martes, 24 de febrero de 2015

El aborto nunca es justificable

Hablando con una buena persona que se presenta como cristiana de las que van a la Santa Misa, rezan, se confiesan con cierta frecuencia, y manifiestan que creen lo que la iglesia enseña, etc., salió el tema del aborto.
Me quedé frío delante de su afirmación: “en según qué casos creo que sí que es mejor abortar”. Y siguió: “por ejemplo en el caso de una violación o en una malformación del feto”. Estas palabras que me dijo esta persona nos llevaron a una larga conversación. Espero que, con la ayuda del Señor, haya servido para que vea su grave equivocación.
Leyendo hasta este punto, seguro que muchos de ustedes pensarán, que esta manera de pensar es habitual en muchos cristianos que se profesan católicos y a favor de la vida. Creo que sí, tienen razón… pero, no podemos consentir que esta moral deformada e infectada nos afecte debilitando nuestro pensamiento y nuestra fe.

Como personas que razonamos y más aún, como cristianos, debemos saber y estar plenamente convencidos de que hay unas verdades fundamentales que no pueden ser manipuladas, ni cambiadas, con la aparente buena intención de adaptarnos a nuestros tiempos o con una falsa caridad en el momento de juzgar un caso concreto. Una de estas verdades fundamentales es que el hombre no es el dueño de la vida. Dios es el creador y Él nos ha dado la vida. Nosotros no la hemos fabricado ni, incluso, comprado. Nuestros padres, con una naturaleza dada por Dios, han colaborado con la voluntad creadora de Dios, ¡no más! Siempre, siempre, siempre, una nueva concepción sea en las condiciones que sean, sea por los motivos que sean, es un don de Dios. Nosotros no podemos parar, de la manera que sea, el desarrollo de una nueva vida. Este fundamento de que la vida es un don de Dios sirve para cada uno de los casos y el hombre no puede bajo ninguna excusa prescindir de esto. A no ser… que quiera convertirse en un asesino. Y si me permiten, un asesino de lo más pérfido y malévolo: ya que mata al niño/a más débil, inocente y pobre de la tierra.
Recordemos cómo empiezan los Mandamientos en el Deuteronomio (5:6): “Yo soy el Señor tu Dios”. Si olvidamos este principio, todo lo demàs se desmonta. Si el Señor no es nuestro Dios y dueño de la vida, pasamos a ser nosotros los dueños: paradójicamente los dueños esclavos. A partir de ahí el hombre puede disponer de su vida y de la ajena mientras sea capaz de juntar votos o fuerza suficientes.
Un segundo fundamento que quisiera desarrollar brevemente es: que si queremos ser coherentes como personas y como cristianos, debemos defender siempre al más débil. La defensa del débil está siempre presente en la Palabra de Dios. El Señor siempre se revela defensor de los pobres, de la viudas (antiguamente quedaban desamparadas si no tenían familia), enfermos, etc. y de los que aún no han nacido.
Si entendemos estos dos fundamentes de la moral cristiana y también de una correcta actuación social, comprenderemos que nunca hay una razón para abortar. Aunque sea a causa de una violación, malformación del feto, enfermedad de la madre, etc.
Nos pueden acusar de “fundamentalistas” con la connotación negativa que conlleva. Pero también tiene una connotación positiva, es decir, creemos que hay una Verdad que se nos ha manifestado y que esta Verdad está por encima de nuestros pobres razonamientos. Y esta verdad no puede ser apartada bajo ninguna excusa. Tenemos un fundamento que nos sostiene, y este fundamento tiene como raíz el Amor de Dios que nos enseña cómo amar y nos dirige siempre a defender al más débil.
No dejemos que el relativismo y una caridad falsa nos lleven a apoyar el aborto en algún caso en concreto. Nunca podemos defender que el débil e inocente pague por algo por lo cual no tiene culpa y no se puede defender.
¿Hay alguna acción más grave que la de matar a un niño en el seno de su madre?... Me pongo a pensar y no la encuentro.
¡Señor! Ten piedad de nosotros.
Aprovecho para invitar a la marcha por la vida que se realiza en diversos lugares del mundo, y en concreto, cada 25 de mes en Barcelona, es decir hoy mismo. Empezamos a las 20:30h delante del Hospital de San Pablo hasta la Sagrada Familia.
Mn. Jordi Gutiérrez Bassa

21 comentarios:

  1. Gracias, padre por este magnífico testimonio. La marcha por la vida en Barcelona -capital europea del aborto- es una una luz que las tinieblas de la muerte y la mentira no podrán apagar.

