domingo, 6 de noviembre de 2016

¿Misa entretenida y con mucha participación?

Parroquia de San José Obrero en la Trinidad Nueva - Confirmaciones 2016
A mediados de septiembre de este año, por vez primera viví como un drama personal y un fracaso pastoral el declive muy pronunciado en la inscripción de niños para el curso de catequesis para la Primera Comunión. Y me puse a examinar con las catequistas el porqué de ese bajón. Ciertamente el descenso de la natalidad a partir de 2008, inicio de la presente crisis económica, podía ser un motivo. Si hacemos cálculos, hubiera correspondido a los niños nacidos hace 8 años, comenzar su catequesis parroquial. El aumento de las separaciones y divorcios, con las rencillas que suelen acarrear entre los cónyuges (efecto contreras: tú quieres que haga la comunión, pues yo no) y la costumbre de estos últimos decenios de unir a la celebración de la Primera Comunión una fiesta familiar que implica un gasto considerable, podrían ser parte de la explicación. Sin un empleo seguro y con reducidos ingresos económicos, muchas familias desgraciadamente postergan el acontecimiento religioso hasta momentos más boyantes desde el punto de vista económico. Es triste pero es la simple realidad. 
En mi niñez, cuando aún se comulgaba a primera hora de la mañana por las tres horas de ayuno eucarístico entonces preceptuadas, la fiesta de la Primera Comunión consistía en un desayuno con chocolate caliente con melindros, churros y bollos de todo tipo, preparados para todos los niños y niñas en el patio interior de la parroquia (la misa de comuniones solía ser a las 9 de la mañana). A mediodía cada familia, en casa solía reunir a los más cercanos para un almuerzo más o menos esmerado como en las grandes fiestas. Aún recuerdo el pastel de siete pisos y el surtido de helados Camy, de los antiguos, que en casa prepararon para mi Primera Comunión. 
Cartel publicitario de Helados Camy y desayuno de 1ª Comunión en Hispanoamérica
Poco después Pablo VI con una nueva instrucción disminuyó el tiempo de ayuno eucarístico a sólo una hora. También fue en esa época del inmediato posconcilio cuando fue afianzándose la costumbre de confirmar a los niños no antes de la Primera Comunión, como se hacía en España y los países hermanos de América, en consonancia con la tradición de no anteponer la recepción de la Eucaristía a la de la Crismación. En las parroquias, al menos de Cataluña, pero sé que así fue en casi toda España, los adolescentes fueron los destinatarios de las catequesis de Confirmación. No antes de los 12 años, pero casi siempre alrededor de los 14 o 15 años, los grupos de confirmación se afianzaron en todas las parroquias. Un párroco no podía sentirse satisfecho pastoralmente si cada año (estoy hablando de los años 70 y 80) no se confirmaban al menos la mitad o siquiera un tercio de los que a su tiempo habían recibido la comunión. No había excepción entre sacerdotes tradicionales o progres. En eso convergían todos. La Confirmación se convirtió en un instrumento pastoral para la evangelización de la juventud y su posterior entrada en grupos parroquiales de formación o Movimientos Juveniles Cristianos. No voy a detallar las decenas de ellos.
Las cosas cambiaron con el aumento de la descristianización, a partir de los 90, causa principal a la que contribuyó la dispensa que muchas diócesis dieron para contraer matrimonio sin la exigencia de la Confirmación. El número de los confirmandos cayó en picado, especialmente en las parroquias donde no se trabajó pastoralmente en ese sentido. Los sacerdotes más progresistas desdibujaron la importancia de la recepción sacramental para la vida cristiana. Aceptaron a regañadientes la pastoral de Primera Comunión (la creían fruto exclusivo de un imperativo sociológico) y también la de Confirmación. La obsesión por el  “compromiso de vida”, la implicación política y social, y la aceptación acrítica de los nuevos estilos de proyectos de convivencia sentimental, fueron anejos a todo ello. Y llegó la desolación.
Entretenidísimo momento de las ofrendas (Izq) “Superanimada” oración en la imposición de las manos (Der)
Sólo los sacerdotes que mantuvieron el tenor sacramental en sus parroquias o el apostolado juvenil en los colegios para religiosos/as, han permanecido incólumes en su celo por dedicarse a ese menester pastoral.
El pasado 29 de octubre, la parroquia de San José Obrero del barrio de la Trinidad Nueva en el distrito de Nou Barris en Barcelona, un conglomerado de viviendas con casi ocho mil habitantes, celebró las confirmaciones de 2016. Invitado por su párroco a tal efecto, acudió celoso nuestro Arzobispo Don Juan José. Seis, únicamente seis adultos recibieron el Sacramento. La noticia de ellos nos la proporciona la web diocesana. En ella el párroco Mn. Josep Enric Roig Sansegundo nos da cuenta no sólo del carácter cercano y sencillo de Don Juan José, sino también de la celebración que se llevó a cabo: “entretenida y con mucha participación”. Lejos de toda voluntad de aguarle la fiesta a Mn. Roig, que tras su paso por la parroquia de San Antonio de Llefiá en Badalona dejó un erial, lo de entretenida nos lo creemos, seguros de que Mons. Omella puso sal y pimienta como aderezo a todo lo que hizo y dijo; pero lo de “mucha participación” lo ponemos en entredicho.
C:\Users\TEMP.COMPAQ\Desktop\funeral.jpg
Un triste funeral de Tercera
No sabemos si la Presentación de los confirmandos o las Preces tuvieron un carácter más festivo. Si hubo un happening general tras la comunión (cosa que al parecer la progresía busca y obtiene en sus celebraciones). Ciertamente más que un tono entusiasta la celebración parecía que “la muerte se fue a bañar y se quedase sin camisa”. Más gravedad únicamente se podía conseguir con un C1 que es de 32,7 Hz, nota tan grave que  siendo muy cercana a los infrasonidos sólo es reconocible como un Do mayor.
Dudamos que tan siquiera lo de “mucha participación” pueda referirse al general concurso de la feligresía, no superando estos los 40 fieles, cosa que la equipara a un funeral de tercera o casi de beneficencia. De esos que celebra un cura cojo y un monaguillo lisiado con cuatro gatos (y tiñosos).
Revista "Despertad" (izquierda). Salida del arzobispo y sus acompañantes (Derecha)
 Sugerimos a Mn. Roig, pero extensivamente a todo el Arciprestazgo  que se lo hagan mirar. Algo no funciona en la pastoral de evangelización de esas populosas barriadas de Barcelona. Quizás el Arcipreste no está a todas o no está del todo, quizás la línea pastoral deba corregirse, quizás ambas cosas. Lo que sí sabemos y estamos ciertos es que hay que rectificar y ya. Y que lo del “¡Despertad!” de los Testigos de Jehová, cada vez más presentes ahora con nuevos chiringuitos en las esquinas de las calles de los barrios periféricos, va para ellos. Nuestra población latina es fácil pasto para su labor proselitista y la de mormones y demás sectas. Tendremos que dar cuenta de ello.
Prudentius de Bárcino

