domingo, 7 de febrero de 2016

La Iglesia se juega su oportunidad en Barcelona

Resulta más que obvio que la Barcelona del siglo XXI no es sólo una ciudad próspera y confiada en su futuro, con proyección internacional, con un fuerte patrimonio humano y social que la convierte en un sólido pilar económico y cultural y en un foco de atracción turística de amplia envergadura. Barcelona no es sólo eso, sino que es además un rompeolas de las ideas. Desde finales del siglo XIX es aquí donde se libran las batallas de las ideologías, siendo todo el siglo XX un diáfano muestrario de cuanto sucedía y se forjaba en la Europa occidental.
La Barcelona contemporánea y su área metropolitana de influencia, es una urbe donde la gran masa obrera de antaño ha dejado paso a una clase media con formación universitaria que posee todas las características que ampliamente definen la sociedad occidental. Su élite intelectual, cada vez más transversal y menos encerrada en sí misma, a diferencia de la gauche divine de los 60 y 70, ha afianzado la hegemonía cultural de la izquierda, incluso en la antaño denominada “gente de orden”, de manera que no puede afirmarse que exista en esta gran metrópolis una auténtica y real respuesta o alternativa a los postulados ideológicos hegemónicos que van desde el laicismo militante a la ideología de género más consolidada.
Consellers Vila i Mascarell
En nuestro solar, los partidos del espectro centro-derecha han sido inoculados con toda suerte de complejos, de manera que los han incapacitado para la resistencia cultural o el debate de las ideas. Falto de preparación intelectual sólida, el Partido Popular de Catalunya no cuenta en ese frente. Convergencia, ocupada en el proceso soberanista, abandonó el liderazgo cultural serio en manos de la izquierda: lo más serio que encontraron últimamente para la Conselleria de Cultura fue Ferran Mascarell  y ahora Santi Vila Todo un ejemplo a no seguir. Sólo, y aún de manera precaria, los democristianos de Unió han plantado cara, y sólo en contadas ocasiones, presentando alternativa en el debate de las ideas. Pero el liderazgo autoritario y nada ejemplar de Duran Lleida ha esterilizado su posible influencia real en la sociedad. Además todos se mueven aún en el corte longitudinal superior de la Diagonal. Estéril punto de partida a todas todas. Fuera del circuito de los partidos, sólo e-Cristians  se bate ante el reto cultural. Pero la calle Francesc Darder, en el barrio de Pedralbes, donde tiene su sede social, no es quizás la mejor arena donde establecer una trinchera.
La Iglesia tiene aquí pues la oportunidad de influir en el devenir de la cultura. Los más jóvenes católicos de militancia activa y apostólica, en un amplio espectro de movimientos, optan por especializaciones en letras, empresariales, política y medios de comunicación. La pregunta es si serán asimilados en la ya existente narrativa cultural hegemónica. De ser así, sus puntos de vista y sus valores pasarán a ser los mismos que los del resto de las élites y profesionales seculares. Se encerrarán en sí mismos y harán de su fe un asunto privado, de manera que, a todos los efectos, no serán distinguidos en su labor profesional a causa de su talante católico. En una palabra: no trabajarán de forma lo suficientemente creativa desde una perspectiva cristiana en sus campos para que las cosas cambien.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\019terral_web.jpg
La cuestión interreligiosa constituye otro frente. No se trata de encontrar el espacio de convivencia y buena relación con otras confesiones religiosas. De eso se encarga la multicultural izquierda. Se trata de invitarles a considerar de forma atractiva y efectiva el Evangelio, en vistas a su conversión. Procurar su bienestar no puede ser indistintamente a si se convierten o no.  
Por otra parte el creciente distanciamiento cultural de la sociedad catalana con respecto al evangelio, hace que conceptos básicos cristianos -como pecado, culpa, tener que rendir cuentas a Dios, el sacrificio de la Cruz, la naturaleza humana, la vida después de la muerte- estén llegando a ser una rareza en nuestra cultura por primera vez en quince siglos. Ahora es tiempo de pensar como misioneros para formular maneras de comunicar el Evangelio que por un lado confronte y por otro sepa conectar con nuestra crecientemente descristianizada cultura. ¿Cómo hacemos para que el evangelio sea culturalmente accesible, sin poner en compromiso su integridad? ¿Cómo podemos comunicar el evangelio y vivirlo de manera que sea comprensible para gente que carece de la estructura mental básica para al menos ser capaces de entender las verdades esenciales de la Iglesia?
Desde el punto de vista más estrictamente social, la cuestión que se nos plantea es una reflexión seria y profunda sobre el devenir económico. Cuestiones como por ejemplo  el valor de las viviendas, los seguros, las comisiones bancarias, los salarios y las inversiones requieren una reflexión doctrinal seria y accesible al gran público desde la sana doctrina social de la Iglesia y desde las altas instancias de sus pastores.
Logroño, capital de la Rioja  /  Barbastro, capital del Somontano
Ser arzobispo de Barcelona, y no de Barbastro o Logroño, te convierte en una privilegiada atalaya y al mismo tiempo en un altavoz inestimable para la nueva evangelización. También por aquí empieza la bondad de Jesús. Y no se trata de dar respuesta técnico-doctrinal, política o social a esas cuestiones, que para eso está la imponente maquinaria estatal multinivel en que se justifica el devorador sistema fiscal; no se trata de eso, sino de impregnar nuestra vida con la fe y la moral cristiana. No es una tarea baladí para su arzobispo, evangelizar a Barcelona, que falta le hace: impregnar de evangelio la vida cultural, política y social de una ciudad en la que tanto cuenta en estos ámbitos la figura del arzobispo. Una tarea bien hermosa.  
Barcelona es un rompeolas, una arena cultural. Cuestiones como la calidad de vida, la innovación, la solidaridad y la sostenibilidad están presentes en el debate “identitario”, esta vez sí, donde la Iglesia ha de batirse.  ¿Está lista la Iglesia en Barcelona para hacer frente a una situación similar? ¿De qué manera? ¿Qué puede significar todo esto para el proyecto pastoral de Mons. Omella? En los próximos meses iremos perfilando respuestas.

