jueves, 13 de noviembre de 2014

Don Agustín Cortés asume el Divorcio de la Antigua Alianza

El pasado 11 de noviembre en la Casa de la Iglesia, es decir, en el mismo palacio episcopal de Sant Feliu de Llobregat, tuvo lugar el Encuentro conjunto de sacerdotes y diáconos. La estrella del evento era el cardenal Lluis Martínez Sistach que daría testimonio de su experiencia en el recentísimo y super polémico Sínodo sobre la Família. En fin, que en palabras del cardenal, aquello fue la repanocha: un ambiente fraternal, una escucha atentísima por parte del Papa Francisco, que tomaba notas de todo. Y sobre todo, esa actitud, ese talante por el cual invitó a los padres sinodales a hablar con toda libertad (los que estuviesen de acuerdo con las “tesis oficiales”, se entiende). A la vista están los resultados.


Sin embargo, en ese matrix virtual en el que ha elegido vivir el cardenal barcelonés y en el que se empeña en introducir a sus prójimos, no hay lugar para la duda. Para Sistach el Sínodo fue la manifestación más preclara de comunión eclesio-episcopal con el Sucesor de Pedro. La acrisolada simpatía de Francisco, que no dijo esta boca es mía mientras se decían las mayores atrocidades, y que se despedía con aquello tan risueño y evangélico de Buon pranzo! (¡Buen almuerzo!) que sería, al parecer de Sistach, la prueba más fehaciente de la muy humilde santidad papal. Al cardenal se le veía gozar alardeando de su protagonismo y de su íntima comunión y sintonía con esa humilde santidad papal.
 
Don Lluís continuó ufanándose de su genial aportación sinodal: el gratis total y a la velocidad de la luz para los procesos de nulidad matrimonial En primera instancia todo resuelto: si la parte contraria y el Defensor del vínculo no apelan, claro. Y si este último lo hace, no problem, lo cambiamos por otro. Hay que aprovechar las grietas que ofrece el Derecho Canónico, sentenció el ilustre jurista. Exactamente eso dijo: hay que aprovechar las grietas para hacer trampas. Está más que justificada la picaresca, pues se trata de promocionar la nueva era de la creatividad en la misericordia.
     
La cosa cambió de tono cuando algunos sacerdotes le espetaron -citando al cardenal Burke, represaliado ahora por orden del misericordioso Francisco-  que esa manera de enfocar el problema empobrecía a la Iglesia y a la sociedad, puesto que debilitaba la misma institución matrimonial y su indisolubilidad, ¡y hasta la destruía! El enfado de Sistach no dejó entonces ninguna posibilidad para la réplica: Si por Burke hubiera sido, ¡no se hubiese podido cambiar nada! Es decir que, según la percepción de Sistach, el Sínodo ya tenía tomada la decisión de cambiar el matrimonio católico por uno más protestante, dijesen lo que dijesen los hipócritas que impiden el progreso de la Iglesia.
     
Pero lo que fue de juzgado de guardia fue la conclusión que sacó Don Agustín Cortés, obispo de San Feliu de Llobregat, pronunciando como colofón de la erudita jornada, las palabras que siguen en cursiva: El mismo Jesucristo afirmó: “Por la dureza de vuestro corazón, Moisés os permitió divorciaros de vuestras mujeres” (Mt. 19.8). Así pues, somos muchos los pastores y teólogos que pensamos que, dado el endurecimiento de corazón de nuestros contemporáneos, que desconocen la ley de Dios y la moral, podría permitirse entonces el divorcio mosaico. Sí, sí, dijo eso: permitirse en la Iglesia católica el divorcio mosaico. Un silencio sepulcral se extendió por toda la sala. La perplejidad del clero católico llegó al colapso, y el obsequioso gozo de la progresía, que no podía todavía digerir tamaño episcopal regalo, estuvo a punto de reventar. Un alarde de creatividad, auténtica ingeniería teológico-pastoral: bajo el formato de declaraciones de nulidad exprés, ofrecerles a los fieles el divorcio mosaico.
Y es que a pesar de todo, llovía sobre mojado. Hace ya unos meses, en otro encuentro clerical, Don Agustín Cortés se destapó afirmando que hoy en día la gente está tan herida y es tan limitada moralmente que ya no se puede pedir heroísmo cristiano ni mucho menos predicarlo. Porque finalmente el cielo está lleno de santos y de zoquetes. Así que, hagas lo que hagas –sea por santidad, sea por ignorancia-, ¡todos irán al Cielo! Ni juicio ni purgatorio ni pamplinas. Dios es bueno y superabundoso en misericordia, en feroz competencia con Alá el Misericordioso. ¡Faltaría más! Sólo los fariseos -esos apegados a la ley- pueden oponerse al designio universal de la salvación. Doctrina cortesana.

