jueves, 2 de junio de 2016

Cañizares carga contra la diputada de la CUP, Anna Gabriel, que defendió tener hijos “en colectivo”

El arzobispo de Valencia tacha la idea de "mayor estupidez" y remata que "No podrán con la familia"
El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, cargó anoche sus criticas contra la diputada catalana, Anna Gabriel, al preguntarse si "se puede decir mayor estupidez que educar en comuna, como dijo una que está metida en política". La portavoz de la CUP reconoció que preferiría tener hijos en común y colectivamente para que "los eduque la tribu". 

Cañizares, también ratificó sus acusaciones contra los que, según dice, se están uniendo para "destruir la familia", y volvió a pedir a los católicos que desobedezcan las leyes que considera injustas basadas en "la ideología más insidiosa y destructora de la humanidad de toda la historia, que es la ideología de género". "Se ha querido destruir a la familia como en la URSS marxista", agregó.

La diputada de la CUP Anna Gabriel
El cardenal auguró que si las uniones de hecho superasen a los matrimonios y las uniones civiles, se produciría una crisis económica mayor que la pasada, provocada por actitudes "irresponsables, suicidas y de incalculables consecuencias".

"No podrán con la familia", advirtió Cañizares, que confirmó, a pesar de las criticas, que su deber es señalar el peligro que se cierne para la paz mundial como consecuencia de algunas ideologías que "están difundiéndose para destruir la familia".

Además, remarcó que sus palabras se apoyan en textos de Juan Pablo II, y repitió que "hay que despertar y no tolerar" la "insidiosa" ideología de género. El cardenal aseguró que el Papa respalda sus declaraciones. "Y la emergencia de luchar a favor del matrimonio y la familia", destacó.

*Extracto del escrito publicado en"El País" el 1 de junio de 2016 y firmado por M. J. Serra
 

Conferencia completa del cardenal Cañizares sobre "Amoris Laetitia"

17 comentarios:

  1. Laurentius dertosensis2 de junio de 2016, 23:39

    Este señor ARZOBISPO es de los pocos que dan LA cara,sin embudos doctrinales y otras PERLAS,me quito el SOMBRERO PIR EL!!!

    ResponderEliminar
  2. El Cardenal Cañizares, sabe muy bien que la familia es la base de toda sociedad, tanto civil, religiosa, etc.

    De la Exortación Apostólica FAMILIARIS CONSORTIO de San Juan Pablo II.

    MATRIMONIO Y COMUNIÓN ENTRE DIOS Y LOS HOMBRES.

    La comunión de amor entre Dios y los hombres, contenido fundamental de la Revelación y de la experiencia de fe de Israel, encuentra una significativa expresión en la alianza esponsal que se establece entre el hombre y la mujer.

    Por esta razón, la palabra central de la Revelación, «Dios ama a su pueblo», es pronunciada a través de las palabras vivas y concretas con que el hombre y la mujer se declaran su amor conyugal.

    Su vínculo de amor se convierte en imagen y símbolo de la Alianza que une a Dios con su pueblo. El mismo pecado que puede atentar contra el pacto conyugal se convierte en imagen de la infidelidad del pueblo a su Dios: la idolatría es prostitución, la infidelidad es adulterio, la desobediencia a la ley es abandono del amor esponsal del Señor. Pero la infidelidad de Israel no destruye la fidelidad eterna del Señor y por tanto el amor siempre fiel de Dios se pone como ejemplo de las relaciones de amor fiel que deben existir entre los esposos.

    JESUCRISTO, ESPOSO DE LA IGLESIA Y EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO.

    La comunión entre Dios y los hombres halla su cumplimiento definitivo en Cristo Jesús, el Esposo que ama y se da como Salvador de la humanidad, uniéndola a sí como su cuerpo.

    Él revela la verdad original del matrimonio, la verdad del "principio" y, liberando al hombre de la dureza del corazón, lo hace capaz de realizarla plenamente.

