martes, 20 de febrero de 2018

Amarillenta declaración de los obispos catalanes: Dando la NOTA de nuevo

Estaban tardando mucho. Los fieles preferidos de nuestros obispos, impacientes por tan gran tardanza, estaban echándoles en cara su insensibilidad ante el tremendo drama amarillo que padece Cataluña: más de 100 días de prisión de los mejores políticos de La Nació, y los obispos callados. Y el cardenal mediador también callado. Eran cada vez más clamorosas las voces que les gritaban que ése estaba siendo un silencio culpable o lo que es mucho más grave, cómplice. Así que entusiasmados unos y obligados otros, se reunieron finalmente los obispos de la Tarraconense para dar la cara y abogar en favor de los políticos presos, como hiciera en su día Iceta. Sus buenos votos que le costó esa obra de misericordia. Pero como a los obispos no les vota nadie, ellos adelante con sus faroles. Están seguros de que también esto les saldrá gratis.

He aquí el núcleo de la NOTA: “Queremos mencionar una cuestión concreta que nos preocupa. En cuanto a la prisión preventiva de algunos antiguos miembros del gobierno y de algunos dirigentes de organizaciones sociales, sin entrar en debates jurídicos, pedimos una reflexión serena sobre este hecho, en vistas a propiciar el clima de diálogo que tanto necesitamos y en la que no se dejen de considerar las circunstancias personales de los afectados” ¿Y eso qué significa? Pues gastar muchas palabras para decir que la solución es despenalizar el golpe de Estado y soltarlos. Había que echarles un capote a los que están dispuestos a conseguir la independencia de Cataluña a costa de lo que sea y de quien sea. Y eso sí, considerando las circunstancias personales de los afectados. Muy bien dispuestos y mejor encaminados, estos obispos. Y en cuanto al buen trato a los presos, son los primeros para los que piden “que se consideren las circunstancias personales”. ¡Claro, éstos son presos muy especiales, especialmente queridos por los obispos! ¡Qué buenas son las madres ursulinas!

El problema serio está en que si hay que hacer una reflexión serena para poner fin a la acción de la justicia, se tendría que hacer previamente una reflexión serena en favor del cumplimiento de la legalidad constitucional bajo la que se sienten protegidos más de la mitad de los catalanes: ésa es la madre del cordero. Pero como beneficiaría sólo a los que no quieren la independencia de Cataluña, perjudicaría a los que quieren lo contrario. Y eso, sí que no: antes morir que pecar. Ésa es la gran cuestión. No están dispuestos a afrontarla por ningún concepto. Porque como dejaron bien claro en la anterior NOTA y se les ve el plumero en ésta, ya han tomado partido. ¡Y no van a traicionar a los suyos!

¿Acaso son distintos estos obispos de los que dieron a luz la infame NOTA en que se decantaban sin rubor por los de la identidad  (distinta del resto, claro)? Son los mismos, e idénticas sus querencias: sabemos a quién no se refieren al hablar del “respeto a los derechos de todas las personas que viven en Cataluña”. Los lingüísticos, por ejemplo.

Y por si no quedasen claras sus intenciones, se explican como un libro abierto: “No podemos ignorar ni menospreciar que en relación a Cataluña existe un problema político de primer orden”. Oigan, que es EN Cataluña, no respecto a Cataluña. No es de fuera adentro, sino dentro. Y lo más problemático de este problema tan artificial es que se han encendido todas las alarmas que advierten del menosprecio creciente por ese problema tan artificial, tan intensivamente trabajado y tan generosamente financiado, creado por los que quieren ser diferentes de los demás. Y la Iglesia que “hace camino” en Cataluña, echando leña al fuego. El caso es que se les está desinflando el “problema”: porque con respecto a él ha surgido una potente línea de humor que lo está desdramatizando y hasta ridiculizando peligrosamente. Y los obispos, que buscan el bien de todos, han de abogar por la recuperación de la confianza dentro de “una sociedad en la que se da una gran pluralidad”. 

Los obispos no se han enterado de que el conflicto separatista no es con los musulmanes, los eslavos, los paquistaníes o los subsaharianos. No es esa gran pluralidad la fuente del conflicto, sino tan sólo el colectivo que reivindica el derecho a permanecer en España, el derecho a rezar en su lengua, el derecho a ser educado en su lengua: un derecho que se les está negando. Tranquilos, señores obispos, que los independentistas identitarios no tendrán que lidiar con una “gran” pluralidad, sino sólo con éstos.

