lunes, 6 de noviembre de 2017

El Papa prohibió la mediación de Omella

Desde el atentado en las Ramblas del pasado 17 de agosto, está viviendo Cataluña una vorágine de acontecimientos que se suceden a tal velocidad que resulta imposible no solo analizarlos con detenimiento, sino simplemente conocer su génesis y su intrahistoria. Tiempo habrá -se supone- de dar con las claves de un cúmulo de noticias que se han venido agolpando, de tal manera que por la tarde ya era vieja la que se anunciaba como novedad por la mañana. Una de esas noticias fue la de la mediación del cardenal Omella. Hoy ya tenemos alguna información de cómo se desarrolló esa mediación, que tuvo que ser cancelada por expreso mandato vaticano.

Se acababa de producir el referéndum del 1 de octubre con los incidentes que todos conocemos, cuando el entonces vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, compareció en el palacio episcopal y se reunió con el cardenal Omella. Era el 4 de octubre. El miércoles inmediatamente posterior a la votación y el día siguiente a la huelga general. Junqueras, siempre solicito y atento ante la jerarquía eclesial, impetró del cardenal barcelonés una posible mediación vaticana que posibilitase una salida digna ante el avispero que, en aquellos momentos, tan solo se intuía y que luego se ha confirmado sobradamente. 

Nuestro cardenal recogió el guante y movió las teclas para obtener el plácet romano. Pero la respuesta de la Santa Sede fue categórica: desaconsejaba expresamente cualquier mediación eclesial y ordenaba no inmiscuir a la Iglesia en una hipotética negociación. Omella tuvo que plegar velas, disculparse ante Junqueras y transmitir el mensaje a los demás obispos catalanes, que se reunieron en sesión ordinaria de la Conferencia Episcopal Tarraconense los días 23 y 24 de octubre en el Seminario Conciliar barcelonés. Aquel fin de semana se había decretado la aplicación del artículo 155 y todo el mundo esperaba una nota de los obispos catalanes. Ni hubo nota ni declaración alguna. Se siguieron al dedillo las instrucciones vaticanas. La Iglesia desaparecía de la mediación y estaba quedaba sólo en manos del PNV, con el ya sabido intento de convocar elecciones autonómicas, que abortó Puigdemont al último momento, cuando le cundió el pánico por las reacciones que le estaban calificando de traidor. 

A algunos ingenuos les sigue sorprendiendo la radical oposición del papa Francisco al proceso independentista. Se preguntan, incrédulos, cómo un papa aperturista no entiende las demandas basadas en un supuesto derecho a decidir. Y a la vista de los acontecimientos posteriores, se cuestionan cómo un papa progresista no condena la intervención policial del 1-O. Y ahora ya claman al cielo al ver que ese papa progresista no se digna mover ni un dedo por el encarcelamiento de Junqueras y el resto de consellers que no huyeron a Bélgica. Presos políticos les llaman. Son los mismos ingenuos que no han alcanzado a comprender como Europa no sólo no muestra la menor comprensión hacia el secesionismo catalán, sino que recela absolutamente de sus pretensiones. Esa es la terrible soledad del soberanismo. Ni tan siquiera cuentan con Andorra, aunque el co príncipe Vives deje caer alguna homilía crípticamente comprensiva; eso sí en territorio catalán, jamás en jurisdicción andorrana.
Solo queda Novell, que va por libre y hace caso omiso tanto a las instrucciones vaticanas como a las que transmitió Omella en la reunión de la Tarraconense. Ciertamente, Solsona es muy pequeña e irrelevante y el Vaticano no va a preocuparse por lo que diga un obispo de una diócesis de 139.000 habitantes, que vendría a ser aproximadamente la misma población que el barrio de Sant Andreu de Barcelona. Lo que le preocupaba al Papa era que todo un cardenal así como el conjunto de los obispos catalanes contribuyesen a conferir una pátina de respetabilidad al proceso secesionista. No solo por su marcado carácter ilegal, sino especialmente -y eso es lo que enerva especialmente al Papa- por su evidente carácter insolidario, en un momento en que el Pontífice está insistiendo en el peligro de la fragmentación de Europa. Ya pueden mandarle cartas y manifiestos que han pinchado en hueso. El independentismo catalán no goza de simpatía alguna en Roma.