Con estos mimbres, con tan preclaras inteligencias y con esa estremecedora indigencia teológica, estamos bien apañados.

Un estupefacto testigo presencial

28 comentarios:

  1. En mi Biblia, Mt 19.8 no dice nada que se le parezca a lo citado. ¿Qué pasa con las Biblias? Ya no es la primera vez que constato que no concuerdan según quién las edite. ¿O acaso los obispos y los teólogos tienen acceso a otra traducción para expertos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. “Por la dureza de vuestro corazón, Moisés os permitió divorciaros de vuestras mujeres” (Mt. 19.8)

      Se puede ir a la Neovulgata, y aunque sea la traducción de primer nivel del texto griego primigenio, es una traducción oficial, y se lee muy bien:

      8 Ait illis:

      " Moyses ad duritiam cordis vestri permisit vobis dimittere uxores vestras; ab initio autem non sic fuit.

      Dimittere aquí tiene el mismo significado que el Cántico de Simeón:

      Nunc dimittis servum tuum, Domine, secundum verbum tuum in pace...


      Dimitto proviene del prefijo dis y del verbo mitto, misi, missum, del cual provienen palabras como emisario, comisario, misil.

      Una traducción moderna sería:

      “Por vuestros corazones de piedra, Moisés os permitió lanzar lejos con un mísil a vuestras esposas”.

      Una traducción dura, pero que por su resonancia explica muy bien lo que representaba el divorcio-repudio unilateral de Moisés del varón sobre la mujer: "lárgate con lo puesto ahora ya, porque así me da la gana." Así tal como suena. ¿Esto quiere el obispo Cortés, retroceder 3.000-6.000 años atrás? Pues más de uno diría "¡qué bien!".

      Por esta razón, según comentan los expertos, las mujeres en la antigüedad iban con las joyas puestas y tapadas con los burkas de la época: por si salía por la mañana y se encontraba cuando regresaba que su marido le había hecho un repudio-sorpresa, que implicaba tener todas sus pertenencias en la puerta de la casa: para este supuesto, entonces ya tenía todo el patrimonio-dote puesto encima; y el burka servía para que nadie viera que llevaba joyas.

      El burka, además, servía para no ser reconocidas por su belleza y no ser secuestradas violentamente para un matrimonio forzoso en un lugar lejano, como todavía sucede en el Cáucaso y en muchos otros lugares del mundo, como le pasó a la hija de San Pedro, el apóstol de Jesús:

      Petronila yacía en la cama paralítica, un discípulo se lo recrimina a Pedro ("tantos que curas y no curas a tu propia hija"). Pedro cura a su hija paralítica, la gente lo ve, y luego realiza un contramilagro: la enferma volviéndola de nuevo paralítica. Cuando le preguntan por la razón del milagro y su contramilagro, dice San Pedro:

      “¡Por la vida del Señor que esto es útil para ella y para mí! Pues el día que nació tuve una visión en la que Él me decía: “Pedro, hoy ha nacido para ti una gran tentación. Tu hija causará daño a muchas almas si su cuerpo permanece sano”. Mas yo pensaba que se mofaba de mí. Cuando la muchacha tuvo diez años, muchos sufrieron escándalo por su causa. Un gran hacendado, Ptolomeo, que había visto bañarse a la muchacha y a su madre, envió por ella con la intención de hacerla su esposa. Pero su madre no quiso. Ptolomeo insistió y no pudo esperar [...]

      Los siervos de Ptolomeo trajeron a la muchacha, la dejaron delante de la puerta de la casa y se fueron. Cuando caímos en la cuenta, su madre y yo bajamos, descubrimos a la muchacha y que todo un costado de su cuerpo, desde los pies a la cabeza, había quedado paralizado y enjuto. La recogimos y alabamos al Señor que había librado a su sierva de esa mancha, de la vergüenza y de [ilegible] Este es el motivo por el que la muchacha ha quedado así hasta el día de hoy” (HijPd. 131-135).

      Eliminar
    2. La Biblia dice lo que dice y cada cual la interpreta a su manera.

      Eliminar
    3. "La Biblia dice lo que dice y cada cual la interpreta a su manera."

      Quien tiene la potestad de interpretar es la Iglesia Católica, y no lo hace ella, sino gracias al Espíritu Santo.

      Interpretar es un tmesis o cesura, una división de una palabra compuesta, cuyas partes se encuentran separadas por diversas palabras.