Y luego erre que erre, vuelta la burra al trigo, no les cabe la menor duda a los señores obispos y al eminentísimo cardenal, de que el problema es “en relación a Cataluña” (se entiende que es del Estado español). No señores, el problema al que han de hacer frente ustedes no es de un sujeto ajeno “en relación a Cataluña”, sino que es “en Cataluña” o si prefieren, “de Cataluña”. Está claro y meridiano que ustedes no reconocen al auténtico sujeto (el espontáneo que ha saltado a la arena), principal actor secundario del conflicto, que son los otros catalanes, los de derechos menguados y con tendencia a ser aún más menguantes, a los que ustedes (no todos, Dios nos libre, pero tiéntense la ropa) han traicionado. Lo que les gustaría a ustedes es que éste siguiese siendo un conflicto entre el Estado Español y el Gobierno de Cataluña, tenga la categoría institucional que tenga. No señores, no, eso es ya historia. Observen el detalle: mientras ustedes estaban reunidos ignorando a este otro actor de sus diócesis, el presidente del gobierno de la Nación recibía a Sociedad Civil Catalana en calidad de representante de este difuso actor secundario. Y fueron a poner sobre la mesa nada menos que el conflicto más incendiario: el de la lengua.

Ustedes lo entienden, señores, ¿eh que sí? Ése no es un conflicto “en relación a Cataluña”, sino un conflicto interno de y en Cataluña. Es que quien sufre mayor riesgo de romperse ya no es España, sino que es Cataluña. ¡Y ustedes sin querer enterarse! La cosa va de catalanes independentistas, contra catalanes que prefieren seguir en España, no de Gobierno de Cataluña contra Gobierno de España. Señores obispos, señor cardenal, ha cambiado el juego; pero ustedes siguen con sus antiguos triunfos. Despierten, que se han quedado fuera de juego.

Un párrafo enigmático es el que se refiere a las últimas elecciones: ¿qué será eso de actuar con sentido de responsabilidad especialmente con respecto a los colectivos más necesitados de superar las consecuencias de la crisis institucional? Sabemos quiénes son los de la crisis institucional a través de la que querían conseguir sus objetivos. Y ustedes también, por supuesto. Pero mezclados como un todo con los de la crisis económica y social, quedaban más discretos. Se les ven las ansias por actuar responsablemente con los colectivos más necesitados de superar la crisis institucional. Se les ve el plumero.

Y por si no quedara claro dónde están, aprovechan el último párrafo para retratarse. Con un descoque digno de mejor causa, dicen: AUNQUE no nos corresponde optar por una de las opciones, OPTAMOS POR LAS DOS, afirmando la legitimidad moral de ambas. 

Excúsenme, señores obispos, quizás en abstracto las dos opciones gocen de la misma legitimidad moral; pero resulta que una de ellas (justamente aquella con la que la que ustedes se identifican) lleva decenios cometiendo inmoralidades por las que los separatistas identitarios gozan de privilegios a costa del colectivo sometido, al que ni ustedes le permiten rezar en su lengua, ni las autoridades políticas les permiten estudiar en su lengua, ocasionándoles con ello un más elevado índice de fracaso escolar amén de otros males. ¿No creen, señores obispos, que tendrían que llamarles la atención en aras de la paz social? Pero claro, ¿cómo les van a pedir a los políticos que barran su casa, si tienen ustedes la suya hecha una pocilga por lo que a este gran problema respecta?

A ustedes les pareció muy bien sacar el latín de la liturgia para que cada uno pudiese rezar en su lengua, porque eso facilita mucho la comunicación con Dios: lo hace mucho más próximo. ¿Y qué están haciendo ustedes, señores obispos? Imponerles a la inmensa mayoría de sus fieles una lengua que no es la suya, con el pretexto de que es la lengua del Poble. También el latín era (y es) la lengua universal de la Iglesia, del Poble de Déu. Ustedes han podido apear el latín en favor de los fieles, pero no pueden apear el catalán, porque unos fieles merecen más que otros. ¡A que sí! ¡Valientes pastores!