30 comentarios:

  1. También hay algún caso de parroquia en la que el rector cuando llega el momento de las confirmaciones hace lo que sea para demostrar que su pastoral es un éxito y va animando a unos y a otros a que se confirmen prácticamente sin prepararlos ni nada, coge algunos "extras" cuatro días antes.. algunos se confirman sin ganas, casi sin saber que hacen.. Todo porque el señor rector quiere aparentar obsesionado por los "números" y quedar bien ante el obispo, estos casos son bien tristes. Así, tal y como está nuestra Iglesia actualmente, no sé si lo más importante es el número o la autenticidad. Pero es muy cierto, tendremos que dar cuenta de ello. El Señor nos preguntará: ¿Dónde está tu hermano? En mi opinión lo importante en una parroquia es que haya un único protagonista: nuestro Señor Jesucristo y a su lado la Virgen María, resulta patético cuando el protagonista de la parroquia es el señor rector, que hace lo que le viene en gana y aún los fieles le apoyan convirtiendo la Casa del Señor, en algo así como su cortijo particular. Oremos.

    ResponderEliminar
  2. Parece que ninguno de los confirmandos bajaba de los 45 años.

    En cuanto a la celebración "entretenida" es algo muy propio de la mentalidad postconciliar: la Misa es una fiesta que nos une...

    ResponderEliminar
  3. Alguien me podría responder a la siguiente pregunta: ¿Cómo es que el tiempo de preparación exigido para recibir el sacramento de la eucaristía o el de la confirmación está en dos años y el del matrimonio precisa sólo de unas cuantas sesiones de preparación? ¿No será que la raíz del problema estará en la génesis de la familia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carece de lógica. Como carece también de razonabilidad el hecho de que los curas casen y luego, durante su vida clerical, aconsejen la separación o la nulidad canónica de estos mismos matrimonios que han casado, casi siempre, por la típica-tópica causa de falta de madurez.

      Si un cura casa, lo lógico es que luego no se tire piedras sobre su tejado, y aconseje luego separaciones y nulidades. Si aconsejas nulidades, entonces no cases.

      ¿Saben que en la Tarraconense, hay casos de sacerdotes que han podido ser sacerdotes porque previamente se han separado y obtenido una sentencia de nulidad canónica de su matrimonio? Y estos casan y aconsejan luego nulidades...

      Por cierto, si la Iglesia da una sentencia de nulidad canónica PERO auténticamente, ante Dios, aquel matrimonio no tenía una causa de nulidad (por falsificación), ante Dios el matrimonio NO está anulado, aunque sí lo esté ante la Justicia, civil y canónica, y por muy bien pertrechadas que estén las [falsas] pruebas. Y quien se casa, luego comete adulterio, y si comulga, sacrilegio.

      En dichas nulidades falsas, una situación de cruz conyugal por trastorno psicológico, por enfermedad o por infidelidad, que empieza desde una no aceptación de los deberes del casado, no siempre es cuestión de nulidad. Si se fuerza el derecho con mentiras, la nulidad ante Dios no vale, se comete adulterio si se casa y sacrilegio si comulga. Y esto es pecado mortal con pena de infierno. Y afecta a todos los participantes, abogado incluido.

      Eliminar
    2. Cuánta ignorancia! Los curas no casan! Presiden la celebración, pero no casan!

      Eliminar
    3. Es cierto. Mi esposa y yo nos casamos por la iglesia hace ya 17 años. No nos casó ningún cura. Nos casamos nosotros ante Dios en una ceremonia que sí celebró un cura. Ahora bien, tan sólo se precisaron 4 sesiones de 4 horas para prepararte para dicho sacramento. Visto lo visto y ya que se exigen dos para la confirmación y la eucaristía, sugeriría que para el sacramento del matrimonio se dedicarán como mínimo los mismos. Más sería aconsejable, menos es una locura.

      Eliminar
    4. La importancia del sacramentos del matrimonio7 de noviembre de 2016, 9:38

      Cuánta ignorancia! Los curas no casan! Presiden la celebración, pero no casan!

      Técnicamente no casan, pero en sentido coloquial sí, pues no sólo están los contrayentes, está Jesús-Eucaristía, el sacerdote o diácono y los testigos... más la inscripción en el Registro Civil, previamente de haber rellenado el expediente matrimonial.


      En efecto, así lo dice el Catecismo para el Rito Latino:

      1621 En el rito latino, la celebración del matrimonio entre dos fieles católicos tiene lugar ordinariamente dentro de la Santa Misa, en virtud del vínculo que tienen todos los sacramentos con el Misterio Pascual de Cristo...


