martes, 1 de noviembre de 2016

El papa Francisco sigue sin nombrar obispos catalanes

Durante el pontificado de Benedicto XVI quedaron vacantes tres diócesis catalanas (Gerona, Lérida y Solsona), las cuales fueron cubiertas por dos prelados de esta tierra, Pardo (Julio 2008) y Novell (Diciembre 2010) y uno valenciano, Piris (Julio 2008). En igual período se proveyeron dos obispos auxiliares, uno menorquín, Taltavull (marzo 2009) y otro catalán, Cristau (junio 2010). En la era del papa Francisco se han cubierto tres diócesis en Cataluña, Tortosa, Lérida y Barcelona, sin que se haya designado ningún obispo catalán. Dos valencianos (Benavent y Giménez Valls) y uno aragonés (Omella). 

Habían surgido rumores de que el primer mitrado catalán de la época Bergoglio (dejando aparte la anécdota del exarca de Atenas) podría ser designado para la diócesis de Menorca. No ha sido así. Al revés, no se han cumplido ninguno de los presagios que auguraban una competición entre el protegido de Cañizares (el hasta ahora administrador diocesano menorquín Gerardo Vilallonga) y el recomendado de Omella (este sí catalán, Santiago Bueno Salinas). Al final, se ha optado por un tertium genus y se ha nombrado a un alicantino, Mons. Francisco Conesa Ferrer, por lo que parece que no ha habido ni vencedores ni vencidos, aunque todo se verá en las próximas elecciones para presidir la Conferencia Episcopal, donde el neo-cardenal Osoro, que también pasó por Valencia, puede tener bastantes boletos premiados e influencia en los nombramientos que se produzcan en los próximos meses.
 
Hasta de aquí tres años en que presente su renuncia el arzobispo de Tarragona no va a haber vacante alguna en las diócesis catalanas. Salvo otra sorpresa como la del archimandrita, no se espera la designación de un obispo catalán para cubrir alguna de las nuevas testas mitradas, salvo que se proveyese uno o más obispos auxiliares de Barcelona. Resultaría bastante alarmante que tampoco fuesen catalanes, aunque cabe decir que el último vino de Menorca. 

Cardemal Vives i Tutó y Cardenal Albareda
La cantera episcopal catalana se halla absolutamente yerma. Con lo que había sido. En Roma con el cardenal Vives i Tutó, en el pontificado de León XIII y luego el benedictino Albareda, Prefecto de la Librería Vaticana con Pio XII y más tarde el obispo Ramón Torrella (aunque en grado menor) con Pablo VI. Y obispos repartidos por toda España como Gomà, Pla i Deniel, Font Andreu, Sanahuja Marcè, Castelltort Soubeyre, Pont y Gol, Briva Mirabent, Buxarrais, Cases Deordal, por solo hablar de la segunda mitad del siglo pasado.

No quedan obispos catalanes, ni en Roma ni en España, ni siquiera casi en Cataluña. El catalán con un cargo de mayor nivel en Roma es el sacerdote Lluis Clavell Ortiz-Repiso (1941), miembro de la Prelatura del Opus Dei y Presidente de la Academia Pontificia de Santo Tomás de Aquino. El penúltimo, ya jubilado, fue el compositor y presbítero Valentí Miserachs, maestro de capilla de la Basílica de Santa María la Mayor. Un docente y un músico. La nada absoluta en los centros de poder, con el agravante de que el último cardenal catalán (Sistach) perderá su derecho de voto en un hipotético conclave en abril del venidero 2017.

