martes, 15 de mayo de 2012

Monseñor Taltavull tiene toda la razón


En su escrito en la revista Vida Nueva, Don Sebastià Taltavull arremete contra aquellos que desde el anonimato, injurian, calumnian y mienten por lo que se refiere a la información religiosa. No hay que ser Einstein para deducir que aunque no diga nuestro nombre, se refiere a nosotros, pero aunque parezca mentira nuestro obispo auxiliar ha acertado de pleno en el contenido de sus declaraciones, no en los supuestos destinatarios, pero si en las afirmaciones que realiza.

Porque nosotros (Germinans Germinabit) no somos anónimos. Quizá se podía hacer esta afirmación hace unos meses, pero ya no. Desde que nuestro compañero Mariano Arnal apareciera como miembro de Germinans, y cuyos datos están en posesión del arzobispado de Barcelona, a través de dos de sus diáconos implicados en la causa judicial contra Germinans. Además Mariano Arnal no es Bin Laden, es una persona pública, que participa activamente desde hace muchos años en las actividades de los grupos Pro-Vida de Barcelona. Nosotros siempre hemos respetado la libertad de los colaboradores de Germinans para hacerlo con un pseudónimo o con su nombre real, a algunos no les importa hacerlo con su propio nombre (Francisco Fabra, Jaume Castellón...) a otros, como es mi caso, preferimos hacerlo con pseudónimo, y nuestros motivos tenemos. Es lo mismo que los comentarios de nuestro nuevo blog. Unos escriben como "Anónimo" y otros con su propio nombre y respetamos todas las opiniones, siempre que se ciñan al comentario de los escritos que se publican y no actuen como "trolls" en la crítica despiadada contra Germinans.

Nosotros no decimos mentiras, nuestra información sobre la Iglesia en Cataluña es exquisita. Tenemos unas fuentes de información muy veraces y contrastadas. En muchas ocasiones hemos dado cifras y datos concretos para demostrar nuestros argumentos, en otras nos hemos adelantado a acontecimientos que han sucedido como hemos anticipado. Hemos escaneado documentos y copiado textualmente escritos e informaciones para demostrar que no nos lo inventábamos y fotos como la del Rvdo. Turull con el megáfono (muchas gracias Jordi Casabella), o la de otros sacerdotes cometiendo tropelías que son pruebas demostrables de lo que decimos. Es una verdad que no gusta a muchos, pero una verdad contrastada. Quizá en algún momento hemos podido cometer pequeños errores, pero no han sido con mala intención o con ganas de engañar sino por que no se nos transmitió bien la información, algo que sucede en los más prestigiosos medios de comunicación.

Nosotros no injuriamos, ni calumniamos. Dicen que insultamos a los obispos y a altos jerarcas de la Iglesia en Cataluña, pero no es verdad. Nosotros no atacamos a las personas sino sus acciones. Cuando un obispo hace las cosas bien lo decimos y cuando las hace mal (a nuestra manera de entender) criticamos sus decisiones o sus omisiones. Eso no es insultar. Un obispo tiene su dignidiad episcopal y un presbitero la sacerdotal, pero si hacen las cosas mal, o permiten que se hagan mal, tenemos todo el derecho del mundo a decirlo. El Rvdo. Pousa es sacerdote mientras no se demuestre lo contrario, pero que afirme que ha pagado abortos nos parece abominable y que su obispo no le imponga ninguna medida disciplinaria (más allá del paripé que montó, sabiendo que se iría de "rositas"), también nos parece inaceptable. Es sólo un caso.

Pero hay otros que sí lo hacen y que responden perfectamente al perfil que indica Don Sebastià en su escrito. Pongo como ejemplo la información religiosa que se vierte de la web Tribuna.cat. En su último escrito, afirman que "El episcopado catalán condena a la ultra Germinans" y no se dan cuenta de que las críticas de Monseñor Taltavull se les puede aplicar a ellos al 100%.

