domingo, 20 de septiembre de 2015

La Merced que se fue

Capilla barroca de la Virgen de la Merced en la Catedral de Barcelona
El Concilio de Trento, finalizado en 1563, trajo consigo notables consecuencias para la evangelización de  la Europa cristiana. En el ámbito hispánico asistimos a una extraordinaria exaltación de lo religioso. Los obispos promovieron toda clase de iniciativas ordenadas a la magnificencia y decoro del culto así como al fomento de la vida conventual. Frente a los postulados iconoclastas de la reforma protestante la imagen sagrada –con independencia de la cronología de su factura- se pondrá más que nunca al servicio del dogma católico. Este espíritu desarrollado en las centurias siguientes explica los proyectos destinados a modificar y cualificar los espacios arquitectónicos de los templos. Se trataba de introducir un lenguaje más cercano, comprensible y sensual; un lenguaje persuasivo que no fuera ajeno a la utilización de los recursos naturales tales como la luz, los textiles, elementos suntuarios… Como bien intuía E. Mâle no se había dado desde el periodo medieval una correlación tan estrecha entre religiosidad e imagen sagrada.
La Ciudad barroca –aparte de sus iglesias, conventos y cofradías- constituía un universo vivo de celebraciones y fiestas. Cualquier ocasión era aprovechada para manifestarse públicamente. La imagen sagrada, legitimada por los cánones tridentinos, se convertirá en uno de los grandes soportes del catolicismo. En torno a ella se elaborará un universo propio en el que el concepto de gratitud definirá parte del comportamiento devocional y artístico. Donaciones y ofrendas en agradecimiento por los favores recibidos marcarán notablemente el culto de  la Mare de Déu de  la Mercè. Así, será frecuente encontrar en los legados testamentarios tierras, viviendas u ornamentos sagrados en favor de la mismísima imagen de  la Mercè o de los frailes capellanes de su Real Convento. Ternos, vinajeras y cálices; casullas, antipendios y colgaduras; lienzos, blandones argénteos y lámparas votivas para una mejor y excelente disposición del templo que acogía la imagen mariana más querida de  la Ciudad. Los extensos inventarios de  la Basílica son elocuentes al respecto. Además de estas ofrendas era muy común en la piedad de los barceloneses solicitar ser encomendado en las oraciones de  la Comunidad disponiendo la  celebración de misas de sufragio en el altar de  la Virgen.
La Basílica de  la Mercè durante los siglos del barroco operará profundos cambios acordes a la nueva mentalidad. La instalación del nuevo retablo más atento a la persuasión psicológica de los fieles que al carácter narrativo de otros tiempos supondrá un importante hito. Tenía veinte metros de altura por ocho de ancho con una embocadura central que daba acceso al camarín o cámara angélica. El retablo mercedario destacaba por su espectacularidad y efectismo. En efecto, la ventana central tenía como objetivo la exaltación de la imagen titular en un juego de mostrar y velar el icono sagrado en las grandes funciones litúrgicas. Sirva como botón de muestra de la funcionalidad del retablo barroco lo sucedido el 19 de octubre de 1687 en la visita corporativa del Consejo de Ciento a  la Basílica con motivo del nombramiento de  la Mare de Déu de  la Mercè como Patrona de  la Ciudad. Hallándose los Señores Consejeros en el solemne Oficio de Completas al entonar el himno  “Ave maris stella” y llegar a la cuarta estrofa  “monstra te esse Matrem” (Muestra que eres Madre) las cortinas de la embocadura del camarín se descorrieron apareciendo en todo su misticismo  la Santa Imagen de  la Virgen de  la Merced. Al instante fue general el llanto de los que había en el templo. Este interesante ejemplo resulta paradigmático de la religiosidad del momento: ver, escuchar y conmoverse. Un nuevo código que favorecía el imperio de la imagen sagrada contemplada en su amplio y teatral camarín.C:\Users\FRANSESC\Desktop\basilicadelamarede.jpg
C:\Users\FRANSESC\Desktop\Falcon%20(9).jpg
La religiosidad barroca no sólo era exuberante en sus manifestaciones sino que también, siguiendo a W. Weisbach, favorecerá expresiones cargadas de un ejemplarizante ascetismo. En efecto, encontrándose  la Ciudad sumida en una grave epidemia de peste los barceloneses, seguidos de las autoridades, reclamaron la presencia salutífera de  la Virgen de  la Merced. El 1 de julio de 1651 se procedió a sacar en fervorosa procesión la sagrada imagen de  la Virgen. El Dietario de  la Ciudad habla de una  manifestación imponente como nunca antes se había visto. El cortejo penitencial estaba compuesto por la comunidad conventual, clero catedralicio y parroquial, autoridades religiosas y civiles, junto al pueblo. Todos los frailes de  la Merced iban descalzos. Un religioso silencio envolvía el lento transcurrir de la comitiva. Tan sólo el canto de los sacerdotes y el llanto general de los fieles interrumpían el recogimiento del desfile. El componente ascético de tales manifestaciones refleja una vez más la honda religiosidad de aquella sociedad. No se trata de algo ficticio o supersticioso. Ni habría que ver, como quizá algunos pudieran valorar con parámetros contemporáneos, una iniciativa verdaderamente religiosa frente a otras. La mentalidad barroca es inclusiva, es decir, tan fervoroso es el cortejo penitencial como aquel que aclama con vítores y palmas. Se acude a la imagen sagrada viendo en ella un recuerdo de su original. La necesidad de dotarla de más realismo forma parte del lenguaje y formas complejas de la vida religiosa. Que guste el artificio, tal y como lo entendían los hombres de aquel tiempo, no significa que la religiosidad barroca sea superficial.