    Esta revelación alcanza su plenitud definitiva en el don de amor que el Verbo de Dios hace a la humanidad asumiendo la naturaleza humana, y en el sacrificio que Jesucristo hace de sí mismo en la cruz por su Esposa, la Iglesia. En este sacrificio se desvela enteramente el designio que Dios ha impreso en la humanidad del hombre y de la mujer desde su creación; el matrimonio de los bautizados se convierte así en el símbolo real de la nueva y eterna Alianza, sancionada con la sangre de Cristo. El Espíritu que infunde el Señor renueva el corazón y hace al hombre y a la mujer capaces de amarse como Cristo nos amó. El amor conyugal alcanza de este modo la plenitud a la que está ordenado interiormente, la caridad conyugal, que es el modo propio y específico con que los esposos participan y están llamados a vivir la misma caridad de Cristo que se dona sobre la cruz.

    En una página justamente famosa, Tertuliano ha expresado acertadamente la grandeza y belleza de esta vida conyugal en Cristo: "¿Cómo lograré exponer la felicidad de ese matrimonio que la Iglesia favorece, que la ofrenda eucarística refuerza, que la bendición sella, que los ángeles anuncian y que el Padre ratifica? ... ¡Qué yugo el de los dos fieles unidos en una sola esperanza, en un solo propósito, en una sola observancia, en una sola servidumbre! Ambos son hermanos y los dos sirven juntos; no hay división ni en la carne ni en el espíritu. Al contrario, son verdaderamente dos en una sola carne y donde la carne es única, único es el espíritu".

    La Iglesia, acogiendo y meditando fielmente la Palabra de Dios, ha enseñado solemnemente y enseña que el matrimonio de los bautizados es uno de los siete sacramentos de la Nueva Alianza.

    En efecto, mediante el bautismo, el hombre y la mujer son inseridos definitivamente en la Nueva y Eterna Alianza, en la Alianza esponsal de Cristo con la Iglesia. Y debido a esta inserción indestructible, la comunidad íntima de vida y de amor conyugal, fundada por el Creador, es elevada y asumida en la caridad esponsal de Cristo, sostenida y enriquecida por su fuerza redentora.

    En virtud de la sacramentalidad de su matrimonio, los esposos quedan vinculados uno a otro de la manera más profundamente indisoluble. Su recíproca pertenencia es representación real, mediante el signo sacramental, de la misma relación de Cristo con la Iglesia.

    ResponderEliminar
  3. Muy bien, pero:

    1. Hay que ser valiente a los 70 años como Cañizares, y también a los 50, pues parece que hay miedo a manchar el currículum que conduce al cursus honorum deseado

    2. Falta la valentía y parresía del resto de obispos jóvenes, medianos y mayores, de todos todos
    todos

    ResponderEliminar
  4. Cañizares, despotrica de la opinión de una diputada de un grupo minoritario de un parlamento autonómico completamente ajeno a su diócesis. Nada de lo que se pudiera llegar a legislar en él afectaría a la Iglesia de Valencia.

    Se pronuncia el cardenal sobre una extravagante y ajena diputada catalana, pero calla siempre ante los desmanes, traiciones y omisiones de sus amigos del PP. Y calla en el mejor de los casos porque lo que le pide el cuerpo y hace, es siempre amparar, favorecer y secundar a sus amigos del PP, amigos como Rajoy, Camps, Fernández Díaz, Marhuenda, etc.

    Estas amistades peligrosas del señor cardenal son las que perjudican a la Iglesia de Valencia y no las extravagancias de la diputada catalana Gabriel. Dentro de la Iglesia, el valenciano siempre se ha valido de su jerarquía para barrer para casa y agasajar a sus amigos del PP y del Grupo Planeta (Lara, Marhuenda).

