domingo, 28 de octubre de 2012

Sistach en estado puro: "Amb joia i amb il·lusió"

Nadie piense que aquel paralelismo del que me serví la semana, el del surfista sagaz, incansable y pertinaz, haya oscurecido siquiera un ápice aquella otra imagen, mezcla de tendero del Ensanche barcelonés y de rabadán pirenaico que a Sistach le gusta presentar. 

A punto de concluir el Sínodo de los Obispos, el prelado barcelonés ha concedido una entrevista a la Delegación de Medios de la Archidiócesis, respondiendo a las preguntas que sobre este evento eclesial le presenta el entrevistador.

En el marco incomparable de los jardines vaticanos, en el ábside exterior de San Pedro, el Sistach más optimista afirma que es “un gozo compartir el gozo” de participar en el Sínodo a todas las personas que escucharán y verán el programa. Es el Cardenal que se regocija por las impresiones y vivencias de esos días, “aunque también con contenidos” añade, que se resumen en haber podido escuchar el latido y tomar el pulso a una Iglesia que es un rompecabezas muy bonito, un mosaico muy rico de “gozos y experiencias·. El Cardenal ilusionista de una Barcelona que, como no, “está en línea”, en el camino marcado por el Sínodo: nuestros planes pastorales son “muy de Nueva Evangelización” trasmitir la fe dar conocer a Jesús a los que no la conocen o los que van a recibir los sacramentos y el testimonio de la caridad y la solidaridad.

A continuación Ramón Ollé, el neo-delegado de medios, le espeta: “Sr. Cardenal lleva una cruz muy maja”, fijando su atención en el pectoral de plata que Sistach luce y aferra con sus manos (no lo suelta ni un minuto: que diferencia con el Taltavull que lo esconde cuando va a la Radio): Lleva grabada la efigie del Buen Pastor -concreta el arzobispo- y el recuerdo de estas fechas del Sínodo: es el obsequio del Papa a todos los obispos participantes, precisa Sistach “signo de la generosidad del Santo Padre y de su trabajo en estos días “atento, escuchando, tomando apuntes, siguiendo con calidez, sencillez, afecto los trabajos” y haciéndoles llegar aquellas palabras “bien naturales que todos necesitamos cuando trabajamos intensamente :Buen provecho antes de comer y buen reposo al acabar”. Un papa que como los obispos, y a pesar de la edad, tienen espíritu joven: rezando y trabajando incansablemente. Mensaje final a todos: la Iglesia está viva y vive intensamente. Ese es el pulso que ha tomado Sistach: tiene salud porque quiere evangelizar, anunciar a Jesucristo a pesar de sus limitaciones, convertirse, ser mejor ofreciendo el gozo y el tesoro de la fe en Jesucristo. Amb il.lusió! .Sistach style. 

He de confesar que cada día soy más fan de nuestro n.s.b.a. Cardenal, de este Sistach sonriente, que limpia y pule realidades, y que, dadlo por seguro, pisa con los pies en el suelo con paso firme y seguro. 

No nos extraña que -según se cuchichea- haya abandonado sus viejos e inseparables zapatones, por unos zuecos bergadanes. Por algo su familia materna al parecer es oriunda de esa comarca. 

¡Si no tuvieramos Sistach, yo me pediría uno de encargo! Y que nadie se olvide: es muy posible que su sucesor nos lo haga aún mejor de lo que lo ya le consideramos hoy en día. Si no tiempo al tiempo. Como lo del referéndum sobre el “nou Estat d´Europa” que dice querer hacer Convergencia: al final será como el de la OTAN. Los que rotundamente decían “¡De entrada, no!” acabaron pidiendo el ingreso en la organización atlántica. Veremos al presidente Mas convocar una consulta pidiendo al electorado votar para quedarse en España. Porque conviene y porque ahora toca. 

Este es el “país petit” de Josep Pla. El de él y el de Sistach. El de esta Barcelona que tanto amamos. D´amics, coneguts i saludats…

Prudentius de Bárcino

26 comentarios:

  1. Espero que el obispo que venga nos haga olvidar para siempre a Sistach, como un mal sueño.
    No creo que venga otro obispo por muy malo que sea que nos haga añorar a Sistach.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veste´n, veste´n, Anton que el que és queda, ja es conpon.

      Eliminar
  2. Solo deseo a nuestro Sr. Cardenal LLuis Martinez Sistachs que las buenas experiencias que sin duda ha vivido esos días en el Sínodo que hoy termina, le sirvan para poner en práctica en nuestra amada Diócesis el mejor plan pastoral que nos conviene, para la Nueva Evangelización, que ha mi entender pasa por una mayor afluencia de fieles en la practica sacramental.

    ResponderEliminar
  3. Amigo Prudentius, ¿está Ud. de broma o solamente lo parece? Acláremelo, por favor, por mi salud intelectual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo y en la forma Don Prudencio está "cabreado".

      Eliminar
    2. Es humor catalán. Para los españoles es difícil de entender.

      Eliminar
    3. je.je.je. Más bien lo que tiene Prudencio es humor negro y mucha mala milk!

