miércoles, 22 de mayo de 2013

¿Más pseudoprofesores de religión? No, gracias

¿A quién se le ocurrió la brillante idea de que la religión ha de volver a puntuar igual que en pleno Nacionalcatolicismo, como tan gráficamente dicen los de Izquierda Unida? Algún saboteador ha tenido que ser; o alguno de los muchos tontos que se empeñan en ayudar a la Iglesia: mucho más peligrosos que los malos que se empeñan en destruirla.

¿Para qué sirve que la ley imponga de ese modo la religión en la escuela pública (que de eso se trata), si luego han de poner a dar esas clases a enemigos declarados de la religión y de la Iglesia, y si al fin y al cabo esta asignatura está condenada a ser una “María”?

¿Cómo quieren imponer la religión como opción obligatoria en la escuela pública, si no son capaces de mantener esa misma opción con un mínimo decoro en las escuelas cuya titularidad ostenta la misma Iglesia? No hay más que ver quiénes y cómo imparten las clases de religión en los colegios religiosos. No sólo eso: en nuestro arzobispado se dio la increíble paradoja de tal desinterés por la asignatura de religión en los entornos de la Iglesia, que tuvieron que recurrir a un anuncio en la prensa para cubrir unas vacantes. Hasta ahí.

Y siendo la que es la selección del profesorado, ¿cómo piensan controlar su ortodoxia, si ni siquiera son capaces de controlar la de los curas en su ministerio? Me refiero a los obispos, claro está, que son los responsables de esta pastoral escolar. ¿Cómo piensan asegurarse de que los profesores de religión impartirán recta doctrina, teniendo como tienen desmadrados a tantos curas, religiosos y religiosas disparatando en libros y publicaciones tan católicas como la hoja dominical, y prodigándose en conferencias y en los medios de comunicación para atacar desde ellos el magisterio de la Iglesia?

¿No habrá sido ésa una astuta maniobra de distracción del ministro Wert para desviar la atención de las numerosas cobardías de todo género en que incurre esa cosa timorata a la que pone el pomposo nombre de “reforma”? ¡Porque mira que está dando que hablar!

Sea una sagaz maniobra del ministro, o sea fruto de la estupidez de quienes aconsejaron ese hipotético pacto con la Conferencia Episcopal, ese inoportuno regalo envenenado no hace más que poner en evidencia la tremenda debilidad de la Iglesia. ¿Para qué le regala el gobierno tantísima clase de religión si ni siquiera es capaz de garantizar que se dé doctrina sana en las iglesias y en los colegios de la Iglesia?

Y si a los obispos (a los de por aquí al menos) les da lo mismo las barbaridades que prediquen y difundan un número nada despreciable de acreditados y bien identificados “profesores” de religión, puesto que no se molestan en desmarcarse de ellos y llamarlos al orden cuando se apartan ostensiblemente del magisterio de la Iglesia, ¿por qué se empeñan en aumentar el número de los falsos profetas?

Es que hemos llegado a la lamentable situación de que los obispos prefieren tener una parroquia servida por un cura que da sobradas muestras de haberse apartado de la comunión de la Iglesia, o una plaza de profesor de religión atendida por un detractor de la religión, que dejar esas plazas vacantes y reorganizar los efectivos de otro modo.

Por eso, cuando nos viene el gobierno (vuelvo a suponer que de acuerdo con la Iglesia) con ese incremento de efectivos que no tenemos de dónde sacar, me echo las manos a la cabeza y me digo: ¿es que se han vuelto locos? ¿Cómo se les ocurre? ¿Tan insensatos son que no reconocen sus miserias?

Y como todo eso me parece muy gordo, le doy la vuelta a mi pensamiento y me digo: ¿a ver si seré yo el que ando mal dimensionado? ¿No seré yo el que no tiene ni idea de cuáles son los efectivos con los que cuenta la Iglesia en toda España para atender con un mínimo decoro las nuevas clases de religión?

Y al hilo de esta reconsideración me planteo si no será que las cosas de la Iglesia se ven más negras desde Cataluña, que nuestra problemática es muy nuestra, muy puntual, y que no se puede extrapolar al resto de España. Me lo planteo. ¡Pero me cuesta tanto creérmelo!

