miércoles, 16 de enero de 2013

El icono de la nueva evangelización: Fisichella, Sistach y la Sagrada Familia

Cuando el Papa anunció su intención de crear un “Consejo Pontificio ” para «promover una renovada evangelización en los países donde ya resonó el primer anuncio de la fe y están presentes Iglesias de antigua fundación, pero que están viviendo una progresiva secularización de la sociedad y una especie de “eclipse del sentido de Dios” , estaba muy lejos de pensar que la Sagrada Familia sería el icono de esa nueva empresa de la Iglesia, y que este templo icónico sería justamente la disonante imagen de la evangelización.

Visto lo visto (y es mucho lo que hay que ver en el Vaticano), con el paso de los meses, y ya de los años, cada vez parece más evidente que ni es la de Mons. Fisichella la Nueva Evangelización que pretendió poner en marcha Benedicto XVI, ni es la Sagrada Familia el gran icono que le vendieron entre Fisichella, el cardenal Martínez Sistach y alguno más del staff . El caso es que para sonrojo de la Iglesia, la solemnísima y supermediática consagración de la Basílica que celebró Su Santidad, sirvió en un 99% para promocionar el epicentro del parque temático de la arquitectura modernista y su altísima rentabilidad económica (sin olvidar la promoción de la cultura y de la lengua catalana que marcó profundamente la ceremonia); y en el restante 1% sirvió para promocionar la Nueva Evangelización a la que por supuesto está infinitamente más entregado Benedicto XVI, que algunos de sus más directos responsables.

Porque, visto lo visto, a uno le queda la sospecha de si no se traerían al Papa a consagrar el mencionado parque temático. Porque lo visto hasta ahora es que el 99% del tiempo en que está abierto el nuevo templo, es para el santo negocio turístico; y el restante 1% es para el culto.

Llegados aquí, es lógico que uno se pregunte: ¿El icono de la Nueva Evangelización es simplemente la estampa de la Sagrada Familia , o lo es realmente la Basílica de la Sagrada Familia , la que tiene la legítima vocación de convertirse en la Catedral del Tercer Milenio?

De momento, y causa una enorme tristeza decirlo, la Sagrada Familia es una de las imágenes más sangrantes de la decadencia eclesial: imagen convertida en universal y en icono de esa realidad, justo por haber sido proclamada icono de toda la Iglesia en su empeño por la Nueva Evangelización. Y lo es por ser la imagen vivísima de la fe de hace un siglo, capaz de mover esa bellísima montaña, convertida hoy en la mayor atracción turística y crematística de la Barcelona pagana. Ésa es la imagen fuerte, potente, imborrable de la Sagrada Familia : de la mañana a la noche, todos los días del año, colas interminables de turistas, miles y miles, ansiosos por dejarse en las mesas de los cambistas del templo sus 14 euros per cápita , más los euros que devengan los suvenires complementarios que han de llevar de vuelta a su país para dar fe de que efectivamente estuvieron en una de las mayores atracciones turísticas del mundo.
Oyendo cantar los bellísimos cantos de la Iglesia a Fray Alessandro, ese joven franciscano con vocación de Pavarotti, uno goza del valor espiritual de la música religiosa y de la aportación de ese buen fraile a la gloria de Dios y a la obra de la Iglesia en la edificación de las almas. Y al mismo tiempo se estremece pensando que la mundanización de esa maravilla a través de su comercialización por todo lo alto, amenaza con llevarse por delante lo que de religioso tienen hoy el fraile y sus cantos; y rezo por que la popularidad y el dinero (que sí, que se destina a las buenas obras de la orden) no se lo lleven a rastras como se han llevado a tantos otros religiosos que han seguido esos mismos pasos. De todos modos, agradecemos a Dios su nobilísima intención: quiere dar “ un poco de esperanza al mundo ” porque cree que “ la música bella es realmente un mensaje de la belleza de Dios ” y es un excelente medio de evangelización: “ en esto está la evangelización, porque es Dios quien habla directamente a través de la música ”.

