domingo, 30 de octubre de 2016

El método Schnippel adaptado

(O cómo iniciarse en la celebración de la misa tradicional) 
P. Kyle Schnippel en Cincinnati (Izquierda). Celebración Misa rezada en Roma (Derecha)
Es muy considerable el número de cristianos que, o bien añoran la misa tradicional en que se criaron, o son jóvenes que desean conocerla y profundizarla. Por eso Benedicto XVI, ¡tan sabiamente!, determinó que la recuperación del rito tradicional no iba a cargar sobre los hombros de los sacerdotes y de los obispos, sino de los fieles. Y que siempre que un grupo de fieles en una parroquia le solicitasen al párroco la celebración de la misa con el Misal Romano de 1962, éste tendría que procurar atenderles en la medida de sus posibilidades. Y por supuesto que los sacerdotes hemos de evolucionar en el sentido de que se engrandezca nuestra capacidad para el culto divino.
Pero para que un mayor número de fieles pueda beneficiarse de los frutos del Motu Proprio “Summorum Pontificum Cura”, hacen falta sacerdotes para celebrar la forma extraordinaria del rito romano. Es cierto que la mejor solución sería el aprendizaje de la liturgia tradicional en los Seminarios; pero este es un objetivo a largo plazo, ya que las resistencias y reticencias son enormes, especialmente entre nosotros. Así pues la formación individual de sacerdotes y seminaristas constituye la única solución posible. Las peticiones en ese sentido son muchas: jóvenes sacerdotes y algún que otro seminarista quieren ser “iniciados” en la liturgia según el misal de 1962.
Os proponemos un modo de aprendizaje de la forma extraordinaria, el del P. Kyle Schnippel, responsable vocacional de la diócesis de Cincinnati (USA). Él conoce muy de cerca las dificultades prácticas que encuentran todos sus compañeros en ese sentido. Es por ello que ha realizado una guía muy concreta, para que los sacerdotes que quieren participar del nuevo Movimiento Litúrgico auspiciado por el papa Benedicto XVI, pero que no saben como “tirarse a la piscina”, puedan empezar.
LAS OCHO ETAPAS DEL MÉTODO SCHNIPPEL (adaptado)
1.- Aquellos días que no tenéis celebración pública con fieles (quizás el día de descanso semanal) podéis celebrar de forma legítima una misa en privado, con o sin acólito, con la forma ordinaria en latín. Tanto en el misal romano en castellano como en el catalán hay un apéndice final con el propio en latín. Utilizad la lengua vernácula para las lecturas y las oraciones presidenciales (colecta, oración sobre las ofrendas y postcomunión) y recitad el resto en latín. Comenzad por la plegaria eucarística y las aclamaciones, acostumbrándoos al uso del latín. Incluso sin haber estudiado latín, podéis conseguirlo.
2.- Latinizad lentamente. Si es necesario, al principio recitad las partes latinas en silencio. Poco a poco hacedlo en voz alta, articulando palabra tras palabra, frase tras frase. En la medida de lo posible, en función de vuestra parroquia, introducid un poco de latín en las celebraciones parroquiales. Comenzad por una misa semanal.
3.- Una vez que empezáis a dominar eso, asistid a una misa tradicional en el coro, en la medida que esto es posible. Podéis informaros dónde, cuándo y dónde se celebra en vuestra diócesis. Los sacerdotes que la celebran estarán contentos de acogeros. No tendréis que hacer nada, aparte de aprovechar para rezar, claro está. Recordad que no hay concelebración. Tomad asiento y beneficiaos espiritualmente de la celebración. ¡Por una vez participad como simples fieles asistentes!
4.- Procuraos el Missale Romanum (ed. 1962). Es posible que en vuestra parroquia encontréis alguno de la década de los 50 o uno anterior. Para empezar, no importa. Servirá igual. Fuera de la inclusión de San José en el canon o la Semana Santa reformada por Pío XII, no son muchas las diferencias. Agenciaos también un misal de los fieles bilingüe (latín/castellano/catalán) de estos hay centenares esparcidos por doquier. Os será útil al principio para las oraciones al pie del altar. Hay muchas páginas web que os permiten descargar en pdf el misal. Si alguien va a Roma, que os compre uno en la Librería Ed. Vaticana o en cualquier otra librería de Vía Conciliazione. Durante el poco tiempo libre que tenéis, hojeadlo y familiarizaos con él.
5.- Si conocéis algún sacerdote que celebra regularmente la misa “extra” pedidle que os ayude. Estará encantadísimo de ello. Descargaos las tres sacras que encontraréis on line, imprimidlas y plastificadlas. Resuelven muchos problemas para los más desmemoriados.
Aquí tenéis de todo y bueno.
6.-  Pasad en vuestra misa privada de la forma ordinaria a la extraordinaria. No dejéis de ejercitaros.
7.- Proponeos para asistir como diácono o subdiácono en alguna misa solemne
8.- Pasad al centro del altar y adelante, empezad a celebrar la “extra”. Las primeras veces junto a algún amigo sacerdote que os asista y corrija después los fallos.
El proceso puede durar entre 6 meses y un año, depende de vuestro interés, tiempo libre y dedicación.
Consejo: no queráis aprender solos a partir únicamente de un video. Repetiréis más o menos bien los gestos; pero si no los comprendéis y no ahondáis en su sentido, no disfrutaréis interiormente. Entraréis en un círculo ritualista pero no realmente litúrgico. Que os expliquen el sentido de todo. Podéis empezar leyendo estos 15 capítulos en Gérminans
Vuestro sacerdocio lo merece. Celebrar la forma extraordinaria nos ayuda a celebrar la ordinaria. A hacerlo con mayor reverencia y piedad así como a valorar la Santa Misa.
Como sacerdotes estoy seguro que vais muy cargados de tareas, y todo esto os puede parecer una pesada carga. Pero aprender y progresar es muy importante para nosotros. No quedarnos estancados. Hacer formación permanente es básico. Detallad bien las etapas a seguir, fijaos un calendario adaptado a vuestro ritmo. ¡Y lanzaos!
Ponemos a disposición un correo electrónico para cualquier duda: 
+ PALESTRA LITURGICA CATOLICA (PLC-Barcelona)
palestralitcatolica@gmail.com

