miércoles, 18 de mayo de 2016

Las verdaderas diaconisas

La semana pasada fui a buscar una partida de bautismo de mi hijo a una parroquia de un humilde y antiguo barrio barcelonés, a cuyo rector he puesto a escurrir más de una vez en esta página, el cual, debo decirlo, me trató de maravilla, debiendo destacar, además, el práctico y pulcro sistema informatizado que ha confeccionado de sus registros parroquiales. Una vez finalicé la gestión de despacho, entré en el templo y pude observar que sigue contando con ese grupo de mujeres que mantienen la iglesia abierta y procuran que a la Casa de Dios no le falte de nada. Asimismo, los dos últimos domingos he frecuentado una parroquia germinante, situada en la más humilde periferia del extrarradio barcelonés y también hallé a un grupo extraordinario de mujeres, siempre juntas, que pasan el cepillo, participan de la liturgia, se encargan de las labores asistenciales y colaboran eficazmente con su párroco.

mbos casos pensé: ¡Ahí están las verdaderas diaconisas! ¡Qué sería de nuestras parroquias sin estas mujeres! ¡Si a la Iglesia la salvan ellas! Mujeres solas, probablemente viudas desde hace años, con una vida no precisamente fácil, cargadas de problemas e historias personales superadas con esa fe que mueve montañas, humildes, con sus vestidos de dos piezas, venidas muchas de ellas de pueblos perdidos de España, en los que para mantener una conversación con alguien ya solo te queda ir al cementerio. Convertidas, sin ningún afán, en el puntal diario de nuestra Iglesia.

Cuando se instauró el voto femenino en la segunda República, los partidos de izquierda se opusieron al mismo, al considerar que iban a decantar el voto a favor de la derecha, pues solo hacían caso a los curas. A ello les contestó Miguel de Unamuno: “Si son ellas quien manejan al clero”. Tenía su parte de razón, sobre todo en desvirtuar lo que era una desconsideración hacia las mujeres. Las han llamado beatas, filoteas, meapilas o santurronas. Han sido objeto de habladurías y chanzas; pero ellas han seguido impertérritas con su fe del carbonero, dando vida a una iglesia mortecina y permitiendo que nuestras parroquias se hallen abiertas, con el calor y la hospitalidad que les dispensan. 

http://www.diocesisdecanarias.es/images/laicoscorresponsables2_462.jpgFaltan curas, pero no faltan mujeres. Las mujeres mantienen a la Iglesia. Las declaraciones del papa Francisco en su encuentro con las superioras religiosas han provocado una cascada de titulares respecto a la posibilidad de ordenación de diaconisas. Sin embargo, ha pasado desapercibido un párrafo que me parece fundamental. Dice el Papa: “El otro peligro, que es una tentación muy fuerte, y he hablado de ella muchas veces, es el clericalismo. Y esto es muy fuerte. El clericalismo es una actitud negativa. Y es cómplice porque se hace en dos, como el tango, que se baila de a dos. Es decir, el sacerdote que quiere clericalizar al laico, a la laica, al religioso y a la religiosa, el laico que pide ser clericalizado, porque es más cómodo”. Y contó una anécdota muy elocuente, referida al caso del diaconato: “Es curioso. Yo, en Buenos Aires, tuve tres o cuatro veces esta experiencia: un párroco bueno, que viene y me dice: ¿Sabe? Yo tengo un laico muy bueno en la parroquia: hace esto, hace lo otro, sabe organizar, se mueve, es verdaderamente un hombre de valor… ¿Lo hacemos diácono? Es decir, ¿lo clericalizamos? ¡No!, deja que siga siendo laico, ¡no lo hagas diácono!” 

