jueves, 30 de enero de 2014

El salvavidas de Brooklyn

Mons. Philip J. Reilly
Sábado, 11 de enero, 7 de la mañana. Acaban de abrir la catedral de Brooklyn en New York. Entramos y esperamos. El Templo comienza a llenarse de gentes de mediana edad, negros, hispanos, rubios caucásicos, algunos ancianos, unos cuantos jóvenes, dos o tres niños acompañados por sus padres… Entro en la sacristía con Mons. Philip J. Reilly, Prelado Doméstico de su Santidad. Nos ha invitado a alojarnos en la hospedería del monasterio del que es capellán   Él preside la Eucaristía.  Nos revestimos y, junto con el deán de la catedral, subimos al altar. Son las 7.30. Unas 60 personas asisten a la temprana misa. Tengo ante mis ojos a los Helpers of God’s Precious Infants  (Ayudantes de los Valiosos Niños de Dios), movimiento provida de oración y atención directa. Fuerte en la oración, pero valeroso en su acción pública. Todos escuchan atentísimos la ardiente homilía del viejo monseñor…

Les habla de la misión que han de realizar esa mañana, de las mujeres que al entrar en la clínica abortista se encontrarán con ellos, que los verán rezar y cantar… Y sobre todo a las dos señoras ya mayorcitas -consejeras- que directamente, en la misma puerta del matadero abortista, con suavidad y convicción, ofrecerán una mano, un último abrazo salvador para la vida de esa madre que, desesperada, presionada o desorientada, tiene cita con el matarife: “Vamos a rogar con nuestras voces por la vida de los bebés que llevan en su vientre las mujeres que hoy han programado una cita con el abortista. Vais a acercaros a cada madre con el amor de Cristo, sin condenarla ni juzgarla”. Continúa Mons. Reilly: “Pensad que antes de que una madre sea capaz de abortar físicamente a su hijo, ya lo ha abortado en su corazón. Cuando llega a la clínica para la cita, ya ha rechazado a su hijo. Este aborto espiritual debe ser superado por medios espirituales antes de que la madre pueda cambiar su decisión sobre el aborto físico. Por nuestro sacrificio y oración podemos obtener la gracia de Dios para revertir ese aborto espiritual, mientras que al mismo tiempo las consejeras de acera estén trabajando para prevenir el aborto material del niño”.
Tras la Eucaristía, el deán expone solemnemente el Santísimo Sacramento. Quedan cuatro personas adorando al Señor. Entonces Mons. Reilly y sus Helpers (Ayudantes) salen a las calles de Brooklyn en procesión llevando un gran tapiz con la Virgen de Guadalupe -la patrona de la lucha provida en América-, cantando y rezando el Rosario, tranquilamente, lentamente, saboreando cada palabra, cada canto, cada reflexión del monseñor… Grandes carteles de mano en español e inglés: We are praying for the end of abortion (Rezamos por el fin del aborto). La policía nos acompaña discretamente en el trayecto y, al final, corta una calle secundaria. En medio de la calzada, ante la clínica, seguimos con el rezo de las cuatro partes del Rosario. En cada misterio, canto y reflexión. Hace frío y llueve suavemente. Los Helpers miran hacia la clínica. Cuando alguna de las consejeras que está junto a la puerta del matadero traba conversación con alguna de las chicas que va a entrar, unos cuantos se arrodillan en el asfalto, y cuanto más dura la conversación, más Helpers se ponen de rodillas y… algunos lloran. El cielo gris de New York llora con nosotros. Y el Rosario se escucha suave como la lluvia que empapa la tierra. A veces la chica entra; pero cuando no lo hace, una Helper la acompaña inmediatamente al Centro de Atención a la Mujer más cercano. En Nueva York hay muchos de esos centros en los barrios populares. Están abiertos también los domingos y días de fiesta, cuando los abortorios cierran. Allí las chicas encuentran consuelo y consejo y una red de colaboradores que les buscan trabajo y casa, canguro para el niño cuando van a trabajar y becas para el estudio. En cambio, las clínicas abortistas están casi todas en la elegante Manhattan…
Las oraciones se hacen frente a las clínicas -molinos de abortos, las llaman en USA- para ofrecer amor a los hijos de Dios que van a morir ese día. “Así como Juan Bautista fue capaz de saltar de alegría en el vientre de Isabel… -me decía el P. Reilly- porque era consciente de la presencia del amor de Jesús y María (recordemos que fue el sonido de la voz de María el que le hizo saltar en el vientre de su madre), también los bebés saltarán con alegría en el vientre de sus madres cuando escuchen las voces de los rezos. Ellos sabrán entonces que -a pesar de todo- son amados, al escuchar la voz de la Virgen en cada Ave María”. 