      En el rito latino, los esposos se dan consentimiento, lo mismo que en el rito oriental, el cual requiere del sacerdote para la validez:

      1623 Según la tradición latina, los esposos, como ministros de la gracia de Cristo, manifestando su consentimiento ante la Iglesia, se confieren mutuamente el sacramento del matrimonio. En las tradiciones de las Iglesias orientales, los sacerdotes –Obispos o presbíteros– son testigos del recíproco consentimiento expresado por los esposos, pero también su bendición es necesaria para la validez del sacramento.


      El consentimiento de los esposos es elemento esencial:

      1625 Los protagonistas de la alianza matrimonial son un hombre y una mujer bautizados, libres para contraer el matrimonio y que expresan libremente su consentimiento. "Ser libre" quiere decir: no obrar por coacción; no estar impedido por una ley natural o eclesiástica.

      1626 La Iglesia considera el intercambio de los consentimientos entre los esposos como el elemento indispensable "que hace el matrimonio". Si el consentimiento falta, no hay matrimonio.


      El sacerdote, el diácono, los testigos y la eucaristía no están como adornos florales "que pasaban por ahí":

      1630 El sacerdote ( o el diácono) que asiste a la celebración del matrimonio, recibe el consentimiento de los esposos en nombre de la Iglesia y da la bendición de la Iglesia. La presencia del ministro de la Iglesia (y también de los testigos) expresa visiblemente que el Matrimonio es una realidad eclesial.

      1631 Por esta razón, la Iglesia exige ordinariamente para sus fieles la forma eclesiástica de la celebración del matrimonio (cf Concilio de Trento: DS 1813-1816; CIC can 1108). Varias razones concurren para explicar esta determinación:

      — El matrimonio sacramental es un acto litúrgico. Por tanto, es conveniente que sea celebrado en la liturgia pública de la Iglesia.
      — El matrimonio introduce en un ordo eclesial, crea derechos y deberes en la Iglesia entre los esposos y para con los hijos.
      — Por ser el matrimonio un estado de vida en la Iglesia, es preciso que exista certeza sobre él (de ahí la obligación de tener testigos).
      — El carácter público del consentimiento protege el "Sí" una vez dado y ayuda a permanecer fiel a él.


      Y la preparación matrimonial es muy de mucho importante:

      1632 Para que el "Sí" de los esposos sea un acto libre y responsable, y para que la alianza matrimonial tenga fundamentos humanos y cristianos sólidos y estables, la preparación para el matrimonio es de primera importancia:

      El ejemplo y la enseñanza dados por los padres y por las familias son el camino privilegiado de esta preparación.

      El papel de los pastores y de la comunidad cristiana como "familia de Dios" es indispensable para la transmisión de los valores humanos y cristianos del matrimonio y de la familia, y esto con mayor razón en nuestra época en la que muchos jóvenes conocen la experiencia de hogares rotos que ya no aseguran suficientemente esta iniciación:

      «Los jóvenes deben ser instruidos adecuada y oportunamente sobre la dignidad, tareas y ejercicio del amor conyugal, sobre todo en el seno de la misma familia, para que, educados en el cultivo de la castidad, puedan pasar, a la edad conveniente, de un honesto noviazgo, al matrimonio".

      Eliminar
    5. Totalmente de acuerdo con usted anonimo 6:26,y la ignorancia lleva el atrevimiento y el atrevimiento lleva la CHAPUZA Y LA DESTRUCCION!!!

      Eliminar
    6. Sí, anonimus cabreadus, pero recordemos que la Sabiduría de Dios es ignorancia para el hombre. Nuestro Señor es la Sabiduría y le consideraron un atrevido, un chapucero y lo destruyeron. Pero no, no lo hicieron, eso creyeron los hombres, pero tras la apariencia de destrucción se manifestó la Verdad y la Vida. Por tanto seamos atrevidos, digan lo que digan, guiados por la Sabiduría que Dios nos dé, aunque para los hombres sea ignorancia y no temamos a la destrucción, ¿a quien vamos a temer a los que matan al cuerpo?. Sí, seamos atrevidos y no temamos a los que tan sólo pueden destruir lo falso. Gloria al Señor.

      Eliminar
    7. Los sacerdotes sí casan7 de noviembre de 2016, 14:22

      El sacerdote SÍ CASA, pero hay que hacer unos distingos.

      Los esposos ejercen el sacramento del matrimonio, es decir, se casan ellos, mientra que en el Rito Latino, el nuestro, el sacerdote es el testigo esencial, principal y cualificado, el más serio, con competencia y capacidad canónica.

      A través del sacerdote tiene efecto el sacramento del matrimonio. Sin la bendición del ministro sacerdote no hay matrimonio, porque implica que existe el reconocimiento de que la iglesia acepta tal matrimonio.

      Los esposos se casan, pero el poder del sacramento lo tiene la Iglesia a través del sacerdote ministerial, el cual debe de comprobar que hay un mínimo de capacidad, libertad, consentimiento, que no hay impedimentos, que se cumplen las formalidades y requisitos legales canónicas y civiles.

      El sacerdote es el que comprueba que en el ejercicio del sacramento del matrimonio existe la "intentio faciendi quod facit vera eclessia", requisito tradicional de validez de cualquier sacramento.

      Por eso, la Iglesia exige ordinariamente para sus fieles la forma eclesiástica de la celebración del matrimonio, pues es un acto litúrgico, introduce en un ordo eclesial, es un estado de vida, y el consentimiento tiene un carácter público, tal como dice el numeral 1631 del Catecismo de la Iglesia Católica.

      Por eso, en una situación ordinaria, no vale que dos laicos se digan SÍ, por ejemplo, en un fiesturri, en casa, en un hotel, por la calle, sin una celebración eclesiástica... sería una unión de hecho, no un matrimonio, y por tanto, si hay unión sexual, hay un pecado, y no habrá nunca matrimonio canónico, sólo una unión civil.

      Por lo tanto, LOS SACERDOTES SÍ CASAN. Y los contrayentes SE casan. Ambas afirmaciones son ciertas a la vez. El sacerdote o diácono es esencial en la celebración del matrimonio.

