lunes, 3 de abril de 2017

El catolicismo de Puigdemont

El actual presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, nació en la muy carlista villa de Amer, donde se asentaba el cuartel general de Ramón Cabrera en la segunda guerra dinástica del siglo XIX. Su familia era tan absolutamente apegada a la comunión tradicionalista que en la Guerra Civil española escondió un cura en su casa y el abuelo paterno huyó a Francia, por mor de no ser movilizado en las filas republicanas. No cabe decir que, con la entrada de las tropas nacionales, volvió el abuelo, salió del escondite el sacerdote oculto y la familia Puigdemont recobró su natural devoción y piedad, tributaria del linaje de unos ancestros presididos por el lema de “Dios, Patria, Fueros, Rey”. 

Los padres del actual mandatario fueron consecuentes con la tradición familiar y enviaron a estudiar al niño al internado del Santuario gerundense de Santa Maria del Colell, donde iban los hijos de las familias ricas gerundenses, todas ellas con un pasado carlista, nada remoto. Ahí estuvo cinco años – de los 10 a los 15- educado en la rigidez espartana del llamado Seminario-Colegio. Rigidez espartana en la disciplina, en los estudios y en la formación religiosa de unos niños de casa bien. Eran los años 70 y a pesar de haberse iniciado el pandemónium postconciliar, en El Colell seguía imperando la religiosidad tradicional junto al castigo físico, no exento muchas veces de brutalidad.
 
El joven Carles no quedó atormentado por su estancia en el internado. Al revés, sus inquietudes religiosas, unidas al pio ambiente familiar, le llevaron a pasar sus veranos posteriores en el Monasterio de Poblet, concitando incluso alguna esperanza vocacional. Todo quedó en agua de borrajas y la saga carlista de los Puigdemont perdió la continuidad y la esperanza que habían depositado en aquel muchacho inquieto. Como a otros muchos, especialmente gerundenses, el giro fue copernicano y pasó de la carcundia a la fría apatía, cuando no al abandono de la tradición familiar.
Ahora, el presidente se ha destapado con unas declaraciones en la revista L’Avenç, en las que reconoce su desvinculación con la Iglesia, a pesar de sus antecedentes juveniles, pero en las que afirma que en lo que sí cree es “en les arrels cristianes de Catalunya”. Si se lee bien la entrevista parece ser que es en lo único que cree. Es curiosa la apelación a ese mantra de “les arrels cristianes”, el cual se repite muchas veces por políticos, intelectuales, periodistas e incluso algún eclesiástico.

Les “arrels cristianes” sirven tanto para un barrido como para un fregado. Nadie sabe bien lo que son, ni han sido oportunamente definidas, pero sirven para dar una pátina de respetabilidad al supuesto corpus ideológico del que las menta. No obligan a nada. Son meras raíces, que se remontan al origen de los tiempos. Se ignora si debemos retrotraerlas a Marti l’Humà, a Pere el Cerimonios, al abad Oliva, a Sardà y Salvany, al cardenal Gomà o Pla i Deniel. Catalanes todos ellos, con sus raíces cristianas.

El único escrito referente a las mismas es el documento elaborado por los obispos catalanes en el año 1985, titulado Arrels cristianes de Catalunya, también citado a diestro y siniestro. Un documento plenamente constitucional, que no pasaba de un mero voluntarismo autonomista, tan denostado en la actualidad, en el que, a pesar de que se insiste en lo contrario, no existe ningún postulado auto-determinista, sino que, por el contrario, se sostiene lo siguiente:

"Debemos recordar la necesaria clarificación entre los conceptos de Nación y Estado para una correcta interpretación de la realidad, pues no pretenden reducir los lazos de solidaridad entre los pueblos de España a unas relaciones puramente administrativas. La historia común, con todo lo que tiene de positivo y de negativo, la interrelación, incrementada en nuestro tiempo por los fenómenos migratorios, las grandes afinidades entre las cuales ocupa un lugar importantísimo la fe que compartimos, han tejido una base sólida para la comprensión, el afecto y la colaboración entre todos"

Un posicionamiento bastante light, respetuoso con la Constitución y solidario con las demás comunidades de España, el cual no suscribiría, hoy en día, ningún Puigdemont ni ningún gerundense ex-alumno de El Colell.