Porque Tribuna.cat sí que es anónima, y no me refiero únicamente a su información religiosa. No hay un sólo escrito firmado, ni siquiera con pseudónimo. Cuando entras en su página principal y buscas ¿Qui som? (Quienes somos), no aparece un sólo nombre, ni siquiera una pista sobre quien está detrás de este conglomerado periodístico. Nosotros reconocemos nuestra precariedad, pero ellos que se la dan de medio serio, es inaudito que no haya una sóla firma.

Tribuna.cat miente, y miente de una forma descarada y demostrable. Sólo pondré un ejemplo para no aburrir a nuestros lectores. En su escrito sobre los seminarios de Barcelona y Terrassa afirmaba que en el Seminario de Barcelona habían entrado 10 seminaristas y en el de Terrassa solo uno. "10 a 1" exclamaba el anónimo articulista como si de un vergonzoso resultado balompédico se tratara. Pero la realidad es bien distinta, en los datos estadísticos que los mismos seminarios presentan a la Conferencia Episcopal Española y que tienen que ser demostrables, aparecen cinco ingresos para Barcelona y cinco para Terrassa, empate a 5 (siguiendo el simil futbolístico) nada que ver con el mentiroso y manipulado 10 a 1.

Y finalmente Tribuna.cat sí que insulta e injuria, especialmente a los obispos que no son de su cuerda. Principalmente a Don José Angel Saiz Meneses, a quien continuamente lo acusan de "ultra", "integrista" "españolista", "rancio", "carca", etc. Nosotros ni siquiera hemos dicho nunca que nuestro arzobispo sea "progresista", porque de hecho no lo es, siempre hemos dicho que hace el juego al progresismo o que consiente que ciertos progresistas campen a sus anchas, pero medimos mucho nuestras palabras, para no caer en tópicos de desprestigio fácil. También insultan al obispo Don Xavier Novell al que llaman "apátrida", y ya no hablemos de las lindezas que dedican a S.E.R. el cardenal Rouco y a otros obispos españoles no catalanes.

Pero con la web Tribuna.cat, nadie se va a meter, ni declaraciones, ni persecuciones, ni juicios, todo el mundo sabe sus conexiones con el mundo nacionalista, entre los que se encuentran muchos amigos de los "tiempos gloriosos" de Jordi Pujol. También saben sus vinculos con el progresismo eclesial catalán, ya que comparten sede con la "catalunya religio" de Jordi Llisterri. A ellos nada, a Germinans, guerra sin cuartel, sin reparar en medios y en gastos, sin escrúpulos y sin piedad hasta la muerte.  

Mucho me temo que si Don Sebastià se convirtiera en el sucesor de Sistach, sería más de lo mismo. Tolerancia total con el nacional-progresismo (incluyendo aquellos que actuan desde el anonimato, mintiendo e injuriando) y persecución a aquellos que se muevan por el lado más conservador, aquellos que defienden sin fisuras el Magisterio de la Iglesia y denuncian los abusos de los que lo incumplen.  Al menos en este caso ha quedado claro que el obispo menorquín afincado en Barcelona tiene claramente dos varas de medir.

Antoninus Pius

31 comentarios:

  1. ¿Tenemos alguna esperanza en BarcELONA? Es verdad que "para Dios no hay nada imposible", pero ¿le dejaremos actuar?