Hay algunas personas que desearían estar presentes en la clínica de aborto, pero físicamente no pueden ir. Estos Ayudantes espirituales están presentes con los Ayudantes de los Niños Valiosos de Dios en el espíritu. Contribuyen con oraciones y sacrificios  durante la semana, y los ofrecen para el trabajo de los Ayudantes. Algunos de estos Helpers espirituales son niños que todavía están en la escuela. Ellos hacen pequeños sacrificios, como el dejar una noche de ver la televisión. Rezan la Oración de los Niños Valiosos de Dios en favor de la obra de los que van a los mataderos del aborto. Otros ayudantes espirituales son presos o enfermos terminales en los hospitales, que ofrecen a Dios sus sufrimientos y los dolores de su condición, para los objetivos y las intenciones de los Ayudantes. “También hay comunidades religiosas, llamadas a una vida de contemplación y oración, proporcionándonos una “copia de seguridad” de gran alcance espiritual”, afirma Mons Reylli.
Ésta es la misión de los Helpers of God’s Precious Infants,  la obra fundada por Mons. Reilly. Un grupo de católicos comprometidos en mantener una presencia orante y amorosa en la puerta de las clínicas abortistas en las que tantos pequeños hijos de Dios son sacrificados. “Nos unimos a estas víctimas haciéndonos solidarios con su dolor, pues están condenados a muerte ese día en ese moderno Calvario”. Oran por la reparación de la injusticia que se está cometiendo en sus pequeños cuerpos. “Así como María y el apóstol Juan de pie ante la Cruz acompañaron a Cristo en su agonía, queremos permanecer junto a esos niños en la hora en que los van a crucificar”, me confió Mons. Reylli.
Los Helpers oran para obtener la misericordia de Dios para el abortista y el personal de la clínica. “Nuestro mensaje a los asesinos -afirma el viejo sacerdote- es que los amamos a pesar de lo que son, pero nunca vamos a aceptar lo que hacen”. Él mismo, aún ahora -tiene más de 80 años-, se pone todas las mañanas ante las puertas de las clínicas orando y abordando a las mujeres para ofrecerles ayuda y socorro. Poco a poco, viendo su perseverancia, otras personas se le unieron. Así nació una asociación de fieles, aprobada por el Obispo de Brooklyn, que le ha acompañado varias veces en sus plegarias públicas. Y se me ocurre que si un cura en Barcelona (y quizá también en el resto de España) hiciese lo mismo, lo llamarían loco. En cambio, en América lo hacen monseñor; y desde la Catedral y en la calle y con el apoyo de su obispo, ora ante las clínicas abortistas e interpela a las madres. Aquí loco. ¡Allí monseñor!
Todos los días de la semana, en especial los sábados -es el día con más abortos-, los mataderos de Brooklyn y Manhattan están cubiertos por los Helpers y por muchos otros que se unen a este bendito escrache de oración y penitencia, de presencia compasiva y de mano tendida, de último salvavidas contra la muerte. “Porque en cada aborto -decía la Madre Teresa de Calcuta- hay dos muertes: la del niño, y la espiritual de la madre”.
Tras dos horas de paciente vigilia ante la clínica, volvemos sobre nuestros pasos. Aún otro Rosario, más cantos, frío y lluvia en la calle, pero calientes los corazones de todos. Ya en la Catedral, Mons. Reilly da la bendición con el Santísimo. ¡El Señor de la Vida nos bendice! Él que hoy nos ha acompañado, con el que hemos estado al pie de su Cruz; que quiere que los niños se le acerquen, cuyos ángeles contemplan cada día el rostro de su Padre…
De vuelta ya a Barcelona no dejo de pensar en todos los hombres y mujeres de Brooklyn de pie en las calles y orando, a pesar del amargo frío del invierno y el calor abrasador del verano; hombres y mujeres que ignoran que las hojas caen en otoño y las lluvias en primavera, porque tienen la santa convicción de que salvar la vida de un solo niño tiene un infinito valor, y que por ella vale la pena cualquier sacrificio. Mons. Reilly quiere venir a Barcelona a presentar su obra. Las Casas Cuna de Barcelona están vacías, tal vez porque aquí falta esto… ¿Os lo imagináis? Los Helpers en el Hospital de Sant Pau y en San Juan de Dios y delante de las clínicas del Dr. Barambio… ¿Quién se apunta?
Custodio Ballester Bielsa, pbro.
www.sacerdotesporlavida.es