La polémica de las diaconisas parte de esta clericalización que denuncia el Papa. Necesitamos buenos laicos. Tenemos excelentes laicas. Dejémosles en su papel, que tan bien lo están desempeñando. No irá mejor la Iglesia porque los convirtamos en clérigos. Y estas palabras del Papa no deben ser interpretadas únicamente respecto a las hipotéticas diaconisas, sino a esa pléyade de diáconos permanentes que se han venido ordenando los últimos años, sobre todo en las diócesis catalanas. El papel del laico es primordial en la Iglesia. No los convirtamos en clérigos, en base a una supuesta falta de sacerdotes.

Oriolt

33 comentarios:

  1. Con sus palabras sobre aquel laico de Buenos Aires, el Papa ha dado la razón a quienes pensamos que el laicado permanente constituye la máxima expresión de la clericalización del laico.

    Resulta contradictorio que el Concilio Vaticano II, que hizo bandera de la promoción del laicado, rescatara esta figura arqueológica, el laicado permanente, que sirve para que muchos sacerdotes frustrados puedan colmar en parte sus aspiraciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Donde digo "laicado permanente", léase "diaconado permanente".

      Eliminar
    2. salvador (nombre de pila)19 de mayo de 2016, 8:11

      Perfecta, contundente y muy clara reflexión, muchas gracias Hermenegildo.

      Eliminar
    3. En el 2002, se publicó por la Comisión Teológica Internacional el documento titulado EL DIACONADO: EVOLUCIÓN Y PERSPECTIVAS" [1].

      Conclusión: esto del diaconado femenino es una inútil incursión por un berenjenal y zarzal sinsentido alguno. La típica serpiente de verano junto con el sacerdocio femenino. Las mujeres NO pueden recibir ningún sacramento del orden. Y ya está.

      Diácono parece ser una palabra griega que significa servidor, criado doméstico, sirviente, agente, ejecutor, ministro. Está formada por el prefijo DIÁ- (a través de) y el núcleo indoeuropeo KEN (estar activo), de donde viene también conato.

      En la Iglesia Primitiva, dominada por el idioma griego, sabían diferenciar por el contexto entre diácono (orden sacramental) y diaconisa (laica servidora).

      Las mujeres sí pueden recibir otros nombres para destacar sus funciones laicales, propias del sacerdocio bautismal: trabajadora apostólico, servidora, ministra, agente, ayudante... pero el nombre y concepto de diácono sólo es para el grado de diácono. Marca registrada.

      Por su parte, el cardenal Müller, del Santo Oficio, explicó por qué no hay ni sacerdocio ni diaconado femenino, ni habrá estado clerical alguno para las mujeres [2]. Caso cerrado.

      El sacramento del orden está reservado exclusivamente al hombre por querer de Dios, y ningún Papa o Concilio puede dar el derecho a la mujer para acceder al sacramento del orden en alguno de sus tres grados [3].

      El diácono es útil en la Iglesia porque puede desempeñar unas funciones eclesiales (exequias, bendiciones...) amparadas por la característica de orden sacrmental.


      [1] http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/cti_documents/rc_con_cfaith_pro_05072004_diaconate_sp.html#La_forma_del_diaconado_permanente_restaurada_por_el_Vaticano_II

      [2] http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=26612

      [3] Carta Apostólica ORDINATIO SACERDOTALIS, Papa Juan Pablo II, sobre la ordenación sacerdotal reservada sólo a los hombres

      https://w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/apost_letters/1994/documents/hf_jp-ii_apl_19940522_ordinatio-sacerdotalis.html

      Eliminar
    4. Diácono ofendido20 de mayo de 2016, 12:48

      Vamos a ver. Eso de clericalizar un laico es también lo que se hace en cada ordenación de un seminarista. Veo un falta de conocimiento del diaconado exasperante y desinformadora. El diácono es clero, no laico promocionado. Ni estamos frustrados ni rollos macabeos. No ofenda Ud., Hermenegildo.