      Interpretar procede del tmesis latín "inter quaecumque pretantur" (Lucr. 4, 832), y vendría a ser de intermediario entre comprador y vendedor para fijar el precio de mercado de una mercancía o servicio (el pewxio que se deriva de la oferta y demanda del momento presente, no del pasado ni del futuro):

      - Prefijo inter

      - Pretium (valor, precio, mérito), del cual proceden también recí-proco, precio, pars (parte), paro (preparar)... y prostituta (porné en griego)

      --- Sería, por tanto, quien está entre el precio, y es una analogía válida para la Biblia y Tradición, la Iglesia y el Pueblo de Dios: en cada momento histórico, la Iglesia fija el verdadero sentido de la Palabra de Dios oral y escrita.

      Así, la palabra y el hecho del aborto y la eutanasia no están en la Biblia, pero la Iglesia puede realizar la interpretación, es decir, que ante un nuevo hecho de la vida social debido al avance de la ciencia, la Iglesia determina que el hecho se encuentra dentro del quinto mandamiento de la Ley de Dios: es un homicidio de una persona inocente e indefensa, una no nacida aún, la otra enferma y desválida.

      Eliminar
  2. "...Pero lo que fue de juzgado de guardia fue la conclusión que sacó Don Agustín Cortés, obispo de San Feliu de Llobregat, pronunciando como colofón de la erudita jornada, las palabras que siguen en cursiva: El mismo Jesucristo afirmó: “Por la dureza de vuestro corazón, Moisés os permitió divorciaros de vuestras mujeres” (Mt. 19.8). Así pues, somos muchos los pastores y teólogos que pensamos que, dado el endurecimiento de corazón de nuestros contemporáneos, que desconocen la ley de Dios y la moral, podría permitirse entonces el divorcio mosaico"

    Lo permitió Moisés por la dureza de corazón, pero del Evangelio de Jesucristo, se desprende esta enseñananza:

    ■Si eres creyente, no busques el divorcio, por tu conducta casta y respetuosa tu cónyuge incrédulo será ganado para Cristo.

    ■Si tu cónyuge no es creyente, e insiste en irse; no lo puedes retener a la fuerza, deja que se vaya; pero tú quédate sin casar. Y busca la reconciliación en cuanto puedas.

    Si eres soltero o soltera, permite que sea Dios quién encuentre esa pareja para ti; un soltero o viudo; pero no un divorciado.

    Si te casas con un divorciado, estarías cometiendo adulterio y además, te estarías también casando con su ex-cónyuge (porque son una sola carne, y siguen unidos hasta que la muerte los separe), hijos, suegros de tu pareja y todos los problemas que viene acarreando por su fracaso matrimonial.

    Los planes que Dios tiene para ti son grandes, no busques el divorcio; busca a Jesús que Él es la respuesta, y te dará la victoria en tu matrimonio y tu familia.

    Dios te bendiga!

    Confía en el Señor con todo tu corazón,
    y no te apoyes en tu propio entendimiento.
    Reconócele en todos tus caminos,
    y El enderezará tus sendas.
    No seas sabio a tus propios ojos,
    teme al Señor y apártate del mal.

    Proverbios 3:5-7

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una Iglesia Universal a la deriva...14 de noviembre de 2014, 1:31

      Ciertamente, Josep, se lee (leo, leemos) correctamente la doctrina y el evangelio: cuando hay una a, seguida de d, u, l, t, e, r, i, y finalmente o, las matemáticas gramaticales hacen aparecer unas letras por este orden: a-d-u-l-t-e-r-i-o, o sea, se lee "adulterio", según la definición o campo semántico contenida en el Catecismo, que es la enseñanza oficial de la Iglesia Católica, y lo que ha dicho el obispo Agustí Cortés, sencillamente es, como mínimo, una enseñanza peligrosa y errónea, contraria a la verdad segura de fe y moral católicas (si contrariase a una verdad divinamente revelada habría herejía, y fuera una verdad definitiva, apartamiento de la plena comunión):

      2380 El adulterio. Esta palabra designa la infidelidad conyugal. Cuando un hombre y una mujer, de los cuales al menos uno está casado, establecen una relación sexual, aunque ocasional, cometen un adulterio. Cristo condena incluso el deseo del adulterio (cf Mt 5, 27-28). El sexto mandamiento y el Nuevo Testamento prohíben absolutamente el adulterio (cf Mt 5, 32; 19, 6; Mc 10, 11; 1 Co 6, 9-10). Los profetas denuncian su gravedad; ven en el adulterio la imagen del pecado de idolatría (cf Os 2, 7; Jr 5, 7; 13, 27).

      2381 El adulterio es una injusticia. El que lo comete falta a sus compromisos. Lesiona el signo de la Alianza que es el vínculo matrimonial. Quebranta el derecho del otro cónyuge y atenta contra la institución del matrimonio, violando el contrato que le da origen. Compromete el bien de la generación humana y de los hijos, que necesitan la unión estable de los padres.