¿Por qué se ha llegado hasta aquí? Por un cúmulo de circunstancias, pero que mayormente tienen en común con el nacionalismo imperante, también el eclesial. El desprecio al poder romano, cuando no la chanza más zafia, cual se podía ver el programa Polonia de TV3; las nulas ganas de salir de Cataluña de muchos sacerdotes catalanes; la pésima formación en los Seminarios; los escándalos y heridas sin cicatrizar; el boicot a los Nuevos Movimientos; la politización de muchos sacerdotes. En definitiva, una iglesia cerrada, que solo mira para sus adentros, sin casi influencias en el resto de España y sin presencia alguna ante la Santa Sede. Y si alguien esperaba que eso iba a remediarse con el papa Francisco, resulta todo lo contrario. Este papa es mucho más reacio a un nacionalismo, hoy en día marcadamente secesionista, que lo fueron sus antecesores. Incluido Juan Pablo II, del que dijo Jordi Pujol que ni nos comprendía ni nos quería. 

Oriolt

43 comentarios:

  1. Un nuevo artículo de empaquetar el ser nacionalista con todos los males del mundo. no generalize tanto y investigue un poco que hay muchas formas de declinar el ser nacionalista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un artículo tirando a suave y muy blando, casi misericordioso en extremo, pues el mal tiene pecados graves tanto entre presbíteros como en la curia de Barcelona, muy graves, que explican las nulas ganas de salir fuera de Cataluña o del terruño, que es donde se está más cómodo.

      Eliminar
  2. Vives i Tutó fue importante en el Pontificado de San Pio X.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero estamos hablando de finales del siglo XIX y principios del XX... ¡Y ya estamos en el XXI!

      Eliminar
  3. Parte del clero catalán prefiere no sobresalir en exceso por un motivo obvio: su vida poco acorde con el Evangelio. Si se 'sube' hay el peligro de que se 'descubra'. Por eso mejor mantenerse en un perfil bajo. Y para los que gobiernan, eso es un tesoro: los tienes 'cojidos' y 'callados'.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez; pero así nunca se llega a nada. Peor aún, lo único que compras es que al final no quede nadie de tu tierra en la Iglesia.

      Eliminar
  4. No voy a entrar en la sequía episcopal de curas catalanes. Pueden llevar a partidas de campanario que en nada difieren de las bandas de aficionados deportivos.

    Para un servidor, el meollo de la reflexión de Oriolt es la vinculación entre la perversidad moral del secesionismo y la libertad de los hijos de Dios, que no deben entender de trincheras, exclusiones, engreimientos y, lo que es peor, totalitarismos más o menos encubiertos. Cuántas trágalas sufren a diario multitud de fieles por culpa de esa obcecación pagana.

    Ayunos de razones éticas, los secesionistas se hacen además las víctimas. Es una técnica indisolublemente unida a la inmoralidad de su postura. A veces, con debilidad mental, se hacen los graciosos e inteligentes pretendiendo desautorizar las razones contrarias: El separatismo, dicen, es para ustedes el pandemonium; todo lo que ocurre en Catalula es culpa del separatismo; la degradación de la Iglesia, según ustedes, se debe ak nacionalismo... Y así un rosario infinito de estupideces.

    O lo que es cuando menos pintoresco. Llaman españolistas o unionistas, a modo de dardo arrojadizo, que arropan con otros dicterios: integristas, conservadores, etcétera.

    Para colmo, hay clérigo incluso que reza por la causa. Objetivamente, desde el punto de vista moral, es lo mismo que rogar a Dios para que me sea complaciente la vecinita del quinto.

    Tal es la miseria intelectual y moral.

    Desde el origen, desde el Génesis, el Señor condena ese odio encarnado en el asesinato de Abel. Como diciendo, por más que esa sea la condición humana, quede clara desde un comienzo mi abominación de tales tendencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre España y la Iglesia2 de noviembre de 2016, 12:59

      - El referéndum del 9 de noviembre del 2014 fue un referéndum amañado y ficticio, en el que se expresó una falsa voluntad popular.

      - Dios no quiere la desmembración de España, porque constituye además de un atentado contra el bien común humano, también significa una violación del bien común espiritual. Sus responsables y colaboradores serán retribuidos espiritualmente por sus actos intrínsecamente malos de división de una nación.

