martes, 10 de septiembre de 2013

¿De qué hablaron el viernes pasado el Papa Francisco y el cardenal Sistach?

Como la audiencia entre S.S. el Papa Francisco y n.s.b.a. cardenal Martínez Sistach no se realizó en el Restaurante "La Camarga", ni parece que nuestro arzobispo estaba en la lista de espiados del ex-secretario de organización del PSC, nadie más que los interesados saben de que hablaron el pasado viernes en la Audiencia que el Pontífice concedió al prelado barcelonés, eso no quiere decir que no se pueda tener información pseudo-oficial como sucede en los Cónclaves donde oficialmente nadie tendría que saber nada, pero al final hay muchas cosas que se filtran.

Según la nota oficial del Arzobispado de Barcelona, "El Papa se ha interesado por la realidad socio-religiosa de la Archidiócesis y del país, y por el trabajo que realizan Cáritas, parroquias e instituciones de Iglesia en la ayuda a muchas personas y familias que sufren las graves consecuencias de la crisis económica". Conociendo al Romano Pontífice a nadie extraña esta continua preocupación por los más necesitados, pero conociendo a nuestro cardenal nadie puede creerse que ha pedido audiencia papal para hablarle de la pobreza y del trabajo de Cáritas en Barcelona.

Según la información que me ha llegado y que coincide bastante con la expresada por otras fuentes eclesiales completamente alejadas ideológicamente de mi persona, los motivos reales por los que nuestro cardenal pidió la audiencia son los siguientes.
 
1.-Darse a conocer y quedar bien ante el actual Pontífice: 

Ya he comentado recientemente que la situación eclesial ha cambiado radicalmente para nuestro arzobispo, hace unos meses la Iglesia estaba regida por S.S. el Papa Benedicto XVI, a quien nuestro arzobispo tuvo de huésped en Barcelona en la consagración de la basílica de la Sagrada Familia, templo que despertaba una inmensa admiración en el anterior Pontífice; para rematarlo la Secretaría de Estado estaba en manos de S.E.R. el cardenal Tarcisio Bertone un buen amigo de nuestro prelado y también del monasterio de Montserrat.

Lo que entiende Sistach por "Evangelización"
Pero el actual Pontífice es un perfecto desconocido para nuestro cardenal (y viceversa) al igual que el nuevo Secretario de Estado.

Para quedar bien ante el nuevo Pontífice, y desarrollar ese perfecto "peloteo" que ejerce desde jovencito y que le ha permitido hacer carrera y escalar puestos en la Iglesia (todo lo contrario de lo que pide el Santo Padre a los eclesiásticos) nuestro cardenal llevaba en la cartera dos temas que sabía que le encantarían al sucesor de San Pedro: La acción caritativa de la Iglesia y la Evangelización en  Barcelona, temas a los que dedicaron una buena parte de su conversación.

2.-La disponibilidad a continuar ejerciendo como arzobispo de Barcelona: 

Temeroso nuestro arzobispo que un día por sorpresa su nombre pueda aparecer en el Bollettino de la Santa Sede, por habérsele aceptado su renuncia al haber sobrepasado los 76 años, ha querido presentarse pletórico de fuerzas y de salud y con la sonrisa que le caracteriza, para decirle al Santo Padre que está perfectamente para continuar ejerciendo la responsabilidad que ostenta y que además lo hará lógicamente en la linea que quiere el Pontífice, preocupándose de los marginados y de la Evangelización. (Y si tuviera que bailar un tango también lo haría.)

Además  el cardenal ha informado de la compleja situación política que vive Cataluña, con motivo de los anhelos secesionistas de una parte del pueblo catalán. Esta situación afecta lógicamente a la Iglesia, por eso ahora no es momento de cambios, y menos cuando se cuenta con un cardenal y arzobispo en Barcelona que es bien visto por el nacionalismo catalán, pero a la vez ha sido prudente al no hacer manifestaciones proclives a la independencia. Y ese obispo no es otro, claro,  que él mismo. 

