jueves, 29 de septiembre de 2016

El exdirector del "Centre d'Estudis JORDI PUJOL" será ordenado diácono este domingo en Gerona

El clero de la diócesis de Gerona es el más nacionalista y el más progresista de toda Cataluña, una ecuación catastrófica que provoca los peores resultados eclesiales de España. Los datos estadísticos de esta diócesis son para temblar, como por ejemplo la edad media de los sacerdotes gerundenses (72.3 años), la más alta junto a la de Solsona y San Sebastián,  todo un indicio del futuro que le espera a esta iglesia local catalana.

Contribuye mucho a ello el hecho de que en Gerona se sucedieron tres obispos de características similares, nacionalistas y tolerantes con los desmanes del progresismo. Primero Narcís Jubany, después Jaume Camprodón y a continuación Carles Soler Perdigó. Con tantos años seguidos sin renovación, sin orden y sin respeto por la ortodoxia católica, es difícil sacar a flote una diócesis tan hundida.

Mas y Puigdemont junto a Pardo y la abadesa de San Daniel
Roma, era consciente de la situación y apostó por el cambio, por eso envió al actual obispo Francesc Pardo, que contaba con el aval del mismísimo Don Ricardo Carles y con el del obispo egarense José Angel Saiz Meneses. A su favor hay que decir que Pardo tuvo una conversión cuando en medio de la revuelta contra Carles en Barcelona, decidió abandonar a sus compañeros de la Unió Sacerdotal y ponerse al lado de su pastor.

El actual prelado gerundense ha hecho cosas bien, como arrinconar definitivamente al Forum Joan Alsina, que había controlado el gobierno de sus antecesores, pero parece que en el tema del nacionalismo no ha sufrido ningún tipo de conversión, como puede verse en sus cartas dominicales del 11 de septiembre en las que siempre hace un guiño al nacionalismo catalán para que puedan decir: "Este es de los nuestros"-

Es por eso que en Gerona suceden cosas estrambóticas, como que un diácono permanente, de profesión policía municipal le puso hace un año una multa al coche de la guardia civil que en acto de servicio  estaba en la puerta del ayuntamiento de Olot registrando las dependencias municipales por un caso de corrupción. Una actitud que deja en ridículo al policía dentro de su  profesión, pero que también afecta negativamente a la Iglesia, ya que todo el mundo se enteró que el guardia urbano era un ministro sagrado de la diócesis gerundense.

Ahora nos enteramos de que este próximo domingo a las seis de la tarde será ordenado diácono Miquel Calsina Buscá, que ha sido director del Centre d'Estudis JORDI PUJOL. Llama la atención que alguien tan vinculado al nacionalismo y a un personaje del que se han descubierto tantas irregularidades morales, se convierta en un nuevo ministro de la Iglesia

El futuro diácono Miquel Calsina
Pero es que su historia tampoco tiene desperdicio, porque el hombre se las prometía muy feliz en la dirección de esta Fundación que tenía como objetivo exaltar la figura y el pensamiento del expresidente de la Generalitat. Un buen trabajo y presumiblemente seguro para toda la vida. En el patronato y en los órganos directivos de la Fundación estaban algunos de los personajes más influyentes del partido fundado por Jordi Pujol, incluyendo a su propio hijo Oriol (también involucrado en casos de corrupción por la concesión de la ITV, entre otras cosas).

Pero la vida te da sorpresas, y cuando Pujol hace la confesión de su riqueza ilegítima en Andorra (2014), todos los amigos y aliados suyos abandonan el barco como las ratas y la Fundación tiene que anunciar su disolución, no porque crean que no valga la pena difundir y defender la memoria del personaje sino porque reconocen que a partir del momento de la confesión les iba a ser muy difícil conseguir las subvenciones de 40 y 50 mil euros de la Conselleria de Presidencia, así como otros ingresos que sostuvieran el proyecto.

Así que nuestro amigo Calsina se queda sin trabajo, pero para ello está la Iglesia gerundense, para dar trabajo a los amigos nacionalistas que se quedan en el paro. Algo parecido a lo que hizo Sistach en Barcelona recolocando en instituciones de la Iglesia a un montón de miembros del gobierno convergente cuando ganó el tripartito en Cataluña. Así que el obispo Pardo recolocó a su futuro diácono como Delegado de Medios de Comunicación de Gerona, ya que además de la dirección de la Fundación de Pujol, también dirigía la revista que desde allí se publicaba con el nombre de VIA.

Este domingo tendremos otro clérigo nacionalista en Gerona, y ya van...