Pero en el caso de la Sagrada Familia , la cosa ha sido mucho peor: ya desde antes de su dedicación, el templo estaba absolutamente mercantilizado; y a pesar de su solemnísima consagración por el Papa, sigue siendo en más del 99 por ciento de su actividad, el más emblemático parque temático de Gaudí y del modernismo: de cada 100 horas que está abierto, 99 horas y 58 minutos se dedican al mercantilismo turístico. Y las misérrimas migajas de 2 minutos de esas 100 horas, se dedican al culto. Si éste es el auténtico icono de la Nueva Evangelización , es como para echarse a llorar. Hay quien dice que sólo así podrá un día terminarse. Sin embargo, el fin nunca ha justificado los medios. Si así fuese, se cumplirían las palabras que San Hilario de Poitiers dijera sobre el emperador Constancio: “No nos encarcela en una prisión para hacernos libres, sino que nos honra en su palacio para esclavizarnos. No nos corta la cabeza con la espada, sino que mata a nuestra alma con el oro. No nos amenaza con la hoguera, sino que enciende secretamente el fuego del infierno. Edifica iglesias para demoler la fe ...”

Y resulta que a poco que rasquemos, constatamos que ésos son los mimbres con que se está haciendo la Nueva Evangelización : mucho cartón piedra, empezando por Mons. Fisichella, que hasta el momento no ha hecho más que dar espectáculo y organizar eventos. En ese camino se ha encontrado con una alma gemela: al Sr. Cardenal de Barcelona le va tanto el estilo Fisichella , que se han hecho buenos amigos y aliados. ¿Recuerdan la Misión Metrópolis? Nunca un agua pasada movió tan poco un molino.
Con pena lo digo… Creo ver en todo ello la exhibición, o peor aún, el exhibicionismo de la decrepitud eclesial. No de la Iglesia en sí, que es la Santa esposa de Cristo y a la que defiende y guía el Espíritu Santo, sino de la caducidad de un estilo. Y es que a algunos les gusta aparecer así, distinguirse por representar la más acentuada mundanización de la Iglesia. No es distinto el caso de Montserrat, otro icono de la religiosidad de Cataluña, convertido en icono de la catalanidad, con una religiosidad residual. La comunidad de monjes (¡y la de monjas!) de Montserrat no tiene el menor conflicto ni el menor roce con el sistema-régimen político de Cataluña, laicista, pagano y enemigo de la Iglesia donde los haya. ¡Ni un solo roce con esas jerarquías socio-politicas! Y en cambio, la fricción con la jerarquía de la Iglesia y con su magisterio es enfermiza. Su evidente vocación es la de parque temático del catalanismo, de la catalanidad y de todo lo que sea la promoción de Cataluña. ¿Pero no son religiosos y religiosas? Sí, pero parece ser ésa en todo caso su segunda vocación, inequívocamente subordinada a la primera. Y no es que en virtud de esa vocación se dediquen en cuerpo y alma a ensalzar y proclamar sus dogmas políticos; no, no es sólo eso, sino que en virtud de esa misma vocación se dedican a marcar distancias con la Iglesia universal, porque algunos de ellos -bien conocidos y destacados- aspiran a ser los tuétanos de esa nueva iglesia local y nacional de Cataluña, absolutamente incompatible con el “centralismo” teológico-administrativo vaticano.

De todos modos, para disgusto de aquellos a quienes la Santa Sede puso al frente de esta misión, la Sagrada Familia en toda su autenticidad, es el desolador icono de la Nueva Evangelización. Es la imagen viva de lo que ahí estamos haciendo por evangelizar. Si lo que hace en su labor evangelizadora la Archidiócesis de Barcelona (y lo que podemos visualizar todos los días en el nuevo templo-símbolo al que mira toda la cristiandad); si el 99% de turismo-negocio y el 1% de culto, es el icono de la Nueva Evangelización , no es precisamente para que se feliciten quienes trajeron al Papa a consagrar la basílica y para que Fisichella nos dé palmaditas en la espalda. Mucho Atrio de los Gentiles, mucha Misión Metrópolis, ¿y los resultados? Pero parece que algo se está moviendo en la Sagrada Familia. ¿En qué dirección? Os lo haré saber en próximos artículos.

Custodio Ballester Bielsa, pbro.

14 comentarios:

  1. Gracias Mn. Custodio por su artículo.

    Que el mismo Benedicto XVI, se dignara aceptar la invitación de nuestro Cardenal, para consagrarlo personalmente, no deja de ser un honor para nosotros.

    Que eso ha movido más turismo hacía Barcelona para ver de cerca ese monumento que en día verían por las televisiones de medio mundo, es evidente y totalmente previsible.

    Que se escogiera la Sagrada Familia como icono de la Nueva Evangelización me parece bien, por lo que representa la Sagrada Familia de Nazaret, compuesta por Jesús, María y José, como modelo de familia cristiana, en que tiene por misión trascendental la transmisión de la Fe en Cristo, a traves de su esposa la Iglesia.