Oriolt

37 comentarios:

  1. Es muy posible que los hechos fueran los narrados. Cuadra con el mensaje afectadamente clericaloide que hizo el político preso Junqueras. Lo tendrían preparado. Lamentable el papelón de Omella, ejerciendo permanentemente de acólito de Jaume Pujol. A ver si de una vez Omella declara la independencia, la suya, su independencia de Jaume Pujol.

    Ya podía el Papa haber actuado antes. Quizás ha querido que creciera tanto la cizaña para que hasta el más ciego la viera.

    ResponderEliminar
  2. Como se sabe, la escuela de negocios ESADE es de los jesuitas y el IESE del Opus. Muy significativo:

    “ESADE tranquiliza a sus alumnos: el 155 “asegura la plena vigencia de la Constitución”

    El IESE guarda silencio ante el golpe de estado mientras crece la preocupación en las escuelas.”

    https://www.dolcacatalunya.com/2017/11/esade-tranquiliza-alumnos-155-asegura-la-plena-vigencia-la-constitucion/

    ¿Por qué Carlos Segovia, tan claramente vinculado a La Caixa, casi todos los días en El Mundo da “informaciones” en que anima a las empresas a abandonar Cataluña?

    Parece que los dirigentes ocultos del “prusés” están con la táctica del cuanto peor, mejor. Para ellos.

    Basta ya de destrozar Cataluña por los intereses negreros de una oligarquía supremacista.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Basta ya de destrozar Cataluña por los intereses negreros de una oligarquía supremacista."

      Un millonario norteamericano dijo que en las guerras es cuando se hacen buenas fortunas: los precios de las propiedades caen y las compras a precio rebajado; la competencia comercial e industrial sufre, mejor para tu monopolio; la especulación y el estraperlo con bienes esenciales se incrementa. Cuanto peor, mejor... si tienes fortuna y contactos.

      Eliminar
  3. Solo queda Novell, que va por libre y hace caso omiso tanto a las instrucciones vaticanas como a las que transmitió Omella en la reunión de la Tarraconense. Ciertamente, Solsona es muy pequeña e irrelevante y el Vaticano no va a preocuparse por lo que diga un obispo de una diócesis de 139.000 habitantes, que vendría a ser aproximadamente la misma población que el barrio de Sant Andreu de Barcelona.

    Hoy Novell considera injusta la prisión del gobierno golpista:

    http://www.laveu.info/2017/11/06/video-xavier-novell-considera-injust-lempresonament-govern-generalitat/

    Una argumentación ingenua, desinformada e ignorante.

    Urgente: lectura obligatoria de un tratado de Derecho Constitucional y de Derecho Penal.

    En España y Europa, con tales explicaciones, es como si fuera con bicicleta para envestir de frente a un AVE.

    Tenemos suerte que el secesionismo se autoconsume en su propia inconsistencia.

    ResponderEliminar
  4. Con sus declaraciones políticas, debidamente divulgadas por los medios de comunicación nacionales, Novell está haciendo mucho daño a la Iglesia en toda España y a la Santa Sede debería preocuparle. En la era de los medios de masa, no cabe escudarse en que su Diócesis sólo tiene 139.000 habitantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se puede despreciar a 140.000 habitantes, pues la función de los obispos es la cura animarum.

      Jesús ordenó que el obispo y el presbítero, como mínimo, deben de buscar una oveja descarriada y dar la vida por ella.

      Por ello, es un acto moral intrínsecamente perverso abandonar a 140.000 almas a un nacional-progresismo heterodoxo.

      De lo contrario, tendremos el espíritu de Stalin y Hitler: "140.000, ¿qué son? nada, prescindibles frente a millones...".