Prudentius de Bárcino

21 comentarios:

  1. Cuán oportuno es, Prudentius, su artículo. Debería ser ensayo de cabecera de Omella, quien desde ahora no puede aducir ignorancia. La gauche divine, nombre impuesto por Joan de Sagarra en sus artículos de Tele/Expres, indicaba una postura frívola de señoritos barceloneses –y chicas acompañantes-- frente a una meseta denostada. Los templos eran Boccacio y las cocteleras de Boadas. Con alguno de ellos trabajé.
    Ahora tenemos una gauche divine eclesiastique indépendente. Son los que tienen en sus manos las riendas de la cultura eclesial, los medios de comunicación de la Iglesia…. catalanista. No diría yo que ésta es menos perversa contra los intereses de la Iglesia que la del whisky, Cadaqués y noches lisordégicas.
    Me explico: tiene la Iglesia en Barcelona que, si se les quistase la caspa separatista, podrían convertirse en auténticos faros de doctrina cristiana. Pensemos en el Instituto Borja, donde anidan ignorancia y sectarismo a partes iguales. ¿No podría ser un foco de irradiación de doctrina de la Iglesia en cuestiones de bioética, tan acuciantes estos días? Pensemos en la Facultad de Teología y la línea abierta de ciencia y fe. Hay en ella figuras egregias, como Auletta, jesuita bastante preparado, aunque menos que García Doncel, otro miembro de la Compañía, adscrito a esa institución, Tanzella-Nitti, un astrofísico del Opus con óptima formación teológica, David Jou y alguno más. Otros se han agregado al carro. No importa. ¿Por qué la obsesión separatista de la institución de san Paciano ahoga esas maravillosas posibilidades.
    Hay en Barcelona iniciativas privadas ajenas al secesionismo eclesial de empaque intelectual potente, Prudentius. Que no salgan en los medios de la Iglesia sólo es signo de cuán alejados se encuentran de esa perversa deturpación de la doctrina de Cristo que se cobija en las zahúrdas del Full Dominical de diversas diócesis, revistas diocesanas, etcétera. Si Omella fuera Pose hoy estaríamos en una primavera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monseñor omella,que tonto no es,ya sabrá como echar a toda esta cochambre fuera de su jurisdicción,vamos,!supongo¡

      Eliminar
    2. La Iglesia de Barcelona ha sido tomada, durante 50 años, por una élite de la Diagonal que ha conquistado el poder eclesial con la excusa del antifranquismo (los tontos se hicieron curas obreros), se ha instalado para bien vivir económicamente, y para justificar su hipocresía, ha creado una teología y una espiritualidad para su único y exclusivo beneficio personal, en lugar de distribuir la comunión de los bienes santos a todos. Son élites extractivas exclusividad, no inclusivas.