    Lo que ya no me parece bien es que solo se haga una Misa cada mes menos los de invierno y verano, cuando podría celebrarse muy cada tarde de domingo, por ejemplo.

    Por otra parte, aunque usted ya lo debe saber, como fruto de esa consagración, salió de un grupo de voluntarios de aquella celebración la necesidad de hacer una Adoración Eucarística al Santísimo Sacramento y se viene realizando en la Cripta de la Basílica el 2º jueves de cada mes, al término de la Misa vespertina de las 20,15 hs., hasta las 23 hs. aprox. Aparte los primeros sábados de mes se hace otra Hora Santa después de la Misa de las 9,00 hs.

    ResponderEliminar
  2. Llama mucho la atención lo siguiente:

    A) Se mantiene una separación entre la Parroquia de la Sagrada Familia con sede en la Cripta.
    Con un parroco que pasa los 80 años y debiera estar ya jubilado.
    Y la Basilica donde manda el Consejo Episcopal y encargado de facto su Secretario-General Mn. Sergi Gordó.

    B) Porqué después de más de dos años de la consagración de la Basilica no se ha nombrado un Parroco para organizar la pastoral de esa bella iglesia.

    C) Porqué no se unifica Cripta y Basilica, con un equipo de sacerdotes capaces.

    D) La respuesta pareciera ser que no interesa que un parroco y sus vicarios mandaran más que el Patronato en la iglesia.
    Asi el Patronato hace y deshace, y una misa de vez en cuando tranquiliza la conciencia de los que mandan.

    Una falta más de visión de los que deciden y cortan el bacalao en esta Diócesis de Barcelona.

    Sin duda alguna se pueden mantener las dos cosas (culto y pastoral) y (continuación de las obras) con aporte economico de los turistas.

    Es en el equilibrio y buen hacer que la Sagrada Familia deberia moverse, pero hoy la realidad es que el Patronato manda, y el culto diario, y dominical, y un nuevo equipo sacerdotal deberan esperar ciertas jubilaciones,...

    ResponderEliminar
  3. ¿Algún día aparecerá en Germinans algún escrito que nos invite al optimismo?
    Probablemente me falta adecuar la graduación de mis gafas. He de confesar que en la realidad existen muchos más signos de vida evangélica que los que aquí aparecen.
    Cada día pido al Espíritu Santo que "visite el espíritu de los suyos y que llene de la gracia los corazones que Él ha creado".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay "Anónimo" !! En catalán decimos: "cada terra fa sa guerra". Y en este blog la guerra es muy concreta y particular (como en el patio de mi casa de la canción infantil).

      Y sin duda no creo que el problema de lo que tu dices encontrar a faltar en este blog no creo que esté en la graduación de tus gafas sino en otras cuestiones que nos llevaría muy lejos si las tratáramos a fondo aquí y ahora.

      Eliminar
  4. El comentario del señor Trechs me suena a paños calientes, casi una justificación de lo denunciado por Mn. Custodio. Creo que éste tiene toda la razón y que resulta intolerable el poquísimo uso litúrgico y pastoral que se hace de la nueva Basílica, donde debería celebrarse misa todos los días (mañana y tarde) con una predicación realmente evangelizadora, además de la posibilidad de confesarse en diversos idiomas. Si lo que impera por encima de eso es el turismo..., apaga y vámonos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Anónimo, yo no pretendo justificar a nadie y menos a Mn. Custodio, pero si debo decirle que de celebrarse entre 6 o 8 Misas al año a celebrar una cada domingo, que proponía, va un abismo ¿no le parece? Cuando hubo el incendio de una de las dos Sacristias que hay en la Cripta, mientras se efectuaron los trabajos de la Cripta, se efectuaron los cultos en el Altar del Santísimo de la Basílica, que como debe saber se encuentra detrás del Altar mayor, con unas vallas tapadas, de forma provisional, para conseguir un mayor recogimiento de los fieles que nos encontrábamos en las Misas. La verdad no estuvo mal la solución, y quizá sería lo que usted piensa. Aunque si le tengo que ser sincero por las personas que acudimos a Misa los días laborables a las 9.00 o 20,15 hs. se encuentra uno con mayor recogimiento en la Cripta.

