martes, 11 de marzo de 2014

Más estadísticas negativas, ahora la de seminaristas: Madrid 139 - Barcelona 25

Ordenación conjunta de 22 sacerdotes en Madrid. Barcelona sólo ordenó 2 sacerdotes en todo el año
Primero vinieron las estadísticas de alumnos que cursaban la clase de religión, con unos resultados catastróficos para las diócesis catalanas en relación con las del resto de España, después las de las "crucecitas" a favor de la Iglesia católica en la Declaración de la Renta, 15 puntos por debajo de la media española, y ahora coincidiendo con el Día del Seminario, que se celebrará el próximo domingo nos llegan las del número de seminaristas, en las que especialmente la diócesis de Barcelona queda claramente en rídiculo, sobre todo si se compara con la que más se le asemeja en número de habitantes y realidad sociológica, que es la de Madrid. El resultado es de lo más clarficador: Madrid 139 seminaristas frente a los 25 de Barcelona.

Y eso que no contamos con los 79 seminaristas que se encuentran en el "Redemptoris Mater" madrileño, reflejo de la fuerte presencia del Camino Neocatecumental en la capital de España, mientras que en toda Cataluña no existe un sólo Seminario de este tipo; en muchas ocasiones he pensado que los obispos catalanes no han querido nunca un seminario neocatecumenal, porque la comparación dejaría en rídiculo toda la tarea pastoral de una diócesis, superda ampliamente en número de seminaristas por los "kikos".
Seminaristas de Terrassa. La diócesis catalana que más tiene, por encima incluso de Barcelona
A diferencia de los otros datos estadísticos, creo que algunas de las otras diócesis catalanas no arrojan tan malos resultados y es que empieza a notarse la presencia de algunos obispos que han roto la dinámica de apostar sólo por el nacional-progresismo, que acaba siendo estéril en su pastoral diocesana. Así por ejemplo es meritorio el número de seminaristas de Terrassa (26) que sigue estando por encima de la gran archidiócesis de Barcelona, Gerona (7) o Vic (5) no me parecen unos malos datos, teniendo en cuenta la dimensión de las diócesis y el pasado del que vienen.

Además los 25 seminaristas de Barcelona, aún siendo una cifra tan baja, es fruto de la habitual maquillación de datos de la diócesis barcelonesa, como por ejemplo la importación de seminaristas ucranianos para hacer número, algo que también practica el obispo de Urgell, el copríncipe Vives, aunque en este caso con seminaristas asiáticos. 

El verdadero dato que no es manipulable es el número de ordenaciones, y aquí es donde llega  la hora de la verdad. La diócesis de Barcelona, una de las más grandes del mundo ha ordenado en todo el año 2013 tan sólo dos sacerdotes. Una cifra ridícula teniendo en cuenta el alto número de sacerdotes que fallecen, que se retiran o que están ya en una situación lamentable para seguir ejerciendo sus tareas sacerdotales, pero que n.s.b.a. cardenal Martínez Sistach les pide que aguanten mientras él aún esté en el cargo.

Por poner una comparación nuestra archidiócesis ha ordenado tantos sacerdotes en un año, como la diócesis de Guadix, de la que algunos no conocen ni su existencia, cuya capital tiene una poblción de 18.000 habitantes frente al 1.600.000 de Barcelona. Sin contar poblaciones como l'Hospitalet, también de la Archidiócesis barcelona, que tiene 257.000, o otras grandes ciudades como Mataró, Cornellà de Llobregat...
Turull encabezando manifestación de sacerdotes "protestones", muy poco después sería Rector del Seminario
Nuestro arzobispo apostó por el Rvdo. Josep María Turull, el niño mimado del "nacional-progresismo" y el cabecilla de aquella famosa manifestación en contra de Roma, de la que quedó inmortalizado en aquella conocida fotografía megáfono en mano. El resultado es evidente, y es trasladable a casi todas las realidades diocesanas, porque el cardenal ha puesto a personajes bien vistos por el progresismo, pero con la tradicional eficacia esteril de su caducada pastoral.

