jueves, 5 de enero de 2017

El aspirante a cardenal Pétain

El 14 de junio de 1940, París había caído en manos del ejército alemán. El mariscal Philippe Pétain era entonces el embajador de Francia ante el gobierno del general Franco. El gabinete derrotista de Paul Reynaud había decidido rendirse. Acalló la voz de los querían seguir luchando y llamó al anciano mariscal, vencedor de la batalla de Verdún, a presidir un nuevo gobierno que habría de negociar un vergonzoso armisticio con el enemigo. 

Cuenta Carmencita Franco en el libro de recuerdos sobre su padre, que éste advirtió seriamente a Pétain cuando todavía no había partido hacia Francia: Mariscal, no vuelva a Francia. Usted es el héroe de Verdún. Que negocien con los alemanes los políticos que han perdido la guerra. Usted quédese en España. Luego, ya veremos. Pero Pétain, pletórico por la oportunidad que se le daba de realizar un importante “servicio” en su vejez, le contestó: Oh, mon general! La France a besoin de moi. Francia me necesita.

En ese momento, el Mariscal Pétain, asumió la presidencia del Gobierno francés y se instaló en Vichy. El anciano militar se impuso -decía- la tarea de aliviar, en la medida de lo posible, los rigores de la ocupación. Hacer de sí mismo una especie de escudo entre los ocupantes y los franceses, sobre todo de cara a un “futuro mejor” y para “evitar males mayores y preservar los bienes posibles”: “J'offre ma vie à la France pour attenuer son mal, afirmó. Ofrecía su vida (¡y su carrera!) a Francia para atenuar sus males. Sin embargo, la ocupación tuvo servidumbres cargadas de indignidad Se trataba de colaborar con los nazis para tratar de evitar así un mal mayor o para preservar ciertos bienes. Sin embargo, la historia de Pétain nos indica que los colaboracionistas acabaron convirtiéndose siempre en cómplices más o menos directos del mal que decían querer evitar. 

Por seguir la forma didáctica de Almogàver en su artículo del pasado 28 de diciembre, colocaré enfrentadas en doble columna las palabras tan generosamente colaboradoras del Arzobispo de Barcelona y las del “heroico” Mariscal de Francia, que le sirven de claro espejo:

      Mariscal Philippe Pétain
      Monseñor Juan José Omella

“Quien ha tomado en sus manos el destino de Francia tiene el deber de crear la atmósfera más favorable para la salvaguarda de los intereses del país. Es en aras del honor y por mantener la unidad francesa, una unidad de diez siglos, en el cuadro de una actividad constructiva del nuevo orden europeo, que yo entro hoy en la vía de la colaboración. De esta manera, en un futuro próximo podrá ser aliviado el peso de los sufrimientos de nuestro país, mejorada la suerte de nuestros prisioneros, atenuada la carga de los costos de la ocupación. Así la línea de demarcación podrá relajarse y facilitar la administración y el reabastecimiento del territorio. Esta colaboración debe ser sincera. Debe excluir toda clase de agresión. Debe comportar un esfuerzo paciente y confiado.” (Mensaje, 30/10/1940)


“La política y el trabajo pastoral de la Iglesia son dos instituciones distintas. Nosotros tenemos nuestra manera de trabajar desde el Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia, y ellos tienen su concepto de sociedad. Son dos instituciones que en esa sana laicidad y en el marco de un Estado aconfesional deben tener un respeto mutuo y mantener unas relaciones de colaboración. Cuanto más colaboremos las instituciones con todas las asociaciones que trabajan por el bienestar de la gente, mejor saldrán las cosas. Cuando queremos imponer nuestro único modelo es lo peor. Con el Gobierno que haya, hay que colaborar, trabajar y tender puentes con el objetivo de entendernos para servir mejor a la gente y no de reclamar privilegios.” (Diario ABC, 23/12/2016)


Y nuestro Arzobispo volverá a reiterar la misma idea en El periódico del 6-3-2016: “Porque estamos aquí para ir tendiendo puentes. Lo importante no es una confrontación, sino un tender puentes y colaborar todos, codo a codo, tengamos la religión que tengamos, tengamos la ideología política que tengamos.” 