Y ya para que no falte nada, la apelación a la dignidad inalienable de las personas y DE LOS PUEBLOS (con el derecho implícito de los pueblos a pisotear los derechos de las personas que no forman parte de esos “Pueblos”). Por fin ha aparecido el sujeto al que dedican todos sus desvelos pastorales, el sujeto en cuya defensa está redactada también esta NOTA. Es la guinda que corona el pastel. Muy episcopal esta apelación. Muy en su línea. Es lo de siempre: la cabra tira al monte, no tienen ustedes enmienda.

Lo coherente, lo verdaderamente pastoral sería que si reivindican igual moralidad para ambas opciones, tengan la valentía de poner coto a las inmoralidades y abusos que ha cometido y sigue cometiendo una opción contra la otra. Está muy bien que prediquen; pero si toca dar trigo, pues a dar trigo. En fin, estamos ante un ejercicio de hipocresía muy bien urdido. Calculado para agradar a los independentistas. Ya lo verán en las informaciones. Recibirán ustedes los parabienes de los independentistas, mientras los que prefieren la legalidad vigente se resignarán o despotricarán.

Tengan cuidado, señores obispos con quién les alaba. Esa será la prueba del algodón de a quién están sirviendo. A quién sirvieron con la NOTA anterior, y a quién sirven con esta otra NOTA. Eso sí, muy bien vestida con palabras. Como decía el cardenal Omella en su reciente conferencia, ideas bien pocas, y están todas ahí, siempre las mismas. Pero de palabras andan bien sobrados. 

Virtelius Temerarius

23 comentarios:

  1. Para eso, mejor que hubieran continuado nuestros obispos en su silencio mudo. Por qué será que siempre la lían? Por lo visto, el Espíritu Santo brilla en ellos por su ausencia. Verguenza y más verguenza esta Tarraconense catalana.

    ResponderEliminar
  2. Sí a la unidad nacional de España y a Cataluña dentro de España20 de febrero de 2018, 23:28

    La Nota de los obispos catalanes del 16 de febrero del 2018 no es magisterio, y por tanto, es una opinión que puede estar equivocada, errada, falible y defectuosa en sus razonamientos lógicos.

    Yo la considero partidista y totalmente equivocada: no sólo no me vincula en absoluto, sino que la combato, la impugno, la refuto y la rebato. No es mía, no la siento católica.

    Además, opongo totalmente a esta Nota, la Carta de San Juan Pablo II sobre la unidad nacional de Italia, que se puede trasladar a la unidad nacional de España:

    JUAN PABLO II A LOS OBISPOS ITALIANOS SOBRE LAS RESPONSABILIDADES DE LOS CATÓLICOS ANTE LOS DESAFÍOS DEL MOMENTO HISTÓRICO ACTUAL.
    6 enero 1994

    Da estos argumentos:

    1. Nos hemos de ir al momento fundacional de la Unión Europea, con sus principios cristianos y su herencia espiritual y política, que construyeron los políticos Alcide De Gásperi en Italia, Konrad Adenauer en Alemania y Robert Schuman en Francia.

    2. El separatismo responde a una visión materialista y secularista: el telón de fondo del independentismo es la negación del cristianismo.

    3. Hay que defender para toda Europa, el patrimonio religioso y cultural que los apóstoles Pedro y Pablo introdujeron en la Roma Clásica.

    4. Hay una unidad de valores, principios, espiritualidad e historia en la nación española.

    5. La tradición política e histórica de Cataluña es ser monárquica, hispánica y católica, como lo prueba todo el Bajo Imperio Romano, la Edad Media y la edad moderna y casi toda la contemporánea (Constituciones de 1812, 1834, 1837, 1845, 1869, 1876, II República de 1931, Leyes Fundamentales de 1938-1977, y 1978), y no en absoluto el ser republicana, independentista pancatalanista irredenta y favorable a la constitucionalización de la cultura de la muerte, del relativismo moral y de la ideología feminista y de género.

    6. El castellano es también una lengua propia de Cataluña, pues ya es una lengua patrimonial de todos los catalanes, además de ser una lengua global y mundial.

    w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/letters/1999/documents/hf_jp-ii_let_06011994_respons-catholic-people.html