21 comentarios:

  1. Bendito escrache de oración y penitencia i/ii30 de enero de 2014, 23:50

    La Vanguardia de Màrius Carol ha publicado diversas noticias que lo encuadran dentro de la continuidad del diario en la promoción y legitimación de la cultura de la muerte y el relativismo (Juan Pablo II y Benedicto XVI), sobredimensionando y sesgando exageradamente las noticias contrarias a la moral católica:

    - domingo día 25 de enero, articulo de Celeste López titulado “El silencio revive la homofobia”.

    - miércoles 29, Celeste López, “Educación sexual... ausente”.

    - jueves 30, Isidre Ambrós, “Papá, soy lesbiana”, con entrada en la portada.

    Santa Teresita observó en la primera carta de San Pablo a los Corintios que la humanidad tiene una división del trabajo espiritual: “el cuerpo es uno y tiene muchos miembros”. Santa Teresita vio que podía utilizar su inutilidad para una meta: amar, siguiendo así el Cántico al Amor de San Pablo: sin caridad, nada soy. Y cuando uno conoce la verdad, entonces es libre, porque Jesús es el camino, la verdad y la vida.

    Como dijo Francisco I en su carta a las carmelitas bonaerenses del 22 de junio del 2010, el matrimonio homosexual es una movida del padre de la mentira, satanás, al privar a los niños de padre y madre. También lo es el aborto, con lo que satanás completa su paternidad con el homicidio, al privar de la vida a los niños no nacidos. Satanás, padre de la mentira y la muerte.

    Y satanás tambien tiene su cuerpo místico, estructurado jerárquicamente, con una división del trabajo en el mal, con cada uno especializado en una maldad concreta, para conseguir un fin pragmático conjunto: hacer el mayor mal posible, y si no, hacer el menor bien posible.

    El pragmatismo es resultista: tanto le da a satanás que los agentes humanos del mal en la tierra conozcan o no al diseñador de la maldad y tengan conciencia subjetiva (culpa) del mal, lo importante es que el ser humano actúe objetivamente mal: actúe abortando, fornicando, mintiendo. El mal es pecado y el salario del pecado es la muerte, y la muerte engrendra el miedo y la esclavitud, además del triunfo de satanás ante Dios: “Te gané, yo soy el fuerte”.

    También se observa el pecado social en toda su plenitud en el homosexualismo y el abortismo:

    1. El político aprueba leyes y partidas presupuestarias para imponer y fomentar el homosexualismo social (aunque la ley dé derechos, estos son imperativos), como aprueba el homicidio de niños no nacidos (aborto).

