miércoles, 1 de julio de 2015

La diócesis de Don Marcelo y sus sucesores y la de Jubany y los suyos

Ordenación de 7 sacerdotes y 16 diáconos en la catedral de Toledo
Según leo en La Cigueña de la Torre, este pasado fin de semana hubo una macro-ordenación en la catedral de Toledo de siete sacerdotes y dieciséis diáconos, algo impensable en la mayoría de diócesis, incluyendo algunas tan grandes como la de Barcelona, donde los números paupérrimos, desde que Mn. Turull es rector del Seminario, son motivo de verdadera preocupación. El año pasado se ordenaron tres sacerdotes y el anterior dos, y no siempre jóvenes, aunque se enfade el P. Patrick por decirlo. Con estas cifras está quedando una diócesis envejecida y condenada a la parálisis eclesial, mientras que en Toledo se ven sacerdotes jóvenes, debidamente uniformados, por todas partes. No se vayan a creer que la celebración de Toledo es un golpe de efecto, como esos que le gusta a hacer a Sistach, en estos dos últimos años se han ordenado 18 sacerdotes allí, frente a los 5 de Barcelona.

Algún comentarista malintencionado intenta minimizar esa ordenación diciendo que esos ordenados no son todos de allí, y recibe la respuesta inmediata de un sacerdote toledano que le contesta: "Soy sacerdote de Toledo. Me ordenaron en el 2008. Todos los que fueron ordenados son diocesanos de Toledo. Todos. El Seminario de Toledo es el que ofrece la mejor formación hoy en día de toda España. Y esto lo reconoce muchísimos obispos, sacerdotes y fieles por todas partes. En lo intelectual, con Santo Tomás y el Magisterio de la Iglesia y en lo espiritual con los sólidos maestros de la Tradición católica. Donde hay fidelidad hay fecundidad. Un fuerte abrazo". (P. Gabriel Calvo)

Don Marcelo ante la "Moreneta" en Montserrat
Lo que también sabe todo el mundo, aunque no lo diga el P. Calvo, es que esa situación privilegiada de Toledo en cuanto a su Seminario y a sus vocaciones, arranca del pontificado de Don Marcelo González Martín, uno de los mejores obispos que ha tenido España en esta última centuria. Me estoy refiriendo a ese mismo Don Marcelo que echaron de Barcelona por no hablar en catalán, en aquella vergonzosa campaña del "Volem bisbes catalans" encabezada por Jordi Pujol y Josep Benet.

Don Marcelo vino a Barcelona con ganas de trabajar e hizo construir un montón de nuevas parroquias, así como diversas instituciones diocesanas como la Residencia Sacerdotal de Sant Josep Oriol. Pero el maldito nacionalismo segó la que podía haber sido una fructífera obra en nuestra diócesis. Le hicieron sufrir un verdadero martirio y al final consiguieron que se fuera, por no tener el ADN catalán y por no simpatizar con los aires progresistas que empezaban a expandirse por el clero barcelonés.

Roma tomó nota del desprecio catalán hacia don Marcelo y para que estuvieran contentos les puso a uno de los suyos: El cardenal Narcís Jubany. Allí empieza la caída libre de la Iglesia de Barcelona, se aplicaron todas las medidas progresistas, creando una grandísima confusión entre los fieles, con el apoyo explícito del arzobispo, cerrando confesionarios y promocionando absoluciones colectivas, desterrando los rezos piadosos de las parroquias como el Rosario, la Devoción al Sagrado Corazón, la Adoración Eucarística... Todo ello combinado con una gran dosis de nacionalismo exacerbado por parte de la mayoría del clero, que provocó que el 50% de habla castellana se sintiera como católico de segunda y empezara a abandonar las iglesias.
Don Marcelo desde el balcón del obispado de Barcelona
Del Seminario ya ni hablemos. Mientras que el prestigio de Don Marcelo, hacía que llegaran vocaciones de todas partes, también de Barcelona, el Seminario de la calle Diputación dejaba de ser Seminario para promocionarse aquellas experiencias de comunas de seminaristas, donde un grupo de aspirantes al sacerdocio se iban a vivir a un piso cualquiera con un "formador" al frente, para llevar una "vida como la de los demás". ¡Y tanto que fue como las de los demás!, muchos formadores se acabaron secularizando y dejando aquellos seminaristas desorientados y sin rumbo. Y ya no hablo de la nefasta y vergonzosa institución de la Casa de Santiago para formar seminaristas, en algunos casos en el amor y el sexo libre, sin ni siquiera respetar la minoría de edad.

Después de Don Marcelo han pasado otros obispos, como Don Francisco Álvarez, Don Antonio Cañizares o Don Braulio Rodríguez, cada uno con su personalidad y su estilo, pero todos conscientes de que lo que había hecho Don Marcelo era bueno y que con matices se debía continuar su obra.