    ResponderEliminar
  3. Amadísimos Obispos, les sugiero que, para el próximo domingo, dediquen todas las colectas del día a sufragar los gastos de defensa de los políticos presos. Presos por profanar la Ley que prometieron defender.
    Les sugiero que envíen una Pastoral a los fieles de sus diócesis, para justificar el destino de las colectas, diciendo que están en contra de que se administre la Justicia a los políticos presos, presos por profanar la Ley que prometieron defender.
    Les sugiero que no hablen de tapadillo, que hablen claro y alto, que se les oiga y se les entienda.
    Amadísimos Obispos: Abortos consentidos y medio bendecidos, adulterios consentidos y medio justificados, sacramentos no respetados, sacerdotes (algunos) que se avergüenzan de llevar signos identitarios, educación cristiana abandonada, Liturgia, en algunos casos, pisoteada, Templos, en algunos casos, profanados, corrupción variada escamoteada, Templos vacíos, más templos vacíos, falta de vocaciones.
    Y mientras tanto Su Eminencia Reveríndisima y sus Excelencias Reveríndisimas erre que erre. Aquí cada loco con su tema.
    Con amor y sin sorna alguna, por toda la iglesia: Pater noster...
    Anónimo TEROL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que dice es tan cierto como la luz del día. Si bastantes van vestidos de paisano, se puede pensar que lo hacen paraque no se le identifique y pasar desapercibidos de las miradas de los demás. Casi se puede pensar, sintiéndolo en el alma, que son miembros de este mundo comprometidos totalmente con el. Pobres almas si han de ser guiadas por estos sacerdotes. No obstante me alegra comprobar que últimamente hay bastantes sacerdotes vestidos con clerigman (o sotana) que orgullosamente manifiestan su condición de consagrados al servicio de la Iglesia Católica. Habrían de sentirse orgullosos de la labor que Dios Padre les ha encomendado y demostrarlo con su hábito.

      Eliminar
    2. Según me comunican, una gran organización independentista está pasando el "rastrillo" entre pequeños empresarios para tirar adelante el proceso. ¿Un impuesto pro patria constituendo?

      Eliminar
  4. Daría la impresión, Virtellius, que ya se han enterado los obispos de la deshonestidad cometida, de la ausencia de pilares doctrinales, del sectario adoctrinamiento. Porque, a falta de ideas, a falta de lecturas del Evangelio, de los Padres, de la historia de la Iglesia, se nos han tornado doctrinarios en su nacionalismo ultramontano. ¿Adoctrinamiento? Remedando al poeta, "Adoctrinador, eres tú".

    En tiempos mejores y en sedes más sólidas los mitrados solían dedicar largas horas al estudio. Para enseñar hay que aprender primero. Sería bueno conocer la biblioteca de estos prelados. No han visto el Fliche-Martin ni por el forro. Y anda que no da ideas esa magnífica historia de la Iglesia. Claro que no basta con la lectura pausada de ese clásico. Hay un teólogo muy apreciado por determinado sector del ámbito clerical catalán que confiesa que lee cada día una página del Fliche-Martin y disparata más que habla. Pero las razones en él son otras. Dejémoslo aquí.


    Las carencias y falta de aplicación explican muchas bobadas de los textos inanes que dimanan de esa partida de conjurados periódicamente en Tiana. Pura palabrería que usted descubre Virtellius. Han perdido el prestigio, la auctoritas, el pondus. Lo único que les queda es el poder. Y como siempre, quienes son incapaces de convencer a nadie tienen acechando siempre la tentación totalitaria.El empecinamiento terco, que no tenaz. Los disparates jurídicos que, lo mismo que ayer Oriolt, usted sigue sacando a la luz, las contradicciones internas, intentan paliarlos con palabras huecas, con rodeos hueros. Y lo peor. Dic en que es docvtgrina de la Iglesia. En eso, Novell es un maestro. Atribuye a la doctrina social de la Iglesia delirios secesionistas. Y, al parecer, arrastra a los demás. Es el comportamiento doctrinario de libro. Por eso, a los documentos de la Tarraconense hay que filtrarlos por el tamiz de los trastornos psiquiátricos: las repeticiones, las obsesiones, la brillantez aparente y la pretensión de coherencia son condiciones que se dice en el mundo anglosajón (patologías) típicas de ciertas desviaciones de la normalidad. Quisiera que estas palabras mías se consideraran lo que son en mi intención: no un denuesto, ni una recriminación tout court, sino una aproximación intelectual, una búsqueda de explicación científica en lo posible de ese curioso fenómeno de la Iglesia en Cataluña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, la Nota es huérfana de doctrina, es cháchara amarillenta.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo con el Sr.Valderas Gallardo.Lo que nos toca vivir,verdad sr,Valderas???

