domingo, 3 de enero de 2016

Batlle... y Baró, siguen haciendo de las suyas

Mosén Ramón Batlle Tomás, el abogado missaire, ya está moviendo ficha con un Omella que no hace ni una semana que ha tomado posesión. Nuestro nuevo arzobispo es un hombre listo pero no sabe en qué ratonera se encuentra. Desea conocer la realidad diocesana de primera mano pero no lo va a tener fácil. Los curiales puestos por Sistach ya han renegado de su mentor (de quien ahora dicen pestes) y se han lanzado a la operación de peloteo de Omella. ¡No son listos ni nada! Nuestro nuevo pastor no sabe en qué madriguera de hipocresía se ha metido.
Salvo poquísimas excepciones, cuanto más cerca de la actual Curia esté, más posibilidad de encontrar personal que le adulará y le querrá distorsionar la imagen real de la diócesis. Desgraciadamente lo más aprovechable de la diócesis está en las periferias de la organización diocesana. Es por ello que le va a ser muy duro tomar el pulso real porque le van a hacer de algodón en los oídos, de gafas para la vista y de audífono para las orejas.
El drama de nuestro prelado Omella es que tiene que rodearse de alguien para empezar a gobernar, pues no puede quedarse solo, pero justamente es en la Curia y en la cúspide del organigrama dónde hay más peligro.
Batlle, con rosa corbata
Esta situación es un dilema en toda regla. ¿Cómo sacudirse unos ayudantes que necesita para comenzar a observar y pastorear la diócesis pero que quieren conformarle una determinada visión de las cosas? Son gafas adulteradas para una persona que las necesita por el momento para facilitarle  la visión, andadores fraudulentos que provocan distorsión del paso. Un instrumental que sólo va a trabajar para conservar sus prebendas, que se traduce en ir tirando de una vida comodona distanciada en todo momento del trabajo parroquial del día a día. Y si es manejando dinero e influencias, pues mejor.
Estos eclesiásticos van a trabajar todo lo indecible para actuar de pantalla visual para que Don Juan José se lleve una determinada idea. Nuestro prelado no es tonto, el drama es que va a necesitar demasiado tiempo para descubrir el nivel de deterioro de estos eclesiásticos mariposas que van a revolotear junto a él. Y cuando se dé cuenta de ello, se va a encontrar solo porque lo más aprovechable de esta archidiócesis  eclesiásticamente hablando está en sus periferias y, como él mismo dijo, no es éste un concepto únicamente geográfico.
Batlle, en otra de sus operaciones en las que no da  puntada sin hilo, ha proporcionado un oficial al cardenal Sistach para que haga las funciones de chófer y familiar después de la marcha de Mn. Alfred Sabaté. Un recién graduado en Historia de poco más de veinte años que dudamos sepa cambiar una rueda pinchada sustituyéndola con la de recambio. Un chico que realizaba un trabajo de inventario de bienes patrimoniales eclesiales a las órdenes del recién nombrado canónigo Baró, pero que fue fichado por Batlle.
La vieja táctica burocrática implica una puesta en marcha de  la maquinaria con el objetivo de seguir manejando el cotarro a pesar de la llegada del "paracaidista" (en terminología Llisterri) Omella. No subestime el prelado, el grado de funcionamiento burocrático del lobby de altos funcionarios eclesiales palaciegos barceloneses que quieren vivir tranquilos sin abandonar sus prebendas, poder e influencias. No subestime a Matabosch, personaje clave en este tinglado, a pesar de su edad. Es el mentor de Batlle y como él, miembro del mismo grupo de apoyo mutuo.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\IMG-20151225-WA0011.jpg
Escudella de can Llisterri 2015
Nuestro prelado, que es un hombre inteligente, debe asumir que esto no es Aragón ni Logroño. Ha llegado a Corintio, donde el grado de refinamiento en la pleitesía, en lo sibilino y envolvente de las actuaciones aparentemente neutrales llega a cotas de gran sofisticación. ¡Cuidado con Matabosch! Tome ciertas precauciones con Taltavull, quien hasta el último momento era el candidato de este lobby. Tal como lo fueron manifestando en innumerables reuniones arciprestales y en toda ocasión propicia. Cuidado con las operaciones de Batlle. Para el mes de febrero hay un juicio pendiente provocado por una actitud frívola y opaca del tándem Turull-Batlle, que puede dejar al obispado tirado a los pies de los caballos. Cuidado con algunos vicarios episcopales. Cuidado con Aymar y el aparato de comunicación del obispado, pues del peloteo van a pasar al baboseo.  Lean si no a la marmota “matarrañesa” en su grado máximo de adulación hasta ahora alcanzado. ¡Con dos pelotas, y no sólo en la escudella!
No dudamos de la sagacidad de don Juan José pero no estamos seguros que vaya a ser tarea fácil discernir sobre las periferias eclesiales diocesanas con este "entourage" que le va a seleccionar presentaciones de feligresía, que le cribará información, que estará siempre presente como una lapa para controlar que nadie se sincere.
Don Juan José  debe hacer un esfuerzo por reunirse con los sacerdotes de la periferia en el sentido que él bien define. Debe hacerlo sin filtros, en un diálogo personal. Reúnase también con los feligreses en un marco donde exista sincera libertad de expresión sobre el estado parroquial. Y con los feligreses más periféricos pues frecuentemente los más "feligrosos" están en los consejos parroquiales (cosa que no implica que no haya buena y válida gente en los mismos).
C:\Users\FRANSESC\Desktop\puerta.jpg
Cuidado con el personal con el que formar consejo, si este ha sido reclutado por Sistach, durante el régimen.  Salvo honrosas excepciones, hay que desterrarles a las periferias de la curia diocesana a ver si en el terruño de la vida parroquial renace aquella vocación que les llevó al sacerdocio. En otros casos, será necesario jubilarlos o recluirlos allí dónde causen un menor daño. Y con Batlle, directamente hay que preguntar a Vives porque lo echó del Seminario y porque lo acogió y protegió Matabosch. Será complicado intentar trabajar en sanear la diócesis si no se empieza por la Curia/Seminario, lo menos periférico de este obispado.
Este año, con tantas primicias, voy procrastinando la entrañable crítica anual de la mesa navideña en Can Llisterri. ¡Tenga a bien perdonarme la marmota! ¡Quizá se encontrará el regalo entre los presentes de los Reyes Magos! Quiera Dios que así sea.  Nunca se sabe qué encontrará uno tras una puerta. Quizá en eso consiste la vida: en girar pomos.
Prudentius de Bárcino