      Esta es la verdad católica, no lo que ha dicho el obispo Cortés, que enseña con error, peligro, escándalo y confusión.

      Ya son dos los obispos de Cataluña, Novell por el bando nacionalista-independentista, y Cortés, por el evangelio de la vida, la familia y el matrimonio, que van contra el bien común de un país unido (Novell) y de la recta doctrina y evangelio, respectivamente.

      El Sínodo de la Familia se va perfilando como un sínodo inútil y peligroso, verdadera Puerta de la Apostasía para dentro de unos cuatro años, cuando los mismos cardenales deban de reunirse esta vez en cónclave para elegir al nuevo Papa que tendremos para el 2018-2019, previsiblemente.

      Por otro lado, es perfectamente coherente la enseñanza del obispo Cortés con todo el desarrollo de dejación y omisión de sus funciones de gobernación episcopal, enseñanza y santificación, en relación con el caso de la desviación doctrinal y evangélica de sor Forcades, aparente benedictina contemplativa del monasterio de San Benito de Montserrat, cosuperior conjuntamente con la abadesa M. Montserrat Viñas.

      En efecto, Sor Forcades es cofundadora del partido-que-no-es-partido, el movimiento social Procés Constituent, en el cual se pueden leer verdaderas puñaladas contra el Cuerpo Místico de la Iglesia, la doctrina y el evangelio católicos, tal como puede verse en estos temas:

      Laicidad:
      wiki.procesconstituent.cat/index.php?title=Per_una_Catalunya_laica

      Derecho al propio cuerpo (aborto, eutanasia, suicidio asistido):
      wiki.procesconstituent.cat/index.php?title=6._Dret_al_propi_cos

      Era lógico, congruente y coherente, que quien no ha hecho nada para evitar este escándalo y confusión en la Esposa de Cristo, posteriormente sea él mismo quien caiga en la más perversa de las confusiones y escándalos: un obispo nada más y nada menos que antifamilia y antimatrimonio.

      Eliminar
    2. ... y la eclesiocatástrofe llamando a las puertas14 de noviembre de 2014, 1:34

      Pienso que el Papa Francisco debe de reaccionar y rectificar drásticamente y de inmediato en su dirección gubernativa eclesial: el sínodo ha sido un estrepitoso fracaso y conduce a la Iglesia a la apostasía y el cisma, y se van viendo cada vez más rápida y extendidamente, todos los frutos satánicos implantados estratégicamente durante el desarrollo de un calendario sinodal paralelo que, verosímilmente, se pueden resumir en esta secuencia:

      a) Octubre 2013: eliminar la polémica del aborto in vitro e in útero, y la congelación, experimentación y donación de embriones de la reproducción asistida.

      Paglia, Erdo, Forte y Baldisseri elaboran no participativamente, de forma cerrada, un cuestionario de las familias sin preguntar sobre el aborto, eutanasia, suicidio asistido, ideología de género y reproducción humana asistida. Posteriormente, pero piden que sea respondido en el formato de “democracia participativa” por toda la Iglesia. ¿Neodespotismo ilustrado eclesial?

      b) 20 febrero 2014: centralizar la atención en la comunión de los divorciados recasados.

      Kasper centra el thema decidendi en la misericordia como fórmula para permitir la comunión de los divorciados recasados (Francisco afirma: es “teología hecha de rodillas”). La aceptación a la comunión de los divorciados recasados legitimaría la moralidad del panconvivencialismo: emparejados de hecho, casados sólo por lo civil, matrimonios y parejas homosexuales y bisexuales, sexodiversidad, convivencia prematrimonial, matrimonios temporales, a prueba, bígamos y polígamos.

      c) Junio 2014: sí a la Revolución Sexual.

      El resumen a las respuestas del cuestionario da como conclusión que los católicos aceptan toda la revolución sexual antievangélica.

      d) 13 octubre 2014: sí a la homosexualidad.

      La Relatio post disceptationem afirma que la convivencia marital de los católicos homosexuales tiene dones positivos que ofrecer a la Iglesia.

      Ante todas estas fuentes de destrucción del plan divino sobre el origen de la vida y el amor (el vientre materno, el amor conyugal) y del instrumento de intercesión universal (la Iglesia), Francisco debería de despertar, ahora ya, ante esta evidente realidad del desarrollo del plan satánico de acoso y derribo de la humanidad en su sacralidad: la vida, el amor y la Iglesia.

      .....