      Eliminar
  5. vaya caras, las de los obispos en su reunión. Estas conferencias episcopales las carga el demonio, no sirven para nada. Tanto la CEE como la retahíla de conferencias provinciales deberían desaparecer. No sirven para nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He abierto un nuevo negocio de varas de medir. De momento, tengo un ejército de compradores. Tengo todas las opciones:

      - Aquí está, una vara para medir según sus intereses... mire, mire, ella misma se ajusta telepáticamente a sus preferencias... si no puede por el precio, tengo un juego de varas estáticas que manualmente tendrá que adaptar...

      Eliminar
  6. Goyo
    Al ver la fotografía que encabeza el artículo, he pensado lo mismo que el anónimo de las 8:00. No son caras de pastores que están entregados al servicio de su rebaño. Dan pena ciertamente. ¿Por qué no se lo hacen mirar?. Si la cara es la imagen del alma, aquí hay algunos problemas que por el bien de las suyas, tendrían que cambiar. Deberían saber que no nos representan a la mayoría de los católicos de Catalunya. Que preparen sus maletes y echen a andar cogiendo el verdadero camino que sólo es el de Jesucristo. Pensad en el mal que estáis haciendo a las almas que se os han encomendado "servir". Que María Auxiliadora os auxilie y os haga ver que estáis completamente equivocados. No hablo sólo de política, que personalmente no me interesa, sino la Fe y salvación de nuestras almas. Santo cura de Ars, ruega por los sacerdotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sospecho por ciertos indicios, presentes y pasados, que los obispos han cedido a la presión del lobi estelado para ahorrarse una guerra civil diocesana. De ahi inanidad intelectual de la Nota.

      Eliminar
  7. En esta Cuaresma voy a ayunar de mensajes políticos tal y como pide nuestro Cardenal-Arzobispo, adiós hasta la Pascua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De pena,yo estoy hasta los,no quiero decir la frase apropiada para no herir los sentimientos Católicos,me hago por mi mismo AUTODIDACTA en relación con DIOS . de ahora en adelante que cada cual AGUANTE SU VELA,de un servidor la JERARQUIA no verá un céntimo .Ya que van de CURAS OBREROS-AS que les page el jornal PUIGDEMONT;ETC.....

      Eliminar
  8. Por lo visto Jesús solo predico a los zelotes a los otros judíos no, eran despreciables, insignificantes, ningunearlos era lo justo, por ello sus "apóstoles" catalanes solo les interesan los golpistas, los demás no somos hijos de Dios.
    Recemos para que el Papa y su jefe el Espíritu Santo nos envíen obispos SANTOS, porque de "bisbes catalans" estamos mas que servidos y no sirven, son cismáticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco más de humildad.
      ¿Que autoridad teológica y eclesial tiene Ud. para llamar cismáticos a los Sres. Obispos legítimos en comunión con la sede de Pedro?

      Eliminar
  9. Obispos asumiendo el discurso nacionalista anticristiano que se nutre del discurso anarquista.
    Renuncian voluntariamente a predicar la verdad.
    Sus discursos evidencian la no primacía de la razón. En su lugar, la primacía de los sentimientos y de la voluntad política del momento.
    Bajo ese paraguas de irracionalidad, es imposible que construyan un pensamiento cristiano.
    Obispos “corruptos” que no Obispos pecadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obispos que supieron ya de niños que hubo un bando en la guerra civil que quemó las iglesias y mató o torturó a los sacerdotes y que una de sus facciones era la de los separatistas.

      Eliminar
    2. Obispos que supieron ya de niños que hubo un bando en la guerra civil que quemó las iglesias y mató o torturó a los sacerdotes...

      Les importa un pito, les suena a batallitas de abueletes viejocalvos... hay que mirar el plato de hoy, no el de ayer o mañana...

      Eliminar
  10. Seamos un poco más justos y honestos a la hora de criticar a nuestros pastores. La nota ha sido el último punto tratado en su reunión de trabajo, creo que se preocupan de más temas pastorales.

    Comunicado de la reunión n. 225 de la CET

    Los días 15 y 16 de febrero de 2018 ha tenido lugar la reunión n. 225 de la Conferencia Episcopal Tarraconense (CET) en la Casa de Espiritualidad «María Inmaculada» de Tiana. La reunión ha sido presidida por Mons. Jaume Pujol Balcells, arzobispo de Tarragona.