3.-La sucesión a la sede barcelonesa: 

A nuestro arzobispo le gustaría morir con las botas puestas ocupando la sede episcopal barcelonesa, pero sabe que tarde o temprano (y parece que más temprano que tarde) esta sucesión tiene que llegar. Cada vez son más numerosos los nombres de candidatos que suenan para la sucesión de S.E.R, el cardenal Rouco Varela para Madrid (Cañizares, Asenjo, Del Río, Sanz Montes...), y es más que probable que la sucesión a las dos principales sedes episcopales españolas se haga conjuntamente (probablemente en el 2014), y aunque esto no sucediera, tampoco es previsible que Barcelona alargue mucho más el cambio.

Nuestro cardenal quiere ser decisivo en ese traspaso, tutelar el relevo hacia su sucesor, ese ofrecimiento al Santo Padre es loable, pero todos sabemos que lo que realmente quiere es que todo siga igual, es decir que se nombre un arzobispo que continúe su feeling con el poder nacionalista y que sea del agrado del clero progresista. Y ahí es donde yo creo que el Papa Francisco, espero que bien asesorado por sus colaboradores, envíe para Barcelona a alguien que para nada sea un calco de Sistach, sino un verdadero pastor de ovejas, que no haya sido "carrerista" (como él), que hable de Dios a la gente con el corazón, que no se deje dominar por el nacionalismo, y que no continúe con el tan  jubanyista y sistachiano "laisser faire, laisser passer", sino que empieze la tan necesaria remodelación que necesita nuestra castigada diócesis.

Antoninus Pius

8 comentarios:

  1. Sr. Antoninus Pius, gracias por su articulo.

    Me parece muy bien que el Papa se preocupe por la acción de Cáritas y la Nueva Evangelización.

    Ahora hace falta saber que es Cáritas si la obra social de la Iglesia o una ONG piadosa, porque en muchos, por no decir en casi todos, los comunicados de Cáritas no aparece el nombre de la Iglesia Catòlica.

    En cuanto a la Nueva Evangelización, la fotografia del articulo habla por si sola, pero yo me pregunto: puede haber "Nueva Evangelización":
    Sin sacerdotes en la majoria de los confesionarios.
    Con muchas homilias más sociales que evangélicas y que conste que al decir esto no me refiero a que el Evangelio no tenga temas sociales, etc.
    Cuidar mucho la formación de los nuevos sacerdotes, que reciban una doctrina fiel a la Tradición y al Magisterio de la Iglesia.

    Si esas son las intenciones de nuestro Cardenal estupendo, pero me temo, que por ahí hay algun punto dèbil, que el nuevo Arzobispo tendría que remediar lo antes posible.

    ResponderEliminar
  2. Morlans, quizás el de la foto guitarreando, estará en la cadena. Supongo que podrá ser visto en la macrofoto que se hará.

    ResponderEliminar
  3. Sin sacerdotes en la majoria de los confesionarios.
    Con muchas homilias más sociales...

    Dos de las diversas causas del hundimiento sacerdotal de Barcelona, la falta de vocaciones y la falta de sacerdotes de reemplazo.

    ResponderEliminar
  4. Bona Diada encara que plogui!
    Visca Catalunya!!!
    Visca l´Església catalana!
    Que repiquin les campanes ben fort, ben fort!!!
    Alegria, alegria, alegria!!! Estem de festa, encara que plogui!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Olé! ¡Olé! ¡Viva España! ¡Viva la Iglesia Universal! ¡Que repiquen todas las campanas del mundo! ¡Alegría, Alegría, Macarena...! Estamos contentos con la lluvia, bendición para los campos.

      Eliminar
  5. Pero existe la "Esglesia Catalana"? Sí el catalanismo ha vaciado las iglesias.

    ResponderEliminar
  6. Bona Diada!
    Els cristians sempre estem de festa, perquè
    Déu ens ha estimat tant que ha enviat el seu
    Fill únic perquè tot aquell que cregui en Ell
    no es perdi, sino que tingui vida eterna.
    Per això les campanes toquen, per anunciar el cel
    a la terra, la celebració de la Santa Missa.
    "Ja no hi ha jueu ni grec, esclau ni lliure, home ni dona: tots sou un de sol en Jesucrist." Ga 3,28

    ResponderEliminar
  7. Supongo que el Papa (si es que está bien informado) le habrá dicho algo de las pocas celebraciones que se hacen en la Sagrada Familia, ¿no?, y del Seminario Turull ¿no?, y de los abortos y la situación de algunos eclesiásticos en el Sant Pau ¿no?........

    ResponderEliminar