martes, 3 de marzo de 2015

El juez Santiago Vidal, suspendido por el CGPJ, puede ser el número 2 en la lista de Esquerra por Barcelona

Su proyecto de Constitución catalana excluye explícitamente la cooperación económica con las religiones
El juez Santiago Vidal, promotor del proyecto de Constitución para la República Catalana
El juez Santiago Vidal después de ser suspendido de sus funciones judiciales por tres años por el Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), medita la oferta que le habría llegado desde Esquerra Republicana de Catalunya para ocupar el segundo puesto en sus listas para el Ayuntamiento de Barcelona. El partido independentista cree que el juez sancionado por dedicarse a escribir una Constitución para una Cataluña independiente, puede ser un gran activo para este partido y un valor político para el futuro, sobre todo teniendo en cuenta la relevancia mediática que ha conseguido, supeditando su carrera judicial a la lucha por los intereses del nacionalismo. Vidal es considerado ya por muchos como un "patriota" y un ejemplo de valentía y firmeza frente al maligno Estado Español.

No importa que nadie le haya pedido que escriba esa Constitución, que sea un texto en que no ha intervenido ningún representante político de los partidos catalanes y por tanto del pueblo, ni siquiera cuenta con el respaldo de las poderosísimas entidades de la sociedad civil (ANC, Omnium, AMI), pero cuando alguien es atacado por los poderes del Estado o de la judicatura española automáticamente se convierte en un mártir de la causa nacional catalana y  su Constitución es ya un símbolo de la resistencia por parte de muchos sectores nacionalistas; por lo que no hay que descartar que fuese éste el proyecto que se acabara imponiendo como normativa máxima en un supuesto estado independiente.

Como suele pasar en estos casos, casi nadie se ha mirado lo que dice tal Constitución, sólo se defiende el simbolismo que representa. como en su momento pasó con los papeles de Salamanca, pero los que nos hemos interesado por ver como quedan las cuestiones religiosas, nos quedamos sobresaltados del laicismo militante y excluyente que propugna. 

Si finalmente éste fuera el marco legislativo de una futura Cataluña independiente, que se despida la Iglesia católica, y también todas las otras religiones y confesiones de recibir un céntimo del erario público. Íbamos a ser un país total y absolutamente laico, en su sentido pleno, nada de financiarse a través de la Declaración de la Renta y nada de recibir subvenciones, ni siquiera para la inmensa obra caritativa de la Iglesia. Es decir, nada que ver con lo que ahora estamos viviendo en España y lo que funciona en la mayoría de los países europeos.

Y uno se pregunta como se financiaría nuestra Iglesia catalana, que tanta suspira mayoritariamente por esa independencia. Cada día tiene menos fieles, por su nefasta y suicida pastoral progresista y nacionalista y la partida mayoritaria de todas las diócesis catalanas, con diferencia, es la que llega vía Conferencia Episcopal Española, es decir la que viene de las cruces de la Declaración de la Renta. Y por suerte para Cataluña, no de los que aquí ponen la cruz, que son muy poquitos, sino en proporción al número de parroquias y sacerdotes, con lo que sale ganando ostensiblemente.

Es sorprendente como un izquierdoso progresista como el Sr. Jordi López Camps, se queja amargamente de este proyecto de Constitución, y por tanto coincide con nosotros. Pero no se vayan a pensar que es que se ha convertido y ama a la Iglesia, nada de todo ello. Lo que pasa es que este señor forma parte del Patronato de la Montaña de Montserrat, es decir de los que gestionan los ingresos y salidas vinculadas al monasterio y su entorno. Él sabe perfectamente que sin las subvenciones de la Generalitat, Montserrat no se puede mantener, al menos tal como lo entendemos ahora.

Y esa es la triste historia de Montserrat, de obispos y abades, que han apostado claramente por el proyecto independentista, que se lo han cobrado sobradamente en subvenciones y ayudas, pero que en el caso de que Cataluña fuera independiente, si te he visto no me acuerdo. Algo parecido sucedió en los tiempos franquistas en que una buena parte del clero apostó por la lucha contra el régimen, apoyando a los partidos y sindicatos de la izquierda, pero cuando llegó la democracia, en vez de mostrar agradecimiento, sólo se han preocupado de intentar destruir a la Iglesia y todo lo que representa.
Que se prepare también la Escuela Cristiana Catalana, tan preocupada por defender la lengua y la nación catalana y tan poco la doctrina de la Iglesia y la Evangelización. Lo más probable es que también se olviden de la Escuela concertada y sólo ayuden a la pública como corresponde a los gobiernos de izquierda. Porque ante el fiasco de la familia Pujol, y de algunos otros personajes vinculados a Convergencia, da la sensación de que Esquerra se puede llevar el gato al agua, y en estos temas contará con el apoyo total y absoluto de la fuerza emergente de PODEMOS.