Porque sí, porque al fin y al cabo los catalanes somos quizá un poco menos iguales que el resto de españoles y europeos; pero en el fondo, iguales. Por eso me cuesta tanto creer que las cosas sean aquí muy diferentes que en el resto de España; que nuestros obispos sean de otro planeta, que nuestros curas, frailes y monjas estén hechos de otra pasta, y que nuestros profesores de religión, la plantilla actual y la que hay que ampliar, pertenezcan a otra civilización.

En fin, que como no me cuadran las cuentas, me temo que la ampliación de la plantilla de profesores de religión servirá para colocar a algunas personas que ansían tener un empleo, el que sea, para poder cobrar algo cada fin de mes; pero en detrimento de la calidad de esas clases, y en detrimento de la función evangelizadora de la iglesia: que cuando se le ofrece esa oportunidad, ha de extenderse también a la escuela.        

Virtelius Temerarius

26 comentarios:

  1. Virtelius ha dado en el clavo... Las delegaciones de enseñanza de los obispados son agencias de colocación de inútiles e incompetentes "profesores", que no pisan una iglesia en años, muchos en situaciones irregulares... En fin, un nido de enchufados de burócratas eclesiales dispuestos a conceder una plaza y un sueldo de funcionario -sin hacer oposiciones- a sus amiguetes y luego... ¡a vivir que son dos días! A costa de la religión. Eso sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Jaime, tiene razón, pero por favor su forma de expresión me da la impresión que esta generalizando y yo le puedo decir que conozco a más cuatro que son de Misa y Comunión dominical y en algunos casos diaria. Con eso lo que quiero decir es que como en todas partes hay de todo.

      Eliminar
  2. ¿Para qué le regala el gobierno tantísima clase de religión si ni siquiera es capaz de garantizar que se dé doctrina sana en las iglesias y en los colegios de la Iglesia?

    _Si hay una cosa que está fallando, es la falta de estadísticas y de información oficial abierta al público (transparencia).

    ¿Cuántos profesores de religión hay?
    ¿Cuántos alumnos reciben clases de religión?
    ¿Hay colegios que impidan el libre ejercicio del derecho a recibir religión?
    ¿Hay estudios de calidad de los profesores de religión?
    ¿Qué tipo de enseñanza religiosa dan los profesores de religión?
    ¿Cuáles son los libros de religión que se publican?

    ResponderEliminar
  3. Ciertamente, la situación de la Iglesia en Cataluña no es mucho peor que en el resto de España. Lo dice un gaditano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Cataluña, por suerte, ya se conoce. El resto de España, si Dios no lo remedia se conocerá, con parecida situación, en unos cinco años.

      Eliminar
  4. El Papa impone las manos a un mexicano, pero ¿es exorcismo, sanación o bendición?

    Para Lombardi es una bendición, para Amorth un exorcismo, y dice que Lombardi no entiende nada.

    vaticaninsider.lastampa.it/es/noticias/dettagliospain/articolo/francesco-francis-francisco-esorcismo-exorcism-exorcismo-24995/


    En este enlace, Amorth da la causa (que los obispos mejicanos no se opusieron al aborto) y el remedio (que los obispos mejicanos de arrepientan y hagan penitencia por su pecado):

    www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=29308

    La posesión de Ángel "es una venganza del demonio contra los obispos mexicanos porque no se opusieron al aborto como debían haberlo hecho. Este hombre SÓLO será liberado cuando los obispos mexicanos se arrepientan y hagan penitencia por no haber intervenido más en esa cuestión".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su comentario está fuera de tema- Aquí no se habla de exorcismos. Claro que a la 01:16 es normal que se confundan las cosas.

      Eliminar
    2. No entiendo que el demonio castige a los obispos mexicanos por no haberse opuesto mucho más decididamente al aborto. ¿No será que los premiaría? ¿Aunque no entiendo en que puede premiar Satanás?

      Eliminar
  5. Con Religión o sin ella en las escuelas la batalla está perdida.

    ResponderEliminar
  6. me parece inoportuna eta opinión de que la clase de religión debe proceder de la conferencia episcopal, ¿por que? que tiene que ver la religión con la doctrina o catequesis ? la religión es materia de conocimiento,y puede y debe enseñarla quien posea tal conocimiento. El anónimo de las 23,32 tiene toda la razón; ahí está el problema, estas seis preguntas son claves.