Las estadísticas están allí. Yo no sé lo que le habrán vendido a S.S. el Papa Francisco y a sus colaboradores en Roma en la visita "Ad limina", pero no creo que nadie en la Ciudad Etetrna que compare estadísticas con un poco de objetividad pueda quedar satisfecho de los números que ofrece Barcelona. Y eso tendría que pesar y mucho en la elección del sucesor de nuestro actual Pastor. Más de lo mismo ya sabemos a donde lleva, en cambio lo que triunfa en otros lugares de la catolicidad es la que hay que aplicar de una vez por todas a nuestra castigada diócesis de Barcelona.

Antoninus Pius

22 comentarios:

  1. LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS

    Por tanto, sabiendo que Dios llama a los que quiere (cf. Mc 3, 13), cada ministro de Cristo tiene el deber de orar con perseverancia por las vocaciones. Nadie es capaz de comprender mejor que él la urgencia de un relevo generacional que asegure personas generosas y santas para el anuncio del Evangelio y la administración de los sacramentos.

    Precisamente desde esta perspectiva es sumamente necesaria "la adhesión espiritual al Señor y a la propia vocación y misión" (Vita consecrata, 63). De la santidad de los llamados depende la fuerza de su testimonio, capaz de implicar a otras personas, impulsándolas a consagrar su vida a Cristo. Esta es la manera de contrastar la disminución de las vocaciones a la vida consagrada, que amenaza la existencia de muchas obras apostólicas, sobre todo en los países de misión.

    Además, la oración de los llamados, sacerdotes y personas consagradas, reviste un valor especial, porque se inserta en la oración sacerdotal de Cristo. En ellos él ruega al Padre para que santifique y mantenga en su amor a los que, aun estando en este mundo, no pertenecen a él (cf. Jn 17, 14-16).

    El Espíritu Santo haga que la Iglesia entera sea un pueblo de orantes, que eleven su voz al Padre celestial para implorar vocaciones santas para el sacerdocio y la vida consagrada. Oremos para que aquellos que el Señor ha elegido y llamado sean testigos fieles y gozosos del Evangelio, al que han consagrado su existencia.

    A TI SEÑOR NOS DIRIGIMOS CON CONFIANZA.

    Hijo de Dios,
    enviado por el Padre
    a los hombres
    de todos los tiempos
    y de todas las partes
    de la tierra,
    te invocamos
    por medio de María,
    Madre tuya y Madre nuestra:
    haz que en la Iglesia
    no falten las vocaciones,
    sobre todo
    las de especial dedicación
    a tu Reino.

    Jesús, único Salvador del hombre,
    te rogamos
    por nuestros hermanos y hermanas
    que han respondido "sí"
    a tu llamada al sacerdocio,
    a la vida consagrada y a la misión.
    Haz que su existencia
    se renueve de día en día,
    y se conviertan en Evangelio vivo.

    Señor misericordioso y santo,
    sigue enviando
    nuevos obreros
    a la mies de tu Reino.
    Ayuda a aquellos que llamas
    a seguirte en nuestro tiempo:
    haz que, contemplando tu rostro,
    respondan con alegría
    a la estupenda misión
    que les confías
    para el bien de tu pueblo
    y de todos los hombres.

    Tú, que eres Dios,
    y vives y reinas
    con el Padre y el Espíritu Santo
    por los siglos de los siglos.

    Amén.





    ResponderEliminar
  2. No todos los que estudian en el Seminario de Madrid serán sacerdotes diocesanos; también hay seminaristas de algunos institutos de derecho diocesano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Hermenegildo, ¿Y aquí por qué no? Aunque alguna vez he visto al Sr. Cardenal ordenar en la Catedral a varios sacerdotes y alguno también era de otra Instituto Religioso. No por ello la diferencia es abrumadora.

      Motivos: no los conozco pero los intuyo.

      El claustro de profesores del Seminario de Madrid tiene que ser todas luces más ortodoxo en la doctrina y moral católicas que el Barcelona, por que aquí se juntan profesores de las más diversas tendencias e ideologias.