    ResponderEliminar
  2. Mn. Jordi Gutiérrez Bassa, muchas gracias por su artículo y testimonio en poner el nombre completo.

    Testimonio de Lianna Rebolledo es una mujer mexicana de 33 años de edad. En una reciente entrevista televisiva relató que tras haber sido víctima de una violación a los 13 años, nunca pensó el aborto para su hija, que ahora tiene 20 años. La muchacha le agradece haberla conservado pese a las presiones de su entorno para acabar con su vida.

    Rebolledo, en entrevista concedida a Telestai, canal 159 de Cablevisión, contó lo difícil que fue haber pasado por el trauma de la violación. "Yo tuve mi niña a los 13 años producto de una violación. Me salvó la vida mi hija, haberla tenido en circunstancias tan difíciles. En mi caso nunca fue una opción el aborto, nunca fue considerado. Fue una situación difícil pero ella fue lo que me motivó a seguir viviendo", contó.

    Lianna Rebolledo explicó luego que superar la violación fue "un proceso muy difícil porque nunca te imaginas. Siempre piensas que le puede pasar a cualquier persona pero que no te puede pasar a ti. Cuando tú lo vives sientes que es el peor momento de tu vida. Fue bastante agresivo, la situación fue muy violenta. Y no entendía, a esa edad tú no entiendes por qué estás viviendo una situación así".

    Luego de contar que intentó suicidarse por haber sido víctima de una violación, y no por el embarazo, Lianna contó que "el médico me dijo no te preocupes, no se te va a lograr, tu matriz está muy infantil, estás muy débil, has bajado mucho de peso, va a ser un embarazo de alto riesgo, corre tu vida peligro así que voy a conversar con tu mamá. Las enfermeras me decían puede ser un embarazo ectópico, no te preocupes, no entendía por qué me decían no te preocupes".

    Rebolledo relató entonces que fue fundamental para ella escuchar los latidos del corazón de su pequeña: "cuando yo escuché la palabra corazón pensé tengo algo conmigo, que es mío, me pertenece y no voy a estar sola".
    "Había algo que me decía: ‘ya tengo por quien vivir’".

    ResponderEliminar
  3. Continuación.../...

    Ahora con 20 años, su hija, dijo "va a llegar a ser algo grande, sé que su vida tiene un propósito".
    Cuando estuvo embarazada, señaló Rebolledo, "mucha gente se burló de mí, muchos me decían ya nadie te va a querer, ya te echaron la vida a perder".
    No se amilanó ante las dificultades y destacó que su hija: "es lo más gratificante que he tenido".
    Tras indicar que su joven hija sabe toda la historia, Lianna resaltó "no me arrepiento de nada. Ella es la única que me consuela. La que está conmigo. La que ha estado conmigo en los momentos más difíciles".
    "Hoy me pongo a pensar ¿cómo es posible que piensen que estos seres (los no nacidos) no tienen derecho a vivir? Cuando te traen tantas alegrías, llenan de vida, cuando en los momentos difíciles están ahí contigo".
    Al hablar nuevamente sobre el aborto, Rebolledo dijo que "no creo que sea una opción. Si no lo quieren, pueden darlo en adopción. El embarazo no es el problema. El problema es ¿qué está pasando para que niñas tan pequeñitas queden embarazadas a temprana edad?", cuestionó.
    Al ser preguntada sobre su "secreto" para salir adelante, Liana Rebolledo comentó que eso es darse cuenta de que "no importa las circunstancias en que se dé, y que todo tiene un motivo, una razón en la vida. Amor, mucho amor a la vida".
    Refiriéndose luego a su activismo pro-vida voluntario, la mujer indicó que va "a las clínicas abortivas los sábados y tratas de platicar con ellas haciéndoles saber que hay solución, que hay esperanzas, que sí se puede. En todo el tiempo que he ido sólo vi un caso de violación".
    A las muchachas que se encuentran en su situación, Liana las exhortó a creer "mucho en su capacidad. Sí se puede, tú puede salir adelante. Ten fe y esperanza para poder lograrlo. Visualiza tu meta. Cuando tienes estos seres a tu lado, puede hacerlo, ellos te apoyan. Al final del día te das cuenta que todo valió la pena".
    Para concluir la entrevista y refiriéndose a su hija, Rebolledo aseguró: "si tuviera que volver a vivir lo mismo, lo haría con tal de conocerla a ella"

    ResponderEliminar
  4. Bien, Mn. Custodio, Gutiérrez...