      Eliminar
  2. Cuando hay sacerdote, no se la recibe en la mano. Así, San Basilio (330379) dice claramente que recibir la comunión en la propia mano debe estar permitido sólo en tiempos de persecución o, como es el caso de los monjes en el desierto, cuando no hay diáconos ni sacerdotes que puedan administrarla. “No hace falta demostrar que no constituye una falta grave que una persona comulgue con la mano en tiempos de persecución, cuando no hay ni sacerdotes ni diáconos ” (Carta 93, el énfasis es del autor). El texto implica que, recibir la comunión en la mano en otras circunstancias, a excepción del caso de persecución, constituiría una falta grave.

    ResponderEliminar
  3. El alegre Capítulo IV de la grácil Lumen Gentium19 de mayo de 2016, 1:19

    1. El tema de las diaconisas no tiene ningún recorrido. El sacramento del orden es sólo para hombres y que sean aptos, y tiene tres grados: diácono, presbítero y obispo. En la Iglesia Latina, además, ser sacerdote y obispo, por consejo de Jesús con la finalidad del Reino de los Cielos, ha de ser soltero, nunca casado. La mujer nunca puede acceder al sacramento del orden, y el hombre apto y casado sólo entra en el diaconado. El hombre, en su factor biológico y psicológico, está adaptado a Jesús como el segundo Adán que vino a reparar lo que destruyó el primer Adán (el Adán del Génesis sí fue histórico y verdadero).


    2. Para la promoción de los laicos, hombres y mujeres, casados y solteros, es esencial y fundamental el nunca jamás leído Capítulo IV, De los laicos, numerales 30 a 38, de la LUMEN GENTIUM, documento del Concilio Vaticano II, en el sentido plenior de Benedicto XVI, en continuidad con la recta Doctrina ortodoxa y la Santa Tradición: que el laico, como durante el Imperio Romano, transforme el actual mundo regido por su Príncipe del Mal conforme a la Ciudad de Dios.

    30. Saben los Pastores que no han sido instituidos por Cristo para asumir por sí solos toda la misión salvífica de la Iglesia en el mundo, sino que su eminente función consiste en apacentar a los fieles y reconocer sus servicios y carismas

    31. a [los laicos] corresponde iluminar y ordenar las realidades temporales a las que están estrechamente vinculados, de tal modo que sin cesar se realicen y progresen conforme a Cristo y sean para la gloria del Creador y del Redentor.

    32. Los laicos, del mismo modo que por la benevolencia divina tienen como hermano a Cristo, quien, siendo Señor de todo, no vino a ser servido, sino a servir

    33. El apostolado y misión de los laicos deriva de dos sacramentos: BAUTISMO Y CONFIRMACIÓN

    34. La función sacerdotal del laico: intercesión y sacrificios espirituales agradables al Señor

    35. El laico como profeta que oye y cumple lo que Dios le dice. Aquí está el tema de las revelaciones privadas, que encuentra en este título su legitimidad. También la demonología, angeología y exorcística (forcejeo «con los dominadores de este mundo tenebroso, contra los espíritus malignos). También los dones carismáticos (el don de la sabiduría). También el sacramento matrimonial. Aquí se fundan los principios irrenunciables de los laicos en la vida política de Benedicto XVI: vida, familia, educación, bien común.

    36. La función real del laico: el Reino de los Cielos por el dominio de sí mismo y el servicio a los demás

    37. Derechos del laico. Deber del laico a EXPONER SU PARECER ACERCA DE LOS ASUNTOS CONCERNIENTES AL BIEN DE LA IGLESIA, lo que justifica a Germinans y otros.

