miércoles, 5 de noviembre de 2014

Trías y Homs en el homenaje a Albert Manent

Francesc Homs, la esposa de Manent, Xavier Trias y el hijo del activista religioso-cultural
Si hay dos catalanes que estos días tienen la agenda llena y salen en todos los medios por activa y por pasiva son el alcalde de Barcelona, el convergente Xavier Trías y el Conseller de Presidencia y Portavoz del Gobierno catalán Francesc Homs. El primero porqué tiene que dar respuesta a las acusaciones formuladas por el diario el Mundo y otros medios de comunicación por tener supuestamente dinero ilegal en paraísos fiscales y el segundo por ser el hombre que da la cara en el tema de la Consulta, o Referéndum o Proceso Participativo. El presidente Mas ha delegado en su hombre de confianza, para no quemarse tanto él, y se ha convertido también en el portavoz del "Nou nou de novembre".

Pues ambos personajes estaban en el homenaje al activista religioso-cultural Albert Manent, fallecido este pasado mes de abril. El acto se realizó el pasado  lunes en el saló de Cent del Ayuntamiento barcelonés y entre otras personalidades se encontraba el vicario episcopal de la diócesis de Barcelona Mn. Joan Galtés.
 
¿Y que méritos realizó Manent para merecer semejantes muestras de reconocimiento por parte del poder político? Pues además de una gran tarea cultural catalana, fue uno de los artífices y fundadores de lo que desde Germinans llamamos el nacional-progresismo eclesial. Esta concepción ideológica comporta una supeditación de la Iglesia al nacionalismo, poniéndola al servicio de la causa "nacional", y a la vez plantear una Iglesia casi propia e independiente de carácter progresista, alejada de Roma y sobre todo de Madrid, fijándose en sus orígenes, ahora ya no, en modelos holandeses o franceses.

El hijo del poeta Marià Manent fue fiel a esta causa hasta el final y colaboró en todas las causas y campañas en que se tenía que defender esta Iglesia "nacional" y nacionalista. Murió con las botas puestas, pocos días antes de su fallecimiento, envió cartas a Roma para defender las delcaraciones del Abad de Montserrat, que había sido amonestado públicamente por el Nuncio papal por haber afirmado que el Vaticano reconocería un Estado catalán independiente.

Jordi Pujol, Albert Manent, Marta Ferrusola y Francesc Cabana
Pero la gran campaña de Manent fue aquella que lideró junto a dos pesos pesados de esta misma ideología, el ex-presidente Jordi Pujol, ya nada honorable, y el que fuera el senador más votado de la primera legislatura, Josep Benet, con los votos comunistas y socialistas. La campaña era efectivamente la de "Volem bisbes catalans", que consiguió expulsar de Barcelona a Don Marcelo González Martín como arzobispo y su substitución por un hombre proclive a sus principios como fue el cardenal Narcís Jubany. También estuvo detrás de las declaraciones del Abad Escarré al diario "Le Monde", criticando el franquismo y creando una gran resonancia internacional.

Estos hechos supusieron el principio de todos nuestros males, el origen del declive y decadencia de la Iglesia catalana, aunque esto es hacer iglesia-ficción si Don Marcelo se hubiera quedado en Barcelona, y le hubieran dejado trabajar, como pudo hacer en Toledo, hoy nuestra Iglesia sería completamente diferente.

El gran ausente de este encuentro fue Jordi Pujol, que seguro que hubiera ido si Manent hubiera fallecido un año antes, pero ahora con el escándalo que salpica a toda su familia y a él mismo, es mejor que se quede en su casa, para evitar perjudicar moralmente a cualquier acto del que participe.

No es momento de criticar en profundidad a Albert Manent ahora que ya no puede defenderse, lo hicimos bastantes veces mientras estuvo en vida, explicando algunas de sus actuaciones, de las que nosotros no quedábamos indemnes, pero ciertamente desde aquí no le vamos a homenajear, de eso ya se encargan los pocos reductos que todavía quedan de aquella generación, como los monjes de Montserrat Hilari Raguer o Josep Massot, presentes en el acto, y también  los actuales políticos nacionalistas que están encantados de la vida con personas como él, que quieren un iglesia servil y vendida al poder y a los intereses del nacionalismo

Francesco della Rovere

9 comentarios:

  1. Tuve dos encuentros fugaces con los Manent, con el patriarca cuando estaba al frente de Editorial Juventud. Por motivos de trabajo fui a visitarle al despacho. Estaba sumergido en la traducción de un texto inglés muy técnico, de aves (tipos de vuelo) o aeronáutica, no recuerdo bien. Y de eso empezamos y terminamos hablando. Me pareció una persona rigurosa y exigente. Como tantos editores que ha dado este país, desde el Ortega fundador de Revista de Occidente a Petit (el cerebro gris de las editoriales de Barral).