No sé porqué, pero hay algunas cosas que dan la sensación que ya se han vivido en este país... hace aproximadamente unos ochenta años.

Francesco Della Rovere

6 comentarios:

  1. Sr. Francesco Della Rovere, gracias por su artículo.

    EL CATALANISMO DESCATALANIZA CATALUÑA Y POR ELLO LA DESCRISTIANIZA

    Si el Abat Oliba, el padre espiritual de la Cataluña naciente desde la Marca Hispánica, o el obispo Torras i Bages, el apostol espiritual de la Cataluña moderna, que evaluando la sociedad llegó a la conclusión de que "Cataluña será cristiana o no será", vieran como la sociedad que ellos crearon y consolidaron ha degenerado tras su control por el catalanismo partitocrático, y cuales han sido las consecuencias sociales y religiosas, serían los primeros en movilizarse para combatirlo frontalmente

    LOS CATALANISTAS HAN DESCRISTIANIZADO CATALUÑA.

    DESCRISTIANIZAR ES DESCATALANIZAR.

    Porque la esencia de Cataluña, como el conjunto de las regiones de España, es el cristianismo.

    Los catalanistas, enemigos de Cataluña, por querer destruir la verdadera, manipulando su naturaleza e inventarse otra, son los principales factores de descristianización de Cataluña.

    Desde que tomaron el poder y sometieron la región, con el control totalitario de la Educación y los medios de comunicación (los públicos de forma directa y los privados mediante subvenciones) ésta ha pasado a tener los índices más bajos de religiosidad y de práctica religiosa y sacramental.

    Y a este cambio antropológico de los naturales se añadió la potenciación de la entrada de población musulmana.

    Las diversas administraciones regionales, a través de la Generalitat, controladas por CIU en solitario o con el apoyo del PP, o por el tripartito izquierdista, en su obsesión lingüística (no como elemento cultural sino de segregación) han favorecido la invasión migratoría islámica, [*]

    El catalanismo es el principal enemigo que ahora tiene la catalanidad [**] , no sólo desde el punto de vista de los problemas políticos y económicos que ha creado, sino, principalmente, desde el punto de vista de su identidad intelectual y espiritual.
    ----
    [*] Los distintos gobiernos separatistas que han sometido Cataluña las últimas décadas, a la hora de gestionar la inmigración trataron de evitar la hispana, que consideraron que no iba a aprender catalán por ya poderse entender en español, y favorecieron la magrebí, pues entendían que al ser de lengua francesa, árabe o tamazight, les sería indiferente aprender catalán o castellano.

    [**] Catalanismo y catalanidad son palabras homófonas pero antitéticas, suenan parecido pero tienen significados opuestos. De manera análoga, tal como el feminismo odia la feminidad y quiere convertir a las mujeres en hombres, o el socialismo desprecia la sociedad dominándola con el Estado, o el comunismo tiraniza la comunidad, etc... el catalanismo destruye la catalanidad inventandose un artificio contrario a la esencia de Cataluña

    ResponderEliminar
  2. Lo del juez suspendido parece un ejemplo de libro de conducta contradictoria. Por una lado, jura defender y aplicar la constitución, por otra labora en contra. Al menos, durante el franquismo había personas más coherentes: no juraban los principios y, por tanto, perdían la oportunidad de ocupar una plaza de catedrático, por ejemplo. Pero arrostraban esa penalización con gallardía. Ahora no. Ahí tienen a Mas, que cuando le conviene se siente representante del estado en Cataluña (por citar un ejemplo vistoso: acompañar al Rey y sentarse a su lado) y por otro prevarica. Gente sin principios ni dignidad.

    Pero no quisiera pasar por alto a propósito de estas conductas mezquinas la del obispo de Solsona. Los sucesos recientes de aquella población ("matar al español", siquiera simbólicamente) no se entienden sin la soflama de su obispo, una soflama contumaz. Se da un paralelo, un calco, con lo que ocurrió en Barcelona meses antes del levantamiento de 1714. Los jesuitas de Cordelles azuzaron a sus alumnos para lanzar piedras contra un catedrático de la Universidad al que malhirieron. Los jesuitas querían que determinada cátedra recayera en Cordelles no en la U/niversidad. Y la mejor manera era que la Universidad tomara partido contrario al Borbón. Por supuesto, los del fajín no salieron a la calle. Tampoco Novell en su actitud ha necesitado salir a la calle. Uno y otros sabían de las consecuencias de sus actos. Novell no puede llamarse a andana. Y menos tras repetir el traspiés.