      Eliminar
    2. Si Novell considera que el Govern que declaró la independencia es legítimo, el Gobierno español es ilegítimo. Adiós Acuerdos Iglesia-Estado, Ley de Mecenazgo del 2002 y resto de privilegios de que goza la Iglesia. La diócesis de Solsona puede hacerse ya el harakiri, a no ser que piense que el "Govern legítim" de la República catalana va a pagarle la lealtad; entiendo que eso pueda pensarlo alguien con pocas luces o con pocos estudios, pero en un obispo es imperdonable (a no ser que, sumido en altísima contemplación, viva en las nubes)

      Eliminar
    3. JMBarba: ja ja, bien dicho,,,

      Eliminar
  5. Y, en fin, las homilías de Vives no son tan crípticas:

    http://www.periodistadigital.com/religion/diocesis/2017/11/06/vives-lamenta-los-encarcelamientos-preventivos-en-cataluna-religion-iglesia-urgell.shtml

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro que, como Novell, necesita como el oro de la lectura urgente y obligatoria de un tratado de Derecho Constitucional y Penal, y más si el Jefe de Estado.

      Por favor, prelados que desconocéis el derecho: por Europa no se puede ir diciendo lo mismo que dice el sectario Movimiento Nacional Independentista:

      1. Liberación del territorio ocupado por el Estado

      2. Liberación de los prisioneros

      3. Derecho de autodeterminación: ¡Independencia!

      Eliminar
  6. Dentro del mundo católico, en América y en Gran Bretaña han relacionado el independentismo con el ateísmo.

    “El mundo no quiere otra república atea” en periódico católico británico Catholic Herald
    http://www.catholicherald.co.uk/issues/november-3rd-2017/gerald-warner-the-world-doesnt-need-another-godless-republic/#.WgC1hI-52ZU.facebook

    “El separatismo catalán” en Aciprensa
    https://www.youtube.com/watch?v=I_6cuO8dwRM&t=2s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se dan cuenta de que el catalanismo secesionista es:

      1. Ateo

      2. Desintegrador de Europa

      3. Populista

      Eliminar
  7. El discurso catalanista es un gran discurso mentiroso. Poco tiene que ver con Cataluña. De hecho, es un falso nacionalismo, es diluyente, internacionalista y utilitario. Poco que ver con la esencia cristiana de Cataluña. Han convertido Cataluña en una estructura fascista y supremacista. Dado el estado de descristianización, tenemos a Novell, el pobre Novell intoxicado, que no sabe distinguir entre lo que es ideología y verdad, no distingue el bien del mal y con una verborrea propia de una inteligencia débil.
    Los españoles, todos, o bien parcialmente considerados, no somos propietarios de España, sino simplemente sus depositarios. Somos herederos de un pasado histórico iniciado desde la Monarquía visigótica, así como de un patrimonio cultural común, fundamentado en el cristianismo. Por ello, todo intento de romper la unidad de la nación no solamente es anticonstitucional e ilegal sino sobre todo ilegítimo.
    El cristianismo está haciendo aguas y no es que la CEE esté muy entusiasmada con la unidad de España. La Tarraconense en contra. Sin embargo, la “nación española católica” la defienden muy bien desde el materialismo ateo la Fundación Gustavo Bueno y Antonio García Trevijano.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a Dios que el Papa no se ha dejado ENREDAR,Menos Mal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día alguien habrá de explicar por qué tantas personas supuestamente inteligentes se dejaron embarcar en este "viatge a Ítaca" que en realidad no iba a ninguna parte, como no fuera el desastre. Entre ellas, se encuentran gran parte de los obispos, abades y religiosos de Catalunya.

      Eliminar
    2. ... pues Cercas, uno que sí ve, lo habría puesto de vuelta y media:

      "Para el autor de Soldados de Salamina o Anatomía de un instante, las "mentiras masivas" utilizadas por los nacionalistas "casi relativizarían aquellas que contribuyeron a las victorias de Trump o el Brexit, y ése debería ser el sentido actual del problema catalán para Europa".

      Cercas denuncia la existencia de una "fábula" según la cual los catalanes "somos lo contrario a los españoles: gente alegre, cultivada, buena, trabajadora, pacífica, europeizada, oprimida histórica y culturalmente, e históricamente, asfixiada por la brutal rapacidad española". Y culpa de esta "ficción narcisista" a los sucesivos gobiernos nacionalistas en Cataluña, "que desde el regreso de la democracia se beneficiaron de un enorme poder y de una gran cantidad de dinero".