      Todos los acontecimientos del mundo, de España y de Cataluña indican que el tiempo es corto, porque Satanás ya ha iniciado los eventos que se dirigen hacia su movimiento estratégico final. Pienso que Francisco y la Iglesia deben de estar conscientes de ello, y muchísimo más Francisco, porque él fue quien redactó la profética carta a las carmelitas bonaerenses del 22 de junio del 2010, en la que calificaba el matrimonio homosexual como de plan demoníaco.

      Las profecías de Akita y Garabandal aparecen cercanas en toda su tragedia: cardenales contra cardenales, obispos contra obispos, los sacerdotes fieles perseguidos por sus compañeros...

      Pienso que sería excelente la extensión a las parroquias que lo deseen de una iniciativa espiritual emprendida en Barcelona:

      www.parroquiaconcepciobcn.org/ca/noticies/2014/11/jerico-centenari-aparicions-mare-de-deu-fatima-2017

      Eliminar
    3. Solo les preocupa su bolsillo y las riquezas de este mundo............. Tenía necesidad un obispado tan pequeño de construir un edificio que lo albergara, no tenían suficiente con las primeras oficinas..............

      Eliminar
    4. Ciertamente con esta respuesta no pretendo dar ni mucho menos la razón la Monseñor Cortés, porque no la tiene.

      Quisiera aprovechar este comentario para felicitar a Germinans Germinabit, por haber alcanzado la cifra de 2 millones de páginas leídas. Eso de deja de dar idea del alcance de la misma.

      Eliminar
    5. Card. Burke: el sínodo escandaloso14 de noviembre de 2014, 18:35

      Recopilatorio de escritos contra el escándalo del Sínodo:

      infocatolica.com/blog/noticiasglobales.php/ng-1241

      Eliminar
    6. Tal como los Gobiernos de los Estados, tienen sus Consejos de Ministros y habla un Portavoz de lo que puede o le dice qu puede hablar. En la Iglesia, de la misma forma que existe el secreto en el sacramento de la Confesión, también creo que debería existir en otros ámbitos de la vida eclesiástica.

      ¿Cómo es posible que un cuestionario destinado a los Obispos, se de a conocer a todo el mundo, creyentes, o no?

      Si el Papa, da a los Padres Sinodales la libertad de hablar claro, como piensan: ¿por qué los católicos de a pie, nos tenemos que enterar o más bien confundirnos con unas ambigüedades, que no son propias ni del Evangelio ni de la Historia de la Iglesia?

      Para mi el principal problema que tiene la Iglesia Católica hoy es una falta de coherencia entre la fe heredada de nuestros padres y la fe vivida, de acuerdo a la Ley Natural.

      Eliminar
  3. Que con semejantes pastores la Iglesia no se haya ido ya al garete es la prueba palmaria de que el Espíritu Santo asiste a la Esposa de Cristo.

    ResponderEliminar
  4. Tal como ha gestionado los abortos, las píldoras del día después y las neveras criogénicas de embriones humanos en el hospital de San Juan de Dios de Esplugues, todo es posible para D. Agustín. La doctrina católica por montera y...¡pelillos a la mar!

    ResponderEliminar
  5. Es herejía negar el demonio y el infierno14 de noviembre de 2014, 1:49

    Comenta el articulista esta sorprendente e inimaginable afirmación sobre el obispo Cortés, impropia de un sucesor de los Apóstoles de Cristo:

    "Hace ya unos meses, en otro encuentro clerical, Don Agustín Cortés se destapó afirmando que hoy en día la gente está tan herida y es tan limitada moralmente que ya no se puede pedir heroísmo cristiano ni mucho menos predicarlo. Porque finalmente el cielo está lleno de santos y de zoquetes. Así que, hagas lo que hagas –sea por santidad, sea por ignorancia-, ¡todos irán al Cielo! Ni juicio ni purgatorio ni pamplinas. Dios es bueno y superabundoso en misericordia, en feroz competencia con Alá el Misericordioso. ¡Faltaría más! Sólo los fariseos -esos apegados a la ley- pueden oponerse al designio universal de la salvación. Doctrina cortesana."


    Es una verdad divinamente revelada la existencia real de infierno, como lugar de castigo para las almas de los que cometen pecados mortales no arrepentidos.

    Es una verdad divinamente revelada la existencia y presencia efectiva y real de la persona del ángel apostático, denominado demonio o diablo, y liderado por Satanás.

    Negar dichas verdades de fe católica de forrma reiterada concernientes a los novísimos, la escatología y la soteriología, implica caer en herejía (Ad Tuendam Fidem, Catecismo, Tradición, Magisterio, evangelios).