      Los seminaristas, aunque sean mayores de 18 años, tampoco se les puede incomodar en el pensamiento, de lo contrario acaban en otro seminario o no les toca otro remedio que armarse de valor y confiar en el fruto de su oración y la misericordia divina.

      Eliminar
    2. Les podria hablar de Seminario con 200 seminaristas, claustro de profesores absolutamente ortodoxo, obispo absolutamente más ortodoxo y todo ello, dió un solo Ordenado. Ortodoxia o no ortodoxia, no es la razón principal de la falta de vocaciones. A mi modesta forma de verlo, creo que la familia es la causa pricipal.

      Eliminar
    3. Es un círculo vicioso. Un seminario y un obispo ortodoxos no son garantía de vocaciones, cierto. Antes tienen que surgir esas vocaciones para que después puedan ser bien encauzadas y no perdidas.

      Yo creo que nuestro arzobispo es absolutamente ortodoxo. Sus escritos y sermones son impecables. Estoy seguro que su forma de oficiar también. Sólo he asistido a una convocatoria de oración por Juan Pablo II cuando éste murió y más recientemente a la misa de cuerpo presente de Don Ricardo, ambas en la catedral. Pulcritud, no esperaba menos.

      Pero, ¿y sus vicarios?, ¿y los párrocos que nombra o no jubila? y los encargados diocesanos de la juventud, de la familia, del apostolado seglar, de la salud, del seminario ¿quiénes son? ¿Quién está al frente de instituciones como Blanquerna y la URL?

      Si la Iglesia doméstica no halla en su entorno inmediato otros referentes en los que apoyarse, alimentarse pues tampoco podemos sorprendernos que su religiosidad se diluya y hasta les de un disgusto que un hijo suyo quiera ser sacerdote o religiosa y le disuadan.

      Eliminar
  3. "en muchas ocasiones he pensado que los obispos catalanes no han querido nunca un seminario neocatecumenal, porque la comparación dejaría en rídiculo toda la tarea pastoral de una diócesis, superda ampliamente en número de seminaristas por los "kikos"."

    Ajá, ¿y qué es Morlans y su juerga mística nacionalprogresista, con el monopolio de la Escola de Evangelització que Sistach le ha concedido, sino un intento de frenar la expansión en la Tarraconense de estos nuevos movimientos? Un engendro "nostrat", inexportable más allá de sí mismo.

    germinansgerminabit.blogspot.com.es/2014/03/cualquier-cosa-menos-la-restauracion.html#more

    El auge de los nuevos movimientos radica en el radical ejemplo de seguimiento de su líder al mensaje de Jesús, mientras que la sensación que dan los obispos es la de ser funcionarios (sin espíritu de implicación alguna) destinados a cursar una rotación programada de cargos a mejor hasta la jubilación, y con una idea secreto de vestuario: adaptarse al ambiente de mediocridad para no destacar y no llamar la atención de los que nombran de verdad en Roma.

    Súmase a ello la mayor amplitud de miras de los movimientos, porque tienen un ámbito universal de actuación, en contra de la limitación territorial de las Iglesias Particulares, que es provinciana y provincial.

    ResponderEliminar
  4. La radiografía completa que está haciendo GG de la situación de la Iglesia en CAT muestra una situación realmente dramática y es particularmente lamentable la información de hoy. Hay que incentivar un dinamismo de oración y de penitencia en las parroquias germinantes para que el Señor se apiade de nosotros y haga que cambie esta penosa situación. Sobre todo nos hace falta Fe y verdaderos deseos de ser discípulos de Cristo.