      Eliminar
    3. Desde mi humilde perspectiva creo que la respuesta a sus preguntas se debería regir por lo siguiente: La honestidad es la mejor política.

      Eliminar
  2. El problema no solo la sociedad alejada del evangelio, sino que universidades teoricamente Catolicas, como la Ramon LLull, también está alejada del Evangelio. Ha sido fagocitada por el laicismo y lo politicamente correcto.

    Si no se empieza a exigir que las instituciones católicas (Universidades, colegios, radios, revistas, etc..), sean realmente católicas, es ir a una batalla cultural con el enemigo dentro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En 1950, el antifranquismo izquierdista, por un lado, decide ocupar la Iglesia con los curas obreros, la justicia con fiscales y jueces progresistas, y los sindicalistas los sindicatos verticales.

      Otros, por su parte, decidieron luchar y no entrar en las instituciones franquistas, y hoy son profesionales que giran altos honorarios a ricos y multinacionales.

      La Iglesia, hay que decirlo, fue la primera que cayó en 1947, cuando Mn. Bonet creó clandestinamente la Unión Sacerdotal de Barcelona, síntesis del nacionalismo del exilio retornado el 1947 ante el fracaso del primer Gobierno Irla, y del modernismo eclesial católico del siglo XIX, pues el progresismo católico del XXI sólo es el modernismo católico del XIX, ya condenado por los Papas, pero regresado este atavismo con el Concilio de 1965, apoteosis del modernismo a través de la hermenéutica de la ruptura.

      La Iglesia fue hundiéndose lenta pero constantemente, pues primero se hunde la Iglesia intercesora de su Pueblo en 1947, y la sociedad se empieza a destruir en 1960. Junto con las Capuchinadas y movimientos afines de politización marxista y nacionalista, nacional-progresismo, entró en las órdenes religiosas, ya por 1960, la Nueva Era, a través de los arquetipos de Jung, el psicoanálisis de Freud, el espiritismo, el budismo y el hinduismo, junto con la liberación sexual. Panikkar fue un ejemplo de algunas de ellas.

      En 1960 nace, en la élite civil y religiosa barcelonesas, el pijo-progre, con casa en Viella, Puigcerdà, Ampurdán, Madrid y Andalucía, de buena mesa y traje a medida, de vida sexual libre con la moral del Carpe Diem, y sincrético espiritualmente, con Buda, Jung, Freud, espiritismo, teosofía, Egipto y ocultismo.

      La aniquilación de la Iglesia tuvo diversos frentes, todos conectados. En síntesis. Sexualidad, coincide el Mayo de 1968 con el Kama Sutra: izquierda progresista y el yoga y tantra como liberación sexual. El antifranquismo de la religión comunista atea con la idolatría de la Nación nacionalista. El modernismo católico del XIX con las religiones orientales del karma, chacra y nirvana. Los tres maestros de la sospecha: Freud, Marx y Nietzsche... y un buen patrimonio para bien vivir.

      Conclusión: en 1947 la Iglesia intercesora de almas y pueblos empieza a corromperse, y el pueblo catalán empieza ya desde finales de 1950. Hoy 2016 se recoge la siembra.

      AVISO: quien asuma la Nueva Era, fundada en la liberación por el nirvana de la reencarnación de muchos yos pasados, obtendrá la liberación del dogma católico, pero como castigo pagará la disolución de su propio yo personal. Quien asuma el nuevo comunismo populista de unión o el nuevo nacionalismo de separación, pagará como castigo la disolución del yo en el concepto Pueblo.

      Eliminar
  3. D. Prudentius, gracias por su Artículo.

    Hoy día estamos pagando el fruto de una mala o nula formación católica, en que el catolicismo ya se daba por hecho y hoy en el siglo XXI, la "fe del carbonero" no sirve.

    No nos damos cuenta, que sin conciencia de pecado, no hay sentido de culpa, y por tanto no hay necesidad de arrepentimiento, con lo cual a Dios "casi lo mandamos al paro" porque no puede ejercer su misericordia infinita, perdonando nuestros pecados.

    El hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, es eminentemente un ser religioso, lo que ocurre es que si las semillas de la INICIACIÓN CRISTIANA (Bautismo, Confirmación y Eucaristía), no se ponen al día la fe se va agonizando y como el ambiente no ayuda para nada a ser un buen católico, nos encontramos en solo hacemos caso a lo que nos hace daño, sin discernir si es bueno o malo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 3 enemigos del catolicismo8 de febrero de 2016, 16:38

      1. Probablemente, quizás dentro de un año, de acuerdo con las últimas pautas iberoamericanas, habrán miles de conversiones al Islam de jóvenes católicos, porque en el Islam pueden hacer la que quieran a cambio de unas adaptaciones y ritos formales. Podrán casarse en poligamia, mandarán despóticamente, y la prostitución está legalizada a través del matrimonio por horas.

