lunes, 29 de septiembre de 2014

Los Turull, tan serviles

Los dos personajes que aparecen en las fotos que encabezan este artículo, junto a Jordi Pujol, son primos hermanos. Los dos ocupan cargos de responsabilidad; el laico, Jordi Turull, es el portavoz parlamentario de CIU y el sacerdote, Josep María, es el rector del Seminario barcelonés y eterno aspirante a obispo auxiliar de Barcelona. El clan se completa con un hermano del cura, Joan, miembro del comité local convergente en Parets del Vallès. Tres convergentes de pro, desde su más tierna juventud, cual se puede comprobar en la foto del joven Josep María, acompañando a un también joven Pujol en una peregrinación a Roma.

Cataluña es una tierra de sagas; de núcleos cerrados, compactos, inalterables. Me vino a la mente la familia Turull, mientras contemplaba el bochornoso espectáculo ofrecido en el parlamento catalán el pasado viernes, cuando un Jordi Pujol enfurecido se permitió la osadía de abroncar inmisericordemente a los diputados que se habían atrevido a afearle su corrupción, por otro lado confesada por él mismo.

Creía que en Cataluña se habían superado todos los registros, pero que un personaje se atreva a recriminar voz en grito y dando puñetazos sobre la mesa a los representantes del pueblo, da cuenta de su nula calidad democrática y del poco respeto que merece la cámara parlamentaria. ¿Alguien puede imaginarse semejante espectáculo en cualquier parlamento del mundo occidental?
http://i.huffpost.com/gen/2106116/thumbs/o-JORDI-PUJOL-facebook.jpg 
Por si no hubiese bastante, el Turull diputado, que disciplinadamente acompañó y protegió a Pujol al salir del hemiciclo, se erigió en valedor de la cólera del expresidente y se dedicó a repartir mandobles a los demás parlamentarios, mientras se comportaba obsequiosamente con el compareciente, tratándole una y otra vez como President. Eso que le habían retirado los honores.

Y entonces fue cuando me acordé del Turull sacerdote, groupie de Pujol en su jovial mocedad de alumno del Seminario menor. Porque esa foto no es una simple anécdota. Un gran número de eclesiásticos catalanes veneraban a Jordi Pujol. Y éste les correspondía hablando de valores cristianos, de ética, de moral. Asistía a un sinfín de celebraciones, presentaba ponencias, le invitaban a conferencias, prologaba libros. Y entre unos y otros se confabulaban para aquello que denominan “construir país”.
Mn. Joan Cabot, arcipreste de Ramblas-Poble Sec en la manifestación de la Diada
Este “construir país” que nos ha llevado al callejón sin salida en el que nos encontramos, no habría sido posible sin el aval de una gran parte de la Iglesia en Cataluña. Y cuando ahora nos enfilamos al despeñadero, con una fractura y división social, de la cual sólo asoma la patita, la nómina de eclesiásticos catalanes que da alas al movimiento soberanista es cada vez más numerosa. El nacionalismo catalán, al igual o en mayor medida que el vasco, bebe sus fuentes de las sacristías. Cierto es que en estos momentos sin el aval de sus obispos; pero las pláticas independentistas, las banderas esteladas en las torres de los campanarios, los curas que acuden a las manifestaciones, las declaraciones afrentosas contra España y, en definitiva, la creación de un caldo de cultivo absorbido por la gran masa, ha sido propiciado desde los presbiterios de muchas de nuestras parroquias, especialmente en el ámbito rural, donde el “qué dirán” sigue siendo norma de conducta.

Al igual que se echan a faltar políticos de altura (hoy no existen ni Torcuatos ni Tarradellas) capaces de alumbrar soluciones de la ley a la ley, también se encuentra a faltar algún eclesiástico que, no sólo se ponga de perfil, sino que sea capaz de aportar algo de sentido común y contribuya a poner freno a esta vorágine disparatada. Claro que aquellos barros traen estos lodos y que aquellos seminaristas que coreaban al lado de Pujol se han transformado en los curas que, hoy en día, acuden a las manifestaciones y tañen sus campanas llamando a la independencia. “Pobra, bruta, trista i dissortada patria”, que dijo Salvador Espriu. 