      Eliminar
    8. El matrimonio introduce en un ordo eclesial, crea derechos y deberes en la Iglesia entre los esposos y para con los hijos.
      Si lo anteriormente dicho es correcto, entonces la iglesia también debe de tener unos derechos y deberes para con los esposos pues la relación es mútua. ¿Cuáles y de que tipo son?

      Eliminar
    9. Bueno,en que quedamos,Casan o no casan los Srs.CURAS,estoy sobre ascuas en mi humilde IGNORANCIA.

      Eliminar
    10. Joan Lluís, el genérico de la salud y la salvación de las almas, y el específico para los cónyuges Y sus hijos y familiares, que están recogidos, de forma asequible, en el profético Catecismo de San Jua Pablo II, pensado por él para nuestros tiempos de confusión, del 2013 para adelante.

      Un consejo, si leen Amoris laetitia, bien, pero mejor todo lo que dijo, sobre familia y matrimonio, Pablo VI, San Juan Pablo II, Benedicto XVI y el Magisterio tridentino, como Pío XII...

      BAJO NINGUN CONCEPTO lean nunca jamás el CAPÍTULO VIII (octavo) de AMORIS LAETITIA, donde está la condenada moral, por Pío XII, de situación, individual o del caso concreto, y la sugerida herejía de la comunión de los adulteros sin continencia.

      Eliminar
    11. Yerra usted. En la tradición latina los ministros del sacramento son los esposos, no el sacerdote. De hecho el ordenado (ya sea presbítero o diacono) no ejerce más que de testigo. Ésta es una norma canónica que, desviándose de la tradición medieval latina (las condiciones del matrimonio medieval eran "vivir juntos y dormir juntos". Cuidado, no eran parejas de hecho sino matrimonio indisoluble) establece la Iglesia desde el Concilio de Trento para evitar los abusos que se hacían. Muchos maridos abandonaban a sus mujeres y a éstas les era difícil demostrar el matrimonio sin documentos. Por ello, con toda la fuerza de las llaves de Pedro, la Iglesia establece que desde ese momento no será válido entre bautizados ningún matrimonio que se celebre sin un testigo ordenado. En el mismo espíritu de orden se establece el registro obligatorio en las parroquias de todos los sacramentos que se administran independientemente del ministro (Obispos, presbíteros, diáconos o esposos).

      Eliminar
    12. Señor Anónimo 14:14,muchas gracias por su reflexión a mi comentario,se lo agradezco mucho,DEMOS GRACIAS A DIOS!!!

      Eliminar
    13. El scerdote o diácono es esencial en la celebración,pero ellos NO casan a nadie solo son TESTIGOS y nada MAS.

      Eliminar
    14. Giorgios:

      Aunque el sacerdote técnicamente no case de ordinario y en el rito latino, no obstante, debido a su posición cualificada, a los efectos transcendentales del matrimonio en la Iglesia y la sociedad, y debido a los efectos de su participación sobre el consentimiento de los cónyuges, el sacerdote o diácono es esencial para la validez del matrimonio, y por tanto, sí podemos decir que "casa" a los celebrantes, aunque estos sean los ejercientes auténticos del sacramento. Los laicos lo ejercen, el sacerdote o diácono lo reconoce y le da validez.

      Esta esencialidad del sacerdote, extrínseca al consentimiento, lo dice usted mismo:

      "Por ello, con toda la fuerza de las llaves de Pedro, la Iglesia establece que desde ese momento NO SERÁ VÁLIDO entre bautizados ningún matrimonio que se celebre SIN un testigo ordenado."

      Eliminar
    15. Sr. Anónimo yo creía que la salvación de mi alma viene de las acciones ejercidas por mi libre voluntad y guiadas por la gracia del Espíritu Santo. El papel de la Iglesia debería ser de mediador. No de garantía, ya que esto es una cuestión entre el fiel y Dios. El primero actúa y el segundo concede la gracia. Para poder mediar hay que conocer ambas partes y entenderlas y comprenderlas procurando que se acerquen cuando están alejadas. No es la protagonista, pero sin su correcta mediación los problemas no se resuelven. ¿Está mediando correctamente la iglesia? Cuando el mediador mira sólo sus problemas y sólo se ocupa de ellos y no de los de sus mediados deja de cumplir su obligación y, por tanto, se percibe como algo no necesario ni útil. Nada más ni nada menos.

      Eliminar
    16. No tiene mucha importancia, pero permítame una última observación. La presencia del ordenado no es esencial, es disciplinaria, una decisión "administrativa" si me permite la expresión. Del mismo modo que la Iglesia cambió la norma podría volver a cambiarla (aunque no lo hará por no ir contra el Sacramento) y ésta afecta sólo a a los bautizados. La Iglesia considera al matrimonio de derecho natural y sí considera válido un matrimonio entre no bautizados (siempre que cumpla las condiciones del matrimonio, libertad, consumación, etc). Suerte tuvo el Cardenal Rouco de que Leticia estuviera bautizada, con lo cual su matrimonio civil no era válido para la Iglesia. De no ser así el príncipe Felipe no se hubiera podido casar por la Iglesia...
      Si una pareja se quiere casar y por un tiempo presumiblemente largo no tendrá acceso a un ordenado pueden, tras expresar a la comunidad su voluntad de casarse, irse a vivir juntos como matrimonio cristiano (o perdirle al capitán del barco que los case) y no vivirían en pecado y habría sacramento válido. Lo que la Iglesia -y el sentido común- pide en que realicen el rito litúrgico del matrimonio en cuanto puedan, es decir, cuando tengan un ordenado accesible.

      Eliminar
  4. Revolución de amor y justicia, Jaume Pujol Balcells6 de noviembre de 2016, 23:49

    En La Vanguardia de hoy, sección de Religión, ha aparecido este artículo del arzobispo de Tarragona y Primado.