    38. Cada laico debe ser ante el mundo un testigo de la resurrección y de la vida del Señor Jesús y una señal del Dios vivo

    [Benedetto Ferrari, Queste pungenti Spine... y Josquim des Prez]

    ResponderEliminar
  4. Son catequistas, no fallan en la recogida de alimentos a las puertas de los supermercados (sábados incluidos), llevan cáritas, elementos determinantes en toda actividad parroquial, nervio de las excursiones y peregrinaciones... De toda tierra y región, Oriolt. ¿Cómo les corresponden los obispos de acá? Con una Vida Creixent que es una escuela pretendida y fallida de adoctrinamiento catalán y en catalán. Nauseabundo, Oriolt, nauseabundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí, lo que me parece nauseabundo, es su comentario. Opina sobre Vida Creixent sin saber de la misa la mitad, y va por ahi descalificando a lo bruto. Hace años que estoy en Vida creixent, le puedo deci8r que de adoctrinamiento nada, que ya tenemos una edad y no somos tontos, hombre. Y por cierto prefiero ser un jubilado laico activo en mi parroquia, antes que un jubilado cascarrabias que todo le parece mal.

      Eliminar
    2. No estoy de acuerdo. Ignoro la experiencia que tendrá usted de Vida Creixent. En varias parroquias que conozco funciona en catalán y en castellano sin problemas.Tampoco percibo el "adoctrinamiento". Otra cosa es que alguno de los últimos temarios, como el de este curso, sea francamente pobre...

      Eliminar
    3. Estic d'acord amb el company de les 11:07, que a Vida Creixent a vegades els continguts són una mica fluixos, però la meva valoració general és bona.

      Amb qui no estic gens d'acord, és amb aquest senyor JMVG. A banda que és mentida això de l'adoctrinament, se li escapa un "...Y EN CATALÁN", com si fos un agravant. Tot plegat el delata. Jo li suggereixo a aquest senyor tan poc modest, que si ha tingut alguna mala experiència amb Vida Creixent en algun lloc, denunciï el fet concret. Però faci el favor de no generalitzar i dir mentides.

      Eliminar
    4. ¿Qué no se adoctrina en la Esglèsia? ¡Cuánto ingenuo! Se sigue yendo hacía la nació usando la Esglèsia.

      La Esglèsia siendo totalmente obediente a la consigna nacionalista, priva a los ciudadanos del idioma hostil o español. El uso adoctrinador y monolítico de la lengua local por parte de la Esglèsia, viola las libertades individuales, los derechos humanos en materia idiomática y de libertad de elección de la lengua vehicular educativa. Atenta directamente contra la dignidad de la persona.

      Todo ese esfuerzo en defensa de la llengua, se fundamenta en un principio doctrinal simple, barato e ingenuo:
      Usar el idioma español te hace pensar en español; usar el idioma ingles te hace pensar en inglés, usar el idioma catalán te hace pensar en los estilos nacionales. Los adoctrinadores tratan de influir en los ciudadanos para que identifiquen idioma con nació (algo que se ha demostrado que no es así).
      El nacionalismo defiende así esa hegemonía del catalán y esa prohibición y persecución del idioma español.

      La llengua es uno de los objetivos del adoctrinamiento independentista ya que define señas de identidad nacional. Habida cuenta de la tosca construcción del nacionalismo, la seña de identidad debe ser muy simple en la forma de captar emociones y razones a su favor.
      Una, la más destacada (que engloba la identificación del concepto nación junto al invento del enemigo nacional que es España), es pues el uso de una lengua distinta que justifica todas las diferencias inventadas sobre la nació y sobre el enemigo España. Esa lengua florece como un broche dorado que el enemigo usurpador, el enemigo España nunca tendrá.

      El nacionalismo trata de crear una superestructura lingüística a partir exclusivamente del idioma local. Trata de crear una burbuja idiomática, que envuelva el marco comunicativo de toda esa sociedad, aislando o marginando, al idioma definido como hostil, el español. Esta burbuja monolingüística toleraría antes cualquier otro idioma externo, antes que el idioma español, aunque éste se habla mayoritariamente en la calle por los mismos ciudadanos.