24 comentarios:

  1. Cuidado con este y con el otro......que no le hagan la cama....
    Pues, ¿saben cómo se arregla todo esto?, por si no lee estas pàginas, la solución es ir a hablar con él. Seguramente más de un día hará como el Papa, se escaparà sin chófer, él sólo, por el metro. Pues vayan detrás de él y cuéntenle su versión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El peloteo de unos y otros ya comenzzado hace ya días...
      No saben lo listo que es Joan Josep. Se está riendo dde todos ellos a mandíbula batiente!

      Eliminar
    2. El peloteo de unos y otros ya comenzzado hace ya días...
      No saben lo listo que es Joan Josep. Se está riendo de todos ellos a mandíbula batiente!

      Esperémoslo, parece que tiene como un equipo externo, pues Omella es lo último que queda para reformar la diócesis.

      Eliminar
  2. D. Prudentius, gracias por ese Artículo. No le quiero enmendar la plana, pero usted sabe muy bien que "Dios escribe recto con renglones torcidos"

    Como buen maño y ya rondando los 70, creo que no es la primera vez que viene a Barcelona, supongo que desde el 6 de noviembre en que fue nombrado hasta su toma de posesión, habrá visitado, tenido contactos con personas de nuestra Archidiócesis y no habrá venido como nos cuenta la película "La ciudad no es para mí".

    Si le dicen que todo va bien y sabe el porcentaje de fieles que por ejemplo: acuden a la Misa dominical, verá enseguida que la cosa no es tan buena como la pintan. Monseñor Juan José, es nuestro nuevo Pastor, merece toda nuestra oración, apoyo, respeto y obediencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "...merece toda nuestra oración, apoyo, respeto y obediencia."

      Sí, pero también tiene el deber de oir quejas y críticas.