El paralelismo parece casi insultante… Con la diferencia de que el mariscal Pétain, aunque la inventó, pronunció bastante menos la palabra “colaboración” que D. Juan José, que no se la quita de la boca siempre que tiene ocasión. Y es que resulta que esos con los que el Sr. Arzobispo llama a colaborar son los mismos que han destruido la familia con sus abortos libres, gaymonios, eutanasias, pornografía e ideologías de género. Son los que desde este mismo curso imponen ya en las escuelas su agenda de educación para la plurisexualidad. ¿Es con éstos con quienes promete colaborar el Sr. Arzobispo? ¿Es moralmente permisible, no ya la colaboración, sino ni tan siquiera el silencio ante semejantes aberraciones? 
No es que nosotros tengamos un Evangelio y ellos un concepto de sociedad con el que se pueda convivir. Son dos maneras de ser y de vivir irreconciliables. O son ellos o nosotros. En el modelo de convivencia que el poder político quiere instaurar, y no por invitación sino por imposición, no es posible ni una sana laicidad ni una amigable convivencia. Se trata de destruir a los que no piensen y vivan como ellos. ¿Con eso hay que colaborar? ¿Como el Mariscal Pétain? ¿Que acabó reducido a la inoperancia en el mejor de los casos, y a la complicidad con los enemigos de Francia en el peor? 
Ante la victoria de los adversarios, ¿hay que entenderse con el vencedor -PP, PSOE la CUP, Iniciativa-Els Verds y ERC- con objeto de mitigar las posibles consecuencias negativas para la Iglesia, aliviar la incomodidad de los católicos y mantener el chiringuito?
La sombra de Pétain es alargada. Tanto, que hasta D. Juan José Omella parece que ha optado por la misma vía que llevó al decrépito mariscal: que pasó de ser el héroe de Verdún, a convertirse en el mayor traidor de la historia de Francia. No sé si en nuestra Iglesia habrá alguien capaz de levantar la bandera de la resistencia como hizo, contra viento y marea, el valeroso general De Gaulle en 1940. Y es que también ahora no podemos dejar de preguntarnos con inquietud: “Cuando vuelva el Hijo del Hombre, ¿encontrará fe en la tierra?”
Gerásimo Fillat Bistuer

20 comentarios:

  1. La Iglesia como institución humana es simplemente un poder fáctico más que busca controlar, manipular, mantener su poder, en esto el Señor no tiene nada que ver. El Señor está en la Iglesia como cuerpo místico de Cristo, es decir el conjunto de bautizados, el conjunto de personas que han abierto de alguna forma su corazón al Señor, esos son la Iglesia. Dejemos ya de engañarnos. La iglesia es del Señor, no el Señor de la Iglesia. Que dejen ya de engañar y manipular, porque todo aquello que no es iglesia, es simplemente una mafia corrupta que está perdiendo y confundiendo a las almas. Amad al Señor, entregaros a Él y Él os hará libres, si eso es lo que más anheláis, sino pues nada, proseguid con vuestros juegos corruptos mundanos, que también el Señor los utilizará al favor de las almas, demos gracias a Dios. GLORIA AL SEÑOR.

    ResponderEliminar
  2. ¿Valeroso De Gaulle? Él se fue a África mientras el anciano y pobre Petáin hacía lo que podía, más o menos acertadamente, para ayudar y servir a su país y a su gente. Sacrificó su gran reputación y su nombre para servir. Lo fácil era quedarse en España pero se metió en la boca del lobo. Qué tópicos más maniqueos (Petáin=traidor, De Gaulle=héroe) y qué comparación más desafortunada. Y en cuanto a Omella, ¡haced propuestas! No paráis de darle caña sin construir nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El maniqueísmo lo creó Pétain cuando condenó a muerte en rebeldía a Charles de Gaulle... El "pobre" viejo mariscal deportó judios y fusiló resistentes y envió trabajadores forzosos a Alemania para q los nazis no se enfadaran demasiado.