    2. El periodista y el intelectual propaga y justifica socialmente el homosexualismo y el aborto. Con el político, además, promueven los movimientos sociales prohomosexualistas y proabortistas en forma de manifestaciones.

    3. El profesor enseña y divulga la homosexualidad entre los alumnos, como los métodos de homicidio contra los futuros hijos de sus alumnos.

    4. El profesional médico, enfermero y farmacéutico aporta sus conocimientos científicos para cometer el homicidio del aborto y vivir económicamente de él.

    Todo ello con la finalidad de que tanto el católico como cualquier persona de conciencia recta no pueda ejercitar sus derechos políticos de objeción de conciencia, de libertad de expresión y de libre información y comunicación de las ideas, y sobre todo, impedir el derecho cívico a la opinión y acción "de lege ferenda" y de "ius condendum" (ley por hacer y derecho a instituir): reformar y abolir leyes injustas e inicuas que son lex data e ius conditum (ley y derecho vigente) contra naturam (contra la naturaleza humana).

    ResponderEliminar
  2. Bendito escrache de oración y penitencia ii/ii31 de enero de 2014, 0:03

    No hay duda que el lobby gay ha elevado ley imperativa una ideología pseudocientífica que carece de toda comprobación empírica, la “ideología del género”, que procede del pensamiento filosófico del constructivismo social, filosofía que que afirma que la sexualidad de la persona está desligada de su fundamento biológico, y que cada uno personalmente y con reconocimiento social, construye su propia sexualidad individual, eligiendo entre diversos modelos: heterosexual femenino y masculino, homosexual femenino y masculino, bisexual, transexual y neutro-indiferente.

    La ideología o teoría de género tiene dos enfoques: el europeo, basado en el principio socialista de la igualdad, y el de los EEUU, fundado en la idea de libertad individual del liberalismo; en ambos casos, la ideología de género define la verdadera hoja de ruta de la sexualidad del hombre y de la mujer, independizada de la biología y diseñada como una construcción social edificada en el derecho a la autodeterminación, autodisposición o derecho a la libertad de decidir personal, lo que implica el triunfo del modelo neoliberal de los EEUU: yo decido sobre mí sin límite alguno.

    El homosexualismo es en realidad una estación intermedia para el verdadero objetivo del polisexualismo (género sexual) y el multifamilismo (bigamia y poligamia): conseguida la normalidad social de la homosexualidad y acalladas las conciencias, todo lo demás que falta entrará de forma natural.

    También el pansexualismo ha conseguido el domino de la lengua con el concepto de la “homofobia”, constructo pseudocientífico y político-filosófico que lo mezcla todos los conceptos (miedo, odio, profamilia) para eliminar del espacio público a los católicos a través del uso de "homofobia" para amedrentarlos, crear un descrédito, desprestigio y estigma social y una mordaza mediática, y si puede ser, penalizarlos con multa o cárcel. Es decir, es el dominio y opresión social a través del control del uso políticamente correcto del lenguaje:

    1. Homofobia como homosexofobia: “fobia” significa “miedo”, por tanto, es una conducta con tratamiento psicológico-pedagógico. Homofobia es un concepto totalmente absurdo: “homo” puede significar tanto “hombre” (latín) como “igual” (griego: homeo), lo que implicaría un “miedo al hombre o a lo igual”. Homosexofobia sería un concepto psicológico más exacto aunque no sea eufónico: “miedo al sexo entre personas del mismo sexo”.

    2. Misohomosexualidad: “miso” significa “odio”, y por ello, es un comportamiento objeto de tratamiento psicológico con intervención policial y penal, al existir actitudes violentas. La palabra también es poco eufónica pero es mucho más exacta para diferenciar entre “miedo” y “odio”, como se hace entre misandria-misógino-misántropo (odio al varón, a la mujer y al hombre) respecto de androfobia-ginofobia-antropofobia (miedo al varón, a la mujer y al hombre).

