lunes, 25 de enero de 2016

Los mimbres de Omella (II)

La generación de Juan Pablo II
Mn. Santiago Bueno (izquierda), Mn. Pere Montagut (centro) y Mn. Joan Martínez Porcell (derecha)
Me hubiera gustado más el nombre de generación germinante, pero todavía hay algún despistado que confunde el término con simpatizante o seguidor de este portal, aunque se haya aclarado en un sinfín de ocasiones, que germinante se refiere a que fructifica copiosamente y así hizo fortuna el término de parroquias germinantes, tan favorablemente acogido por muchos de nuestros lectores, que nos han mandado correos agradeciéndonos el favor que les hicimos al publicar el elenco de parroquias y haber encontrado una en la que se hallen más acompañados, huyendo de la rutina y la desolación diaria de la que decidieron abandonar.

Pero no voy a molestar a algunos oídos castos y preferiré denominarla “Generación Juan Pablo II”, dado que todos sus sacerdotes estudiaron en el Seminario y fueron ordenados en tiempos del pontificado del Santo Papa polaco. Son curas nacidos al final de la década de los 50 y durante los años 60, activos, dinámicos, celosos en la liturgia y en su ministerio, muchos de ellos con carreras civiles y con un grado de preparación intelectual muy notable. Salvo alguna excepción, no están en las mejores parroquias, ni gozan de cargos episcopales, pero poseen el privilegio de comprobar que sus templos se hallan repletos, su actividad sacramental (bautizos, primeras comuniones y confirmaciones) en números verdes, su labor social incansable y ningún conflicto ni dolor de cabeza causan al episcopado.

Por edad, por preparación, por actitud de servicio o, simplemente, por ganas de trabajar, se corresponden con el futuro de la Iglesia en Barcelona y son los mejores mimbres con los que puede contar nuestro nuevo arzobispo.
Mn. Xavier Pagés (izquierda) Mn. Alfredo Valladares (centro) Mn. Peio Sánchez (Derecha)
Ahí tiene a Mn. Martínez Porcell en la Merced, a Mn. Peio Sánchez en Santa Ana, a Mn. Costa Bou en Belén, a Mn. Xavier Pagés en la Miraculosa, a Mn. González Padrós en Sant Llorenç, a Mn. Llorca en el Espíritu Santo, a Mn. Valladares en Fátima, a Mn. Lorda en San Mateo, a Mn. Antoni Gómez en Sant Jordi, a Mn. Enric Ribas en Santa Teresita, a Mn. Santiago Bueno en Nuria, a Mn. Octavi Sánchez en San Juan María Vianney, a Mn. Montagut en el Remei, a Mn. Francesc Espinar en San Juan Bautista de Santa Coloma, a Mn. Ramón Mor en Santa Eulalia de Hospitalet o a Mn. Custodio Ballester en la Inmaculada de Hospitalet.

Si el arzobispo asistiese de incógnito o por sorpresa alguna de esas parroquias, observaría la vitalidad de las mismas, sus celebraciones concurridas, su actividad pastoral fecunda y, en especial, lo satisfecha que está la feligresía con cada uno de sus párrocos. Monseñor Omella ha iniciado la visita a las parroquias, pero siempre bajo el filtro del vicario episcopal de zona o del arcipreste. Si me permite un humilde consejo, prescinda de esos filtros. Acuda por sorpresa a las parroquias o mande a un propio de confianza que le informe. Podrá comprobar que, desgraciadamente, en la diócesis barcelonesa existen dos velocidades. Unas parroquias avanzan a pasos agigantados y otras retroceden como los cangrejos. Es así. No podemos darle más vueltas. Nos guste o no nos guste. He venido publicando en este portal el listado de parroquias germinantes y el nombre de las parroquias que se han decidido a abrir el templo casi todo el día. Nadie me ha podido desmentir. Esas parroquias llenan sus templos. Otras los tienen vacíos. Algún mérito tendrán sus párrocos. Aunque a algunos les duela que les denominen germinantes.

Por otro lado, en el arzobispado tienen los números de sus bautismos, primeras comuniones o confirmaciones. Y también los de su contribución económica. Compárelas con otras del mismo barrio. No puede ser que, con idéntica clase social, población de similar extracto e idéntica proporción demográfica, unas parroquias ofrezcan resultados tan dispares de otras. Los números son los números. Y es innegable que en Barcelona existen dos velocidades. Reitero: nadie lo ha podido desmentir. 