Oriolt

24 comentarios:

  1. Diferenciar conceptos3 de abril de 2017, 23:17

    "Debemos recordar la necesaria clarificación entre los conceptos de Nación y Estado para una correcta interpretación de la realidad, pues no pretenden reducir los lazos de solidaridad entre los pueblos de España a unas relaciones puramente administrativas. La historia común, con todo lo que tiene de positivo y de negativo, la interrelación, incrementada en nuestro tiempo por los fenómenos migratorios, las grandes afinidades entre las cuales ocupa un lugar importantísimo la fe que compartimos, han tejido una base sólida para la comprensión, el afecto y la colaboración entre todos"

    En efecto:

    Nación= concepto sociológico (natio: nacimiento)

    País= concepto biológico (paisaje)

    Estado= concepto jurídico (status)


    Así, en la moderna política, hay que diferenciar estos tres aspectos: nación (sociología), país (biología) y Estado (derecho).

    Además, hay dos conceptos más profundos, y que son romanos:

    - Patria: padres (padre y madre y abuelos) o padre, más bien sentimental, son los padres nuestros y nuestros antepasados

    Matria: la Madre-Patria (popular en Rusia), la Patria como Madre de la que nacemos y que nos da alimento, cultura, sustento, protección, amor...


    Hay otros términos, como Tierra (Terra), paradójicamente menos biológico que País, pues La Tierra comprende los antepasados enterrados.

    ResponderEliminar
  2. Este, lo que es, es un APÓSTATA y RENEGADO de su pasado. DESNORTADO!!!

    ResponderEliminar
  3. Dios y Cataluña: cisma de facto4 de abril de 2017, 0:52

    Josep Miró i Ardèvol ha publicado este lunes en La Vanguardia el artículo titulado "Dios y Cataluña". El domingo se publicó "Iglesia y progreso del pueblo" de Josep Maria Carbonell, David Josu, Eugeni Gay, Margarita Mauri, Miró i Ardèvol, Jordi López Camps y Francesc Torralba. También Antoni Puigverd ha publicado sus artículos en el mismo sentido.

    Yo doy mi apreciación personal:

    1. La Iglesia está en Cisma de Facto. Primero, Sor Lucía Caram realiza unas declaraciones contrarias a la virginidad de María. Luego, establece un diálogo en un vídeo con el actor porno Nacho Vidal, el cual hizo un "cameo" en Els Pastorets de Mataró en el teatro Sala Cabanyes, organizada por la sección teatral del Centro Católico de la parroquia de Santa María de Mataró, sin ninguna crítica del Arzobispado de Barcelona y la Iglesia de Mataró.

    A su vez, Sor Teresa Forcades ha publicado este marzo su libro titulado "Els reptes del Papa Francesc", donde acusa a la Iglesia de clericalismo machista celibatario, y contraria al signo de los tiempos por su oposición al aborto, homosexualidad (LGBTIQ), anticoncepción, divorcio y relaciones prematrimoniales (pág. 50), parece apoyar el aborto libre entre las semanas 1 y 14 (pág. 75), a las organizaciones católicas internacionales heterodoxas, los presbíteros no ministeriales, casados y mujeres. Forcades, además, cofundadora y dirigente del partido político Procés Constituent, no ha rectificado muchas proposiciones presuntamente contrarias a las verdades divinamente reveladas y definitivas de doctrina católica, proclamadas desde 2009.

    Y sin ninguna advertencia de la autoridad abadial y episcopal observable. Todo lo contrario, veo que siguen siendo monjas en plenitud cobrando por ello.

    La situación se agrava cuando observamos el cisma en red: Forcades presenta este libro en la Fundació Joan Maragall y pertenece a la revista Qüestions de Vida Cristiana.

    Los casos de Mataró, Caram y Forcades indican la plena ruptura de hecho dentro de la Iglesia. En efecto, existe una doctrina moral y de fe sobre vida, familia y matrimonio, contenida en el Catecismo, que es desobedecida plenamente sin ningún tipo de consecuencia de derecho penal canónico.

