jueves, 20 de junio de 2013

Clericalla católica y clericalla laica

Amigo Sancho, con la Iglesia hemos topado. ¡Mira que es penosa la expresión de meapilas!: de esa especie de beatos que miran únicamente por las apariencias de rectitud y de lealtad a la Iglesia; pero parece que nuestro sino es defendernos de su cobardía y de su doblez. No les importa que haya pobres en Barcelona (eso les trae al pairo): lo que les desquicia es que se vea que los hay, que no se tapen pudorosamente esas vergüenzas de la ciudad, y más aún que alguien las exhiba como una acusación contra ellos.

Resulta que el Ayuntamiento de Barcelona, supuestamente lleno de gente pía, “de los nuestros” que diría el cardenal, están que les pica todo el cuerpo, como si les hubiesen metido ortigas entre la ropa y la piel, porque los Jóvenes de San José hacen caridad (sí, estoy diciendo “caridad”) a plena luz del día, en el centro mismo de Barcelona: vamos, en la plaza de Cataluña. ¿Y por qué ahí? Pues ya ven, entre otras razones porque no es bueno hacer el bien a escondidas, por eso de la luz sobre el candelero, y mucho menos cuando son tantos los que se avergüenzan de que se les sorprenda haciendo el bien. Es por el valor del testimonio, por el valor evangelizador, por lo que los Jóvenes de San José eligieron un lugar tan visible y notorio para poner un puesto de atención a los sin techo, a los sin comida, a los sin ropa, a los sin una palabra de aliento y amistad.

Y resulta que justamente esa virtud tan difícil de ejercer (se necesita mucho valor para exhibirse ejerciendo la caridad en plena plaza de Cataluña), justamente eso es lo que les escuece a los píos miembros del consistorio barcelonés. Que sí, que hagan caridad; pero a escondidas, con discreción, a la sombra de la administración, sin dar la nota. Si así lo hacen, contarán con el reconocimiento y el agradecimiento (también económico) de las autoridades. Si no, irán a por ellos. Les analizarán los alimentos que reparten, a ver si hay alguno en mal estado. ¡Y les pillarán, cómo no! Y se los cargarán. Piadosamente y por amor a los menesterosos. Es que son así de píos. ¡Y pensar que al impío y laicista Tripartito ni se le ocurrió meterse con ellos!

¿Pero esos Jóvenes de San José no son católicos? ¿No están bajo la paternal tutela del cardenal arzobispo y del obispo? ¿Y cómo es que estos jerarcas de la Iglesia no dan la cara por ellos? Pues no, no sean tan mal pensados: el cardenal sí que ha dado la cara (bueno, su suave voz paternal), pero en privado. Lo que no ha querido hacer es poner la cara, porque tal como se las gastan esos santurrones laicos tirando a laicistas, no está seguro de que no se la partieran. ¿Pero no son de los nuestros? ¿No son los socios del piísimo Durán Lleida?

En efecto, el cardenal ha telefoneado en privado a los Jóvenes de San José para decirles que está con ellos. Pero a mucha distancia. No les ha prometido remangarse un día e ir con ellos a repartir comida, ropa y palabras de consuelo y amistad a los que para poder comer, necesitan recurrir a la caridad. Ni les ha dicho que cuando vengan a por ellos los inspectores de sanidad o de lo que sea para cargárselos, ahí estará él en primera fila para ser él el primer denunciado. No, a tanto no ha llegado.

Jóvenes de San José preparados para el reparto de alimentos
Bueno, es que tampoco podemos decir con certeza lo que ha dicho o ha dejado de decir el cardenal, porque ha empleado para ello un medio totalmente oficioso. Vean la que se armó cuando los religiosos “transcribieron” las opiniones que el Papa, en confianza, les había compartido. Eso no se hace, dijeron todos a una; eso está muy mal. Han traicionado su confianza. Si el Papa quiere hacer públicas sus opiniones, las publica; no se las dice por teléfono a nadie para que las difunda; ni las comenta en una tertulia para que las publiquen. Lo que “quiere” decir el Papa, primero lo medita largamente y luego lo pone por escrito o lo dice desde el púlpito o desde la cátedra. El Papa no juega a decir cosas “oficiosamente”. Por eso, admitiendo a pies juntillas lo que han relatado los Jóvenes de San José sobre su conversación telefónica con el cardenal, echamos en falta sin embargo, por eso de la oficialidad y de la firmeza pastoral ante los poderes que se empeñan en cercenar la libertad de la Iglesia, las palabras escritas firmes y contundentes del cardenal denunciando esa ingerencia de los poderes públicos en la forma que elige la Iglesia de practicar la caridad.

Está claro que no es nada fácil conciliar los intereses de esta asociación católica con los de las autoridades civiles. A los primeros les interesa no sólo hacer caridad, sino también y al mismo tiempo dar testimonio y ejemplo de esta caridad, con el fin de que el bien que ellos realizan a la vista de todos, sirva de estímulo para otros católicos que no se atreven a lanzarse al ruedo. A las autoridades civiles en cambio, les mueve el interés contrario: quieren por todos los medios mantener oculta la pobreza de la ciudad (y cualquier gesto caritativo por tanto; otra cosa serían unas jornadas de “solidaridad”), porque según ellos va en detrimento de la imagen de la Barcelona que ellos se han empeñado en vender. Estamos con lo de siempre: los gestos religiosos (y los de dar de comer al hambriento, vestir al desnudo y alentar al desesperado, lo son como el que más) son cosa privada y por consiguiente se han de realizar en privado. Así que nada de caridad en la calle; la que se quiera hacer, ha de ser en centros asistenciales, en lugares cerrados. Vamos, como si se tratase del mismísimo ejercicio de la prostitución.

¡Por favor! ¿Cómo es que una gente tan cristiana se ha empeñado en ocultar la máxima seña de identidad del cristianismo? ¿En secreto dicen? ¿En discreto? ¿Pero no ven que eso de querer ocultar la caridad y la misericordia de los seguidores de Cristo atenta contra la obligación que tenemos todos los cristianos de dar testimonio de nuestra fe, de nuestra esperanza y de nuestra caridad? Dar testimonio. ¿Y eso se puede o se debe hacer en secreto? Si ocultan la miseria de nuestros ojos, darán al traste con la misericordia. ¡Y es hoy tan necesaria!