    ResponderEliminar
  2. Si hombre, si hay esperanza para Barcelona, lo que hay que hacer, es no callarse, como hasta que salió germinans, da lo mismo el obispo que venga, lo que hay que reventar, es ese poder oculto y maligno que hay en un sector del clero, ellos si que han mandado y actuado con consignas secretas, y el otro clero, el que no se mete en politica, el que intenta hacer las cosas lo mejor posible, siempre ha callado, pues ya basta hombre, ha plantar cara y a decir las cosas por su nombre, que somos muchos caramba, hagámonos oir, que no nos asuste ni nos mande mas ese clero pasado de moda, que de curas tienen bien poco, y yo diria en muchos casos, que dejan mucho que desear como cristianos y como personas, ya nos han hecho bastante daño a muchos, ahora se acabo. Esque no está claro lo que hicieron con Don Marcelo, y lo que hicieron sufrir al bueno de Don Ricard Maria, hombre, es una verguenza, esto no ocurre mas que en Barcelona,pues creo que hay motivos para no callar mas plantar cara a ese sector del clero que siempre ha tenido poder aqui, son ya unos viejos, que se vayan ya, y si queda algun joven asi como ellos, les plantaremos cara si intentan amedrantarnos.

    ResponderEliminar
  3. Marc (Premià de Dalt)16 de mayo de 2012, 7:42

    Que us penseu que els progres no es mouen? Tenen pànic d'una canvi radical a Barceona i per això ja van començant-se a moure's per construir la candidatura Taltavull, que amb ella no patirien. Estiguem alerta que ens la volen tornar a colar. Tenen molt a perdre (subvencions de la Generalitat, llocs de protagonisme mediàtics per ser algú professsionalment tipus Llisterri, Domingo i companyia...). Endavant gent de Germinans !!!

    ResponderEliminar
  4. Que desilusión.
    ricardo

    ResponderEliminar
  5. Queridos amigos de Germinans, cuánta verdad encierran sus palabras de que no se busca herir a nasdie, ni faltarle el respeto (sea obispo, ssacerdote o simple fiel del Kahal de Yavé), sino denunciar la acción perversa, convertido en hábito (vicio), anquilosada en estado de putrefacción. Y eso es lo que sucede con las acciones que, tal vez buenas en su origen, han sufrido la tóxica transformación de someterse a una determinada ideología, en muchóisimos casos con ribetes totaloitarios. Algunos, cegados en mi opinión por ese sometimiento, o a lo mejor, con intereses bastardos porque en ello les va el momio (la gabela, la sinecursa), niegan que vaya contra el derecho natural la inmersión. Y dicen que es materia opinabloe. ¿Desde cuándo el derecho a la educación, extensión del derecho a la vida, es ideología, es opinable? Es un derecho fundamental. Y cabe pensar que, en cuanto primario, es un derecho pleno, es decir que vale una educación deficitaria que provoque desigualdad en el ejercicio de ese derecho. ¿Quién puede negar que la inmersión atenta contra esa igualdad?

    En las cosas fundamentales (derecho a la vida, derecho a la educación, derecho al trabajo) no caben interpretaciones de partido. Y por lo que atañe a su moral asociada, tampoco obviamente, porque es que la que fundamenta a tales derechos que se vinculan con la dignidad de la persona. La Iglesia debe ser, como siempre fue, la principal defensa de los derechos del hombre.

    Que determinadas acciones episcopales, abaciiales y sacerdotales suponen una abdicación de esa labor parece manifiesto. Y ahí a algunos nos tendrán enfrente.

    Dígase lo propio de la doctrina y los sacramentos. De la doctrina en dogma y moral. ¿No confiesan los obispos y abades el credo de Nicea? No he leído en ninguno de ellos nada contrapuesto a esa declaración de fe. Pero en los medios que de ellos dependen, digamos que la interpretación de algunos artículos deja mucho que desear. Algún día valdrá la pena detallarlo. No digamos en el campo de la moral, donde la ley natural, subsumida por la Ley de Cristo, es denostada.

    Sin omitir que en eso tengamos culpa todos, habrá que empezar por poner el enfermo sobre la mesa, diagnosticarlo y buscarle remedio. De eso se trata. De la acción o patología.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ole ! Vinga a barrejar la roba. Així si anem bé !!! Soc un lector i admirador de Germinans pero quan de nacionalista espanyol que hi ha entre els vostres comentaristes. Aneu alerta que hi ha amors interessants. Vinga endavant. Amunt i crits.