      2. Hoy, la multiforme Nueva Era JUNTO CON la pseudociencia (medicina alternativa) y la Psicología de la autoayuda o del desarrollo personal con exclusión de Dios, son el segundo frente contra el catolicismo.

      He advertir con preocupación y grave alerta, que Montserrat YA está dentro de la Nueva Era y la Psicología de la autoayuda; los jesuitas de la Coca, perdón, Cova de Manresa ya lo están desde hace más de dos décadas.

      Si acuden a los cursos y talleres del monasterio de Sant Benet de Montserrat, el de Sor Forcades, se da ya
      mindfulness y seitai. Hola Buda, adiós Jesús.

      3. El tercer enemigo combinado del catolicismo es el Nacional-Progresismo, modernizados en el independentismo, y de otro lado, con el retorno del comunismo en la CUP, Colau y Podemos, aprovechando derribar de una patada la puerta podrida de la Constitución de 1978 por la crisis, la ineficiencia, el independentismo y la corrupción.

      4. La Iglesia de Cataluña es otra puerta podrida. No la arreglará Omella, ni Francisco, sólo el Espíritu Santo, pues ahora hay una falta absoluta de fe en la Iglesia catalana, devorada por satánicas creencias mundanas.

      Solución: rezar por la salvación de la Iglesia, no uno o unos pocos, sino cuantos más mejor, pues se atenderá como una súplica de la Iglesia:

      "Señor,
      yo amo a tu Iglesia,
      sálvala"

      Eliminar
    2. En resumen, esos tres enemigos del catolicismo, son los de siempre, EL MUNDO, EL DEMONIO Y LA CARNE.

      Hemos de tener en cuenta que Dios, si nos prueba con una tentación, nos da la gracia suficiente para que no caigamos en ella. Damos mucha importancia a sectas como la New Age, que hacen mucho daño a los fieles.

      Si sopesamos que es más importante esta nueva corriente filosófica o el Amor que Dios nos tiene y que viene expresado a través de los Evangelios y el Magisterio de la Iglesia. Indudablemente yo me decanto por lo segundo.

      Les aseguro que si a los cursos o conferencias de la Nueva Era, no fuera nadie, quienes lo organizan, tendrían que buscarse la vida de otra forma.

      Lo que ocurre es que los católicos medio o poco formados se dejan engañar y muchas veces por el mal ejemplo que ven en sacerdotes, consagrados o simples fieles que no cumplen las expectativas que tenían puestas en lo puramente humano.

      Los hombres siempre hemos fallado empezando por la traición de Judas, hasta nuestros día, no somos ángeles y por tanto estamos sujetos a la caída en el pecado.

      Eliminar
  4. "La cuestión interreligiosa constituye otro frente. No se trata de encontrar el espacio de convivencia y buena relación con otras confesiones religiosas. De eso se encarga la multicultural izquierda. Se trata de invitarles a considerar de forma atractiva y efectiva el Evangelio, en vistas a su conversión. Procurar su bienestar no puede ser indistintamente a si se convierten o no."
    Totalmente en desacuerdo. Nunca jamás se ha tenido en cuenta por la Iglesia Católica la religión de quienes han sido destinatarios de su acción caritativa. Y ello por expreso designio o mandato de Nuestro Señor Jesucristo, en su paràbola del Buen Samaritano.

    ResponderEliminar
  5. Meditación del Papa Francisco
    En cambio el samaritano, cuando vio a ese hombre, “sintió compasión” dice el Evangelio. Se acercó, le vendó las heridas, poniendo sobre ellas un poco de aceite y de vino; luego lo cargó sobre su cabalgadura, lo llevó a un albergue y pagó el hospedaje por él... En definitiva, se hizo cargo de él: es el ejemplo del amor al prójimo. Pero, ¿por qué Jesús elige a un samaritano como protagonista de la parábola? Porque los samaritanos eran despreciados por los judíos, por las diversas tradiciones religiosas. Sin embargo, Jesús muestra que el corazón de ese samaritano es bueno y generoso y que —a diferencia del sacerdote y del levita— él pone en práctica la voluntad de Dios, que quiere la misericordia más que los sacrificios. Dios siempre quiere la misericordia y no la condena hacia todos. Quiere la misericordia del corazón, porque Él es misericordioso y sabe comprender bien nuestras miserias, nuestras dificultades y también nuestros pecados. A todos nos da este corazón misericordioso. El samaritano hace precisamente esto: imita la misericordia de Dios, la misericordia hacia quien está necesitado. (S.S. Francisco, 14 de julio de 2013)