Podemos entender, pero en absoluto compartir que las autoridades civiles se empeñen en ocultar las miserias de la ciudad: porque ni la misericordia ni la caridad son virtudes que pretendan fomentar en la ciudadanía los que todo lo resuelven subiendo impuestos y tasas y multas y aumentando la coacción para cobrarlos. ¡Allá ellos, y ay de nosotros! Pero lo que excede toda gravedad es que ni tan siquiera parezca que nuestros pastores toleran esas coacciones contra la Iglesia prohibiéndole ejercer la caridad en público. A estas horas, que sepamos, no han puesto todavía el grito en el cielo por esa injerencia de los poderes públicos en una acción tan religiosa como el ejercicio de la caridad. Quizá es que ni siquiera han llegado a indignarse. A lo mejor es que ni siquiera se han dignado descolgar un teléfono para pedir explicaciones. Al menos, no nos consta. Es lo que tiene actuar con tanta discreción.

Es que es muy difícil servir al mismo tiempo a Dios y al diablo. Y nuestro arzobispo, que está tan deseoso de quedar estupendo con las autoridades civiles, ha dado con la fórmula para no molestarlas en absoluto, pero haciendo el gesto en privado y en discreto con los cristianos de a pie que les ha dado por practicar la caridad cristiana en público. Sí, ha descolgado el teléfono para decirles que por supuesto que está con ellos. Pero no en la calle, claro está, sino desde la excelsitud de su palacio. Es que eso de servir a dos señores requiere muchos malabarismos.

Jóvenes de San José organizando el reparto de alimentos
Estamos ante un cuadro tan lamentable como el de los abortos en los hospitales. Por lo visto, al cardenal y a los obispos afectados, lo que más les inquieta es que se sepa que se practican abortos en sus hospitales; del mismo modo que a las autoridades civiles lo que les quita el sueño es que se vean los pobres, los mendigos y los sin techo en una ciudad tan de postal como Barcelona. El hecho de que los haya, les trae sin cuidado mientras puedan ocultarlos. Es que los pobres les estropean la postal. También los abortos dañan la imagen de cualquier hospital de la Iglesia y empañan el buen nombre de cualquier obispo. Conclusión: ¿Acabar con la pobreza los unos y con los abortos los otros? No padre; sino acabar los unos con la caridad pública que pone en evidencia la pobreza, y acabar con las denuncias de los abortos y con las veladas de oración los otros. Su propuesta, a imagen y semejanza del Ayuntamiento, es que la defensa de la vida se haga en el recogimiento de una Iglesia. Porque lo malo para esos artistas que administran lo civil y lo religioso, nos es que haya pobreza sino que se vea; igual que lo malo no es que haya abortos, sino que se sepan. Son la misma clericalla. Y en cualquier caso, perfil bajo bajísimo. Los unos, amenazando con acoso administrativo; los otros, dándole la palmadita en la espalda al acosado y prometiéndole ayuda. ¿Pero enfrentarse a las autoridades e irles de cara? Ni para defender la caridad ni para acabar con los abortos.

Petición al alcalde de Barcelona para que no prohiba el reparto de alimentos a indigentes

El Directorio de Mayo Floreal
de Germinans Germinabit


37 comentarios:

  1. Dar a conocer las indulgencias y promover su uso, es una mejora que podrían hacer los obispos y arzobispos en Cataluña para incrementar el grado de libertad evangélica de los laicos en este Año de la Fe.

    Un hermoso modelo ejemplar y referencial lo da el obispo de Gerona Mons. Francesc Pardo en su sitio www.bisbatgirona.cat/pdf/escrit231.pdf. Coherente, porque Dios sólo nos pide la fe.

    Siguiendo a Benedicto XVI para este Año de la Fe, desde el 11 de octubre del 2012 hasta el domingo 24 de noviembre de 2013, solemnidad de Cristo Rey, según la Carta Apostólica “Porta fidei” del Papa Benedicto XVI, el obispo Mons. Pardo ha publicado un decreto donde indica a los laicos los lugares donde puede obtener las indulgencias: las fiestas, las fechas, las disposiciones interiores, las predicaciones, las celebraciones, los ofrecimientos, y los casos especiales de los enfermos y ancianos.

    Un excelente trabajo de facilitación, difusión, acercamiento y aproximación de la información a los laicos que libremente quieran usar de las indulgencias (bravo, Mons. Pardo, muchas benditas almas del purgatorio se lo agradecerán intercediendo por todos), las cuales son un regalo de Amor de la Iglesia, la comunión de los santos, la Virgen María y Jesús para borrar la pena temporal del pecado, una vez perdonada la culpa en la confesión, y que nos libra del Purgatorio, éste como purificador en el amor hacia la perfección para ver a Dios.

    Aún se está a tiempo y de sobras, pues sólo faltan 5 meses para la fiesta de Cristo Rey, y aún se puede aprovechar el descanso estival y las fiestas del verano, que ofrecen tiempo libre para facilitar el cumplimiento de las indulgencias.

    Sería magnífico que los rectores y abades pudieran exponer la riqueza de amor de las indulgencias en los tablones de anuncios que se hayan en las puertas de acceso de las iglesias y templos.

    Facilitar y poner a disposición de la libertad de los laicos el uso de las indulgencias, y dar a conocer el regalo de las indulgencias para quienes aún no las conocen o las han olvidado. Es un tesoro espiritual que beneficía a los difuntos.

    Muchas gracias, Mons. Pardo, y que se sane por completo lo más pronto posible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A todos los que pasan hambre, que por desgracia son muchos, deles cada día una porción de indulgencias!
      El artículo va de hambre, no de indulgencias.