Aquí en Barcelona se optó por la revolución progresista, esperando que aquello sí que daría frutos, y fue un fracaso absoluto. El cardenal Carles sabiendo que venía a una diócesis enferma intentó arreglar algunas cosas, pero fue más un "quiero pero no puedo". Lo poco que consiguió que avanzara en la buena dirección, se lo desmontó Sistach en cuatro días, volviendo a ceder ante el chantaje del clero nacional-progresista con quien firmó la conocida pax sistachiana. (Yo os dejo hacer y vosotros me dejáis hacer a mi)

Lo que necesitamos en nuestra diócesis es un nuevo Don Marcelo, con los esquemas y las ideas claras, sin ceder al chantaje del nacional-progresismo, pero con la fortaleza de tomar decisiones y de mandar con autoridad a los que están acostumbrados a desobedecer. Y si el Papa Francisco nos envía a un obispo de esas características, que no se eche atrás ante las presiones, porqué las habrá, como pasó con Don Marcelo, cuando al final Roma y Pablo VI cedieron, dejando a esta diócesis abandonada a su suerte.

Francesco Della Rovere

24 comentarios:

  1. Tranquilidad antes del 27-S no hay nuevo Arzobispo de Barcelona.

    Dios y la Santa Sede proveeran.

    Y después todos a obedecer con humildad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos beatería, amigo. Ya nos han dado con queso muchas veces. ¡Y desde Roma!

      Eliminar
    2. Pues si nos lo dan desde Roma habrá que aceptarlo y dar gracias porque la voluntad del Santo Padre es la voluntad de Dios.
      Unidos en Cristo

      Eliminar
  2. Las capacidades de D. Marcelo eran incuestionables, pero creo que en Barcelona no hubiera obtenido los mismos frutos que en Toledo, porque la capital catalana era ya entonces una ciudad mucho más secularizada y abierta a las corrientes descristianizadoras que provenían de Europa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la capital catalana - sólo la capital - tenía muchos más habitantes que todas las diócesis de la Mancha juntas... Don Marcelo no llegaba a tanto... Lo mismo le pasó a Don Ricardo.

      Eliminar
  3. Toledo y Comillas2 de julio de 2015, 0:55

    Que a Toledo no le pase como a Comillas en 1969: se trasladó de Santander a Madrid.

    Comillas fue el seminario más importante de España, casi la mitad de los obispos eran de allá, y formó a miles de sacerdotes.

    Pero la crisis del postconcilio se la llevó por completo por delante. Y en el vecino País Vasco empezaban ya los inicios del satánico terrorismo de ETA en los seminarios y parroquias.

    El País Vasco es el ejemplo perfecto de lo que le sucede a toda una sociedad que abandona la fe por unas ideología demoníaca. el nacionalismo racista y el comunismo: se oscurece, y la Iglesia se derrumba.

    La ecología espiritual, el medio ambiente eclesiástico, son delicados. Si se sustituye a Dios por un dios, la casa entra en tinieblas, se resquebraja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El traslado de la Universidad Pontificia de la villa de Comillas, fue el principo del fin de la misma. Un jesuíta me dijo que un estudiante de teología no podía estar en un pueblo de 3 mil habitantes. El resultado es obvio, en Madrid han salido herejes y ha perdido el prestigio que tuvo durante más de medio siglo. La Universidad junto al Mar Cantábrico daba mucha más serenidad e inspiración que el ruido de Madrid.

      Eliminar
  4. I en Jordi Pujol ha resultat ser un xoriço!!

    ResponderEliminar
  5. Lo correcto ante éstos resultados sería cerra los seminarios catalanes antes de que desaparezcan por su propia inercia y centrar la formación de BUENOS sacerdotes en Toledo,que parece que lo hacen bien y desde donde salen bien formados.Alabado sea Jesucristo

    ResponderEliminar
  6. Hoy uno de los ordenados celebrará su primera Misa en la iglesia de la Milagrosa de Barcelona a las 20,30, seguro que será preciosa, por si alguien se anima a ir.
    Saludos,
    JdA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, señor, ademas, es y será un buen Sacerdote, le conozco muy bien, iré con mucho gusto a concelebrar.

      Eliminar
    2. Y mañana celebrará la segunda!

      Eliminar
  7. Permítame, y con todo el respeto, que dude que desde el Vaticano quieran enviarnos un pastor como D. Marcelo; si no fuera tan escandaloso y llamativo serían más propensos a enviarnos a alguien del taraná de la Casa de Santiago.
    En Barcelona tenemos muy buenos sacerdotes formados en el Seminario de Toledo, plantel lo hay, pero no, porque no serían de la "corda" ¡Qué hartura de tanta patraña eclesial y tanta apostasía!

