jueves, 1 de marzo de 2018

Escuelas coránicas, escuelas laicistas, escuelas nacionalistas: Todas son lo mismo

Entre las peores corrupciones del sistema político está la laminación de la sociedad civil suplantándola en todos los derechos: entre ellos el de la formación de conciencias, parte esencial de la libertad de religión y de ideología. Esto lo vemos en el ojo ajeno como una gruesa viga. Pero no advertimos que la salud y la visión de nuestro ojo están lastradas por un grueso tablón. Vemos como una negación frontal de la democracia, la imposición en los países islamistas de la doctrina de la Sharia  utilizando los recursos de éste, como son las leyes, los presupuestos y las escuelas. Vamos, que no tenemos el menor empacho en condenar con toda virulencia esas prácticas del Estado opresor. Y cuando los que tal hacen son estados totalitarios, acompañamos la condena con toda la artillería de que somos capaces. Pero cuando es un “Estado laicista” o nacionalista el que impone su doctrina desde la legislación, desde los presupuestos, desde la escuela y desde los medios feudatarios, en ese caso nos felicitamos de lo ingeniosos que somos, saltándonos el espíritu y la letra de toda democracia: conculcando con saña la libertad de pensamiento y de conciencia.  
Esa libertad queda totalmente vaciada de contenido cuando el Estado se adscribe a un ideario concreto y se lo impone a los ciudadanos a través de todos los recursos a su alcance. Del mismo modo que un partido político cuando llega al poder no está legitimado para imponerle al país un régimen económico, tampoco está legitimado para imponerle un régimen ideológico. Tanto una cosa como otra suelen llevarse a cabo mediante procesos revolucionarios, es decir subvirtiendo totalmente la estructura organizativa del Estado y de la sociedad con violencia o sin ella. Pero es un signo de rabiosa modernidad que los partidos que conquistan el poder en las democracias, sean cada vez más audaces en sus “reformas”, con las que intentan imponer su modelo económico e ideológico al país. Y paso que dan en esa dirección, ya no se retrocede. Queda consagrada la perversión por el uso y la costumbre. Y por la cobardía. Ahí están el aborto, la eutanasia y el matrimonio gay…
Es exactamente esto lo que hacen los partidos islamistas cuando llegan al poder. Igual que el Estado nacional-socialista y el soviético en su día. Le dan la vuelta al estado democrático a través del cual se hicieron con el poder, para imponerle a todo el país su ideología. Un ideario que, al ser impuesto desde el Estado, se convierte en totalitario. Y con eso se acaban la libertad de opinión e ideología y la libertad religiosa.