    Consecuencia: la doctrina de la Iglesia es rota por unas monjas y laicos sin repercusión alguna. ¿Cuál es la doctrina viva de la Iglesia? Pues la heterodoxia que se ve y se oye, pues si no se castiga ni se corrige, entonces es que es una nueva doctrina católica aceptada, más moderna, adaptada al espíritu del mundo. Y los obispos y abades, mudos, sordos y ciegos, como los tres monos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cita a Miro Ardevól. Con él se explica perfectamente todo lo que sucede. Hace un año publicó un artículo en La Vanguardia en el que amenazaba con “el enquistamiento del conflicto, el barrizal interminable y la inestabilidad política” si no se satisfacían los intereses de la oligarquía catalana. Lo hizo como miembro que era del Consejo Pontificio de Laicos. Gracias a Dios, el Papa ha suprimido este consejo y otros en que había prevalencia delirante de personajes de exactamente el mismo cariz que Miro Ardevól. Por haberles quitado el poder ahora ellos atacan salvajemente al Papa de la Iglesia Católica, con cualquier excusa y reclutando compañeros de viaje.

      Publican el artículo el 15 de febrero de 2016, casi la fecha tan significativa para los que de verdad mueve en “prusés” y utilizan a la Iglesia para sus fines de poder:

      “Escucha España”
      JOSEP MIRÓ I ARDÈVOL
      15/02/2016

      “Es la hora de la responsabilidad del Estado,( Reconoced de una vez su naturaleza de comunidad nacional, de nación cultural, y otórguese la solución competencial en consonancia, en una disposición adicional a la Constitución, como propugnaba Duran Lleida) Esto o el enquistamiento del conflicto, el barrizal interminable y la inestabilidad política.”

      http://www.lavanguardia.com/opinion/20160215/302159619911/escucha-espana.html

      Es explícito. También la hipocresía.

      Eliminar
  4. Dios y Cataluña: apostasía de facto4 de abril de 2017, 0:55

    2. La Iglesia están en apostasía de facto: la fe está literalmente desconocida y destruida. Mayoritariamente, los consagrados catalanes (obispos, presbíteros, abades y teólogos) han abandonado en sus sermones y en sus estudios toda referencia correlacionada entre las Sagradas Escrituras con la Sagrada Tradición Apostólica y el Magisterio vivo (con todos los Concilios y encíclicas), junto con toda la herencia espiritual, integrada por los Padres de la Iglesia latina y griega, los Doctores, los místicos, los santos, los grandes teólogos y las revelaciones privadas. La Verdad ha sido sustituida por la visión protestante de la 1ª, 2ª y 3ª búsqueda del Cristo de la Fe y el Jesús de la Historia, más el minimalismo bíblico.

    La apostasía de facto de la fe se puede observar en el abandono total de la figura de Satanás y sus demonios. No se menciona a los instrumentos de lucha contra las potestades angélicas apostáticas: las oraciones de liberación, los exorcismos, los sacramentales, la confesión y Eucaristía, la gracia, la oración, las devociones.

    (sobre exorcimos y demonología: vivificantem.blogspot.com.es; libros del P. Amorth y del P. Fortea; Religión en Libertad: exorcismos; Marino Restrepo).

    El hombre, en Cataluña, ha sido esclavizado tanto por la Naturaleza como por el ángel caído. No se invoca a la Divina Sabiduría todopoderosa y entendimiento espiritual.

    Así, se ignora completamente la existencia efectiva de los demonios de conocimiento, inteligencia y entendimiento teológicos y filosóficos, creadores de sectas y herejías. Se ignora los diferentes tipos de importunación demoníaca (infestación, posesión, obsesión, vejación). Se desconoce que la Nueva Era (yoga, zen, eneagrama) ha entrado dentro de la Iglesia y ha destruido órdenes, congregaciones, colegios y parroquias (Cova de Manresa, jesuitas; Monestir de les Avellanes, eneagrama, maristas).