      “Pastoreando conciencias. El adoctrinamiento político en la Transición”. Víctor M Pérez Velasco, Sepha 2013, Málaga. Las notas extraídas las he modificado y adaptado yo a la situación concreta de la Esglèsia.

      Eliminar
    5. No suele contestar a los ataques ad hominem. Y respeto la opinión que mis comentarios provoquen. Por deformación profesional suelo hablar con pruebas. Si son tangibles, mejor. Por resumir, en la última convocatoria de Vida Creixent en Montserrat, uno no distinguía ningún símbolo cristiano y sí un mar de banderas, algunas, muchas, cubanas. Si eso no es adoctrinamiento que venga Dios y lo vea. (No cito otras reuniones de las que también fui testigo hasta que me levanté y di un portazo, solicitando firmas y pidiendo asistencia a actos secesionistas.) Por cierto, creo que la primera parte de mi comentario era todo un canto a esas abnegadas de Vida Creixent.

      Eliminar
    6. Gracias, JMVG, por esta información que prueba la deriva anticatólica, idolátrica y politizada de este grupo de Vida Creixent para corregirlos.

      Un consejo: tenga a punto la cámara para fotografiar. Si alguien pide pruebas, las puede enseñar. Y si las puede poner en un blog, mejor.

      Eliminar
    7. PETRUS MONSIANENSIS19 de mayo de 2016, 20:28

      Laura,muchas gracias por sus comentarios,me gustan MUCHISIMO y al Sr. JMVG le doy un 11 SOBRE 10 igualmente al Sr. TRENCHS aunque no sea tan AGUDO como ellos,sigan ASI!!!

      Eliminar
    8. Estas revistas si las tuvieran que pagar de su bolsillo no existirian y harian un enorme favor a los verdaderos SEGUIDORES DE NUESTRO SEÑOR,ellos siguen A OTRA COSA que no tiene nada que ver con DIOS.

      Eliminar
    9. tienes toda la razón Laura ejemplos a montones, lo de Monserrat clama al cielo. En fin lo mejor es no hacer sangre ni herir más de lo que está nuestra Iglesia en Cataluña. Si es un hecho indiscutible que está muy pero que muy politizada; no de ahora sino desde hace mucho tiempo. La prueba fue D.Marcelo; siempre exprese mi opinión de que las lagrimas de Don.Marcelo el cielo tenia que castigarlas.

      Eliminar
    10. ¡Quina manera de mentir! És que cal veure-ho!

      Jo també vaig esser a la trobada interdiocessana de Montserrat, i escolti, amic JMVG, no el vaig veure pas, aquest "mar" d'estelades. Tal com ho conta, devíem semblar un aplec de la CUP o alguna cosa pitjor! No sé on parava vostè, però de ben segur a Montserrat no devia ser. Què ho és de fàcil, això d'exagerar!

      Jo també li demano que porti una càmera de fotos. Perquè aquest senyor no para de retratar-se: amb això que diu que "me levanté y di un portazo" ja ho diu tot sobre quina mena de caràcer es gasta.

      Seriosament, li demano per favor que no calumniï. I si té alguna queixa concreta sobre Vida Creixent, no dubto que el nostre arquebisbe Omella l'escoltarà.

      Eliminar
    11. Al final aquí terminaremos como ALBANIA

      Eliminar
    12. Por mucho que se desgañite, por mucho que insulte, no va a cambiar los datos. Dice que exagero, que aquello no fue una reunión de la CUP (podía haber añadido ni de convergents, ni esquerrans, que tanto monta).

      De entrada, me gustaría que no me atribuyera nada contra el movimiento Vida Creixent. Es la tercera vez que reitero mi admiración a sus integrantes. Mi denuncia va contra el uso de instituciones óptimas con fines partidistas y antieclesiales, que no antieclesiásticos.

      Por lo demás, estoy acostumbrado a los dicterios. La secuencia es viejísima: primero se niega, luego se dice que se interpreta mal y se exagera, por fin que uno es malintencionado, que no tenía ese sentido o significado.