    3. Profamilia y familismo: conceptos exactos para definir que hay un principio, tanto divino como natural, por el que el matrimonio es la convivencia permanente entre un hombre y una mujer, aceptando la vida de sus hijos y que estos sean educados por padre y madre, para que el padre le estructure la personalidad bajo su autoridad afectuosa, y la madre le proporcione el amor a la vida mediante su protección cariñosa.

    El equivalente a provida-profamilia sería el abolicionismo, movimiento que propugnaba el fin de leyes y costumbres contrarias a los derechos y a la moral: esclavismo, matrimonios de menores y forzosos; no hay derecho y libertad a decidir hacer esclavos a otros hombres, ni a decidir por uno mismo el matrimonio a la fuerza o con niñas. Ser abolicionista no es tener esclavofobia o ir contra el derecho a decidir tener esclavos, como replicaría un esclavista.

    Otro ejemplo es el proenraizamiento, exigencia a todo extranjero para que esté enraizado en la cultura del país para adquirir la nacionalidad. Exigir el enraizamiento nunca es racismo, es una exigencia de la racionalidad y la justicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Màrius Carol dice hoy en su espacio de La Vanguardia lo siguiente:

      "Nunca un pontífice [el Papa de la gente] había escalado hasta ella [la portada de Rolling Stone]... tampoco el sucesor de san Pedro había hecho antes homilias y proclamas tan explícitas, con un un discurso en el que intenta hacer un ejercicio constante de misericorida para entender las razones ajenas, por más que se alejen de su credo... acaba de declarar en la revista de los jesuitas: "El pensamiento de la iglesia debe recuperar genialidad y entender cada vez mejor la manera como el hombre se comporta en nuestros días".

      Esto me recuerda al otro exdirector y editorialista de La Reppublica, Eugenio Scalfari, que llegó a decir que el Papa Francisco I se había convertido en un apóstata y había abolido el pecado y el infierno:

      La rivoluzione di Francesco. Ha abolito el pecatto.
      www.repubblica.it/politica/2013/12/29/news/la_rivoluzione_di_francesco_ha_abolito_il_peccato-74697884/

      Scalfari había hecho apóstata a Francisco, dado la razón a los sedevacantistas de que era un Antipapa y de paso, haber creado confusión en la fidelidad y obediencia al Vicario de Cristo, en quien existe una identidad absoluta, mística, sobrenatural y divina, entre san Pedro y el Papa [sea la persona que sea].

      Las palabras dichas por Cristo a san Pedro y todos sus legítimos sucesores, los pontífices romanos, prometen la asistencia divinamente garantizada, absolutamente eficaz y permanente, para enseñar la auténtica Verdad católica de fe y moral, dando además a Pedro y a todo Papa legítimamente elegido, en la tierra y en el cielo, el mismo poder espiritual tiene Jesús tiene en el cielo y en la tierra:

      - “Tú eres Roca, y sobre esta Roca edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella” (Mateo 16).

      - “He rogado por tí para que tu fe no desfallezca” (Lucas 22)

      - "Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos, y todo lo que atares en la tierra quedará atado en los cielos, y todo lo que tú desatares en la tierra, quedará desatado en los cielos” (Mateo 16).

      Parece que muchos piensan que si el Papa sonríe, da la mano, y dice y hace unas cosas inéditas hasta ahora, entonces les bendice sus pecados, y van muy equivocados, porque dentro de poco van a quedar decepcionados en sus erradas expectativas y esperanzas: el Papa que abolió el pecado, lo elevó a bien y lo bendijo.

      En mi opinión, el Papa Francisco representa el último aviso de Jesús a su Iglesia para que se conviertan todos los religiosos, consagrados y laicos separados y rebeldes, y acepten la verdad y se conviertan dentro de este breve tiempo de misericordia, antes de que venga el próximo tiempo de la Justicia.

