domingo, 18 de noviembre de 2012

Los obstáculos para la Evangelización, según Hortet

“Los presbíteros jóvenes de estilo conservador y pre-conciliar y la influencia de los nuevos movimientos de carácter conservador son dos de los mayores obstáculos para la Evangelización” (Mn. Josep Hortet)

Mn. Josep Hortet, Mons. Pujol y Mn. Josep Maria Domingo en la inauguración del CEP
En estos días nos han llegado por correo, por una parte la conferencia que Mn. Hortet impartió en la sesión inaugural del Centre d´Estudis Pastorals (CEP) “El Concili Vaticà II: pensant en el present” y por otra, el acta de la reunión del Col.legi de Rectors de Barcelona (Colegio de Párrocos) del pasado 9 de octubre en la que también tuvo un lugar destacado la intervención de Mn. Josep Hortet, párroco de Ntra. Sra del Port y arcipreste de Sants- La Marina. El tema, el mismo. De las ideas expresadas en ambos eventos desearía subrayar una de capital importancia.: “Los presbíteros jóvenes de estilo conservador y pre-conciliar y la influencia de los nuevos movimientos de carácter conservador son dos de los mayores obstáculos para la Evangelización” 

¿Quien es Mn. Hortet y que influencia ha tenido y tiene en la vida diocesana? Especialmente en dos ámbitos: formación sacerdotal y pastoral juvenil. 

Entre otros muchos cargos a lo largo de su vida, fue Vicario Episcopal en repetidos mandatos, Mn. Hortet fue superior del Seminario Menor (1964-66) y del Seminario Mayor de Barcelona (1967-1975)

Hortet, bastante más joven
En el transcurso de su primer año como superior del Seminario curso 67-68 este fue clausurado como residencia y los seminaristas dispersados por tres residencias: la del Guinardó, la de la Sagrera y el Convictorio de las Corts.

La de Les Corts era el antiguo Convictorio Sacerdotal en un barrio de clase media-alta , la Guinardó eran dos pisos unidos de un bloque de vecinos en ese barrio de menestrales y tenderos, (el de Sistach, por cierto); la de la Sagrera en cambio, un “anexo edificado” adosado a la parroquia de Cristo Rey: su parroquia y su barrio natal, tradicionalmente humilde y obrero pero aún con poco contingente de emigración. De esta fue superior-responsable.

Una de las ideas claves de ese periodo de formador en su ideología fue entender que la transformación ontológica que se opera en la persona del sacerdote en la recepción del sacramento del Orden ha de entenderse porque su persona queda afectada por la función y el servicio a la comunidad de fe y de culto. Es decir que el cambio ontológico solo puede explicarse por la intrínseca dedicación personal a una comunidad local concreta. De aquí la importancia de ésta para elegir y modelar al ministro. La vocación en el fondo no es otra cosa que la identificación de la gracia que viene de lo alto con la elección y configuración del ministro idóneo por parte de la comunidad. La llamada pasa por el cedazo (y el dedazo) de la comunidad.

Fue el periodo del envío de los seminaristas a las parroquias. No para hacer un día de catequesis semanal con niños o jóvenes. O de los diáconos para bautizar los domingos por la tarde. Como sucedía ya en los años cincuenta e inicio de los sesenta. Es decir en vistas a un servicio que les acercase a la realidad pastoral. Sino para que las comunidades, y los sacerdotes que había en ellas, los modelasen.

Es el final del Seminario como lugar de formación teológica, espiritual y litúrgica. A partir de aquel momento, la liturgia vivida los fines de semana en las parroquias será el arquetipo de su liturgia. Los seminaristas no encontrarán su modelo en las cuidadas celebraciones del Seminario o en las solemnísimas funciones catedralicias...