    Esto sería gravísimo para el propio obispo Cortés: decaería automáticamente toda su autoridad episcopal por causa de herejía latae sententia, excomunión inmediata que se produce aunque no exista una declaración escrita de excomunión por parte de la Iglesia contra el obispo, porque el simple hecho de cometer el delito ya implica la excomunión al momento, al instante de emitir la declaración herética, y más cuando el obispo es un clérigo que tiene competencia y capacidad por razón de estudios, misión, consagración y experiencia:

    Apostasía, herejía, cisma: excomunión latae sententiae: canon 1364


    Su ignorancia es inexcusable de modo absoluto, porque existen cientos de pasajes y perícopas del Antiguo y Nuevo Testamento y de los Evangelios sobre la existencia y presencia real y efectiva del demonio y del infierno; y la Iglesia, además, realiza exorcismos (RItos de exorcismo de 1614/1952 y 1998/2004), además de oraciones de liberación y sanidad [1].


    [1] vivificantem.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisiones sobre la herejía14 de noviembre de 2014, 16:10

      QUÉ ES HEREJÍA

      Canon 751: Se llama herejía la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la duda pertinaz sobre la misma; apostasía es el rechazo total de la fe cristiana; cisma, el rechazo de la sujeción al Sumo Pontífice o de la comunión con los miembros de la Iglesia a él sometidos.

      VERDAD DE FE DIVINA Y CATÓLICA

      Canon 750 § 1: Se ha de creer con fe divina y católica todo aquello que se contiene en la palabra de Dios escrita o transmitida por tradición, es decir, en el único depósito de la fe encomendado a la Iglesia, y que además es propuesto como revelado por Dios, ya sea por el magisterio solemne de la Iglesia, ya por su magisterio ordinario y universal, que se manifiesta en la común adhesión de los fieles bajo la guía del sagrado magisterio; por tanto, todos están obligados a evitar cualquier doctrina contraria.

      SANCIÓN CANÓNICA

      1. Canon 1364: excomunión latae sententiae (cf. can. 1364)

      2. Modificaciones a las Normas de los delitos más graves de 21 de mayo de 2010, art. 2º: son delitos más graves y están reservados a la Congregación para la Doctrina de la Fe

      2. Canon 1184 § 1, 1: se deben negar las exequias eclesiásticas “a los notoriamente apóstatas, herejes o cismáticos”, salvo que haya manifestado algún signo de arrepentimiento antes de morir

      3. Canon 1041, 2: son irregulares para recibir las órdenes sagradas “quien haya cometido el delito de apostasía, herejía o cisma”

      4. Canon 194 § 1, 2: queda removido del oficio eclesiástico ipso iure “quien se ha apartado públicamente de la fe católica o de la comunión de la Iglesia”

      Eliminar
  6. Como decía Chesterton: con la cantidad de estupideces que dicen los curas y obispos, si la Iglesia católica no ha desaparecido, es que realmente está sostenida por el Espíritu Santo.

    Parece que ahora los obispos que han dejado de ser católicos ya no temen destapar y publicar su verdadera posición personal. Al menos hemos ganado en claridad: la apostasía que han caído algunos, de la cual ya sospechábamos y concuerda totalmente con la dejación de funciones que se venía haciendo, ahora se muestra sin tapujos.

    Estos obispos vienen a sepultar y enterrar en el olvido las enseñanzas del mismo Cristo, ya no hay buena nueva, volvemos a la ley mosaica. Pero no olviden que en el Antiguo Testamento, la dureza de corazón hacía que el Dios de la justicia prevaleciera sobre el Dios del amor. Posiblemente es lo que se merecen estos lobos vestidos de pastores.

    ResponderEliminar
  7. ¿Hay alguna otra fuente que confirme esta manifestación herética del obispo en cuestión?

    En fin, estoy muy dispuesto a creerme que haya dicho eso y hasta cosas peores, dado el ambiente que se respira en la Iglesia (casi dejamos de utilizar incienso en la liturgia y en vez de respirar el aroma de las oraciones que suben al Cielo cada vez respiramos más humo de Satanás) desde hace medio siglo y, ahora, reforzado por las actitudes frecuentemente equívocas del Papa Francisco (sus antecesores no consiguieron arreglar nada pero eran mucho más firmes en palabras y gestos).

    Bien está que se formen nuevas comisiones en el Vaticano para tratar los casos de los clérigos pederastas pero ¿no se va a hacer nada con la multitud de clérigos herejes? ¿o acaso se ignora que, históricamente, muchos errores doctrinales han ido acompañados de errores morales?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pregunta a cualquiera de los setenta curas que asistimos la conferencia...

