martes, 15 de noviembre de 2016

El Vaticano suspende de sus funciones pastorales al sacerdote de Gerona que abusó de una niña de 10 años

Mn. Josep Planas Planas, cuando era párroco de Pals
La Santa Sede ha suspendido definitivamene de las funciones pastorales al sacerdote gerundense Josep Planas Planas, que ya había sido suspendido cautelarmente por su diócesis, al haber sido denunciado por la mujer de la que abusó sexualmente, cuando tan sólo tenía 10 años.

Los hechos sucedieron en 1989 cuando la menor estaba en la casa de colonias de Puigpardines en la Vall d'en Bas, el sacerdote que entonces contaba con 54 años, se aprovechó de que la niña estaba enferma y no participaba de las actividades con sus compañeros, así que sabiendo que estaba sola, abusó sexualmente de ella. Según afirma la denunciante, Mn. Planas la amenazó con matarla si explicaba lo que había sucedido.

La niña explicó a sus padres los hechos, y éstos decidieron denunciarlos al obispado de Gerona, por entonces regido por Monseñor Jaume Camprodón, y apartaron a la niña de la clase de religión que impartía el mismo sacerdote abusador, en la población de Bellcaire. Como sucedía tan abundantemente en aquellos años, el obispo tan sólo cambió al sacerdote de parroquia y lo trasladó a Agullana.

Después de tratamientos sicológicos, la niña fue olvidando lo sucedido, pero al sacerdote parece que le gustaba hurgar en la herida, y apareció por el pueblo en otra ocasión, lo que provocó el enfado monumental de los progenitores de aquella niña, el padre se encaró con el sacerdote por haber vuelto a aparecer por el pueblo y lo amenazó con denunciarlo si lo volvía a ver por allí. Parece que a Mn. Planas esas amenzas le traían sin cuidado, y volvió a presentarse el año pasado en el pueblo, y se cruzó con su víctima, Esther, que al reconocerlo dice que "notó una sudor fría y decidió que tenía que hacer algo", y fue entonces cuando se decidió a denunciarlo a los mossos d'esquadra 27 años después.
Mn Josep Planas (con polo Lacoste), en el año 1989 cuando se produjeron los abusos denunciados

La justicia civil decidió absolver al sacerdote porque los hechos ya habían prescrito pero el obispado de Gerona, ahora en manos de monseñor Francesc Pardo decidió tomar cartas en el asunto y suspender cautelarmente de sus funciones al sacerdote que colaboraba pastoralmente en las parroquias de Celrà, Flaçà, Sant Joan de Mollet y Sant Llorenç de les Arenes. Pardo puso el caso en conocimiento de la Congregación para la Doctrina de la Fe y ayer se supo su veredicto.

El problema es que Mn. Josep Planas tiene 81 años y eso para él simplemente supone una jubilación definitiva. Dicho de otra manera, que se va de rositas de tan lamentable asunto, porque para la justicia civil el delito ha prescrito y para la eclesiástica la suspensión de sus  funciones llega en un momento que muy poco puede perjudicarle.

Otro caso más de tantos, en que los pederastas religiosos quedan prácticamente libres de todo castigo, tanto civil como eclesialmente. Otra vergüenza más para la Iglesia, que no hizo absolutamente nada contra un sacerdote que había perpretado tal vileza, y después de diversos traslados, entre los que se encuentran algunas importantes parroquias de la diócesis, lo suspende cuando ya estaba jubilado y simplemente colaboraba con algunas parroquias rurales.

Narcís Feliu

11 comentarios:

  1. La foto:

    Mn Josep Planas (con polo Lacoste), en el año 1989 cuando se produjeron los abusos denunciados

    es una de las más espeluznantes que he visto en mi vida, se merece un premio al retrato de la psicología del personaje, la conservaré en la memoria mientras viva, hasta parece una portada de un libro de Stephen King:

    "... y quedaron solos. Ella y él. Fuera llovía. Nochebuena. En su mente, laberintos del tiempo. Tiempos oscuros. Sin muros invisibles. De repente..."

    ResponderEliminar
  2. En EWTN, el canal de Sor Angélica, se dio un programa de un sacerdote que murió pero resucitó de nuevo por mediación de María.