      Recuerdo lo que aconteció con el famoso disparate del prior de Montserrat en misa conventual: el president Mas ha convocat al poble de Deu per anar a votar el referendum. Lo saqué a la luz en estas páginas. De inmediato fue borrado de la hemeroteca y de la grabación montserratina. Usted podía oír la perorata del monje borrada esa frase. Desde entonces pueden afirmar que no se pronunció. Pero ahí estaba. Y no lo negaron en un comienzo. Los muy ladinos se apresuraron a borrarlo.

      Levantarse y dar un portazo en la casa del Señor cuando se está ofendiendo la doctrina de la Iglesia no es maleducado. Yo lo entiendo como un rotundo: Señor, adsum. Tal como está la situación del cristianismo en Cataluña por culpa de la ideología perversa, que no es pura ideología, sino praxis inmoral también, se necesitan posturas más contundentes que la mía.

      Eliminar
  5. Es todo un lujo que haya podido ser atendido por el rector de la parroquia en un trámite que no deja de ser puramente administrativo.
    En la mía, el despacho parroquial lo lleva un laico que te atiende con bastante frialdad y que percibe, por su labor, unos emolumentos que, eso sí, no son extraordinariamente significativos.

    ResponderEliminar
  6. La figura del diácono debería ser eliminada. Muchos de los diáconos se creen que son curas. Es una lástima que una figura como el sacristán esté tan olvidada, ellos realmente sí que salvaban muchas situaciones en las parroquias con su trabajo poco reconocido. A muchos curas les interesa coger gente que cuanto menos formada mejor para que les haga su trabajo, eso provoca en muchos casos que ciertas mujeres se piensen que son las que mandan en las parroquias, incluso cocon las llaves y contestando mal a quién pregunta. Si los curas realmente estuvieran presentes en las iglesias no pasaría nada de esto, la gente deja de ir porque se harta que le miren mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CATOLIC DE POBLE.19 de mayo de 2016, 13:51

      Que vengan a mi pueblo y veran la competencia que se hacen unas y otras en la misma iglesia,todas tienen llave pero unas son del PP y otras son INDEPENDENTISTAS nada menos,menos mal que ahora no hay PARROCO FIJO,antes el Parroco era el que menos mandaba y esto que tenia una mala leche que alucinabas,el era del PP por supuesto pero ante tanto follon que se armaba entre ellas siempre se iba con el rabo entre las piernas o sea MUJERES AL PODER Y LOS DEMAS A CALLAR.

      Eliminar
    2. Está bien tener tres grados en el sacramento del orden. Todo depende, claro, de cómo lo ordena el obispo. Y por encima de todo, el sentido común.

      Eliminar
    3. Que los Sres. Curas, especialmente los progres, trabajen, que hay mucho gandul por ahí que con la excusa de que haya mujeres luego no hacen nada

      Eliminar
    4. anonimus cabreadus19 de mayo de 2016, 19:30

      Eso eso que trabajen,tantos montes YERMOS que luego todo son incendios,etc...,que se ganen el pan con el sudor de su frente como dijo DIOS en el PRINCIPIO y menos POLITIQUEO y COSAS RARAS!

      Eliminar
    5. Laurentius Dertosensis19 de mayo de 2016, 20:33

      Sr.A nonimo de las 17:42,le doy toda la razon,tantas azadas llenas de HERRUMBRE que hay,Dios se lo pagaria con creces si laes sacaran BRILLO,hablo por experiencia que soy agricultor de los de ANTES.

      Eliminar
  7. Que casualidad, la Superiora General que le sugirió al Papa el tema de las diaconisas, iba vestida de seglar. El Papa le dijo medio en serio medio en broma que se podría crear una comisión. Los medios de comunicación no tardaron nada en hacerse eco de la sugerencia que al día siguiente ya era desmentida por el P. Lombardi.