      - Es falsa la confrontación entre el eje nacional y el eje social, entre separatistas y unionistas, entre ricos y pobres. El verdadero enfrentamiento es escatológico, y se da en el eje Dios-satanás.

      - La futura nueva Constitución de la República catalana,
      consagrará como derechos humanos con garantía de protección penal a toda la integra cultura de la muerte, a toda la cultura del relativismo moral y a toda la ideología de género y transgénero. Con ello se conseguirá que la Iglesia Católica sea declarada como organización criminal por no aceptar estos nuevos derechos, será disuelta, profanada y todo su íntegro patrimonio (escuelas, iglesias, templos, conventos, inmuebles) será expropiado y repartido: en parte vendido para el goce de la nueva casta política, y de otro lado, entregada para la nueva falsa Iglesia Católica que sí aceptará este diseño social de satanás.

      - La nueva casta política independentista, necesitará de un nuevo motor utópico para movilizar a la gente y distraerla de los problemas sociales, que consiste en la gran guerra contra España para la consecución de los Países Catalanes, no ahorrando para ello ningún tipo de medio estatal ni teniendo ningún tipo de escrúpulo moral para llegar a cualquier tipo de conflicto.

      - Y en el frente interior, querrán imponer el catalán como única lengua exclusiva y excluyente. Esta nueva casta política catalanista quiere que entre todos nos demos de puñetazos en la calle para ellos salir beneficiados con el monopolio del poder político, económico, social y cultural.

      - Pero este mal que quieran hacer a España y a la Iglesia Católica, sólo puede revertirse mediante los medios espirituales que son la oración y los sacramentos, en especial la confesión y, sobre todo, la Eucaristía, es decir, comunión visitación y adoración eucarísticas, porque esta batalla tiene como objetivo final la total aniquilación y destrucción de Jesús Eucaristía, con lo cual Cataluña quedaría desprovista de su protección, qué es el deseo de satanás. Empieza ya el combate.

      Eliminar
    2. Muy bien por VALDERAS!

      Eliminar
    3. El gran problema és el de sempre: donen al César allò que es del César i allò que és de Déu. D'això s'en diu tenir una esglèsia polititzada.
      Es a dir: tothom té dret a tenir les seves idees polítiques. Però quan es tracta de coses del esperit, aixó no hauria d'importar. I a la pràctica ens trobem massa vegades que sí que importa.
      Els fidels, que no son tontos, ho noten. I s'allunyen d' aquells que confonen el Segle amb la Creu.
      Lamentable.

      Eliminar
    4. Anonimus non cabreadus2 de noviembre de 2016, 18:10

      Pues para mí, muy mal por VALDERAS! Repite siempre el mismo slogan, que no razonamiento. Insulta y descalifica.

      Eliminar
    5. Pues mire usted para mi el SEÑOR CON MAYUSCULAS VALDERAS dice lo que piensa sin TAPUJOS ni COBARDIAS y el que no este contento que cambie de CANAL Y .

      Eliminar
    6. Sr. Anónimus, se descalifica usted solo. Eso de "el que no esté contento que cambie de canal" es propio de gente miserable intelectual y moralmente. Estamos en una democracia, ¿no? ¿O es que si no pensamos igual que usted y el sr. Valderas no tenemos derecho a opinar?

      Eliminar
    7. Tiene razón me he pasado un pueblo,le pido disculpas pero un poco solo.

      Eliminar
  5. Oriolt, no sabemos sus fuentes de información pero ciertamente no son solventes del todo.

    La Santa Sede ha enviado a Barcelona a un obispo con 69 años en el momento de su llegada, con 70 ya cumplidos en este momento, en cinco años es muy dificil realizar cambios profundos y de calado, empezando por los nombramientos y reparto de responsabilidades a nivel diocesano.
    Si además no conoce bien por su nombre y apellidos y manera de trabajar a los sacerdotes de Barcelona en general, solo los que aspiren a hacer carrera se colocaran en puestos clave. Además me pregunto por ejemplo quién que le dice nombra a este y/o aquel. Por ejemplo: su secretario, posibles obispos auxiliares,...