      Porque el Papa tiene un verdadero problema de apostasía en la Iglesia con los heterodoxos, siendo su piedra de toque sus propios mismos compañeros, la Compañía de Jesús, una congregación desestructurada y destruida internamente por la apostasía en todos los planos: carisma propio, doctrinal, liturgia, rito, espiritualidad, oración y acción.

      La Iglesia está en una situación de apostasía de facto, y esto no podrá sostenerse por más tiempo: habrá que definirse.

      En Cataluña, por ejemplo, y en relación con el tema del aborto que plantea el P. Custodio, hay que hacer unas preguntas:

      - Qué hacen los 10 obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense, CET.

      - Qué hacen las congregaciones religiosas de la Unión de Religiosos de Cataluña, URC.

      - Qué hacen la APSEC, la APECC y la CCAPAC, los titulares de colegios católicos y sus profesores y padres, integrados en la Fundación «Escola cristiana de Catalunya»

      Unas acciones espirituales que podrían hacer:

      1. El exorcismo comunitario del Ritual de 1998.
      2. Celebración de misas (intenciones) y oraciones (Rosario)
      3. Promocionar la confesión
      4. Evangelización en el respeto a la vida

      Eliminar
  3. Poner Dr. delante de Barambio es de muy mal gusto para la profesión médica, de la que me enorgullezco de pertenecer desde hace más de 50 años.

    Pena capital, YA. para los abortistas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pero ¿te apuntas a los Helpers o no?

      Eliminar
  4. Mn. Custodio, muchas gracias por su artículo.

    Las realidades socioreligiosas de Estados Unidos y España, son muy distintas.

    En EEUU, los católicos son solo un 25 o 30 % de la población y eso se debe notar en que la religión tiene que ser más vivida que cultural. El ejemplo que usted pone de la Misa a las 7,30 de la mañana con unas 60 personas, no deja de ser significativo. No se si usted ha tenido ocasión de asistir a la Vigilia de Oración que en la Basilica Nacional de la Inmaculada Concepción de Washington que termina con la Misa por la vida, toda la Iglesia llena y con muchos jóvenes, en la noche del 21 al 22 de enero, horas antes de que empiece la gran manifestación pro-vida.

    El aborto en EEUU, referido al aborto inducido o interrupción voluntaria del embarazo, es legal en todos los estados de EEUU desde la sentencia de la Corte Suprema en el Caso Roe contra Wade, de 22 de enero de 1973.

    En cambio en España, el catolicismo ha formado parte de nuestra historia antigua y reciente, excepto en las épocas de guerras y persecuciones, pero al fin nuestro catolicismo es más bien cultural y hoy día se necesita un catolicismo vivido, hasta hace pocos años, ha sido muy fácil ser católico en España, porque las leyes civiles y morales iban al unísono y quizá no lo hemos sabido aprovechar para nuestra formación religiosa.

    Pensábamos que con el catecismo de la Primera Comunión y lo que veíamos de nuestros padres y abuelos ya era suficiente. Ahora resulta que eso ya no vale, hay que saber dar razón de nuestra Fe.

    Que algunos de nuestros obispos, sacerdotes y consagrados nos han dado algún motivo de escándolo, de acuerdo; pero un buen católico, creo que ante esta situación lo debe hacer en primer lugar es pedir a Dios que los perdone y les haga recapacitar y después pensar que la religión no se basa en el seguimiento a una persona, sino a Dios que nos envió a su Hijo para nuestra redención y salvación.

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias Mossen! por esta experiencia que nos anima a seguir en el camino de la vida, tan atacado hoy en día.

    ResponderEliminar
  6. Amigos germinantes: Me llama la atención que una propuesta tan singular y concreta como la que propone Mn. Custodio suscite sólo 6 comentarios hasta ahora. Tal vez sea el carácter católico hispánico: "¡Que venga alguien y haga algo!" El Gobierno, el Ayuntamiento, el Obispo... Pero yo no. Es más cómodo lamentarse y oír melifluos sermones postconciliares. ¡Qué malo es el aborto y qué bueno soy yo!... Sentado cómodamente en el banco de una iglesia.