Hortet, junto a su discípulo Morlans
El estilo de unos de sus principales discípulos y pupilos, Mn Xavier Morlans, se presentará como el “estilo a seguir”. Morlans hoy enchufado por Sistach a través de Fisichella como consultor del Pontificio Consejo de promoción de la Nueva Evangelización. Y tótem de la “Escola Diocesana de Nova Evangelització”, texto único, profesor único junto con su equipo de palmeros laicos. La claca...

Desde Germinans siempre lo afirmamos: los que nos metieron en la crisis no nos sacarán de ella. Aunque hayan pasado por “túnel de lavado” de la Renovación Carismática como Morlans.

 En el año 75 Hortet dejará el Seminario, convirtiéndose en párroco de Santa Engracia en Nou Barris, barrio este sí de fuerte carácter obrero y de inmigración. De allí saldrá la funesta JOBAC. Definida por una de las jóvenes integrantes de entonces, Montserrat Sintes : “A inicios de los 70, en plena tempestad de cambios de todo orden…una coordinación de grupos de jóvenes de barrios de la periferia de Barcelona que compartían la revisión de vida para crecer en la fe y en el compromiso con otros jóvenes y con la clase trabajadora”

Ellos explican su fracaso de manera sibilinamente subrepticia diciendo que nacieron solo así, ya con el objetivo de relanzar la JOC, dejándose modelar por los cambios que se obraban en el mundo laboral y universitario y en el mecanismo de socialización de los jóvenes y que su única obsesión era encontrar los instrumentos idóneos para educar en la fe comprometida. Y que siendo para los jóvenes sacerdotes consiliarios Joseph Cardijn su modelo, por eso en el 92 se unieron con la JOC.

La verdad es que poco se parecía la figura de Hortet con la del sacerdote belga. Cardijn cuyo proceso de beatificación está muy avanzado, inició su labor pastoral entre los jóvenes obreros belgas y europeos desde los inicios de su ministerio, siendo director de Obras Sociales de Bruselas y capellán de los sindicatos cristianos agrupándolos en el movimiento que acabaría siendo la JOC.

Su objetivo era la educación y evangelización de los jóvenes del mundo obrero siguiendo la metodología de la revisión de vida, promoviendo así la Doctrina Social de la Iglesia en los ambientes juveniles.

Aquí en la JOBAC no hubo un auténtico apostolado entre los jóvenes obreros descristinianizados sino que a partir de los jóvenes católicos ya practicantes de las parroquias de periferia, por medio de las catequesis de confirmación y los grupos surgidos de ellas, corrompieron el ideal de Cardijn girando a la izquierda y asumiendo la idea del socialismo como del autentico ideal cristiano fijando la mirada en los ambientes liberacionistas centro y sudamericanos.

Como sucedió aquí también con los llamados “curas obreros”, la gravísima falta de formación en Doctrina Social de la Iglesia con la que salían de los Seminarios, les hacía adoptar el marxismo como ideología redentora, victimas seguramente de un gravísimo complejo de culpa en medio de los ambientes sociales tan precarios en los que pastoralmente se colocaban.

Uno de los objetivos incubados en el Seminario durante su periodo de formador, era lógica y consiguientemente formar el prototipo sacerdotal apto para ese objetivo. ¡Ya desde la Conrería, el Seminario Menor! Contando para ello con los piadosos y generosos seminaristas, apenas unos adolescentes, a los que captaba como dirigidos espirituales.
Hortet, imagen más reciente

Cuando los miembros de la crisálida, el grupo germinal, fueron ordenándose como sacerdotes, la muda estaba preparada: Hortet podía volar del Seminario y cambiar de forma y de funciones. Contaría con la ayuda de todos los sacerdotes de la Unión Sacerdotal que en los tres años de mandato del arzobispo Jubany habían ido ocupando los puestos de mando de la diócesis. La aquiescencia del Cardenal fue dada por hecho.