      Eliminar
  8. La deriva de la Iglesia... 114 de noviembre de 2014, 11:29

    Unas reflexiones:

    1. Si el obispo Cortés es el hijo del Sínodo de la Familia, es lícito reconocer que los efectos intrínsecos y mediáticos de este Sínodo han sido, son y serán negativos para el bien de la Iglesia.


    2. El progresismo moral y fideístico es, en realidad, una brutal involución a la barbarie. Retrocede a los tiempos del repudio mosaico (el hombre podía dar libelo de repudio unilateral a la mujer, no al revés: "te repudio, te repudio, te repudio"); se retrocede a los tiempos salvajes de la sexodiversidad: homosexualismo, orgías, concubinato y poligamia (Salomón tenía casi mil mujeres); a los sacrificios de niños y abandono de recién nacidos y enfermos (aborto, eutanasia, eugenesia, suicidio asistido); a la idolatría y el politeismo (nacionalismo, cientifismo, racionalismo, modernismo)... es, en definitiva, el retorno al "seréis como dioses" del Génesis.


    3. El Sínodo de las Familias se ha escapado de las manos de Francisco, porque ahora estamos en la fase previa al Sínodo del 2015, y las controversias del Sínodo del 2014 se han extendido por toda la Iglesia. Las declaraciones de algunos obispos y cardenales son, eminentemente, más propias de una comunidad protestante y de una Iglesia secularizada y mundanizada.


    4. El Sínodo del 2014 sólo ha extendido confusión a través de un nuevo lenguaje sobre los innegociables temas de la vida, la familia, la educación y el bien común (Benedicto XVI), los fieles católicos ya no reconocen su vocabulario y sus nociones familiares, se ha caido en una penumbra teológica, empiezan inéditas y nuevas intepretaciones de los dogmas de siempre, en las que los católicos ya no perciben en las neoenseñanzas apoyo alguno para su vida personal de santificación; además, la imagen de Cristo ha cambiado radicalmente a peor, y no ven en ella ninguna esperanza ni irradiación de gracia y santidad.

    Se están efectuando controversias teológicas confusas en que la mayoría de los católicos no pueden ni saben discernir el alcance de la discusión, agravándose por la falta de control mediático sobre las noticias interesadas del Sínodo.

    Estas dudas teológicas sobre la vida y la familia ya están influyendo directamente sobre la catequésis, la evangelización, la predicación y la impartición de doctrina, como refleja el presente caso de este artículo de GG sobre el obispo Agustí Cortés: enseñanzas divulgadas con graves errores, silencio y omisión de la verdad católica.

    ResponderEliminar
  9. La deriva de la Iglesia... 214 de noviembre de 2014, 11:32

    5. Francisco debe de cambiar sus directrices tácticas y estratégicas, de forma inexcusable, porque tal como va la Iglesia después del terrorífico Sínodo de las familias, la Iglesia sólo tiene el destino del naufragio sin remedio (el sueño de San Juan Bosco sobre los dos pilares, María y la Eucaristía, y el timonel de la Barca de San Pedro, el Papa, es de una actualidad vigente).


    6. La recepción mediática del Sínodo en la Iglesia y la sociedad han sido apocalípticos: la Iglesia cambia a peor, hacia el antievangelio, el anticristo y la antiiglesia.

    Un ejemplo de la revista OGGI:

    "Papa Francesco: "Dio non ha paura delle novità".

    Porte aperte alle nouve famiglie: amor gay, copie di fatto, divorziati e figli arcobaleno.

    Perché la questione dei diritti civili sta terremotando la Chiesa (e il centrodestra)


    7. El paso de Francisco por la Tarraconense, hoy en día, es un completo fracaso: no se arregla nada y todo va a peor.

    No sólo persiste el caso de Sor Forcades, sino que además están los jesuítas eneagrámicos de la Cova de Manresa - Sant Ignasi, engrandeciéndose el desastre con el caso del obispo Novell y recientemente con el del obispo Cortés.

    Los signos de los tiempos indican dos cosas:

    - la caída de la torre y ciudad de Babel (Génesis 11: la destrucción de la ciudad sin Dios y contra Dios): la Babel actual sería la presente sociedad secularizada, con el único lenguaje del consumismo, y en grave pecado social del primer mundo, que está contra Dios y vive de espaldas a Dios.

    - la salvación de la familia de Lot de la destrucción de Sodoma y Gomorra (Génesis 19: Dios protege a Lot y a su familia cuando hay una situación de peligro por causa de un castigo de Dios contra el grave y masivo pecado social)

    Se impone, por lo tanto, un cambio de rumbo, y urgente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sínodo, sinodalidad y colegialidad14 de noviembre de 2014, 15:59

      Otra efecto del Sínodo de las Familias ha sido el nuevo fracaso de la responsabilidad colectiva de la sinodalidad y la colegialidad: no han conseguido mantener en firme la verdadera doctrina y evangelio.