Oriolt

17 comentarios:

  1. "...mientras contemplaba el bochornoso espectáculo ofrecido en el parlamento catalán el pasado viernes, cuando un Jordi Pujol enfurecido se permitió la osadía de abroncar inmisericordemente a los diputados que se habían atrevido a afearle su corrupción, por otro lado confesada por él mismo.

    Creía que en Cataluña se habían superado todos los registros, pero que un personaje se atreva a recriminar voz en grito y dando puñetazos sobre la mesa a los representantes del pueblo, da cuenta de su nula calidad democrática y del poco respeto que merece la cámara parlamentaria."

    Lo siento, Oriolt, pero se me caía la baba de gusto viendo como el Patriarca daba collejas a los niños del Parlamento del Zoo (Cambó dixit): qué gusto, per llogar-hi cadires...

    Y de risa, risia y risíbilis aquel memorable "Si se toca la rama de un árbol caerán todas", o en su versión extendida, «si vas segando una parte de una rama, al final cae toda la rama y los nidos que hay en ella, y después caen todas las demás ramas».

    Me repartía de risa imaginando al Gran Orangután dando manotazos a tuerto y siniestro, y viendo cómo los monos y las monas caían de bruces al duro suelo de la selva, mientras abajo los esperaba un león hambriento. Lo cierto es que los niños del Zoo lo han entendido. Sólo hay que ver el caso Millet o saqueo del Palau, que va por los seis años (2009) de apacible asueto judicial...

    Ej que... como decía Bono. Si es que este país se lo debe todo al General Franco, el Gran Patriarca. En el Cap i Casal, se sentó cátedra con Porcioles, del cual se dice que tenía los sellos del Ayuntamiento de Barcelona en su despacho y con ellos se aprobaban las obras públicas (por cierto, Ernesto y Pascual Maragall fueron funcionarios bajo Porcioles, si no me equivoco, allá por los años 1968 y 1969).

    ¿Y de Florencio, el padre de Jordi? He leído que parte de sus negocios se basaban en la especulación, y que incluso en el franquismo, todo un Régimen tan protector de los "empresaris, prohoms i botiguers", le tuvo que ladear un poco la gorra para que se controlara...

    Dudo mucho que se saque algo en claro, y personalmente, pienso en las consecuencias de querer ser tan justiciero hoy, compensando el no hacer de ayer: Tangentópolis, el proceso Mani Pulite (Manos Limpias, 1992), con el final absoluto del Pentapartito, la República italiana y el ascenso al poder de la Liga Norte y Berlusconi...

    ResponderEliminar
  2. Mi padre (epd) siempre decía: el maleït nacionalisme es el dimoni a la terra..................

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I el meu deia "el maleït franquisme ens ha `portat aquesta dictadura que patim."
      Maneres diferents de veure les coses....

      Eliminar
    2. Soy el anónimo de las 7.46 y le respondo al anónimo de las 9.12.

      Mi abuelo (epd), al que no conocí, fue asesinado el 20 de julio de 1936. El motivo poner un "domàs" en el balcón por la Purisima.
      Con Franco mi familia pudo dormir tranquila, sin miedo a que vinieran a buscarlos.

      Eliminar
    3. Mi padre (epd) siempre decía: el maleït nacionalisme es el dimoni a la terra..................

      Verdad en la primera parte; falta la segunda: es también una idolatría.

      Eliminar
  3. Gracias Sr. Oriolt por su atículo.

    Estamos viendo que los hombres nos rompen en las esperanzas que ponemos el ellos.

    ¿Cuánto nos daremos cuenta que Tú, Dios nuestro, eres el verdadero Camino, Verdad y Vida. El amigo que nunca nos falla?