    Si recuerdo bien, así fue la síntesis del programa:

    Dijo que había cometido muchos pecados contra la pureza sacerdotal, teniendo relaciones con muchas mujeres.

    Pensaba todas las excusas que tendría con Jesús: "me gusta", "estaba solo", "necesitaba cariño", "daba amor"...

    Pero tuvo un accidente de coche, murió, y compareció ante el juicio de Jesús. Éste le dijo con voz lenta y calmada: "Hiciste esto, pecaste".

    Y el sacerdote no tuvo escapatoria. Se le olvidaron todas las excusas. Ante la Verdad, nada valía. Sólo acertaba decir: "Sí".

    Sólo la intercesión de María consiguió volver a tener una segunda oportunidad y resucitar. Le dijo María, "dámelo, y si no se convierte, haz lo que debas".

    Jesús, pensativo, dijo "Te lo doy, Madre, es tuyo".

    Todos tenemos nuestra hora undécima. Jesús se entristece cuando el mayor pecador del mundo rechaza su última mano, y se alegra cuando acepta su mano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aparte del daño principal que se ha hecho a tantos niños, lo que es gravísimo y atroz, me da pena el sacerdote. Dios quiera concederle una conversión verdadera.

      Además, también quiero considerar que hay una jerarquía de culpas:
      1º Los abusadores.
      2º Las jerarquías que no supieron cortar el problema de raíz.
      3º En tercer lugar, creo que estamos todos los fieles; también es por culpa de nuestros pecados que pasan estas cosas.

      Pero desde luego existe una "gradación" en las culpas y no pretendo ni mucho menos "meter a todos en el mismo saco"

      Eliminar
    2. Sí, anónimo 15:03, completamente de acuerdo con su jerarquía de culpas. Por eso desde aquí, quiero decir:- Perdón, Esther, perdón. Perdón a ti y a todas las víctimas de abusos. De los pecados del mundo todos los cristianos somos responsables, somos responsables de que se cometan y lo peor, somos responsables de que se sigan cometiendo, a causa de nuestro pecado de omisión y silencio. Desde aquí intento gritar: -No os calléis, hablad, que lo que estáis viendo salga a la luz, el Señor nos lo pide y juzgará nuestros cómplices silencios.

      Eliminar
  3. No podeu basar el vostre relat en una informació periodística quan la realitat no és així i les mesures adoptades no són aquestes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no es así, lo que tiene que hacer el obispado de Geerona es un comunicado como se hace en estos casos. "Ante la aparición de ciertas noticias aparecidas en los medios de comunicación sobre el sacerdote de nuestra diócesis Josep Casals Casals, la diócesis de Girona quiere hacer las siguientes clarificaciones: ..." Pero si no dice nada, queda aquello de quien calla otorga

      Eliminar
    2. Deu ser de la corda, del fòrum alsina potser...i per això cal defensar-lo.

      Eliminar
    3. O puede que exista una pésima gestión comunicativa de la iglesia gironina. A mano de qué sacerdote está la oficina de prensa del obispado de Girona?

      Eliminar
  4. Molt em temo que ho pagarà finalment la mateixa diòcesi de Girona. Em temo que Pardo ha arribat a un lloc que ja no té pas solució.

    ResponderEliminar
  5. Parece que el Señor Obispo de Gerona se ha leído el comentario de Antonio Moreno, porque ha hecho un comunicado que empieza exactamente igual a su introducción. En él se dice que Mn. Planas no ha sido privado de celebrar la Eucaristía. ALGO QUE NOSOTROS NO HEMOS NUNCA AFIRMADO, pero si que se le ha privado de algunas de sus actividades ministeriales. Así lo hemos dicho nosotros: "Suspendido de sus actividades pastorales" por tanto no podrá ejercer cargos parroquiales ni pastorales

    ResponderEliminar
  6. Sin lugar a dudas, se trata de una mala gestión comunicativa del Obispado de Gerona que un dia da a conocer a los periodistas que se le aparta de sus funciones pastorales y al día siguiente afirman lo contrario a través de un comunicado de prensa. ¿Qué deben pensar los periodistas gerundenses del propio departamento comunicativo de la institucion religiosa gerundense?

    ResponderEliminar