    ResponderEliminar
  5. Como neocatecumenal barcelonés, puedo decir que se estuvo a punto de abrir al principio del mandato de Sistach un Seminario Redemptoris Mater en Barcelona. Estuvieron estudiándolo y los iniciadores del Camino (sobre los que los Estatutos aprobados les dan autoridad para abrirlos a petición de los Obispos) habían dado el visto bueno. Al principio Sistach lo veía con buenos ojos, y visitó por aquellas fechas varios Redemptoris Mater de Europa, como el de Varsovia (Polonia), uno de los primeros en nacer hace más de dos décadas, para ver cómo funcionaban y que misión tenían. Ignoro los motivos reales, pero Sistach finalmente lo rechazó. Puedo creer que pesó mucho el revuelo diocesano que se habría generado por el nacionalprogresismo para impedir la apertura, dado que para ellos somos ultraconservadores y además Kiko, viniendo de Madrid, un españolito... Es decir, las dos cosas que no 'puedes ser' si quieres tener 'éxito' en Cataluña.
    Por lo demás de mi parroquia barcelonesa, que tiene 18 comunidades, han surgido en los últimos años 3 presbíteros ya ordenados y 8 seminaristas. Casi nada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y al final Sistach siempre acaba cediendo a los dictamenes del Nacional-progresismo que es quien sigue mandando en Barcelona, y así nos van las cosas.

      Eliminar
    2. Para el nacionalprogresismo eclesial barcelonés, el Camino Neocatecumental es Rouco y éste, españolismo rancio, carca, casposo e integrista.

      No hay posibilidad alguna que un nacionalprogresista catalán pueda ver nada que tenga la más mínima sospecha de rouquismo.

      De ahí el invento de Morlans, una especie de "Camí" pero en barcelonesito, una especie de intento de ser un cortafuegos a los nuevos movimientos: "no nos hacéis falta, ya tenemos nuestro nuevo movimiento"; aunque sea un pupurri de nuevos movimientos.

      Eliminar
  6. Estos datos y otros, cuantificables, asépticos, que no debieran molestar a nadie, demuestran que no es cierto, como sostiene nuestro arzobispo, que Cataluña -por no decir Barcelona- padezca la misma secularización que toda Europa occidental. En tiempos de Tarancón y Jubany, Madrid y Barcelona iban parejas en merma de la influencia social de la Iglesia, secularización y caída de la práctica religiosa, igual que la mayoría de las diócesis españolas. Pero la mayoría de estas cambió la pastoral, en sintonía con Juan Pablo II, recuperando Tradición en algunos casos y siendo creativos en otros, más no aquí en Barcelona que hemos continuado con Jubany hasta fecha de hoy.

    ResponderEliminar
  7. ....hay que sumar no restar.Pregunten al señor arzobispo,¿cuantas veces se le ha ofrecido el poder tener un Redemtoris Mater....? MONTON !!!!, Y SU CONTESTACION SIEMPRE LA MISMA,"YA VEREMOS"

    ResponderEliminar
  8. Permítame Germinans que me fije más en la otra parte del seminario: los docentes. La falta de pulso doctrina es determinante en la evangelización. No otro fue el motivo del Primer Concilio de Jerusalén con Pedro y Pablo.

    La carencia de vigor intelectual en San Paciano acarrea una serie de consecuencias nefastas para la difusión del kerigma. Se producen situaciones tan chuscas, tan esperpénticas, como la del vicedecano de la facultad de teología cuyo criterio moral no es el bien o el mal objetivo, sino lo que aprecia el pueblo. Tesis que aplauden con las orejas en el presbiterio de Gerona.

    Aun recuerdo aquella nefanda carta firmada por profesores del seminario, Xavier Alegre, Juan Rada, Gabriel Rayés, Enric Cortés, Antoni Cruells,Josep Gil, José Ignacio Glez. Faus, Gaspar Mora,. Ramón Pou, Frederick Raurell, Ignasi Ricart, Jospe Rius Camps, Ramón Sala, Héctor Vall, Evangelista Vilanova,. Josep Vives contra la betaficación de Escriva de Balaguer. Esa gavilla de "pensadores" empleaban su ocio --que por lo visto les ocupaba mucho tiempo-- en disparatar en una carta seudoevangélica. Conozco de cerca al hermano, opusdeísta, de uno de los firmantes. Me imagino el dolor que le produjo. Si al menos hubiera motivos objetivos. Tan disparatada, que su odiado beatificando acabaría siendo declarado santo. Pero no pidieron disculpas.