    ResponderEliminar
  8. Francisco Morales2 de julio de 2015, 11:54

    Suscribo lo dicho por el anónimo 9:51. Antes de ver nuestros seminarios vacíos y decadentes (¡que ya lo están!) mejor sería trasladar a los seminaristas a Toledo. Una formación seria es garantía de buenos sacerdotes, y en definitiva de buenos pastores. Y un buen pastor acaba teniendo un rebaño fecundo y numeroso.

    ResponderEliminar
  9. Y el próximo domingo a las 12:00h otro de los ordenados celebrará su primera Misa solemne en la Parroquia del Remei...seguro que será preciosa, por si alguien se anima a ir. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Me comentan que se ha producido una PROFANACIÓN con violencia y robo de una custodia con el Santísimo en Barcelona, los adoradores han sido maniatados. Me dicen que las carmelitas piden difusión del hecho y actos de desagravio. No sé que carmelitas son y la persona que me hizo llegar el hecho no me responde, alguien sabe algo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de hablar con otra persona me dice que parecer ser un bulo. Ojalá sea.
      Si he alarmado pido disculpas, gracias.
      Alabado sea el Santísimo Sacramento.

      Eliminar
    2. No es en Barcelona, es en Argentina

      Roban la custodia con el Santísimo en una capilla de adoración perpetua en Aguilares

      La parroquia Nuestra Señora del Carmen, en la ciudad tucumana de Aguilares, diócesis de Concepción, fue profana este fin de semana, cuando dos hombres ingresaron al templo y se robaron la custodia con el Santísimo Sacramento expuesto en el oratorio de adoración perpetua. Los delincuentes maniataron con alambres al adorador de esa hora y le cubrieron la cabeza, llevándose la custodia con la sagrada forma.

      Eliminar
    3. Es una falsedad que se repite ciclicamente,

      Eliminar
  11. No olvidemos que mas del 50% de los ordenados en estos años proviene de las catequesis del OPUS DEI, el resto son religiosos (franciscanos, capuchinos, dominicos, carmelitas, etc. que se ordenan para servir a su orden, solo uno ha venido de la propia archidiócesis, o sea FRACASO TOTALITARIO, esto de si adoradores de la cubana han ordenado muchos que se van de llepasubvens en cualquier chiringito TONO UN GRAN ÉXITO PARA EL CARDENAL, VERDAD??

    ResponderEliminar
  12. No sé si hay estudios publicados sobre esa campaña de "Volem bisbes catalans". Sería interesante conocer a todos los que estaban detrás de ella, incluidos los del Vaticano. Me parece que nos llevaríamos sorpresas.

    ResponderEliminar
  13. Creo que en vez de reproches deberíamos aceptar que el Obispo que sea designado será porque Dios quiere, que la tarea no será fácil y debemos rogar para que las cosas vayan arreglándose gracias a la Divina Misericordia de Jesús. Sea el que sea elegido si Dios no le guía y ayuda, aunque sea el perfil ideal de cada uno se nosotros, no conseguirá nada.

    ResponderEliminar
  14. Sr. Francesco Della Rovere, gracias por bella descripción de lo que fue la solemne ordenación sacerdotal y diaconal. Lo que no entiendo es porque se celebraron juntas, cuando, al menos que yo recuerde siempre se han celebrado por separado.

    Aparte de esta observación, es de notar, ya para empezar, como los fieles barceloneses recibimos a Don Marcelo.

    Un grupito poco importante pero peleón, que interrumpieron al Arzobispo catando "El Virolai", no llegaban ni al 10 % dentro de la gran cantidad de feligreses que llenaban a rebosar nuestra Catedral y con comportamiento normal y muy entregado hacía el nuevo Prelado.

    A Don Marcelo, no le venía grande Barcelona, no es eso, es la traición que sufrió, por algunos en quienes había puesto su confianza y eso también le costó enfrentamientos con las Autoridades civiles de la época.

    En cambio en Toledo, por la gracia de Dios fui testigo de ello, le recibieron con los brazos abiertos, ya en la Puerta de Zacover, fue andando en procesión con las aceras abarrotadas de gente, los balcones luciendo las mejores galas, como si se tratara de día de Corpus. Solo con ver aquello, eleva el espíritu a cualquiera.

    Como es lógico, una de sus prioridades fue cuidar bien el Seminario y sus Prelados sucesivos han comprendido que lo bueno no tiene porque cambiarse, si cabe alguna mejora, de acuerdo, pero nada más.

    ResponderEliminar
  15. Lo dice un sacerdote muy joven, en concreto el segundo más joven de la diócesis de Barcelona, es cierto que Toledo es uno de los mejores seminarios de España, aunque los tiempos dorados fueron con don Marcelo . Estos neón sacerdotes son diocesanos de Toledo, aunque unos cuantos catalanes y no solo eso sino de Barcelona. Con la esperanza q con el tiempo vengan a encardinarse a la tierra de sus padres y esta tierra de misión que es Cataluña y necesita de su sana formación y de su santidad personal.

    ResponderEliminar