      Y lo mismo ha de hacer Omella con los fieles y sacerdotes: corregir, exhortar, advertir, sancionar, reprender, enseñar... como dijo San Pablo.

      Eliminar
  3. La clave es Taltavull. En sus manos està Omella y la archidiócesis. No es de aquí però con el tiempo que lleva debería conocer el plumero de todos (hipócritas, mariposas, aduladores etc) y en principio no debería tener ataduras ni servitudes con nadie, puesto que no se le ha dejado mandar y ha sido un mero oficinista. Tampoco tiene porqué quedar bien con este o aquel, puesto que se jubilarà practicamente con Omella y a poco puede aspirar. Así que de él depende todo, si informa bien y en libertad a su superior las cosas irán mejor. De hecho es como lo que se encontró el Papa en la Curia Vaticana, però a menor escala. Le podrà dar consejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Taltavull fuese la clave haberlo elegido directamente arzobispo. Y de hecho no ha sido así. El Papa ha elegido a Omella para dirigir y servir a la iglesia de Barcelona, no para hacer lo que le diga Taltavull.

      Eliminar
  4. Taltavull abandonó a Omella a poco de tomar posesión éste de Barcelona. El día 31 Taltavull estaba en Menorca, donde hay sede vacante, y alardeando de que él podria ser el nuevo titular de la sede balear. O sustituyendo a Salinas, si al final decide Roma quitara al valenciano de Mallorca tras el escándalo vivido en diciembre.
    Taltavull puede ser la clave. Pero Taltavull no nació para ser número 2. Ni con Sistach, ni con Omella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si però.....ud. olvida un pequeño detalle: Omella està en la Congregación para los obispos. Así que, por mucho que Taltavull alardee, si Omella no quiere que se vaya no se irá.

      Eliminar
    2. Excelente noticia: Taltavull fuera de Barcelona.

      Eliminar
    3. Taltavull es menorquin, no veo que puede tener de raro que fuese a pasar el fin de año con su familia.

      Eliminar
    4. Que Taltavull pase el fin de año con su familia no tiene nada de raro. Lo raro es que dentro de la Catedral, micrófono en mano, se postule como obispo residencial de Menorca como "obispo suplente".

      Eliminar
    5. Pues no!!! Monseñor Taltavull pasa a ser VICARIO GENERAL

      Eliminar
  5. desterrarles a las periferias de la curia diocesana4 de enero de 2016, 1:34

    ... y estas periferias los van a pervertir más aún.

    Omella está obligado a realizar una purga franciscana de la Curia barcelonesa, desalmada, desespiritualizada y despersonalizada, tal como se demostró durante el caso Carles, al cual le calentaron la silla tanto como pudieron con descabelladas truculencias (una de ellas, cuando daba unos ejercicios, le pusieron un magnetófono que iba repitiendo "Carles, ves-te'n". Tal cual, como críos de colegio).

    Las purgas de Francisco sobre la Curia vaticana han de ser de igual calibre en Barcelona, o más si cabe. De entrada, todos fuera, y bien lejos de Barcelona, aunque en la época de las redes y enredos sociales toda distancia es hoy corta.

    Omella debe de nombrar un G-8 particular y empezar a eliminar cabezas, así de literal. Tabla rasa con todo un gobierno y entorno episcopal y eclesial que no tuvo misericordia ni de Marcelo ni de Carles, y ha medrado sin contemplaciones, de los fieles y del Cuerpo de Cristo, su Iglesia particular de Barcelona.

    El 12 de septiembre del 1978, Juan Pablo I (Albino Luciani), a los 16 días de su pontificado, tuvo conocimiento de que en el Vaticano había 121 masones episcopales y cardenalicios, la masonería eclesial del Padre Gobbi, entre ellos el famoso Marcinkus de la Banca Vaticana. No duró mucho Albino, algo más de dos semanas. Fue Juan Pablo II quien se encargó de la limpieza a fondo. Pero por lo que se ve, en el Vaticano -y en toda Curia, sobre todo Barcelona- hay que hacer limpieza a fondo de tanto en tanto.