      Eliminar
    2. al anónimo de las 23,39; ¿ qué tiene que ver las indulgencias, y todo lo demás con el tema de hoy? estamos en el tema de dar de comer al hambriento, y el consuelo a los tristes y necesitados. Si desea poner una orla a su Obispo, hágalo en el sitio prominente, "ahora no toca". Los que conocemos Girona, sabemos de las carencias litúrgicas de que dispone; el Año de la Fe, pasará por Girona sin pena ni gloria; sus charlas a los laicos por ms. Morlans, o la charla del dia 26 por ms. Manel Pousa. Solo nos falta la monja Forcades; y además si gusta de leer puede encontrar en alguna iglesia "El Prego", y se ve en alguna parroquia ( aparte S. Feliu) una casulla para la celebración litúrgica reciba mi felicitación, como bien se ve un año esplendido de celebraciones de el Año de la Fe en Girona.

      Eliminar
    3. Tanto da que el obispo de Gerona o su diócesis tengan muchas e importantes carencias, porque toda la Iglesia en Cataluña tiene graves carencias, y porque él es el único obispo en Cataluña, de momento, que ha publicado un decreto tratando de forma completa sobre las indulgencias, en consonancia con el Año de la Fe de Benedicto XVI; al hacerlo, está beneficiándonos y a la Iglesia purgante, la gran olvidada por muchos, pues algunos clérigos y religiosos ni interceden por los suyos (otros clérigos y religiosos) en el purgatorio. Por eso, muchas gracias, Mons. Pardo.

      Dar de comer al hambriento tiene relación con las indulgencias, almenos en un punto: cuando las indulgencias van dirigidas a las benditas almas del purgatorio, hambrientas y necesitadas de justicia (santidad), del todo necesaria para ver a Dios en la gloria eterna; y quien reza por ellas les abrevia la estancia en el purgatorio. Hay oraciones muy importantes relacionadas con el purgatorio.

      Porque no sólo de pan vive el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios.

      Son millones de almas del purgatorio que tienen hambre y sed de oraciones y sacrificios para poder ir al cielo.

      Por lo general, clérigos, laicos y religiosos olvidamos esta realidad silenciosa de la Iglesia Purgante, que sufre sin poder recibir méritos espirituales a cambio, e intercede constantemente por la Iglesia peregrina en la tierra.

      Además, faltan pocos meses, unos cinco, para el fin del Año de la Fe y del privilegio de las indulgencias, algunas muy fáciles de obtener, como por ejemplo, visitando el lugar donde fuimos bautizados.

      Las indulgencias se refieren a un dogma de fe, la Iglesia purgante, y están relacionadas con el sacramento de la confesión o del perdón de la culpa grave del pecado, que requiere del perdón de la pena temporal, siendo la indulgencia una de las vías posibles, entre otras: contrición perfecta, ayunos, sacrificios, limosnas, servicios, mortificación, oraciones...

      Eliminar
  2. Estos jóvenes que creen hacer caridad son unos buenistas de pacotilla. Me recuerdan a las hordas "progres" que en sus ratos libres, léase vacaciones de julio o agosto, iban a salvar Nicaragua de la pobreza infligida por el malvado imperio yanqui. Aquí el malvado imperio es el nacionalismo, para variar. Cuando este "joven" del video hable en serio de la pobreza y de quién necesita su caridad, dejará de llamarles "pobres". Cuando empiece a decir que son sus hermanos, como hacen las personas que en su día sí que hicieron una opción vocacional como las ignoradas misioneras de la caridad, sitas en plaza San Agustín o las hermanas del cordero, que viven en pobreza evangélica, podremos tener credibilidad. Lo de ahora es de unos aficcionados a la caridad. Les relato una anécdota: cierto sacerdote del casco antiguo, de los que aquí denostan como "progre-nacionalistas" cada noche, cuando salía de la iglesia donde daba misa, solía charlar con el indigente hondureño que vivía cual Lázaro entre cartones. Noches de invierno duro. Pues el "bondadoso" cura se hacía el simpático y comprensivo. Un día el indigente, cuando la nevada de hace tres años, le dijo: -quédese, padre, a pasar la noche aquí, con nosotros (habían dos más con él). Todavía se está riendo, porque con naturalidad le respondió que si estaba de broma, se dió media vuelta y se fue con su audi a dormir caliente. No digo más. No utilizen la realidad lacerante de la pobreza como arma arrojadiza contra el establishment. Es lo que hacían los políticos con el tema de ETA y sus víctimas. Me daban asco. Si estos jóvenes quieren hacer caridad cristiana, apliquen, como hacen cientos de voluntarios en esta ciudad la máxima evangélica de "lo que haga la mano derecha..." y dejen de peregrinar por intereconomía y 13tv para decir que dan ayuda espiritual insultando a los que lo hacen de verdad y en absoluto silencio. La pijería cuando se pone ha hacer caridad necesita trompetería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero que hacen bien -y muy bien-estos a quienes llamas "aficionados a la caridad" es tomarse la molestia de conocer la pobreza, tenlo presente. Si ciertamente fueran pijos bienestantes, habrían de empezar igualmente por aquí, por lo que no van por mal camino. Pero es que tampoco lo son (Conozco a la mayoría de ellos).

      Salen a la calle a buscar el trato personal, a brindar la escucha y el apoyo a los necesitados, a comprenderles y no simplemente a largarles un bocadillo delante de las cámaras. No, no hacen mal. Simplemente, no siguen prescripciones farisaicas, se alejan de todo protocolo y van al grano. Pero esto no gusta hoy, porque ha progresado la palabra "solidaridad", en detrimento de la caridad cristiana y porque siempre será más fácil encontrar otros santos de devoción personal que apoyar a los "aficionados" a la santidad. Esto mismo se encontraría probablemente aquél "loco" de Granada o aquella monjita a quien tomaban por cándida, la beata Teresa de Calcuta.

      Los Evangelios no dicen nada en modo explícito sobre un enfermo de lepra a quien se están comiendo vivo las ratas, pero no podemos quedarnos aquí y debemos desarrollar un poco la exégesis, porque tienen una aplicación muy directa, Bien, esto están haciendo estos jóvenes.

      Pero parece que está mal, muy mal. Porque está mucho mejor dejar un comentario en un blog y quedar como un entendido en caridades y necesitados. Y porque es más complicado conocer su realidad que condenarla,

      Hasta que se lió la que se lió con el Ayuntamiento, los Jóvenes de San José hacían una labor bastante callada y la publicidad sobre la misma se limitaba a la búsqueda de voluntarios y recursos, no a propagar a los cuatro vientos su acción. Es más: Poco de esto hacían ellos, más bien, lo hacían quienes encontraban que su dedicación era encomiable o quienes deseaban echarles una mano, dándoles a conocer.