      Cercas califica las leyes aprobadas en el Parlamento catalán el 6 y el 7 de septiembre (que sentaron las bases para un referéndum unilateral y para la transición hacia la independencia) de "golpe o autogolpe de Estado", al "violar toda regla democrática y obviar el rechazo de sus propios juristas y de los partidos de oposición".

      Como consecuencia de aquella acción, "Cataluña está cortada por la mitad", a juicio del novelista, que acusa a los "políticos, banqueros, empresarios, intelectuales, economistas, periodistas y activistas, con nombre y apellidos, que, sobre todo desde mediados de 2012, provocaron la avalancha de mentiras".

      Cercas cree que estos últimos "no pagarán por lo que ha pasado", pero alerta de que "lo que está en juego en Cataluña no sólo es su futuro, ni el de España, sino el de toda Europa".

      "La desintegración de España pondría en peligro la unidad y la estabilidad de Europa (...). Vivimos en Cataluña un fenómeno que hemos visto a menudo en la historia, en particular en la reciente y desgraciada historia de Europa: intoxicadas por fantasías venenosas, las mejores personas son capaces de cometer los peores errores"

      http://www.libertaddigital.com/espana/2017-11-07/javier-cercas-denuncia-las-mentiras-masivas-de-los-separatistas-en-libertation-1276608701/

      Eliminar
    3. El papa es amigo de los populismo y del foro de San Pablo. No creo que haya hecho nada respecto a Cataluña. Está muy comprometido con los obispos de cada país. Los obispos de España, incluidos los catalanes, han tratado la cuestión catalana sin comprometerse a todo/nada. Obispos a favor y obispos en contra. Al principio todos callados menos los independentistas conocidos. Cuando el Pueblo de Dios comenzó a protestar empezaron a pronunciarse. Nada de nada!. Por suerte para España, la Iglesia ya no es un referente moral. Han conseguido por sus silencios cómplices no ser nadie en la sociedad española. El caso de la falsa Conferencia Episcopal Tarraconense es distinta. En Cataluña los obispos y los curas bajo su falso sacerdocio ministerial ejercen de políticos clericales con gran arraigo en una sociedad atea.

      Eliminar
  9. Es cierto que Novell va por libre del resto de obispos catalanes, pero también Jaume Pujol. No solo en el tema independentista sino también en otras decisiones que toman sus hermanos, como por ejemplo en relación al Seminari del Poble de Déu. Jaume Pujol es un ejemplo más de la decadencia en la que vive actualmente el Opus Dei y de la denuncia del Evangelio del pasado domingo: hipócritas, fariseos.