    ResponderEliminar
  7. José María Valderas23 de mayo de 2013, 8:58

    Amigos de Germinans, por si algo vale mi experiencia personal: Mis hijos se educaron en el Colegio Alemán de Barcelona. Tenían por profesor de religión a un jesuita casquivano, pero formado. Allí, por aquel entonces y supongo que seguirá ahora, el profesor de religión católica tenía que tener un grado académico universitario otorgado por una facultad de teología. Debía ser licenciado al menos. Igual acontecía con el profesor de religión "evangélica". Y lo mismo con el de ética, la alternativa a las dos precedentes.

    El problema de la religión en Cataluña, según veo, es una extensión de la incompetencia oceánica de varios obispos del Principado. Basta leer sus manifestaciones públicas.

    Para mayor desgracia va la sedicente Escola Catalana y se opone a la Ley Wert... por el catalán, en realidad por no asesinar los derechos fundamentales de personas según ellos quisieran y los tribunales de justicia denuncian y condenan. Menuda jeta y desvergüenzan la de esos ayatolás sembradores de discordia (en palabras de Juan Pablo II),ignaros en derecho natural y teología.

    En Alemania y en otros países la enseñanza de la asignatura de la religión puntúa. Se la considera digna de estudio y, por tanto, de valoración su aprovechamiento.

    No veo que la incuria de los obispos de aquí o la desvergüenza de unos independentistas nazis (por cuanto yugulan derechos básicos, complementarios del derecho a la vida) que dicen representa la "Escola Cristiana", sean argumentos decentes para negar esa opción docente deseada por los padres que votaron democráticamente al Partido Popular.

    Me gustaría leer alguna razón de peso, digna, no necedades del tipo "cohesión social (qué menguado pudor el de Sistach o el de Soler cuando así llaman la represión de un derecho fundamental)", "drets nacionals" y demás retorcimientos del lenguaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El comentarista ha aportado la experiencia alemana, aunque tampoco es muy exitosa, dado que allá existe el movimiento del "llamado a la desobediencia".

      Nos falta la experiencia de los diversos países europeos y occidentales del mundo en el tema de la religió en la escuela; nos liberaríamos del paletismo dogmatista de la izquierda y de los progresistas.

      Si recuerdo bien, en Francia la religión está expulsada de la escuela pública, PERO todos los escolares tienen festivo el miércoles o jueves por la tarde PARA que aquellos que quieran, puedan ir a la catequesis impartidas por la Iglesia.

      Eliminar
    2. El problema de la religión en Cataluña, según veo, es una extensión de la incompetencia oceánica de varios obispos del Principado. Basta leer sus manifestaciones públicas.

      Pues hay que denunciar en GG esta incompetencia, mejor con casos concretos, y proponer alguna salida a esta eclesiocatástrofe.

      Una solución: rezar para la nueva evangelización y conversión de los consagrados, sometidos a muchas presiones.

      Eliminar
  8. En Madrid estamos mejor que en Barcelona en un aspecto: nuestro seminario está lleno mientras que el de la Ciudad Condal está semivacío. Pero también es verdad que la clase de religión está muy descuidada y que la dan muchos heterodoxos.

    ResponderEliminar
  9. Comparto la preocupación y el criterio del articulista sobre la clase de religión y la enseñanza religiosa en general, que es de lo que va el artículo y no sobre el catalán y la independencia...A quien le interesen estos temas, puedo proporcionarle unas cuantas docenas de sitios webs donde se tratan estos temas de manera preferente o exclusiva.

    Virtelio dice "Es que hemos llegado a la lamentable situación de que los obispos prefieren tener una parroquia servida por un cura que da sobradas muestras de haberse apartado de la comunión de la Iglesia, o una plaza de profesor de religión atendida por un detractor de la religión, que dejar esas plazas vacantes y reorganizar los efectivos de otro modo."

    Así es. Pero esto es problema de la Iglesia, no del Gobierno...No nos gusta que la Generalitat -sea tripartita o convergente- use sus resortes para promocionar una facción del catolicismo en Cataluña que es afín a su proyecto. Eso es una intrusión indebida y una vulneración de la separación Iglesia-Estado.