Lo que digo: ni tiene límite la soberbia de los políticos, que nos enseñorean como auténticos soberanos, ni tiene explicación la insondable maleabilidad de los que nos dejamos tratar como súbditos y que por tanto ejercemos de tales, siendo como somos  nosotros los soberanos: así lo dicen al menos los papeles. Pero consolémonos, somos igual de tontos que los siervos de la gleba, que siendo también en los papeles iguales a sus señores, acabaron sometidos a servidumbre: y sin cambiarles ni una coma a los papeles que decían que lo suyo era un foedus entre iguales.
Recuerdo al hilo de esta reflexión que me llamó la atención hace ya años (las cosas son hoy igual de peores) el portavoz del gobierno de la Nación que pontificaba acerca de lo que podía decir o dejar de decir el Papa en la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid; es decir en una movida totalmente religiosa. El representante del Gobierno ¡metiéndose de lleno en el terreno religioso! Hablaba, claro está, al dictado del radicalismo más rancio y del resentimiento más exacerbado, para acabar diciendo: el Papa, que diga lo que quiera, que al final quien impulsa y hace las leyes del aborto y de la eutanasia somos nosotros. Cuestiones de moral y de ideología. A nadie le chirriaron los oídos al escuchar estas blasfemias contra la sacrosanta democracia. Nadie, ni laico ni clérigo, puso el grito en el cielo, denunciando el uso de las leyes, del presupuesto y de los demás medios del Estado, para imponer una ideología y una praxis y asfixiar así todas las doctrinas que se le opongan. ¡Nadie se escandalizó, nadie protestó!
Insisto: es un insulto a la inteligencia y a la decencia política que nuestros gobernantes presuman exactamente de esto: de que quienes se han organizado en la sociedad civil a través de la historia para cultivar una conciencia, una ideología, una moral, unos valores, una forma de entender la vida, ya pueden hacer y decir lo que quieran, que luego vendrán ellos, ¡los amos!, y determinarán por ley cuál ha de ser la ideología única impuesta desde el poder, y también por ley impondrán el respectivo adoctrinamiento en la escuela y en los medios, y destinarán cuantiosas partidas del presupuesto para alcanzar esos objetivos. Y luego dirán del régimen de los ayatolás…
Estamos dejando no sólo aquí, sino en todo el mundo que gusta considerarse y llamarse ¡civilizado!, que el Estado, es decir “la cosa pública”, entre como una apisonadora en el santuario de “la cosa privada” y arrase hasta el sancta sanctorum de la conciencia. ¡Y luego diremos de los regímenes islamistas! Y a continuación pontificaremos sobre los abusos ideológicos de los regímenes totalitarios de los nazis y de los rojos. Y nosotros, cultivando sin resistencia el pensamiento único desde el poder del Estado y tragando, y hasta persiguiendo con saña cualquier desviación de ese pensamiento.
¿Hipócritas, comediantes o ignorantes? ¿Qué diferencia hay entre un régimen islamista y un régimen laicista? Que no cuela, que no. En cuanto a procedimiento son totalmente iguales. Uno y otro pueden estar avaladísimos por los votos y por los representantes de esos votos. Señores del régimen laicista, mírense en el espejo del régimen nazi-soviético y de los regímenes islamistas. ¡Es su misma cara! ¿Se la describo?
Venga, va, que como dicen ustedes, me da morbo. Son igualitos que ellos: auténticos ayatolás empeñados en regir desde el poder del Estado la conciencia de sus súbditos. Sí, sí, con su famosa Educación Para la Ciudadanía, han querido poner el broche de oro al largo proceso de conversión de todas las escuelas españolas en escuelas coránicas. Ah, ¿que las llaman laicas, laicistas o lo que cuele? ¿Y eso cambia algo? Enseñan doctrina de género y moldean conciencias a imagen, semejanza y conveniencia del poder. Igualito, igualito que las escuelas coránicas. La viga en el ojo ajeno, pero la jácena en el nuestro. Y si faltaba algo, ahora el adoctrinamiento sexual desde la primaria. Como Adolf  y como el padrecito Stalin.
Y espero que no recurran al argumento ridículo de las escuelas “cristianas”, que dicen que preservan todavía no se sabe qué... Los titulares de esas escuelas (las órdenes religiosas) están mucho más cerca de la Educación para la Ciudadanía con toda su carga doctrinal anticristiana, que cerca del Evangelio. Porque la cosa ésa lleva además los dos nobilísimos sellos de progresista y de nacionalista, y porque es de eso de lo que viven y medran.
Y es justamente éste el momento en que nos hemos de hacer una pregunta obvia: ¿En qué piensan los máximos responsables de la Iglesia en Cataluña y en el resto de España? ¿Son tontos de verdad? ¿Seguro que no son capaces de ver la jugada y poner el grito en el cielo, denunciando la operación totalitaria (ésta no es cuestión religiosa, sino civil) que ha montado el Estado para expulsar a todas las ideologías mediante el ariete de la ideología estatal de género?
Si no son tontos y se han dado cuenta de la jugada, es que son unos cobardes inútiles. En ese caso, por vergüenza torera tendrían que renunciar a una responsabilidad que son incapaces de asumir. Y si son tontos por no darse cuenta de que ellos son una pieza importantísima de la sociedad civil y están obligados a reaccionar los primeros cuando ésta es atacada con intención de aniquilarla; si son tan tontos que no alcanzan a darse cuenta de lo que está en juego, el responsable máximo de todos ellos tendría que echarlos a patadas. ¡Por inútiles! Por dilapidar tan a la ligera un patrimonio que no es sólo de la Iglesia, sino de toda la sociedad.
Pero claro, ¿acaso podíamos esperar otra cosa de tantos pastores y del ejército de operarios que tienen a su mando, en una situación de plácida apostasía generalizada? Dios no lo quiera y nos salve de tanto desatino. La Iglesia no es una secta apartada del mundo o viviendo de él, sino una comunidad de fieles que deben transformar el mundo según los designios de un Señor victorioso, sí. Pero también crucificado por nuestra salvación.
Gerásimo Fillat Bistuer

24 comentarios:

  1. Plenos derechos católicos en la vida pública1 de marzo de 2018, 23:43

    El régimen laicista es un régimen antidemocrático y antiderechos humanos.