    Con el hijo, el homenajeado, las cosas fueron más chuscas. Fue cierta mañana de domingo en la estación de metro de Aragón. Me desorienté y pregunté a quien pasaba, Manent resultó ser, por la salida a la calle Aragón. Le hice la pregunta en castellano. Me respondió en castellano. Tras darle las gracias y encaminarme hacia las escaleras, volvió él sobre sus pasos y me dio la misma explicación en catalán. Perplejo, me quedé sin reaccionar. ¿Estaría ante una persona desquiciada allí, solos en el suibterráneo? Aceleré el paso mientras él me seguía con sus explicaciones, que yo interpreté obsesivas. Dios lo tenga en su gloria. Andando el tiempo he comprobado que existe mucha patología maniaco-obsesiva en determinados comportamientos. No admiten razones, sino que en su mundo paranoico se obstinan en una racionalización enfermiza. .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Albert Manent siempre me pareció que estaba perseguido por sus propios fantasmas, como refleja esta anécdota y que me parece una descripción vital de Albert Manent: "volvió él sobre sus pasos y me dio la misma explicación en catalán"... "Aceleré el paso mientras él me seguía con sus explicaciones, que yo interpreté obsesivas."

      Sus fantasmas del pasado:

      1. Pero la gran campaña de Manent fue aquella que lideró junto a dos pesos pesados de esta misma ideología, el ex-presidente Jordi Pujol, ya nada honorable, y el que fuera el senador más votado de la primera legislatura, Josep Benet... La campaña era efectivamente la de "Volem bisbes catalans", que consiguió expulsar de Barcelona a Don Marcelo González Martín como arzobispo y su substitución por un hombre proclive a sus principios como fue el cardenal Narcís Jubany.

      2. También estuvo detrás de las declaraciones del Abad Escarré al diario "Le Monde", criticando el franquismo y creando una gran resonancia internacional

      1. A Don Marcelo González Martín la campaña le fue un regalo, porque marchó a Toledo, donde pudo hacer cosas muy grandes para la Iglesia española: asociaciones laicales, carismas, revelaciones, pastoral, el rito mozárabe...

      Barcelona, ya en los años finales de 1960, durante el inmediato postconcilio, y desde el punto de vista eclesial, se iba desarrollando como centro de resistencia del eclesiomarxismo contra la doctrina y el evangelio: sindicalismo, resistencialismo, nacionalismo, terrorismo de ETA, liberacionismo, movimientos antifranquistas y socialistas...

      Eliminar
  2. La verdad nos hace libres... 1/36 de noviembre de 2014, 1:53

    Todo proceso político debe de basarse en la verdad para que los ciudadanos sean libres. El actual movimiento secesionista impulsado por Mas no persigue la verdad:

    a) no hay verdad jurídica, porque no se puede ir engañando al Estado

    b) no hay verdad histórica, porque se oculta y reescribe la historia por interés política

    c) no hay verdad económica, porque se esconden las consecuencias económicas de la independencia

    d) no hay una verdad política, porque un político tiene la obligación de no conducir a su pueblo hacia el abismo


    La historiografía catalana ha ocultado la verdad histórica por interés político. En la lista oficial de “Presidéncies i presidents de la Generalitat de Catalunya” y en la “Galeria de presidents de la Generalitat” de president.cat, sólo consta el esquema de l'Avi (Macià), el Mártir (Companys), Irla (resistencia en el exilio) y Tarradellas (legitimidad y continuidad histórica del “Ja sóc aquí”). Pero la realidad es otra:


    PRESIDENTES CARLISTAS

    La primera restauración de la Diputación del General, el primer “día después” del Decreto de Nueva Planta de 1716 de Felipe V, fue de manos de Carlos VII durante la III Guerra carlista (1874-75), nombrando a dos generales como Presidentes:

    1. General Rafael Tristany
    2. General Francesc Savalls

    El carlismo cae derrotado en 1875 y bajo Alfonso XII se constituye el Régimen de 1876 o de la Restauración.