    Ver el documento vaticano “Jesúcristo, portador del Agua de la Vida. Una reflexión cristiana sobre la “Nueva Era”

    www.monestirdelesavellanes.com/index.php/es/casadespiritualitat/avellanesdo/enneagrama
    www.covamanresa.cat/docs/Activitats_Castella.pdf

    ResponderEliminar
  5. Dios y Cataluña: Eucaristía protestantizada4 de abril de 2017, 0:59

    3. En el culto, el rito y la liturgia, ha desaparecido la unción y devoción y veneración sagradas a la Santa Eucaristía.

    Observado en una iglesia de la zona de Bonanova, Barcelona, un domingo de marzo, extensible a muchas parroquias barcelonesas.

    Tanto en la misa de las familias (18,30 h.) como en la misa de noche (20,00), casi todos los participantes en la comunión, que fueron el presbítero rector, vicario, laicos ministros extraordinarios de la comunión como los mismos comulgantes, tomaban con su propia mano la Sagrada Forma y la intintaban en el interior del Cáliz.

    La Sangre de Cristo podía caer así hacia las mangas, el vestido, los zapatos, o peor aún, en el suelo y ser pisadas. Mientras que por otro lado, los laicos ministros de la Eucaristía que habían tocado el Cuerpo de Cristo, no se limpiaban luego las manos, para impedir que quedaran adheridos fragmentos de la Sagrada Hostia, que como deberían de saber, cualquier fragmento del Pan Consagrado es el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesús.

    Con ello se demuestra palmariamente la completa mediocridad del laico bautizado de Barcelona, por culpa de la falta de plenitud del ejercicio de enseñanza y santificación de sus presbíteros y obispo. Enseñanza oficial, única y verdadera que puede fácilmente hallarse y enseñarse del Catecismo, numerales 1322 a 1419.

    También pueden verse los milagros eucarísticos, que últimamente son estudiados científicamente por el Doctor Ricardo Castañón Gómez (en la supuesta sangre de la Virgen en Santa Montaña, Puerto Rico, se observan en plenitud los 14 marcadores genéticos raíz de toda sangre humana del mundo).

    Hay que considerar al Pueblo de Dios un hecho más gravísimo: se considera la Eucaristía como un simple símbolo, una cena protestante que recuerda sólo la Cena primordial de Pascua. Además, se da el sacrilegio de las comuniones de comulgantes en pecado objetivo intrinsece malum o en pecado subjetivo mortal, agravado por la aparente permisión en el Capítulo VIII de Amoris laetitia de la comunión, absolución y extremaunción de adúlteros sin continencia.

    Muchos presbíteros, diáconos, religiosos y laicos están en incomunión por sus sacrilegios, profanaciones y herejías. Y los superiores no hacen nada, ni con Pablo VI, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco I.

    ResponderEliminar
  6. Dios y Cataluña: la Esposa de Cristo, abandonada4 de abril de 2017, 1:02

    Conclusión:

    Como puede evidenciarse, Sr. Miró i Ardèvol, el mal está en lo que Benedicto XVI llamó como el “pecado interior de la Iglesia” [1].

    La Iglesia Tarraconense debería de hacer, por propia iniciativa, todo un año de penitencia comunitaria [2], desde los obispos y abades hasta los presbíteros, diáconos y laicos, para descubrir y extirpar todos los pecados individuales y sociales cometidos desde el Punto 0 de la renovada Iglesia, desde 1965, con la clausura del Concilio Vaticano II.

    SEÑOR, VEN PRONTO, RECONSTRUYE ESTA PIEDRA DESECHADA.


    Notas:

    [1] PALABRAS DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI A LOS PERIODISTAS DURANTE EL VUELO HACIA PORTUGAL (11 mayo 2010):

    “la mayor persecución de la Iglesia no procede de los enemigos externos, sino que nace del pecado en la Iglesia y que la Iglesia, por tanto, tiene una profunda necesidad de volver a aprender la penitencia, de aceptar la purificación, de aprender, por una parte, el perdón, pero también la necesidad de la justicia.”

    http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/speeches/2010/may/documents/hf_ben-xvi_spe_20100511_portogallo-interview.html


    [2] CARTA PASTORAL DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI A LOS CATÓLICOS DE IRLANDA (19 marzo 2010, San José):