    Que la Constitución catalana sea refractaria a la religión va de soi. Por un lado, ahí tienen a Junquera declarándose cristiano, pero a loa hora de loa verdad, donde hay que retratarse, en los votos del Parlamento, ahí tienen a los diputados de ERC bramando contra toda expresión religiosa, aunque sea para Cáritas como dice Della Rovere.

    Cuánta mala fe, cuánta desorientación doctrinal.

    ResponderEliminar
  3. Si retrocedemos 80 años, entonces...4 de marzo de 2015, 0:22

    "...No sé porqué, pero hay algunas cosas que dan la sensación que ya se han vivido en este país... hace aproximadamente unos ochenta años."

    Tenemos suerte, las izquierdas catalanas, además de anticatólicas, son anticapitalistas, con lo que tienen el germen de su propia autodestrucción.

    Van contra Dios, y van contra dos mandamientos: no robarás y no mentirás, la base del capitalismo... y de la política: no robarás la propiedad y los beneficios del prójimo, no mentirás en los contratos. Derecho de propiedad y libertad de contrato, dos derechos y libertades básicos para la autonomía y autodeterminación de la persona.

    Como demuestra el ejemplo del actual hundimiento bolivariano, las izquierdas destruyen las fuentes de la riqueza, redistribuyen pobreza y delincuencia masivamente, empobrecen y hacen emigrar a la clase media, y en política son totalitarias, tiránicas, antidemocráticas y liberticidas.

    Y en Cataluña, las izquierdas, como hace 80 años, acabaron en guerra civil entre ellas:

    - la primera guerra civil entre las izquierdas se dio entre los anarquistas y los republicanos en las revueltas insurreccionales anarquistas de enero y diciembre de 1933

    - la segunda guerra civil fue en la Revolución de Octubre de 1934, cuando los 'rojo-separatistas' (PSOE-UGT, CNT-FAI, PCE, ERC) hicieron un alzamiento, rebelión militar, golpe de Estado (Cataluña) y genocidio (Asturias) contra los republicanos radicales y la CEDA

    - la tercera guerra civil se dio el Mayo del 1937 en Barcelona entre los estalinistas del PCE-PSUC y la ERC de Companys contra los trosquistas del POUM (secuestro, tortura y asesinato de Andreu Nin) y los anarquistas de la CNT-FAI

    - la cuarta guerra civil fue el golpe de Casado del Marzo de 1939 en Madrid, en la que se formó una alianza de todos contra los comunistas: republicanos, el PSOE de Besteiro, UGT y anarquistas, contra los estalinistas del PCE y el PSOE de Negrín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anna Allen, Ada Colau, Santiago Vidal, Jordi Pujol4 de marzo de 2015, 15:21

      En Cataluña estamos de que mala suerte, como dijo José Vélez Pepe Gafe:

      - La Gran Mentira catalana, encabezada por Pujol

      - La Pequeña Mentira de la actriz gerundense Anna Allen y el Photoshop: aparece hasta en la Corte de Ramsés II con Moisés

      - Ada Colau, y su reivindicación de Puig Antich, situado entre el terrorismo anarquista y la banda armada delincuencial, enamorada porque parece que Puig fue fusilado el 2 de marzo de 1974 y Ada nació el 3 de marzo del 1974: conexión cósmico-telúrica, como diría Dalí

      (biografía interesante la de Puig Antich: de familia trabajadora, aburguesada, católica, republicana y exiliada, escolarizado en colegios católicos, su hermano psiquiatra famoso en los EEUU)

      - Santiago Vidal, juez y obrero voluntario del ramo de la construcción constitucional por cuenta ajena. Su padre fue médico, militar y alcalde franquista (igual que el padre de Josep Piqué).

      - La Revolución de Octubre de 1934 fue muy grave, pues fue un golpe de Estado y alzamiento militar de nada más y nada menos que de los Padres Fundadores de la II República, y represento su primera deslegitimación en el ámbito de la oposición: PSOE, PCE, ERC y partidos republicanos. Fue la primera batalla de la Guerra Civil, y el magnicidio de Calvo Sotelo el 13 de julio de 1936 acabó por deslegitimar democráticamente, por segunda vez, al gobierno del Frente Popular.

      Eliminar
  4. En mi opinión, esta situación no es superponible a la de los años 30, aunque tenga muchas similitudes.