      La figura del Papa es central, pero si el Papa duda, calla y no sabe, no contesta, entonces la Iglesia tiembla.

      Eliminar
  10. Jesús dice "pero al principio no fue así" mostrando la indisubilidad del matrimonio

    ResponderEliminar
  11. Acabada la conferencia algún lacayo episcopal dejó caer que, si alguno había grabado la conferencia, que no se le ocurriese hacerla pública. Lo curioso del caso es que muchos sacerdotes de San Feliu se negaron a hablar de lo que habían oído. Y eso no por bien de la Iglesia, sino por el posible prejuicio que a sus "carreras" pudiese causar una indiscreción. Pero no pueden evitar que se cumpla la Palabra: "Todo lo que habéis dicho en la oscuridad se oirá a la luz, y lo que habéis susurrado en el oído, será proclamado desde las azoteas" (Lc 12,3).

    ResponderEliminar
  12. Estoy de acuerdo en que este Sínodo está siendo una fuente de apostasía. Y como todos estos piensan que el Papa está por el divorcio exprés y todas esas cosas, cada vez se envalentonan más los que sueñan con una Iglesia de rebajas o vaya a saber si de liquidación.

    Lo sorprendente es que el cardenal Sistach, que era el feliz mensajero de la buena nueva de ese nefasto sínodo, y que explicó tan claramente que estaba por el cambio de indisolubilidad a apaños varios, en la línea del sínodo, y que manifestó tan claramente su animadversión hacia el cardenal Burke, porque pone palos en las ruedas de los felices cambios que quieren imponer Kasper y su camarilla, parece mentira que navegando Sistach en la misma patera que Cortés, haya salido tan bien librado de ésta.

    Como el capitán Araña, ha embarcado a Cortés, y él se ha quedado en tierra, mirando cómo le zurran.

    ResponderEliminar
  13. Un amigo me comenta con cierto sarcasmo, que si volvemos a la ley mosaica, ¿porque no aceptar otra vez la poligàmia? porque si esta permitida la poligamia por sucesión de mujeres, ¿que impide la simultanea con varias mujeres?

    ResponderEliminar
  14. Soy un feligrés de un pueblo del Baix Llobregat y mi obispo es monseñor Soriano. Tras leer el artículo y a los comentaristas me gustaría dejar claro lo siguiente:

    - El señor Obispo, Pastor del Pueblo de Dios, merece toda la dignidad propia de su sagrado ministerio.
    - Monseñor Agustín, ha sido investido de su sagrada autoridad por Juan Pablo II, Santo de la Iglesia Católica.
    - Al señor Obispo, no solo se le debe respeto, sino también obediencia por parte de toda la jerarquía eclesial dentro de su jurisdicción y del pueblo fiel, sus ovejas.
    - Imputar blasfemias gratuitamente, para a continuación denigrar y menospreciar, es un pecado mortal (no darás falso testimonio), que en este caso, al tratarse de un Obispo, roza el sacrilegio y es motivo de escándalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son dos declaraciones: uno afirma que el obispo dijo algo, otro -usted- parece que dice que no.

      Al Obispo se le atribuyen enseñanzas contrarias a la verdad católica, no blasfemias.

      No hay denigración, ni menosprecio, ni sacrilegio, ni escándalo, sólo falso testimonio si la información comunicada no responde a la verdad.

      La dignidad, la autoridad, el respeto y la obediencia son condiciones episcopales que afectan a todo el Pueblo de Dios, pero el Obispo beneficiario debe de mantenerlos, ¿cómo?, pues enseñando, gobernando y santificando en la recta doctrina y el evangelio.

      Lo contrario sólo es, simplemente, explosivo para él y para el Pueblo de Dios. Vuela por los aires las bases y fundamentos de su consagración, su autoridad, su obediencia y su superioridad. Pero el perjudicado final sólo es el Pueblo de Dios, porque el obispo es el servidor del mismo, como sucesor de los Apóstoles, para la curación, sanidad y santificación de las almas que tiene encomendadas.

      Eliminar
  15. Mons. Agustí Cortés Soriano ha asegurado a InfoCatólica que defendió la indisolubilidad del matrimonio y no asumió la tesis sobre la validad del divorcio según la ley de Moisés. También les envió un comunicado que publican en esa web.

    El comunicado contiene un punto 6º francamente confuso y si damos por buena la explicación habrá que decir que el Sr. Obispo estuvo desafortunado en su intervención del pasado día 11, que sería mucho mejor que en el futuro se atenga a la doctrina católica, pura y simple, sin florituras más peligrosas que útiles.

    ResponderEliminar