    ResponderEliminar
  4. Esperaba Oriolt un artículo como el suyo, diáfano, contundente, preocupante. Ya ni siquiera tomo nota. A lo largo de la segunda mitad de septiembre, muchos curas de la diócesis gerundense han ido como posesos de la ceca a la meca. Han acudido a las mociones de los ayuntamientos para respaldar la secesión. Se han reunido en una suerte de comités de guerra para redactar panfletos. ¿Y Pardo? Pardo bendiciendo. La ignorancia no exime del cumplimiento de la ley. Pardo, cada vez me cabe menos duda, detrás. No sólo el de L´Escala disparata y pone el templo a disposición del odio, del "nosaltres sols". Ha habido una frenética actividad de los curas de buena parte de la diócesis con epicentro en las parroquias de la Selva, la comarca lindante con la Garrotxa. Está podrida intelectualmente la diócesis. Uno de los instigadores, recién licenciado en historia del arte (frisando los sesenta), con nota discreta, todo hay que decirlo, aprovecha que el Ter pasa por la Cellera para urdir la soflama del día. Por supuesto, la metedura de pata del obispo de Solsona, cuyos fallos doctrinales puse de manifiesto aquí y se los hice ver directamente a él, en su apología de una utopía para opinar sobre la cual carece de autoridad y sí mucho descaro y falta de vergüenza porque conoce las consecuencias de su "deria", esa torpeza, repito, se ha convertido en catecismo repartido por las parroquias gerundenses.

    Con una cara de cemento armado, esos curas están delante, en medio y detrás, del odio que se está extendiendo por todas las comarcas.

    Conocí a curas gerundenses que habían huido escapando de la muerte, volviendo por Badajoz. Ví en persona cómo el cura de mi pueblo, uno de ellos, acusaba directamente al entonces arcipreste de Besalú con palabras durísimas de instar la separación (hablo de los años sesenta). Per la vostra culpa molts han estat assesinats. Cap ni un en va renegar. No estic gens segur que vosaltres n´ho fessiu.

    Mi párroco era de Cistella. Como bien ampurdanés no tenía pelos en la lengua. Los conocía de lejos. Cuánto le echo de menos. A él. al de Sant Joan les Fonts... a tantos que nos regalaban, no esteladas, como ahora, sino libros sobre Fátima, Pio X, el Cura de Ars. Cuánta incultjura teológica, cuánto desconocimiento del derecho natural, cuánta irresponsabilidad. De Pardo, el primero. Y la gente confiada creyendo que había acabado con el Foro Alsina. Se ha puesto a la cabeza, como Camprodón, como el que le sucedió de infausta memoria. Si el prior juega a naipes, qué no harán los frailes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gerona muere sin que a nadie le importe30 de septiembre de 2014, 18:17

      - ¿Y Pardo? Pardo bendiciendo. La ignorancia no exime del cumplimiento de la ley. Pardo, cada vez me cabe menos duda, detrás.

      Yo opino que Pardo está, simplemente, desbordado y superado en su íntegra y entera completitud, por razones de salud y edad, como Benedicto XVI en el 2013.

      A más, sospecho que su teología y espiritualidad, propia de los hijos del postconcilio, no le permite ver el plan satánico de destrucción de Gerona en toda su profundidad. No se libra sólo un combate con ideologías humanas (de tipo iluminista, ilustrada, masónica, nuevaerana y protestante), sino también contra fuerzas demoníacas, en especial, contra demonios de ciencia teológica, lo que conduce a que no saben como afrontar en Gerona la crisis católica, dado que, con toda seguridad, la teología de la que vive Pardo y toda la clerecía de Gerona no contempla en absoluto la necesidad de la protección contra la acción del diablo y satanás, ni la utilización de medios espirituales: oración a los ángeles y arcángeles, sacramentales, oración, misas, confesión, doctrina y evangelio, exorcismos magnos (exorcismo de la sociedad y de la Iglesia misma).