    ResponderEliminar
  6. Es sorprendente la capacidad de algunos comentaristas para emitir un diagnóstico sobre lo humano y lo divino de la iglesia catalana, a base de hilvanar un par de ocurrencias. Me refiero a los comentarios de JMVG y del anónimo "Las aguas de 1947". Iba a decir "cada loco con su tema", cada uno encuentra explicaciones diversas y momentos diferentes: separatismo, nueva era... y 1947, mayo del 68, CVII,... cualquier momento histórico les vale para explicar la actual situación eclesial.

    Señores, no sean tan ingenuos. Están haciendo un análisis demasiado simplista, casi de bachiller.

    Y por cierto, el sr. JMVG dice "Debería ser ensayo de cabecera de Omella, quien desde ahora no puede aducir ignorancia". O sea, que Omella tiene obligación de leer GG, como si fuese el BOE o el DOGC...

    ¡Cuánto candoroso suelto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Panorama del desastre eclesial 20168 de febrero de 2016, 19:30

      - La USB que nace clandestina en 1947, consigue todo el poder eclesial barcelonés el 1985, cuando Jubany sufrió un infarto.

      - El actual progresismo eclesial que nace en 1965 con el Concilio, tiene como antecedente el modernismo eclesial del siglo XIX, condenado como apostasía por San Pío X en el 1907 en Pascendi Domini Gregis, "conjunto de todas las herejías"

      - La Nueva Era, la masonería y el ocultismo del siglo XIX, la pseudociencia médica y su paredro opuesto y complementario del científismo neodarwinista y cosmológico ateo, la psicología de la autoayuda o desarrollo personal, el nacionalismo independentista, el izquierdismo progresista y populista, y unos fenómenos más que no se dan en Cataluña, la conversión de los católicos bien hacia el protestantismo de la prosperidad y pentecostalista, bien al indigenismo, bien a las sectas, o bien al Islam para hacer lo que les da la gana, son los grandes enemigos que expulsan a Dios del corazón de los católicos.

      - Añada de un catolicismo preinfantil y pastueño que sólo sabe decir, como un disco rallado, únicamente, que Dios es amor, obviando todo lo demás. Nunca tendrán problemas con el mundo.

      -- Solución: rezar

      Eliminar
    2. Obligacion,no tiene,pero ojala pusiera en practica sus postulados,ya se veria el revuelo que se armaria,Quedariamos pocos,pero FIELES AL EVANGELIO AUTENTICO DE JESUS!

      Eliminar
  7. Sr. Trenchs a dado usted en el clavo,como siempre.

    ResponderEliminar
  8. Vaya por delante mi felicitación por el artículo con un diagnóstico y los retos que se plantean en Catalunya a los católicos en nuestra misión de evangelización y en particular a nuestro nuevo pastor.

    Pero a mi juicio falta un dato fundamental, el contexto de la situación de la Iglesia, es decir de la grave crisis de la Iglesia Católica, gobernada por un papa que parece estar en guerra con el catolicismo, que transmite confusión, que manifiesta desdén por la Verdad y la Tradición, y por los católicos fieles a ellas, y que lo último que hace es ejercer su misión de custodiar la Fe apostólica, confirmar en la Fe a los fieles y preservar la unidad y la comunión.

    Un papa volcado en una agenda políticamente correcta a nivel moral y social (aceptación de la homosexualidad, el divorcio, conversión a la ecología, socialismo, etc.) y en promover una “nueva teología de la salvación”, según la cual todos estamos salvados por la misericordia, lo que hace innecesaria la conversión o la Fe. Basta con abstenerse de la corrupción y cuidar el planeta.

    Lo que llega de Roma incide en la disolución de la conciencia cristiana - negando de hecho el pecado y confirmando a las personas en su vida sea la que sea (homosexualidad, adulterio, lo que sea) - y en el abandono de la misión de la Iglesia, ya no es necesario el kerigma (“el proselitismo es una tontería”), por el contrario se promueve el indiferentismo religioso y la inducción a la herejía (todas las religiones son iguales, 1er. video propagandístico de la nueva doctrina francisquita, enero 2016) y como conversión se nos pide renunciar al consumismo (2º video propagandístico, febrero 2016). Hay mucho más que añadir.