    1. Me ha gustado retroceder hasta los 1970 con las dos citas clásicas de Schweitzer, luterano, y Martin Luther King, bautista (le faltaba Mandela, metodista, y Gandhi, hinduista, para hacerme feliz) que se hacían en ambientes clericales sobre personajes no católicos, por aquello del ecumenismo vaticanosegundo de las "puertas y ventanas abiertas" al mundo, y de las semillas de verdades presentes en otras creencias, y sobre todo, para no quedar encerrados en la apolillada y mohosa habitación de los santos y beatos católicos, con aire enrarecido durante siglos.

    2. Arzobispo Pujol ¿de veras que no existe ni la más mínima referencia social procedente de santos, beatos, venerables y siervos de Dios católicos catalanes, españoles o internacionales? ¿Absolutamente nada?

    3. El Padre Michel afirmó sobre este proceso de disolución del mensaje católico: "Antes, la Iglesia evangelizaba, predicaba, enseñaba [“Id por todo el mundo y predicad el evangelio"]. Más tarde prefirió limitarse a dar testimonio. Luego se contentó con manifestar una presencia. Y ahora sólo se está poniendo a la escucha.". Una escucha cómoda, que no compromete a nada.

    4. La cuestión social, curiosamente, en los discursos y documentos de los prelados, clérigos y otras autoridades eclesiales, NUNCA suelen referirse al tema de la defensa de la vida, la familia y el matrimonio, junto con la educación de los hijos en los valores católicos dentro de las escuelas.

    La opción preferencial por los pobres incluye el primer pobre, el más indefenso y vulnerable, el niño no nacido, el anciano y el enfermo, agredidos por el homicidio legal del aborto, de la eugenesia en la reproducción humana asistida, la eutanasia y el suicidio asistido. Mira qué curioso, cuando la doctrina social de la Iglesia hace hincapié en la defensa primordial, prioritaria, de estos "pobres" en la vida y la salud...

    Le sugiero la lectura de Evangelium vitae 19, sobre los peligros del aborto y la eutanasia sobre la democracia y los derechos humanos.

    5. Me hiere la palabra "Revolución"... es muy marxista y anarquista. En el catolicismo, lo mejor es "conversión" de la sociedad y del individuo, no revolución...

    ResponderEliminar
  5. Un Dios contra la exclusión, José María Puig de la Bellacasa7 de noviembre de 2016, 0:14

    Hoy, en la Vanguardia, en la sección de Religión, aparece este artículo sobre Cristianisme y Justícia, sobre una conferencia de Boaventura de Sousa Santos, doctor en Sociología de Derecho por Yale y catedrático de la Universidad de Coimbra, durante la inauguración de curso de Cristianisme i Justícia, el día 2 en la Iglesia del Sagrat Cor.

    Dice lo siguiente:

    - "Si Dios fuese un activista de los derechos humanos viviría en la línea abismal que nos separa de las víctimas de la exclusión radical. Sería un Dios fronterizo, que mira hacia los dos lados, buscando la manera de revelar la presencia de aquellos que existen, pero están ausentes, los que se hallan allí donde no hay derechos ni protección”

    - “es necesario reflexionar con las "epistemologías del sur" buscando nuevos horizontes y fronteras desde el compromiso, frente a una visión hegemónica de los derechos humanos desde la óptica desarrollada del norte”

    - "la necesidad de resistir a las formas de dominación que generan las grandes exclusiones: el capitalismo, el colonialismo y el patriarcado."

    Mis opiniones:

    a) Para la implantación del Reinado Social de Cristo en la Tierra, los derechos humanos o pasan por proteger a los niños no nacidos, a los ancianos y a los enfermos, o bien estos derechos humanos son sólo satánicos y propios de la "hegemonía del más fuerte" contra el "desvalimiento del más débil".

    b) El Reinado Social, cultural, político, económico de Cristo pasa sólo, única, obligatoria y exclusivamente por tres ejes:

    1./ Jesús-Eucaristía

    2./ su madre, la Virgen María (y el Rosario, oración-fuerza-energía divina, dotada de privilegios divinos, que encadena a satanás)

    3./ su esposa, la Iglesia Católica (y el cumplimiento de las verdades divinamente reveladas, definitivas y seguras de fe, moral y costumbres)

    El Reinado Social sólo se hace desde el corazón del hombre, con María, no desde estructuras institucionales de los Estados o las ONG, o desde un gran tertulión o un gran libro gordo de Petete.

    El Nuevo Reino Social pasa por la eucaristía de la misa y la adoración eucarística, junto con el rezo, preferencial, del rosario.

    El Reinado Social es eucarístico-mariano, y no se realiza desde métodos humanos, que están inspirados por los principìos excluyentes y ateos de no-Jesús, no-María, no-Iglesia. Cristianisme i Justícia, de los jesuitas, tiene estas graves carencias.

    Al construir un Reinado Social desde lo humano sin Dios, entonces se construye desde el hombre con satanás, por lo que aparece la división, la confusión, y la falta de Amor y de Paz, como puede verse en este extracto, al dar hechos descontextualizados y graves omisiones (la corrupción de los regímenes africanos):

    “Seguimos teniendo un miedo sistémico, pareciendo que basta con la resignación: muchas de las victorias del pasado están en retroceso; hay trabajo sin derechos laborales, siendo así que los derechos fueron una gran conquista”. Y este retroceso se da también en el caso de las mujeres y los pueblos africanos y latinoamericanos colonizados. El racismo ha vuelto con violencia hasta en un país donde su presidente es negro… en Europa, los grupos de extrema derecha crecen en Grecia, Francia, Holanda, Finlandia, Hungría y Polonia. “Entre los siglos XVII y XIX –añadió– entre 10 y 15 millones de africanos fueron objeto de tráfico como esclavos a las Américas y murieron tres millones en el mar. En el 2015, un millón y medio de africanos intentaron atravesar el Mediterráneo sur hacia Europa (un cementerio líquido como había sido el Atlántico) y murieron 3.774 de estos últimos”. La reconstrucción de los derechos humanos apremia, como escribió en su libro Si Dios fuese un activista de los derechos humanos"

    Y la guinda ¿atea, agnóstica? final:

    “Desde Pascal sabemos que Dios es insondable y no hay manera de saber si existe si no es mediante una apuesta… ¿Y con qué presunción podemos preguntar de qué lado está Dios, propuesta provocadora, retórica, desde luego?”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Males que vienen de lejos7 de noviembre de 2016, 16:09

      Este neocomunismo disfrazado de locuaz amor al débil y al pobre, ya fueron vistos en su maldad desde, ni más ni menos, que desde la Noscitis et nobiscum, encíclica de Pío IX, de 1849, a un año de la publicación en alemán del Manifiesto Comunista de Marx.