Narcís Feliu

17 comentarios:

  1. Había en la diócesis de Gerona, mediados los años cincuenta, y hasta primeros sesenta, un clero ejerciente celoso del bien de las almas. Eran curas que habían huido de Cataluña en la guerra civil, donde morían asesinados laicos y consagrados por igual. No sólo eran pistoleros de la FAI los ejecutores, movían los hilos, como en resto de Cataluña, los republicanos de Companys y Tarradellas. Esos sacerdotes escapados volvían por Badajoz, donde desarrollaron su actividad pastoral meses y algún año.

    Apuntaba por entonces ya alguna bala perdida, algún separatista más o menos disimulado, que eran recriminados por el resto. En alguna ocasión he contado cómo al arcipreste de Besalú, le dijeron aquello terrible: "Per culpa del separatisme varen morir sense renegar de la fe." Para apostillar con dureza: "no estamos tan seguros que tu y los tuyos hiciérais lo mismo."

    Los sacerdotes predicaban en catalán y los niños estudiaban "doctrina", catecismo, en catalán, en el texto del obispo Cartañá. Un obispo menudo que logró huir también.

    Eran tiempos de regeneración de la vida religiosa con las famosas misiones populares y los predicadores de la Casa-Misió de Bañolas.

    En el seminario había buenos profesores, formados en Salamanca y en Jerusalén, el de Biblia. Mosén Geli, profesor de música, era un excelente organista de la catedral.

    Pero también en el seminario hubo algún responsable que no parece cumpliera con su deber sacerdotal estricto. Dirección que se acentuó con la llegada de Jubany, primer gran desastre. El de santa Coloma lo primero que hizo fue abroncar a los sacerdotes de mediana edad que llevaban sotana. Hubo lloros y sinsabores amarguísimos. Es una página obscura de la historia diocesana.

    Como dice el que parece morar en la Pujada Sant Feliu (por lo de los santos de su nombre), los obispos que vinieron después remataron y acentuaron el desastre. Y así tenemos sacerdotes que se olvidan de partes sustanciales del canon de la misa (por la edad), curas que ceden la nave y el altar del templo a eventos musicales pro-proces (secesionista), a arciprestes que ponen sobre el ara símbolos separatistas y ceden el atril a alcaldes de incendiarias arengas, decanos de facultad de teología que desconocen el principio básico de la moral.

    Pardo no hace guiños. Pardo milita. No nos engañemos. Lo del cura drogadicto y homosexual es pura anécdota. Lo trágico es la ausencia de criterio, por falta de preparación, y la fácil de manipulación del clero actual.

    Para postre, hay una obsesión enfermiza contra la entrada de clero foráneo. "Perque no porten el nostre taranná". Hasta ahí hemos llegado por ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JMVG, le ha faltado citar lo de ser HIJO DE MILICIANO de Lister.

      Eliminar
    2. Es duro decirlo, pero a veces se transita tanto y tan lejos por el mal camino que luego ya no hay solución. Quiero creer que no es este el caso de un obispado que, antaño, tantas cosas dio a la Iglesia quiero creerlo.

      Eliminar
  2. CENTRE D'ESTUDIS JORDI PUJOL!ESTO QUE ES?!,luego están escandalizado con la FUNDACION FRANCISCO FRANCO,que por lo menos esteSEÑOR DEFENDIA A CAPA Y ESPADA A LA IGLESIA EN GENERAL Y AL CLERO EN PARTICULAR,VIVIR PARA VER!

    ResponderEliminar
  3. Mejor no escribir la historia del Obispado de Girona, de los ultimos 40 años, porque sería un libro para no parar de llorar. También es de justicia decir que han habido sacerdotes santos como Mn. Jordi Carrera, y otros que han callado y sufrido el ostracismo, el escarnio entre el propio clero (por ser fieles al Magisterio), enviados a las parroquias más pequeñas, al olvido.

    En 10-15 años, si Dios no hace un milagro, solo habrá curas para decir Misa en las 10 ciudades más grandes de la provincia, no habrá curas para los cientos de pueblos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fred, hace usted muy bien en recordar a Mosén Jordi. como era conocido en toda la provincia. Espigado y escaso de carnes, era un espectro sobre su mobylette. Fueras a la que fueras a la iglesia, allí te lo encontrabas, de rodillas ante el Santísimo. Cuánto bien hicieron aquellas misiones populares. Todavía se le recuerda en los pueblos.Cómo arrastraba con su ejemplo.