28 comentarios:

  1. Con todo el respeto que merece este tema y la legitimidad de poder realizar esta Misa tradicional, no obstante, me parece distante del pueblo,poco inteligible; presentar la forma consagrada de espaldas, celebrar casi todo de espaldas,creo ( es una opinión) que se resiente lo comunitario y familiar, lo festivo.Me parecen misas " serias",intimistas. No me convencen aunque respeto pero no añoro esta fórmula. Prefiero la actual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La principal diferencia es que en la Misa tradicional, Dios es el protagonista (de ahí que, por ejemplo, el sacerdote esté cara a Dios y no cara al pueblo), mientras que en la Misa nueva, el protagonista es el hombre, primero el celebrante y luego la "asamblea".

      Eliminar
    2. Pues entonces no tendrá usted ningún problema. El problema lo pueden tener los que deseen asistir al rito antiguo de la Misa. Por la información que tengo, la forma ordinaria, el misal de Pablo VI, tampoco se celebra como debiera, se suprimen partes, otras opcionales son de hecho obligatorias como el rito de la paz cuanto más exagerado y festivo mejor; también hay derechos de los fieles que no son respetados como comulgar de rodillas y en la boca.

      La misa de Pablo VI es muy hermosa...cuando se celebra como se debe. Es cierto, en ella se descorre el velo del misterio, las distintas partes de la misa quedan más claramente expuestas y reveladas, es más didáctica. Hay sin embargo quien todavía la considera aburrida, larga y demasiado poco participativa y festiva...

      Eliminar
  2. Muchas gracias.
    Quiera Dios que dé fruto este artículo.
    Un ruego:
    ¿Puede alguien publicar lugar y horario de misas "extra" en Barcelona? (Si las hubiera o hubiese).
    CORDIALMENTE, GRACIAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Horario de la Misa tradicional en Barcelona:

      Capilla de Nª Sª de la Merced, Laforja, 21. Viernes y Sábados: 19 horas. Domingos y festivos: 9 y 12 h.

      Parroquia de Santa María Reina (Pedralbes), Miret i Sans, 36. Lunes a sábado: 18,30 h.

      Monasterio del Oasis de Jesús Sacerdote, Argentona. Laborables: 7 h. Domingos y Festivos: 10,30 h.

      Parroquia de San Juan Bautista. Santa Coloma de Gramenet. Jueves: 20 horas. Domingos y festivos: 10 h.