Oriolt

15 comentarios:

  1. Sr. Oriolt, gracias por su Artículo.

    Es la pura realidad: "Por su frutos los conoceréis"

    ResponderEliminar
  2. A sudar la camiseta26 de enero de 2016, 0:17

    ...Monseñor Omella ha iniciado la visita a las parroquias, pero siempre bajo el filtro del vicario episcopal de zona o del arcipreste...

    Soy de la misma opinión. Esto se llama corporativismo: sólo hacer caso de lo que dicen las jerarquías subalternas inmediatamente más próximas.

    La visión de la realidad así obtenida es ésta: sólo verá una irrealidad mediatizada por unos grupos de interés altamente conservadores del statu quo.

    Mire, Rev. Omella, puede hacer algo tan sencillo como pedir que los fieles cojan una cuartilla y escriban lo que les gusta, lo que no les gusta, y se la envían. Fácil.

    Luego, que dichas cuartillas estén bien protegidas por su equipo, para que NADIE pueda verlas bajo ningún concepto para evitar represalias. Finalmente las bien destruye su equipo.

    Puede hacer también una encuesta pública, entendida al modo anglosajón: recibir libremente entrevistas personales en un lugar determinado (y que nadie lo sepa para evitar represalias o para impedir estas entrevistas).

    También lo que han hecho los obispos santos, como Antonio María Claret o Toribio de Mogrovejo: ir a pie a las parroquias, verlas con sus propios ojos, hablar con su propia lengua, oir con sus propias orejas. Lo clásico de siempre.

    Se habrá notado la obsesión por las represalias, pero mi experiencia en el gobierno episcopal anterior, era que las denuncias eran conocidas por quienes no debían de conocerlo en absoluto, con nombre y domicilio. Y es que los despachos episcopales son muy permeables, o no, si se quiere que no lo sean.

    ResponderEliminar
  3. Pues si la Merced, Santa Ana, Belén, Núria o Santa Teresita no son de las mejores parroquias, dígame usted cuáles son estas... Por cierto, ¿el olvido en esa relación de la Concepción es tal o tiene alguna otra explicación?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr, o Sra. Unknown, ¿Dónde dice que esas Parroquias que usted cita sean mejores o peores?

      Lo que entiendo yo que dice el Sr. Oriolt, es que sus Párrocos son de la generación de San Juan Pablo II, y que van más fieles, sencillamente porque reciben los sacramentos y la Palabra de Dios explicada como se debe.

      En ningún momento, según mi corto entender, no dice que sean malas Parroquias.

      Eliminar
  4. La principal razón dela diferencia es que en unas SE REZA empezando por el rector y en otras se "pasa" ante el Sagrario como si fuera un adorno y claro donde no se AMA a DIOS,Jesús perfecto caballero se va.
    Este vacío es total en donde tienen "la cubana".

    ResponderEliminar
  5. Si nuestro Arzobispo fuera de incógnito a las parroquias , cosa que nunca hará, se llevaría muchas sorpresas. Y al hacer el contraste con lo que le dicen sus subalternos vería doóne hay verdad y dónde hay manipulación. E nmi parroquia hay un grupo de jóvenes, siempre han ido como una iglesia paralela; pero cuando visita el Obispo la Parroquia, de repente aparecen ellos y sus padres, como si fuesen los verdaderos protagonistas de la Parroquia. Jamás se han querido mezclar en los diversos ámbitos pastorales. Son la "Niña Bonita", una vez se ha marchado el obispo regresan a sus locales exclusivos.

    Después conocer a las "chonis", y lo siento, son esas señoras mal informadas en que se creen que pueden sustituir al sacerdote en todo, incluso alguna ha llegado a ponerse el alba. Los párrocos lo consienten...pero hay que decirlas de vez en cuando, o recordarlas, que los varones tenemos preferecia a las mujeres en los servicios que puedan celebrarse en el presbiterio: lecturas, cantos, ect...No creo que sea oportuno hacer este recuerdo, pero aveces hay que decirlo cuando te han dado un empujón para que no leas la lectura, o decirte que lees muy mal, o que cierras la Palabra de Dios cuando cierras el leccionario para que no se maltrate.Y un sin fin de idioteces que se podrían enumerar en una lista muy larga.

