domingo, 21 de diciembre de 2014

La Navidad en claroscuros de un sacerdote de aquí

Cuando un sacerdote está enamorado de Jesucristo, de la Iglesia y de su sacerdocio, al llegar a este día de finales de diciembre le toca la lotería. Bueno, sería mejor decir que le ha tocado ya la lotería. Porque su vida que es como una tómbola toda en manos de Dios, está ya llena de estrellas y de plenitud.  No como aquellas estrellitas plateadas  que a modo de pegatinas hasta hace unos años las alumnas de las Teresianas iban colocando en las solapa de los viandantes, deseándoles una santa Navidad. Me refiero a las estrellas que con su luz le guían y le impelen a entregar toda su vida por su parroquia, por el pueblo que Dios ha colocado en sus manos.
Y la primera estrella es la Inmaculada. Para mí, como para tantos sacerdotes marianos, la fiesta de la Purísima no es una misa más en medio del Adviento, pero con ornamentos blancos. Que tristeza si así fuera. La fiesta de la Virgen es una fiesta de juventud y de familias. Bueno, una fiesta de la gran familia de familias que debiera ser toda parroquia, que se vislumbra ya nueve días antes con su novenario, participado, sentido, emotivamente vivido. ¡Qué hermosura ver a los niños y niñas de catequesis pasar por el altar de la Virgen a llevar una flor en esa semana que precede a la fiesta, y pedirle, pedirle muchas cosas buenas! Y su párroco, al frente, al lado de la imagen de la Señora, cantando y rezando con ellos. Que hermoso ver salir en su Vigilia a la Virgen, acompañada por cantos y antorchas, por las calles de un barrio humilde y abigarrado por tantas gentes diversas, y dar testimonio de fe en un mundo que la necesita. La misma belleza que se ve en la mirada de los más jóvenes al serles impuesta la medalla de la Virgen ¡la Milagrosa medalla! y besar, ofrecida por  su párroco, la que cuelga de las manos de la Tota Pulchra. ¡Qué cielo de preparación a la Navidad! ¡Por eso los sacerdotes vamos vestidos de cielo!
C:\Users\FRANSESC\Desktop\images81YNBFDX.jpgEn mi parroquia, la tarde de la Inmaculada es un día de árbol y belén. Y es el día de inicio de campaña de Navidad. De esa campaña que silenciosamente  llenará las orlas del pesebre navideño de bolsas de comida para los más pobres. Y el cura desviviéndose para que a nadie falte nada. Y si hay que ir a hacer viajes para comprar más, se va. Y sacas dinero de donde no lo hay. ¡ Dios provee y vaya si provee!  Y te haces acompañar por aquel que está enfadado con su mujer o se siente desgraciado porque piensa que la vida es injusta con él, y aprovechando la intimidad de trato le haces sentir necesitado de reconciliación y de gratitud incluso entre nieblas. Para con Dios y los demás. La Navidad es también sentarse a escuchar confesiones. La de los enfermos que vas a visitar. Que no quede nadie sin visitar, sobretodo. Qué torpeza si te olvides de éste, de ese o de aquel. Las confesiones de los monaguillos y la de las abuelas. La de los emigrantes y la de los alejados que, como antiguamente en Navidad, se esquilan y arreglan, y ponen en orden su casa para recibir a Jesús. A lo largo de todos mis años de cura,  cuánto pez-gordo en estas fechas me ha regalado Dios y yo, con mi consejo y absolución se los he regalado a Él. Que hermoso es este juego de trueque. Él me los regala embarrados, yo en su nombre los limpio y recompongo y se los devuelvo al Amo.
Y después del mezzo forte, llegamos in crescendo al forte fortíssimo del día 18. Se reparten los lotes de comida de la Campaña de Navidad. Y, secreto muy secreto: aunque el laicado forme el grueso de esa empresa, has de estar allí, bregando con los voluntarios, dando ejemplo de renuncia y entrega de tu tiempo y de tu paciencia. Qué edificante para las voluntarias ver a su cura agachado haciendo paquetes y saludando a todos sin distinción. A los cristianos y a los musulmanes, a los pasavolantes y a las madres con hijos, a los ancianos solitarios y a los medio-perdidos por el alcohol y las drogas. Y a todos tu sonrisa y si puedes un consejo. Otro consejo de cura-zorro: haz colaborar en ese reparto a alguien con problemas, al acabar verá sus problemas con otra mirada. Ser cura es eso, saber que eres Cristo Caridad para todos. Cómo es de diversa la misa con la que concluye ese día de la Expectación del Parto. Has sido hombre de esperanza para tu gente y ahora en la misa, esperas con la Virgen que Dios también venga a tí. Y lo haces plásticamente ostensorio llevando junto a los  fieles, candelas en las manos. Cirios de vela y espera. Luces de fe y de amor. Que hermoso es el Rorate Caeli final cantado así.