    ResponderEliminar
  7. Yo quiero ser un Helper en Barcelona y empezaría por San Juan de Dios de Esplugues. Luego, ya hablaríamos... Recojo el guante de Mn. Custodio. ¡Manos a la obra! http://pinmaculadalh.org/contacto.php

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Causaría la muerte por susto repentino de muchos...

      ... se impone la mayor de las prudencias.

      Eliminar
  8. Espero que Mons Reilly venga pronto a BCN, que espero que nos lo haga saber, y ojalá pongamos en marcha iniciativas como la que hace en NY.

    ResponderEliminar
  9. Mossèn Custodio sabe que cuenta con mis simpatías, para nada por lo que piensa, sino por su forma de llevar a cabo lo que piensa, que es diferente. Vaya eso por delante antes de preguntar sin ánimo de ofensa si es que no había otra foto con la que nos regala GG a diario para encabezar el artículo. Es que parece salido de la plaza Sant Felip Neri en marzo del 38,
    Anscarius Barchinonensis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado Anscarius: Mons. Reilly tiene más de 80 años. Empezó la lucha provida en USA en 1974, al día siguiente de aprobarse la ley allí. Ha sido intervenido varias veces en su rostro por un cáncer de piel. En él se cumple la palabra del apóstol: "Aunque nuestro hombre exterior se va desmoronando, el hombre interior se va renovando de día en día" (2Co 4, 16). Germinans ha puesto la foto que debía: ¡la de un luchador!

      Eliminar
    2. Entendido pues. Siempre doy la bienvenida a luchadores como él y como Ud, mossèn. Paz y Bien
      Ans.

      Eliminar
  10. En Cataluña, un niño catalán no nacido carece del estatuto de ser humano con derechos humanos y sólo es considerado un bien jurídico de especial protección...

    ... pero un sí nacido extranjero tiene plenamente reconocido el derecho humano a la salud.

    En La Vanguardia de Màrius Carol tenemos esta paradoja:

    En la página 27 de Tendencias del diario de hoy, hay un artículo de la corresponsal en Bruselas Beatriz Navarro, en la que entrevista a Luis Jimena, del Comité Europeo de Derechos Sociales, titulado "Los médicos que atiende a simpapeles no están violando la ley".

    Dice Luis Jimena, catedrático de Derecho en la Universidad de Valencia:

    El Gobierno español está obligado a cambiarla ley para admitir a todos los extranjeros en la sanidad pública española, porque hay un tratado internacional, la Carta Social Europea (con el mismo estatuto que el Convenio de Derechos Humanos), que prevalece por encima de la legislación nacional.

    Según la Carta, todas las personas extranjeras, con independencia de su situación legal, deben tener derecho a la atención básica en todos los casos, y no únicamente en los supuesto restrictivos que regula el decreto ley (embarazadas, menores y urgencias).

    Se afirma que hay médicos que ejercen la OBJECIÓN DE CONCIENCIA y ofrecen asistencia médica a los inmigrantes en situación irregular, y concluye que actúan correctamente, en protección de la dignidad humana, tal como establece la Carta.


    El thema decidendum del aborto gira al entorno de una única cuestión:

    - Todos los niños no nacidos, desde su estado inicial de cigoto hasta la situación inmediatamente anterior a su nacimiento, son personas humanas portadoras de los derechos humanos a la vida, la dignidad, la salud, la integridad física y el pleno desarrollo biológico, sin discriminación alguna por razón de enfermedad, discapacidad, viabilidad o violación de la libertad sexual de su madre (violación), por lo que no pueden ser objeto de aborto in vivo o in vitro, congelación o vitrificación, cancelación de transferencia o cesación de conservación, ni tampoco de eutanasia temprana (de recién nacidos y niños).