    ResponderEliminar
  10. En este asunto de la independencia de la comunidad autónoma, ´parte sustancial de la jerarquía eclesiástica y asociados (abades, abadesas, curas, frailes y monjas), lo que la gente llama la Iglesia, se ha comportado, y se sigue comportando, de una manera aberrante en lo doctrinal y perversa en lo moral.
    Aberrante en lo doctrinal: parte de un principio falso, la existencia de una entelequia, de una ficción, a la que llaman poble y nació. Hemnos visto que no existe tal poble, porque al menos existe otro que no le anda en la zaga numéricamente en cuanto a propósitos políticos. Acontce, además, que catalans de soca-rel, por ceñirnos a los apellidos, están entre los dos pueblos aludidos. Como abundan los Sánchez, García, Rodríguez, más un buen número de argentinos, árabes y oriundos de otras partes de España, que suponen mayoría en el supuesto poble catalá. Desde una óptica científica es pura necedad.
    Atentan contra la doctrina social de la Iglesia. Una comunidad no sometida a la bota militar ni colonizada no puede disgregarse del todo sin grave perjucio del bien común, la paz y el principio de subsidariedad. Los obispos italianos y Juan Pablo II, en vez de escribir un panfleto llamado arrels esgrimieron la doctrina aceptada hoy en el mundo occidental avanzado. ¿No tenían arrels cristiana la Padania de san Ambrosio y san Marcos? La Padania parece que ha recapacitado y ahora pide sólo autonomía. Los obispos d aquí ni se han enterado.
    Confunden la jerarquía eclesiástica y aledaños diálogo con la conculcación de la ley. Lo que deja `pasmados a los expertos en derecho constitucional. Ningún gobierno, ni el alemán ni el francés, ninguno, puede chalanear con la carta magna. Es obra y responsabilidad de todos. ¿De qué iba a dialogar Omella? ¿De qué diálogo habla Pujol, Soler, Omella y los obispos todos de la Tarraconense? ¿No se dan cuenta de que basta una réplica jurídica de los expertos para dejarlos con las vergüenzas al aire?.
    Palmaria la ignorancia de nuestros mitrados y asociados (¿es esto un insulto?), palmaria la ignorancia de sus teólogos alfiles (que hablan de que la unidad no es un dogma de fe como si alguien lo hubiera jamás afirmado, y de ese apotegma deducen falazmente que se puede ser católico independentista y católico no independentista, en la misma lógica argumental que cuando se afirma que que se puede ser católico homosexual y católico no homosexual y, por consiguiente –a tenor de su mendaz inferencia—cabe el matrimonio homosexual y los actos homosexuales en el ámbito católico), lo peor del caso es la perversidad moral de la jerarquía y sus aledaños. ¿Insultos? ¿Palabras duras?
    Se muestra perversidad moral cuando se prestan armas y bagajes a una causa contraria al bien común, sancionada por quien capacidad legal para ello. Con grave daño para quienes secundan la ley. Con grave ofensa y pésimo ejemplo para quienes obedecen las normas que obligan a todos y no son inmorales.
    Algunos obispos y adláteres que hablan de presos políticos, con toda la palabraría que le acompaña de pueblo oprimido (la mitad cuando menos no parece que se sienta oprimida), derecho a decidir y otras zaerandejas que constituyen una ofensa al estado de derecho, hacen mucho daño y provocan grave escándalo. Eso es perversión moral. (Por no hablar de las mentiras divulgadas por ellos sobre la represión policial basados en videos falsos, como las famosas falanges rotas de una joven o la sangre de una anciana. de guerrilla llegó a hablar alguien cuyas facultades mentales y probidad moral muchos han pouesto en tela de juicio.)
    Han perdido toda autoridad moral. Hubiera sido sonoro el corte de mangas de las personas de bien, con educación, con toda la cortesía del mundo, como decía el alcalde de Zalamea que había que tratar al regidor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya por delante que no soy independentista.

      Pero por deformación profesional, tiendo a buscar que los argumentos no tengan flecos: no me gustan los razonamientos con puntos débiles.

      Reconozco que me gusta hacer de abogado del diablo.

      Es decir: más allá del discurso estético y del discurso ético, hace falta un discurso lógico. Y esto último creo que falta en este embrollo. A continuación comparto con ustedes algunas dudas que me surgen al respecto. No están totalmente relacionadas con lo expuesto por el sr. Valderas, pero sí tienen que ver.


      1.- Para los legalistas: si una ley no es justa (es un suponer), ¿debo seguir la ley?

      2.- A Bossi, cuando proclamó la independencia de Padania ¿le metieron en la cárcel?

      3.- Otra pregunta. El bien común ¿es necesariamente estar siempre juntos? ¿Podría ser (dicho sea como hipótesis y nada más) que en cierto caso el bien común pasase por una saludable separación?

      4.- Si argumentamos que los casos de Escocia, Irlanda, Quebec, etc. no pueden extrapolarse al caso catalán ¿por qué, en cambio, aplicamos lo de los obispos italianos y JPII? ¿Es que el caso italiano sí es extrapolable al contencioso catalán?

      5.- Al hilo de lo anterior: si finalmente el caso italiano es equiparable al "nuestro", ¿por qué allí las regiones pueden convocar referendos -aun no siendo vinculantes- y aquí no? La consulta acaecida en Italia -Véneto y Lombardía, creo- hace poco ¿atentaba contra el bien común?