Hortet no se trasladó a una parroquia-chabolista a empezar de cero su proyecto revolucionario: usó de la estructura institucional de la Iglesia tradicional: fue nombrado párroco de la iglesia-madre de un barrio de periferia, con todos sus beneficios y servidumbres, con la asistencia eso sí, de vicarios y adscritos que se encargaban del grueso de la sacramentalización mientras él se centraba en su labor de formación y control de los jóvenes sacerdotes dirigidos que fue colocando en las parroquias de su órbita más cercana. Además de su labor de gobierno diocesano pues pronto fue nombrado, como no, Vicario Episcopal de Zona-

Resulta pues más que evidente, que sin asumir moralmente su fracaso pastoral, que además es un fracaso de su idea de Iglesia, la aparición de un clero joven diverso al auspiciado por él, y de los Nuevos Movimientos, supone una pesada losa sobre sus espaldas. Es la historia de una frustración. Y de una destrucción. Lo queríamos recordar.

Prudentius de Bárcino

32 comentarios:

  1. Hortet es el responsable directo de que toda una generación de sacerdotes de Barcelona se perdiera, es la llamada "generación JOBAC" todos cortados por el mismo patrón y hechos a imagen y semejanza del patriarca Hortet.
    Todos ellos con mentalidad progresista cercana a la Teología de la Liberación, con una ideología social izquierdista, y con un planteamiento sacerdotal en que lo importante es la COMUNIDAD. Los sacramentos hay que hacerlos porque no hay más remedio pero reduciéndolos a su mínima expresión. Hay una ruptura total con la mentalidad católica de siempre, con desprecio hacia cualquier forma de piedad o devoción popular.
    Hortet y sus cachorros dicen que el sacerdote es uno más de la comunidad, pero siempre que la comunidad haga lo que él dice, en caso contrario son los dictadores más despiadados con los que les llevan la contraria, porque sólo aceptan el pensamiento ÚNICO al estilo del comunismo al que tanto admiraban.
    Por otra parte no olvidemos que Hortet es amigo de toda la vida y compañero de curso del cardenal Sistach sobre el que ejerce una gran influencia todavia en el momento presente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de Mons. Joan Enric Vives Sicilia de Urgell y con muchas ganas de venir a Barcelona.

      Eliminar
    2. No vendrá! Está al caer el nombramienro de un Coadjutor con derecho a sucesión y Taltavull se va a Tortosa.

      Eliminar
    3. Para Vd. mossèn Hortet todo el que no comparta su pensamiento es un preconciliar y un conservador. Vdes, son los que han han interpretado la Lumen Gentiu a su manera, y los ressultados ya los conocemos. Les cuesta reconocer que los presbíeros jóvenes vistan con alzacuellos, y no como Vd. que ni respeta estar en la misma mesa de un Arzobispo que es Primado de las Españas vestido de LAICO, aunque ello le dé risa.

      Los fieles, las personas, quieren que sus pastores sean visibles, a lo cual Vd. y los que son como Vd. responderán las típicas demagogias que conocemos de memoria. Pero los resultados, después de 50 años del Conclio, ahí están.

      Eliminar
  2. No se que hace este LAICO al lado de un obispo, no se que hace un LAICO como director de seminario, no se hace un LAICO que se autotitula algo, si de verdad fuese sacerdote de Cristo, siempre vestiría traje talar, como recientemente ha ordenado el PAPA, los sacerdotes con sotana o alzacuellos con traje negro o gris y los religiosos/as con su reglamentario vestido SIEMPRE, aunque solo sea por dar ejemplo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al lado de un Obispo puede estar cualquiera. Jesús estuvo rodeado de gente de toda condición. Haremos excepciones los cristianos? Usted lo es? Si lo es, que ploco entiende el cristianismo Pep Abella!