    “Hay que prestar también especial atención a la adoración eucarística, y en cada diócesis debe haber iglesias o capillas específicamente dedicadas a este fin. Pido a las parroquias, seminarios, casas religiosas y monasterios que organicen tiempos de adoración eucarística, para que todos tengan la oportunidad de participar. Con la oración ferviente ante la presencia real del Señor, podéis llevar a cabo la reparación por los pecados de abusos que han causado tanto daño y, al mismo tiempo, implorar la gracia de una fuerza renovada y un sentido más profundo de misión por parte de todos los obispos, sacerdotes, religiosos y fieles.”

    http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/letters/2010/documents/hf_ben-xvi_let_20100319_church-ireland.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ORIOLT, también a Dios y Cataluña por sus claras y concretas relaciones de hechos, todos efectuados por "creyentes" con su Iglesia es decir contra JESUCRISTO. Los obispillos catalanes deben ser del tipo AVESTRUZ que se esconde en lugar de afrentar los hechos.
      Su resultado ya lo vemos hay mas novicias CATALANAS en un solo convento QUE FUNCIONA (Iesu Comunio de Burgos) que en todos los conventos de toda cataluña de todas las órdenes, cuando vas a Pamplona y paseas cerca de LA MADRE DEL AMOR HERMOSO oyes hablar a muchos seminaristas en catalán, todos con sotana y muy alegres, situación que no ves en la calle Diputación de Barcelona donde los que hay son los que han sido formados en Pamplona o Toledo.
      En fin, señores obispillos se juegan su ALMA INMORTAL a ser condenada al FUEGO ETERNO, pues como APÓSTOLES deben defender su rebaño de aquí el símbolo del báculo que llevan y eliminar las "ovejas" descarriadas para que no infecten a las demás y llevarnos con BUENA DOCTRINA al paraíso celestial. Cosa que NO HACEN, ustedes ya saben lo que se juegan, es SU ALMA, no LA MÍA.
      Por esto cada vez hay mas iglesias y conventos vacíos, solo las escasas "germinantes" funcionan a pesar de los obispillos.
      Otra cuestión relevante, que ya mencione la pasada semana son los fracasados medios de comunicación y entidades obsoletas que menciona Oriolt. ¿Para qué señores obispillos se gastan nuestros dineros en fracasos apostólicos que ademas estan quebrados?

      Eliminar
    2. Hombre,no GENERACICE TANTO,algun Obispo habra que sea ORTODOXO, NO??

      Eliminar
    3. Es obvio, la protestanitización de nuestro clero de Cataluña. Evito ir a cualquier misa en que el presbíetro que preside no emita a los fieles el fervor que ese Memorial merece. Así nos encontramos, al margen que cada uno tiene su propia "liturgia", olvidando que los fieles también somos cristianos, y tenemos el derecho que nuestro servidor y administrador de estos misterios, realice la Liturgia que pide la Santa Madre Iglesia (Madre y Maestra). Y no hacer una especie de "Santa Cena", en que ya sabemos que nuestros hermanos "protestantes"al no tener ninguna unidad ni autoridad se inventan teatros que nustro clero les encanta imitar. Lo que no se dan cuentan que el resultado es que predican un Cristo ideológico, que desaparece cuando se acaba el entusiasmo de...de esas misas...que parecen un espectáculo circense.

      El clero que tenemos, en su mayoría es este: no evangelizan, lo confunden con animar las asambleas de fieles, son rebeldes al obispo y a cualquier autoridad eclesiástica. Incluso algunos de ellos niegan la Primacía Petrina. Personalmente me lo han dicho. Ya con el tema del nacionalismo separatista no digo nada, porque ya se ha dicho bastante en esta página. Sus aburridos carmas ya los concemos.

      El panorama del clero de nuestra tierra Catalana (Casa Nostre)es el que describo. Les falta formación de todos los tipos, oración que es lo principal, de lo contario caen en la dinámica protestanizante que todo sabemos. Por otro lado el clero regular tienen un desorden tal en sus carismas que provoca una total desunión entre ellos, dañando a la congregación a la que pertenecen (hay cismas entre ellos), y al Pueblo de Dios que han evangelizar.

      Algún clérigo que me lea pensará que soy anticlerical; pues sí lo soy con ese clero que he descrito y en el que ni confío ni me ayude espiritualmente. Por otro lado, y es lo que deseamos los fieles laicos: sacerdotes santos, de oración, y de única dedicación al ministerio que indignamente ha recibido al ser ordenados.

