lunes, 10 de abril de 2017

Ya no saben ni cómo se llaman

Del tan exhaustivo como discutible, en alguno de sus puntos, artículo de Borja Vilallonga  en la revista El Temps merece destacarse una realidad irrefutable: la crisis del nacional-progresismo eclesial ha provocado el abandono masivo de sus huestes, reduciéndolas a un reducto minoritario y sin solución de continuidad. Carecen de seguidores, sus parroquias se hallan desiertas, no poseen vocaciones y la Iglesia en Cataluña ya no puede contar con ellos, no por falta de ganas, sino por falta de poder de convocatoria.

Me confirmó dicho razonamiento el contemplar que al entrañable Josep Torrens (único miembro que queda en activo en la hace pocos años poderosa Església Plural) le anunciaban en una conferencia con el nombre de Josep Torrent. ¡Y no sólo no hizo nada para corregirlo, sino que lo reprodujo, tal cual, en su twitter! ¡Josep Torrens anuncia a Josep Torrent! Se trataba de una conferencia del grupúsculo “Cristians per la independencia” en la que comparecía como interlocutor, sin que el grupo supiera cuál era su verdadero nombre. El cual, por otra parte, es bien simple. En eso ha quedado la antaño combativa Església Plural: un zombi al que cuesta poner el nombre correcto.

Y eso que la conferencia de Torrent (Torrens) tuvo su miga: lanzó la brillante idea de que la Iglesia debería ceder sus templos para la celebración del referéndum independentista, si el Estado lo prohibía en escuelas y organismos oficiales. Idea que contó con la colaboración de las parroquias de Sant Medir y Santa María de Sants, que se anunciaban como colaboradoras del acto. Otro par de yermos nacional-progresistas que son fiel ejemplo de la tesis esgrimida por Vilallonga.

Al menos, la disparatada propuesta de Torrent (Torrens) puede servir para que aquellas personas de buena fe que en su día colaboraron con Església Plural se den cuenta que ese grupo ya no es más que uno de las muchas camarillas que colaboran en el manido procés. ¡Si todavía queda algún afiliado que no comulgue con el secesionismo debería darse de baja inmediatamente!

Han perdido hasta el nombre. No tienen futuro. Están llegando a la absoluta irrelevancia. Hasta Llisterri, que de tonto no tiene un pelo, se ha desembarazado de su influencia y, como se tiene que asegurar las habichuelas, ha convertido su portal en la prolongación digital de las escuelas religiosas. Único centro de poder del nacional-progresismo en Cataluña y única fuente de donde mana algo de dinero. Eso sí, con idéntica miseria vocacional. Unas escuelas religiosas que muy pronto serán tan escasas en religiosos, que el que quede en activo será una auténtica pieza de museo.
 
Luego quedan los fenómenos Caram-Forcades y alguna otra estrella televisiva. El nacional-progresismo les hace la ola como si fuesen el maná del desierto. Concitan la atención en los medios y es el asidero al que se agarra el náufrago. Incluso el náufrago de la Fundación Joan Maragall de nuestros amigos Matabosch y Pipo Carbonell, que invitaron a la benedictina como estrella invitada de su último acto. Mucho ruido y pocas nueces. Si es que de esas nueces buscan semillas.

El nacional-progresismo eclesial es un mundo que se acaba. Creo que empiezan a ser conscientes de ello, aunque se resistan a dar su brazo a torcer. La juventud creyente bebe en otros pagos. Vilallonga le llama la derecha católica. No caería yo en etiquetajes políticos. Dejémoslo en germinante, dado que el término ha adquirido fortuna.

Oriolt

8 comentarios:

  1. Anonimus cabreadus10 de abril de 2017, 23:11

    Magnifico e impecable artoculo Sr.Oriolt,vaya PERLAS PROGRESAURIAS ha nombrado,Buffff!

    ResponderEliminar
  2. Veo que han puesto un reportaje sobre el domingo de Ramos en san J.M. Vianney. ES precioso.

    También les invito a que miren las fotos del Facebook de Santa Maria Reina, de Pedralbes. Una celebración preciosa. Ojalá más párrocos tomasen ejemplo de mons. Agapito. Gracias a él y al padre abate Biarnes tenemos ceremonias esplendorosas en Pedralbes.