Antigua procesión de la Merced en Bcn
Otro aspecto fundamental de aquella “Mercè” que se fue era el sermón. Mediante él se realizaba la exaltación de la religión. El predicador, puesto en el púlpito, dejaba discurrir sin freno su elocuencia a propósito de las perfecciones que adornaban a María Santísima; entregándose a su alabanza dejaba la aplicación a un “imitémosla, hermanos, y alcanzaremos la gloria”. La devoción es el común denominador de los sermones dedicados a  la Mare de Déu de  la Mercè. La mayor de las veces la predicación estaba a cargo de los frailes de su Real Convento o de los canónigos de  la Santa Iglesia Catedral. El predicador sencillo discurría acerca de las grandezas de  la Virgen excitando al fervor y piedad; el predicador culto hará gala de su ciencia, ingenio y recursos interpretativos. La razón de ser y fin de la predicación cristiana era y es conducir las almas hacia Dios. Los excesos de estilo hicieron recomendar a los tratadistas de la predicación que pusieran cuidado no en la sabiduría que dan los libros sino en la sabiduría que procede del “libro de los libros que es Cristo Crucificado, y entrarse en su costado para saber la ciencia de la redención y salud de las almas”.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\merced01.jpg
El mercedario P. Jesús de la Puebla en Jerez
La palabra  alegría es una de las más repetidas en las relaciones y crónicas referidas a  la Patrona de Barcelona. Aparte del valor espiritual del término la generación de este estado de ánimo positivo era algo esencial en las demostraciones festivas de la mentalidad barroca. No sólo  la Ciudad se transformaba por entero sino que también las gentes se dejaban arrastrar por el fervor y alegría colectiva. No era posible escapar a la oleada unánime de entusiasmo, al baño de la emoción o al frenesí popular. Todavía la llegada de cautivos al puerto de Barcelona constituía un espectáculo de regocijo contemplado por multitudes. Precedidos de trompetas y atabales se dirigían a  la Catedral y  la Merced.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\merce3.gifPor otra parte, los días grandes de fiesta y alegría requerían el concurso de la luz. Las ciudades solían carecer de alumbrado público suficiente por lo que algunas celebraciones en horas nocturnas necesitaban la iluminación artificial de las calles y plazas. Organismos públicos y propietarios privados tenían la obligación de iluminar sus respectivas fachadas. Se colocaban antorchas, candiles, hogueras en parrillas de hierro, etc. Este alumbrado se completaba en los momentos culminantes con fuegos artificiales y pirotécnicos: cohetes, carros de fuego, castillos, culebrinas, etc. Prácticamente la totalidad de las relaciones festivas de la sociedad barcelonesa del antiguo régimen dedican una especial atención a las descripciones de estos fuegos de artificio con los que se solían comenzar y finalizar los actos. No habría que olvidar aquí el uso de las campanas como manifestación de gozo. En efecto, cada fiesta iba acompañada de un determinado toque fácilmente reconocible por la ciudadanía. Los repiques sonoros y salvas se convirtieron en medios efectivos para señalar el comienzo de las fiestas e invitar a las gentes a participar masivamente en ellas.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\articulos-266367.jpg
Imagen de la Virgen de la Merced
en Jerez de la Frontera
El habernos asomado al complejo y fascinante mundo de la religiosidad barroca permite realizar una aproximación y en cierta medida reconstrucción de contextos en apariencia superados. Lo cierto es que todavía hay una Barcelona que sigue relacionando su religiosidad con estas formas portadoras de lenguajes con capacidad de trasmitir emociones. No se trata de volver al pasado por el pasado. “La Mercè” genérica que hoy celebramos en  la Fiesta Mayor vive ajena al contenido religioso que la originó y acompañó durante cientos de años. Conocer lo que ha significado  la Mare de Déu de  la Mercè para la historia de  la Iglesia y Ciudad de Barcelona permite establecer puentes de comunicación. Se trataría de recoger la herencia culta y popular de lo mercedario mediante una actualización respetuosa y en diálogo con lo sobrenatural. El crítico y ensayista Eugenio D´Ors hablaba con toda razón de cómo las manifestaciones del barroco están secretamente animadas por la nostalgia del Paraíso Perdido.
El Directorio de Mayo Floreal 
de Germinans Germinabit