    Por eso se necesitan oraciones para que Barcelona se sane, y Omella sólo eliga las vigas de madera más perfectas y las piedras más pulidas y sólidas posibles. Para la construcción de la Casa de Dios en Barcelona, fuera las vigas podridas y las piedras rotas. Sin contemplaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay de dejar que el obispo tenga un representante de los diversos sectores. Almenos que tenga voz.

      De esta manera, el obispo sabrá la opinión o estado de ánimo de esta facción.

      Pero la heterodoxia barcelonesa, con o sin voz, con o sin voto, con o sin mando, es una generación perdida.

      Eliminar
  6. Hola, ¿cómo es que han cambiado la foto del nuevo chófer por la del titular y el emérito? ¿Es por la ley de protección de datos o por amenaza de querella del advocat missaire?

    ResponderEliminar
  7. Ufffff, manos mal!!!! he reeleido el articulo y ya veo que habían metido la pata. Resulta que el chófer (pronunciado cháufer) no era para Omella (que va en metro como la Ada Madrina de Bàrcino) sinó para Sistach

    ResponderEliminar
  8. Consejos y peticiones a Omella4 de enero de 2016, 16:14

    1. Que las denuncias al obispado sean secretas y eficaces. Que se pueda hablar con alguien que represente al obispo, con los sacerdotes que puedan hacer repensar al obispo de las decisiones tomadas, y con el Superior del obispo. Buzón internet para denuncias y quejas.

    2. El sitio de internet del arzobispado de Barcelona debe de contener lo mejor de lo mejor de la Iglesia, y en especial, Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI: Humanae Vitae, Evangelium Vitae, libros de teoología y espiritualidad. Debe dar información litúrgica, sacramentales, indulgencias, horarios, servicio de documentación, hemeroteca y archivo de grabaciones. Dar información al fiel: sacramentales, exorcistas, misas, comuniones, bautizos y confirmaciones. Reorganizar las webs católicas. Cursos formativos para todos sobre apologética, catecismo, Biblia, teología, moral, carismas, exorcismos, liberación y sanación, sacramentales.

    3. Gobierno episcopal de Barcelona de excelencia, integrado por sacerdotes ortodoxos, pero también de otras posturas, para conocer la posición y reacción de los que representan. Equipo disciplinar, para compensar las acciones de otros equipos eclesiales de posturas sesgadas (Montserrat, jesuitas). Carta de Servicios Parroquiales de excelencia y calidad: normas católicas de la Adoración Eucarística, administración de la eucaristía en una y dos especies, las exequias, confesiones...

    4. Hay que intentar mejorar Barcelona con las mejores personas, aunque al final quizás sólo exista la única solución de apostar por los germinantes (seminaristas) y por la salida de los declinantes (jubilación). Saneamiento integral de todo el gobierno episcopal a todos los niveles.

    5. Es obligatorio que el obispo o su delegado pase personalmente por las parroquias, escuelas, centros, hospitales y órdenes religiosas. Necesidad de saber la verdad incluso aunque sea hablando reservadamente con los laicos, haciendo encuestas públicas y peticiones de información.

    6. El obispo, como hombre de autoridad en equidad, que haga cumplir el código y la legislación canónica y litúrgica. Usar de la excomunión si es necesario. No hacer pudrir los problemas (Sor Forcades, Sor Caram, Nueva Era). No al corporativismo eclesial, por el que el obispo sólo hace caso de los sacerdotes, despreciando la verdad de las cosas.

    7. Barcelona, Ciudad Abierta para todos los Nuevos Movimientos. Seminario Redemptoris Mater de los neocatecúmenos. El Templo de la Sagrada Familia, declarado Templo Mundial de la Vida, la Familia y el Matrimonio.

    8. Como hace Francisco con la Banca Vaticana, auditar y hacer cumplir el evangelio en las instituciones católicas: Hospital de Sant Pau, colegios, universidades. Políticas de transparencia, publicidad y participación.

    9. Promocionar, crear o adherirse a medios de comunicación católicos ortodoxos (Radio María, EWTN...).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora precisamente acabo de leer, los primeros decretos firmados por el nuevo Arzobispo.

      En cuatro líneas, son estos:

      Monseñor Sebastiá Taltavull pasa a ser VICARIO GENERAL

      CONFIRMA EN EL CARGO DE FORMA INTERINA A LOS VICARIOS EPISCOLPALES Y A LOS MIEMBROS DE LA CURIA DIOCESANA.