    A ver si se suma el antístite de Barcelona.

    A ver si el Templo de la Sagrada Familia se consagra como el templo católico universal a la defensa de la vida, familia y matrimonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Anónimo de las 23:58,

      Usted nos dice: "A ver si el Templo de la Sagrada Familia se consagra como el templo católico universal a la defensa de la vida, familia y matrimonio."

      Dios lo quiera para su honor y gloria. Así como para bien de la familia en particular y de la sociedad en general.

      Pero me temo que el problema es que la cultura de la muerte pretende ganar la batalla a la cultura de la vida, como si de términos políticos se tratara.

      El tema es mucho más importante de lo que nos podemos creer.

      Hoy día se ha globalizado tanto la cultura de la muerte (aborto y eutanasia especialmente), que ya forman parte de conversaciones habituales en según que ambientes, cuando tenemos en juego la vida eterna de nuestras almas.

      La Iglesia Católica, creo que como Maestra nos ha enseñado tanto por el Decálogo como por su Magisterio a lo largo de los siglos, que la cultura de la muerte nos aparta del Amor de Dios y por tanto le cerramos la puerta a su MISERICORDIA INFINITA y se la abrimos a Satanás.

      Dios al igual que con el hijo pródigo, siempre nos espera que le pidamos perdón, pero respetando siempre nuestra libertad.

      Eliminar
  5. Una innovación que debería de tener el movimiento provida, es la protección de la madre y del hijo durante, como mínimo de los primeros años de vida del niño.

    La madre, muchas, necesitan ayuda permanente para educar a un hijo.

    No sólo es decir "no" al aborto, hay que continuar con la educación, almenos hasta los 12 años, momento en que se forma la personalidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Vaticano y Francisco deberían de ser los primeros en el mundo católico de abrir un Salón Bergoglio para madres que no quieren abortar.

      Está bien que el Vaticano abra una barbería y unas duchas para los pobres de Roma (con regalo de un paraguas perdido), pero esto no es suficiente, se queda en una medida propia del populismo peronista, parecido al berlangista 'ponga un pobre a la mesa': le das comida y luego lo largas a paseo, y tú te quedas bien cara a los demás.

      En el caso de la madre con el hijo que no ha abortado, estos dos necesitan una ayuda persistente y continuada durante años, y necesitan muchos recursos, económicos también, sostenidos durante muchos años.

      Caritas y Manos Unidas deberían de tener una sección para madres e hijos que han escapado del aborto. Pero si no son capaces ni competentes para hacerlo, la Iglesia (laicos y clérigos) tenemos la obligación de crear una organización social específica para madres e hijos no abortados, por ejemplo, 'Red Madre'.

      El desafío para el movimiento provida es dar una ayuda continuada en el tiempo para el beneficio de todas las madres que no han abortado.

      El criterio de ayuda debería de ser según el principio de opción preferencial por los más pobres de la periferia existencial.

      Por ejemplo, optar preferentemente por las madres han tenido hijos con enfermedades, discapacidades y malformaciones: necesitan medicinas, ortopedias, médicos y profesionales especializados que son escasos y caros.

      También por ejemplo, optar por madres adolescentes o que han sufrido desamparo familiar o del padre, que han sido objeto de violencia o nueva esclavitud (emigración, trabajo esclavo).

      Otro frente de batalla de los movimiento provida es la reclamación a los Estados del cumplimiento íntegro de los principios del Estado del bienestar y la justicia social: el Estado está para proteger a los más pobres, y estos son, en primer lugar, la madre y su hijo, con preferencia sobre cualquier otro.