Este año, como todos los 18 de diciembre, los de Gérminans hemos cenado juntos. Ya no vamos ni al Restaurante Matamala, que por cierto ha cerrado (qué caro el impuesto pagado en aquella cena, por la fatal ocurrencia de usar el nombre para el titular de la página) ni a La Camarga (cuanto reímos al saber que ese restaurante también para otros era cenáculo de conspiración). Nos quedamos en un restaurante de mi barrio. Bueno, barato y limpio. Es por la crisis, por ser solidarios con los más pobres. Por ser consecuentes con nuestra vocación. Cuánto cuesta esa coherencia y esa unidad de vida.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\horaris nadalencs mataro ja fet.jpgY ahora la puya, que Prudentius no sería Prudentius si no embistiese. ¿Sabéis lo que más me cuesta y entristece? Ver como otros sacerdotes se pierden todo esto. Sacerdotes, que habiendo sido colocados en puestos de ejemplar responsabilidad, como es el caso del Vicario Episcopal García Ramiro, Segis para los amigos, se pone al mundo por montera y con su actitud destruyen lo poco que aún queda en pie en la Iglesia que peregrina en la otrora muy católica y levítica ciudad de Mataró.
Un amigo de Mataró (en el corazón de un sacerdote no hay lugar para el rencor ni el resentimiento) me hace llegar la octavilla con los horarios navideños mataronenses. Una celebración comunitaria, con absolución colectiva off course, en Sant Josep y el anuncio de un par de horas de confesiones individuales, tiempo al que condenará en un gélido confesionario al vicario bueno de Mataró (Josep Teixidó es aún el pío y voluntarioso coadjutor en contraposición al muy disipado, superficial, burócrata y mala persona, a parte de indepe, de Ramón Batlle). Burru lo llama mi amigo. No, mala gent como dice y escribe JMVG. Mala gente.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\camp_camp.jpg
Golf de Vallromanes
Pero lo más dramático para la buena gente de Mataró, que haberla hayla, es ver desaparecer la Misa del Gallo de la Basílica de Santa María. Que se tenga constancia de ello, en el último milenio, únicamente durante los tres sombríos años de la guerra civil, 1936-37 y 38, no se celebró la tradicional misa de Nochebuena. La basílica de Santa María, la Alma Mater Ilurense, la iglesia matriz de la Ciudad, desolada y arrasada, no por las hordas revolucionarias, incendiarias y asesinas, si no por el jefe del clero local y comarcal, el golfista Segis. Y digo golfista y no golfo (aunque ganas no me faltan) porque cada martes coge su bag de palos de golf para dirigirse al putting-green (que buen apelativo en este caso para un campo de golf) a hacer unos hoyos jugando con su hermano. No sería de extrañar que Batlle, aunque es torpón y de poca coordinación motriz,  les acompañe en alguna ocasión.  Y con ocultación absoluta, discreción dirán ellos, hacia su feligresía. Son tan indepes que se han independizado hasta de sus responsabilidades y de sus mismas parroquias. Vida aburguesada de pretendidamente venidos a más.
¿Por qué Segis no irá a acabar sus días, cual salmón en el desove del ocaso de su existencia, junto a la Fuente de la Madroña en su salmantino pueblo de Rollán? No tendríamos inconveniente que Batlle, el abogado missaire hijo de Guissona (no es un insulto) le acompañase. Ocaso merecido de gente de medio-pelo, de curas de quiero-y-no-puedo que equivocaron el horizonte de sus vidas y dañaron a esa Iglesia que locamente queremos.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\FUENTE DE LA MADROÑA.jpg
Fuente de la Madroña (Rollán-Salamanca)
Y digo locamente porque hay que estar loco para seguir amando a esta Iglesia que en su jerarquía nos entristece y maltrata, nos posterga y cree castigar, que cree condenarnos al olvido y al ostracismo y que con sus cargos y títulos, con su vida burguesa e infidelidades pastorales cree haber encontrado la fuente de su felicidad y su tesoro. El estilo bergogliano (ejem, ejem)  en la diócesis de Sistach se queda en “pocasoltadas” y alabanzas al mandamás. Mucho te quiero perrito pero pan poquito.  
Pero nosotros seguimos adelante, amando y sirviendo a la Iglesia como lo hicieron los curas de herradura. Y ¡chufla, chufla que como se aparten ellos! aquí estaremos.
Aunque en 2015 podría haber novedades para Gérminans. De momento una testa mitrada quiere entrevistarse con nosotros. Creemos que lleva el encargo de redimirnos. Veremos si lleva también el de escuchar y dialogar como el malogrado obispo Mons. Carrera abogaba hacer con nosotros.
C:\Users\FRANSESC\Desktop\CARRERA.pngNuestro n.s.b.a. Cardenal y sus lacayos, el diácono, el diácono letrado y el advocat missaire, prefirieron a los abogados. Anoche oí un consejo a un camarero de boca de un letrado: mala cosa recurrir a abogados. La sabiduría se alaba a sí misma, dice la Escritura.  ¡Cómo debe doler el tiro por la culata, Dios!
Recibid de Prudentius y sus amigüitos el deseo de una feliz y santa Navidad. Si puede ser católica como las de antes, mejor que mejor. Altrament feu el que pugueu i us deixin. Bon Nadal, germans. 
Prudentius de Bárcino