    ResponderEliminar
  6. Mimbres coincidentes26 de enero de 2016, 15:43

    A mis compatriotas de Gerona, siempre los he visto como carlistas, pero en lugar del gorro rojo, ahora tienen el gorro con la estelada y la calavera: cultura de la muerte y del relativismo, ideología de género (LGBTI).

    Mas nombró su sucesor Puigdemont, y éste nombró a su sucesor en la alcaldía de Gerona, Ballesta.

    Nos llevan hacia una República caciquista, tal como se ve en la entrevista de Màrius Carol a Puigdemont en La Vanguardia.

    En efecto, Gerona eligió democráticamente a Puigdemont (indirectamente a través de los concejales). Nadie lo eligió para que abandonara a medio mandato la alcaldía para ser presidente transeúnte por accidente (interino y temporal) de la Generalidad.

    No hay democracia si falta un procedimiento formal. Las formas forman parte de la democracia: sin formas no hay democracia. Y no existe un procedimiento de deliberación y aprobación para gestionar los abandonos de alcaldías a medio mandato para irse a mejores puestos.

    La lista de las municipales está cerrada y bloqueada por las jerarquías estalinistas de partido. El ciudadano no puede alterar o alternar el orden, borrar o poner un nuevo candidato. Buen pedigrí dedocrático.

    Puigdemont, además, dimite para ser presidente de la Generalidad sin saber qué méritos justifican su elección por Mas. Ni los de Ballesta.

    Siguiendo la catarata continuista de dedocracia, a su vez Puigdemont elige no democráticamente a Ballesta como alcalde, sin que tampoco se sepa los grandes méritos de un candidato que estaba en el puesto 19º de 19, obligando cual estalinismo, a que el partido y los regidores y candidatos de los puestos 2º a 18º renunciaran uno a uno, sin rechistar, a su legitimidad para ser alcalde.

    Más aún: los ciudadanos de Gerona eligieron la lista de Puigdemont pensando que el siguiente alcalde sería el regidor del puesto 2º, en teoría el más capacitado. Jamás pensaron que el último de la lista sería el alcalde, porque casi siempre es una posición de honor o apoyo moral para el primero. No se consultó a las bases del partido convergente, ni a la oposición del ayuntamiento, ni a la ciudadanía.

    La competencia y capacidad de Ballesta aún está por demostrar. En efecto, ni juró ni prometió el cargo, por lo que ha debido de repetir la sesión. Y la primera declaración de Ballesta catapultó la declaración de apoyo del Estat Català independiente.

    Secretismo, ocultismo, opacidad, sectarismo, imposición estalinista. Tanto en Gerona como en Cataluña.

    ResponderEliminar
  7. Los mimbres de Potemkin26 de enero de 2016, 15:59

    La entrevista de Màrius Carol, director de La Vanguardia, a Puigdemont, nos revela que nos gobiernan unos políticos absolutamente instalados en lo fraudulento.

    La Generalidad de Cataluña está en quiebra total: económica, moral y legal.

    La entrevista muestra a un Puigdemont que nos oculta que la independencia es absolutamente imposible.

    En efecto, desde el punto de vista económico, la Generalidad depende totalmente del Gobierno español (FLA), sus bonos patrióticos están eliminados, está calificada como bono basura, no hay bancos ni inversores catalanes, españoles e internacionales que no le den nada. Su venta de patrimonio propio es un fracaso.

    El engaño sigue en la ley. Ni España, ni Europa ni la comunidad internacional van a apoyar la independencia de Cataluña, y menos bajo el derecho a decidir, que no es el derecho a autodeterminación, y que permite a cualquier entidad subestatal (hasta las comarcas y municipios) a ser independientes, causando la implosión de la Unión Europea. La independencia va contra la Constitución, los tratados de la Unión Europea y la legislación internacional. Y encima, está el imperialismo irredentista de Puigdemont: los Países Catalanes bajo el dominio monopolista de una lengua, una nación y una cultura.