      Y también debería de recordar a los obispos, cardenales y superiores religiosos y de los nuevos movimientos, que la defensa de la vida, la familia y el matrimonio forman parte inexcusable e indivisible de las nuevas periferias y las nuevas esclavitudes, y que no hacerlo forma parte de una participación activa y culposa en la difusión del plan satánico (carta de Bergoglio a las carmelitas bonaerenses, 22 junio 2010).

      Eliminar
  6. Hoy el gran problema es el emotivismo y hay que tenerlo en cuenta cuando se evangeliza.

    ¡Pobrecita la violada y la que le estresa tener un hijo, pobrecita! A través del filtro emotivo se justifica el aborto y también la eutanasia. La moral objetiva se ha cambiado por el subjetivismo emocional.

    El emotivismo es común en la sociedad actual, pero aquí como problema se sobreañade la protestantización de la fe católica, que hace que muchos fieles recurran a la conciencia no informada, inducidos en bastantes casos por los pastores.

    Los pastores llevan años inhibidos de enseñar la moral sexual católica. No hablan del amor humano. Lo reservan para los cursillos prematrimoniales, pasados los 30 años, cuando la educación afectivo sexual debiera empezar ya en los niños.

    Se refugian en el discurso abstracto de amaos los unos a los otros. Pero a los adolescentes y jóvenes nadie les explica concretamente de que se trata ese amor. Los jóvenes no saben lo que es el amor, lo confunden con el emotivismo, con la consiguiente mala gestión de su sexualidad cuyo resultado es el aborto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El documento "La verdad del amor humano. Orientaciones sobre el amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiar" de la Conferencia Episcopal Española, 2012 habla de la “Educación afectivo sexual” y algunos puntos son:

      Basada en una “antropología adecuada” de San Juan Pablo II, para que la persona responda a su vocación al amor.

      Descubrir la verdad y el significado del lenguaje del cuerpo permitirá saber identificar las expresiones de amor auténtico y valorar debidamente el significado de la fecundidad. Se desprende que esta es una educación en la virtud de la castidad.

      Debe estar iluminada desde Cristo y partir de las experiencias básicas que todo hombre vive y en las que encuentra el sentido de su existencia. Con formación en el evangelio del matrimonio y de la familia para responder a cualquier cuestión planteada por la ideología.

      Puede prestar un gran servicio el CIC (2331-2400).

      La familia es el lugar adecuado para esa educación y formación y ahora se hace más urgente si se advierte que las disposiciones legales al respecto permiten al estado dirigir este ámbito de educación e introducir ideologías de género o emotivistas.

      Se iniciará en la infancia y se prolongará después en la pre-adolescencia.

      http://www.conferenciaepiscopal.es/index.php/documentos-plenaria/2843-la-verdad-del-amor-humano-orientaciones-sobre-el-amor-conyugal-la-ideologia-de-genero-y-la-legislacion-familiar.html

      Eliminar
    2. Otros puntos de citado documento anterior de la CEE:

      1. Docencia especifica del matrimonio en etapas
      Además de la Educación afectivo sexual, llama a la preparación al matrimonio como un proceso gradual y continuo que la exhortación apostólica Familiaris Consortio sistematiza en tres etapas: preparación remota, próxima e inmediata.
      Etapas que dependen de una iniciación cristiana previa (niños, adolescentes, jóvenes, y adultos) que promueva con la gracia de Dios, sujetos cristianos capaces de vivir la vocación al amor como seguimiento de Cristo. Sin ella la preparación al matrimonio y la vida matrimonial se privan de la base que las sustenta.

      2. Discernir la vocación esponsal
      Propiciar en la pastoral juvenil, itinerarios de fe que den contenido al noviazgo y pensados en clave de evangelización que proponga la totalidad de la vida cristiana desde la perspectiva de la vocación al amor. Debe consistir en una formación integral de las personas en un crecimiento humano, que comprenda la maduración en las virtudes humanas, en la fe, en la oración, la vida litúrgica, el compromiso eclesial y social etc...

      3. Acompañamiento de cercanía a los hombres y mujeres que ven roto su matrimonio y a las familias que sufren la crisis que padecemos
      Redobla el esfuerzo de ayuda.

      4. Nueva evangelización como respuesta a la ideología de género y a la crisis matrimonial
      Promover la formación del sujeto cristiano. El conocimiento de Jesucristo abrirá el camino al aprecio de la belleza de la verdad del ser humano y de su vocación de amor.