      Eliminar
    2. Me parece óptima idea Beatus llevar la cuestión al debate público, en vez de guiarese por mantras y declaraciones vacuas sobre poble, vació, derecho a decidir, identidad, singularidad, taranná y otras memeces.
      Con el permiso de Oriolt, de quien es el documentadísimo post de hoy, entro gustoso en la disputa. ¿Se puede desobedeceruna ley injusta? Esta cuestión, Beatus, va ligada a otra que esgrime a todas horas el obispo Novell: el derecho a la independencia es anterior a cualquier otra ley. No lo justifica Novell. En realidad, Novell se guía por ex-abruptos y arrebatos que algunos consideran paranoicos. Pero no nos desviemos. Si una ley es objetivamente injusta no debe seguirse. Por ejemplo, el aborto. Ninguna persona con ideas claras sobre el derecho inviolable de toda vida debería colaborar en un aborto. Y si quien dicta esas leyes es un monarca tirano, hay que derrocar al tirano. En cualquier otro caso de duda sobre la ley y su naturaleza injusta, es decir, que no sea objetivamente injusta, hay instancias a las que se puede recurrir y mostrar objeción de conciencia. Si somos coherentes, dispuestos a correr la suerte penal de quienes se oponen.
      Y la cuestión del bien común: para unos puede ser bien común la separación. Es la treta de quienes suponen que así debilitan el argumento de ese concepto moral. Beatus, si es realmente común, vere commune que diría Santo Tomás, será cuestión a dilucidar por todos los afectados, no por los que se creen más chulos que nadie, con más derechos que nadie. En plata, serían todos los ciudadanos afectados si quieren que su país se desmembré.
      No me alargo en otros puntos que podríamos discutir otro día. Con seriedad, dejando de lado el vodevil de la Padania, por más que el esperpento tuvo muchos puntos comunes con lo ocurrido aquí, estoy de acuerdo en que debaría debatirse qué es lo que se propugna desde un grupo y qué es lo que se propugna desde otro, con los argumentos y aval científico (histórico, jurídico, genético, etcétera).
      Hoy es un día verdaderamente triste, más importante que la miseria de los separatismos y demás egoísmos. La ONU excouye al no nacido del Derecho a la Vida. Ni una palabra de nuestros locuaces obispos.

      Eliminar
    3. 5. Aquí se pueden convocar referendums, si son legales. Los butifarendums no lo son, son maniobras de agit prop.

      4. ¿No le parece Italia mucho más parecida a España que Canada o Gran Bretaña? ¿Le resulta parecida Yugoeslavia?

      Hipótesis se pueden hacer a millares. Aquí han sucedido hechos concretos.

      Eliminar
    4. 5.- Al hilo de lo anterior: si finalmente el caso italiano es equiparable al "nuestro", ¿por qué allí las regiones pueden convocar referendos -aun no siendo vinculantes- y aquí no? La consulta acaecida en Italia -Véneto y Lombardía, creo- hace poco ¿atentaba contra el bien común?

      Era un referéndum autonomista, no soberanista-independentista.

      Eliminar
    5. 4.- Si argumentamos que los casos de Escocia, Irlanda, Quebec, etc. no pueden extrapolarse al caso catalán ¿por qué, en cambio, aplicamos lo de los obispos italianos y JPII? ¿Es que el caso italiano sí es extrapolable al contencioso catalán?

      Porque la unidad nacional italiana sí es extrapolable al caso de la unidad nacional española, pues España nace como unidad administrativa durante la República Romana.

      No se puede comparar con Quebec, Escocia, Irlanda, países bálticos, centrales y balcánicos, antiguas exrepúblicas soviéticas...

      Ver el documento de la defensa de la unidad nacional italiana de San Juan Pablo II de 1994 para darse cuenta:

      w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/letters/1999/documents/hf_jp-ii_let_06011994_respons-catholic-people.html

      - el separatismo responde a la negación del cristianismo, y a la reducción del sentido de la existencia y de la acción del hombre a una dimensión puramente económica y secularista (n. 4).

      - El ciudadano debe contribuir a la renovación política y social, y el pastor, a la renovación cultural, moral y religiosa, con amor al bien de la propia nación y con comportamientos de solidaridad renovada (n. 7).

      - la unidad nacional se debe de defender porque representa la herencia de valores humanos y cristianos, de herencia de fe, de herencia de cultura y de herencia de unidad. De la edificación de Europa según los ideales de la herencia espiritual y política de Alcide De Gásperi en Italia, Konrad Adenauer en Alemania y Robert Schuman en Francia, animados por una profunda fe cristiana (n. 1).