17 comentarios:

  1. La Ciudad barroca y la Ciudad nacional-progresista20 de septiembre de 2015, 20:28

    La tesis de este ensayo de opiniones es el siguiente:

    1. En una primera etapa, dentro del contexto de la segunda Transición de Zapatero, se impone el nacionalismo federalista de Maragall con el Estatuto del 2006, un falso Estatuto que funcionaba como una Constitución de facto que instauraba ocultamente un verdadero Estado-Nación soberano catalán, el cual superaría la primera Transición de 1977, acusada de franquista, que “impuso” el limitado Estatuto de 1979 y las antinaturales duplicidades: la doble lengua catalán-castellano y la doble pertenencia española-catalana.

    2. Fracasada esta vía de Estado encubierto, el nacionalismo catalán, a través de Mas, opta por la radicalidad del planteamiento abierto, hasta las últimas consecuencias, de la vía separatista y soberanista: Constitución y Estado-Nación. A todo ello, se suma la pérdida del patrimonio espiritual católico de la nación catalana, que como muestra se observa en el artículo de hoy sobre las fiestas de la Merced de Barcelona: Cataluña ha dejado de ser cristiana, sigue existiendo como población y territorio, pero está gobernada directamente por el plan satánico de diseño social, es un lugar muy duro para vivir, sobre todo si no has nacido o eres anciano o enfermo terminal.

    Todo empieza con el gobierno del PP de Aznar que consigue la primera mayoría absoluta en las elecciones de abril del 2000, que inicia su programa político pronorteamericano, español y liberal. Pero en menos de un año, empezaron las manifestaciones de la izquierda y los nacionalistas:

    1. El encierro de mil emigrantes en 10 iglesias de Barcelona (febrero 2001)
    2. Las manifestaciones del Nunca Mais por el chapapote del Prestige (noviembre 2002)
    3. Las grandes manifestaciones contra la Guerra de Irak de Bush (marzo 2003)
    4. Las manifestaciones multitudinarias después de los atentados del 11-M de 2004

    Gracias al 11-M, Zapatero, inesperadamente, es presidente por accidente. Previamente había prometido imprudentemente a Maragall y al PSC, el noviembre del 2003 en Barcelona, que apoyaría toda reforma del Estatuto que aprobara el parlamento catalán.

    El gobierno del PSOE de Zapatero del 2004 quería iniciar una segunda Transición que rompiera con la primera Transición porque era franquista, y también porque ellos decían que bajo Aznar, España estaba viviendo una nueva encrucijada histórica causada por la crisis económica, la corrupción, el aumento de las desigualdades sociales y los recortes de la austeridad, con cuatro crisis de legitimidad, económica, institucional y social (¡todo ello ya antes de la gran crisis del 2007!).

    La victoria electoral dio origen al cambio de la moral pública española y catalana, con la aprobación de la ley del matrimonio homosexual con derecho a adopción, el aborto libre, el divorcio exprés, la reproducción asistida y Educación por la Ciudadanía, que imponía la satánica ideología de género.