8 comentarios:

  1. VIVE LA NAVIDAD CRISTIANAMENTE


    Parece mentira que pueda tener sentido la recomendación expresada en este título. Pero los hombres somos capaces de adulterar todo. Menos mal que también somos capaces de darnos cuenta y rectificar.

    Es posible que este año, a cuenta de la crisis, las fiestas de Navidad sean un poco más razonables. Porque habíamos llegado a un frenesí de gastos y de consumo que resultaba casi ridículo. ¿Por qué tantos juguetes, tantos regalos, tantas comidas y cenas, tanto despilfarro? Y cada vez con menos contenido y menos justificación. Hagamos que este año nuestras fiestas de Navidad sean más razonables, más verdaderas, menos discriminatorias.

    Los cristianos vivimos en el mundo como cualquiera y no podemos evitar que ocurran estas cosas. Pero sí podemos, y debemos, distanciarnos de lo que no nos gusta, de lo que no está de acuerdo con nuestra fe, nuestra manera de ver las cosas y de organizar nuestra vida. Este es uno de los casos. ¿Cómo deberíamos celebrar la Navidad los cristianos?

    Ante todo, tenemos que dedicar un tiempo a pensar y meditar cuál es la “verdad de la Navidad” hasta que nos sintamos sobrecogidos por el asombro, el agradecimiento, el gozo. Es una pena que tantos cristianos no encuentren ni cinco minutos para leer el relato del nacimiento de Jesús, para acudir a la Misa de Navidad, para meditar lo que llevamos oyendo desde hace tantos años.

    Una de las tres personas divinas se hace hombre en el seno de María, viene a nuestro mundo para “repetir” su vida de Hijo del Padre en una existencia del todo humana como la nuestra. Viene para consumar la creación, para vincular filialmente la humanidad a Dios, para garantizar el reconocimiento y la alabanza de Dios en el mundo, para vencer el poder del mal y alcanzarnos el perdón de los pecados. Jesús, ese niño nacido en Belén, es el “Nuevo Adán”, el verdadero principio de la humanidad , el Primogénito de la humanidad y del mundo. El es la verdadera justificación de la humanidad y de la creación entera ante Dios. Todos los hombres tenemos en El la posibilidad de descubrir nuestra verdad y de acercarnos a Dios con la confianza de los hijos, El es la clave para construir un mundo nuevo y diferente, verdadero, justo, fraterno, con la fuerza del amor y la fortaleza de la esperanza.

    Rezar, dar gracias, fortalecer nuestra fe, celebrar esta realidad con los hermanos, ajustar nuestra vida a la verdad de Dios, convertirnos al amor y a la esperanza, cantar y anunciar la bondad de Dios con nosotros, ésa es la manera cristiana de celebrar la Navidad.

    A partir de aquí ha de nacer una alegría verdadera, sólida, perfectamente justificada, una alegría que podemos y debemos compartir, disfrutando de las muchas cosas buenas que Dios nos da, junto con nuestros seres más queridos, con los parientes y amigos, recordando a los necesitados, haciendo sitio en nuestra vida a los que están fuera, haciendo que este mundo, siquiera por unas horas, se parezca al mundo nuevo, edificado en la verdad del amor, que comenzó con Jesucristo y tiene que llegar a su consumación.