      - es condenable el indiferentismo ante el gravísimo momento actual, condenado por San Juan Pablo II (n. 6 y 7): hay que hacer profundas reflexiones, y denunciar la manipulación, el corporativismo y el separatismo (n. 7).

      Eliminar
    6. 3.- Otra pregunta. El bien común ¿es necesariamente estar siempre juntos? ¿Podría ser (dicho sea como hipótesis y nada más) que en cierto caso el bien común pasase por una saludable separación?

      El derecho a decidir implica que, por ejemplo, Pirineos, Arán, Tarragona y Barcelona se separen de la República.

      Y así hasta el infinito y más allá, hasta crear la República de Taifas, Cantones y Ciudades-Estado...

      Alemania llegó a tener más de 200 principados, ducados, abadías, ciudades-Estado... independientes, con su moneda, medidas de peso, longitud, volumen y superficie, sus husos horarios...

      Eliminar
    7. 2.- A Bossi, cuando proclamó la independencia de Padania ¿le metieron en la cárcel?

      Que se sepa, no usó de un Parlamento para usos golpistas.

      Eliminar
    8. 1.- Para los legalistas: si una ley no es justa (es un suponer), ¿debo seguir la ley?

      Cuando hay una sociedad partida entre dos opciones incompatibles, unión y separación, y ésta implica una guerra de independencia y luego una guerra irredentista de los Países Catalanes, la respuesta es que la independencia no es justa.

      Máxime cuando la agenda independentista tiene la intención de destruir una Nación católica (favorece el demonio para sus fines de supremacía espiritual), de implantar un diseño satánico de sociedad (cultura de la muerte, del relativismo y la ideología de género), la eliminación de España y el español, la ilegalización de la Iglesia Católica y su sustitución por una Església Nacional, Alternativa i Progressista, y la total ocupación del poder político, económico y social catalán por una secta facciosa.

      Eliminar
    9. 1.- Para los legalistas: si una ley no es justa (es un suponer), ¿debo seguir la ley?

      Todo el proceso separatista del 6 de septiembre hasta el 27 de octubre es completamente ilegal, inconstitucional, antidemocrático, y por ello, injusto.

      Eliminar
  11. salvador (nombre de pila)7 de noviembre de 2017, 11:13

    Alguna vez quizas se sabra que en el OPUS DEI DINERO SE FILTRO LA MASONERIA, a rio revuelto ganancia de pescadores dice el refran.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el archivo de Salamanca hay un expediente del Tribunal de Represión de la Masonería y el Comunismo sobre Jose María Escribá Albas que misteriosamente ha desaparecido y nada se sabe de su contenido.

      Eliminar
    2. Cuando hay crisis, hay pérdida de valor de todo tipo de propiedades, industrias y comercios, y las fortunas pueden comprar a precio regalado. La crisis catalana acabará un día, sólo hay que tener dinero para resistir y esperar la revalorización.

      Eliminar
  12. Los cristianos practicantes en cataluña y que no somos independentistas hemos de actuar si no queremos que las parroquias se conviertan en sedes de soflamas independentistas. Para ello propongo:
    - No poner ya la X en la declaración de renta.
    - No dar ni un euro a las campañas donde ese dinero los toquen estos obispos apoltronados y voceros del independentismo.
    - Cuando en una homilia el párroco dicte proclamas independentistas, levantar bien la voz y decirle " Aquí venimos a escuchar solo la palabra de Dios"
    Ahora bien, todo ese dinero se ha de dar a esos sacerdotes (son pocos) que valientemente predican el evangelio y se dedican de lleno a sus feligreses.
    Es triste pero es la única forma de que estos obispos y curas trabucaires despierten.

    ResponderEliminar
  13. También es ocurrencia que se presente como mediador quien firma una nota con el exagerado obispo Novell, compartiendo el mismo fanatismo. Ya puestos podían postular como mediadora a Pilar Rahola, que la nombraron su representante, o a Carod Rovira por sus dotes dialogantes con los etarras en Perpiñán, o a alguno de los políticos presos como Junqueras, dado sus aires abaciales. Lo de Jaume Pujol sería exagerado hasta para ellos.