      Salen ahora en 13 TV e Intereconomía para dejar constancia de la coacción a que se les somete, como acto defensivo legítimo y en el intento de dejar claros sus motivos. Pero lo hacen sobre todo en defensa de la libertad, de la suya y de la del resto de ciudadanos, porque también es un deber hacer constar estos abusos de la autoridad, no para que se vea lo muy buenistas que son.

      "Buenista" -o demagógico sin más- será el criterio de que si no son consagrados, ya no son caritativos, o algo parecido. Esto envía a la porra a todos los padres de familia o a los jóvenes que aún no han tomado estado (Muchos de ellos, entre los de San José). Mal, muy mal. Tendrán carnet de manipulador de alimentos, pero no tienes el que tú repartes de "caritativo homologado por Anonimo".

      Todo lo que quieras, pero viví unos años en una de las calles más deprimidas del Raval barcelonés y he de reconocer que no conozco a tantos pobres como ellos, pese al contacto diario con mis vecinos. Y eso que no les esquivaba, pero no salía a su encuentro de una manera tan evangélica.

      Considera, Anónimo, que a la vez que estableces un paradigma sobre la caridad, le estás faltando a ella con tu comentario. No hay otra cosa en esta desafección y esta invectiva.

      Eliminar
    2. ¿Qué perfil psicológico puede hacer un comentario como este anónimo de las 23,57?
      ¿A quién defiende?
      Parece una mente torturada que además tiene mala conciencia, proyectando sus carencias personales, su falta de caridad personal, en la crítica injustificada a unos jovenes que realizan una labor objetivamente buena.
      Sin decirlo explicitamente detras de su comentario subyace un nacionalista ofendido por la crítica a "los suyos".
      Poco más se puede decir de este nuevo ejemplo de nacionalista radical que usa la religión como un Kleenex.
      Por lo que respecta al artículo, solo tengo palabras de agradecimiento a los chicos de San José y al/los articulistas por denunciar la doble moral de las autoridades municipales convergente, que el domingo hacen el pa amb tomaquet en Montserrat, estelada en ristre, y el lunes se enfrentan a los Jovenes de san José.
      Y en las encuestas....bajando que es gerundio.

      Eliminar
    3. Pero subiendo, que es gerundio, esquerra republicana tan amante ella de la estelada!
      Estelada, que no gusta mucho por estos lares don Ascanius!

      Eliminar
    4. Soy el que Anscanius pretende que tengo la mente torturada y mala conciencia, carencias personales y falta de caridad personal. Se deja algo más el Roncero de turno o le añado que soy bajito, gordo y feo? Como entiendo que este alumnno aventajado del florido pensil no puede discernir más allá del blanco o negro, no reitero lo escrito, a buen entendedor pocas palabras bastan y por mucho que gaste toda la Espasa-Calpe con este interlocutor al final sólo hay un ladrillo en vez de cerebro. Entienda lo que Ud desee. Pero deje de galvanizar su enfermedad personal, el anti-nacionalismo catalán con todo lo que se sale de su estrecha mira. Hay que ser rematadamente corto para sacar la conclusión de que han tocado "a uno de los míos", los buenos catalanistas porque he escrito lo que he escrito. Vaya con Marisol, Toni Leblanc, el pequeño ruiseñor y el autor de raza a tomar el sol, no se entera de nada y sólo ejerce de fanfarrón. O mejor, póngase de guardia de Corps con estos muchachos que reparten bocadillos a los indigentes un par de noches por semanas (ninguna parroquia de Barcelona, ningún centro de cáritas, ningún minuto de Dios que desde hace bastantes años actúan con todos los conflictos que generan hacerlo con los marginales han salido por su intereconomía y de paso, sabe cuántas denuncias tienen acumuladas las hermanas de la Caridad de San Agustín? ha oido alguna queja de estas santas venidas de todas partes del mundo a nuestra ciudad que pasan en la penunbra un testimonio anónimo de fe?) Ud señalaba a otro como comentarista como perfecto necio. Cuando esté tomando el sol al que le he mandado, reflexione sobre el término, de buen seguro que no llega a la conclusion que es Ud el que forma con cinco letras la perfección del término. Porque es un necio.

      Eliminar
    5. El que se pica ajos come....relajese hombre, que le sale la espuma por la boca, o en este caso por el teclado.
      Cuando adquiera un poquito de paz interior, cosa que a la vista de lo que escribe, dudo que ocurra nunca, seguro que entenderá lo que mencionaba en mi anterior post, y podrá facilmente hacer un poquito de autocrítica. De entrada podrá leer mi nombre adecuadamente, cosa que de momento es incapaz de hacer, y luego es posible, aunque poco probable que esté en disposición de percibir la realidad como es, y no como en sus ensoñaciones le gustaría que fuera.
      La oración le ayudará, al menos a mi me ayuda, y meditar las palabras de Santa Teresa "Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa......" podría ser un buen remedio para su desasosiego.
      Le agradezco el consejo de tomar el sol. Es saludable y va bien para adquirir vitamina D. De forma moderada, mejor.
      Las compañias que me aconseja, dificilmente podré tenerlas, ya que algunas están en la Gloria o en puertas de, supongo.
      Acierta plenamente al mencionar que no soy nacionalista catalán, es así. Me siento totalmente español, catalán y barcelones. Nacido aqui y de familia catalana desde siglos, pero español de identidad nacional y orgulloso de ello.
      Está claro que mi simpatia por los nacionalistas catalanes es cero.
      Le aclaro que la cadena Intereconomía no es mia, es de un navarro llamado Julio Ariza Irigoyen, por cierto católico practicante y también español.
      Mi cadena o al menos la que contribuyo a pagar con mis impuestos es una porquería denominada TV3 y que por mor de la acción política de sus partidarios, tengo que sufragar a pesar mio y sin verla ni un segundo, por supuesto. En esta cadena nacionalista, se emiten programas en los que un tal Jair Domínguez dispara (figuradamente) a varios personajes...vamos Evangelio en estado puro.
      ¿Corto yo? ...cree el ladrón que todos son de su condición...Soy normal, media española.
      Bueno, no me puedo alargar más don no se que....
      Qué Dios le bendiga.