      Eliminar
    2. Hermenegildo, unas actualizaciones:

      - En la Capilla de c/ Laforja, ahora sólo hay Misa los domingos a las 12:00. Ya no hay misa los viernes, sábados ni domingos a las 9:00, porque el Padre Bernabé "volvió" a Toulouse.

      - En la Iglesia de Santa María Reina (Pedralbes) ya no hay Misa tradicional ningún día, porque el Padre Apeles marchó a Italia.

      - En Badalona, el Padre Guitierrez fue "enviado de misiones" a Chile, y ahora tampoco hay Misa tradicional los lunes allí.

      Sólo queda Santa Coloma los jueves y domingos, Laforja los domingos a las 12:00...

      Y la capilla de la FSSPX: viernes y sábados a las 19:00 horas, y domingos a las 11:00 horas (c/ Tenor Massini, 108, 1º 1ª, Barcelona).

      Eliminar
    3. Muchas gracias. Había tomado los datos de "Acción Litúrgica". Convendría comunicar las actualizaciones a los responsables de esta página.

      Eliminar
    4. Por cierto, en el Oasis de Jesús Sacerdote sigue habiendo Misa tradicional a diario, ¿no?

      Eliminar
    5. Sí, Hermenegildo, hay Misa diaria en el Oasis, pero el lugar es bastante inaccesible: más de una (1) hora en coche desde Barcelona, autopista de peaje, y la última media hora transcurre por un camino de tierra (fango cuando llueve), bastante empinado. No es para ir todos los días, precisamente.

      Eliminar
    6. La Congregación del Oasis de Jesús Sacerdote está en Argentona
      -Viven de amor por El y sus Sacerdotes y almas consagradas
      -Oran con los ángeles para salvar España.

      Celebran:
      Santa Misa rezada (rito extraordinario), a las 7 h. de la mañana.
      Domingos y festivos: Santa Misa cantada en gregoriano a las 10:30 h. de la mañana.

      La Capilla Ntra. Señora de la Merced de C/ Laforja 21 en Barcelona, también pertenece al Oasis.

      http://oasis-dejesussacerdote.blogspot.com.es/

      Eliminar
    7. Laura S, acabo de mirar la web que indica. Me he quedado a cuadros. La primera en la frente, una disqusición sobre los ángeles que parece puro New Age. No sé quién es esta gente, pero la web da un poco de "yuyu", como dicen mis nietos. Lo de orar con los ángeles para salvar España... uff...¿para salvar España de qué? ¿De los malos políticos?

      Eliminar
    8. A propósito del Oasis de Jesús Sacerdote, en el que si hay muchas vocaciones, y este vídeo muestra la necesidad que las Hermanas del Monasterio de San José tienen, de poder construir una capilla. Para ello necesitan de la caridad de todos nosotros.

      https://youtu.be/YKKCFhGhqxc

      Al anónimo de las 3,25 solo recordarle que el día del Juicio le preguntarán porque se dedicaba a decir chorradas si se le había dotado de inteligencia (se le supone).

      Eliminar
    9. Oiga, Laura S, aquí todos tenemos derecho a decir chorradas, tantas como las que dice usted. Siempre, lógicamente, a criterio del webmaster de esta página.

      Si no le gusta mi opinión, lo siento, no tengo otra. Pero creo que es tan legítima como la suya.

      Eliminar
  3. Suelo entrar a leer artículos aquí, porqué muchos de ellos, comparto el contenido y el mensaje.
    Ahora bien, celebrar el rito antiguo, creo que los sacerdotes que lo buscan, lo hacen porque consideran que el nuevo misal no tiene tanto misticismo y es más para que el pueblo lo entienda. Pero yo recomendaría a aquellos que buscan ese lado del misterio, que celebren el rito bizantino y dónde puede haber concelebración. La Lituegia de San Juan Crisóstomo, es una liturgia que te induce de forma inequívoca al misterio y a lo sagrado, viviendo una experiencia única. ¡Ojo! Bien celebrada también la liturgia. Los ortodoxos griegos cortan mucho, los católicos de rito oriental de Rumanía, han introducido demasiados elementos latinos. La mejor experiencia de celebrar bien, es de la Iglesia Ortodoxa Rusa.
    Aunque para un sacerdote católico de rito romano, tiene que pedir permiso a la Congregación de las Iglesias Orientales, para poder celebrarlo. Pero vale la pena.
    Un saludo en Cristo, Nuestro Señor y Redentor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para celebrar el rito bizantino es preciso incardinarse en este rito. Un sacerdote de rito latino no puede celebrar la liturgia de San Juan Crisóstomo, salvo en casos excepcionales. Por otra parte, el rito romano tradicional, en su noble simplicidad y concisión, es más conforme a la mentalidad occidental.