      Dice usted "Si lo que impera por encima de eso es el turismo..., apaga y vámonos". Sobre ester particular, debo decirle, por una parte que tiene razón, pero por otra debo decirle con mucha satisfacción que tuve la dicha de conocer y asistir al Bautizo del escuñtor japonés, que se convirtió al catolicismo tras conocer la obra de Gaudí y trabajar en las figuras que faltaban en la fachada del Nacimiento y las que se ven de color más blanco. Con ello quiero decirle que los designios de Dios son inescrutables. Este caso es público y conocido, pero ¿quién le dice que no haya más y que no sepamos? Con eso lo que quiero decir es que se tiene que combinar todo un poco.

      Por otra parte, tiene toda la razón con "una predicación realmente evangelizadora" eso es sin mutilaciones. Por ejemplo: no hace mucho oí a un sacerdotes que decía explicando las bienaventuranzas "Bienaventurados los pobres, porque ellos verán a Dios", cuando en realidad, sabemos que el Evangelio nos dice "los pobres de espíritu", lo cual es muy distinto y a partir de ahí otros casos como el el de la mujer pecadora que Jesús le dice "nadie te ha condenado. Yo tampoco te codeno, vete en paz y no pequés más". El no pequés más, ¿cuántas veces se omite?

      Eliminar
  5. Para Mn. Custodio Ballester.

    Después de leer su comentario sobre la nueva evangelización, aliñado con sus personales y particulares consideraciones sobre la Iglesia católica en Cataluña, sólo me queda citarle un refrán popular de incierto origen, y que algunos han atribuido a Julio César: "Divide et impera".

    Y esperaremos ver como nos aliña sus próximos artículos sobre los movimientos en la Sagrada Familia, pero sobre todo esperemos que estos movimientos no estén causados por el paso subterráneo del AVE ya que estos movimientos tendrían a estas alturas muy difícil solución.

    ResponderEliminar
  6. José María Valderas17 de enero de 2013, 12:08

    Morrós, no soy mosén Custodio, sino un simple fiel ocasional de este sacerdote de una pieza que viene a mi parroquia, obrera e inmigrante en su mayoría de componentes, cuando nuestro párroco (arquitecto en la vida civil) debe ausentarse por fuerza mayor. Aunque poco, le conozco. Y escucho con agrado sus homilías profundas y sentidas.

    De sus "personales y particulares consideraciones" participamos quienes intentamos hablafr con hechos y razones. Noada de refugiarse en mera palabrería que el autor cree impactante. La descalificación sin fundamento siempre el bobo que la expresa la supone inapelable. Porque Morrós, ¿nos explica usted cuál es su "consideración particular y personal" de la situación Iglesia católica en Cataluña? Echele el aliño que quiera. Pero no se quede en meras palabras vacuas. Es feo.

    ResponderEliminar
  7. Mientras la Iglesia diocesana en Barcelona asuma la teología perversa del nacional-progresismo, y mientras calle la sana doctrina, le será mucho más fácil recaudar los 14 euros por entrada que evangelizar la familia catalana.

    Siento decirlo, pero los dirigentes diocesanos de Barcelona, por los hechos demostrados, no quieren llegar a la plena madurez de la doctrina matrimonial y familiar católica.


    Unas pruebas:

    - La débil configuración de la pastoral familiar de la diócesis de Barcelona: www.pastoralfamiliarbcn.cat

    - La nula referencia a san Josep Manyanet i Vives, apóstol de la devoción a la Sagrada Familia (1833-1901), con su lema "Un Natzaret a cada llar" ("Un Nazaret en cada casa"), y que además fue el promotor del templo de la Sagrada Familia.

    - El tiempo dedicado a la acción espiritual en el templo de la Sagrada Familia, tal como dice el P. Custodio: 1 minuto de culto por cada 3.000 minutos de comercio turístico.

    - No existe una acción colectiva (oración, ayuno, sacrificios, acción civil y política) de todas las parroquias y congregaciones, lideradas por el arzobispo de Barcelona, contra la cultura del relativismo y de la muerte que implanta, por acción y omisión, la Generalidad de Cataluña (Juan Pablo II, Benedicto XVI):

    . aborto químico y quirúrgico; congelación, investigación, selección y eliminación de embriones; anticoncepción, de acuerdo con la Humanae Vitae de Pablo VI; fecundación artificial; divorcio; pseudomatrimonio homosexual con adopción; relaciones prematrimoniales; uniones de hecho; pornografía; prostitución; adulterio; ideología de género.


    Las verdad hace libre, en especial, la verdad sobre la vida, la familia y el matrimonio, pero es necesaria el concurso de la gracia para cumplir la verdad, frente a la acción de la carne, el mundo y el diablo.

    Y la Iglesia barcelonesa parece inactiva, como si no lo creyera, y como si estuviera infiltrada por el espíritu del mundo y del maligno.