      Eliminar
    2. Estamos en lo de siempre. "es que Jesús...", ya lo sabemos, querido Anónimo de las 15.45 del 19/11, y también dijo que El había venido a curar a los enfermos , no a los sanos, porque ya lo estaban. Pero recuerda los consejos que Pablo da a Timoteo y a Tito, de cómo se han de comportar los obispos, entonces la figura del presbítero aún no había sido configurada, los ordenados tenían la plenitud sacerdotal. Pero da igual, va dirigido a todos. prueba es que los Padres Apostólicos ya usaban la estola, la iconografía lo demuestra como Clemente Romano, ordenado por el propio Pedro. ¿Y porqué? porque el pueblo quiere ver visiblemente a sus pastores o quien lo es. Prueba es que algunas personas si en las calles de Barcelona encuentran un sacerdote con alzacuellos les piden confesión, o simplemente una bendición. Naturalmente estos personajes de mentalidad protestantes les llena de risa estos actos. Y es porque no creen.

      Es un desafío y soberbia sentarse en la misma mesa con un arzobispo cuya sede es primada, como si fuera un LAICO más, pero con la diferencia que oculta su estado clerical, en realidad va disfrazado.

      Estoy seguro que mn. Hortet leerá todo esto, y pensará que somos unos fundamentalistas los que nos expresamos así, ¿pero no será que unos aceptan el Magisterio de la Iglesia, y otros, como él, no lo aceptan?. He aquí la diferencia. Lo demuestra con sus declaraciones.

      Eliminar
  3. Amigo Prudentius, esa es a mi modo de entender, una excelente visión del inicio de la historia de la Iglesia Católica en Occidente que tras una sesgada e interesada interpretación de los textos conciliares, desobedeciendo claramente a nuestros pastores, nos hicieron ver una Iglesia de Cristo que no era de Cristo y mas en nuestra España y particularmente aquí en Cataluña

    Por la misericordia de Dios, en mi juventud, estoy hablando de los años 1962-65, que fueron precidamente los años del Concilio, estuve con un grupo de jóvenes, dirigidos por unas religiosas seglares, llamadas "Damas Catequísticas", que nos enseñaban a orar a partir del Evangelio del Domingo, Algo parecido a lo que hoy llamamos "Lectio Divina". Cuando en 1968 hubo las famosas protestas del Mayo francés y poco después se produjo en contra de la próxima llegada de D. Marcelo, como Arzobispo de Barcelona la manifestación de sacerdotes por la Via Layetana al grito de "Volem bisbes catalans" (Queremos obispos catalanes).

    Yo a través de las enseñanzas aprendidas ya comprendí que eso no podía funcionar bien. Posteriormente hice un Cursillo de Cristiandad para jóvenes que en aquellos tiempos dirigia el P. Ginés, que desmontando el tópico de la época de que el sacerdote para acercarse a los pobres en sus barrios tenía que sin señal visible de sacerdocio, cosa que él, en ningún momento se quitó la sotana e iba todos los domingos al barrio de la Bomba, haciendo su apostolado, celebrando la Misa y no apartándose munca de las enseñanzas de la Iglesia.

    Y así seguimos, con la diferencia que en los años 60 y 70, el Estado no tenía leyes civiles contrarias al dogma y moral católicas, que luego con la llegada en 1976 con la democracia, los partidos políticos, etc, se fue creando más confusión, poruqe empezaba a haber discrepancias entre la Iglesia y el Estado.

    De ahí empezaron las falsas interpretaciones, de porque el Gobierno legaliza unos actos determinados y la Iglesia, no cambia y por tanto se queda atrasada y tiene que renovarse, etc. cuando no era ni es ese el camino, sino que la renovación viene por nosotros mismos en que sepamos distinguir lo legal de lo moralmente aceptado por un católico fiel a la Iglesia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi comentario de ayer, se me olvidó decir, que precisamente las palabras que titulan el comentario de Mn. Hortet, son las que hacen falta a los sacerdotes de hoy, eso de carca y progresista, ya tendría que estar desterrado del vocabulario catolico español, solamente tendría que tener cabida el Magisterio de la Iglesia y todo lo necesario para alcanzar la vida eterna, a la cual estamos llamados por la misericordia de Dios, pero respetando siempre la libertad, de la cual nos ha dotado.