      Eliminar
    2. No he empleado en ningún momento ninguna referencia a España. ¿Llamar antiiunstauralista una ley perversa que ahoga el derecho fundamental a la educación es "barrejar la roba"? ¿Es un crit? Sí tiene razón, es un grito en defensa de los desfavorecidos. Mis hijos fueron al Colegio Alemán, como Pujol. Y aunque antes pudieron entrar en el Liceo Francés, como los de Mas, no quisimos porque entonces tenía un tufo elitista que tiraba para atrás. No mezclemos. Si el aborto es perverso, lo será siempre (lo excuse un cura o lo permita un obispo). Si el abuso de niños (en educación, en formación nreligiosa) es perverso, loo será siempre (lo excusen los católicos que aprueban esa ley infame o la defiendan otros católicos, obispos o no). Me gustaría saber por qué esa ley no va contra el derecho natural, si atenta contra un derecho primario. Aunque en mi vida familiar no me ha afectado, me importa como cristiano por ser símbolo y epítome de una ideología seudocristiana sometida al paganismo étnico. No crea, por otro lado, que vamos a considerar racional la argumentación ad hominem, que si nacionalista español, que si anticatalán, que si... Toda esa vociferación no desvía la atención y la indiginación ante un Sistach sonriendo ante unos niños discapacitados rezando las preces en un catalán postizo y forzado. ¿Por qué obligarles -obligarles-- a decir Pare Nostre, cuando lo espontáneo en ellos es Padre Nuestro? ¿Cómo se dirigen a sus padres naturales? ¿Les llaman pare o mare? ¿Entenderán "lliurat per vosaltres, palabras nucleares de la Consagración, cuando comprenderían en seguida "entregado por vosotros". Seamos honrados.

      Eliminar
    3. No traigamos la política mundana aquí. Les estaríamos siguiendo el juego a los otros, sólo que por el otro flanco. Son otras luchas. La lucha por la lengua, que es una libertad y un derecho y hasta un deber, es otra. Y hay INFINIDAD de foros donde debatirla y combatir en uno u otro lado. Foros como éste sólo hay uno, éste. Dejemos la lengua, el pacto fiscal, la nación y demás para los otros medios que ÁMPLIAMENTE dan cobertura a estas reivindicaciones.

      Eliminar
    4. No quería responder porque, en principio, tiene usted razón. Lo nuestro no es la lengua, ni el pacto fiscal ni la nación. En eso cada uno tiene su punto de vista de acuerdo con la formación que haya adquirido o se haya trabajado. Pero ocurre que lo que usted dice son asuntos de ley positiva. Iba yo más hondo, a la ley natural, que es moral común recogida por la Iglesia. El asunto de la educación no es asunto de lengua, sino de derecho básico. El matiz no es pequeño. Como el llamado matrimonio homosexual no es matrimonio acorde con la ley natural aunque el derecho positivo (la legislación) lo legalice. Algunos curas de Barcelona incluso bendicen esas uniones, como ha salido publicado. Muchos temas que aquí, en Cataluña, se toman por políticos son aberraciones morales. Perversiones. Como muchos puntos del Estatut tan caro a Vives y a Soler. Gracias, amigos de Germinans, por vuestra generosidad permitiendome exponer estos puntos que yo creo básicos.

      Eliminar
  6. Todo es cuestión de poder, de mandar, de trepar... Unos y otros. Lejos queda el servicio evangélico. Mientras tanto la Iglesia - pueblo... os va dejando de lado a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé los otros. Pero le podemos asegurar que la única intención de los componentes de Germinans es que la Iglesia de Barcelona camine en la fidelidad al Magisterio y al Santo Padre. Ninguno de nuestros miembros tiene intención ni de medrar, ni de trepar, ni de mandar. Estamos muy bien sirviendo a nuestras obligaciones y a la Santa Madre Iglesia desde nuestras humildes posiciones.

      Eliminar
    2. Puc creure que no voleu trepar ni manar (tot i que a voltes hom vol exercir el poder sense oficialment exercir-lo...)

      Potser serieu més creibles si posessiu en primer lloc la fidelitat a Déu i al Crist... que suposo que estareu d'acord que es troben per damunt el Magisteri i el Sant Pare.

      Aneu amb compte, que hi ha fidelitats que maten i amors que acaben assecant l'ànima...

      Eliminar
    3. L’Agustí es dedica a donar consells.....i confon la gimnasia amb la magnèsia....Sorprèn que desconegui que la fidelitat al Sant Pare i al Magisteri no son antagònics ni excloents de la fidelitat a Déu i a Crist.
      “Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces” Pot ser l’Agustí podria considerar si el famós dit se’l pot aplicar...o no...

      Eliminar
  7. Proximamente GERMINANS EN WORDPRES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿Ehhh???????????????? Es curioso. Hay gente que sabe más cosas de nosotros que nosotros mismos

      Eliminar
  8. Jesus, porque nos has abandonado ?

    ResponderEliminar
  9. Arnau, si no entiendes que el catalanismo ha sido letal para la Iglesia en Cataluña, es que no tienes voluntad de ver la realidad.
    El nacionalismo, no es solo un problema político, también lo es religioso y eclesial, desde el momento en que buena parte del clero, abrazó esta ideología como la propia y no han dudado en utilizar los púlpitos para servir a la política, digase "nació" catalana y no ha Dios.
    La consecuencia ha sido secularizar nuestra región.
    Fijate que en las comarcas mas nacionalistas, la practica religiosa es casi inexistente. ¡¡Ellos ya tienen otro dios!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con Ud. El nacionalismo activo dentro de las Iglesias sobra, pero voy más lejos: no solo en la Iglesia Catalana, en la Española también, el resultado es Iglesias vacias vayas a donde vayas. Hace unos años hice unas gestiones en el Obispado en Teruel y asistí a varias misas en la Catedral, eramos como se dice cuatro y el cabo

      Eliminar
  10. "Esta última actitud no tiene justificación alguna cuando se hace de la mentira el estilo habitual y la calumnia se cierne sobre personas cuya dignidad es digna de respeto y que han entregado su vida a la misión que les ha sido confiada, llamados a ser, como todo cristiano, un signo visible del amor de Dios... otros caen continuamente en aquello que Jesús siempre censuró: la injuria, la difamación y el juicio condenatorio, contando a la vez con grupos mediáticos que les dan cobertura.

    - Falta la prueba de las mentiras, calumnias, injurias, difamaciones y juicios condenatorios, o sea, los artículos de GG concretos... que no los menciona."


    "...y no respeta el más elemental de los derechos de quienes ven atropellada su dignidad y condenada a quedar siempre herida. Todos tenemos el derecho a corregir a otra persona si es que la recta conciencia lo pide y es para su bien. Sin embargo, y por encima de todo, tiene que prevalecer la actitud evangélica de hablar primero con ella, en privado, con afecto y no esparciendo a los cuatro vientos sus defectos, más aún, comprendiendo y perdonando, si hace falta."

    - Muchos de estos consagrados ya tienen conocimiento de su oficio desde el seminario, la facultad de teología y el trabajo parroquial: no desconocen lo que hacen, pero muchos omiten o distorsionan verdades de fe y moral y ritos y celebraciones... Avisarlos en privado es sonrojante, más con testigos: "¡No haces bien tu trabajo!"; es como avisar a un juez de que no hace bien su trabajo en privado o con testigos..., absurdo.

    Lo correcto, en este caso, es hacer una denuncia oficial al obispo, o si se quiere, una denuncia pública, por ejemplo en Germinans, para que se tenga conocimiento notorio, pues si es un ministro público que celebra públicamente con un rito público, o enseña públicamente una enseñanza oficial en edificio público, el aviso privado o con testigos carece de justificación y se puede pasar directamente a la fase de denuncia pública u oficial, pues un sacerdote o religioso no es un laico sin conocimientos teológicos, sacramentales o rituales.


    "“En esto conocerán que sois mis discípulos: si os amáis los unos a los otros”. Hacer lo contrario, atacando sin piedad y desde la cobardía a otros hermanos y hermanas en la fe, vela la transparencia comunicativa, hiere la salud personal y colectiva, impide el acceso a Jesús, va contra su mensaje evangelizador...".

    - El amor no es silenciar los errores de fe y moral y los abusos e irregularidades litúrgicos, el amor es denunciarlos si se dan las condiciones anteriores: consagrado con título eclesial, con cargo público, en liturgia pública, dando enseñanza oficial, en edificio público y afectando la salud de las almas, diciendo que el aborto o la pluridiversidad sexual es lícita, o celebrando los sacramentos como le da la gana. El amor es cumplir los mandamientos, no es callar frente a los abusadores.

    Y si un consagrado comete un delito, lo que hay que hacer es ir inmediatamente al juzgado de guardia, sin avisarle siquiera, para evitar la ocultación de las pruebas incriminatorias.

    ResponderEliminar
  11. No defendáis tanto a Meneses... NO SE LO MERECE!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meneses se muere de ganas por ir a barcelona y los Germinantes también!

      Eliminar
    2. Germinans no hace campaña por ningún candidato a ser el futurible obispo de Barcelona. No tenemos esa pretensión ni somos nadie para hacerlo.
      Lo que sí hemos dicho es como NO nos gustaría que fuera. Es decir que la situación actual no puede continuar igual y que es necesaria una ruptura en la linea que se ha producido en otras diócesis similares a la nuestra como Bilbao o San Sebastián.
      De los actuales obispos catalanes hemos elogiado las cosas que nos parecen buenas y criticado las malas, nada más, hemos medido a todos por el mismo rasero, que es de la ortodoxia y la fidelidad a la doctrina de la Iglesia.
      De Saiz Meneses hemos elogiado muchas cosas buenas pero también hemos visto "peros" en algunos detalles de la manera de llevar el Seminario y en su actuación poco decidida en el tema de los abortos en los hospitales de Granollers y Sant Celoni

      Eliminar
  12. Taltavull confunde amor con complicidad e impunidad.

    El modus vivendi de Sistach es respetar el statu quo convivencial entre grupos existente en la plural y compleja diócesis de Barcelona, principalmente paz (para él) por cargos (nacionalprogresismo), consolidando de esta manera un conocido conjunto de precedentes de tolerancia y disimulo frente a las infraciones de todo tipo cometidas por este grupo, generando así una situación de inmunidad total para cualquier vulnerador de la legalidad, ya que frente a una posible sanción podría alegar, con razón y justicia, una situación de perjudicial agravio comparativo: por qué yo sí y otros casos más graves no.

    De esta manera, con el paso del tiempo, Sistach ha quedado vendido y con las con las manos atadas en su función episcopal de gobernador, originando un estado peculiar: los consagrados hacen lo que les da la gana sin temor alguno, dentro de los límites de la evitación del escándalo público patente.

    Mucho me temo que Taltavull, si es nombrado obispo, y de pensar así, siga los pasos de su ordinario y se convierta en un Bisistach, lo que situaría la vida diocesana, si ello se diera, en una situación de "más de lo mismo" y la encarrilaría hacia la agonía espiritual.

    He realizado denuncias de abusos ante el obispado de Barcelona, he comunicado en privado a los afectados la situación de irregularidad, ante personas que se supone que saben más, mucho más que yo; además a Sistach le consta toda vulneración a través de los artículos y comentarios vertidos en GERMINANS por notoriedad y público conocimiento. El estado de cosas, lejos de aminorar, se mantiene y ha ido creciendo: todos tiemblan... de risa. ¿Qué más hay que hacer, cuánto más hay que esperar?

    ResponderEliminar
  13. creo que todos los que leemos a germinans germinabit queremos lo mejor para la Iglesia , y en especial para la Iglesia en Cataluña , los sacerdotes y nuestros obispos deben dejar la politica a un segundo plano y centrarse en su mision de Pastores , de guiar a su pueblo, hacia Nuestro Señor , a ser fiel a sus enseñanzas-
    la iglesia es universal, no es solo de un territorio, ni de un solo idioma .
    Recemos por nuestros obispos y cardenales ,para que se centren en su mision evangelica , en que sean fieles al Santo Padre, y que el Espiritu Santo nos mande un buen obispo, que sea el nuevo evengelizador de las tierras catalanas .
    viva Cristo rey

    ResponderEliminar
  14. Uno de mis comentaristas predecesores dice que "esto no ocurre mas que en Barcelona" ¡Ojalá fuera cierto! Al menos en mi diócesis situada al Norte de España ocurren cosas parecidísimas sin el ingrediente del nacionalismo catalán, claro. Es la crisis general de la Iglesia. Por eso está muy bien la frase. "¡Todos somos Germinans!"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene Ud. toda la razon, es la crisis generalizada aqui con ingredientes nacionalistas y en otros lados con otros tipos de ingredientes.. (INTEGRISMO) a veces peores.

      Eliminar
  15. Con éste panorama que dia si y otro tambien vamos viendo en éstas páginas le veo poco futuro a la Iglesia en Cataluña.
    Tendremos que enviar a la VIÑA evangelizadores que empiezen de nuevo y lógicamente con el visto bueno de los "JEFES" a los que se les presupone buena fe,por que de no ser asi apaga y vamonos.Si van a condicionar la evangelización por que los evangelizadores sean o no de aqui malament.De ser asi deben ir pensando en alquilar las catedrales a los musulmanes por que ellos las llenarán.De llegar a éste desastre todo el mérito deberiamos adjudicarlo a los pastores politicos que actualmente tienen la responsabilidad de evitarlo.Entonces los cristianos que quedemos pasaremos a las catacumbas y volveremos a empezar con la ayuda de EL.

    ResponderEliminar
  16. M'adhereixo totalment al comunicat del Bisbe Taltavull.

    ResponderEliminar
  17. ANONIMO 16 a Anónimo17 de mayo que dice: "Tiene Ud. toda la razon, es la crisis generalizada aqui con ingredientes nacionalistas y en otros lados con otros tipos de ingredientes.. (INTEGRISMO) a veces peores"
    Eso no es cierto. En todas las diócesis que conozco -y Vd. no- los que mandan son los progres y los obispos los que hacen es repartir entre ellos los resortes del poder. Porque son los que les pueden dar problemas o porque el obispo en cuesión, sea el que sea, participa en mayor o menor medida de su misma mentalidad.

    ResponderEliminar
  18. Lo que no es cierto es que los males de la Iglesia vengan todos de progresismo y del nacionalismo catalán. En cataluña los problemas de la iglesia, no son muy diferentes al resto de España, tienen su particularidad, - completamente cierto- pero Iglesias vacias en todas las diocesis de España las hay, porque el problema real no es el progresismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente falso. Viajo mucho y lo que pasa en Cataluña no pasa en ningún otro lugar de España. Las iglesias se llenan, los sacerdotes están en sus iglesias confesando, y suelen estar abiertas. Y lo mismo puedo decir de Francia y especialmente la parte de Marsella, donde una misa solemne de cualquier Domingo hace honor a su nombre, incluso mucho más que las de San Pedro del Vaticano. Y los sacerdotes son visibles, muchos con sotana.

      Eliminar