    MANCOMUNIDAD DE CATALUÑA

    El segundo “día después” del Decreto de Nueva Planta fue la Mancomunidad de Cataluña (1914-1925) que tuvo dos etapas: los dos primeros presidentes en el período de crisis del sistema del turno (1914-1923), y los dos últimos (1924-1925) durante la dictadura de Primo de Rivera (1923-1930), estos ocultados durante el Centenario de la institución:

    3. Enric Prat de la Riba
    4. Josep Puig i Cadafalch
    5. General Carlos de Lossada y Canterac
    6. Alfons Sala i Argemí


    EL PRESIDENTE DE CATALUÑA

    Totalmente desconocido, pero Maluquer fue considerado en su época como “el Presidente de Cataluña” (1930-1931), al imponer la catalanización de la Diputación de Barcelona y recuperar instituciones y personal de la extinta Mancomunidad:

    7. Joan Maluquer i Viladot

    ResponderEliminar
  3. 'En Cataluña estamos al principio del problema'

    http://www.gaceta.es/noticias/empieza-larga-lucha-nacionalismo-05112014-1458

    ResponderEliminar
  4. Dedicado al butifarrèndum:

    https://soundcloud.com/juan-carlos-pueyo-cuesta/sardana-himno-nacional

    ResponderEliminar
  5. La verdad nos hace libres... 2/36 de noviembre de 2014, 1:56

    LA GENERALIDAD REPUBLICANA

    Su inicio fue un verdadero caos, dado que Maciá proclamó el Estado Catalán y supuso que durante unos días fuera virtualmente presidente republicano. Posteriormente, la II República recondujo a Cataluña dentro de un Estado Integral con derecho a autonomía y autogobierno.

    8. Francesc Macià: presidente provisional y presidente titular
    9. Joan Casanovas: Presidente interino a la muerte de Macià
    10. Lluís Companys: Presidente titular (31 diciembre 1933- 13 octubre 1934)


    PRESIDENCIA MILITAR

    Después de la Revolución del 6 de Octubre de 1934, Lerroux decreta el estado de guerra y el general Batet pasa a ser la máxima autoridad en Cataluña, destituye a Companys y nombra a un presidente accidental (6 octubre 1934 a 10 enero 1935):

    11. General Domingo Batet, máxima autoridad gubernativa en Cataluña
    12. Coronel Francisco Jiménez Arenas, presidente accidental de la Generalidad


    GOBIERNO GENERAL DE CATALUÑA

    La II República aprueba la ley del Gobernador General de Cataluña el 2 de enero de 1935, conservando el Estatuto, suspendiendo el Parlamento, y nombrando directamente al Presidente de la Generalidad, el cual ve incrementado su poder al añadirse el cargo de Gobernador General. Los presidentes de la Generalidad y Gobernadores Generales no están reconocidos por la Generalidad de Mas, porque fueron nombrado por Madrid:

    13 Manuel Portela Valladares (empezó el 10 enero 1935)
    14. Juan Pich i Pon
    15. Eduardo Alonso
    16. Ignacio Villalonga
    17. Joan Maluquer
    18. Félix Escalas Chameni
    19. Lluís Duran i Ventosa
    20. Juan Moles Ormella (cesa el 24 febrero 1936)


    PRESIDENCIA EN EL FRENTE POPULAR, GUERRA CIVIL Y EXILIO

    La victoria del Frente Popular causa la derogación del Gobierno General y Companys vuelve a ser presidente titular (29 febrero 1936) hasta su muerte (15 octubre 1940):

    21. Lluís Companys, presidente titular

    ResponderEliminar
  6. La verdad nos hace libres... 3/36 de noviembre de 2014, 2:01

    EXILIO: PRESIDENCIA INTERINA

    Muerto Companys, se produce la sucesión legal con un presidente interino que dura del 15 de octubre de 1940 al 7 de mayo de 1954:

    22. Josep Irla, presidente interino


    EXILIO: CRISIS DE LA DOBLE PRESIDENCIA

    Irla dimite y se produce la crisis de la doble presidencia entre ERC y la USC del 7 de mayo al 7 de agosto de 1954. Tarradellas no acepta a Serra por ser marxista, sucesor legal después de la dimisión de Irla, creando un cisma en el exilio:

    23. Josep Tarradellas: consejero primero y presidente de la Generalidad por delegación de funciones (Decreto Irla de 24 de abril de 1954)

    24. Manuel Serra Moret: presidente interino según la ley


    EXILIO: PRESIDENCIA TITULAR

    Tarradellas es elegido presidente en México para un mandato de 5 años, del 5 de agosto de 1954 al 5 de agosto de 1959:

    25. Josep Tarradellas, presidente titular


    EXILIO: PRESIDENCIA VACANTE

    En 1959 expiró el mandato de Tarradellas y no hay ningún presidente, ni interino (Francesc Farreras i Duran no aceptó) ni tampoco titular elegido parlamentariamente. El exilio se divide frente a Tarradellas: unos lo consideran presidente emérito según la ley y por lo tanto, hay una presidencia vacante; otros piensan que es un presidente en prórroga de funciones por razones de urgencia y excepción:

    26 5 mandatos presidenciales vacantes: mandatos 1959-64, 1964-69, 1969-74 y 1974-79
    27. Tarradellas, presidente por vía de excepción (para sus partidarios)


    RESTAURACIÓN PROVISIONAL

    Suárez restaura la Generalidad de Cataluña y nombra a Tarradellas como Presidente provisional de la Generalidad, atendiendo a su supuesta legitimidad y continuidad histórica de la Generalidad, y a su utilidad para evitar el acceso al poder del PSUC y la CNT, al ser un furibundo antimarxista y antianarquista:

    28. Tarradellas: Presidente de la Generalidad del 17 de octubre de 1977 al 28 de abril de 1980


    PRESIDENTES ESTATUTARIOS

    Durante los Estatutos de 1979 y 2006 se suceden los presidentes siguientes:

    29Jordi Pujol
    30. Pasqual Maragall
    31. José Montilla
    32. Artur Mas


    CONCLUSIONES

    1. Antes del fusilamiento de Companys, son asesinados tres militares en la guerra civil: general Carlos de Lossada y Canterac, general Domingo Batet y coronel Jiménez Arenas.

    2. Son discriminados por la historiografía catalanista los presidentes carlistas (son tradicionalistas), los dos últimos presidentes de la Mancomunidad (son de la dictadura de Primo de Rivera), el presidente interino Casanovas (participó en un complot contra Companys), todos los presidentes de la Generalidad y Gobernadores Generales (son nombrados por Madrid), Manuel Moret (por ser marxista y ser responsable de una grave crisis), y es ocultado la presidencia vacante de la Generalidad (para no deslegitimar a Tarradellas y crear la ficción de una continuidad en la presidencia ininterrumpida).

    3. El siglo XIX está todavía huérfano de interpretación global: hay campo para los estudiosos. Pilar Rahola ha empezado con su libro “Mariona”, aunque con el sesgo habitual nacionalista. En la guerra de Independencia contra Napoleón se luchó en Cataluña por el Rey, Patria y Dios.


    Fuente: cuadernosmemoriahistorica.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  7. ¡Viva Cristo Rey!

    HOY, 6 DE NOVIEMBRE: FESTIVIDAD DE LOS MÁRTIRES DE LA PERSECUCIÓN RELIGIOSA EN ESPAÑA (1934-1939).

    Hoy jueves día 6 de noviembre de 2014, en la calle Aragón, 268 (entre Pº de Gracia y Rambla Cataluña) de Barcelona,

    ACTOS:

    18 h: SANTA MISA

    A continuación, Conferencia: “LOS MARTIRES PASIONISTAS ESPAÑOLES DE 1934 a 1936”.

    http://www.cruzdesanandres.org/noticias.php?idnoticias=931

    ResponderEliminar
  8. HOY, 6 de noviembre, a las 22 horas, en Cinesa Diagonal (Calle Santa Fe de Nou Mèxic, s/n. Barcelona), proyección de “Gente que vive fuera” con el testimonio de algunos de los que tuvieron que marchar por el acoso del “nacionalismo”: Félix de Azua, Albert Boadella, Xavier Pericay, Federico Jiménez Losantos.

    Presentan Arcadi Espada y Féliz Ovejero.

    Las entradas en la web:
    http://www.libreseiguales.es/gente-que-vive-fuera-6-noviembre-2014/

    ResponderEliminar