    En efecto, la Constitución española consagra los derechos a la libertad de religión y educación en sus artículos 16 (religión), 27 (educación), 35 (trabajo) y 38 (empresa).

    Diversos Tratados internacionales también protegen la educación, según el art. 10.2 de la Constitución, que se integran para definir mejor nuestro derecho católico a la educación:

    1./ artículo 26.3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, de 10 de noviembre de 1948

    2./ artículo 13.3 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, de 19 de noviembre de 1966

    3./ artículo 18.4 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, de 19 de noviembre de 1966

    4./ el artículo 2 del Protocolo Adicional 1º, de 20 de marzo de 1952, al Convenio Europeo de Derechos Humanos, de 4 de noviembre de 1950

    5./ la jurisprudencia del TEDH que interpreta el anterior

    Por tanto, es un derecho humano el hecho religioso y el homo religiosus. No hay discusión. Y la Iglesia tiene el derecho humano a exponer su doctrina veraz como derecho educativo, formativo, expresivo y comunicativo. Y el derecho religioso es superior a la libertad cultural como pasó con el reciente caso ARCO.

    ...

    LAICISMO BELIGERANTE DE EXCLUSIÓN LENINISTA-ESTALINISTA

    Existe en la sociedad verdadero y real odio a la religión católica. Este odio forma parte del diseño divino escatológico: que la fe católica, única y verdadera, se difunda por el mundo y se intensifique en cada fiel, más la lucha divina para destruir las potestades antiteocráticas de satanás y sus ayudas. Ganará Dios.

    Este odio contra la Iglesia Católica, sociedad perfecta, Esposa de Jesús, por parte de partidos idolátricos, se expresa sobre todo contra los centros concertados y contra la asignatura de religión. Como si los católicos no pagaran impuestos, y no fueran ciudadanos con derechos y libertades humanas.

    La idea del laicismo es crear una escuela que expulse totalmente a la religión católica, pero esto es una misión imposible, pues va contra los derechos humanos y el Estado democrático.

    Incluso en Francia, que han sacado la asignatura de religión católica del sistema escolar público, debido al principio laicista de exclusión, han creado una tarde de fiesta escolar semanal, el miércoles (las clases acaban a las 12.30), para que los niños puedan recibir educación religiosa en la sinagoga, la parroquia o la mezquita. Detalle que se les olvida a estos despotillas laicistas catalanes y españoles, que para ellos, lo mejor es dar la patada a la religión.

    ...

    LAICISMO BELIGERANTE DE EXCLUSIÓN GRAMSCIANO

    Otra medida más sutil, sibilina, con subterfugios y subrepticia, es mantener la asignatura de religión en la escuela, PERO según la perspectiva de las """Ciencias de la Religión""", estudio supuestamente científico, neutral y multidisciplinar de las religiones: mitos, ritos, valores, actitudes, comportamientos, doctrinas, creencias e instituciones. Vamos, una coctelera macedonia de chamanes, curas, brujos, popes, mulás, hechiceros, pastores, santeros, paleros y otras especies.

    Existe el derecho humano a recibir de la Iglesia Católica toda su verdad doctrinal, moral, fideística y litúrgica. Lo contrario es pura dictadura. Benedicto XVI lo define como principio innegociable en la vida pública de los católicos: vida, familia, educación, bien común.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que denomina laicismo gramsciano, junto a las ciencias religiosas, de tipo sincrético, se añade la famosa asignatura de ZPcejatero de corte masónica intitulada EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA "SOVIÉTICA", una mezcolanza de ideología política izquierdista-comunista contra la propiedad, la libre empresa, los contratos y el beneficio legítimo, la loa totalitaria al Estado providencia, más el ingrediente de moral sexual, matrimonial y familiar anticatólicas.

