jueves, 18 de octubre de 2012

Aborto limitado en Sant Pau

El nuevo gerente de Sant Pau, Xavier Corbella
La Gaceta nos daba anteayer los buenos días con este titular: “ El gerente del Hospital Sant Pau dice que el arzobispado permite abortar ”. No parece muy bien intencionada esta noticia. En primer lugar, porque puesto que el arzobispado no “manda” en el hospital, no está en condiciones ni de permitir ni de prohibir. Otra cosa es el consentir. La noticia que ha dado lugar a este titular, es la que sigue:

El nuevo gerente del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau , Xavier Corbella, conocido gestor sanitario, especialista en medicina interna y profesor de la Universidad Internacional de Cataluña (UIC), declaró a Europa Press que en ese centro se realizan “interrupciones médicas del embarazo en situaciones extremas” con el beneplácito de la representación eclesiástica en el patronato. Para estos casos, el gerente inventó un nuevo término, el de “ interrupciones médicas del embarazo ” –‘aborto médico'-, para distinguirlo de lo que llama “ interrupciones voluntarias ”, que serían las que este hospital ya no practica.

Según un protocolo interno, el Hospital de Sant Pau realiza abortos “en el caso de enfermedades maternas graves en las que el embarazo puede ser, con alta probabilidad, la causante de un desenlace fatal, justificado con informes detallados y apoyados por literatura científica actualizada”. También se realizaría el aborto en casos de “ anomalía fetal ” que de forma altamente frecuente se asocie con una muerte fetal o neonatal a corto plazo, y también “en aquellos casos de dolencias graves e incurables en las que el desarrollo neurológico impida una vida consciente y de relación con probabilidad de dependencia extrema y persistente”.

Según el nuevo gerente del Sant Pau, el Arzobispado admite esos abortos: “Este centro no practica la interrupción voluntaria porque tiene esta condición de que en el patronato está la Iglesia y, por tanto, se acoge a la objeción”. Lo que suena sumamente raro es que la Iglesia objete la “interrupción voluntaria del embarazo” (se entiende que por razones doctrinales) y que sin embargo “admita” (no en virtud del magisterio de la Iglesia, sino acogiéndose a la doctrina eugenésica del Instituto Borja) esos abortos que bajo el neologismo de “interrupciones médicas del embarazo” engloban abortos inequívocamente eugenésicos.

Se ha elaborado pues un protocolo de derivación de las interrupciones voluntarias del embarazo (IVE), después de que el Patronato, en que se encuentra el Arzobispado , aprobara prohibir los abortos voluntarios, si bien acepta (según afirma el gerente del hospital) "interrupciones médicas del embarazo"   en situaciones extremas; es decir el “aborto médico”.

Descripcin: http://img01.lavanguardia.com/2012/07/27/Imagen-del-hospital-de-Sant-Pa_54329587376_51347059679_342_226.jpgLa derivación de casos voluntarios a otros hospitales de la capital catalana ha generado malestar entre los profesionales del servicio de ginecología de los citados centros, tanto por ver aumentada su carga de trabajo como por el hecho de convertirse en centros de referencia en cuestión de aborto, título con el que no se sienten honrados ni los centros ni los profesionales sanitarios, han explicado médicos a Europa Press.

Preguntado por la cuestión, el   Arzobispado   se ha remitido a la Consideración del embrión humano, emitida por el Institut Borja de Bioètica de la Universitat Ramon Llull (URL) que entiende sobre situaciones graves extremas. De hecho, el texto del Institut señala:   " En caso de conflicto grave, estamos a favor de la decisión responsable - cualquiera que sea, al aborto también - y tomada en conciencia por parte de los afectados" (¿Y cómo toma esa decisión responsable el más afectado de todos, que es el “moriturus”?) . El Instituto admite que en caso de despenalización de la interrupción del embarazo en ciertos supuestos de conflicto grave que hacen prever un futuro de dolor y sufrimiento para los implicados, se comprende la práctica abortiva como un gesto de comprensión y acogida hacia las personas que se encuentran en circunstancias difíciles, concluye. Esperamos que el señor cardenal no se vea en la tesitura de tener que explicar públicamente esta doctrina.

Hasta aquí los hechos. Parece evidente que en el Hospital de Sant Pau el aborto provocado no se trata con tanta fluidez y desparpajo como anteriormente. Abortos “limitados a casos extremadamente graves”, objeción de conciencia… Sin embargo, permítanme una suspicacia: desde hace dos años, cuando se inició la campaña de denuncia pública, la actitud del hospital ha sido la de negar taxativamente la práctica de abortos. Si antes no reconocían abortos y los hacían, ahora que los reconocen para casos que consideran “extremos” -con la manga ancha que siempre han demostrado-, ¿cuántos no harán que se salgan de la calificación de “extremos”?

Descripcin: http://infocatolica.com/files/santpaunoaborto.jpg El cardenal está claramente posicionado contra el aborto, de eso no me cabe la menor duda; por eso pongo en tela de juicio el titular de la Gaceta, que nos lo presenta como “autorizando” unas determinadas categorías de abortos en el hospital de San Pablo. Ciertamente parece que no sabe qué hacer para evitarlos; pero de ahí a “permitirlos” va un gran trecho. Con toda seguridad ha realizado gestiones, ha intentado influir en el patronato, pero la tensión que una posición firme puede crear le ha llevado a adoptar un perfil tan bajo que al menos en apariencia roza el abstencionismo.