    La Santa Sede por su experiencia diplomática (decana del cuerpo diplomatico por cierto)sabe y conoce muy bien la situación de España, y el problema catalán.
    Que nadie ni de Madrid, ni de Barcelona, con información de lo que se cuece de verdad entre bastidores (no lo que sale en la prensa para marcar territorio), se atreve a aventurar en el choque que se avecina, que puede pasar.

    España esta muy tocada en muchos aspectos por culpa de los dos grandes partidos PP y PSOE, y su forma irresponsable de actuar en los últimos años.
    Además de un cambio generacional y de la sociedad muy profundos de ahí que Podemos, Colaus y compañia obtengan muchos votos.

    Y Catalunya tiene también su vivero político con sus idiosincracias y cambios en la mayoria de los partidos de toda la vida.
    Si el proceso catalán sigue adelante habra un nuevo estado y el primero en reconocerlo siempre es la Santa Sede.
    Si ese proceso fracasa la Santa Sede seguira nombrando obispos de acuerdo a las conveniencias de la Iglesia.
    Este Papa y la Curia Vaticana no viven del concepto de la Madre Patria, tienen horizontes más amplios, y altos al hacer los nombramientos episcopales.
    Con el Papa Juan Pablo II se primaban los que hacian carrera eclesiástica. De ahí han salido tantos escandalos episcopales.
    Con el Papa Francisco se mira y priman los cantidatos más pastores.
    Que Dios siga guardando y protegiendo a su Iglesia de las presiones de los Estados, Gobiernos, y politicos en los nombramientos de sus pastores episcopables.
    Por encima de naciones, lenguas, y razas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las probabilidades de que el proceso independentista se culmine son las mismas de que yo sea presidente de los EEUU, es decir, CERO.

      Eliminar
    2. Eso nos lo dira el tiempo.

      Eliminar
  6. Está claro que uno es de dónde nace y de dónde su comunidad lo acoge. Decir que los mencionados obispos no son catalanes es tanto como decir que no son acogidos en la tierra en la cuál son pastores de la iglesia y ejercen su ministerio. No sé si ese es el caso. Pero si lo fuera, entonces si que sería grave el que no fueran catalanes, pues significaría que su feligresía les da la espalda y eso implicaría que no están desarrollando su misión pastoral. Seamos cautos y prudentes en las críticas y comentarios. No olvidemos que uno es esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los obispos NO, NUNCA serán catalanes en el sentido de autóctonos que hayan mamado desde pequeños el ambiente, las vivencias y las anécdotas clericales catalanas de antes y después del Concilio. Son, en este sentido, catalanes alóctonos, que para bien y mal, no han vivido la experiencia del nacional-progresismo.

      Eliminar
    2. El hecho de llegar de otro lugar no implica que no puedes hacer raíces en el nuevo lugar y, si estas fructifican, convertirte en parte de ese lugar. Tan sólo hay que tener voluntad para ello y sentir que la tierra donde te alojas te acoge con amor y con el deseo de que puedas alumbrar frutos para toda la comunidad. Tanto lo uno como lo otro dependen del alóctono y de los autóctonos. Si se hace bien el alóctono se puede convertir en autóctono. Todo es cuestión de poner voluntad por ambas partes. Nada más ni nada menos.

      Eliminar
    3. Valencia tiene una sociología, para mí, más menestral, tal como era una parte importante de Cataluña hace una y dos generaciones atrás.

      Excepto el baqueteado y aporrerado Carles (que descanse en paz) por el Nacional-progresismo, el resto de alóctonos valencianos y aragonés, no les veo nada de extraordinario, más bien, mediocridad.

      De los obispos catalanes, darles de comer aparte.