      Eliminar
    4. Es ironia pura i dura, Caesar Augustinus. I no és pas tan difícil d'entendre.

      Eliminar
    5. Gracias, amigo. Ya lo sabía, pero había que remover el cotarro. Y vaya si se ha movido. Una cosa para el anónimo anterior: yo también soy catalán y entiendo la ironía, aunque me parece que ésta, la ironía no es patrimonio de ninguna parte de España, o del país. Yo qué se.

      Eliminar
  4. El artículo de Prudentius, con perdón, me resulta de muy mal gusto. Espero que un día escriba sobre sus propios pecados e imperfecciones, pues no creo que sea un ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona, pero Prudentius tiene ojo clínico. Sistach es una anguila. Nunca dará testimonio de la fe en un tema peliagudo... Mucho hablar en el Sínodo y todavía no ha hablado de los abortos en el Hospital de Sant Pau, ahora que ya los reconocen.

      Eliminar
    2. Toda la rázon para Mauricio. El Cardenal de St. Pau ni pío como si no fuera con él.

      Eliminar
    3. Dubto molt que sigui cap àngel. Però ell no es pas el nostre insigne bisbe.

      Eliminar
  5. Qui oli toca, els dits se n'unta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacte! Però si anéssim tots amb tant de compte, ningú no podria informar de les coses.

      Eliminar
    2. I aquell que fa servir la gramàtica en forma més correcta no sembla tant un "perroflauta". No quansevulgui sentència arriba a ésser un refrany pel motiu de ferla simplona.

      Eliminar
  6. Creo que todos deberíamos hablar con respeto del Cardenal Martínez Sistach, como persona y como obispo. En esto me incluyo a mí, no me refiero específicamente a GG.

    Tener presente este respeto a su persona y a su jerarquía, no conlleva taparse los ojos y la boca. Creo que GG hace muy bien en informar de todo lo que informa y en dar cobertura a unas posiciones que hasta ahora permanecían ocultas y silenciadas en el catolicismo catalán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero "respeto" puede ser una palabra peligrosa. Una cosa es tener en cuenta que todos somos personas y otra decir "amén" a todo por ello.

      Eliminar
    2. Se echa dde menos en estas páginas que se hable de temas importantes eclesiasticamente hablando. Todo o casi todo son dimes y diretes. El único que se salva es Custodio. Sus artículos slon los únicos que valen la pena. Casi todo lo demás chismes. El que firma el artículo de hoy y el que lo firma los martes se llevan la palma.

      Eliminar
  7. Martínez se ha pasado los días del Sínodo repartiendo vídeos de la Sagrada Familia. Le tendría que caer la cara de vergüenza de tener una basílica, que hizo dedicar por el Papa, y en la cual no hay culto. Veremos si este año celebra el 2 año de la fiesta de la Dedicación.... También sería bueno ver la aportación que hace la misma basílica al fondo común diocesano y se se rige or los mismos criterios con los que al arzobispado atornilla a las parroquias.
    Martinez, te propongo que celebres un gran festival el día que se celebre la 25 misa el la Sagrada Familia. A este paso sólo tendrá el privilegio de celebrar en dicho altar el arzobispo, porque todavía no lo ha estrenado, a pare del Papa, nadie más.
    ElCidCabreador

    ResponderEliminar
  8. Te equivocas, anónimo de las 20'46. Nadie lo recuerda ya, pero la nave central d ela Sagrada Familia ha sido dedicada ya dos veces, igual que su altar, su prebiterio, sus pilares, etc.
    Yo estuve en la anterior dedicación, que ofició el Card. Carles. Naturalmente, ungió el altar y dijo una misa sobre él, antes que Su Santidad. Creo recordar que fue en el año 2000. Como anécdota que podrás encontrar en los archivos d eprensa, el día anterior cayeron varias gárgolas y estuvieron a punto de suspender el acto por este motivo.

    ResponderEliminar
  9. Entonces ¿A qué vino su Santidad? Creo que D.Ricardo sólo celebró una misa, pero no hubo dedicación. Además el altar actual no es el mismo en el que celebró Carles. Si la memoria no traiciona se celebró dicha misa para conmemorar la cubierta del templo; dicho sea de paso, costó un pastón desmontar y volver a montar todo el "endamiaje" por el capricho de Carles.
    ElCidCabreador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se hizo dedicación, siguiendo el mismo ritual que años más tarde hizo el Papa Benedicto XVI, Yo estuve allí y lo recuerdo perfectamente. El altar era el mismo y estaba ubicado en el mismo prebiterio, que no se dedicó Carles a mandar hacer luego un presbiterio distinto ni a cambiar el altar por otro, para que nadie se dé cuenta de que allí se ha consagrado.

      Eliminar
  10. Yo creo que fue una acto de las famílias y se puso un altar portátil; en fin, no voy a discutir este hecho. El ritual de la Dedicación manda que cuando se dedica el templo hay que dedicar consagrar el altar, aunque haya sido ya consagrado.
    El hecho continúa siendo el mismo: sólo habrán celebrado Carles, Benedicto y Luís.
    ElCidCabreador

    ResponderEliminar