      La asignatura de religión católica tenía diversas pinzas de destrucción: asignatura de ciencias religiosas, asignatura de educación para la ciudadanía, la escuela concertada, los profesores de religión, educación diferencial, cheque escolar, asignatura de religión católica no curricular o bien no prestarla directamente, malos horarios para la asignatura de religión católica, tentar con asignaturas alternativas más fáciles o divertidas, mostrar hostilidad, burlas y agresividad, no celebrar la Navidad y Semana Santa. Todo para que no se pudiera ejercer plenamente la libertad religiosa católica en paz en la escuela pública. Tiranos.

      Eliminar
  2. Responsabilidad de Francisco I y los obispos1 de marzo de 2018, 23:57

    "Y espero que no recurran al argumento ridículo de las escuelas “cristianas”, que dicen que preservan todavía no se sabe qué... Los titulares de esas escuelas (las órdenes religiosas) están mucho más cerca de la Educación para la Ciudadanía con toda su carga doctrinal anticristiana, que cerca del Evangelio. Porque la cosa ésa lleva además los dos nobilísimos sellos de progresista y de nacionalista, y porque es de eso de lo que viven y medran."

    Este escándalo de estos falsarios religiosos católicos que dan educación laicista anticatólica, sólo se soluciona a través de Francisco: debe de aprobar una correspondiente norma jurídica que obligue a las escuelas y universidades que dependen de las Órdenes y Congregaciones Religiosas (cuyas sedes están casi todas en Roma, cerca de buenos restaurantes de pizzas y espaguetis), incluso a las "Pontificias" y diocesanas, a dar sólo la única y verdadera doctrina católica.

    O sea, trabajo para Francisco.

    Y para los obispos también, pues pecan y delinquen gravemente también ellos a través del silencio y la omisión del deber de emitir la decisión correcta.

    Los obispos, que en lo que quieren son unos déspotas feudales en su Iglesia Particular, en temas como la enseñanza y educación católicas dentro de su jurisdicción episcopal son unos verdaderos pasotas.

    Silencio y omisión que convierte a los obispos (y superiores religosos) en cómplices, colaboradores y cooperadores necesarios de las múltiples herejías e inmoralidades de las escuelas católicas, pues el obispo (y dirigente religioso) también es hereje excomulgado porque, debiendo de ejercer en tiempo y forma su carisma apostólico-episcopal de juzgar enseñando la verdad y disciplinando a los herejes educadores, no obstante ello, NO lo efectúa en todo o en parte en el momento en que debe de ejercerlo, que es cuando tiene conocimiento oficial, notorio o privado de los hechos heréticos; también es un hereje por fautoría.

    Y nadie obligó a los obispos a tomar posesión, y nadie obliga a los obispos a continuar en su cargo.

    Si no pueden o no saben, ¿por qué no renuncian, dan un paso al lado, y dejan lugar a otro capaz?

    ¿Por qué, obispos omitentes, continuáis en el cargo haciendo tanto daño a la salvación de las almas?

    ResponderEliminar
  3. Constitución Republicana laicista2 de marzo de 2018, 0:49

    Para que los obispos, abades y superiores y dirigentes eclesiales diversos, puedan leer, leer y leer la futura Constitución Republicana Catalana, la "nació riberenca de la Mediterrània", con sus bases anticatólicas en todo ámbito, en especial, la religión en la escuela:

    La futura Constitución catalana, redactada fuera de la participación democrática, tenía preparado todos estos principios anticatólicos y antiespañoles:

    - PREÁMBULO. Sin mención de la Iglesia Católica, ni los santos que fundaron escuelas, obras de caridad, evangelización y civilización. Sólo menciona la Paz y Tregua de Dios porque es una institución y norma histórica de rancio abolengo histórico.

    - Art. 11, sobre libertad religiosa, tampoco se menciona a la Iglesia Católica ni sobre las relaciones de cooperación

    - Laicismo excluyente escolar (48.4), sin formación religiosa (48.2)

    - República despótica: prohibición de las "asociaciones" que no respeten los principios y valores republicanos (art. 32.4); estados de alarma, excepción y sitio contra “amenazas de agresiones” y “alteraciones de los principios democráticos” (art. 58)

    Por favor, consagrados de alta jerarquía episcopal y religiosa, lean, lean y lean, no sean latinos ribereños emocionales que nada leen, discuten sin saber, que ignoran las mínimas bases de la argumentación lógica, que no razonan porque no conocen, que se callan por comodidad, que las ven venir y tanto se les da, que les importa tanto Juana como su hermana...