      Eliminar
    4. Exacto, Quim Marcos, ya es hora de aplicar la eclesioterapia contra la eclesiocatástrofe creada desde 1965, año de clausura del Concilio Vaticano II, y sobre todo desde 1971, con la defenestración de Mons. Marcelo González Martín (enero de 1967 - diciembre de 1971), luego obispo de Toledo (3 de diciembre de 1971 - 23 de junio de 1995), por culpa de la hermenéutica de la ruptura del Concilio, originada por la secular teología modernista, progresista y liberal, además de la culpa procedente de la asunción de la Nueva Era y de la politización nacionalista e izquierdista en el seno de la Iglesia.

      Marcelo fue víctima del tándem Pujol-Benet con su campaña "Volem bisbes catalans", 1966, como puede verse en este artículo de Germinans:

      "La expulsión del Arzobispo: origen de nuestra mala conciencia" ***

      http://infocatolica.com/blog/germinans.php/0908240949-la-expulsion-del-arzobispo-or

      *** Este artículo es muy interesante, porque contiene una serie cronológica de la eclesiocatástrofe de Barcelona.

      Eliminar
    5. Anónimo de las 13.28. Si, debo generalizar ya que supongo que habrá Obispos pero NO EJERCEN DE ELLO, no excluyen a monjas de clausura que no están DENTRO de su convento sino blasfemando en platos o fundando partidos comunistas con quemaiglesias, que callan con los trapos estelados colgados de las IGLESIAS, con inventarse liturgias, con destrozar confesionarios y denostar de este SACRAMENTO, etc. etc. o sea que por acción u omisión obispillos con un pie hacia SATANÁS esperemos que algunos no pongan el otro pues todos conocemos a los que han puesto los dos como indica y muy bien el Anónimo de las 14.15

      Eliminar
    6. Muy BIEN por Quim Marcos,totalmente de acuerdo con el!

      Eliminar
    7. Anónimus Cabreadus4 de abril de 2017, 20:17

      Alguien enterado me podría EXPLICAR que hace Su Eminencia CAÑIZARES al lado de un GOLPISTA INCRUENTO,DE MOMENTO???!!!

      Eliminar
  7. Oriolt, a menudo pienso que los eclesiásticos de Cataluña necesitan un baño de teología. Sea por caso, el tema que usted comenta, las famosas Arrels. Novell, lo he comentado en alguna ocasión, se me escudó en ella para no razonar su indepentismo. Era dogma de fe. Lo mismo acaba de declarar en un periódico el abad de Poblet, quien confiesa su devoción, no por Cristo (que se la supongo), sino por el personaje que usted cita y el segundo de a bordo. Esas declaraciones merecen un capítulo aparte, pero no nos apartemos de Arrels.
    ¿Qué valor tiene esa declaración desde el punto de vista doctrinal? Ninguna. Más aún, cuando se le da una interpretación en contradicción con el magisterio pontificio es falsa. Eso lo ignora Novell y lo ignora el abad, y tutti quanti, entre los que se cuentan los obispos que han remachado el documento. En numerosas ocasiones se ha demostrado con textos pontificios la incompatibilidad entre fe cristiana y secesionismo aplicado en España. Por eso insisto siempre en la falta de codos, o de mala fe, de algunos eclesiásticos.
    Se aparta del magisterio, primero.
    Segundo, cuando los obispos catalanes abordan conceptos que superan su ámbito de competencia y el de si Cataluña es o no una nación cae fuera de su competencia no tienen autoridad doctrinal alguna. La tendría cada obispo en particular si tuviera conocimientos sobre el tema, pero no en cuanto obispo, sino en cuanto especialista. Pero se dio el caso que quienes redactaron ese bodrio intelectual no había ningún experto. Por eso Arrels y papel mojado es lo mismo. O quizá peor, es un pasquín propio de sectarios.
    Ex nullo sequitur quodlibet decían los lógicos medievales. Del conjunto vacío podemos sacar todo tipo de contradicciones. Lo peor es que hay falsedades y ruindades que traen sangre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted mismo ha declarado en este blog que la Amoris Laetitia, que es un doomumento pontificio, está lleno de errores doctrinales y ahora nos dice que una declaración en contradicción con el magisterio pontificio es falsa y que se puede demostrar una tesis en base a documentos pontificios. Entonces se acusa usted mismo de falsedad y le acuso yo de ontradicciones. Tómelos todos como autoridad o déjelos todos como papel mojado.