    Si eso no nos gusta, tampoco podemos pretender que desde otros partidos se ejerza la misma presión en sentido contrario. Es decir, sabemos que la mayoría de los colegios concertados propiedad de las congregaciones religiosas clásicas dedicadas a la enseñanza no cumplen con el cometido de la evangelización y podríamos pensar entonces "¿para qué concertarlos sinó aportan nada distinto de los públicos y de los privados laicos?" Y lo mismo en relación a la clase de religión, "¿para qué favorecerla si les van a dar una información digna de Tele5?

    El de las escuelas religiosas concertadas es un tema. El de la clase de religión es otro que no tendría que ser ningún problema: o se cumplen los acuerdos con la Santa Sede o se denuncian y se renegocian o cancelan. Mientras los acuerdos con la Senta Sede sigan vigentes, hay que cumplirlos, cosa que nunca se ha hecho desde Felipe González. Sinó, al tratarse de un tema tan sensible, el partido que no esté de acuerdo con algún punto de estos acuerdos tiene que incluirlo claramente en su programa electoral y proponer una alternativa.

    Y si se está de acuerdo y no se quieren cambiar, hay que cumplirlos a rajatabla ya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo recordar que el concierto de escuelas se basa en el derecho de los padres a escoger el tipo de enseñanza, independientemente de la enseñanza de religión. Pero además hay bastantes escuelas concertadas que funcionan bien.

      Eliminar
    2. No estoy muy de acuerdo, Fred. Si fuera así, la enseñanza diferenciada, básicamente llevada por el Opus Dei en nuestro país, no estaría permanentemente amenazada tanto en el parlamento nacional como en los autonómicos.

      Si el concierto a escuelas privadas se basara en el derecho de los padres, existiría tal vez el cheque escolar, que es una financiación directa a los padres. Existiría también la posibilidad de la educación en casa, prohibida en nuestro país. No existiría ningún criterio de "zonificación". Y no habría tanta polémica en relación a las escuelas diferenciadas.

      No. La educación en nuestro país está muy intervenida, es demasiado estatal. El concierto es un matrimonio de conveniencia con la Iglesia, o mejor dicho, con la congregaciones religiosas clásicas dedicadas a la enseñanza. Se hace el "favor" a éstas, no a los padres.

      Eliminar
  10. “...hemos llegado a la lamentable situación de que los obispos prefieren tener una parroquia servida por un cura que se [ha] apartado de la comunión...”

    Los obispos en Cataluña sufren una caída inmediata de su auctoritas moral cuando, por ejemplo, en el tema de la legislación sobre matrimonios homosexuales, el Padre Soler, abad del Monasterio de Santa María de Montserrat, la justifica basándose en la laicidad y en la separación entre Iglesia y Estado, y de otro lado, sor Forcades, monja del Monasterio de San Benito de Montserrat, la respalda en la ideología de género de la sexodiversidad, junto con el sacerdocio femenino, y todo ello en contra de la petición expresa de Benedicto XVI de que los políticos y fieles católicos en la vida pública han de tener como principios innegociables la defensa de la vida, la familia matrimonial, la educación religiosa en la escuela y el bien común, o también en contra de la visión profética de Francisco I de que el matrimonio homosexual es una acción satánica para destruir en la tierra el plan de Dios sobre la familia humana.

    Virtelius Temerarius tiene razón, y más en esta época de las comunicaciones instantáneas y de archivos en red permanentes. Las enseñanzas erróneas y apostáticas se expanden al momento entre la comunidad de fieles, también entre los escolares.

    Si un profesor dice que es de verdad católica el sacerdocio masculino, los alumnos le podrán oponer TANTO las enseñanzas erróneas de sor Forcadas COMO el silencio u omisión del deber de defender la verdad de los obispos y abades. Los alumnos, por muy jóvenes que sean, sumarán dos más dos cuatro, y le replicarán:

    "Forcades dice que la mujer sí puede ser sacerdote y que la Iglesia lo impide porque opone una violencia misógena y patriarcal para defender sus intereses machistas y de poder opresor, y esto lo sabe la jerarquía, porque se calla y no dice nada; si fuera falso lo de Forcades, entonces los obispos y la abadesa le prohibirían hablar o la castigarían, y si no lo hacen es porque están avergonzados de su mentira y discriminación opresora."