    El seminario andaba muy revuelto. González Faus no me negará que subía y bajaba escaleras, corría pasillos en busca de firmantes seminaristas. Unos parece que se refugiaron en la capilla huyendo del jesuita.

    Ya hemos señalado el nivel de la hornada siguiente.

    Los del Opus Dei fueron caballeros. Les enviaron seminaristas a Sistach para tapar el sonrojo de sus números.

    No me fijo en los números. Dios proveerá. Me inquieta la doctrina. La perversión de la doctrina. De eso sí tiene la culpa Sistach. Pero, claro, ¿qué harán los fraíles si el abada juega a naipes? ¿Qué moral, dogma, liturgia, derecho o Escritura van a enseñar cuando el propio arzobispo comparte presidencia en el seminario con uno de los más tenaces y aviesos rompedores del bien común, por usar las palabras de Parolín?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si mi información sobre el mal nivel en todos los aspectos del Seminario de Barcelona son correctos, y si es cierto que el Opus Dei envía seminaristas a dicho seminario, entonces opino lo siguiente.

      El Opus Dei ha obrado muy mal: no puede enviar seminaristas a un seminario que no los merece, porque da el falso, engañoso y fraudulento mensaje universal de que es un seminario ortodoxo, cuando en el caso de que no lo sea, no debería de enviar a nadie.

      El Opus Dei, en el supuesto de que el seminario de Barcelona hubiera sido heterodoxo, ha cometido un grave pecado de mentira, porque ha dado la fraudulenta imagen, fama, prestigio, reputación y respetabilidad internacional y mundial de ortodoxia a un seminario de Barcelona que en absoluto se lo merece.

      Ha dejado indefensos y vulnerables en la fe, la moral y la intelectualidad a todos los alumnos ajenos al Opus Dei que, confiando en el renombre de que hay alumnos del Opus en el seminario, no han tenido la "protección", tulela, guardia y abrigo que las instituciones defensoras del Opus han dispuesto a favor de sus seminaristas, expurgando toda la enseñanza peligrosa, errónea, herética o apartada de la fe, moral, liturgia y espiritualidad que hayan recibido de este seminario.

      Dando seminaristas del Opus al seminario barcelonés, han establecido para terceras personas el siguiente silogismo y propaganda engañosa: - El Opus Dei es ortodoxo y ortopráxico; - El Opus Dei envía seminaristas al Seminario de Barcelona; - Luego el Seminario de Barcelona es ortodoxo y ortopráxico.

      No tengo en absoluto el ánimo de pedir íntimamente "que se fastidie Sistach", todo lo contrario, mi intención es puramente competitiva: si un seminario ha optado por la heterodoxia y ruptura hermenéutica, entonces debe de aceptar en legítima libre competencia con el resto de seminarios ortodoxos, todo aquel número de ingresos de seminaristas que tenga de manera pura y honesto, sin la perturbación contaminadora del falso "préstamo" de seminaristas del Opus Dei, que además, estaban abrigados por el "cielo protector" de los maestros del Opus, cosa que no han gozado el resto de seminaristas que iban por libre: los del Opus estaban resguardados del mal yendo por el pasillo secreto y atravesando la puerta falsa de la habitación oscura, donde les esperan los profesores que les corregirán los errores recibidos.

      Si el seminario progresista de Barcelona hubiese tenido 12 seminaristas sin el Opus, pues éste es el límite de atracción y captación de seminaristas en la verdad de la libre competitividad. La verdad ante todo, y lo que es un desastre, ha de aparecer como un desastre, tanto ante los fieles como ante Roma.

      Y lo mismo que se refiere a la importación de elementos del Opus, vale igual por la recepción de seminaristas católicos orientales.

      Además, ¿qué ha percibido como contraprestación el Opus Dei por este comercio de fingidos y disimulados seminaristas? El Opus Dei, con este préstamo ignomioso de seminaristas, ha dado a entender que pacta con el nacionalprogresismo a cambio de prevendas y privilegios en la diócesis de Barcelona. ¿Por qué? ¿Cuáles han sido? ¿Es una campaña de lavado de imagen?