    ResponderEliminar
  3. GOYO
    Cuanta razón tiene y qué poca atención le pondrán todos estos salvadores de la patria, la mayoría de ellos por intereses personales y crematísticos. La Iglesia ha de ser apartidista y acoger todas las opiniones e ideas que vayan a favor de la sociedad y apartarse de cuantas intenten separar y enfrentar a las personas.Siempre ha de defender, sin miedo, la verdad, la justicia y la igualdad entre todos, pues somos hermanos en Cristo nuestro Salvador. Mientras los sacerdotes y todos los católicos no volvamos a la raíz de nuestra FE, iremos de cara al precipicio. María Auxiliadora ruega por nosotros.

    ResponderEliminar
  4. Oriolt, con motivo de la firma de la entrega de las armas por parte de ETA se ha escrito bastante sobre el papel de la Iglesia. De todos los colores, artículos miserables condenando la inhibición en la farsa de los obispos actuales y artículos críticos con la presencia del arzobispo de Bolonia. (Atribuyo en plan jocoso la adhesión de tantos argentinos a la causa secesionista en nuestro país a la herencia italiana. Hubo un presidente de la democracia cristiana italiana que llegó a presidente de la nación mientras se había retirado a Montserrat. A los que le rodeaban decía que no quería presionar, pues entonces era presidente del Senado. Nadie se lo creyó y fue objeto de chirigota en el Instituto Italiano de Cultura. Todos sabían de su afán por entrometerse en asuntos de otros países sin que nadie le invitara. Por supuesto se le concedió el premio Sabino Arana. Pues, eso el arzobispo de la foto proetarra) .
    Tuvo la jerarquía vasca un papel destacado en los asesinatos de ETA. Lo digo con intención, en los asesinatos. Alguna vez lo he razonado aquí.
    Eso me trajo a la memoria los movimientos secesionistas del clero en Cataluña. Son responsables directos de la abducción mental que sufren muchos fieles que se fían de sus palabras letales. Sin quitarle importancia al caso que usted pone sobre la mesa, mi inquietud persiste con el mantenimiento, inalterado, de estructuras entregadas al odio, a la división, a la intoxicación.
    Cierto es que, lo mismo que los obispos de los años de plomo, no empuñan la parabellum. Pero recogen los casquillos y limpian el alma del arma. Presiden instituciones de Iglesia entregadas a la causa. Lo embellecen con sofismas y silogismos mendaces cuya descripción evoca el retrato que de un obispo de infeliz memoria corre estos días por las redes. Esos son los inquietantes. Y esos, Oriolt, no se han movido un dedo. Ni los han movido. Ni parece que haya intención de removerlos. Poble Iglesia cómplice.

    ResponderEliminar
  5. Un solo ejemplo, la Fundación Joan Maragall que pertenece al arzobispado y que en su gran salón de actos la señora Forcades presento su panfleto esta contiguo a la parroquia de la Mare de Deu dels Angels, una parroquia germinante con retiros y confesionarios que alteran la neurona que flota en los "plurales".
    ¿Porque el ARZOBISPO se gasta nuestro dinero en cosas vacuas e inútiles que vacían aun mas los seminarios y postulados religiosos? No sería mucho mejor emplear "estos cuartos" en el APOSTOLADO fructífero de la colonia china o filipina o ,,,,,

    ResponderEliminar
  6. Señor Marcos,el Sr.Arzobispo no puede gastar el DINERO de los FIELES haciendo APOSTOLADO porque su JEFE JERARQUICO tiene PROHIBIDO hacer PROSELITISMO.AUN NO SE HA ENTERADO!?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si un católico deja de ser APÓSTOL no es NADA, ni un saco vacío. Elija el santo o beato que desee todos le dirán lo mismo en sus escritos, empezando por DIOS UNO y TRINO
      Por cierto ¿quien es el jefe jerárquico? ¿CRISTO?

      Eliminar
  7. La gran novetat del article de "el Temps" es que, a la fi, arriben a fer una petita, mínima, autocrítica del nacional-progessisme eclesial dominant durant tant de temps.
    Suposo que no els hi ha quedat cap més remei: es troben davant de la evidència.

    ResponderEliminar