      Eliminar
    2. Exactamente amigo Trenchs. Pero ¿se ha fijado en un pequeño detalle inaudito?. Resulta que en los decretos sale la fecha (26 de diciembre) y también la hora de la firma. Pues el primer decreto 01/15 fue firmado una hora más tarde que el último (el 03/15). Así el Decreto 03/15 de confirmación de empleados de la curia consta firmado a las 16,30h. El Decreto 02/15 de confirmación de Vicarios Episcopales, a las 17h. Y el Decreto 01/15 el que confirma a Taltavull como Vicario General, a las 17,30h.
      Como imagino que fue después del ágape, algún secretario debía ir pasado de tinto riojano.

      Eliminar
    3. Amigo Anónimo de las 22,59, gracias por ampliar la información.

      Aparte del orden inverso, en el horario de firma, hay otras condicciones.

      La Ceremonia de TOMA DE POSESIÓN, en si misma, con ello me refiero a la Misa, terminó alrededor de las 13,25.

      Monseñor Juan José, bajó a la primera fila para despedirse de la Autoridades presentes y saludar a su familia, para volver otra vez a la Sede y desde allí, despedirse de los Sres. Cardenales, Obispos, Sacerdotes y fieles.

      Este tiempo de felicitaciones, saludos ..., se expendió hasta las 14,50 hs., aproximadamente, después de desvestirse de los Ornamentos Sagrados, se fue a comer, junto con otros 58 Cardenales y Obispos que concelebraron la Misa, a un restaurante cercano.

      Pero por cercano y rápido que se desplazara, la comida no empezaría antes de las 15,00 hs. Supongo que sería como una comida de fiesta, acorde con la ocasión, no sería monacal, sino alegre y distendida. Por lo que es prácticamente imposible que esos decretos se pudieran firmar a las horas indicadas, a no ser que se los llevaran al restaurante y entre plato y plato le diesen a Monseñor los Decretos para que los firmara.

      Bromas aparte, yo más bien me inclino a pensar, que, si bien, pone fecha del día 26, fueran escritos o firmados en otro día, ya fuera uno del 28 al 31 de diciembre.

      Otro fallo que anotar a la web del Arzobispado es que lo publique hasta el 3 o 4 de Enero. Creo que fue el 4, pero no lo podría asegurar.

      Eliminar
  9. Me parece que este artículo le ha achafado los planes a Batlle. Habia vendido la piel con el oso a medio cazar.

    ResponderEliminar
  10. Si alguien en el arzobispado por su talante y sus hechos huele a mandil y a triángulo es Matabosch. Por cierto, tiene un sobrino que fue director artístico del Teatro del Liceo durante muchísimos años y ahora lo es del Teatro Real de Madrid. Este sobrino, "transversal", insurmergible y superviviente nato como su tío, cuyos méritos objetivos para estos cargos son muy discutibles, solo se explica que flote tanto por su apoyo "logístico"...

    ResponderEliminar
  11. Y digo yo. Si el nuevo arzobispo (y futuro cardenal) en su primera carta a los fieles se firmaba JUAN JOSÉ, ¿por qué en las misas y medios de comunicación le nombran JOAN JOSEP?.
    ¿Por qué se le cambia el nombre a una persona?.
    En las etapa anterior, en las misas, siempre decían: el nostre bisbe LLUIS.
    Es que los nacionalistas no tienen remedio, aunque sean clérigos.
    Exigen que se diga GIRONA Y LLEIDA, pero ellos dicen OSCA, TEROL, SARAGOSSA, etc.
    Y en la esglesia catalanista hay un tufo que..., vamos, suelta los regüeldos de algunos en el quincenario ElPregó, que tira de espaldas con sus propuestas separatistas, heterodoxas y bastante mundanas..., por no decir inmundas, como aquella de "Sodoma, la sodomía y los sodomitas", del verano pasado.
    En fin. Que Su Eminencia Don Juan José tome la vara de medir y nos procure a sus ovejas más desprotegidas un clima acogedor que estamos echando en falta desde hace varios años.
    José de La Roda

    ResponderEliminar