    Opino que en este pontificado de Francisco I, los obispos de Cataluña deberían de "hacer algo aunque se equivoquen", porque están literalmente desconectados de la verdadera realidad social, contraria en muchos aspectos con la verdad de fe y moral católicas. Dos ejemplos:

    1. El hospital católico de Sant Joan de Déu:

    En síntesis, Lucas nació en julio del 2012 en Sant Joan de Déu, el hospital que le congeló parte del tejido ovárico de su madre, Mercedes, 11 años antes, que perdió los ovarios por unos tumores no cancerosos, y sólo esta porción quedó libre de enfermedad. 10 años después quiso tener un hijo y el doctor Justo Callejo le implantó junto al útero dos porciones de ese tejido preservado, aplicando factores de crecimiento de vasos sanguíneos para la mejora de su arraigo. Entonces este tejido fabricó hormonas y provocó la menstruación, se producieron ovocitos, se realizó una FIV (fecundación in vitro), implantaron el embrión y quedó embarazada hasta el parto.

    Significativamente, la noticia podría ocultar el hecho estadístico de que el hospital católico quizás ha concebido en cada FIV entorno a 6 ó 10 embriones por ciclo y transferido de 1 a 3 al útero de la madre, realizando dos selecciones eliminativas de embriones: 1º) se seleccionan eugenésicamente los más fuertes para sobrevivir; 2º) si más de 2 embriones se desarrollan en el embarazo, se propone a la madre la reducción embrionaria o aborto de 1 ó 2 niños para limitar los riesgos de un embarazo múltiple.

    www.lavanguardia.com/20130523/54373756142/lucas-nacio-gracias-a-un-trocito-de-ovario-congelado-anos-antes.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existe un juego de muñecas rusas en estas instituciones, que hacen dudar legítimamente tanto de su objetividad como de su catolicidad, y más bien parece un entramado de intereses recíprocos que es necesario transparentar para hacer relucir el esplendor de la verdad:

      1. El Dr. Justo Callejo, quien ha realizado esta FIV (fecundación in vitro), es el jefe clínico del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Sant Joan de Déu

      2. El Hospital de Sant Joan de Déu de Esplugues está bajo la Orden Hospitalaria de Sant Joan de Déu

      3. El Instituto Borja de Bioética (Universidad Ramon Llull) tiene 8 miembros, y la mitad, 4, son médicos del Hospital de Sant Joan de Déu:

      Fco. José Cambra Lasaosa (Pediatría)
      Juan A. Camacho Díaz (Nefrología)
      Victòria Cusí i Sánchez (Anatomía)
      Sabel Gabaldón Fraile (Psiquiatría)

      4. La Universidad Ramon Llull tiene en su patronato al Cardenal Arzobispo de Barcelona Lluís Sistach

      5. La FIV (fecundación in vitro) es declarada como inmoral e ilícita por la Donum Vitae

      6. El abad de Montserrat, P. Soler, y la Conferencia Episcopal Tarraconense, o no dan información o sí dan información pero deficiente sobre toda la problemática de la reproducción humana.

      Eliminar
    2. Muy bueno el símil de las muñecas rusas en St. Joan de Déu: las matriuscas. Así es... Son unos caraduras que pisotean todos los principios de la moral y encima, quieren ir de buenos: ¡fariseos!

      Eliminar
    3. Es verdad. En la noticia de La Razón la madre en cuestión dice que "es posible que dentro de un año largo nos lo volvamos a plantear y lo podemos hacer porque todavía queda un embrión congelado".Mientras, que se espere aterido el pobrecito en el frigorífico de esos meapilas. http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/2374231/sociedad+salud/nace-un-bebe-de-una-madre-sin-ovarios-gracias#.UZ5wG6LJRr0

      Eliminar
    4. Felicidades por La Razón, que ha revelado la verdad sobre este hospital católico quizás no abortista, pero sí ocultador de la verdad; manipulador, congelador, eugenizador y eliminador de embriones; y corruptor de la reproducción humana según la moral católica.

      Eliminar
  11. Increíble! Por una vez y sin que sirva de precedente, estoy al cien por cien de acuerdo con un articulista de esta página!
    Anscarius Barchinonensis

    ResponderEliminar
  12. El Sr. Virtelius Temerarius tiene, desde mi punto de vista toda la razón.