      Eliminar
    2. ARCÁNGEL MIGUEL

      "SI NO ERES PARTE DE LA SOLUCIÓN, ERES PARTE DEL PROBLEMA" ¿SUGIERES QUE EL MONSEÑOR ES NECIO, DEL LATIN NESCIUS? ENTONCES..... HITLER NO SABIA NADA DE AUSWICH, DONALD TRUMP NO SABE NADA DE LOS DRONES QUE ACTÚAN EN TERRENO PAQUISTANÍ,VLADIMIR PUTIN NO ES EX TENIENTE CORONEL DEL KGB Y COMUNISTA RECONOCIDO POR EL MISMO¡Y UN PAPA QUE NO PARA DE METER LA PATA DOCTRINALMENTE DÍA SI Y DIA TAMBIÉN! "EL PAPA PIDE A LA IGLESIA QUE NO SE OBSESIONE CON EL ABORTO" O EL FAMOSO ARGUMENTO DE TODOS LOS QUE DICEN QUE ES TAN BUENO... "QUIEN SOY YO PARA JUZGARTE" SINO TE COMPORTAS COMO PAPA, ACTÚAS COMO PAPA,NO DEFIENDES LA DOCTRINA DE LA IGLESIA EVANGELIZANDO COMO PAPA, TE COMPORTAS COMO UN PAPA Y ACTÚAS COMO PAPA ¿QUE ERES Y QUE REPRESENTAS, AL MUNDO O A DIOS? ¡HAZLE UNA PROPUESTA AL PAPA HUMILDE ANDA, ESO SI NO TE CRUJE ANTES POR SERLE FIEL ENCIMA! "POR SUS OBRAS LOS CONOCEREIS......

      Eliminar
  3. Espero, monseñor Omella, que no sufra usted la vejación a la que he asistido recientemente, con un compañero suyo en Colegialidad. Como una burla representada, nada menos por un emérito profesor de la facultad de teología de Cataluña, que hizo la tesis doctoral en su tiempos mozos sobre la Carta a los Hebreos, habíamos asistido en cierto cenobio barcelonés a la misa dominical, cuya segunda lectura, en la liturgia de la palabra, repetía la doctrina sobre el Sacerdocio de Cristo. Cristo murió de una vez por todas, a diferencia del ministerio sacerdotal que repetía los sacrificios y las ofrendas, pues no podían borrar de ninguna manera los pecados.
    Celebraba el cura aludido más un obispo africano. Por su ordenación, el obispo posee la máxima significación del sacramento, del ministerio. Ser servidor máximo no impide que sea el que presida la Eucaristía. De hecho, la liturgia se lo exige. Ah, amigo. Ahí viene la burla. Como no sabe catalán el congoleño de ébano se queda sin casulla, que se la pone el mosén que nunca la reviste, ni signo externo (báculo, sólideo, etcétera). Parece un seminarista. De hecho se encamina a la mesita auxiliar para el lavatorio de las manos, que el cura rechaza.
    Creía yo erróneamente que era anglicano. Lo oí mal, por lo visto. Pero al enterarme de su verdadera confesión, al final de la misa, pregunté ¿por qué no la ha presidido, pues? Porque no habla catalán. Repuse, pues ha leído un fragmento en perfecto castellano, con entonación nítida y división perfecta de las frases. Pregunté, ahora, sin obtener respuesta: ¿Por qué no ha dicho la misa en castellano? No había ningún inconveniente en que el cura predicara en catalán, las lecturas se hicieran en catalán, los cantos fueran en catalán…

    Omella, Dios le ayude. Y la Virgen de la Misericordia le acompañe. Lo va a necesitar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Germinans, alguien le está metiendo goles. No he enviado el texto anterior recientemente, por más que lleve mi firma. No es la primera vez que ocurre.

      Eliminar
    2. Si no voy muy equivocado, un obispo no debería nunca concelebrar una misa fuera de su diocesis y menos cuando la preside un presbítero. Al fin y al cabo, el obispo tiene un lazo particular con su iglesia local.

      Eliminar
  4. Su artículo, señor Fillat, es más atinado y demoledor que cuantos recuerdo de Germinans en años pasados acerca de Sistach. En pocas líneas, ha diseccionado usted la gran tragedia de la complicidad de quienes optan por la "colaboración" en la línea de lo imposible (y les consta). Lo dijo el clásico griego: "quien negocia con un tirano, se convierte en su esclavo, por más libre que él se crea". Es tan bueno su análisis, que ya verá cómo alrededor del mismo se alza una muralla de silencio. Pero a unos pocos, su entereza y clarividencia nos reconforta. Mil gracias.

    ResponderEliminar
  5. ¿Qué se puede esperar de uno que invita a la abortista Rahola al anuncio de la Jornada Misionera-DOMUND? Ni siquiera a Pétain se le ocurrió invitar a Hitler a predicar sobre la independencia francesa un 14 de julio...