      Eliminar
  4. Según tengo entendido la eucaristía es el sacramento que instituyó Jesús en la última cena. Si uno lee los evangelios con detenimiento descubrirá cómo hay que celebrar dicho sacramento. El resto son sólo adaptaciones más o menos fieles y circunscritas al momento de dicho hito singular en la historia. Sobre gustos y colores todo el mundo tiene los suyos y puede opinar y .Ahora bien hay cosas con las que no se debería jugar, banalizar ni mucho menos trivializar. Por cosas mucho menores se han roto grandes instituciones en el pasado. Y más que lo harán. No olviden nunca que la Iglesia es una institución más y que, como todas ellas, en su propia génesis está inscrita las causas y motivos de su propia desaparición. No hay ninguna institución humana que no acabe pereciendo. Hoy es un buen día para recordarlo.

    ResponderEliminar
  5. El Prólogo del evangelio de SAN JUAN al final de la MISSA de san PIO V nunca lo debieron de QUITAR,NUNCA!!!

    ResponderEliminar
  6. particularmente me gusta el rito..pero pregunto aquí en gerona hay algún sitio que lo hagan? gracias

    ResponderEliminar
  7. Cambiando un poquito el tema,alguien nos podria informar sobre el terremoto de NURSIA,pueblo del PATRONO DE EUROPA?,GRACIAS.

    ResponderEliminar
  8. Aquéllos que dicen que en la misa oficiada por el rito ordinario el protagonista es el hombre deberían reflexionar. El protagonista es siempre Cristo. Que el sacerdote esté de espaldas o de cara al pueblo ni le añade ni le quita dignidad a Cristo. Que algunos sacerdotes celebren mal es una cosa; seguro que con el rito tridentino también los habría. Pero llegar e decir que la misa ordinaria es inválida o blasfema o indigna, como se dice con frecuencia,aparte de grave, muestra la mucha soberbia de algunos. ¿Dónde radica la dignidad de un rito y la indignidad del otro? En la mente del que opina; nada más. Un deseo personal para dar satisfacción a su gusto particular; y digo bien particular, por más que sea compartido por muchos. También podría plantearse por qué no oficiar con otros ritos igual de válidos, como el melquita, por ejemplo. Y en cuanto al uso del latín, bueno y hermoso sería poderlo recuperar, pero me temo que es batalla perdida; al menos como hecho general. Además, a la hora de la verdad, uno se identifica mejor con lo que entiende y no con una traducción mental simultánea, que es lo que al final haríamos la gran mayoría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mejor de todos los comentarios.

      Eliminar
    2. La celebración de la Misa "cara al pueblo" se convierte en un círculo cerrado, en el que todo el mundo está pendiente de lo que hace y dice el sacerdote, que se convierte así en el centro de la celebración y sufre la tentación de actuar como un "showman" para atraer la atención de los fieles. Y junto al protagonismo del celebrante está el protagonismo de los fieles que hacen las moniciones, de los que hacen las lecturas, muchos de los cuales engolan su voz para darse más importancia... ¡Cuántos fieles están deseando subir al altar para lucirse y satisfacer así su vanidad!

      Eliminar
    3. Y, por cierto, yo me concentro y sigo mucho mejor la Misa en latín que la Misa en lengua vernácula, ya que es mucho más fácil distraerse si uno se limita a escuchar lo que dicen el cura y los lectores. Leyendo el Misal es más difícil perder la concentración.

      Eliminar
    4. Hermenegildo, tiene usted una percepción de la realidad muy rara. No sé qué iglesias frecuenta. Yo no he visto jamás eso del sacerdote actuando como showman ni los fieles actuando.

      Con esta monserga de que solo la misa por el rito extraordinario es la correcta, están creando confusión y división. Pregúntense si hacen algún bien a nuestra Iglesia.