    Por cierto, para que puedan tener el mínimo esfuerzo, la propuesta de constitución está aquí:

    constituim.cat

    Sean latinos clásicos, que leían.

    ResponderEliminar
  4. A los obispos avestruces-topos-marmotas de la Tarraconense2 de marzo de 2018, 1:11

    Tenemos unos obispos de vergüenza. Sor Forcades ingresará en el monasterio de Montserrat el agosto del 2018, creando Procés Constituent y asumiendo un programa satánico de diseño social, sin que haya recibido ninguna sanción disciplinar.

    Tengo recibido el texto de Sor Forcades y su partido político, que es un escándalo de monja religiosa que goza de un infame estatuto eclesial de impunidad, inmunidad y privilegio de exención de jurisdicción, por parte del obispo de Sant Feliu de Llobregat, su Madre Superiora y de todos los restantes obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense.

    Aprovecho, si Germinans lo desea, exponer a todos los católicos de Cataluña el rastrero, ruin, abyecto, despreciable, innoble, vil, infame, ignominioso, humillante, rastrero, despreciable y demoníaco proyecto constitucional del partido de Sor Forcades y Arcadi Oliveres, con el silencio cómplice de los obispos y abades catalanes. Ahora tendrán conocimiento notorio, pues GG es un medio de información católico relevante en Cataluña. Un extracto del texto recibido ya hace años:

    PER UNA CATALUNYA LAICA.

    1. PUNT 11 DEL MANIFEST. Prototemes i altres temes transversals.

    2. TEMÀTICA: La laïcitat. TEXT DE DEBAT NÚM. 2 (v.1.0)

    En la construcció d'una república catalana, la laïcitat és l'única opció que garanteix l'existència d'una societat plural en llibertat.

    3. EXPOSICIÓ, DIAGNÒSTIC, REFLEXIÓ GENERAL

    3. Reflexions sobre la construcció d'una societat laica

    3.1 Què és la laïcitat

    El PC vol contribuir a la construcció d'una república laica. Per tant, la primera premissa implícita és deixar de pertànyer a una monarquia. Què vol dir, però, la laïcitat? La laïcitat no és ni una religió, ni una opció més, i tampoc no ha de confondre's amb la neutralitat de les institucions públiques. La laïcitat és una ètica civil, independent de qualsevol confessió o ideologia. La laïcitat comprèn totes les aportacions culturals, religioses, filosòfiques i científiques compatibles amb les exigències d'una ciutadania informada i responsable. La laïcitat és l'única opció que garanteix l'existència d'una societat plural en el marc d'una convivència fructífera. L'acció laica fa possible que els fonamentalismes se subjectin a la primacia dels valors de la república i que sigui possible la llibertat religiosa i de consciència.

    [...]

    5.1. Primacia de la legislació civil

    Proposem la denúncia del Concordat de 1953, firmat pel Ministre de Francisco Franco Alberto Martín Artajo, i dels acords concordataris amb la Santa Seu, de 1976 i 1979. En el cas d'assolir la república catalana, no se signarà cap més concordat amb la Santa Seu. Creiem que les relacions, entre les institucions catalanes i les diferents opcions religioses, s'han de regir per la pròpia legislació civil.

    5.2. Fi dels privilegis

    L'església catòlica -les altres opcions religioses ja hi estan subjectes- tindrà el mateix tracte que qualsevol altra institució civil, pel que fa a impostos: imposts sobre la renda, societats, l'IBI, l'IVA, Transmissions i Successions i Contribucions especials.

    5.3. Sobre el finançament de l'Església Catòlica

    Sobre la declaració de l'IRPF i la casella Església catòlica/altres finalitats socials: caldrà eliminar aquesta figura, ja que cap persona pot estar obligada a declarar públicament les seves opcions religioses i filosòfiques i, molt menys, en una declaració de la renda. En la línia de l'establert per la II República, caldrà establir un procés transitori de dos anys, per a l'extinció definitiva de les ajudes al manteniment del clergat regular, del clergat secular i de les institucions de l'església per tal que estableixin polítiques financeres que permetin l'autofinançament.