      Eliminar
    6. Sr, Anónimo de las 12,04, gracias por su comentario.

      En el Evangelio Jesús nos dice: "A los pobres siempre los tendréis con vosotros (Mc. 14, 7"

      JUSTICIA Y CARIDAD EN LA SOCIEDAD

      El fundamento en el orden social, la base inquebrantable de la sociedad, es la justicia. Desde el momento en que vacila la justicia en una sociedad, la libertad y la civilización se encuentran amenazadas. La razón de esto es manifiesta. ¿Qué es, en efecto, el orden? Un conjunto de relaciones que se consideran como medios para un fin necesario. ¿Y el orden social en particular? Es la armonía de los derechos y de los deberes que conducen al fin propio de la sociedad civil; es también la concordia de las libertades humanas efectuada por la ley y la :autoridad en la unidad de fin social. Concluyo de lo dicho, que la sociedad es una institución jurídica, no un establecimiento de caridad, un producto del derecho natural y no una concepción religiosa; que está fundada sobre el deber y el derecho y no sobre la abnegación y el desprendimiento.

      Supongamos que la justicia, tanto social como individual, ejerza un imperio incontestable en el orden económico de la sociedad y que son perfectamente respetados todos los derechos relativos a maestros y obreros, ¿qué sucederá? ¿Desaparecerá la miseria? Evidentemente que no. El reinado de la justicia hará que disminuya el número de los necesitados, no suprimirá la pobreza, enfermedad endémica de toda sociedad humana. Causas múltiples, las unas inherentes, las otras extrañas al régimen económico, engendrarán perpetuamente necesidades que la práctica de la justicia no podrá remediar; de ahí una misión completamente especial, exclusivamente transmitida a la caridad. Haga lo que haga, la justicia siempre dejará en este orden de cosas, vacíos que la caridad tendrá el privilegio de colmar.

      Además, la caridad es el guardián de la justicia.

      Es muy difícil que quien menosprecie la caridad pueda jactarse de ser perfectamente justo. ¿Por qué este fenómeno a primera vista extraño? Es que la caridad es la mayor enemiga, por no decir la única enemiga, verdaderamente poderosa de la concupiscencia natural. He ahí por qué, quien no conoce las efusiones de la caridad cumplirá difícilmente las obligaciones que le dicte la justicia. Por el contrario, el régimen de la caridad facilita el de la justicia; quien sabe dar por añadidura, con mayor razón pagará la deuda de justicia. «Si por la caridad no entendéis más que la limosna, estrechais y reducís mucho su significación. Y si entendéis la palabra caridad en un más amplio sentido, yo digo que la tal, o supone la justicia o la explica y la contiene, pero no dispensa de ella.»

      La verdadera caridad ordena la justicia plena y entera, individual y social; prescribe a los patronos que comiencen por remunerar suficientemente a los obre-ros.

      Sólo entonces, por esta caridad bien ordenada, podrán darse a sí propios testimonio de que se inspiran en el espíritu del Evangelio. De todo esto resulta que la caridad practicada en toda su extensión, como amor de Dios y del prójimo, tiene el poder, no solamente de resolver, sino de suprimir la cuestión social.

      Esta intervención de la justicia en el orden social es exigida más imperiosamente que nunca en las condiciones anormales y en el estado de desorganización en que se encuentra la sociedad actual.

      M. Toniolo ha desarrollado muy bien este pensamiento en el primer Congreso de católicos italianos: «Digo que ha llegado a ser necesaria una acción más extensa del poder legislativo, que se ejercite de una manera transitoria esperando que se restablezca el orden por tres razones:

      1.ª, para sustituir a las relaciones jurídicas actuales, defectuosas y hasta injustas, un orden social cristiano;

      2.ª, para suplir la falta de constitución orgánica de la sociedad, y

      3.ª, para subvenir a necesidades excepcionales y urgentes del cuerpo social.» Estas conclusiones nos parecen legítimas y sabias.

      Aquí lo que ha ocurrido es que eso de dar comida,ropa limpia y ayuda espíritual no "es politicamente correcto"

      Eliminar
    7. Sr. trenchs, es Ud. lo que se dice un señor. Soy quien ha dado pié a su comentario y tengo que decirle que coincido plenamente en todo su razonamiento, de forma que le felicito por exponerlo de forma preciso y clara. Quizá podría debatir sólo la última frase en cuanto a lo políticamente o no correcto y el porqué se ha provocado esta situación, pero ante su razonamiento, no tengo nada más que añadirme sin reservas. Es lo que pienso. En cuanto al amigo Ascanio, responder que desde ya mismo voy a ponerle una vela a Santa Rita para que haga el imposible de su curación. Adoro a los trastornados bipolares que no paran de insultar a quien no piensa como ellos y de propina son "los demás" quienes no tienen paz interior. Sr. Trenchs, personas como ud. hacen digna mi Iglesia. Sr. Ascanio, personas como Ud alejan a la gente de mi Iglesia. Pero como la salvación sólo depende del Buen Pastor, no pasa nada. Siervos inútiles somos.

      Eliminar
    8. Bueno, ya estoy devuelta de unos fantásticos días de asueto.
      Señor Anónimo, recapitulemos:
      ¿Fué usted el que escribió "Estos jóvenes que creen hacer caridad son unos buenistas de pacotilla"?
      En la sociedad actual, y especialmente en la catalano/ barcelonesa, encontrar jovenes que dediquen su tiempo libre a lo que hacen los Jovenes de San José, es para quitarse el sombrero.
      Qué usted los insulte como lo hizo, requiere una respuesta contundente. Eso es lo que tuvo, como no podía ser de otra manera.
      Le vuelvo a decir que mi nombre es Ascanius. Es un recordatorio amable.
      Desconozco cual es su Iglesia y que tipo de control o de información tiene para saber quien y porque se aleja o se acerca. Yo pertenezco a la Iglesia católica, soy consciente que el único que atrae a la misma es Dios Nuestro Señor y su Hijo Jesucristo, con la mediación de Nuestra Madre María. El ejemplo de las personas, por cierto todas pecadoras (quizá usted tiene una gracia especial y está Inmaculado, no lo se) puede ayudar, pero el que se hace católico y por lo tanto miembro de la Iglesia es porque se ha enamorado de Jesús, se niega a si mismo, coge su cruz y le sigue. (Evangelio del Domingo pasado)
      Le agradezco mucho su oración. La necesito. Siga un tiempo por favor.
      Como por sus escritos se le ve muy molesto conmigo le pido perdón por los malos ratos que le he hecho pasar.
      Anda a seguir escribiendo y amenizando el blog, que es bueno para las neuronas.
      Con toda consideración.