    Esto no es ningún desprecio hacía la mujer. Miren por ejemplo: la Virgen María, hubiera podido ser la primera Apóstol, pero Jesucristo quiso fundar su Iglesia, precisamente en hombres y hombres pecadores, para que pudiéramos apreciar más la acción del Espíritu Santo y pudiera tener su continuidad hasta el fin del mundo.

    Las mujeres católicas pueden ser y en muchos casos son unas estupendas catequistas, tienen una habilidad innata para la transmisión de la fe. En una palabra de la misma forma que Dios al crear al hombre, vio que no se sentía feliz solo y cuando creo a su compañera Eva, dijo esta si que carne de mi carne y se sintió feliz.

    Igual, hoy día la mujer es igual, o debe ser igual al hombre en dignidad, pero complementaria antropológicamente.

    ResponderEliminar
  8. Oriolt, todas estas viudas en la época patrística eran exhortadas a la consagración, la “velatio virginalis”. El Obispo las consagraba y era una forma más fecunda de servicio a la Iglesia.
    En el CVII volvieron a recuperar esa figura. Sería interesante un post sobre esta consagración en general y en concreto tras la viudedad.

    ResponderEliminar
  9. Vamos a ver qué les dice el Papa a los diáconos en su jubileo en Roma la próxima semana

    ResponderEliminar
  10. La mujer ha ralizado servicios diaconales desde el mismo inicio de la Iglesia. Recordemos que Cristo resucitado dio el honor a una mujer el honor (María Magdalena)de ser la primera persona en verlo resucitado, y la envía, como a un profeta, a comunicárselo a los Apóstoles. Recordemos que Pablo envía saludos a la diaconisa Febes en Rom.15; pero ello no quiere decir que le hubiese impuesto las manos un obispo. Este ejercicio se ha realizado siempre en toda la historia de la Iglesia, tanto mujeres como hombres, conservando su laicidad.

    Mejores catequistas para niños no ha habido otra que las mujeres, con su instito maternal, su psicología y astucia que los hombres no captamos. Ahora esas catequistas ya las han transformado en informadoras de Jesús, no en verdaderas catequistas Donde vivo todo está dirigido a la ambigüedad, y nuestros niños no captan el verdadero sentido de la Fe, impícitamente se les dice que todo vale. Así, duro y real. Se le explica un Cristo sin sustancia, como si fuera "Superman".

    Se ha criticado, ridiculizado a esas "beatonas" que estaban al final de la Iglesia con sus rosarios, y sus novenas, y que observaban todos los movimientos en la iglesia.Cononocí a una que hacía 9 novenas a la vez. Pues estas mujeres, sus oraciones eran muy válidas y respondidas, tendrían defectos, sin duda. Hay quien reza por los demás y no por sí mismo.

    Así que lo que ha dicho el Santo Padre no nos debe sorprender; pero hay quien, por ignorancia cultural religiosa tergiversa las palabras del Papa. El ha manifestado reiteradamente su oposició la clericalización de los laicos.

    Ordenar a una mujer como diácono sería romper la unidad del sacramento del Orden, que solamente los varones pueden recibir indignamente. Persona más digna que María no ha habido otra; sin embargo su Hijo no la ordenó. En la última Cena ella y las otras santas mujeres estaban ausentes. Lo más probable que ellas cenaran en una sala cercana, como aún es corriente en pueblos semitas. Separan los sexos en sus celebraciones .

    ResponderEliminar
  11. Las mujeres podrían cumplir a la perfección el papel que están desempeñando ahora los hombres en la iglesia. Pero los hombres ¿podrán desempeñar el papel humilde y de servicio que están desempeñando las mujeres actualmente? Está claro, si las mujeres son diáconos o sacerdotes, la iglesia se hunde, los hombres no serán capaces de suplirlas en su labor...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá no fuera así, pero me temo que está usted en lo cierto...

      Eliminar