    En este contexto, apreciado Prudentius ¿qué tenemos que ofrecer que no ofrecen los partidos de izquierda?. Nuestra principal prioridad está en dedicarnos a confrontar el Evangelio y el Magisterio de la Iglesia con estas innovaciones doctrinales que emanan de Roma, para no perder la Fe y mantenernos pese a todo fieles a la Iglesia Católica, está en juego la salvación de nuestras almas.

    ResponderEliminar
  9. Si se aprovechara el ISCREB y otras instituciones para la batalla cultural procatólica sería una maravilla. Pero allí los profesores son casi todos modernistas, es decir, rendidos vergonzosa y vergonzantemente a la cultura hegemónica dominante, a la corrección política...

    ResponderEliminar
  10. Para la recristianización de Cataluña ayudaría mucho que la mayoría de los sacerdotes (mejor todos, si fuese posible) creyesen en Dios, dicho sin ánimo de ofender.
    Tampoco estaría de más que se tomasen en serio los ritos católicos, empezando por la misa, la confesión, etc.
    Es que es difícil que la sociedad tome en serio a quienes no se toman en serio a sí mismos ni a la religión de la que dicen formar parte.
    Y que se dedicasen a la "cura de almas" por encima de cualquier otra actividad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr.Anonimo de las 18:00,le doy toda la razon con su comentario,yo como ferviente creyente,me he fijado con lo que a dicho usted,algun MOSSEN CUANDO PREDICA se le nota un cierto gusto a llevar la contraria a la TRADICION !!!!! Y esto es un error muy grave para su profesion

      Eliminar
  11. Estimado amigo: creo que no se trataba aqui de los no-creyentes o no- cristianos ni tampoco de los cristianos de otras confesiones como destinatarios de la accion caritativa de la Iglesia. Sino de todos estos como sujetos de evangelizacion. La cuestion es si estos deben ser evangelizados o no. Estará usted convencido de que sí, espero. El drama, y este es el perno sobre lo que gira todo, es si la caridad hacia los no-catolicos pasa o no pasa por el anuncio del evangelio. En la vecina Francia, los movimientos con mayor pujanza evangelizadora han emprendido esa tarea: llevar almas a Cristo. Reunir el rebaño de la humanidad bajo el cayado del Buen Pastor. Creo que en eso no disentirá usted. El autor no aludía en ningún momento a ellos en el sentido que usted comprendió.

    ResponderEliminar
  12. El problema está dentro de la propia Iglesia. De ninguna manera, en la batalla de la ideas, previa a la política, las tesis católicas siquiera van a entrar en pie de igualdad.

    La Iglesia católica en Barcelona en ese campo de batalla dialéctico directamente no existe, ni está ni se la espera. La Iglesia no es un cuerpo organizado, es un cuerpo desmembrado y caótico, la cabeza no rige sobre los miembros que van cada uno a su aire.

    La cabeza -los obispos, los superiores religiosos- no rigen sobre el cuerpo y cuando dan órdenes, éstas no son acatadas. Músculo que no se usa, se atrofia.

    Ante esta realidad, nadie puede presentarse en nombre de la Iglesia. Josep Miró, laico, ha sido muchas veces cuestionado públicamente por sacerdotes y religiosos, rechazado por integrista. Imaginen ustedes que en una polémica moral aparece públicamente Miró (E-Cristians) defendiendo la postura de la Iglesia y a continuación aparece un sacerdote tipo Romeu desautorizándolo.

    No hace tanto, en uno de los congresos de E-Cristians, el mismo cardenal Sistach fue objeto de presiones eclesiásticas para que no asistiera a dicho congreso. La decisión salomónica del cardenal fue oficiar la misa de apertura del congreso y marcharse a toda prisa después, antes de que ningún "integrista" tomara la palabra.

    A esto tenemos que añadir que mientras que antes, los aires que soplaban desde Roma con Juan Pablo II y Ratzinger hacían que aquí hubiera una especie de resistencia con pararrayos a esos aires romanos (el mismo Carrera lo reconoció), ahora esa misma resistencia (más menguada pero todavía con todos los medios institucionales en sus manos) se siente autorizada por el nuevo Pontífice.

    Nada hace esperar que se de esa presencia solvente de la Iglesia en el debate público de las ideas en esta ciudad.

    ResponderEliminar