      Eliminar
  7. Ofrecemos aquí una filtración indebida desde la diócesis, y por indebida podemos aportarla por ser ya pública, de dos documentos aparentemente presentados en persona en Roma, y su entrada sellada en 2016 en la Congregación del Clero, en Roma, con denuncia contra Santiago Bueno principalmente, por ser más relevante, y contra el reverendo Segismundo por otra, por romper contra la sacralidad de la liturgia, doctrina y sacraentos. Interesa leerlo.

    http://www.informegarcia-ramiro.com/el-drama-de-la-dioacutecesis-de-barcelona.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una excelente noticia, que puede, sólo puede, ser el inicio de la limpieza moral y espiritual de la curia de Omella.

      Eliminar
    2. 1. la absolución colectiva que hace mención el señor Picazo es completamente inválida e ilícita, no sólo porque en absoluto no concurren los requisitos para una confesión y absolución colectiva, sino porque además, no consta en absoluto la obligatoriedad del arrepentimiento y conversión del que se confiesa.

      por lo tanto sí el que se confiesa luego toma la comunión en la misa realiza un segundo pecado y delito, qué es una comunión sacrílega.

      Estos pecados y delitos masivos de confesiones ilícitas e invalidas y comuniones sacrílegas, afectan además a los sacerdotes que confiesan y consagran, y finalmente, a los obispos que toleran o disimulan estas prácticas perversas.

      2. La denuncia que se realiza por Picazo contra el responsable judicial de Barcelona y el rector de Mataró, también podría hacerse extensibles, en el caso de Sor Forcades, contra las dos Abadesas, titular y emérita, de San Benito de Montserrat, y al obispo de Sant Feliu, al existir pruebas documentales masivas y suficientes, que demuestran que, presumiblemente, han tolerado y disimulado, con grave delito, sus negaciones y puestas en duda sistemáticas, durante muchos años, con grave escándalo y confusión para la salvación de las alma, y por la difusión pública a través de los medios de comunicación, de sus graves errores teológicos y espirituales, contrarios a las verdades de fe, moral y costumbres divinamente reveladas, verdades definitivas de doctrina católica y verdades seguras (proposiciones no erróneas no temerarias y no peligrosas).

      Además de que, cuando era monja, compatibilizaba su condición de religiosa benedictina contemplativa con la pertenencia a un movimiento político independentista de izquierdas radical, con funciones dirigentes y programáticas, que implicaban la promoción pública y notoria de una legislación catalana favorable a la cultura e ideología de la muerte, del relativismo moral y de género.

      Actualmente, sor Forcades parece ser que continua cobrando su sueldo de religiosa benedictina del monasterio de San Benito de Montserrat.

      Eliminar
    3. Ufff...! Mataró tenía que ser. Lo cierto es que se veía venir en cualquier momento.

      Eliminar
    4. Sr. Picazo espero que por el bien de la Iglesia de Mataró y por el suyo propio,sean atendidas debidamente sus denuncias y una vez comprobadas, los mencionados sean juzgados y reciban el castigo que les corresponda.

      Eliminar
    5. Y que se cree usted que les harán, los excomulgarán IPSO FACTO?,cosas peores dejan hacer y no pasa nada empezando por la CIMA y terminando en la BASE!

      Eliminar
    6. Si no tiene amigos en la congregación para la doctrina de la fe,lo tiene chungo,es en este dicasterio donde cortan el bacalao para estos temas y que yo sepa tienen cosas más importantes de que tratar,vamos, està usted predicando en ATACAMA por lo menos

      Eliminar
  8. Se podria saber quien es el FILTRADOR INDEBIDO??!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realment no crec que hi hagi que fer servir la paraula INDEBIDO perquè som molts els que ens queixem a Mataró, i procurem juntar les nostres veus.


      El Picazo n'és un més, però no l' únic i potser perquè es mou més per Roma que els demés pot haber-ho portat.


      Però la base de les denúncies l'hem treballada molts, entre els que m'hi conto jo, modestament.

      Eliminar
  9. Cualquiera que viaje un poco (no ya por el extranjero, sino dentro de la misma España) se da cuenta de que la Iglesia en Cataluña está entre las más enfermas del mundo. Y es una pena pq durante todo el siglo XIX dio grandísimos santos y en el siglo XX, además, muchos mártires.

