de Sant Farriol, que raja quan vol...

      Eliminar
    2. Aymar tendrá la bota de san quien sea, pero no juegue al despiste, amigo de las 0:47. Insisto, plántense en la puerta de Aymar, háganle un escrache, oblíguenlo a escuchar sus propuestas... lo que sea. Si a partir de ahí no les hace caso, ya lo pondrán verde. Pero antes, no.

      Eliminar