      5. Carencia en agentes de pastoral prematrimonial y familiar son notables
      Se necesitan nuevos evangelizadores que testifiquen con su vida que para Dios no hay nada imposible. Se llama a recuperar la alegría de los orígenes de la experiencia cristiana y aboga por un profundo cambio de mentalidad, una auténtica metánoia, una conversión radical, una transformación profunda de la mente y del corazón

      6. Familia como sujeto y capital social primero en cualquier sociedad
      El matrimonio es un bien social de primer orden. Es necesario romper los clichés que lo presentan como un estorbo para el desarrollo de la persona y de la sociedad. Custodia el amor de las personas y se constituye en valioso capital social. Los hijos son una contribución decisiva para el desarrollo de la sociedad que debe ser reconocida adecuadamente por el estado. Alerta del desierto demográfico que se avecina.
      Se requiere una política familiar estructurada y suficientemente dotada de recursos económicos. Incide en los emigrantes y en la mujer para que encuentre en el trabajo y en el hogar su plena realización; también para que la pareja que contraiga matrimonio sea decididamente apoyada por el estado; para que se defienda la vida de los hijos como sagrada e inviolable desde el momento de su concepción; para que la natalidad sea dignificada, valorada y apoyada jurídica, social y legislativamente.

      Eliminar
    3. Con relación a la pastoral, el anterior escrito de la CEE, hace una barrido de los documentos magisteriales desde Pablo VI, Vaticano II y sigue con los de San Juan Pablo II y Benedicto XVI relacionados con el amor humano, ofreciendo el riquísimo legado sobre la sexualidad humana, el amor humano, el matrimonio y la familia de San Juan Pablo II.

      Define y pone el amor como centro de su pastoral, el amor que sabe generar vida pues nace de la experiencia de una fecundidad sin parangón, la del Padre que sacia a todos de bienes y brota de la Gracia de su Hijo Jesucristo derrochada sobre nosotros.

      Llama continuamente a una nueva evangelización en el anuncio y la promoción de la verdad del amor humano, definiendo a la persona en su integridad desde una "antropología adecuada" que lleve a la "comunión entre personas" siempre iluminada desde Cristo. Así, se ofrecerá el camino de felicidad a las personas y el fortalecimiento de la sociedad.

      Propone una pastoral de la experiencia concreta del amor, alumbrada por la Fe, ubicada en la Iglesia doméstica que es la familia, primer lugar de evangelización. Pone a la familia como centro de la Iglesia pero también como centro de la sociedad y alerta de la autonomía del individuo.

      De este modo, da paso a un modelo de pastoral adecuada, con un corazón que es el amor alumbrado a la luz de Cristo, permitiendo desechar definitivamente el modelo de pastoral fragmentada, mecanicista y subjetivista donde la teología del amor quedaba aún por definir.

      En definitiva, la cultura del matrimonio y la familia son por excelencia una tarea social y se constituyen en una misión y gracia eclesial.

      Eliminar
  7. Suele afirmarse que los avances y los cambios nacen de la improvisación, del azar. De lo que los ingleses llaman serendipity. No es verdad. O al menos no es toda la verdad. En el progreso científico, por ejemplo, se alternan las revoluciones promovidas por nuevas ideas con las exploraciones llevatasdas a cabo por nuevas herramientas.

    En el caso de la moral social, el progreso debería venir de las ideas, de la claridad de ideas, como muestra con rigor el blog de hoy, y de unos medios que apuntalaran esa doctrina. Por ceñirnos al caso de la defensa de la vida. Por un lado está la doctrina iusnaturalista de cuya defensa han abdicado los obispos que en Cataluña tienen responsabilidad directa (cardenal, obispo de Tarrasa, etcétera). Por otro la ignorancia culpable y la irresponsabilidad manifiesta. Me refiero a la necesidad de escoger personas adecuadas para lugares o puestos cuya repercusión en la defensa de la doctrina es crítica., Pensemos en el Instituto Borja de Bioética y al profesorado del mismo.

    Colocaron a una señorita al frente, tiempo atrás, cuyo desconocimiento de la ética médica es oceánico. ¿Por qué no la sustituyeron por Mercedes Aroz que ha demostrado, con su propia vida, un conocimiento riguroso de la doctrina de la Iglesia en bioética (células madre, aborto, etcétera)? ¿Por qué señores obispos?