    ResponderEliminar
  8. José Casais ha dado en el clavo, en esta síntesis de sus tres puntos más importantes:

    A) Se mantiene una separación de un lado entre la Parroquia de la Sagrada Familia, con sede en la Cripta, y con un parroco que pasa los 80 años, y de otro lado la Basilica, donde manda el Secretario-General del Consejo Episcopal Mn. Sergi Gordó.

    B) Por qué después de más de dos años de la consagración de la Basilica, aún no se ha nombrado un Parroco para organizar la pastoral.

    C) Por qué no se unifica Cripta y Basilica, con un equipo de sacerdotes capaces.


    Y del P. Custodio, resalto esta inutilidad de facto en que están incurriendo la Nueva Evangelización y la Misión Metrópolis, como mínimo, en la Tarraconense: parece como si el agua de la vida de Jesús les "resbalase".


    EL ESPÍRITU DEL TIEMPO

    La Tarraconense deberá tener en cuenta el espíritu de los tiempos, como dice el P. Custodio, en una sociedad catalana donde el nacional-progresismo, ejemplarizado en la comunidad de monjes y monjas de Montserrar, no tiene ninguna resistencia profética contra el sistema-régimen político de Cataluña, laicista, pagano y enemigo de la Iglesia, tanto del tripartito como de la CiU de Mas-Duran.

    ¡Cómo me acuerdo de su oposición al franquismo!. Aquellos tiempos de la Mafalda y de Carlitos. Contra Franco vivíamos mejor: PSUC, mayo del 68, la capuchinada, la Asamblea, el pancartismo ("Franco asesino" durante Puig Antich), la célula de la clandestinidad, los pseudónimos (Josep Maria Obiols por Raimon Obiols...), el Guti, la prensa clandestina, los barrios, la "políticosocial", la caspa, el búnker... Hoy, con Wert, para esta generación, debe ser un agradable regreso al pasado.

    ¡Cómo se quejan hoy en día de los agravios a Cataluña y a la Generalidad!. Ahora predican que "nos quieren desmontar el país", que "nos quieren españolizar"...

    Hoy recuperan la "Norma Enfadada", la de pantalones pirata con peto estilo "mecánico": ¡no nos toquéis la lengua!. El tiempo es circular y se repite, dijo Buda.


    FAMILIA HOY

    Francesc Torralba, hoy, en Cataluña Ràdio, a partir de las 18:10, sobre el tener hijos en la sociedad de hoy. Un resumen:

    Paternidad y maternidad responsable: no son atendidas por falta de recursos, son derivados a servicios sociales con lista de espera.

    Antes, con poco, se tenían muchos hijos; hoy, siendo el mejor período de la historia de la humanidad: medicina, democracia, paz, prosperidad, escolarización, bienestar.

    1. Dejar rastro en la vida: el hijo como deseo de inmortalidad y de perpetuación.

    2. Hacer vivir la posibilidad de ser y hacer.

    3. Proyectar en el hijo los sueños frustrados, hacer realidad las expectativas fracasadas.

    Hoy es la sociedad del yo, narcisimo, que efetúa una valoración contable: el hijo es una carga y un gasto.

    La posibilidad libre de decir sí o no, eliminando una presión social para tener hijos; hoy se criminaliza quien tiene más de dos o tres, por razones de ecología: no incrementar la superpoblación de la tierra.

    El sentimiento de maternidad y paternidad se pasan por el filtro de la racionalidad. La realización de la mujer y del hombre no se basa en la maternidad, por lo que se plantean otras preguntas.

    ResponderEliminar
  9. La Sagrada Familia sólo es una fábrica de dinero!!!!!
    ElCidCabreador

    ResponderEliminar
  10. La Evangelización se hará desde las parroquias humildes o no se hará.La Sda Familia dejarla para generar dinerito de los turistas y crear empleo en la obra.Jesús siempre estaba rodeado de gente sencilla y con los gentiles menos.Por lo tanto todas las operaciones artifiaciales que se hagan al rededor de la Sda.Familia fracasarán y no dejará de ser una pantomima.Evangelizar es otra historia,hay que meterse en harina y sinceramente la gran mayoria del clero no está por la labor.Es lo que pienso.

    ResponderEliminar
  11. Empezando por la eminencia!!!!
    ElCidCabreador

    ResponderEliminar
  12. Para los responsables actuales de la Sagrada Familia, la acción pastoral viene de pasta (gansa, me refiero).

    ResponderEliminar