    ¿Ustedes creen que la editorial Planeta era la más adecuada para editar las encíclicas de Benedicto XVI en España? Fue Cañizares, secundado por Sistach, contra Rouco, quien consiguió descabezar la COPE de J.Losantos y Vidal en respuesta solícita a su amigo Rajoy que se lamentaba de las críticas que le propinaba la episcopal emisora. Hoy la COPE ya no sirve para nada.

    Mejor haría el señor cardenal en ser leal solamente a Jesucristo y a su vicario y en olvidarse de afectos humanos, que le nublan el juicio y perjudican el ejercicio de su ministerio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto la opinión. Cañizares estaría más acertado criticando a su compi Salinas.

      Eliminar
    2. Sr. Anónimo de las 8,20

      Creo que esta en un error cuando dice: ¿Ustedes creen que la editorial Planeta era la más adecuada para editar las encíclicas de Benedicto XVI en España?

      Editorial Planeta obtuvo la exclusiva para publicar, en España, dentro de su sección católica, llamada TESTIMONIO, la triología del Papa Benedicto XVI sobre la VIDA DE JESÚS. Esos no son documentos pontificios como el mismo Papa lo dijo en su momento.

      Las Encíclicas, Exortaciones Apostólicas,... los publican en castellano editoriales como San Pablo, Mensajero, Edibesa,... y en catalán Claret.

      Ruego no se moleste por esa aclaración pero creo que a cada uno lo suyo. ¡¡¡NO TODO ES IGUAL!!!

      Eliminar
    3. Le agradezco la corrección. Cuanto más precisos son los datos, más fructífero es el debate.

      Eliminar
  5. Evidentemente hay quid procuo. Y fue este valenciano, el candidato del PP para sustituir a Sistach en Barcelona.

    ResponderEliminar
  6. Siempre hay unos pocos que dan la cara. Otros, como los de aquí, jamás darán un paso al frente. Y no será porque hayan faltado motivos. En cambio, hay un ruido constante, un frufrú feminoide de mitras por ver quién llega antes a felicitar al cabecilla, aunque sea la extremidad de la fregona. No morirán mártires, seguro. Ni de un ataque de profundidad doctrinal. Al pequeñp Ratzinger le basta y le sobra una idea clara y una firmeza moral.

    ResponderEliminar
  7. Grande Cañizares.
    Que pena que gastemos el dinero de nuestros impuestos en pagar a gente como esta diputada, que seguramente no sabe ni la definición de família, claro eduquemos en comun, y que ella nos de su sueldo para poder hacerlo.
    Hay que ver estos antisistemas que cobran del sistema.
    La familia la cual todos tenemos y estamos orgullosos de ella ya que nos ayudan acrecer como personas y aprendemos a valorar lo que tenemos.
    Más le valdria a la diputada ir a estudiar y dejar de hacer tonterias.
    Tambien me gustaria escuchar a otros obispos y sacerdotes gritar por la unidad de la familia y no tener miedo a decir lo que sienten.
    Rezemos por todas las familias del mundo.
    Y que el EJEMPLO DE LA FAMILIA DE NATZARET SEA NUESTRO EJEMPLO DE VIDA, AHORA Y SIEMPRE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como católicos, pagamos políticos y obispos que, por todo tipo de acción y omisión, no defienden la vida y la familia. Pago doble.

      Eliminar
  8. Jesús fue engendrado en madre soltera, adoptado por un padre no biológico y educado sobretodo por su verdadero Padre... Reflexionemos. Oremos.

    ResponderEliminar
  9. Sobre el Capítulo VIII de Amoris laetitia3 de junio de 2016, 12:08

    En Amoris laetitia está una posible proposición herética peligrosa: dar la comunión a todos los fornicarios, adulterinos o concubinatarios, con culpa plena, disminuida o inexistente, y que cumplan unos requisitos de moral individual de situación. NO.

    Los obispos, consagrados en la Autoridad, no deben de cambiar en absoluto las reglas de la administración de la eucaristía, con el fin de apaciguar el hombre de este mundo que está bajo el dominio del Príncipe, satanás.