    5.4. Sobre el matrimoni

    Només tindrà validesa el matrimoni civil. Els fidels de cada religió poden contreure, a més, núpcies en el temple. En la nova legislació, però, el matrimoni catòlic de la jurisdicció canònica de l'Església catòlica romana no tindrà validesa civil.

    ResponderEliminar
  5. A los obispos avestruces-topos-marmotas de la Tarraconense (bis)2 de marzo de 2018, 1:16

    5.5. Sobre la ciència

    No s'acceptaran controls ideològics de les esglésies sobre els àmbits de la ciència i la investigació, que només s'hauran de regular pel conjunt de criteris d'ètica civil i de respecte a la dignitat humana.

    5.6. Dret a apostatar

    Cal exigir, a les institucions eclesials, facilitats per a donar-se de baixa amb uns tràmits senzills, sense judicis d'intencions, simplement amb un document de reconeixement lliure de la voluntat per part de la persona interessada i, així, deixar de constar com a membre d'una institució, ni que sigui només a efectes estadístics

    5.7. Actes oficials laics a les institucions catalanes

    Encara perviuen actes públics on es palesa la preeminència de l'església catòlica. Posarem dos exemples com a símbols del que cal deixar de fer. El 23 d'abril, el Govern de la Generalitat celebra una missa a la capella de Sant Jordi. El dia de la Mercè, l'Ajuntament de Barcelona participa institucionalment en una missa a l'església de la Mercè. Són actes que provenen de l'època franquista.

    5.8. Promesa dels càrrecs públics

    En les cerimònies de promesa del càrrec, encara avui, es pot jurar davant la Bíblia o davant la legislació civil. Els càrrecs ho són per desplegar, en l'acció política, la legislació que lliurement s'han donat els ciutadans i és a ella que s'han de referir.

    5.9. Sobre la preservació del patrimoni històric

    El patrimoni, en mans de l'església catòlica a Catalunya, és impressionant. És lògic que una comunitat es preocupi del manteniment del patrimoni d'un país, més encara en el cas de Catalunya, que compta amb elements tan espectaculars com el romànic. Però, si això es fa amb diners públics, no és lògic que la propietat estigui en mans d'una institució privada. Caldria obrir un debat en el sentit d'adoptar a Catalunya el model francès, en què, aquells monuments històrics, que requereixen inversions de diner públic, passin a ser patrimoni de tots. No s'hauria de concedir cap subvenció d'aquest tipus sense un conveni d'ús compartit i sense que s'estableixin criteris per tal de poder utilitzar-los, també, com a llocs de culte.

    5.10. Neutralitat als centres públics

    Cal garantir que, als hospitals, tanatoris, cementiris, residències, centres penitenciaris i al conjunt d'institucions públiques del país, es respectin les opcions religioses i filosòfiques dels ciutadans. Si hi ha sales habilitades a tal efecte, han de ser ecumèniques i obertes a tots els cultes i conviccions.

    5.11. Llibertat real de culte

    Estem a favor de la llibertat de culte i, per tant, a favor que aquest dret pugui efectivament exercir-se, sense més traves que les de sotmetre's a la legislació civil i al principi que cada comunitat religiosa s'autofinanciï. Encara hi ha restriccions, només imputables a les pors d'unes institucions poc laiques.

    5.12. Per una escola laica

    L'adoctrinament religiós s'ha de fer fora de l'escola i sense destinar-hi fons públics. La transmissió de la religió s'ha de fer en les respectives comunitats: parròquies, mesquites, sinagogues, etc. De no fer-ho així, es vulnera el principi de laïcitat de les institucions alhora que es segreguen els nens i nenes en raó de la religió dels seus pares: un perillós precedent per a la convivència en societats plurals, des del punt de vista de les opcions religioses i filosòfiques. Cal concebre l'escola com una aliada de les noies sotmeses i obligades a una pràctica indumentària, determinada per usos i costums misògines. Caldria, en la línia de les recomanacions de la comissió Stasi a França, protegir les noies i impedir la seva manca de visibilitat física i social a l'escola. Entre determinades pràctiques religioses i els drets humans -i entre aquests, els drets dels infants-, cal optar sempre per aquests.