    Todo lo demás cede ante este derecho humano primario y fundamental, la vida del niño no nacido (derecho a decidir de la madre, sentencia del Tribunal Constitucional, entorno europeo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No sabe un médico que el embrión es un ser humano con iguales derechos que cualquier otro nacido?

      Si, sabe que es humano porque nunca de un humano han nacido vegetales o animales.

      Si, sabe que no es el mismo cuerpo de la mujer por la biología, ya que desde su concepción, el embrión posee una carga genética diferente de su madre.

      Los derechos humanos los aplica la ética. Abolir el esclavismo, fue una decisión ética. Abolir la muerte de humanos, también.

      Muchísimas decisiones nuestras son morales, seamos médicos, abogados, economistas, carpinteros, modistos etc. El aborto es para un médico un acto médico. Y la gran mayoría de actos médicos son ante todo actos morales. Desde tiempos de Hipócrates la función del médico es curar y proteger la vida del paciente vivo.

      Pero estos conceptos chocan contra el relativismo de los médicos ejecutores del aborto y de gran parte de la sociedad. En esta última, se incluyen numerosísimos miembros de la Iglesia Católica (jerarquía, consagrados y laicos) que llaman continuamente a escándalo.

      Y más, nunca he oído desde el púlpito a ningún sacerdote hablar del aborto. ¿Y de los anticonceptivos? Temas tabú. He oído a gente católica (comunión diaria), que piensa que el pueblo de Dios se podría estresar oyendo esto y eso sí que no es cristiano. No hay que ser tan taliban.

      Eliminar
    2. ¿No sabe un médico que el embrión es un ser humano con iguales derechos que cualquier otro nacido?

      Sí que lo sabe, pero hay dos negocios montados entorno al embrión:

      - el negocio del aborto

      - el mayor negocio de la reproducción humana asisitida

      Eliminar
    3. Sra. Laura S., que buena respuesta ha dado usted al Anónimo de las 17,30.

      La cuestión está en dar completa libertad sexual, ya que como todo es relativo no hay que violentar las conciencias, pero tienen "la libertad", para insultar a uno, llamándole: retrógado o carca, o taliban, o pedófilo, etc., como si no tuvierámos el mismo derecho que ellos en respetarnos nuestra forma de pensar.

      Y ahí está el gran triunfo de Satanás, hacer creer a la gente que todo está permitido, que ya no hay pecado, que eso era cosa de nuestros padres o abuelos, pero ahora no.

      Los Mandamientos siguen vigentes, los Sacramentos y el Catecismo de la Iglesia Católica, no han cambiado. En todo caso lo que ha cambiado es la visión de algunos católicos que van viviendo la Fe, según les conviene y claro entonces se encuentran con que la Iglesia se mantiene fiel a su doctrina, recibida desde el mismo Jesucristo y como hay condicción, la Iglesia es la "mala", "tiene que cambiar", "tiene que ponerse al día", etc.

      En fin que Dios nos la fuerza necesaria para saber acudir a su misericodia infinita.

      Eliminar
  11. Bonita escursión la de Custo!

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que me ha emocionado el artículo de hoy. Por su contenido, tan bello, y por la forma de narrarlo. Todo en positivo, todo en belleza. Es un alivio que de vez en cuando aterricen en esta página artículos para la contemplación y la recreación, más que para la polémica. Mossén Custodio, le felicito de todo corazón. Por cierto, me tiene impresionado la claridad de ideas y de exposición de Laura. Será que soy muy impresionable.

    ResponderEliminar
  13. Gracias mossen Custodio, esperemos ver a esto en España, frente a matadero PSOE y Comunista, así como al Pro Psoe o PP para que se atreva, si no es mentiroso, a hacer lo que prometió y por esto alcanzo la mayoría: Que podamos ser PADRE y MADRE, ESPOSO y ESPOSA, MARIDO y MUJER, que los hijos tengan PAPA y MAMA y que todos puedan nacer, eliminando totalmente el genocidio y la masonica queer y genero de punto totalitaria y asesina.

    ResponderEliminar