    Dar la comunión a los divorciados recasados que mantienen relaciones maritales (conviven more uxorio y no more fraterno, como hermanos), es contrario al propósito de la ley o regla que se estableció para la administración de Jesús-Eucaristía.

    No decimos "qué" es la Eucaristía, sí decimos "quién" es la Eucaristía: Presencia Real de Jesús en Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad originaria.

    Esto, dar la comunión a quien no ha de recibirla, es un abuso de autoridad. Abuso adicional sería la de participar en dicha nueva falsa norma si se es un laico, religioso o sacerdote que es líder espiritual.

    Evidentemente, en el mundo de hoy en día, es deseo del hombre que sigue el espíritu del siglo, el poder crear nuevas y aceptables parámetros de comportamiento agradable para él, especialmente en la vida, familia y matrimonio, campo de batalla de san Juan Pablo II. Pero estas novedades en absoluto son agradables a Dios.

    Todos los obispos y sacerdotes tienen la obligación, el mandato imperativo, para llamar a todos los hijos de Dios, sin excepción, de vuelta a la realidad de la Verdad de Dios, contenida en el Catecismo.

    Algunas etiquetas de conservadurismo se pondrán, pero en el lenguaje de la Verdad de Dios, la verdad nunca es un insulto, pues habla de la escatología de las almas: salvación o condenación eternas, o un camino de purgación.

    Si se cambian las reglas para atraer a más gente al rebaño de Dios, se les llama de manera fraudulenta, engañosa, falsa. Aquí se oye a quien fue homicida (infierno) y mentiroso desde el principio.

    La llamada a la administración de la eucaristía debe ser para el corazón arrepentido, no para un nuevo acercamiento a la verdad basadas en sutiles y subrepticias situaciones de debilidad o fragilidad y en condiciones de atenuación o disminución de la culpa.

    La Verdad no cambia, son los corazones los que deben de cambiar.

    Hay que tener el respeto y la estima en los corazones para la Presencia Real de Jesús en la Eucaristía. Él recibirá sólo con un corazón digno y sin mancha de pecado mortal o de conducta objetiva gravemente inmoral, según lo prescrito por la Doctrina de la Iglesia.

    Esta es la Verdad: que no se puede dar la comunión a los fornicarios, sea cual sea la situación personal, social y cultural, y sea cual sea su grado de culpa, agravada, plena, atenuada o eximida.

    ResponderEliminar
  10. anonimus cabreadus3 de junio de 2016, 13:43

    Sr.Anónimo 8:56,no GRANDE, GRANDISIMO,TODOS A UNA TENDRIAN QUE IR,Y NO CADA CUAL A SU BOLA!

    ResponderEliminar
  11. Catòlic de poble3 de junio de 2016, 13:58

    Que dios los coja CONFESADOS a CAÑIZARES,REIG-PLA,etc.., por ser valientes en LA UNICA VERDAD,son de los pocos VALIENTES en este PAIS que no se dejan llevar po el maligno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Cañizares y a Reig Plà no hace falta que Dios los coja confesados, ya han "confesado" la Fe levantando la voz profética en defensa de la familia. Otros obispos hay que no levantan ni pio a estos tal vez si les conviene confesarse, pero confesarse de no decir ni pio sobre la familia. SG

      Eliminar
  12. SONETO A UNA CUPERA TRIBAL
    Ana Gabriel, diputada cupera,
    anhela tener abundantes partos
    tras dejar a diversos hombres hartos
    de llenarle a placer la sementera.
    Estar continuamente embarazada
    es el sueño dorado de su vida
    y, tras parir, estar siempre servida
    por la tribu que cuide su camada.
    Esta señora propone ante todo
    ser la reina madre de la colmena
    en barra libre sin pausa ni freno.
    Y hacer una sociedad de este modo
    de hijos de padres ignorados llena
    en un grupo de disparates lleno.

    José de La Roda

    ResponderEliminar