    ResponderEliminar
  6. A los obispos avestruces-topos-marmotas de la Tarraconense (tris)2 de marzo de 2018, 1:17

    El peor enemigo de la Iglesia Católica Tarraconense procede, increiblemente, del mismo seno de la Iglesia Católica, y se conoce perfectamente, pues procede del Monasterio femenino de Montserrat. Indecente. Obsceno. Repugnante.

    Ahora, obispos y abades de Cataluña, ya estáis enterados. De ahora en adelante, vuestra omisión será ominosa. Ya no tenéis más excusas de ignorancia invencible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de todos los epítetos que añade a la "Constitución catalana", me quedo con ella.
      Hubiese preferido que, en vez de calificarla, hiciese un estudio comparativo con las "Constituciones" del resto de países europeos.
      Habla de Sor Forcades y de Arcadi Oliveres. ¿Les conoce personalmente? ¿Su crítica se basa en argumentos de oídas?

      Eliminar
    2. Me parece que es suficientemente explicito en develar rl espiritu y la letra totalitarios del mein Kampf secesionista. Las proclamas abortistas y contrarias a la doctrina social de la Iglesia son palmarias. Nadie juzga la conducta personal de la monja y el laico. Solo se denuncia sus propuestas objetivamente inmorales.Como es impresentable la adhesion entusiasta a tamano dislate de obispos monjas, curas, monjes, etc. En uno de los ultimos numeros del British Medical Journal hay una exposiciobn serena contra la aberracion del aborto que no deja de ser tal aunque este despenalizado. Una doctrina generalizable a distintas situaciones en que se ve involucrada la dignidad humana. No se cohonestan con esa tesis las declaraciones del
      Mein Kampf secesionista, o comnstitucion como ustedla llama

      Eliminar
    3. D. José María Valderas Gallardo, definidor e inquisidor.
      Su estilo, como de costumbre, es tajante: condena, condena, condena.
      No he usado la expresión Mein Kampf, que Ud. usa repetidamente. Pretende justificar la condena de las personas que, según su criterio, son heréticas e inmorales.
      Leo sus escritos, con los que mayoritariamente no me identifico. Creo que no soy el único: hay alguien que siempre remata sus escritos con la frase "completamente de acuerdo con el Sr. Valderas Gallardo". ¡Con qué facilidad condena y anatematiza!
      A pesar de su gran cultura, creo que tiene un punto débil. Le falta profundizar en la diferencia que hay entre lo objetivo y lo subjetivo, así como la aplicación de estos conceptos a la moral.
      No tome a la ligera el secesionismo ni la constitución. Si se permite condenar a obispos, monjas, curas, monjes, es porque Ud está por encima de ellos. Ud posee la verdad.

      Eliminar
    4. A los obispos avestruces...2 de marzo de 2018, 22:17

      "Habla de Sor Forcades y de Arcadi Oliveres. ¿Les conoce personalmente? ¿Su crítica se basa en argumentos de oídas?"

      Yo los leo y los veo y oigo en vídeos.

      El verdadero malo de la película, NO son en absoluto Sor Forcades y Arcadi Oliveres, en realidad son los OBISPOS catalanes que no ejercitan su carisma apostólico de juzgar, que es decir la verdad y disciplinar al rebelde.

      Cuando critico a la no católica no Sor Forcades, contra quien me dirijo es contra los obispos, que según el derecho canónico, tiene potestad disciplinaria e, ignominiosamente, con descaro ya, no hacen nada, con lo que confunden al Pueblo de Dios.

      Serán llamados no obispos, pues no Sor Forcades, del no Monasterio de San Benito de Montserrat, ya lleva en el candelero público unos 10 años...

      Eliminar
  7. Esa imagen con el arco iris y ese ojo, está muy lograda. Eso forma parte del presente y es deseo de total implantación en el futuro.

    ResponderEliminar
  8. Lamento la ortografia penosa. Escribo desde UK y el movil es caprichoso.

    ResponderEliminar
  9. Absolutamente de acuerdo con el comentario del Señor Valderas Gallardo.Después esta gentuza nos salen con desenterrar los restos mortales del excelentísimo Señor Don Francisco Franco Bahamonde,cuando ellos permiten cada día centenares de asesinatos de pequeños inocentes que no pueden defenderse.Por cierto,humanamente hablando,el Caudillo tampoco puede defenderse........COBARDES!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La viga en ojo propio2 de marzo de 2018, 22:10

      Exacto, en España se matan unos 100.000 fetos y en Cataluña, 20.000.