    Además, emprezaba la ruptura de las autonomías por un Estado federal plurinacional con soberanías asimétricas:

    1. El proceso de paz con los terroristas de la ETA en contra del pacto antiterrorista, que acabó con la tregua de ETA y la legalización de Sortu y luego Bildu

    2. El Estatuto de Cataluña, que como denunció primero Losantos en la COPE y luego el PP de Rajoy, era la imposición de una Constitución de facto que creaba un Estado-Nación catalán oculto con plena soberanía encubierta lingüística, fiscal, legal y judicial, con el reconocimiento nacional de Cataluña, la laicidad de la enseñanza, el blindaje de competencias y el monolingüismo catalán. No se puede ser ni bilíngüe ni tener dos patrias y naciones: España como nación soberana y cultural, y Cataluña como nación autonómica y cultural.

    ResponderEliminar
  2. La Ciudad de Dios y la Ciudad de satanás20 de septiembre de 2015, 20:29

    El Estatuto del 2006, el de Maragall y Mas, se tramitó del 2004 al 2006, enmedio de una sobresaturada campaña de comunicación sobre sus excelencias de finalizar, almenos generacionalmente, con las reivindicaciones nacionalistas.

    En Cataluña nunca hubo ninguna Diada reivindicativa durante los 6 años, del 2006 al 2011, en los momentos más críticos contrarios al nuevo Estatuto:

    1. El cepillado del Estatuto en el Congreso (marzo del 2006) después de la entrevista de Zapatero con Mas (enero 2006)

    2. La falta de apoyo de ERC al Estatuto, con la expulsión de sus 6 consejeros del Tripartito, sustituidos por consejeros del PSC (mayo 2006), y la amarga victoria de Maragall, que renunció al poco tiempo por Montilla

    3. La presentación por el PP de firmas contra el Estatuto y de un recurso de inconstitucionalidad (abril y julio 2006).

    4. El período de la discusión del Tribunal Constitucional, que ocasiono el editorial conjunto de 12 diarios catalanes el 26 de noviembre del 2009, una ofensiva mediática nacionalista que se perfeccionó con la querella contra Germinans por parte de Sistach el octubre del 2010: todos los medios de comunicación con el proceso estatutario nacional-progresista

    5. Las dos Diadas del 2010 y del 2011, después de la sentencia del Tribunal Constitucional de junio del 2010 reformando el Estatuto.

    Sólo hubo una manifestación contra la sentencia del Estatuto, la realizada por Òmnium Cultural el 10 de julio del 2010, con una participación escasa (65.000 asistentes, Lynce). Y nada más. Silencio del nacionalismo durante las inmediatas Diadas del 2010 y del 2011.

    Estas Diadas tranquilas del 2006 hasta el 2011, en especial del 2010 y 2011, se entienden porque estaba en el poder el socialista Zapatero, y en Cataluña, el Tripartito, por lo que Mas carecía del poder presupuestario y comunicativo para iniciar el Movimiento separatista.

    Mientras tanto, se acrecentaba el hundimiento de Zapatero al negar la gran crisis económica del 2007, no aplicar el Estatuto del 2006, y sobretodo, por ceder frente al Goliat de la eurozona y aprobar tanto los recortes sociales de la reforma laboral del 2010, que motivaron la huelga general, como junto con la reforma constitucional exprés y sin referéndum del 2011, por la que se fijaba la estabilidad presupuestaria y la prioridad absoluta del pago de la deuda pública en los presupuestos generales, sin modificación alguna.

    Una primera frustración del independentismo del 2006 fue la aprobación del Estatuto por referéndum, pues la participación estuvo por debajo del 50% del censo, y sólo votaron a favor del Estatuto el 38% del censo, a pesar de la presión de la campaña proestatutaria. Eso mismo pasó con el proceso participativo sobre el futuro político de Cataluña del 9 de noviembre del 2014: sólo participó el 37% del censo, y ni el 30% del censo votó a favor de la independencia, a pesar de soportar la misma presión comunicativa.

    Pero en un año, el 2011, se produce un vuelco político en España:

    1. Mas es presidente a finales de diciembre del 2010, con 62 diputados, faltando 6 para la mayoría absoluta, adoptando un programa independentista de transición nacional y el derecho a decidir

    2. Rajoy es presidente el diciembre del 2011 con mayoría absoluta

    ResponderEliminar
  3. Gracias a Germinans Germinabit, por esa hermosa crónica de nuestra Patrona, en el día que precisamente es llevada en procesión hacía la Catedral, para luego volver a su Trono en la Basílica que lleva su nombre.