      Eliminar
    9. Amigo Ascanius, no sé si verá este comentario: el MOODERADOR, en las facultades que le otorga poner o quitar estos comentarios, ha hecho público que de forma habitual no pondrá los míos. Si veo éste publicado, raudo le respondo. Si no, es que ha cumplido su amenaza y no podré seguir amenizando para bondad de las neuronas este blog.
      Anscarius Barchinonensis

      Eliminar
    10. Apreciado, Ascanius, veo que el MODERADOR no ha cumplido su palabra y ha publicado los comentarios que firmo, así que le paso a responder lo que me ha escrito: celebro que haya tenido días de asueto espléndidos y sanamente le envidio. Y sí, soy yo quien escribió "jóvenes buenistas de pacotilla" y acepto cordialmente que es una expresión desafortunada. Se puede decir lo mismo con palabras menos hirientes. Peor el concepto es el mismo: si ha leido la argumentación en comentarios previos, verá que le doy el mismo valor a jóvenes salvadores de patrias ajenas (léase Nicaragua) en sus ratos libres, que a estos jóvenes, y el desdén viene por haber visto el video recomendado por esta web donde su representante habla de "los pobres" que necesitan de su consuelo espiritual y físico. Exactamente igual que cuando en mi colegio de Sarriá nos llevaban a compartir con "los pobres" de la Mina los sábados. Pues no. Hablen correctamente de la pobreza y quién la necesita, porque parece claro que todavía no se han enterado, después de varios años de compartir pan con "los pobres" de qué es lo que están haciendo. Si te "haces" pobre con el pobre, ladrón con el ladrón, letrado con el letrado, no hablas así "de los pobres". ERES pobre. Y predicas entonces el Evangelio que has recibido. Esta forma de caridad es la de la señora del Domund de mi infancia. Cuando cualquiera de los que vivieron la experiencia de su pretendida bondad en hacer "el bien" salvando a Nicaragua en su verano de clase media -por poner un ejemplo- mi reacción era parecida y la respuesta era clavada a la que Ud. me da: indignación, porque cómo es posible que se cuestione lo que "objetivamente" es pura bondad?. Y mi pobre impresión es que se utiliza el hecho de la pobreza para proyectar lo que está estandarizado en las religiones del libro como "el bien",creyendo cumplir voluntad divina. Para mí, inmundo pecador, buenismo.
      Anscarius Barchinonensis

      Eliminar
    11. Desde mi punto de vista hay dos elementos que matizan lo que usted dice:
      Uno es el temporal, y este en varios planos:
      Los Jovenes de San José llevan tiempo realizando su labor sin que nadie, más que los beneficiarios de la misma, haya reparado en ellos. Si el Ayuntamiento no hubiera intervenido ahora probablemente no estaríamos escribiendo sobre ellos. Por lo tanto, si antes eran personas anónimas que hacian se supone un bien, que no trascendía a los medios, parece evidente que una vez trasciende por causas ajenas a su voluntad, el bien sigue siendo el mismo.
      Otro plano temporal es el de la comparación que usted hace. No tiene nada que ver la sociedad actual con la que había en Barcelona cuando usted o quien sea fuera con el colegio a la Mina. Entonces quizá estaba dentro de las actividades consideradas "normales" o práctica habitual para los jovenes entre la sociedad bienpensante de la época, en cambio hoy en día posiblemente es una práctica plenamente libre entre los jovenes o no tan jovenes que deseen ayudar de alguna manera a un prójimo con problemas.
      El otro elemento que introduciría es el de la actitud interior de la persona que realiza el acto. Ni usted ni nadie podemos leer en lo más íntimo de la persona. Desconocemos la realidad exacta que mueve a alguién a hacer algo. Probablemente incluso no habrá solo un motivo, puede ser una combinación de razones, diversas. Por lo tanto, desde mi punto de vista, es muy difícil catalogar al grupo de Jovenes por una serie de aspectos externos, actitudes, comentarios, expresiones que le llevan a usted a juzgar a este colectivo de forma crítica. Su conclusión es endeble y desde mi punto de vista en exceso superficial.
      Saludos cordiales

      Eliminar
    12. Le acepto los matices, estimado Ascanius, sin ánimo de acritud. Si bien es cierto que la Barcelona de los 70 poco tiene que ver con la actual, las actitudes y contenidos que se estiman oportunas para realizar lo que se llama "caridad" no han variado en lo sustancial. Se trata del "dador" y del "receptor" de la buena obra. Tengo que pensar por influencia francsicana la actitud del poverelo ante el encuentro del leproso. Puede pensar que mi conclusión es endeble y superficial, pero está motivada por la reflexión de ese encuentro con la pobreza en grado máximo y cómo lo resuelve: con un abrazo íntimo. No la hace un "objeto" para lograr calmar su conciencia. Lo demás, aún con la excelsa intención de hacer el bien, siempre me parece frívolo.
      Pero tiene Ud razón en que no soy quién para juzgar el porqué las personas hacen lo que hacen. Un sacerdote, cuando le nombraba sarcásticamente al bueno de Don Ricardo y el palacete donde vive retirado, me respondió que San Francisco nunca perdió con eso. Simplemente vivió la Dama Pobreza. Y me tuve que callar. Y de paso, aprender humildad.
      Anscarius Barchinonensis

      Eliminar
  3. En efecto, el cardenal ha telefoneado en privado a los Jóvenes de San José para decirles que está con ellos. Pero a mucha distancia. No les ha prometido remangarse un día e ir con ellos a repartir comida, ropa y palabras de consuelo y amistad a los que para poder comer, necesitan recurrir a la caridad. Ni les ha dicho que cuando vengan a por ellos los inspectores de sanidad o de lo que sea para cargárselos, ahí estará él en primera fila para ser él el primer denunciado.