      Eliminar
  4. Unos amigos de Gerona, son padres orgullosos de un joven sacerdote de JESUCRISTO, fue ordenado el año pasado, al año es RECTOR de una de las iglesias mas importantes de la diócesis y de otras cuatro, su fulgurante carrera no es otra que ser un buen sacerdote y NO TENER A NADIE MAS, en la ordenación el Obispo confesó a los padres he asistido este año a 14 entierros de mis sacerdotes y ordenado a uno solo, vuestro hijo.
    Es el desierto gerundense, el hijo cuenta que los fieles le abrazan y lloran cuando se despidió de los pueblecitos cercanos a Palafurgell (tiene una gran mezquita) le preguntan ¿quien nos atenderá? Él también lloraba por dentro.
    Hay que mencionar que este sacerdote junto con los pocos que siguen en pie, viste sotana no el uniforme de "camioneros franceses" que han desolado las tierras catalanas.
    Este diacono sera la única ordenación en esta año del Obispado, ¿Cuantas parroquias atenderá? 10, 12, 16 ??????
    Hay intención de cambiar el nombre de la fundación por la de PUJOL LO LLADRE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué sería de nosotros si no hubiera "camioneros"???

      Eliminar
    2. Pues seminarios llenos, iglesias abierta muchas horas, confesionarios con cola de penitentes, varias Misas diarias en todas las parroquias, rezos de Rosario, Bendiciones con el Santísimo con llenos a rebosar, agua bendita al entrar en las iglesias, genuflexión ante el Santísimo etc.etc. en fin lo mismo de hace 2.000 años "sin camioneros"
      No olvidemos a Torras y Bages, cataluña sera cristiana o NO SERA. Vamos corriendo camino de ser un califato.

      Eliminar
  5. Lo último es la incorporación de seminaristas importados de cierto país sudamericano que son ordenados ipso facto y sin las mínimas garantías de su idoneidad y honestidad; soluciones precipitadas que al final pasan su correspondiente factura.

    ResponderEliminar
  6. MARPN
    Si no hubiera camioneros como a los que refiere el anónimo, estoy seguro de que las iglesias estarían mas concurridas y se practicaría el Evangelio de Jesucristo. No el que la mayoría de éstos ¿sacerdotes? quieren imponernos. Alabemos al Señor.

    ResponderEliminar
  7. Malas noticias para la despolitización de la religión. A ver si las gracias del diaconado le abren los ojos y se focaliza en el Evangelio olvidándose de la acción política. La Virgen lo ilumine

    ResponderEliminar
  8. Un día una mujer se quejó al Obispo de Girona de que, en las homilías, los sacerdotes no hablaban nunca del pecado del aborto. La respuesta del Obispo fue más o menos "a la Iglesia solo acuden viejas y estas no abortan". No digo cual de los últimos obispos respondió con este exabrupto, porque se dice el pecado, pero no el pecador.

    En mi opinión, tal respuesta esconde un desprecio total a Dios y al ser humano. Este es el nivel tan bajo que se ha llegado en la diócesis de Girona.

    ResponderEliminar
  9. Es dramático: "he asistido este año a 14 entierros de mis sacerdotes y ordenado a uno solo, vuestro hijo." ¿Será que don Francesc ha accedido a una tarea superior a sus fuerzas? Quiero pensar que no. Pero noticias como la que encabeza hacen pensar lo contrario, cosas así se hacen ya a la desesperada.

    ResponderEliminar
  10. Los camioneros franceses son los que han destruído la Iglesia que está en Girona. Encima hablan que es necesario su "Tarannà", pero para qué si ello lleva a hacerse el Hari-kiri. Qué clero más soberbio, con aspiraciones de "amos del certijo". Y así con todo parece que no se dan cuenta de lo que han convertido Girona: en la diócesis española más incrédua, donde las hubiera. Todo ello porque han predicado un Evangelio falso y manipulado, con pantalla del VII mal interprtado.

    En fin, para llorar.

    ResponderEliminar
  11. Centre de Estudis Jordi Pujol o estudiar cómo robar y no ir a la cárcel.

    ResponderEliminar
  12. Pujol va ser un bon president per a Catalunya, la seva confessió respecte els diners que la seva família tenia a Andorra (ell i la seva família hauran d' anar a judici i pagar la pena corresponent, evidentment), no treu tot allò de positiu que va fer.
    No veig per enlloc que una persona que hagi treballat a la Fundació Pujol no pugui ser ordenat i ser un bon diaca.

    ResponderEliminar