      Estamos asistiendo en Gerona, pues, al colapso total, absoluto y sin paliativo alguno de toda la teología progresista del postconcilio, que conlleva a la muerte del seminario y a la desaparición de los curas, una verdadera alegría para satanás ante la ceguera y sordera del obispo y sus curas, reducidos al rango de perros mudos y centinelas dormidos.

      Asimismo, sociológicamente Gerona tiene un alarmante grado de cierre absoluto sobre sí misma, sufre una autoimplosión por la vejez de sus curas, por todo el peso de su biografía de idolatría antifranquista y catalanista (un ejemplo es Modest Prats, ya fallecido) que ha llevado a la vía muerta y a la irrelevancia, y por toda la apostasía multinivel en laicos, teólogos, religiosos y sacerdotes más, en especial, por la nefasta gobernación episcopal de los últimos cuatro o cinco obispos.

      Por tanto, a los problemas de los curas en crisis, en rebeldía y lujuriosos, Gerona tiene todas los problemas de la Iglesia europea agravados por la intensidad de su desarbolamiento fideístico-moral y espiritual.


      En conclusión:

      - Gerona es la primera diócesis muerta de Cataluña y España, tanto por la edad media de los curas como por la falta de reposición mediante seminaristas.

      - la Iglesia de Gerona tiene una enfermedad terminal de fe y moral, envenenada por el progresismo moral, doctrinal y político, por el nacionalismo, por la Nueva Era (sí, por el yoga, el zen y cualquier otra moda), por el relativismo, por la modernidad y el racionalismo, por la negativa a considerar el evangelio como histórico y verdadero, por la eliminación de los exorcismos y oraciones de sanación y liberación, de la desaparición de los dones, gracias y carismas del Espíritu Santo, por la persecución de todo sacramental y devoción a todo (ángeles, santos, almas del purgatorio, bendiciones), y por el planchado y laminado sistemático de todo lo específicamente católico.


      No hay duda que un lugar de renovación desde las raíces, que debería de hacer Francisco, es la diócesis Gerona. Y es urgente, le faltan sólo diez años de vida para morir.

      Eliminar
    2. Si piensa así, creo que lo que debería hacer es escribir al Papa Francisco (no escribir la palabra Papa me da la impresión que me habla del conserje de su oficina) para recordarle cuáles son sus obligaciones.

      Eliminar
  5. Me recuerda a la saga del Pare Manel Pousa

    ResponderEliminar
  6. Hace un par de meses, me decía un sacerdote que por qué GG se mete tanto con el pobre Turull. Si conocierais a sus padres, decía, seríais más comprensivos con él. Él es así, porque sus padres son como son.

    Venía a decir el bondadoso cura, que los padres dejaron marcados a los Turull igual que Florenci Pujol (que medró en negocios muy turbios) marcó de por vida a su hijo Jordi Pujol. Parece que estamos ante una cuestión de sagas y nissagas.

    ResponderEliminar
  7. Doncs jo trobo que és fantàstic que el clergat estigui amb sintonia amb el poble.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que importa es estar en sintonía con Dios no con lo que opina la mayoría.

      Eliminar
    2. A de Poble le gusta que los curas vean "Sálvame", que vean pelis porno, que sean hedonistas, que sean perezosos, que disimulen su fe y que sean catalanistas.
      Es decir, quiere curas mundanos.

      Eliminar
  8. Quina cara dura! Osadia ens sobra a alguns!!! Vergonya!! Fora als lladres!!!
    Pere

    ResponderEliminar
  9. La saga de los Pujol tiene su origen en otra mucho más poderosa, que es la que ahora mueve los hilos y tiene su derivada "religiosa". Él mismo Pujol lo ha recordado en el Parlament. Ya lo contó el banquero Ortínez -memorias imprescindibles- que fue quien trajo a Tarradellas, que también estaba financiado por esa saga. Se trata de la familia Valls Taberner -que actuó a las órdenes de Francesc Cambó-, que fueron quienes crearon al traficante padre de Pujol y otras instituciones que desde hace décadas mandan en toda España, especialmente en Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tarradellas... qué hombre más nefasto!!!

      Eliminar