    El conquense obispo de Tarrasa, Saiz Meneses, ya podía predicar concordia a los violentos separatistas que queman coches en Sabadell y cortan las vías férreas en San Cugat. ¿Por qué no lo hace?

    ResponderEliminar
  14. Algo tendría que decir Luis Ladaria de esto:

    "Vea y oiga desbarrar al obispo Novell en misa: “no es justo” que los golpistas estén en la cárcel"

    https://www.dolcacatalunya.com/2017/11/vea-oiga-desbarrar-al-obispo-novell-misa-no-justo-los-golpistas-esten-la-carcel/#comment-308444

    No basta con el gesto de que Novell sea el único obispo que no acudió a la Sagrada Familia cuando recientemente estuvo Luis Ladaria. La caída al suelo que sufrió este a la salida no debería de acoquinarle.

    ResponderEliminar
  15. Sr. Oriolt: la diplomacia no suele divulgar lo que se negocia entre bastidores es uno de sus exitos.
    A Ud. le han llegada parte de las informaciones però no todas.
    Por ejemplo Ud. no menciona porqué un martes por la tarde el Sr. Mariano Rajoy se reunio con el Cardenal de Barcelona y el de Madrid.
    Porqué la Santa Sede a pesar de la presión del Ministerio de Asuntos Exteriores de España no hizo ningúna declaración pública sobre la unidad de España, y contra lo que se estaba viviendo en Catalunya.
    Con el tiempo se sabran más detalles del tema.
    Las cosas no son tan sencillas como aparentan.

    ResponderEliminar
  16. En el diario La Razón se hablaba estos días del párroco de sant Feliu de Guixols, mossén Joan Pujol. Hizo una buena arenga política en la misa pidiendo la libertad del gobierno 'legítimo'. En línea también con otros compañeros de la diócesis de Gerona que hicieron lo mismo.

    ResponderEliminar
  17. La Caixa patrocina a la monja argentina separatista catalana Lucía Caram.

    “31 ago. 2017 - El director general de la Fundación Bancaria La Caixa, Jaume Giró, y Sor Lucía Caram han presentado este jueves un nuevo espacio”

    https://cronicaglobal.elespanol.com/business/caixa-accio-social-manresa_84698_102.html

    “Flipe: la asociación de empleados de La Caixa hará la huelga política mañana

    Pues que a La Caixa le ponga dinero su padre.”

    https://www.dolcacatalunya.com/2017/11/flipe-la-asociacion-empleados-la-caixa-hara-la-huelga-politica-manana/

    “Gran triunfo de los empleados de La Caixa que cortaron la Diagonal”
    “Martes 3 de octubre. Cientos de empleados de Caixabank abandonan sus puestos de trabajo en la sede central, bajan a la calle y cortan la Diagonal. Americanas, corbatas, trajes chaqueta. La excusa es una supuesta “violencia policial” , pero no cortaron la Diagonal tras las cargas de mossos el 15M. La realitat és recolzar el cop d´estat. Sonrientes, berrean “Hem votat, hem votat!“ y entonan el lema cupero “¡Els carrers seran sempre nostres!“.

    https://www.dolcacatalunya.com/2017/11/gran-triunfo-los-empleados-la-caixa-cortaron-la-diagonal/

    ¿Arruinar deliberadamente la economía catalana no merece ninguna nota de los obispos de las diócesis catalanas?

    Algunos listos y poderosos están apostando por el cuanto peor, mejor. Como método de negociar dialogantemente su poder.

    “Se trata de resolver de una vez –¡y ya es tiempo!– de qué manera se organiza y reparte el poder en España”

    09/09/2017

    JUAN-JOSÉ LÓPEZ BURNIOL, Vicepresidente de la Fundación Bancaria La Caixa

    http://www.lavanguardia.com/opinion/20170909/431136878023/espanoles-a-las-cosas.html

    ¿No pueden mediar dialogantemente los obispos entre los catalanes que viven en la pobreza y los dirigentes de La Caixa?


    ResponderEliminar