    La Iglesia necesita conocimiento y ética. ¿Cuándo mostrarán ambos los obispos de acá?

    ResponderEliminar
  8. A Excalibur, el perro, se le puede matar si pone en riesgo a la comunidad. Pero una persona tiene “dignidad” y no se la puede eliminar.

    A los ateos y agnósticos se les podría decir que la dignidad de la persona sigue presente en esta sociedad aunque no se tengan creencias religiosas. La ciencia dice que se es persona en el momento de la concepción y en ese momento la persona por serlo ya tiene dignidad. Y en virtud de esa dignidad no se la puede hacer daño alguno.

    El concepto dignidad empezó en el cristianismo. En Gálatas 3, 28: “No hay ya judío ni gentil, no hay esclavo ni libre, no hay hombre ni mujer, pues todos vosotros uno sois en Cristo Jesús”.

    Se reivindica el valor de la persona individual. Cada hombre vale en sí mismo, por eso en las comunidades cristianas antiguas se rechazaba el aborto, y se llamaba al cuidado de los débiles y enfermos y así se llega al concepto actual, tras otras modificaciones.

    El concepto teórico de persona aparece en las discusiones cristológicas y trinitarias, es un concepto de la discusión teológica. Surge al discutir quién es Dios y quién es Cristo. Así se llega a la formulación de persona-naturaleza: en Dios hay tres personas y una naturaleza, en Cristo una persona en dos naturalezas. La persona sería lo único e irrepetible de cada sujeto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sra. Laura. agradecido y totalmente de acuerdo con su comentario.

      Es más, la defensa de la vida, no es exclusivo de los católicos practicantes ni mucho menos, lo que ocurre es la Sociedad en general se ha vuelto tan laicista, que hace del aborto, su bandera de la libertad y de la liberación de la mujer, cuando en realidad la hacen esclava.

      Las feministas, alegan que con su cuerpo hacen lo que quieren. No hay nada más hipócrita que esta afirmación. Ellas, al igual que nosotros, somos cada uno y cada una un don de Dios.

      Ciertamente Dios nos da la libertad y la respetará hasta el final, pero a lo largo de la vida, se va haciendo el encontradizo para que, sin renunciar a la libertad, le busquemos y le abramos nuestro corazón a su AMOR infinito

      Eliminar
  9. El papa Francisco dijo hace poco de "que no hace falta hablar en los medios católicos continuamente del Aborto, y se debería hablar del Aborto dentro de un contexto". Esta pequeña crítica a bien seguro va dirigida a algunos medios que se han especializado en el tema del Aborto y no hablan de nada más. La especialización es buena hasta cierto punto pero a veces resulta cansada porque se centra en un solo tema. Es un detalle a corregir entre todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eusebio Val y sus comparaciones con la yihad25 de febrero de 2015, 15:54

      El periodista Eusebio Val ha publicado un insensato, ignorante y manipulador artículo en La Vanguardia del día de hoy, titulado "Tomaremos Roma", sobre la amenaza yihadista contra el catolicismo.

      En síntesis, dice que hace 415 años, la Inquisición cortó la lengua y quemó a Giordano Bruno, y hoy, otros fanáticos religiosos aliados con el totalitarismo político, cortan cabezas y queman en hogueras: el yihadismo.

      1. La contextualización no sólo es básica, esencial y fundamental, es vital, sobretodo para delimitar el periodismo mediocre del periodismo de calidad y excelencia. No se puede comparar el caso Bruno con la barbaridad yihadista: esto es justificar la crueldad, salvajada, atrocidad y barbarie del yihadismo.

      2. La catolicidad, durante los siglos XVI y XVII, estaba en estado de sitio: protestantes (1517), anglicanos (1533), otomanos (sitio de Viena, 1529), ortodoxos (desde el siglo XI; Rusia en 1488-1589); en España, además, estaban la brujería pagana, los moriscos peninsulares y la piratería berberisca de Argel, que no acabó militarmente hasta finales del siglo XVIII; además, comenzaban los conflictos con Portugal, Cataluña, Inglaterra y Francia.

      El peligro para la catolicidad era total, porque los regímenes políticos totalitarios eran todos contrarios al catolicismo hasta la persecución y la muerte: anglicanos, protestantes, otomanos y ortodoxos.