    Y es un lamentable estado, porque la Iglesia en Europa occidental está bastante mal, pero las dimensiones de la enfermedad en Cataluña son espeluznantes. Y los pastores responsables de su cura (Obispos) muchas veces han mirado para otro lado, y algunos siguen mirando, cuando no alientan el mal.

    Lo digo con grandísima pena, mientras encomiendo a mi madre la Iglesia en esta tierra querida de Cataluña, pero mi impresión es que la providencia resolverá esto contando con el tiempo: el necesario para que fallezcan los que encarnan este mal y se vacíen del todo los seminarios, monasterios y colegios, para desde la nada poder volver a edificar de cero. Cero es poco. Pero es mucho más que negativo. Paz y bien a todos ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laurentius dertosensis2 de noviembre de 2016, 22:59

      Gracias a dios de momento en mi territorio no se nota nada el nacionalismo en la iglesia,vamos todo madera.

      Eliminar
  10. Mientras sigamos creyendo en fantasías hasta el punto de hacerlas real en nuestra vida, no habrá manera de erradicar el mal del separatismo. Fantasía es hablar de alóctonos y autóctonos. Mi amigo Heribert Barrera abandonaba esas zarandajas para hablar de lo que realmente sienten: nosaltres i els forasters. Echar raíces, dicen. (Bueno, en barbarismo flagrante ellos dicen hacer raíces, como quien hace el pino.) El obispo debe, afirman, tener voluntad de ser acogido. Y no les falta razón. Pero no la que ellos creen, porque la acogida real es la de los fieles, no la de los separatistas. Lo que ocurre es que en su megalomanía hitleriana, ellos reparten carnés de acogida. Los fieles de mi parroquia son, en buena medida, aragoneses. ¿Deben acoger al obispo por aragonés o por obispo o por obispo de un pueblín lindante?. Cuánta memez. Para el cristiano no hay alóctonos, ni autóctonos. Nadie tiene que echar raíces en su tierra. Además, la tierra no piensa, ni tiene derechos, ni sentimientos, ni zarandajas. Costará Dios y ayuda levantar tanta costra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón lleva el señor valderas.

      Eliminar
    2. Quien no tiene raices no puede dar buenos frutos.

      Eliminar
    3. Cristo es la cepa, nosotros los sarmientos. Ni el Ter, ni el Fluviá de mi infancia.

      Eliminar
  11. Picazo por lo que se ve tiene mucho tiempo libre a su disposición,oiga,si no le gusta el cura de santa Maria pues que se vaya a otra iglesia que en Mataró hay MUCHAS,si todos los católicos del mundo empezaramos a MANDAR QUERELLAS porque no nos gusta el PARROCO de turno tendrian que ampliar la SIGNATURA APOSTOLICA en ROMA,vamos que el VATICANO SE QUEDARIA PEQUEÑO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se pueden justificar injusticias ni permitir que cada uno haga lo que le plazca. Por favor, seamos serios.Los que no quieran cumplir con lo mandado por la IC, que abran la puerta y se vayan. Que no creen más conflictos. Ya está bien.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo. Por favor, Sr. Picazo, no cree más conflictos. Ya está bien de tanto afán de protagonismo.

      Eliminar
    3. Sr.Anonimo de las 17:29,yo IDEM,

      Eliminar
    4. Por lo que se ve Mataró es el ombligo del mundo,los demás somos periferias existenciales,ay señor.

      Eliminar
    5. El ombligo del mundo, precisamente, no. Pero ocurre que cuesta imaginar una situación eclesial peor.
      Con decir que, con toda la tela que hay por cortar, el asunto está pasando casi desapercibido para los medios locales. O bien piensan que interesa a muy poca gente (por desgracia, tienen motivos para ello) o bien están en comandita con ciertos elementos poco recomendables (lo cual sería aún peor).

      Eliminar