    Y moralmente están en contra de Dios y la ley del hombre. Toda su antropología y moral pública están bajo el dominio del demonio: aborto, eutanasia, suicidio asistido, congelación de embriones, reproducción artificial, ideología de género (LGBTI)...

    Además, su gestión pública ha sido ineficiente y antisocial, y el partido y algunos grandes líderes están encausados y embargados por corrupción.

    ¿Por qué nos engañan? Si ya saben que nada pasará porque es imposible.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. "Y moralmente están en contra de Dios y la ley del hombre. Toda su antropología y moral pública están bajo el dominio del demonio: aborto, eutanasia, suicidio asistido, congelación de embriones, reproducción artificial, ideología de género (LGBTI)..."

      Menos mal que en ESPAÑA están en contra aborto, eutanasia, suicidio asistido, congelación de embriones, reproducción artificial, ideología de género (LGBTI)...

      ¿Por qué nos engañan?...

      Eliminar
    2. ¿Por qué nos engañan? Pero si todo va bien26 de enero de 2016, 21:35

      Tanto en España como en Cataluña se hace lo mismo, y por eso serán castigadas por Dios, como está sucediendo, al retirar la bendición en la esfera pública: todo el sistema político está en estado de confusión.

      Pero Cataluña ha sido la avanzadilla del mal en España: en 1998 se hizo la primera ley de parejas de hecho homosexual, que desembocó en España en la ley de matrimonios homosexuales del 2005.

      ¿Por qué el mal entra en España por Cataluña? Porque es la región con menos oración y menos misas legítimas y válidas.

      En España se han acumulado en 30 años más de dos millones de abortos, pero en Cataluña hay más de 400.000 y unos 100.000 embriones congelados.

      El progreso del mal está en Cataluña, y en especial, en la Generalidad de Cataluña, poder público supremo regional.

      Mi interés está en el mal de Cataluña:

      1. porque vivo en ella

      2. porque contamina a España

      3. porque corrompe a la Iglesia: nuestros acobardados obispos han dimitido en masa en la cuestión del aborto (y en otros más), pues se vive muy, muy, muy bien pasándose como caritativos que como provida y profamilia, pero muy bien

      4. para desenmascarar el engaño y la falsedad del progresismo y del nacionalismo: si de verdad amaran a su patria y nación todos estos políticos farsantes, nunca permitirían tal nivel de homicidio entre los ciudadanos más indefensos, los niños no nacidos

      Eliminar
    3. ...Y por que nos dejamos engañar cada vez que hay elecciones, si sabemos que todo va mal?

      Eliminar
    4. No va de esto este artículo de hoy. Hay mucho nivel no sólo entre los articulistas sino también entre los comentaristas de esta web, pero somos incapaces (administradores del web incluidos) de sustraernos a la hegemonía asfixiante del monotema.

      Después nos quejamos de TV3, o de 13TV, pero nosotros que podemos evitarlo y ocuparnos de otras cosas, seguimos la corriente y lo inundamos todo con el dichoso "procés", con todas las pasiones a favor y en contra. Y digo pasiones en el sentido más peyorativo del término.

      Eliminar
  8. Yo voy a una parroquia no germinante, y somos cuatro gatos. Y me pregunto: ¿las parroquias germinantes tienen más gente porque la liturgia es más tradicional? ¿por que los curas son más auténticos y entregados? ¿cuál es la clave? Los sacerdotes que conozco son buenos, aunque no sean germinantes... ¿qué explicación hay a todo esto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta web desgranan estas claves, que son unas cuantas, incluidas las que usted menciona.

      Eliminar
  9. La inclusión de Mn. Custodio Ballester en la lista añade un contrapunto 'sui generis'. Ojo, que no seré yo quien le reste mérito al valor que Mn. Ballester demuestra. Pero, por otro lado, a juzgar por lo que él mismo ha escrito en este mismo blog -no vivo en l'Hospitalet y no puedo asistir a su parroquia- me da la sensación de que Mn. Ballester conforma una liga aparte, que seguramante se parece mucho, pero no es exactamente la liga germinante. E imagino que, al verse puestos en el mismo grupo, algunos de los párrocos incluidos en la lista se pueden sentir incómodos.

    Quizá me equivoque, pero así lo veo desde fuera.

    ResponderEliminar