    ¡Home, home, home! ¡Buenu, buenu, buenu! ¡Escolti, escolti, escolti! Dallonses, el cardenal repartiendo bocatas a los pobres en la Piazza della Catalogna, Barcellona, capoluogo della regione della Catalogna... ¡per llogar-hi cadires!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos extraña nada ver a un obispo vestido de diablo en la Patum de Berga... pero nos asombraría ver a un obispo repartiendo bocadillos entre los pobres... ¡Esto es el mundo al revés!

      Eliminar
  4. Por todo lo que tengo visto, el Ayuntamiento anunció que pretendía llevar a cabo una inspección sanitaria de la comida que se repartiera, para evitar botulismos, salmonelosis y otras intoxicaciones, so el pretexto de velar por la salud de los administrados. Todo esto estaría bien si lo hiciera también con la comida que los mismos sacan del contenedor de las basuras, cuando no reciben los alimentos de los Jóvenes de San José. Ya está visto que no era nada más que un pretexto coactivo.

    ResponderEliminar
  5. Jóvenes de san José!!!!!! Quien de servilleta llega a papel Dios nos libre de él.
    Salvador Biarnés (ElCidCabreador)

    ResponderEliminar
  6. José María Valderas21 de junio de 2013, 10:30

    Ni lo hará Martínez Sistach, ni lo hará Vives, ni lo hará el de Gerona. A los tres se les ha visto en fotografías oficiales con Mas, Trías y Mas, recientemente.

    ¿No es más evangélico verlos con los pobres que con gente cuyo estatuto en moral pública es francamente mejorable? Me dirán que Francesc, bisbe, según firme no puede abdicar del protocolo. ¿Dónde está escrito que el orondo bisbe de Gerona pose con un señor defensor a ultranza de unos principios objetivamente anticristianos? Me refiero al aborto libre y al matrimonio homosexual. Cierto es que a los tres mencionados les falta mucha teología. Aunque deplorable, no es especialmente irremediable. Lo penoso, lo dantesco, es su maridaje "homófilo" con quienes aborrecen de la doctrina de Cristo.

    Alguno "vino plenus" dirá que Mas va a Misa. Menuda necedad. ¿No es contradictorio ir a Misa y abogar por la muerte inocente de no nacidos según el arbitrio de la madre? Hablo del aborto libre que votaron los convergentes, cuyo presidente es Mas.

    A mí esas fotos me producen... lo que a cualquier cristiano.

    ResponderEliminar
  7. Pues que buen plantel tienen para fomentar las vocaciones, qué gran oportunidad. Lastima que los jóvenes, viendo lo que ven, prefieran vivir esa vocación a solas con Cristo hasta que él disponga otra cosa y en otro lugar o con Pastores diferentes.

    ResponderEliminar
  8. Sres. de El Directorio de Mayo Floreal de Germinans Germinabit, anto todo gracias por ese artículo ilustrado de hoy.

    Los Jóvenes de San José, como ellos dicen son una Asociación seglar formada por católicos con sus estatutos aprobados y por ello las actividades que realizan son legales.

    El problema principal que veo es que alguién se habrá quejado al Ayuntamiento que esos chicos aparte de darles alimento y ropa, les dan cercanía espiritual, esto es palabra de Dios y cariño y acompañamiento fisico y para ello dedican 6 horas de sábado por la noche, desde las 21,00 hasta las 03,00 de la madrugada.

    Esa segunda parte, tan importante como la comida y la ropa, es lo ahora después de cinco años duele al nacional progresismo catalán.

    Dicen que el Sr. Cardenal, ha hablado por telefóno con ellos, me parece bien, pero mejor seria por escrito y que en la foto que se ve junto al Sr. Alcalde, si es que llegan a tratar del tema, que se manifieste por escrito el deseo que esa Asociación cumple con sus estatutos y que si en cinco años la comida sería buena porque no se ha oído ningún caso de intoxicación, que les dejen en paz y sigan adelante.

    No hace falta que personalmente vean lo que hacen, y si lo quieren ver mejor, siempre es un respaldo moral, porque ya lo deben saber de sobras lo que hacen esos chicos, pero es lo que digo, si no hay denuncia, aquí no pasa nada!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema que veo yo es que hay peligro de intoxicación cuando se niegan los JSJ a plegarse al alcalde, pero por lo visto, deja de existir cuando el cardenal habla por teléfono...
      ¿Qué clase de gobierno es este?¿Quién vigila a quienes vigilan a los que nos vigilan?.

      Eliminar
  9. Hemos de recordar que el PAPA ha modificado los cánones de la Misa:

    El decreto Paternas Vices (prot. N. 215/11/L), firmado por el Cardenal Prefecto Antonio Cañizares y el Arzobispo Secretario Arthur Roche, manifiesta así la decisión del Papa Benedicto XVI de acoger las numerosas peticiones recibidas desde muchos lugares en este sentido, una decisión confirmada por su sucesor, el Papa Francisco.

    De este modo, en la tercera edición típica del Misal Romano deberá decir, respectivamente:



    II: “ut cum beáta Dei Genetríce Vírgine María, beáto Ioseph, eius Sponso, beátis Apóstolis”

    III: “cum beatissíma Vírgine, Dei Genetríce, María, cum beáto Ioseph, eius Sponso, cum beátis Apóstolis”

    IV: “cum beáta Vírgine, Dei Genetríce, María, cum beáto Ioseph, eius Sponso, cum Apóstolis”



    Y en español:



    II: “con María, la Virgen Madre de Dios, su esposo san José, los apóstoles y…”

    III: “con María, la Virgen Madre de Dios, su esposo san José, los apóstoles y los mártires…”

    IV: “con María, la Vigen Madre de Dios, con su esposo san José, con los apóstoles y los santos…”

    Sirva este hecho para agradecer a los jóvenes de San José lo que hacen por lo demás y a la vista de todo el mundo, pues no solo hay hambre física en Cataluña sino hambre de compañía, esta en gran abundancia, pues la soledad, la tristeza y el abandono es lo que siembra el relativismo progre que se cree algo y solo hace que acrecentar el HAMBRE de la compañía y estos jóvenes la dan. GRACIAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno es recordarlo y bueno es agradecer, pero aún sería todo mejor si hubiera alguna relación entre una cosa y la otra. Es que tu comentario queda aquí como una copla suelta.