    1.- Los obispos se han reunido con las autoridades académicas del Ateneo Universitario San Paciano, que agrupa las Facultades de Teología de Cataluña, la Facultad Eclesiástica de Filosofía de Cataluña y la Facultad «Antoni Gaudí», para dialogar con ellos sobre las diversas aportaciones de las materias teológicas, filosóficas y humanísticas al pensamiento cristiano de hoy. Los decanos de las tres facultades, Dr. Joan Planellas, Dr. Jaume Aymar y Dr. David Abadias, han presentado los respectivos temas. También el Dr. Joan Planellas ha expuesto a los obispos los resultados del informe que la Agencia Vaticana para la Evaluación y la Promoción de la Calidad de las Universidades y Facultades Eclesiásticas (AVEPRO) ha realizado con satisfacción en la Facultad de Teología de Cataluña.

    El rector del Ateneo Universitario San Paciano, Dr. Armand Puig ha presentado la nueva Constitución Apostólica «Veritatis Gaudium», del papa Francisco, aprobada el 27 de diciembre de 2017, que regula las instituciones académicas eclesiásticas para una revisión y actualización de los estudios, de acuerdo con el desarrollo de estos estudios en los últimos años y también por el nuevo contexto sociocultural de nuestro mundo.

    Se ha tenido presente también que el próximo 7 de marzo se celebra el 50 aniversario de la erección canónica de la Facultad de Teología, con dos sedes en Barcelona y Sant Cugat del Vallès. Ese día, se celebrará la Eucaristía que presidirá el Gran Canciller, cardenal Omella, y en el Aula Magna del Seminario Conciliar de Barcelona el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el arzobispo Lluís Ladaria Ferrer, pronunciará la lección magistral «Hacer teología en el contexto universitario y cultural del siglo XXI».

    También el Dr. Armand Puig ha presentado el nuevo número de la revista Cuadernos de Pastoral, una publicación que a partir de ahora edita la Cátedra de Teología Pastoral «Arzobispo José Pont y Gol» y dirige el Dr. Daniel Palau, presbítero de la diócesis de Sant Feliu de Llobregat.

    2.- Mons. Francisco Pardo, como presidente del Secretariado Interdiocesano de Pastoral de Juventud (SIJ), acompañado de algunos miembros del SIJ, Mn. Bruno Bérchez, Mn. Ivan Cid, la Sra. Silvia Ruzo y Mn. Gerard Reverter, informaron los obispos de los diferentes aspectos organizativos y de contenido del Aplec del Espíritu, el encuentro interdiocesano de jóvenes de las diez diócesis catalanas y de las islas Baleares y Andorra, que tendrá lugar en Tortosa, los próximos 19 y 20 de mayo, solemnidad de Pentecostés, y que este año tiene como lema Cristo es la Vida.

    3.- Los obispos han designado Mons. Antoni Vadell, obispo auxiliar de Barcelona, ​​como nuevo Obispo-Presidente del Secretariado Interdiocesano de Catequesis de Cataluña y las Islas Baleares (SIC) y han encomendado el acompañamiento del Secretariado Interdiocesano de Pastoral Obrera (SIPO) a Mons. Sergi Gordo, obispo auxiliar de Barcelona. También atenderá, junto con Mons. Francesc Pardo, obispo de Girona, el ámbito interdiocesano de la Pastoral de Juventud.

    4.- Se ha presentado a los obispos el Balance económico del año 2017 y el Presupuesto del año 2018 del Fondo Común Interdiocesano, los cuales han sido estudiados y aprobados.

    5.- Los obispos han tratado también diversas cuestiones relativas a enseñanza, patrimonio artístico, pastoral de la salud, y seminarios.

    6.- Asimismo han reflexionado sobre el momento político y social que se vive en Cataluña y han hecho pública una Nota al respecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sólo faltaría que además del mal no se hubieran ocupado de intentar el bien, pero eso no quita para nada su prevaricación.

      Eliminar
  11. Que lastima que nuestros obispos no hayan ayunado de sacar notas politicas y sin embargo ayunen de sacar notas advirtiendo de la inmoralidad de algunas leyes del Parlament.

    Incluso algunos obispos ayunan tanto que, cuando un cura se pasa por el forro las enseñanzas de la Iglesia o se inventa la Liturgia, ellos siguen impasibles, ayunando de su misión episcopal.

    ResponderEliminar
  12. Ya lo dice el Evangelio:

    “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero que por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis” (Mateo 7:15-16)


    ResponderEliminar