    Feliz Nochebuena para todos, santa y feliz Navidad sobre la faz de la Tierra. Paz y Alegría para este mundo bendecido por el Padre Dios con el don de su Hijo Jesucristo.

    ResponderEliminar
  2. Una curiosidad. ¿Por qué se ilustra el escrito con una fotografía de altar preparado para la Misa preconciliar? ¿Tiene algo que ver este detalle con el espíritu del escrito?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la Misa de Rorate Caeli, entre dos luces o Misa de las velas, propia de este tiempo de espera, antes de Navidad.

      Eliminar
    2. La pregunta no iba encaminada a las velas, sino a la presencia de las sacras y a la situación del altar.

      Eliminar
  3. Feliz Navidad padre!!! un abrazo muy fuerte y muchos ánimos para el año que esta por empezar!
    ¡¡Que Dios nos proteja y guíe a todos!!

    ResponderEliminar
  4. Carta de los Reyes Magos a la testa mitrada22 de diciembre de 2014, 15:06

    "De momento una testa mitrada quiere entrevistarse con nosotros. Creemos que lleva el encargo de redimirnos. Veremos si lleva también el de escuchar y dialogar como el malogrado obispo Mons. Carrera abogaba hacer con nosotros."

    Se le podría pedir lo siguiente, en una carta a los Reyes Magos:

    1. Que los consagrados y pastores no sigan la teoría negacionista y revisionista de la teoría de la búsqueda del Jesús de la historia, ya que los convierte en falsos maestros, negadores de las verdades de fe católica revelada, definitiva y segura, y por la que se desglosa esquizofrénicamente a Jesucristo entre el Cristo de la fe, perteneciente a la narratología de ficción, y el Jesús de la historia, presunta "entidad" verdadera deducida de los supuestos procedimientos "científicos" de la historia.

    Poniendo en duda la veracidad e inerrancia de los evangelios, destruyen por correlación subordinada a la Tradición, Magisterio, Patrística, Doctores, místicos, santos y revelaciones aprobadas. Ponen en duda la transubstanciación que se produce durante la consagración de las especies en el altar por el sacerdote oficiante, porque ¿y si el Jesús de la historia nunca dijo "este es mi cuerpo" y "esta es mi sangre"?.

    2. Que se abandone la idolatría de la Nueva Era: yoga, zen, eneagrama, energía qi. Son dioses, creencias, religiones, espiritualidades e invenciones de hombres, y su asunción representa un retroceso de miles de años para el católico que las practica; algunas son creaciones demoníacas y hacen regresar al "seréis como dioses" del Edén.

    3. Que abandonen la cultura de la muerte, el relativismo, el descarte y la ideología de género en el ámbito de la familia, la vida y el matrimonio , que defiendan heroicamente la antropología católica sobre hombre, mujer, matrimonio, hijo y familia, y que definió Juan Pablo II en su evangelio de la vida y la familia.

    4. Que abandonen su sujección, sumisión y dependencia al nacionalprogresismo político y eclesial, que dejen de apoyar y callar ante la legislación de la muerte y el relativismo de la Generalidad, y que abandonen la idolatría de la nación, el Estado y la lengua.

    5. Que eviten el libreliturgismo o rito libre, por el cual, cualquier sacerdote puede modificar a su antojo la misa y todo tipo de ceremonia, celebración y liturgia, lo que implica que las palabras de consagración sean inválidas, a que den la comunión sacrílegamente a personas inidóneas; que eludan la teoría de la plenificación de la autonomía de los laicos como sacerdotes bautismales, que acaba implicando el relativismo moral (el laico tiene derecho a decidir en conciencia según su circunstancia aún violando la ley natural y divina) y a su integración en las celebraciones como coconsagradores.

    6. Que dejen de utilizar el activismo social, la realización de obras de misericordia, amor y caridad, como un vehículo para arrollar la verdad de fe católica: "soy heterodoxo, pero hago buenas obras, por lo tanto estoy salvado".

    Si quieren ejemplos, hay diversos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Papa confía poco en las "testas mitradas" españolas.
      Las considera poco formadas y poco pastoralistas.
      Qué pretendían Rouco y Carles imponiendo estos nombramientos?

      Eliminar
  5. Se me saltan las lagrimas de pensar que todavía hay párrocos que dan medallas bendecidas, en mi parroquia el día de la inmaculada no paso nada especial, los cinco de siempre.

    ResponderEliminar