    Volviendo a su artículo, algunos me dirán, como vas a comparar unos Consejales del siglo XVI y XVII, con los del siglo XXI.

    Aparte de las diferencias lógicas de la ciencia y la técnica y que el ser humano, tanto era débil y pecador entonces como ahora; no obstante se aprecia una diferencia bien notable: ANTES SE TENÍA COMO REFERENCIA LA LEY DIVINA y la AUTORIDAD, se consideraba que tenía la representación divina, por eso en el cuarto mandamiento del Decálogo, tambíen hace referencia a la obediencia y respeto a la Autoridad legitimamente constituída.

    Hoy día en cambio, la SOCIEDAD como tal, prescinde DE DIOS, y al prescindir de Dios y ser el pueblo quien decide, al vivir sumergido en el PECADO, con la mayor naturalidad del mundo, al mal se le llama bien, y viceversa.

    Debemps pedir a la Virgen de la Merced como cantamos en sus Gozos, que la sigamos teniendo como PRINCESA Y PROTECTORA DE NUESTRA CIUDAD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que cuando el gobierno catalán está regido por el homicidio, la mentira, el robo y las ofensas al matrimonio y la castidad, aborto, falsificación de la historia, corrupción, matrimonio homosexual, divorcio y uniones de hecho, nada bueno puede suceder al pueblo, nosotros, y más si hemos comprado el producto defectuoso y encima lo recompramos.

      35 años desde la entrada de Pujol al gobierno en 1980 son una prueba de la paciencia generosa de Dios: ¿qué has hecho durante estos 35 años para santificarte?

      Nadie podrá negar que hay que estar muy templado para ver todo este desastre durante 35 años, tanto en Cataluña como en España, y seguir estando paciente.

      Eliminar
    2. Sr. Anónimo de las 21,38, gracias por leer mi comentario.

      Todo eso que usted enumera, no deja de ser fruto del PECADO.

      Desde el año 1975 o 1976, no hemos sido capaces de conseguir por via democrática, en valores (por usar un lenguage actual), lo que antes teníamos como "una obligación dictatorial".

      Ya sé, que el mundo o sea nuestra tendencia al bienestar al consumismo, aquello de "todos lo hacen", hacen mucho daño a las personas con alma tibia.

      En el Evangelio de ayer "... si no os hacéis como niños, no entraréis en el Reino de los Cielos..."

      Esto de hacerse como niños, no se refiere lógicamente a la picaria, a escondense detras de la cortina cuando se hace una fechoria y mamá, pregunta ¿quién ha sido?. Sino se refiere a la plena y total confianza que el niño tiene cuando va de la mano de sus padres.

      Lo mismo nos debería ocurrir a nosotros ir con toda tranquilidad de la mano de Jesús y María, pero claro esta nuestra debilidad, nuestro orgullo, amor propio, etc. que nos deja ver la mano amorosa que Dios nos tiende.

      Eliminar
  4. Barcelona: Historia de dos Ciudades20 de septiembre de 2015, 20:34

    La estrategia separatista de Mas del 2010, se incardina dentro del contexto de una situación objetiva de destrucción del Estatuto 2006, usado para implantar el futuro Estado catalán coordinado con la reforma federal de Zapatero y Maragall, con la quiebra absoluta de la Generalidad y su dependencia completa de Rajoy, la gran crisis económica del 2007 y los graves escándalos de corrupción, recortes sociales y mala gestión, que acabaron con la inculpación de fraude fiscal de Pujol el julio del 2014 y la desparición de la coalición CiU el 2015.

    Mas, con el poder de la Generalidad, ya contaba con los presupuestos para financiar el Movimiento Nacional de la AMI, ANC y Òmnium, así como del poder mediático de TV3 y Cataluña Radio, y se vio con fuerza para organizar la irredentista Diada del 2012 como paso previo para conquistar la mayoría absoluta en las elecciones anticipadas del noviembre del 2012, dándose el batacazo histórico de estudio académico internacional: queriendo llegar a los 68 diputados de la mayoría absoluta desde los 62 que tenía, pierde 15 y se queda con 50.