      Eliminar
    2. Al Anónimo de las 14:03.
      Escribo para informarle que formo parte de esta "gentuza". Qué fácil es insultar!

      Eliminar
    3. Cada uno, señor anónimo de las 10:36, es libre de elegir el bando que prefiere: si usted prefiere el del aborto, el del infanticidio, el del pansexualismo, el de la corrupción institucional de menores promocionando esas doctrinas en la escuela y el de la memoria histórica partida por la mitad, usted es bien libre de elegir. Pero permítame que manifieste la mala opinión que tengo sobre ese bando. No voy a insultarle también yo, porque no es mi estilo, pero no renuncio a decirle con toda claridad que condeno desde lo más hondo de mi conciencia el programa y la praxis de ese bando. Y si usted se alinea en él, acepte las opiniones contrarias, aunque se las manifiesten con poca fineza. De todos modos, al que defiende todas esas basuras no le considero con derecho a quejarse de cómo opinan de ellas y de sus adictos los que detestan esas inmoralidades. Claro, sospecho que a usted el aborto, el infanticidio, la corrupción de menores en la escuela y la destrucción de la familia, le parecen grandes valores, dignos de ser cultivados también por la Iglesia. Ya ve, es muy difícil ponernos de acuerdo. Y hasta guerdar las formas es difícil.

      Eliminar
  10. No, no se puede dejar el discurso de los Obispos a su subjetividad. Estamos cansados de ideología. Estamos sedientos de palabras que anuncien la verdadera libertad cristiana. Anunciar la verdad es la misión de la Iglesia, no anunciar la ideología. La verdad no se basa en sentimientos, que vamos cambiando según el ritmo estacional.

    En este vídeo Gabriele Kuby presenta su libro “La revolución sexual global, la destrucción de la libertad en nombre de la libertad”. Bajo el cobijo de la diócesis de Alcalá y de su Obispo D. Reig Pla.

    https://youtu.be/1CynGse7r5w


    ResponderEliminar
  11. Ni ideologia de genero , ni adoctrinamiento católico... Ni una cosa ni la otra. El cristianismo que no queda reducido al catolicismo, y es más amplio , ha sido una aportación al dedarrollo social con sus luces y sombras. Volver a una escuela nacionalcatolica sería un error y un deseo desfasado, pero ciertamente el cristianismo tiene que tener su espacio en la cultura y todos los ámbitos .El evangelio no se impone, pero si que se anuncia .

    ResponderEliminar
  12. Lutero al minusvalorar la carne y creer que nos salvamos por la fe, ya ha puesto un firme puntal en la devaluación si no destrucción de esa misma carne. Diferente visión tiene el catolicismo, que también la persona se salva por la fe, pero las obras de ese cuerpo son las meritorias ante Dios. Son diferentes antropologías y por ello la visión ante la ideología de género, ante el aborto, etc puede ser diferente. Hay que reivindicar la cultura católica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada más falso de lo que dice usted. Lutero jamás ha menospreciado la carne en un sentido dualista...cuantas mentiras se creen y quieren hacer creer?

      Eliminar
  13. El Catolicismo es la ÚNICA IGLESIA CRISTIANA VERDADERA Y PUNTO!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro , porque tu lo digas...pues va a ser que no , el cuerpo místico de Cristo lo forman todos los cristianos , no sólo la católica..y punto

      Eliminar
  14. El platonismo cree que el alma está encerrada en un cuerpo y todo lo corpóreo es malo. Quizás estaba el precedente de Ockam que era platónico. Lutero lo expresó teológicamente. Le sigue Descartes: “pienso, luego existo”.
    La explicación espiritualista de la imagen de Dios es falsa. Dios salva a la persona,la comunión es corporal, todo se da en el cuerpo.

    La encíclica Mystici Corporis Christi, fue escrita por Pio XII en 1943. Antes la Iglesia era una sociedad perfecta, que consistía principalmente en el Papa, los Obispos, el clero y los religiosos.
    Mystici Corporis incluye a los laicos como elementos igualmente importantes del cuerpo de Cristo. La unificación de Cristo se lleva a cabo en la Sagrada Eucaristía.

    ResponderEliminar