      Eliminar
    2. A la siempre docta aportación de D. JMVG, le falta hoy recurrir de nuevo al inapelable argumento de que no se puede romper el «todo secularmente cementado»

      Eliminar
    3. Anónimo de las 16:28

      Con permiso de Germinans, pues el blog no es mío. Me encanta que entre todos busquemos la verdad y nos mostremos abiertos a la razón natural, a la ciencia y al magisterio de la Iglesia. Tiene usted razón en argüir que el magisterio es indivisible. Es como la libertad: o se tiene o no se tiene. O se cree en el magisterio o no se cree.

      No tengo por magisterio la Amoris Laetitia, ni tampoco la Laudato Si. Por lo que respecta a la primera no soy el único en negárselo. Otros con más autoridad la han puesto en cuestión por manifiestos errores. Y, visto formalmente, al aparte del magisterio y de la tradición no pertenece al depositum fidei. Por tanto, no hay contradicción en negarle autoridad a la Amoris Laetitia y adherirse al magisterio pontificio.

      Eliminar
  8. Hoy que hablan del presidente de la Generalidad, espero con ganas el comentario del sr. Valderas sobre el sometimiento de la jerarquía eclesiástica al poder civil en Cataluña.

    Es que precisamente el sr. Valderas ha denunciado ad nauseam la deturpación de la Doctrina que se comete aquí, so capa de defensa de las libertades democráticas. Deturpación manifiesta cuando hemos visto al prelado sobando vergonzosamente las manos del poder civil.

    ResponderEliminar
  9. Església Nacional Republicana4 de abril de 2017, 11:56

    Puigdemont, por necesidad lógica, en parte se desvincula de una entidad, la Esposa de Cristo, que no puede controlar y que, además, es superior a toda autoridad civil y poder democrático. La Iglesia durará siempre, y tendrá lugar las bodas del Cordero con su Esposa.

    Pero ¿y si la Iglesia fuera oficial de Estado, como luteranos y anglicanos, compatible con una adscripción en una Logia masónica?

    Entonces sería obligatoria su vinculación, aunque no la sintiera.

    ResponderEliminar
  10. Grandiosa reflexion la suya Señor Valderas.Si esta GENTECILLA se enfrentaran CARA a CARA con usted se quedarian totalmente sin ARGUMENTOS. El BOCHORNO SERIA TOTAL!

    ResponderEliminar
  11. Desde hace varias generaciones, muchos colegios religiosos han predicado mas el "deu nacio" que el Dios verdadero. Puigdemont, ha bebido de esta ideología, como muchos otros. Son los que crearon CiU, y que casi todos han ido abandonando a Dios, por el nuevo ídolo, y no han tenido ningún problema en tragar con el aborto, divorcio, gaymonio, eutanasia, ideología de género y lo que haga falta.

    Cuando esta gente habla de les "arrels cristianes de Catalunya", es para sonrojarse, solo és una frase hecha para quedar bien. Si fueran mínimamente honestos, deberían añadir, "arrels que hemos traicionado y nos importan solo si nos dan votos"

    ResponderEliminar
  12. Es un "catolicismo" consistente en que la Iglesia ponga los campanarios para que ellos desde ahí ataquen a todos y los domestiquen. Esto es un símbolo de lo que realmente sucede. Desde hace muchas décadas la Iglesia en Cataluña, y en gran parte de España, con el apoyo de fuertes sectores del Vaticano, ha estado al servicio de los oligarcas separatistas, que no son separatistas sino colonialistas.

    ResponderEliminar
  13. Discrepo en un detalle del artículo que creo importante: al Collell no iban los hijos de familias adineradas, sino los rebeldes e indisciplinados, por lo menos en la época en que fue Puigdemont (años 70-80 supongo).
    Por algo lo enviarían allí sus padres.

    ResponderEliminar