      Eliminar
    5. Debe de ser usted un privilegiado porque en la gran mayoría de los templos Novus Ordo se da el fenómeno que explico y otros mucho peores.

      Y, en fin, es legítimo preferir la forma extraordinaria a la ordinaria. Es un derecho que nos da la Iglesia y no se crea ninguna división en la Iglesia. La división en la Iglesia la crean otros; por ejemplo, los que cuestionan la doctrina y la disciplina de la Iglesia. Me gustaría ver si usted les llama la atención a ellos como me la está llamando a mí.

      Eliminar
  9. Hermenegildo: que una celebración cara al pueblo se convierte en un círculo cerrado no deja de ser una mera opinión. Afirmar que todo el mundo está pendiente de lo que dice y hace el sacerdote y que están deseando subir al presbiterio para satisfacer su vanidad es un prejuicio, pues usted no puede conocer lo que siente cada uno de los asistentes a la misa. Si a usted le pasa no quiere decir que a los demás también; y si no le pasa, muy probablemente a los demás tampoco. Decir que el sacerdote tiene la tentación de convertirse en un "showman" es, además de un prejuicio infundado, una temeridad. El sacerdote o es consciente del misterio que encierra lo que hace o no; y si no lo es, da igual el rito. Que a veces hay moniciones superfluas, se lee mal y el momento de la paz se exagera y pierde sentido es cierto, pero ni sucede siempre, ni tan frecuentemente como nos quieren hacer ver, ni tales cosas hacen indigna o inválida la misa. No es esa la cuestión. El problema es que hay quien piensa y cree que la misa "tradicional" es la única válida, profunda, o digna a los ojos de Dios. Y eso es ir demasiado lejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he dicho en ningún momento que la Misa Novus Ordo sea indigna o inválida.

      Que hay gente que aprovecha la celebración de la Misa para pavonearse es evidente para cualquiera que tenga los ojos abiertos.

      Eliminar
  10. Lo de la Misa Tradicional es para nota. La mayoria de fieles nos conformaríamos con una Misa Ordinaria bien hecha, donde la devoción y respeto por Cristo, se cumplieran tal como señala la instrucción "Redemptoris Sacramentum", ya que son mayoría las parroquias donde no se cumple: uso de vasos sagrados de ceramica que estan prohibidos, eliminación de lecturas o partes de la Misa que también está prohibido, nula promoción de la devoción Eucarística fuera de la Misa, nulo recordatorio de la necesidad de estar en gracia de Dios para comulgar, desaparición de la patena en la comunión y su consiguiente profanación de las particulas que caen al suelo, distribución de la comunión de forma incorrecta, etc. etc.

    Lo normal seria enseñar que el pueblo debe arrodillarse durante la Consagración. Lo normal sería explicar que la comunión debe recibirse en la boca, y que la recepción en la mano fué una excepción concedida, y que por desgracia se ha extendido como mayoritaria, etc.

    Y en cuanto a la Misa cara al pueblo, lo que lleva a la práctica es que sólo se habla de la Misa como banquete, y nunca como Sacrificio. (Al menos la mayoria que conozco). La Misa cara al pueblo, lleva con más facilidad a introducir "inventos", por parte del Celebrante. Y no me negaran que la Misa cara al pueblo, la gente está más pendiente del Sacerdote que de Cristo.

    También la eliminación del Crucifijo del altar, ha contribuido a la perdida del sentido de Sacrificio, por el cual Cristo se ofrece una y otra vez, como víctima por nuestros pecasos. Algunos sacerdotes que conozco no aceptan que Cristo murió por nuestros pecados, sino porque los romanos eran muy malos.

    La Misa Ordinaria se hizo sobretodo para decirse Ad Orientem, que para mi tiene mucho más sentido que cara al pueblo, ya que el Sacerdote, se dirige a Cristo, al frente de los fieles. Como dice el Cardenal Sarah: en la Misa cara el pueblo, el celebrante es el anfitrión de un espectáculo, el sacerdote enfrente del pueblo parece como si quisiera entrar en diálogo con el pueblo, pero la Misa, es un dialogo dirigido a Dios. La Misa Ad orientem, tiene el sentido de la dirección por la cual volverá Cristo en su segunda venida.

    En este sentido recomiendo la lectura del libro de Nicola Bux: "Como ir a Misa y no perder la fe", que se reseña arriba a la derecha de la web de Germinans.

    ResponderEliminar