    Todo no es igual y no solo porque las personas sean otras. Todos los recursos han sido empleados para esa ingeniería continuada de pastoreo desde hace 35 años. Incluida la propia Iglesia Católica representada por sus Obispos en Cataluña, con su documento “Arrels Cristianes” se ha entregado a la causa. Aunque parte del clero empezó mucho antes haciendo daño, en el tardofranquismo.
    Goebbels no lo hubiera hecho mejor: “Hay que hacer creer al pueblo que el hambre, la sed, la escasez y las enfermedades son culpa de nuestros opositores y hacer que nuestros simpatizantes se lo repitan en todo momento”.

    El discurso nacionalista odia a Cataluña. Y el discurso de cierta izquierda española odia a España. El discurso de la derecha no es ese, pero se ha distinguido por la omisión.
    Son tiempos en que da lo mismo aquello y lo contrario. Todo es relativo y directamente proporcionar a la posibilidad de medrar.

    (Ahora el relativista de turno dirá: no hay que ser “fanático irracional”. Como algún comentarista incompetente para la formación de sus propias ideas, me ha vomitado).

    ResponderEliminar
  5. Publico mi articulo en Dolça Catalunya.com
    Sabemos que el nacionalismo consiste en sustituir el cristianismo por el culto del idolillo llamado “la nació”. Por en medio es necesario diluir la fe de los catalanes en una especie de batiburrillo irenista, que suele cristalizar en libros de autoayuda con consignas huecas del tipo “sigue tu corazón” o “conéctate con el alma del mundo”; una vez licuado el cristianismo en este caldo sensiblero, es más fácil presentar “la nació” como el ente salvador que nos llevará a Catadisney, el noupaís donde todos seremos ricos y tendremos helado de postre.

    Hoy nos enteramos de que el autor de “la Vidala” (la constitució nacionalista de Catalunya) es miembro del consejo asesor del CETR, el Centro de Estudios de las Tradiciones de Sabiduría, “un espacio laico al servicio del estudio y el cultivo de la calidad humana”.

    CETR

    Parece todo muy bonito. Pero no se lo pierdan. El chiringuito se dedica a divulgar los tópicos new age: “la sabiduría que viene en las formas religiosas del pasado pero que está más allá de ellas” (y al parecer más acá de los miembros del CETR), hablar de “los grandes maestros” (¿jedis?), fomentar una “espiritualidad laica y sin creencias” (¿y eso qué es?), buscar “un conocimiento en el que el sujeto que conoce se silencia hasta desaparecer en una noticia, que es luz y fuego” (ay Vidal, no deje que le hagan esta cursilada), “abandonar los sistemas simbólicos de la propia tradición” pues “ninguno tiene más sacralidad que otro” (es la definición de relativismo), o estar “desnudos de creencias, tanto laicas como religiosas” (¿y esto no es una creencia?). O sea una mezcla de fantasmagorías masónicas pasadas por la autoayuda, escolti. Y también bastante de yoga y budismo, según parece por la lista de “profesores” y actividades del centro.

    Eso sí, después de endilgarnos esta lista de creencias, Santiago (y cierra España) Vidal y sus compañeros del CETR tienen la cara de decirnos que “no tenemos creencias, sólo tenemos postulados y proyectos”. El proyecto de Vidal, hijo del alcalde franquista de Sant Sadurní d’Anoia y nieto de un falangista “de la primera hora condecorado con la Medalla de la Vieja Guardia“, ya sabemos cuál es: la “Vidala” o constitució separatista que nos ha redactado con “un grup d’ amics”, quizás sus colegas newagers del CERT.

    Ya lo ven: el padre de la “Vidala” es un juez expedientado por “ignorancia inexcusable de la ley”, relativista que dice no creer en nada pero profesa un gazpacho de new age, mientras adora al idolillo de “la nació”. Y tiene la cara de decir que le interesa la “calidad humana”, cuando su “Vidala” proscribe la lengua de la mayoría de catalanes, y en este vídeo dejó al locutor boquiabierto al decir que en la Catalunya separada los jueces “espanyols” se irían de Catalunya.

    Sr. Vidal, se pierde ud. en la autoayuda relamida. Deje que los dolços le ayudemos a aclararse. Ud. es nacionalista, su dios es “la nació”, su filosofía el relativismo siempre que no ponga en duda el absoluto dretadecidir y demás creencias nacionalistas, y su pasatiempo es charlar con los del CETR sobre cómo “desaparecer en luz y fuego”, quizás mientras practica la posición del cisne y escribe la “Vidala”.

    Déu meu, i això són els salvapàtries del noupaís?

    Dolça i masònica Catalunya…

    ResponderEliminar