      Al marxismo le podemos añadir la ideología de género, el animalismo, el transhumanismo, la eutanasia, la reproducción asistida, la ocupación gramsciana de la escuela y los medios de comunicación...

      9. Fines perversos del socialismo y comunismo.

      En lo que a esta depravada doctrina y a estos sistemas toca, ya es a todos notorio que ellos persiguen principalmente, abusando de los términos de LIBERTAD E IGUALDAD, la introducción en el pueblo de esas perniciosas invenciones del socialismo y comunismo.

      Es un hecho cierto, que estos maestros del socialismo y comunismo, aunque valiéndose de caminos y métodos diversos, abrigan el propósito común de mantener en constante agitación a los obreros y demás hombres de condición más humilde, engañándolos con discursos seductores y con falaces promesas de un porvenir más FELIZ y habituándolos poco a poco a los más graves CRÍMENES: confían con esto poder utilizar sus fuerzas para atacar cualquier régimen de autoridad superior, para robar, dilapidar e invadir las propiedades, primero, de la Iglesia, después de todos los particulares, para violar en fin todos los derechos divinos y humanos, DESTRUIR el culto de Dios y abolir todo orden en la sociedad civil.

      En un peligro tan grande para Italia, es un deber vuestro, Venerables Hermanos, desplegar todo el fervor de vuestro celo pastoral, para hacer comprender al pueblo fiel, a qué desgracia temporal y eterna será arrastrado, si se deja ENGAÑAR por estas opiniones y sistemas tan perniciosos

      Eliminar
    2. Solo adoran al DIOS NASIÓ,por lo que se VE.

      Eliminar
  6. El abrazo de los cristianos, de María-Paz López7 de noviembre de 2016, 1:00

    En este artículo de la sección de religión de La Vanguardia de este domingo, se realizan unas apreciaciones que son discutibles:

    1. El documento "Declaración conjunta católico-luterana sobre la doctrina de la justificación" de 1999, no ha sido aceptada por cientos de teólogos luteranos y la Iglesia luterana de Dinamarca, porque ataca el elemento central y esencial del luteranismo, la "Sola fide" o justificación por la fe sola. Si se niega, no hay luteranismo. En el catolicismo la justificación o salvación viene de la fe, las obras (Santiago), la caridad (San Pablo) y la humildad ("He aquí la esclava del Señor").
    es.wikipedia.org/wiki/Sola_fide#Pasajes_utilizados_para_cuestionar_la_sola_fide

    2. Los asesores de Francisco lo han puesto en verdadero grave peligro, pues no han podido hacer peor las cosas:

    a) Francisco, el Papa-Anticristo para Lutero, entronizando una estatua de Lutero, el gran iconoclasta, en el Aula Pablo VI (en Roma, la Prostituta Babilónica), vistiendo una estola azul luterana. Gravísima confusión, pues Francisco hace un implícito un juicio escatológico de almas, al afirmar indirectamente que Lutero es santo, con visión beatífica del Cielo y de Dios, cuando la Beata Sor María Serafina del Sagrado Corazón de Jesús, supuestamente, tuvo una visión de Lutero en el infierno por orgulloso y soberbio (no querer ser corregido en la verdad, encolerizarse cuando se le reprende por un error).

    b) El abrazo con la obispo luterana (casada con una sacerdote), da el mensaje erróneo, a través de la imagen y de forma implícita, de que el Papado aprueba moral y jurídicamente, el sacerdocio y episcopado femenino casado en matrimonio homosexual, aunque luego declarara que mantiene la doctrina católica en estos aspectos: una imagen vale más que mil palabras.

    c) Francisco legitima como moral y religiosamente correcta la Reforma-Deforma de Lutero, y valida el uso de la violencia, física y moral, de la represión, guerra, y cisma y herejía de Lutero, a diferencia de lo que han hecho los verdaderos santos reformadores de la Iglesia: San Benito, San Francisco, Santa Teresa de Jesús, San Ignacio...

    d) El luteranismo se ha hecho Iglesia Oficial de Estado. El Estado interviene en los asuntos religiosos (fe, liturgia, moral...), y la "Iglesia" luterana exige al Estado la represión y persecución de la Iglesia Católica dentro de la jurisdicción territorial del Estado. Lutero y la Iglesia Luterana se destacaron por la inquisición luterana anticatólica, la caza de brujas, el uso del aparato represor estatal contra los católicos.

    e) No es cierto que exista una eucaristía luterana que coincida en su totalidad con la eucaristía católica: es que los luteranos NO tienen eucaristía. Al margen de compartir los luteranos y los católicos el mismo nombre de eucaristía, en el luteranismo, real y efectivamente, material y substancialmente, no existe ninguna transubstanciación, y por tanto, no está Jesús-Eucaristía, y por ello, en el luteranismo, NUNCA hay consagración, comunión, reserva, viático, adoración, visitación y procesión eucarística. Y no hay eucaristía porque los luteranos NO tienen sacerdote y porque después de la misa, dicen los luteranos que DESAPARECE del todo la presencia eucarística de Jesús.

    f) El luteranismo es destructor del catolicismo. Muchas cosas nos separan... porque no las tienen: la Sagrada Tradición, el Magisterio pontificio y conciliar, la Biblia canónica, la Patrística Latina y Griega, la Santa Liturgia Latina y Oriental, el Símbolo de la Fe, los Sacramentos, la interpretación de los Mandamientos, los grandes teólogos, místicos y santos, las revelaciones privadas oficiales, las oraciones, el Derecho Canónico, el Catecismo, la Apostolicidad...

    g) La Iglesia sufrió en los "tres grandes 17" los mayores ataques sangrientos y aniquiladores de la vida misma de la Iglesia y su verdad: Lutero, 1517; Masonería, 1717; Lenin, 1917.