    ResponderEliminar
  6. España progresivamente está cayendo en la destrucción provocada por el proceso de odio iniciado y destilado por el de “la ceja”, “el bajito” y seguida por la apatía activa del “plasma”. España se va deslizando hacía el totalitarismo.
    El español en general se ha dedicado a esconderse debajo de la cama, con excepciones visibles de testimonio en la vida pública. Este proceso de odio en Cataluña, además ha sido instigado por la propia jerarquía.
    Por supuesto que la Iglesia será cada vez más pequeña, a medida que ya no sea usable para otros cometidos que no sea la santidad de sus hijos.
    Quizás el Obispo ya se lo está viendo venir.

    ResponderEliminar
  7. ARCÁNGEL MIGUEL

    "CREO EN LA LEY DE DIOS Y NO EN LA DE LOS HOMBRES" PUES EL DIO LA CARA POR NOSOTROS POR NUESTROS PECADOS ¡Y VAYA SI SE LA PARTIERON, Y ENCIMA LO CRUCIFICAMOS TODOS DÍA A DÍA AUN MAS NEGANDO LA REALIDAD! HAY UNA CRUZ VACÍA A LA QUE NADIE SE QUIERE SUBIR, ESA CRUZ QUE NUESTROS MÁRTIRES ABRAZARON Y AHORA VIVEN ALGUNOS DE LA MISMA ¡VERGÜENZA AJENA! LA REALIDAD ES QUE JESUCRISTO NO SE MERECE A ESTOS CRISTIANOS TIBIOS ¡ESTOS CRISTIANOS POLITIZADOS Y ACOMODADOS AL MUNDO Y SIN FE VIVA! CUANDO NOS LLEGUE EL DÍA Y LA HORA A TODOS,Y YO EL PRIMERO ¡EL DÍA DEL JUICIO ANTE EL ALTÍSIMO, NO PIDAN PIEDAD, PUES NO NOS MERECEMOS NI QUE NOS MIRE A LA CARA! ENTREGO A SU HIJO JESUCRISTO PARA LA REDENCIÓN DE NUESTROS PECADOS ¡NO PARA QUE LE TOMARAN EL PELO! CADA UNO AGUANTE SU VELA ANTE SU SILENCIO.......

    ResponderEliminar
  8. ¿Ustedes creen que si tildan al obispo de traidor y vendido éste les va ha hacer más caso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez no, pero a lo mejor cuando hable lo hace con más cuidado...

      Eliminar
    2. ARCÁNGEL MIGUEL

      ¡PROCLAMEMOS NUESTRA FE! ¿LE SUENA DE ALGO?A MI SI Y MUCHO ,TEMO A NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO DE UNA MANERA QUE JAMAS COMPRENDERÁ, ASI COMO ELLOS TAMPOCO LO HACEN¡PUES LO HAN CONVERTIDO EN UN SUCEDÁNEO DE MISERICORDIA CON BARRA LIBRE EN LAS HOMILÍAS¡Y NO ES ASI, EL ES EL LEON DE JUDÁ! "EL HACE PROEZAS CON SU BRAZO: DISPERSA A LOS SOBERBIOS DE CORAZÓN, DERRIBA DEL TRONO A LOS PODEROSOS Y ENALTECE A LOS HUMILDES, A LOS HAMBRIENTOS LOS COLMA DE BIENES Y A LOS RICOS LOS DESPIDE VACÍOS" NOSOTROS NO¡ELLOS MISMOS CON SUS ACCIONES SON MARCADOS PARA EL DÍA DEL JUICIO! ¿ACASO YA NINGÚN CREYENTE PASARA POR EL JUICIO DE NUESTRO SEÑOR Y NO DEL MUNDO A DAR CUENTAS?... SE REZA POR LOS HERMANOS ¡TODOS! LOS QUE ABANDONARON SU FE Y QUE LA RETOMEN, QUE NO OLVIDEN ESA CRUZ TAN INCOMODA PERO DE SALVACIÓN¡LA UNICA SALVACIÓN PARA LLEGAR AL PADRE! NO SE EQUIVOQUÉ O DEJE QUE LO HAGAN, NO SE PUEDE ALEGAR IGNORANCIA EN EL REINO DE LOS CIELOS ¡NADIE PUEDE! COMO ME DECÍAN DE CRIO "EL QUE SE ESCONDE ALGO MALO HACE"Y NO ES NI A MI NI A ESTA PAGINA AL QUE SE DEBE ¡ES A DIOS TODOPODEROSO QUE LE CREO! "CREDO IN UNUM DEUM" ¿NO CREE?......