      Eliminar
    2. Aquí los germinantes sólo aceptan "su libertad" que según ellos es la auténtica!

      Eliminar
  4. Lligadas, el del CEP fue una de sus discipulos? Si alguien tiene mas informacion se lo agradeceria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lligadas es del CPL. Después de formar una buena parte de los cuadros dirigentes socialistas y comunistas de Mataró, se secularizó y se casó. Actualmente milita en Iniciativa per Catalunya (nuevos comunistas) y vive lógicamente de la Iglesia, trabajando en el Centro de Pastoral Litúrgica

      Eliminar
    2. Y efectivamente formó parte de la generación de sacerdotes de la JOBAC, actualmente forma parte del ACO, un grupo formado por nostálgicos de la Jobac, capitaneada e impulsada por Mn. Hortet.

      Eliminar
    3. No sólo se secularizó Lligadas, también otros, yo conocí directamente el caso de Lluís Martínez Martínez, en el barrio de POmar de Badalona, otro discípulo de Hortet
      De hecho el mismo Hortet se secularizó durante una temporada, aunque luego volvió a ejercer. Y volvió por la puerta grande y con ganas de guerra.
      Es lo que tiene perder la identidad sacerdotal mezclándose como uno más en la comunidad.

      Eliminar
    4. Unos se secularizan y se casan. Otros son pedófilos. Otros son sacerdotes al servicio de la comunidad cristiana.

      Sólo uno puede juzgar. Por suerte no es ninguno de los mortales.

      Eliminar
  5. Hortet dejo una temporada de ejercer de sacerdote, después volvio.
    Además fijense siempre en ciertos sitios de formación solo dan charlas, cursillos, formación,...los de una ideologia determinada.
    Cuando en la Facultat de Teología, CPL, CEP,...habra otro tipo de sacerdote conferenciante algún día.
    Mi abuela siempre decia "a certs llocs, sempre manen els mateixos".
    Que razon tenia.

    ResponderEliminar
  6. Que alegria no poner los pies en el CEP (cursillos incluidos)

    ResponderEliminar
  7. se ve que ahora le han dado por sacar libros en plena crisis. http://www.fundaciocaixalaietana.es/events/presentacio-del-llibre-mi-claustro-es-el-mundo/

    ResponderEliminar
  8. Que panoráma,con éstos mimbres ,que cesto se puede hacer?La confusión es de tal magnitud que no sabemos por donde tirar.Han conseguido que nuestra fe se tambalee ,gracias a su ejemplo.Hemos de apartarnos de éstos malos sacerdotes y acercarnos a los que aún siguen a la Iglesia Católica y al Santo Padre que afortunadamente todavia hay aunque no abunden.Está claro que debemos presionar para que nuestros Pastores sigan el camino correcto y rezar por ellos para que vuelvan a la reconversión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué superficial debe ser su fe si se tambalea por lo que algunos dicen y hacen.

      Eliminar
    2. ¿Qué hizo Mons. Pujol en esa conferencia del CPL al oir semejantes destellos de genialidad?

      Eliminar
    3. Amigo Anónimo, tiene toda la razón, acercarnos a los que aún siguen a la Iglesia Católica y al Santo Padre, que, gracias a Dios son muchos más de los que nos parecen, hau muchos sacerdortes, religiosos y religiosas que de una manerqa silenciosa y abnegada van siguiendo a Cristo, sin que salgan a la luz pública de los medios de comunicación. Por otra parte, como bien dice no debe faltar nuestra oración por los Pastores que Dios nos a confiado.