    ResponderEliminar
  7. Ni participativa ni entretenida fue la misa que con motivo de la primera visita pastoral del Arzobispo Omella a la parroquia "principal" de L`Hospitalet, tuvo lugar el pasado sábado. Misa fría y desangelada con tan sólo "media entrada",(para hacérselo mirar), alguna canción a palo seco, música enlatada en el ofertorio y poco, muy poco entusiasmo por parte de todos (oficiantes y asistentes). En definitiva, puro trámite, que debería hacernos reflexionar a todos..

    ResponderEliminar
  8. Volver a la Acerbo Nimis de San Pío X (a)7 de noviembre de 2016, 9:59

    "Y que lo del “¡Despertad!” de los Testigos de Jehová, cada vez más presentes ahora con nuevos chiringuitos en las esquinas de las calles de los barrios periféricos, va para ellos. Nuestra población latina es fácil pasto para su labor proselitista y la de mormones y demás sectas. Tendremos que dar cuenta de ello."

    __________


    Uno de los errores de Francisco, para mí, ha sido enviar a la Iglesia a las llamadas "periferias" y "al mundo" sin la preparación suficiente, dando por hecho el falso presupuesto de que los laicos tienen conocimiento suficiente de Biblia y Catecismo.

    Esto es un grave error. Cualquier protestante, por lo que he averiguado, lleva un estudio de unas 1.000 horas de su exigua y minimalista Biblia (carecen de Catecismo, Tradición, Magisterio, místicos, teólogos y sabios).

    En mi opinión, Francisco debía de haber vuelto a los orígenes, al gran acierto que tuvo San Pío X al publicar el 1905 la Carta Encíclica Acerbo Nimis, sobre la enseñanza de la religión católica.

    He aquí el error de Francisco, su curia y los obispos y cardenales: enviar a ignorantes católicos, ignorantes de su propia doctrina moral y espiritual, a predicar por el mundo. Con lo que en realidad, lo que envía Francisco al mundo son "agentes sociales", preocupados sólo de la "pobreza socio-económica", las "esclavitudes modernas", las "periferias socio-económicas".

    No hay defensa de la vida, la familia y el matrimonio, de comunicación y comunión con los santos, ángeles, almas del purgatorio, María y Jesús. Somos una ONG, no una Iglesia.

    Nuestro origen actual de los males está perfectamente definido por San Pío X: católicos ignorantes, futuros protestantes:

    El principio de Acerbo Nimis explica a la perfección el mal esencial del 1905, aplicable hoy en día, 2016-2017:


    I. DOLOROSAS COMPROBACIONES

    1. Causas de los males presentes.

    Los secretos designios de Dios Nos han levantado de Nuestra pequeñez al cargo de Supremo Pastor de toda la grey de Cristo en días bien críticos y amargos, pues el enemigo de antiguo anda alrededor de este rebaño y le tiende lazos con tan pérfida astucia, que ahora, principalmente, parece haberse cumplido aquélla profecía del Apóstol a los ancianos de la Iglesia de Efeso: Sé que... os han asaltado lobos voraces que destrozan el rebaño (Hechos. 20, 29).

    De este mal que padece la religión no hay nadie, animado del celo de la gloria divina, que no investigue las causas y razones, sucediendo que, como cada cual las halla diferentes, propone diferentes medios conforme a su personal opinión para defender y restaurar el reinado de Dios en la tierra.

    No proscribimos, Venerables Hermanos, los otros juicios, mas estamos con los que piensan que la actual depresión y debilidad de las almas, de que resultan los mayores males, provienen, principalmente, de la IGNORANCIA DE LAS COSAS DIVINAS.

    Esta opinión concuerda enteramente con lo que Dios mismo declaró por su profeta Oseas: No hay conocimiento de Dios en la tierra. La maldición, y la mentira, y el homicidio, y el robo, y el adulterio lo han inundado todo; la sangre se añade a la sangre por cuya causa se cubrirá de luto la tierra y desfallecerán todos sus moradores (Os. 4, 1 ss).

    ResponderEliminar
  9. Volver a la Acerbo Nimis de San Pío X (b)7 de noviembre de 2016, 10:07

    De esta manera, la breve encíclica de San Pío X dio unas soluciones breves y precisas, un programa sencillo y eficaz:


    V. LAS NORMAS

    10. Prescripciones para la enseñanza del catecismo.

    I. Todos los párrocos, y en general cuantos ejercen cura de almas, han de INSTRUIR, con arreglo al Catecismo, durante una hora entera, todos los domingos y fiestas del año, sin exceptuar ninguno, a todos los niños y niñas en lo que deben creer y hacer para alcanzar la SALVACIÓN ETERNA.


    II. Los mismos [párrocos] han de preparar a los niños y a las niñas, en épocas fijas del año, y mediante instrucción que ha de durar varios días, para recibir dignamente los sacramentos de la PENITENCIA Y CONFIRMACIÓN.


    III. Además, han de preparar con especial cuidado a los jovencitos y jovencitas para que, santamente, se acerquen por primera vez a la Sagrada Mesa [PRIMERA COMUNIÓN], valiéndose para ello de oportunas enseñanzas y exhortaciones, durante todos los días de Cuaresma, y si fuere necesario, durante varios otros después de la Pascua.