    Mas, desde el 2013, no tiene más remedio que jugar la carta independentista asumiendo hasta las últimas consecuencias jurídicas, políticas y sociales, en eso manda la Viquipèdia en su condición de “la Historia me juzgará”, como Companys en la Revolución de Octubre de 1934: Tornarem a sofrir, tornarem a lluitar i tornarem a vèncer... como mártires.

    Es evidente de que se trata del actual triunfo aparente y circunstancial de un relato político-histórico, propio del romanticismo nacionalista, entre David contra un Goliat que quiere aplastar la patria catalana (1640, 1714, 1936), de la que se salva un resto de Israel que, bajo la guía de un Moisés, de nuevo emprende otra travesía del desierto y paso del Jordán para llega a la utópica Ítaca.

    Es indudable que es un relato que ha ganado frente a otros relatos alternativos: hoy, el de la CUP, el de Podemos, comunista, anarquista y socialista, y en el pasado, los relatos del radical Lerroux, republicano, monárquico, alfonsino, carlista, federalista, conservador o liberal. Y es evidente de que se ha afianzado rompiendo con todas las páginas y capítulos de la Historia de Cataluña que no le interesaban, conformando una historia de búnker y trinchera de minas y alambradas, frente a una posible historia más fraterna y ecuménica, integrando las verdaderas diferencias políticas catalanas.

    En mi opinión, estos desestabilizadores sólo causarán dificultades temporales en España pero nada más, pues es cierto que la independencia sólo implica la salida inmediata de la comunidad internacional, europea y española, con la entrada en una doble comunidad de combate que querrá imponer, de un lado, los dos países catalanes y occitanos, y de otro, la uniformización lingüística del monolingüismo catalán bajo el lema de Òmnium de “una lengua, una cultura, un país”, además de la implantación de un nuevo orden social y económico progresista-izquierdista neocomunista, que desde el catolicismo, sólo es la exigencia de ordenar la sociedad según el plan satánico de la ideología de género y la cultura del descarte, la muerte y el relativismo, contrario al patrimonio espiritual catalán.

    Sorprende incomprensiblemente el ver al derechista Mas junto con Junqueras de ERC y el comunista Romeva, partidos e ideologías que durante la Guerra Civil causaron un genocidio y crímenes de lesa Humanidad y de guerra por motivos de pertenencia al catolicismo, a la clase político-social conservadora y a los desafectos de las propias izquierdas y nacionalistas. En efecto, a estos partidos e ideologías les falta pedir perdón por los paseos, las checas, los campos de concentración, la destrucción de iglesias y la muerte de sacerdotes y católicos destacados, la muerte de miembros del POUM y la CNT, la colectivización de las propiedades, y la pretensión de volar las infrastructuras de Barcelona por parte de los comunistas estalinistas, con lo que podían haber ocasionado de entre 100.000 a 200.000 ciudadanos barceloneses muertos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Unión Europea, me parece, va a exigir a los independentistas esto:

      - Debe participar el 75% del censo, unos 4,1 millones de habitantes
      - Debe votar afirmativamente el 66% del censo, unos 3,6 millones

      Estas supermayorías del censo (que no de votos afirmativos y de escaños), se justificarán en virtud de la transcendencia del acto, dado que afecta tanto a España como a Europa. Estas mayorías se harán extensibles a Escocia y cualesquiera otros.

      Además, van a haber otros requisitos:

      - Que dichas supermayorías del censo se den en todas las cuatro provincias
      - Que también se den en el 75% de los municipios de cada provincia

      Pero no sólo son necesarias supermayorías de censos, provincias y municipios, además añadirán otros requisitos:

      - La independencia sólo se realizará si es una voluntad mantenida en el tiempo, no es suficiente con una sola votación, se necesitan dos o tres más realizadas entre 4 u 8 años.

      - La independencia debe de cumplir estrictamente los requisitos de un memorándum de la Unión Europea. Todos los aspectos de la separación han de estar completamente solucionados para la Unión Europea: reparto de deuda y patrimonio público, acuerdos en sanidad y escuela, cooperación y colaboración, órganos supranacionales comunes, presupuestos.