      Ya hay tres casos de aparente renuncio a la verdad y a la integridad del Opus Dei de Cataluña:

      - La conferencia de la exconsejera Geli prohomicida-abortista en el colegio La Vall.

      - El libro de Mn. Joan Costa Bou "Nación y nacionalismos", un cura del Opus, ortodoxo y nacionalista, autoridad académica en teología moral, investigador de la materia, optando por la politización nacionalista.

      - El envío de seminaristas del Opus a un Seminario de Barcelona que está en ruina teológica.

      Prohomicidio, politización y engaño... mmm... mmm... no va bien.

      Eliminar
  9. Este año nuestra X a la Iglesia desaparece, me parece una estupenda despedida a Mn Sistach.

    ResponderEliminar
  10. El gran fracaso del kumbaya eclesiástico impide cualquier apostolado serio, como siguen en sus trece y ocupando el seminario amen de otros cargos, los jóvenes que desean ser SACERDOTES DE JESUCRISTO, se van a otras diocesis, ya he dicho varias veces que en Castellón hay mas sacerdotes y seminaristas de Barcelona que de Castellón un gran éxito de los protestantes que ocupan parroquias católicas en Barcelona, lo mejor es que se vayan con Lutero y Calvino a otra parte

    ResponderEliminar
  11. Recomiendo a todos a todos los lectores de Germinans estas dos webs:
    www.corrispondenzaromana.it
    www.conciliovaticanosecondo.it

    ResponderEliminar
  12. Los lectores de Germinans tampoco deben perderse las webs siguientes:
    www.riscossacristiana.it
    www.papalepapale.com

    ResponderEliminar
  13. Las vocaciones son especialmente una "llamada" del Señor pero con una importancia enorme de una familia cristiana que mantiene y vive la fe con mayúsculas. No olvidar un acompañamiento por parte de un sacerdote en el discernimiento y eso se consigue con una confesión frecuente y una dedicación especial en la dirección espiritual de los jóvenes. ¿A dónde y en que lugar salvo excepciones se práctica este seguimiento e implicación por parte de los sacerdotes?.
    Sí cada sacerdote diocesano enviara a lo largo de su vida sacerdotal un par de candidatos al seminario ¿ existiría la problemática vocacional tan grave en nuestras diócesis ?. La sociedad ha cambiado pero el Señor sigue llamando pero hay que ayudarlo con nuestro compromiso y evidente con nuestras plegarias.

    ResponderEliminar
  14. Yo lo tengo claro, necesitan reforzarse con vocaciones de toda España, si vienen a Cataluña , mejoraran la formacion en las escuelas, las catequesis, habra mas confesiones y eso calara en la juventud y entonces si habran vocaciones de Cataluña. Yo lo digo abiertamente CATALUÑA ES TIERRA DE MISION, si el nacionalismo detiene que sus hermanos sacerdotes de España vengan a ayudar, entonces es criminal.

    ResponderEliminar
  15. Yo enseguida llenaría el seminario de Barcelona: un seminario de corte tradicional y adicto a la Santa Sede y de ámbito internacional. Nada de ir a las parroquias los fines de semana; los años de seminario son años de formación: pues a estudiar y a rezar; la vida litúrgica celebrada solemnemente: misa. laudes y vísperas; y formación seria. Es un antídoto contra el progresimo. Una celebración bien echa te trasciende a lo sublime.
    Salvador Biarnés (ElCidCabreador)

    ResponderEliminar
  16. Que pierdan toda esperanza. El nacionalismo es una forma de paganismo, una pseudoreligión. Se trata de una ideología que procede del romaticismo decimonónico de raíz hegeliana, con su Volkesgeist y todo, cuyo resultado es inversamente proporcional a la fe católica. Por tanto, donde hay nacionalismo no puede haber vocaciones. Si, por ende, la iglesia católica ¡se hace nacionalista! (lo cual es una contradicción in re), no puede no ocurrir que las iglesiaqs y los seminarios se vacíen. Es así, y no hay más.

    ResponderEliminar