    IV. En todas y cada una de las parroquias se erigirá canónicamente la ASOCIACIÓN, llamada vulgarmente Congregación de la Doctrina Cristiana. Con ella, principalmente donde ocurra ser escaso el número de sacerdotes, los párrocos tendrán colaboradores seglares [¡los laicos formados en teología y espiritualidad, no en ecología, política y economía!] para la enseñanza del Catecismo, que se ocuparán en este ministerio, así por celo de la GLORIA DE DIOS, como por lucrar las santas INDULGENCIAS con que los Romanos Pontífices han enriquecido esta asociación.


    V. En las grandes poblaciones, principalmente donde haya Facultades mayores, Institutos y Colegios, fúndense ESCUELAS DE RELIGIÓN para instruir en las verdades de la fe y en las prácticas de la vida cristiana a la juventud, que frecuente las aulas públicas, en las que no se mencionan las cosas de religión.


    VI. Porque, en estos tiempos, la edad madura, no menos que la infancia, necesita la INSTRUCCIÓN religiosa, los párrocos y cuantos sacerdotes tengan cura de almas, además de la acostumbrada HOMILÍA sobre el Santo Evangelio, que han de hacer todos los días de fiesta en la misa parroquial, escojan la hora más oportuna para que concurran los fieles -exceptuando la destinada a la doctrina dde los niños- y den la INSTRUCCIÓN CATEQUÉTICA a los adultos, con lenguaje sencillo y acomodado a su inteligencia. Para ello se servirán del CATECISMO DEL CONCILIO DE TRENTO, de tal modo que, en el espacio de cuatro a cinco años, expliquen cuanto se refiere al Símbolo, a los Sacramentos, al Decálogo, a la Oración y a los Mandamientos de la Iglesia.

    ..........

    Lo que pasó el 1905 debe de aplicarse este 2016, pues hoy estamos mucho peor aún, debido a las distracciones del nuevo ocio, como de la dejadez de obispos y sacerdotes, que han abandonado el celo por Dios.

    Se han puesto a dormir, "escuchando al mundo", no renovándose de los pecados del interior de la Iglesia (y del gobierno episcopal), y enviando a Caritas sólo para las cuestiones socio-económicas. Expediente cumplido.

    ResponderEliminar
  10. Interesante reflexión:

    Queremos obispos auxiliares

    Me van a perdonar pero estadísticamente hablando puedo afirmar que el próximo arzobispo de Barcelona será o Josep Àngel Sáiz, o Romà Casanova o Enrique Benavent. Y, sino, lo serán de Tarragona.

    Este domingo se cumple un año del anuncio del nombramiento de Juan José Omella como arzobispo de Barcelona. Y dos de su entrada en la Congregacion para los Obispos. Y no le deseamos nada malo, pero es una evidencia que su paso por Barcelona será relativamente corto. Ahora tiene 70 años y, por lo tanto, en 2021, dentro de cinco años, debe presentar las renuncia por razón de edad. Pongamos que como es habitual se alargue un par de años más, pero dentro de cinco años se volverá a plantear la sucesión en Barcelona. Y la de Tarragona dos años antes, en 2019.

    En ninguna parte está escrito que el arzobispo de Barcelona tiene que salir entre los obispos que hay en Cataluña. Omella es el ejemplo. Pero tampoco hay mucho margen de maniobra. Narcís Jubany vino de Girona, Ricard Maria Carles de Tortosa, y Lluís Martínez Sistach de Tarragona. Jubany y Sistach habían sido antes obispos auxiliares de Barcelona. ¿Qué pasará en 2021 a diferencia de otras veces? Pues que prácticamente no habrá cantera catalanes. Parece casi planificado.

    Como se puede ver en el gráfico, alrededor de 2021 se jubilarán seis de los diez obispos catalanes actuales, y a los dos auxiliares que hay en Barcelona y en Terrassa no les querará mucho. Por lo tanto, Jaume Pujol, Francesc Pardo, Agustí Cortés, Salvador Giménez, Joan-Enric Vives, Sebastià Taltavull y Salvador Cristau, no serán candidatos. Ni en Barcelona, ​​ni en Tarragona; las principales sedes catalanas. Y también se tendrá que proveer de obispos Girona, Sant Feliu, Lleida y Urgell (en este últimos caso, de obispo y de copríncipe). O alguna más si hay otros movimientos. Seis o siete diócesis de diez, incluidos los dos arzobispados.

    Pues alrededor del 2021 sólo quedarán tres obispos catalanes con la edad ideal para ir a Barcelona o a Tarragona. Con 65 años Sáiz y Casanova, y con 62 Benavent, les quedan unos diez años de recorrido episcopal. Y con 52, más de veinte años por delante a Xavier Novell, que cuando se jubile el 2044 ya estaremos todos calvos. No entro en los perfiles, sólo apunto una cuestión puramente estadística.

    Jordi Llisterri i Boix

    Articulo completo en: http://www.catalunyareligio.cat/es/blog/laeto-animo/queremos-obispos-auxiliares-211182

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. BENABENT es VALENCIANO NO CATALAN.

      Eliminar
  11. La Iglesia ha renunciado a la solemnidad, la belleza y el arte en las celebraciones, y eso también ha contribuido a que se vacíen las iglesias. ¿Por qué la que se ve en las fotos es fea? Nadie quiere ir a algo importante (como es dejar las actividades cotidianas para ir a misa) a un sitio feo. ¿Y las vestiduras del obispo? Tuve que leer el texto para confirmar que el de las fotos lo era. ¿Se cantó el Gloria? Si eso es de las cosas más importantes que hay que hacer, cantar la gloria de Dios; y no lo hacemos ningún domingo...

    Al abandonar la belleza y el arte se ha cerrado el camino para llegar hasta Dios a mucha gente, que a lo mejor no tienen tanta fuerza intelectual como la jerarquía eclesiástica, pero que tienen fe y deberían sentirse atraídos por la celebración de la eucaristía.

    ResponderEliminar