      3. La Inquisición se entiende en el contexto anterior, correlacionado con los contextos del resto de países del entorno.

      La Inquisición no puede nunca jamás ser comparada con el yihadismo del Estado Islámico, porque la Inquisición era un tribunal basado en un procedimiento judicial reglado y garantista con tipos penales, sistemas de interrogatorio y sanciones, ¡todo ello según el contexto en la época!, la mayoría de ellos basados en el derecho procesal romano. Muchos santos fueron inquisidores, como San Pedro mártir de Verona o san Raimon de Peñafort.

      El Estado Islámico es, simplemente, una organización genocida y terrorista que ignora todo tipo de derecho, clemencia y justicia; los Estados ateos comunistas y anarquistas del siglo XX, el Estado ilustrado del Terror revolucionario del siglo XVIII, y las democracias abortistas y eutanasistas son más afines al yihadismo por su crueldad antihumana contra el cristianismo y los derechos humanos.

      4. La catolicidad universal, además, durante los siglos XVIII al XX, sufriría el genocidio de tres totalitarismos políticos tiránicos: la Ilustración masónica liberal (genodicio de católicos en La Vendé y el Terror), el anarquismo y el marxismo (éste con 100 millones de muertos durante 70 años, desde 1917 a 1989, persistiendo aún China y Corea del Norte).

      5. En España, la persecución a la Iglesia católica empezó en 1823 con el asesinato por el liberalismo masónico del obispo de Vic, el Siervo de Dios Ramon Strauch i Vidal, y acabó en 1939, con el cuádruple asesinato de obispos en territorio de la Generalidad de Cataluña y de la II República por el anarquismo, comunismo y socialismo durante la Guerra Civil de 1936-1939: los obispos Irurita de Barcelona, Manuel Borràs de Tarragona, Salvi Huix de Lérida y Anselmo Polanco de Teruel, en Pont de Molins el febrero de 1939.

      6. Sólo a Barcelona y Cataluña le corresponde aún el honor de encabezar el liderato mundial de bestialismo, animalidad y neardentalismo contra el catolicismo y la humanidad en general, más que el yihadismo, el nazismo y el comunismo.

      En efecto, en la Guerra Civil, entre muchos otros, la Beata Apolonia del Santísimo Sacramento Lizárraga, 69 años, madre general de las Hermanas Carmelitas de la Caridad, en septiembre de 1936 fue asesinada y descuartizada en cuatro trozos, y luego en lonchas, para ser devorada por una piara de 42 cerdos por el "Jorobado", jefe anarquista de la checa de San Elías de Barcelona. De esto hace sólo 80 años y entre nosotros y por los nuestros.

      Cataluña y Barcelona siguen liderando la violación de los derechos humanos en España: por ejemplo, con más de 20.000 abortos anuales.

      Eliminar
    2. A ese patán de la crítica histórica, hay que decirle que hay un análisis histórico retrospectivo en el que se compara a las víctimas por la Inquisición y a las víctimas por la caza de brujas en la Europa de la misma época durante las guerras de religión en Europa.

      Concluye el estudio, científico, diciendo, que la estructura de la Inquisición fue una herramienta de óptima eficacia para prevenir, comparado con el genocidio esperpéntico causado por la caza de brujas en Europa.

      En este momento no tengo la referencia, pero hace 2-3 años que se publicó, la autora es una mujer y diría que es americana (quizás hispana).

      También debería leer a Vittorio Messori que tiene publicado una exégesis histórica sobre el tema.

      Eliminar
    3. La bestialidad del anticatolicismo catalán25 de febrero de 2015, 19:17

      Una historia de la brutalidad republicana catalana durante la Guerra Civil, que no consta en la falsa memoria histórica oficial:

      Era el 17 de julio de 1936 y en Tremp estalló la guerra civil. Veraneaban una madre, su hija de pocos días y un tío sacerdote de la parroquia de Josepets de Barcelona.

      Ante la persecución genocida de católicos, derechistas y por razón de adscripción de clase socioeconómica (no ser revolucionario), tomaron un taxi para ir a Barcelona. En el coche iban el taxista, la madre y su hija casi recién nacida y su tío sacerdote, vestido de laico, con sombrero para disimular la coronilla o tonsura, el cual se hacía pasar como "padre" de la niña y "esposo" de la madre.