      Eliminar
  10. El Párroco de Sant martí del Clot de Barcelona siempre dice: "Con María, madre de Jesús".

    Entonces yo entiendo que este Sr. Párroco es "nestoriano", o de esos protestantes que se arman un lío con tal de no parecerse a la IC. Los más sensatos llaman a María "Madre del Hijo", que es lo mismo que madre de Dios. Y ahora este curita nos viene con estas innovaciones.

    Los fieles laicos, tenemos derecho que se nos celebre la misa como mandan las rúbricas, que tanto desprecian sobre todo los religiosos y curas como el del Clot de Barcelona, que siempre que le he oído hablar es para criticar a las Iglesia que él mismo debe representar.

    Por muy progres y herejes que quieran ir, en el fondo desprecian a los fieles laicos.

    Lo siento, pero lo he vivido y lo he constatado.

    Ante Dios Todopoderoso deberán dar cuentas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su amable comentario, me olvide de indexarlo en el tema. San José es el Padre NUTRITIVO del Señor, ellos reparten comida y el ESPOSO de la Madre de Dios, para que caiga en la tristeza y abandono de sentirse sola en este mundo, ellos acompañan y ayudan a los demás a no sentirse solos el decir el aliviarles la tristeza y el abandono.
      De aquí que como devoto de San José que este sea invocado en el ordinario de la Misa me alegra y podemos emplearlo para pedir por ellos. Gracias

      Eliminar
  11. Se me olvidaba. Si el Sr, rector del Clot lee este epígrafe, El continuará, con más razón llamando a María "Madre de Jesús"; porque curas como estos son tercos como mulas y soberbios como con no quiero llamar; pero cuando les conviene sacan el arma de la lágrima, que en muchas mujeres es muy efectiva.

    ResponderEliminar
  12. Sistach debería defender a los Jóvenes católicos ante los abusos del Ayuntamiento... Pero no. Más bien al contrario: mucho me temo que Sistach acabará "escondiendo" a los Jóvenes en los locales de Cáritas, tal como quiere el Ayuntamiento...

    Eso es lo que pasa cuando se tiene un Arzobispo nacionalista: que obedece a su auténtico jefe: el poder político nacionalista.

    ResponderEliminar
  13. En el siguiente enlace:
    http://www.franciscanos.org/jpabloII/jpiivirgenmadre.html
    podemos encontrar la Catequesis de Juan Pablo II del 13-IX-95.
    En ella nos dice:
    "En la Iglesia naciente, a María se la recuerda con el título de Madre de Jesús"
    "A los ojos de los discípulos, congregados después de la Ascensión, el título de Madre de Jesús adquiere todo su significado".
    "Para quienes creen en Jesús y lo siguen, Madre de Jesús es un título de honor y veneración, y lo seguirá siendo siempre en la vida y en la fe de la Iglesia".

    Además existe un libro de Benedicto XVI publicado con el título "María, la mamá de Jesús" (en español Editorial Casals)

    El anónimo de las 15:19 y 15:24 debería pedir perdón a Mn. Seliva, al menos sobre este tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la Plegaria Eucarística pone: "Con María, Madre de Dios", para qué tiene el sacerdote cambiarlo a : "Madre de Jesús"?.

      Eliminar
    2. Reconozco que he sido radical en juzgar la liturgia que oficia Mn. Seliva, y le pido perdón. Aunque reafirmo que los fieles tenemos DERECHO a que nuestros presbíteros realicen una liturgia conforme a las rúbricas que establece el Misal Romano, y no innovaciones personales, que en muchas veces no hacen más que confundir a los fieles. E ir revestidos correctamente. En Catalunya está muy extendido entre el clero, que la misa cada sacerdote la debe hacer como le venga en gana; y ahí cometen un grave error. Siendo constantes las irregularidades litúrgicas.

      No hacerlo es ir en contra del Magisterio de la Iglesia

      Eliminar
  14. Sr. Anónimo de las 23,00 hs. En el texto completo de este párrafo que usted cita dice Juan Pablo II:

    1. En la constitución Lumen gentium, el Concilio afirma que «los fieles unidos a Cristo, su Cabeza, en comunión con todos los santos, conviene también que veneren la memoria "ante todo de la gloriosa siempre Virgen María, Madre de Jesucristo nuestro Dios y Señor"» (n. 52). La constitución conciliar utiliza los términos del canon romano de la misa, destacando así el hecho de que la fe en la maternidad divina de María está presente en el pensamiento cristiano ya desde los primeros siglos.

    En la Iglesia naciente, a María se la recuerda con el título de Madre de Jesús. Es el mismo Lucas quien, en los Hechos de los Apóstoles, le atribuye este título, que, por lo demás, corresponde a cuanto se dice en los evangelios: «¿No es éste (...) el hijo de María?», se preguntan los habitantes de Nazaret, según el relato del evangelista san Marcos (6,3). «¿No se llama su madre María?», es la pregunta que refiere san Mateo (13,55).

    No creo que sacar esas de su contesto puedan servir de pretexto para modificar al libre albedrío las palabras del Canón de la Misa, aparte en el Canón se cita "con María, la Virgen Madre de Dios" y según los anónimos citados por usted al citar "con María, la Madre de Jesús", se omite por la definición dogmática del año 431.

    ResponderEliminar
  15. ¿A lo mejor esta vez se enteran?

    ResponderEliminar
  16. Maria, la mama de Jesus (Editorial Casals). Un pequeno librito de fragmentos de Benedicto XVI sobte la Virgen muy bello.

    Me ha hecho ilusion que uno de los comentarios hiciera alusion a el.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar