Su eminencia, no es eso, no

14
 

Ante la aberración de la Federación de Escuelas Cristianas, de lanzarse entusiasta en brazos del supremacismo nacionalista, poniendo pies en pared para impedir por todos los medios la entrada de la lengua española en las escuelas cristianas de Cataluña, ni siquiera el 25% impuesto por los tribunales, la asociación Enraizados (muy buena gente, caracterizados por su bondad natural y cristiana y por su ingenuidad) se dirigió al cardenal Omella en su calidad de Presidente de dicha Federación, para que enmendase ese error.
 
El cardenal respondió con la carta que sigue, dispuesto evidentemente a cualquier cosa, menos a enmendar su error:
 
Apreciado D. José: He recibido su carta de 20/06/2022 junto con las firmas que la acompañan y en la que manifiesta su dolor y desconcierto por la carta que, desde la Federación de Escuelas Cristianas de Cataluña, se mandó a los centros de esa Federación diciéndoles que mantuviesen una actitud de inacción ante las posibles denuncias que recibieran en relación a la reciente Sentencia que obliga a la enseñanza del 25% en castellano.
 
El problema queda bastante bien definido, aunque con palabras edulcoradas (actitud de inacción, posibles denuncias, etc.) y con una tergiversación burda de la intención de esa carta de la Federación. Y por supuesto, eludiendo cualquier responsabilidad ni personal ni institucional sobre el atropello denunciado. Y dando por sentado que tras las posibles denuncias no hay derechos vulnerados, no hay personas, no hay escolares a los que se limita el acceso al conocimiento por dificultades lingüísticas y de expresión, sino tan sólo unos actos administrativos denominados “posibles denuncias”.
 
 
 
Les agradezco su carta -continúa la respuesta del cardenal- y su manifestación de dolor. Bueno, el cardenal agradece que el comunicante haya decidido manifestarle su dolor. No está mal. Seguramente que lo siguiente será hacer algo eficaz para aliviar ese dolor. Pero no, nada de eso. Tomo nota de lo que me dicen. He hablado con la Secretaría General de la Federación. Entiendo lo que ustedes dicen en la carta y creo que entenderán también que no es fácil acertar con las decisiones en una situación tan compleja como es la que se vive en Cataluña.
 
El cardenal dice que entiende. Toma nota, ¡faltaría más! Y como él entiende, pide que sus comunicantes también entiendan que no es fácil acertar en una situación tan compleja. Que es una falta de consideración irle con problemas difíciles. Si es difícil, no tiene por qué acertar. Por consiguiente, como alta jerarquía que es, le corresponde seguir el camino fácil de errar (si finalmente ése fuese un yerro) siempre en el mismo sentido, siempre a favor de los fuertes y contra los débiles. Es lo más evangélico. Apostar por el caballo ganador y dejar que se deslome el perdedor. Es que es tan compleja la situación que se vive en Cataluña… y van y pretenden resolverla los tribunales de una forma tan simple y tan ingenua… Y como no es fácil acertar, pues resulta que cristianamente es un abuso pretender que acierte. No, señor cardenal, no es fácil acertar; y como a usted sólo se le pueden proponer cosas fáciles, pues eso, que no tiene por qué acertar.
 
Y ahora viene la gran explicación de aurora boreal: La voluntad de dicha Federación (de la que es presidente Omella en su calidad de arzobispo de Barcelona) ha sido la de apartar a las escuelas pertenecientes a la misma, de una problemática jurídico-legal cuya resolución corresponde a la Consejería de Enseñanza de la Generalitat y no a las escuelas en particular. Oiga, señor cardenal, tómenos en serio, que no está hablando con los fieles de la parroquia del Espíritu Santo. Eso no va así, y usted lo sabe muy bien. Ni la intención de la Federación de Escuelas Cristianas de Cataluña fue “apartar a las escuelas de una problemática jurídico legal”, sino alinearlas manu militari en la opción independentista; ni el cumplimiento de la ley es cosa sólo de la Generalidad.
 
 
Lo importante de esta carta tan episcopal, tan cardenalicia, es echar pelotas fuera y eludir cualquier acción que pueda rozar siquiera la sensibilidad de los independentistas; y por supuesto, cualquier responsabilidad derivada sea de la acción, sea de la omisión. ¡Para qué nos vamos a engañar! A la vista del cardenal, el pescado ya está todo vendido, y no va a ser tan tonto que apueste por los perdedores, cuando toda la política “pastoral” de la diócesis ha sido y sigue siendo a favor de la causa ganadora.
 
Y como no podía ser de otro modo, Pedimos comprensión sigue la carta-, a la vez que agradecemos (esta vez, ya en plural; será por los obispos auxiliares) que nos muestren su pesar. Fabuloso motivo de agradecimiento, por dos veces. A falta de mejores cosas, se alimentan del dolor y de los pesares ajenos.
 
Y ahora viene el núcleo doctrinal: no duden que por encima de todo queremos mantener la comunión con los grandes principios del Evangelio y de la Doctrina Social de la Iglesia (a ver si acabamos de convencer a esos recalcitrantes, de que la Doctrina Social de la Iglesia está con los catalanohablantes, tanto en la iglesia como en la escuela. A ver si se enteran de una vez), así como la colaboración con las otras Fundaciones de Escuelas Cristianas de toda España.
 
 
 
¿Y lo de la comunión, qué es? ¿Comunión de unos grupos cristianos (los del país) con otros (los de fuera)? No, no va por ahí la cosa, que ésa es una batalla que el cardenal dio por perdida desde el momento en que ocupó la sede episcopal. Pretender eso en Cataluña es andar buscando conflictos; y la Iglesia no está para eso; ni menos la jerarquía. Así que es mejor hablar de la comunión con la doctrina, algo más maleable (la doctrina se deja maltratar muchísimo más que las personas: ahí tenemos el esperpéntico laberinto sinodal en que tan a gusto se siente nuestro cardenal en su diócesis y en toda España). Sí, claro, por encima de todo, (ellos) quieren mantener la comunión con los grandes principios del Evangelio (sólo con los grandes) y de la Doctrina Social de la Iglesia. Las comunidades cristianas tienen el vicio de quejarse; los principios y las doctrinas no se quejan de nada: todo lo aguantan estoicamente. 
 
Y ya para rematar, lo que le falta al cardenal como Presidente de la Conferencia Episcopal Española, es pedir la colaboración de las otras Fundaciones de Escuelas Cristianas de toda España para que se pongan al lado de la de Cataluña, que está recibiendo unos ataques tan poco cristianos de parte de los ultras más intransigentes. Es lo que exige la unidad de la Iglesia. Y es lo que necesita el cardenal: el apoyo de toda la Iglesia de España a sus políticas de plegamiento a la voluntad supremacista de la mayor parte de su clero.
 
Virtelius Temerarius  

Entradas que pueden interesarte

14 comentarios

  1. ¡Ah!. Veo aquí, que la Fundació Escola Cristiana, recomendó no contestar a personas jurídicas, o a acciones colectivas. Deduzco que a las personas concretas, sí que les iba a contestar. Faltaba más. Por lo tanto, es razonable lo que contesta el Sr. Cardenal, de que la Fundación quería evitar entrar en la polémica. Hubiera bastado que dijeran lo que se estila tan a menudo en este país de las tropelías y atropellos supramayestáticos, a saber: nosotros respetamos las decisiones judiciales y las órdenes de la autoridad educativa. No hacía falta más, para calmar, sin mojarse, los ánimos de las entidades y plataformas y demás entes abstractos. Simplemente, les faltó el consejo de un buen asesor. Por otro lado, no es competencia del Sr. Cardenal mandar que se cumplan las sentencias. Luego, no se le puede pedir más. Todos sabemos que la moda es, de un tiempo a esta parte, no cumplir nada, ni leyes, ni sentencias, ni las órdenes de nadie. ¿Va a tener que se la Iglesia la que emprenda una cruzada contra lo que tan hondo ha calado, de la mano de los ilustrísimos Quijotes ? Una vez más, es justo que se defienda al Sr. Cardenal de tanto tiquismiqui que le saca la mota de polvo que cada día le cae en el hombro. Estoy segura de que finalmente será mártir sin el menor esfuerzo de su parte, gracias a esta panda de gente que tantas ganas le tiene.

    ResponderEliminar
  2. Contra la convivencia, la universalidad y la riqueza cultural15 de julio de 2022, 4:46

    Opìno con hechos que el castellano es en Cataluña ya una lengua minorizada y perseguida, reprimida y oprimida por la Generalidad de Cataluña de Aragonès, tal como demuestra, entre otros casos, lo indicado en Germinans: "las peticiones de aplicación de la sentencia... tenedlas por no hechas... no las contestéis ni les deis aviso de recepción".

    La Generalidad deriva hacia una prohibición de diferenciación lingüística, y hacia una política de exclusión y restricción injustificadas contra el castellano y de preferencia a favor del catalán, con el objeto de no fomentar y hacer peligrar el mantenimiento y desarrollo del castellano.

    Tiende a negar la provisión de formas apropiadas y medios apropiados para la enseñanza y el estudio del castellano a todos los niveles de la enseñanza: del parvulario a la universidad.

    Es hostil a la facilitación y la promoción del uso del castellano, en el lenguaje y la escritura de la vida pública, sobre todo en la escuela, y tiende a la discriminación y la desventaja en el conocimiento del castellano.

    Casi no da oportunidades adecuadas de aprender el castellano como idioma materno o de recibir instrucción en este idioma materno.

    Es un gobierno represor, en cuanto restringe medidas en la educación para no promover el conocimiento de la historia, las tradiciones, el idioma y la cultura del castellano que existe en Cataluña, negando las oportunidades adecuadas de adquirir conocimientos sobre la sociedad en su conjunto.

    La Generalidad quiere desculturizar a todos los catalanes, al impedirles mediante la no aplicación del 25%, que tengan un buen conocimiento del castellano como lengua universal, quedando así infraculturizados en catalán, un idioma no universal, minoritario y no útil para el conocimiento global.

    La Generalidad tiende a un estado represor al ir contra el castellano, idioma materno, propio, personal y patrimonial de muchos catalanes, y por ello, ataca a una comunidad lingüística identificada, integrada por una sociedad humana que, asentada históricamente en el espacio territorial determinado de Cataluña, ha adoptado otra lengua como medio de comunicación natural y de cohesión cultural entre sus miembros, queriendo destruir el espacio social y funcional imprescindible para el pleno desarrollo de la lengua castellana.

    Hay evidencias de política de odio por parte de una institución constitucional, la Generalidad, regida por unos partidos políticos legítimos que han adoptado una política lingüística sectaria, despótica, dictatorial, fanática y autoritaria que ha secuestrado la paz y la convivencia lingüística, creando un problema donde nunca jamás ha existido, compartiendo pacíficamente y secularmente el catalán y el castellano una bicomunidad lingüística donde el castellano tiene una vertiente universal y el catalán una vertiente particularista.

    Ha violado los derechos lingüísticos reconocidos en el derecho internacional:

    PACTO INTERNACIONAL DE DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS
    Artículo 27. En los Estados en que existan minorías étnicas, religiosas o lingüísticas, no se negará a las personas que pertenezcan a dichas minorías el derecho que les corresponde, en común con los demás miembros de su grupo, a tener su propia vida cultural, a profesar y practicar su propia religión y a emplear su propio idioma.

    CARTA DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DE LA UNIÓN EUPOPEA
    Artículo 22. La Unión respeta la diversidad cultural, religiosa y lingüística

    .....

    Estamos en una era de decadencia, regresión y destrucción del buen gobierno para el bien común. Colau, Aragonès, Sánchez, Omella, Bergoglio... ejemplos de malos gobernantes.

    Por ejemplo, Bergoglio no ha excomulgado ni prohibido la comunión a Biden. En efecto, éste falso católico no sólo está en contra de la sentencia del TS de los EEUU que ha derogado el derecho federal al aborto, sino que además, ha aprobado un decreto federal abortista y quiere aprobar una ley y una reforma constitucional abortista.

    ResponderEliminar
  3. Suele ser habitual que el espíritu cobarde y canalla se esconda tras la "institución". En los jesuitas de Cataluña hay una larga tradición de ese comportamiento taimado y tan poco cristiano. Cuando redactaron un documento tan criminal como su propuesta a favor del aborto se escudaron en el "Instituto Borja". ¿Quiénes eran las monjas y los jesuitas que escupieron esas mentiras cainitas contra el derecho a vivir del nonato? Cuando los infaustos momentos de una votación prohibida por el TC, los colegios se escondieron tras el nombre del centro. Tal el del Niño Dios.
    de los jesuitas.

    Tiene Escola Cristiana una historia estercolada de actos viles y sinvergüenas. Uno de los más sonados, y al tiempo más silenciados por Sistach y por Omella, menudos capelos enlodados de miserias que están en la mente de todos, fue el de la criminalización de los niños y sus progenitores que solicitaban el cumplimiento de la sentencia judicial. Los muy canallas, los muy canallas, repito, no sólo se negaron a cumplir la sentencia, sino que en un acto de cobardía y vileza, promovieron el acoso de los niños y de los padres. "Aquells són", chillaron como unos endemoniados contra un niño compungido y arrinconado en el patio. "Crucifige eum", gritó el débil mental de turno con fajín.

    Por si fuera poco, llegado el juicio los sicarios del separatismo a sueldo de Sistach, esgrimieron que ellos defendían a la institución. No a los niños, no a los padres, a la institución. Aquellos hijos de satanás que decían defender la institución, lo que hacían era someter la cruz de Cristeo a su ponzoña y enajenación energúmena.
    Hay en su colaboración, Virtellius, una foto infame, la del político puesto por Pujol al frente de la juventud para inocular el veneno del odio. Porque detrás de la institución siempre hay un responsable, con nombre y apellidos.

    Todos sabemos que Omella no va a morir de un ataque de ilustración. Le teme más a los libros que a un nublado. Y sus respuestas suelen ser a menudo viles, con frecuencia necias. Como la del agua de la ducha. Aunque sus aduladores dirán que son sagaces. Empezando por los que sodomizaron, en este caso moralmente al menos, a los niños y a sus padres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy le puedo decir, Sr. Valderas Gallardo, que su comentario es de CUM LAUDE.

      Más claro, AGUA!!!

      Eliminar
  4. Estan voluntariamente adheridos a SOM ESCOLA. Con el dinero de todos. Son una auténtica mafia/gestoría. A las escuelas de congrecaciones pequeñas las asfixian a base de "moderneces" jesuita style donde no pueden competir y cunado por fin se adaptan, los "grande" vuelven a virar, dejando otra vez a los pequeños desfasados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé i publicarán alguna de estas perlas " linguísticas", para no olvidar la memoria histórica referente a la legítima lengua catalana. Sólo unas cuantas frases:
      "Los catalanes sólo son importantes cuando hablan castellano". José Prat 1984
      "Si el Estado no impusiera el castellano en toda España, los dialectos se impondrían al castellano" M.de Unamuno 1905
      "Yo no voy a Barcelona a aprender idiomas".A.Gala. 1994
      "Que en las escuelas no se permitan libros en lengua catalana, escribir ni hablar en ella dentro de las escuelas y que la doctrina castellana sea y la aprendan en castellano" Felipe V. 1715
      "Me gusta Cataluña, lo que no me gustan son los catalanes" Santiago Bernabeu. 1968
      y la última ( hay más pero mejor no cansarse ni horrorizarse)
      "Hay que castellanizar a Cataluña...Hay que pensar en español, hablar en español y conducirse como español (?) y esto de (a)grado o por fuerza", (Revista Ejército y Armada)
      1906. Madrid: un vergel, Bilbao una gran fábrica, Barcelona, un inmenso solar..
      Conclusión: Debemos " españolizarnos más"... ¡Vamos retrasados en clave a la españolización.

      Eliminar
    2. 13:13, tiene razón en lo que dice, pero falta la universalidad del campo de opiniones lingüísticas:

      - QUIM TORRA. Los catalanes que hablan español son «bestias que viven, mueren y se multiplican... Ahora miras a tu país y vuelves a ver hablar a las bestias. Pero son de otro tipo. Carroñeras, víboras, hienas. Bestias con forma humana, que destilan odio. Un odio perturbado, nauseabundo, como de dentadura postiza con verdín, contra todo lo que representa la lengua

      Están aquí, entre nosotros... les repugna cualquier expresión de catalanidad. Es una fobia enfermiza. Hay alguna cosa freudiana en en estas bestias. O un pequeño estremecimiento en su cadena de ADN. ¡Pobres individuos! Viven en un país del que desconocen todo: su cultura, sus tradiciones, su historia

      Se pasean impermeables a cualquier acontecimiento que represente el hecho catalán. Les crea urticaria. Les rebota todo lo que no sea español y en castellano. Tienen nombres y apellidos, las bestias. Todos conocemos a algunas. Abundan, las bestias. Viven, mueren y se multiplican


      - POMPEU FABRA: Creemos que nuestro pueblo es de una raza superior a la de la mayoría de los que forman España. Sabemos por la ciencia que somos arios

      En España, la población puede dividirse en dos razas. La aria (celta, grecolatina, goda), o sea del Ebro al Pirineo; y la que ocupa del Ebro al Estrecho, que, en su mayor parte, no es aria sino semita, presemita y aun mongólica. Nosotros, que somos indogermánicos, de origen y corazón, no podemos sufrir la preponderancia de tales elementos de razas inferiores


      - ENRIC PRAT DE LA RIBA. Los castellanos, que los extranjeros designan en general con la denominación de españoles, son un pueblo en el que el carácter semítico es predominante; la sangre árabe y africana que las frecuentes invasiones del sur le han inoculado se revela en su modo de ser, de pensar, de sentir y en todas las manifestaciones de su vida pública y privada

      La fuerza de la prosperidad económica, de energías intelectuales, morales y artísticas [de Cataluña es] la principal representante de la civilización europea en ese fajo mal atado de kabilas africanos que el Estado español encarna


      - DANIEL CARDONA (NOSALTRES SOLS!). Sintiendo como una repulsión instintiva por el trabajo, vienen a nuestra tierra a buscar los garbanzos que le son difíciles de encontrar en la suya... Compañeros, hace falta meterse en este importante aspecto de la invasión enemiga. La tierra y la riqueza catalana pasan así fácilmente sin que nadie se dé cuenta a manos de nuestros enemigos. Para una mujer catalana, sólo un patriota catalán como marido. Hace falta infiltrar en la mujer catalana una máxima repulsión hacia toda unión que además de entregar al enemigo tierras y bienes catalanes, vaya a impurificar la raza catalana


      - JOSEP GENOVÉS MOLES. Ningún catalán ni ninguna catalana dignos de tal nombre admitirán unión matrimonial con individuo español o hijo de españoles... consideramos anticatalanas tales uniones y, como tales, las combatiremos. Declaramos mal catalán al que, después de habérsele hecho tales reflexiones, efectúe el matrimonio


      - FRANCESC MACIÀ. Esta inmundicia de basuras que han colmado la indignación de tantos sutilísimos comodones, no nos ha aterrorizado mucho a nosotros, acostumbrados a soportar la existencia de otra inmundicia más grande, la gitanada inmensa de una clase de gente que lleva gangrenando Barcelona desde hace tiempo; todo este pudridero de barrios bajos en descomposición, en donde se engendra la maldad y el microbio… Y de los barrios bajos que hemos señalados –al decir barrios bajos quiero decir España– son hijas todas las prostitutas de calle y de cabaret que envenenen la vida de nuestra juventud


      - JORDI PUJOL (La inmigración, problema y esperanza de Cataluña). El hombre andaluz no es un hombre coherente. Es un hombre anárquico. Es un hombre destruido. Es, generalmente, un hombre poco hecho, un hombre que vive en un estado de ignorancia y miseria cultural, mental y espiritual

      Eliminar
  5. Bill Halsey, almirante de la US Navy durante la Segunda Guerra Mundial, dijo en diciembre de 1941 tras el ataque a Pearl Harbor:

    "Before we're through with them, the Japanese language will be spoken only in hell."

    Traducido bastante libremente viene a ser "Antes de que acabemos de enfrentarnos con ellos, el japonés solo se hablará en el infierno".

    Tras las prolongadas tropelías debidas a la normalización lingüística en Cataluña, es posible que más de uno haya sentido la tentación de aplicar esa cita a algún otro idioma.

    ResponderEliminar
  6. De acuerdo con Anónimo de 1:20. No le corresponde a la jerarquía catalana pronunciarse (como tampoco debiera haberse pronunciado con otros temas más políticos si cabe como la concesión de los indultos a los políticos presos y otros anteriores en torno al procés.
    La contestación es mejor no calificarla, por caridad. Queda la sensación de que el cargo episcopal a algunos les viene grande porque van cuesta abajo y sin frenos progresando en la mundanización de la Iglesia: catedralicio error del que no parecen sentir vergüenza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y para ser más universales, siguen las frases. Acción-reacción.
      "Hay que fomentar la emigración de gentes de habla castellana a Cataluña y Baleares para así asegurar el mantenimiento del sentimiento español que comporta". (Calvo Sotelo 1983)
      "¿Udes. creen que hemos hecho la guerra para que el catalán vuelva a ser de uso público?". (Acedo Colungam 1952)
      "Si una mayoría de catalanes se empeñan en perturbar la ruta hispánica, habrá que plantearse la posibilidad de convertir esa tierra en colonia y trasladar allí los ejércitos del norte de Africa. Todo menos...lo otro " (Ramiro Ledesma Ramos 1931)
      "Hay que llenar Cataluña de lo peor que tenga España". (Martínez Anido en una carta a Primo de Rivera)
      "Una persona de mi conocimiento asegura que es una ley de la historia de España la necesidad de bombardear Barcelona cada cincuenta años.El sistema de Felipe V era injusto y duro pero sólido y cómodo (?). Ha valido para dos siglos". (Manuel Azaña 1931)
      "De aquellos que dicen ser gallegos, catalanes, vascos...antes que españoles, desconfiad siempre. Suelen ser españoles incompletos, insuficientes de quienes nada grande puedes esperarse". (A.Machado 1937)

      Eliminar
  7. ¿Y si mintiéramos menos? Conocí a Leopoldo Calvo Sotelo en los años setenta-ochenta. Incapaz de semejante necedad que le atribuye el "anónimo" de turno. De hecho, hizo lo posible para a prosperidad de Cataluña a través de Explosivos Río Tinto. Reflotó empresas en Barcelona. Puso a catalanes al frente de las mismas. Pienso en Editorial Labor y en la parte catalana del Banco Urquijo, al frente de cuyo servicio de estudios puso a Trías Fargas.

    Sí hubo del resto de España otros que hicieron cuanto estuvo en su mano por potenciar Cataluña. Por ejemplo, Ramón y Cajal. Nuestro Premio Nobel dejó en su testamento una partida para la Universidad de Barcelona, donde había sido catedrático. Le pareció tan ruin, tan sectario, tan bastardo el movimiento separatista nacido en los años veinte y sostenido a principios de los treinta, que quitó esa partida de un testamento posterior. Lo de la raza catalana del doctor Robert, alcalde la ciudad, le pareció, y razonó, una imbecilidad desde el punto de vista científica. Y no olvidemos que nuestro gran histólogo del sistema nervioso le dio sopas con onda al aficionado Robert a la neurología de mercadillo.
    Sólo mintiendo se puede tergiversar el pensamiento de Azaña, quien, sintiéndose engañado, se alineó con los críticos que llevaron a la nación al desastre, como Ortega o el propio Antonio Machado.
    No mienta tanto los separatistas.Es feo, aunque lo tengan por hábito y norma de vida.

    ResponderEliminar
  8. Muy bien dicho, Valderas.

    ResponderEliminar
  9. Azaña era un masonazo de mucho cuidado y uno de los responsables de la quema de Iglesias.

    Recuerde Sr. Valderas,, aquello que dijo de que España había dejado de ser Católica.

    Por cierto, si viviese ahora iría en una carroza del famoso orgullo.

    Con lentillas,claro.

    ResponderEliminar
  10. En respuesta a Anónimo17 de julio de 2022, 22:38

    ¿Azaña masonazo como Maciá y Companys, no? Acabó harto de los separatistas, tanto de los catalanes como de los vascos, que imposibilitaron la unión de mando en el bando rojo. Los vascos además protagonizaron la traición de Santoña, rindiéndose nada más y nada menos que a los italianos. De la resistencia de los separatistas catalanes tras la batalla del Ebro, puede decirse que fue inexistente.

    Cuando se dice que el nacionalismo no es compatible con la religión católica es por algo. La mejor prueba es que el nacionalismo español solo llegó con el agnosticismo/ateísmo, estilo masones del XIX o Pérez Reverte.

    No, Franco nunca fue nacionalista. Por eso siempre me chirría que en inglés se llame Nationalists al bando de los nacionales de la Guerra Civil.

    ResponderEliminar

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES

ESCRITOS INTERESANTES ANTERIORES
Omella podría no haber renovado como miembro de la Congregación de Obispos
El curioso humor de «Catalunya Cristiana»
Simó Gras tanca l’etapa de Montblanc i com a portaveu de l’Arquebisbat
Por fin vemos a las monjas de Sant Benet de Montserrat
El esperpento del obispo emérito de Solsona
El 69% de los funerales en Barcelona ya son laicos
El cardenal Omella respalda la inacción de la Iglesia catalana en el 25% de castellano
El Corpus revitaliza la Iglesia en Barcelona: miles de jóvenes y familias abarrotan la Ciudad Condal
Omella sale al paso de las polémicas propuestas sinodales de su archidiócesis: «Se trata únicamente de unas propuestas, nunca votadas ni aprobadas»
Diada de Cataluña: Iglesia y Generalitat, aliadas por el dinero y el monolingüismo
Señalan a 39 obispos españoles de encubrir pederastas; solo 14 están vivos
Por qué la Iglesia no hace tanto como debería (Por Josep Miró i Ardèvol)
El separatismo convierte el funeral de Núria Feliu en el fondo ultra de un estadio de fútbol
La caiguda del bisbe Novell
Xavier Novell, ex obispo de Solsona, feliz con sus gemelas
L'Arquebisbat tanca l'etapa religiosa de Can Trilla i estudia nous usos com a equipament
Más Corpus que nunca en Barcelona: centenares de adoradores nocturnos, procesiones por los barrios y banda del Ejército
Hogar de María: así plantan cara a la cultura de la muerte en Cataluña