      Iban por las carreteras de Tremp cuando fueron detenidos por uno de las patrullas de control. Cuando pararon, vieron de tres a cuatro sacerdotes enterrados hasta el cuello, rociados de gasolina y quemados vivos.

      Uno de la patrulla de control dijo "vamos a incautar el coche", e iban a desalojar el vehículo también con la intención de hacer identificar a los ocupantes, con lo que descubrirían al sacerdote y lo hubiesen quemado conjuntamente con los otros sacerdotes quemados vivos.

      De repente, la niña empezó a llorar como nunca había llorado, de una forma anormalmente desesperada, y uno de la patrulla dijo "déjalos continuar, que ya incautaremos el próximo que venga".

      Durante el trayecto, por la zona de Manresa, un novicio les pidió si podía acompañarlos a Barcelona, y les contó llorando que todos los religiosos de su congregación habían sido asesinados.

      Cuando llegaron a Barcelona, el sacerdote fue a esconderse en su casa y la madre y su hija se fueron al manso (grupo de masías) Els Cards de San Pedro de Ribas-Sitges, donde vivieron escondidos-emboscados en un altillo del granero durante toda la guerra: su esposo, un sacerdote y tres o cuatro hijos de los masovers del manso que no querían ir a la guerra.

      Los republicanos entraban frecuentemente para ver si descubrían emboscados. Iban con fonendoscopios, para oir la respiración de los escondidos. Una cuerda discreta, instalada en la chimenea de la cocina, se agitaba para que fueran escuchada por los escondidos, los cuales se encontraban en un altillo del granero, al cual se accedía por una trampilla, cuya parte baja daba al techo y debía de conservarse las telarañas para que las patrullas no descubrieran el escondrijo.

      Como se dice, de esto sólo hace 80 años: los republicanos catalanes son maestros del arte del matar con crueldad, y los yihadistas aún han de aprender en este siniestro y satánico arte del asesinar con dolor y sufrimiento.

      No los van a superar en odio, barbarie y brutalidad, pues la bestialidad anticatólica catalana sólo fue superada por el Imperio Asirio: empalamiento, descuartizamiento, crucifixión, cremación...

      Eliminar
    4. Sr. Silveri Garrell. Si realmente esta manifestación ha sido hecha por el Papa Francisco, me parece muy desafortunada. Los católicos hemos de defender el derecho a la vida, especialmente de los no natos, siempre y en cualquier ocasión sin esperar el contexto adecuado, porque no es necesario para manifestarse a favor del derecho a la vida. Tal como dice Mn Jordi, el peor y más inhumano de los asesinatos, es el que se comete
      contra un feto, tenga el tiempo que tenga, por ser totalmente indefenso y no haber pedido su concepción, ni venir a un mundo que acepta la violación del derecho a la vida de algunos seres humanos.
      Ya se ha dicho y comentado mucho sobre el aborto, pero se sigue aceptando. Lo más grave es que algunos religios@s,sacerdotes y laicos que se consideran católicos, se ponen de lado ante esta monstruosidad. Cuánto habrán de pagar por su actitud cuando se presenten ante Dios Padre. Sr. Cardenal ponga fin a las atrocidades y PECADOS mortales que
      se realizan en alguons centros en los que participa la Iglesia católica.
      Basta ya de asesinatos a indefensos. María Auxiliadora ruega por nosotros e ilumina a aquellos que tienen potestad para frenar este holocausto del siglo XXI. Amén.

      Eliminar
    5. 19,17

      Tengo una amiga que tiene unos 89 años. Natural de Sallent. Delante de ella y durante la guerra civil, los de ERC fueron al negocio de su padre y lo mataron, simplemente por pertenecer a la Lliga regionalista. Ella no ha olvidado y sus hijos tampoco. Totalmente impermeables a los cantos de sirena del nacionalismo: ERC no ha cambiado en absoluto su discurso.

      Eliminar
  10. Anonimo: no he podido dar con el artículo de Eusebio Val, ni en L.V. digital ni en el blog del autor en la misma L.V., ya miraré en L.Vanguardia de papel de hoy, gracias.

    ResponderEliminar