domingo, 2 de julio de 2017

¿Ya se ha enterado del ridículo que hizo Puigdemont en Roma?

Martes 27 de junio. Faltan unas horas para que el Papa Francisco cree cardenal al obispo de Barcelona, Juan José Omella, y nadie de la Generalitat ha llamado al Gobierno para decir que se unen a la delegación española que acompañará al cardenal. Però finalmente alguien llama: 

– Sí, escolti, que mañana iremos con ustedes. Puigdemont, Vendrell d’Afers Religiosos y Meritxell Borràs, consellera de Relacions Institucionals.
– Bien, podía haberlo dicho antes. En cualquier caso, bienvenidos. ¿Vienen con la delegación española, eh?
– Sí, claro, faltaría más. Sobre todo no se vayan sin nosotros, nos vemos en Roma.


Al día siguiente todos los obispos de las diócesis catalanas están en la embajada de España junto a la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, el delegado Enric Millo y demás representación oficial. Es hora de irse y de la Generalitat no ha llegado nadie. Pasa media hora y aparecen Vendrell y Borràs justo para hacerse la foto; Puigdemont espera fuera, en la plaza de España, porque no desea entrar en la embajada y subirse al coche. Los obispos lo miran incrédulos, y cuando le llaman para encochar, el president no votado no tiene más remedio que entrar en la embajada de España pasando bajo la bandera de todos. Algún funcionario sonríe.

Puigdemont y los funcionarios de la Generalitat no van en el primer coche con el Sr. Obispo y la Vicepresidenta; no van en el segundo coche con el Sr. Millo. Van en el tercer coche, callados y mirando al cielo.  Llegan al Vaticano, y Puigdemont no ve la ceremonia en primera fila, sino unos bancos más atrás. No quiere estar con "Espanya".
Sanez de Santamaría en primera fila en la ceremonia de creación de cardenales en San Pedro del Vaticano
Omella ya es cardenal y la comitiva regresa a la plaza de España para celebrarlo con un convite que ofrece el embajador. Puigdemont manda al chófer que se detenga justo antes de acceder al recinto español, se apea del vehículo con los otros 2 llepaires, no entra en la embajada y se pierde por las calles de Roma.

Hora del convite en la embajada. Puigdemont y sus amigos no aparecen... sí, justo antes de empezar por fin hacen acto de presencia y se sientan con el resto de invitados para festejar el acontecimiento. Todos están felices menos los nacionalistas, con caras largas y mirando al techo. Acaba la cena y la vicepresidenta se levanta para dar un discurso, al que responde el homenajeado cardenal. A Puigdemont no le corresponde hablar y se va indignado porque nadie le ha hecho caso. 

El jueves se celebra en la plaza de San Pedro una misa de acción de gracias. Puigdemont no aparece; en su lugar se presenta Vendrell con un hombre que dice ser “delegado de la Generalitat en Roma” y otra persona. Nadie ha avisado, no están acreditados y no pueden entrar con la delegación española. Qué vergüenza.

Pues esto es lo que ha pasado. Omella ya es cardenal. El Papa le ha dicho que “Jesús camina delante de vosotros y os pide que lo sigáis con decisión en su camino. Os llama a mirar la realidad, a no distraeros por otros intereses, por otras perspectivas. Puigdemont, convencido de que es él quien camina delante de lanació para conducirla a Catadisney, ha hecho el ridículo y nos ha dejado en ridículo a todos los catalanes. En el Vaticano se preguntan quién es ese español tan serio y maleducado.

Gracias Puigdemont, presidente fanático. De ridículo en ridículo hasta el esperpento final.

*Escrito publicado en la web "Dolça Catalunya" el sábado 1 de julio de 2017, con traducción de las partes que se encontraban en catalán.

18 comentarios:

  1. Es que Cocomocho sin Cocoliso, no termina de saber estar en situación.

    ResponderEliminar
  2. Esas manos, Omella. Esas manos, que van al pan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace unas semanas usted sr. JMVG llamaba cretino estúpido a Omella. Hace un par de días daba a entender que el Papa está mal de la cabeza ("las razones clínicas..." o algo así).

      Con estos antecedentes, hay que ser muy cínico para dar lecciones de moral a nadie. Muy cínico.

      Ruego al moderador que no censure mi observación. Ya sé que este sr. JMVG es muy querido por Germinans, y constantemente jaleado aquí por supuestos admiradores. Pero comprenderán que uin católico de a pie como un servidor no puede permanecer de brazos cruzados ante cosas así. Es que una cosa es la denuncia o la crítica legítima, y otra muy diferente es lo que hace este señor.