      Eliminar
  9. - “Los presbíteros jóvenes": reconocen que todos los nuevos presbíteros son jóvenes

    - "de estilo conservador y pre-conciliar": reconocen que sólo este estilo da vocaciones

    - "y la influencia de los nuevos movimientos de carácter conservador": reconocen que los nuevos motores de Evangelización son dichos movimientos

    -"son dos de los mayores obstáculos para la Evangelización": los datos objetivos demuestran que ésta es una conclusión inválida.

    El 1978, año de la democracia, el nacionalcatolicismo dio al nacionalprogresismo millones de fieles y cientos, sino miles, de vocaciones, religiosos, sacerdotes y diáconos.

    Hoy, 2012, la Iglesia es un verdadero Resto con caída de fieles, practicantes, vocaciones y sacerdotes.

    En consecuencia, la conclusión correcta sería:

    - "son dos de los mayores obstáculos para la Evangelización al estilo nacionalprogresista":


    De otro lado, me sorprendre esta alta velocidad de secularización y reingreso de sacerdotes pertenecientes a la misma sensibilidad, tal como informan algunos comentaristas. Parece que es muy mejorable el doble sistema de control de calidad, tanto de entrada como de reentrada.

    ResponderEliminar
  10. Hortet se secularizó porque no le dieron un "carguillo" que el esperaba y tuvo una rabieta de no te menees. Inmaduros el y Lligadas, tiemblán delante de unas faldas, aunque sean de monja (pido perdón a todas las consagradas).

    ResponderEliminar
  11. Los cristianos habitan el mundo pero no son del mundo....los cristianos viven de paso las moradas corruptibles,mientras esperan la incorrupción en los cielos.Habitan sus propias patrias como forasteros .Toda tierra extraña es para ellos patria y toda patria,tierra extraña.Ser por tanto peregrino en el desierto de éste mundo.
    Perdonad que el texto no va con el tema ,pero me ha hecho pensar ésta lectura y puede que a algunos os guste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, cómo filosofa usted!

      Eliminar
  12. Y en medio de tan insignes personajes Mons. Pujol como convidado de piedra,sin decir ni pío ante tanta barbaridad.Mons. Pujol cada vez más tibio, que pena Monseñor, Vd. que prometía tanto. ¡Que pena!

    ResponderEliminar
  13. Mn. Hortet ha sido un soberbio. ¡Quien es el para juzgar a los jovenes sacerdotes y a los movimientos "conservadores". Mn. Hortet y sus cómplices no han hecho casi nada para la evangelización. Aquellos que querían abrir las puertas de la Iglesia consiguieron que las iglesias se vaciaran.Así de real y triste.

    ResponderEliminar
  14. jove conservador i, per tant, fatxa21 de noviembre de 2012, 17:50

    I què hi for aguantant el "chaparrón" l'arquebisbe de Tarragona, Monsenyor Pujol. A Sistach almenys el que no li agrada no ho permet, però ´´es que aquest aguanta "carros y carretas", xD!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  15. El Dr. Pujol siempre explica cómo se han de hacer las cosas. Luego deja hablar a los demás y no dice nada. Solamente queda en el tapete de la mesa quién está a favor del Magisterio y quien no lo está, como es este caso.

    ResponderEliminar
  16. Yo sufrí los desvarios agitados de la Jobac en mi parroquia y, al cabo de poco, los grupos de jovenes de San Luis Gonzaga fueron masacrados en sus ilusiones juveniles abandonadas al activismo sin rumbo espiritual del movimiento.

    A todo esto, recuerdo que me confirmó Hortet, a principios de los 80. Aun hoy recuerdo su expresion de aquel dia. Respiraba convicción aunque, por lo visto, fuera desencaminado.

    ResponderEliminar
  17. Pues yo he criticado a este Mossen, y me arrepiento,y tras escuchar y leer detenidamente a este grupo de la Iglesia considero seriamente pasarme a sus filas especialmente tras leer Jesús aproximación histórica de Pagola, que al lado de los libros de Benedicto XVI es una auténtica liberación, por primera vez he visto al verdadero Jesús de Nazaret.

    ResponderEliminar