      Eliminar
  9. Aceptar venir aquí tiene mucho mérito por parte de Omella. Sabía que es una Diócesis en que parte de la Jerarquía esta protestantizada. No solo eso, se ha dedicado a llamar al odio. Como dijo BXVI con relación al clero alemán: ha perdido la fe. Pero destruir es rápido y construir requiere tiempo, a veces mucho. Tenemos a solo un hombre, no a Superman, que vino con su atillo a la espalda y que ni siquiera trajo a un secretario privado que le acompañara. Ya debe estar rodeado de múltiples pelotas.

    Construir la sociedad cristiana es tarea de todos. No somos una secta. Que la Iglesia es sacramento de salvación quiere decir que tenemos de reevangelizar la sociedad, cada uno desde su posición ya que todos estamos obligados a ello por el bautismo. La posición pasiva del laico queda ya lejana en Trento, ahora desde la modernidad es activa. La sociedad está como está porque hemos sido tibios, particularmente nosotros que somos un número incalculable. Nos comportamos de una forma en la Iglesia y de otra en la vida pública.
    Sin embargo, consideramos más justificable ante nuestra conciencia echarle toda la culpa al Obispo, pero quizás que cada uno examine si desde su posición en el Cuerpo Místico de Cristo, ha sido pasivo o está evangelizando también.

    Añadir que también hay gente santa que va trabajando por la salvación de los fieles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez más, totalmente de acuerdo contigo, Laura S

      Eliminar
  10. La comparación es improcedente. ¿O es que Omella ha sido derrotado en guerra? Petain no fue un traidor. Francia no podía hacer otra cosa ante una fuerza militar superior. Los americanos mataron más civiles franceses en la "liberación" que los alemanes. Y no digamos la represión de los demócratas tras la "liberación".

    Dicho esto, Omella es obviamente un cobarde. Pero más culpa tiene quien lo puso. ¿No?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ahora también negarás el holocausto, ¿no?

      Eliminar
    2. No me parece correcto el análisis sobre el mariscal Pétain que se lee en este artículo. Nunca Francia se había encontrado en una situación tan desastrosa que la del mayo 1940. El mariscal francés hizo lo que pudo y no es sin razones que los franceses en su mayoría y hasta los últimos meses de la guerra, durante los terribles bombardeos de los aliados sobre las ciudades franceses, querían y admiraban mucho al viejo soldado, era el escudo, mientras que De Gaulle era la espada, como lo dijo un ilustrísimo “résistant” francés contra los alemanes, el coronel Rémy, si no me equivoco. Pero hay tantas cosas que decir sobre las “leyendas negras” de aquella época que permitieron borrar la política nefasta de los gobiernos franceses de los años 30, la guerra civil y la represión comunista feroz en particular en los años 44 y siguientes, y el deseo de poder del general De Gaulle, etc.
      En cuanto al holocausto, nunca los norteamericanos bombardearon las líneas de ferrocarriles por donde los trenes de deportados pasaron hasta los campos de concentración. Además los polacos refugiados en Londres habían dado los elementos a los aliados...
      Hay también un historiador francés ilustre y de origen judío que explicó que en la zona non ocupada entre 1940 y 1942, de Francia, donde el mariscal Pétain tenía algunas posibilidades de actuar (lo que no podía hacer por supuesto en la zona ocupada por los alemanes), permitió la salvación de numerosos judíos, lo que no fue el caso por ej. en los Países Bajos.
      Entonces me parece que la comparación en el artículo con al figura del mariscal Pétain es más la de la facilidad y de lo políticamente correcto. SIN EMBARGO admito que el problema eclesial actual evocado es un verdadero problema.

      Eliminar
  11. Extraordinario artículo, y en literatura le doy un 10. Verdaderamente el latiguillo repetitivo de "colaborar" del obispo Omella lo tiene el mismo que revisar, ciertamente se confunde con lo de Petain. En este caso debería usar el "procuro lo que puedo" en lugar de "colaboro". SG.

    ResponderEliminar