      Eliminar
  3. Omella ha sido creado Cardenal de la Iglesia. Y punto. Me sobran los floreros de Puigdemont, Sáenz de Santamaría o cualquier otro, como me sobran las volutas y adornos que pueda haber en los pilares de la Basílica, no son lo esencial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está claro, a Dios lo que es de Dios.
      Pero el tipo que se supone representa a todos los catalanes podría haberse ahorrado el ridículo. De alguna manera, nos ha puesto en ridículo a todos.

      Eliminar
  4. Jajaja cuando seamos independientes.... ya lloraréis para comer, desgraciados, y os llamáis cristianos?
    Sectarios! Toda la Iglesia que viene de España... sectaria y corrompida con el cuento de siempre. Franco murió, Gomá también, Segura también, u Pla y Deniel. Y Rouco decrépito. A que aspiráis con vuestros panfletos? Cuando quiero reír os leo. Gracias por estar ahí.
    No quiero ser anónimo aunque la página me obligue. Em dic Josep M. Parellada. Vallès Oriental.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie te obliga a publicar el comentario como anónimo. Aparece un formulario que les da el blogger "de fábrica" y no resulta cómodo pero puedes el nombre o Nick que te dé la gana. Ya ves que incluso hay quienes lo aprovechan para dejar algo parecido a un título de su comentario.

      Das por hecho que seremos independientes, como das por hecho que todos los catalanes lo pretendemos. No sólo yerras en estas dos suposiciones sino también en una tercera: Que hay una Iglesia "española" o "catalana". Iglesia somos todos, ya sea en Les Esplugues del Francolí o en Ougabgadouou. Frranco murió, también lo hicieron Companys o Macià. El cristiano ruega por la salvación y elñ perdón de los tres, no se alegra de su óbito. Dios los juzgará.

      Eliminar
    2. Anonimo 2 ODIO es lo que leemos, y esto altera el alma, como le responde Anonimo 3 rece primero por SU salvacn y luego por todas las demas, si no reza no se llame cristiano pues rezar es HABLAR CON DIOS nuestro PADRE, UNO y TRINO.
      Rece también por los pecados de ORGULLO (es el único pecado pues los engloba a todos) de los que no pisaron la embajada y por ORGULLO no pudieron entrar en la santa MISA de acción de gracias, lo precisan mucho ya que ODIAN y mucho, un gobernante que odia es un mal gobernante
      Como puede comprobar se puede poner el nombre incluso si quiere la foto.

      Eliminar
    3. Si DOS escasos millones
      contra otros CINCO trajinan
      (pues en Cataluña SIETE
      millones son los que habitan),
      la trama catalibana
      es una trama fascista,
      una Marcha sobre Roma,
      un intento populista
      de oprimir con algaradas
      la voz de la mayoría,
      tergiversando la historia
      con descarada osadía.

      José de La Roda

      (Dedicado a Parellada del Vallés)

      Eliminar
    4. Parellada, nombre de paella, conjunto de granos de color amarillo, sulfuroso, triste, que para reír lee lo que escriben otros, incapaz de gozar de la alegría interior que el Señor regala.
      Pobrecillo, es inhábil para percibir la realidad que le circunda y constatar que Cataluña ha sido, es y será siempre una región española....

      Eliminar
    5. Supongo que a usted le da alegría llevar por nombre la fecha y la consigna de los que se alzaron el 36, dando lugar a una guerra con un millón de muertos.

      Miserable, me parece miserable.

      Eliminar
  5. Claro y Conciso Señor Valderas,no como otros que se dicen Catolicos para su BOLSILLO!,del Valles,del Maresme o del Pla de l'Estany!!!

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo con el SR.Valderas Gallardo,faltaria mas!!!

    ResponderEliminar
  7. Comprendo que a muchos comentaristas y articulistas les moleste lo que piensa y hace el Sr. Puigdemont.
    Pero los que asistimos a Roma y al Vaticano sabemos que a veces lo que parece externamente y la realidad interna de los hechos no coinciden.

    ResponderEliminar
  8. ¿Se puede contrastar el artículo?
    Parece de novela...con las frases "textuales"...vamos que se nota el estilo de Iglesia...para que vaya predicando de Unidad y de que todos somos iglesia, pero siempre criticando y juzgando...misericordia, por favor.

    ResponderEliminar
  9. Puigdemón tiene la cara mas dura que el cemento armado,no se da cuenta de ningún ridículo porque no tiene vergüenza de nada.

    ResponderEliminar
  10. Srs.els q sembla q no tinguin vervonya ni temor de Dèu son vostés ! Ja ni ha prou d.insults !!/preguin més per l.Esglesia en conjunt, per e Sant Parebq no deixa ,cada dia de demanarho.y deixins de tantes opinions de caire politic a qui els correspongui !! Pau i Be...

    ResponderEliminar