    Según la CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA, hay unas CONDICIONES REQUERIDAS PARA EL ACCESO A LA DOCENCIA DE RELIGIÓN CATÓLICA (L.O.E.- 2006 Y NORMATIVA DE LA C.E.E.- 2007 y 2012)

    1. Titulación: a) Graduados en Teología y Graduados en Ciencias Religiosas

    b) Graduados civiles con Primer Ciclo en Ciencias Religiosas (tres cursos).

    Los graduados en Facultades Eclesiásticas o Institutos Teológicos (o Ciencias Religiosas) deberán presentar el título con los sellos del Ministerio de Educación acreditativos de su validez civil.

    2. Declaración Eclesiástica de Competencia Académica (DECA): Expedida por la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis a:

    · Graduados con títulos otorgados por Facultades Eclesiásticas o Institutos Teológicos (Grado en Ciencias Eclesiásticas o/y en Ciencias Religiosas.)

    . Graduados civiles con ek Primer Ciclo en Ciencias Religiosas, otorgada por Facultades eclesiásticas o Institutos Teológicos.
    En ambos casos habrán de hacer un curso de Capacitación pedagógica y didáctica de la Religión, si no lo hubieran realizado en su plan de estudios, de un año de duración (18 créditos ECTS).

    3. Declaración Eclesiástica de Idoneidad, expedida por el Ordinario de la Diócesis donde se pretenda impartir clase de religión. Como requisito previo hay que estar en posesión de la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica.

    - La concesión de la DEI supone pertenencia activa a la comunidad eclesial, conocimiento de la recta doctrina y testimonio de vida cristiana. Está basada en consideraciones de carácter religioso y moral, criterios cuya definición corresponde al Obispo diocesano. La DEI se confirma con la misión canónica a las personas que acreditan la “competencia académica” y la “idoneidad eclesial católica”.

    - La DEI puede ser revocada por el Ordinario diocesano cuando deje de cumplirse alguna de las consideraciones por las que se concedió y no tendrá validez en otras diócesis.

    4. Propuesta del Obispo, a la Administración Educativa (para Institutos de Enseñanza Secundaria), de la persona que considere con competencia e idoneidad para ser profesor de Religión Católica en un centro docente concreto. Supone que está en posesión de la DECA y de la DEI.

    - La propuesta será para cada año escolar, conforme al art. III del Acuerdo sobre Enseñanza y Asuntos Culturales.

    - La propuesta del Ordinario diocesano a la Administración educativa es equivalente a la DEI y a la misión canónica.

    Esa normativa debe ser, supongo, válida, quizá con algunas excepciones para toda España. Pero aquí no se trata de la normativa en sí misma, sino más bien de que fuente beben los alumnos que van toda su buena voluntad a aprender unos temas, que no siempre la dan profesores ortodoxos con el Magisterio de la Iglesia. No es sólo la cuestión del nacionalismo catalán, sino más bien una desobediencia al Magisterio y unas ensañanzas expuestas en muchos casos al libre albedrio del docente que las imparte, y eso lo realmente grave y que pase desapercibido para los que tienen competencia en ello.

    ResponderEliminar
  13. Al final estais todos en contra de los profesores de religión, ya lo que me faltaba. Si en Cataluña hay profesores de religión relativistas, ateos, agnosticos, etc, etc, pues muy mal, yo soy de Valencia y también pasa lo mismo, y luego una pléyade de neocatecumenales fervorosos pero sin formación. Responsables los obispos, que delegaron en memos que permitían que abuelas beatas liaran al cura de turno para que enchufaran a nietos/as en paro. Hay gente así, pero otros muchos no son así.

    ResponderEliminar
  14. Otro problema es el currículo, un rollo patatero, lo mejor sería ceñirnos un poco más al compedio del catecismo,la moral católica, la Sagrada Escritura, la historia de la Iglesia, aspectos que se pudiesen evaluar objetivamente, lo sabe o no lo sabe, pero los que diseñan el curriculo en la conferencia episcopal, no saben ni las horas de clase que hay a la semana (en muchos cursos una hora semanal) con eso se puede hacer bien poco. Pero si quitan esa pobre hora, se puede hacer menos. Y en la escuela todo debe ser evaluable, todo. No tiene sentido una enseñanza de religión o su alternativa, que no se pueda evaluar, valorar, medir. Lo que no se evalua no se aprende, los milagros son poco frecuentes en el ámbito educativo, aunque se producen.

    ResponderEliminar