      - Ciertas instituciones básicas de la Unión Europea deberán establecerse por acuerdos Nación-Marco: policía, juzgados, espionaje, ejército, diplomacia, fronteras, aduanas. Es decir, que el ejército español no quede afectado en nada antes y después de la independencia, por lo que implica la creación de un ejército conjunto pagado por todos.

      - Además, la constitución catalana deberá de ser aprobada por la Unión Europea cumpliendo un pliego de condiciones, en especial, en su aspecto económico, financiero y presupuestario, donde queden muy claros los pagos a pensiones, dependientes, funcionarios, deuda pública...

      Eliminar
    2. Me temo que todo quedará en marear la perdiz, pues en la Generalidad viven de cara a la galería de las citas a la posteridad, del Museo de Historia de Cataluña, de la Wikipedia, de la prensa... y nada más.

      El relato, pues, está ya construido, y de hecho se ha reafirmado en Grecia:

      "Hicimos todo lo que pudimos, quizás con desaciertos e ingenuidades, pero fuimos sinceros y valientes. No pedimos perdón por ser, por existir. Pedimos perdón por no haberlo realizado con más fuerza. La historia nos juzgará. Lo intentamos con todas nuestras fuerzas, con toda nuestra inteligencia, con toda nuestra voluntad y con todos nuestros buenos sentimientos. Lo hizimos todo, incluso lo imposible, buscando entrar en los recodos más escondidos de todas las leyes. Si caímos, si nos sacrificamos, fue por la fuerza de los elementos contrarios, en España, en Europa, de los antiguos Imperios que no nos quieren. Un día, quizá no lejano, nosotros o nuestros nietos, volveremos, lucharemos, triunfaremos. Hasta entonces, trabajar por el país, reafirmar el país, sentir el país".

      Todo ello para "tenir per a fer bullir l'olla"... y agitar el árbol para que caigan nueces y marear las perdices.

      Eliminar
    3. O sea, que sólo habrá independencia para el 2023 cumpliendo las supermayorías y teniendo todos los deberes cumplidos.

      Entonces por qué dicen que seremos indepes en 18 meses, el mayo del 2017.


      Eliminar
  5. El desaparecido abad de Montserrat20 de septiembre de 2015, 20:57

    El enlace de GG remite a este artículo del Mundo, y en ella, el abad de Montserrat, el P. Soler, hace una afirmación errónea: la lengua de un país determina la soberanía.

    "Hay textos de Juan Pablo II que dicen que la lengua es lo que denota la soberanía de un pueblo cuando éste no tiene soberanía política. La lengua es un elemento de soberanía".

    Parece que esto se lo ha sacado de dos libros proindependentistas:

    - «Ser independentista no és cap pecat» de Hilari Raguer
    - "Nació i Magisteri Pontifici" de Mn. Antoni M. Oriol Tataret (+)

    Eso no es verdad, la lengua de por sí no determina la soberanía, pues de lo contrario, los países del antiguo Imperio español, francés, portugués, inglés, belga y holandés nunca se habrían podido independizar porque compartían la misma lengua. Je.

    Hay un documento de San Juan Pablo II quem de forma rabiosamente contundente, explícita sin pelos en la lengua y radical sin fisuras, va totalmente en contra de la destrucción de la unidad nacional de España, aplicada a sensu contrario del caso de Italia:

    "Mensaje a los Obispos italianos sobre las responsabilidades de los católicos ante los desafíos del momento histórico actual", disponible en:

    w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/letters/1999/documents/hf_jp-ii_let_06011994_respons-catholic-people.html

    Un fragmento que puede aplicarse a España y Cataluña:

    "8. Amadísimos hermanos en el episcopado, nuestra común solicitud por Italia [o por España o Cataluña] no puede manifestarse sólo mediante palabras. Si la sociedad italiana [española y catalana] debe renovarse profundamente, purificándose de las sospechas recíprocas y mirando con confianza hacia su futuro, es necesario que todos los creyentes se movilicen mediante la oración común. Sé por experiencia personal lo que significó en la historia de mi nación [Polonia] esa oración. Frente al año dos mil, toda la Iglesia, y en particular toda Europa, tiene necesidad de una gran oración, que pase, como ondas convergentes, a través de las diversas Iglesias, naciones, continentes. En esta gran oración Italia (y España y Cataluña) ocupa un lugar particular..."

    ResponderEliminar
  6. Refugiados en Alemania y Barcelona20 de septiembre de 2015, 22:14

    Alemania destinará 8.500 euros por refugiado. Espera un millón de refugiados y destinará 8.500 millones de euros.

    Colau destinará 2.500 euros por refugiado. Espera 4.000 refugiados y destinará 10 millones de euros.

    En proporción, si Alemania acoge un millón, Barcelona debería de acoger unos 18.000 refugiados, con un coste de 45 millones de euros según la proporción de Colau.

    La renta básica en Alemania (que no salario mínimo, unos 1.400 €/mes) se fija en 800 a 1.000 euros mensuales, 9.600 a 12.000 al año, sin contar con las aportaciones del Estado como sanidad, escuela, vivienda. Es una cifra que se aproxima a la realidad

    En Barcelona, la renta mínima es de 426 euros al mes por persona, por lo que en un año, y sólo por este concepto y sin contar con otras ayudas, subvenciones y prestaciones de servicios, se necesitarían 20 millones de euros anuales. Es una cifra que no se aproxima a la realidad.



    http://www.libertaddigital.com/internacional/europa/2015-09-19/alemania-recortara-2500-millones-de-los-presupuestos-para-financiar-la-acogida-de-refugiados-1276557310/

    ResponderEliminar
  7. Este año era cuando la fiesta de la Mercè tenía más sentido para las autoridades civiles, pues se ha producido el éxodo masivo de emigrantes por la guerra de Siria, y los mercedarios tienen como misión ayudar a cautivos, refugiados, etc. Pero ya se sabe...

    ResponderEliminar
  8. "La Merced que se fue." Perdó, però la Mercè no ha marxat... està aquí entre nosaltres!
    I, si us plau, no sigueu tant pessimistes, tant catastrofistes, tant negatius...
    Als cristians, si de veritat ho som, ens cal més optimisme, més humilitat, més senzillesa, més perdò.... I moltes vegades tot això està absent dels comentaris que es fan aquí.

    ResponderEliminar
  9. Aradezco este escrito sobre La Merced que se fue. Sinceramente desconocia que la procesion de la Virgen de la Merced tuviera tanta importancia sgños atras. Gracias a Dios algo queda todavia, gracias al pueblo llano , a la gente sencilla que tiene FE.
    Fui a la Procesion el dia 19 de septiembre,sinceramente fue una pena no estar en la Plaza de la Catedral, pero la Misa fue muy sentida, la Catedral llena, los felireses con mucha FE.
    Sinceramete me hubiera gustado como en otros años (135 años) estuviera la alcaldesa Sra Colau. El Ayuntamien tambien en estar manifestaciones de Fe del pueblo llano y sencillo, tendria que hacer acto de presencia.
    Aum hay mucho cariño por la Patrona de Barcelona, y a ELLA se le pide con FE "protegiu nostra ciutat". Que no se piera esta tradicion tan bonita, y que nos une tanto. Acuedese Sra Alcaldesa de estar con el pueblo llano, no hay que excluirlo simplemente porque quiere estar con su Patrona por las calles de Barcelona. La Alcaldesa representa Barcelona...no nos falle la proxima vez.
    Gracias a todos los organizadores que hicieron el esfuerzo de ayudar en la Procesion de la Mare de Deu de la Merced, fue una procesion digna y muy querida.- GRACIAS


    ResponderEliminar
  10. Ese artículo es de David Cuerva Expósito. Lo publiqué en la Revista Parroquia de Pedralbes.

    ResponderEliminar
  11. ANTES SE TENÍA COMO REFERENCIA LA LEY DIVINA y la AUTORIDAD21 de septiembre de 2015, 20:33

    Sr. Trenchs, no sea iluso.

    La ley divina nunca se ha tenido como referencia. La única referencia a lo largo de la Historia ha sido el egoísmo humano.

    Digame cuándo dejó de aplicarse la ley divina: ¿antes de las guerras púnicas? ¿antes de las guerras napoleónicas?¿antes de la revolución rusa? ¿o antes de Auschwitz?

    No se engañe, tiempos pasados no fueron mejores. La atrocidad humana no es patrimonio del presente... Parece mentira que haya tantos nostálgicos, de falaces arcadias del antiguo régimen. NO HAY MAS PARAISOS QUE LOS PERDIDOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdone usted, tenía que hacer enfocado el comentario de otra forma, pero como soy muy erudito, no lo hice y me equivoqué.

      Eliminar