Pero es de justicia reconocerle que algo está cambiando gracias a su actuación ante las autoridades políticas y ante la gerencia del hospital. No es suficiente, claro que no; pero no es poco. La presión de la calle, de los medios y del cardenal han hecho que en el hospital de san Pablo no se sientan con el aborto tan ufanos como antes. Hoy no les queda más remedio que ser sumamente restrictivos y cautos. Y pidiendo perdón por los abortos que practican y que presentan como de casos extremos e inevitables. Y de rebote han conseguido que los demás hospitales públicos manifiesten que tampoco ellos se siente especialmente orgullosos por ser catalogados como hospitales de referencia para el aborto. Es la actitud ante el aborto la que está cambiando; es la conciencia colectiva, que es hoy menos abortista que hace unos años. Entre todos estamos empujando este cambio: también el cardenal ha puesto mucho de su parte. ¿Que puede hacer aún mucho más? ¿Que también nosotros podemos y debemos hacer aún más hasta alcanzar el aborto cero? No nos cabe la menor duda. Y confiamos que con la ayuda de Dios seguiremos avanzando en el camino iniciado.

Custodio Ballester Bielsa, pbro.

25 comentarios:

  1. Un excelente vídeo sobre desarrollo fetal obtenido con las últimas técnicas:

    www.youtube.com/watch_popup?v=fKyljukBE70


    En otro orden de cosas, el interior dinamizado tridimensionalmente de la célula eucariota:

    http://multimedia.mcb.harvard.edu/

    ResponderEliminar
  2. Y en San Pablo hay oratorio con el Santísimo............ La cara de vergüenza debería caérsele al cardenal.

    Si no me falla la memoria la UIC está vinculada al Opus Dei, vaya "profesor" el gerente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo en San Pablo, también en Granollers, San Juan de Dios y en todos los hospitales públicos que hacen abortos. Allí está el Santísimo y la capilla... Y el Señor aguantando... ¡Vergonzoso!
      Pero, claro, el Departament de Salut paga generosamente a los obispados por las plazas de capellán, aunque no las cubran.

      Eliminar
  3. La Universidad Internacional de Catalunya, no pertenece la Direccion al OPUS DEI, que pasa aqui, con este Señor, es que es LIBRE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me .. en la leche(perdón por el calentón) hoy mismo saco a mis hijas del club del opus, hace tiempo que tengo la mosca detrás de la oreja. Mi esposa dice que soy un rádical, NO... acciones pacificas pero contundentes.
      Resulta que es master, el Corbella, en gestión sanitaria. Será en gestión sanitaria de Satanás. La madre que...
      Recuerdo al venerable y santo Mn. Mariné en San Félix, cuando nos hablaba amorosamente sobre el matrimonio.

      Eliminar
    2. viva la libertad de expresión.

      Eliminar
  4. ¿Y el Hospital de Granollers, qué? Si es "bajo" el perfil que ha adoptado el cardenal con los abortos en San Pablo, el de Sáiz Meneses es "subterráneo": Ni está ni se le espera...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mauricio,

      no pidas peras al olmo, S. Meneses no llega...... no ve más que lo que tiene delante, con todo el respeto, un segundón puesto en primera fila.

      Eliminar
    2. Ha definido a la perfección lo que es el Sr. Meneses. Yo añadiría: Y con ganas de sobresalir, de hacerse notar. O sea, para nada sencillo.

      Eliminar
    3. Tuve el desagradable honor de tratar un tiempo con S. Meneses un escrupuloso de no te menees, ahora si ahora no. Arriba y abajo....... Marear la la pérdiz es poco.
      Compadezco a sus penitentes.

      Cristo ten piedad..................

      P.D.: OJO AL DATO: Novell, en Solsona, tres de lo mismo. Más pendiente del protocolo que nada.

      Cristo ten piedad...............

      Eliminar
  5. El Cottolengo del Padre Alegre, va ha quedarse vacío muy pronto, supongo que la Universidad Ramón Llul que preside nuestro Cardenal ya habrá pensado en usar su magnifico emplazamiento y edifico para los neonazis eugenesicos del Instituto Borja, también en Linz (Austria) los socialistas nacionales usaron un antiguo centro católico como matadero eugenesico,así vaciaron los Cottolengos de Europa.

    ResponderEliminar
  6. Me parecr interesante el artículo de mossen custodio. Es importante reconocer los esfuerzos y el deseo de desmarcarse de la lacra del aborto. A trancas y barrancas.
    desearía desautorizar la referencia a la conciencia, pues esa sólo debe seguirse cuando se ha formado correctamente y en caso de duda hay que buscar la verdad y en el caso de un cristiano, la ayuda del magisterio y los pastores.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Mn. Custodio, por su valentia y tenacidad en defender publicamente la vida.

    Ya sabemos que la Gaceta, aunque sus directivos puedan ser más o menos católicos-practicantes, no deja de ser un periodico sensacionalista y cuando se trata de comentarios en los que interviene algo relacionado con la Iglesia, creo que hay que ir con cuidado. Por otra parte, si en lugar de ser en Barcelona, fuera en otra ciudad española, ¿pondrían el mismo titular?

    Dejando aparte esas consideraciones, lo que sí realmente importa es que hay un 5º y 6º Mandamientos, que parece que no existan,o que su aplicación sea opinable. En la carta de los Obispos de la CET. se habla de la legalidad de las opciones políticas de los partidos. Muy bien, pero a mi parecer omiten un detalle muy importante que es la moralidad. Y en ese sentido ¿que cada uno haga lo que pueda?

    ResponderEliminar
  8. 1. Valentina, una ucraniana de 29 años, recibió en Medjugorje unas revelaciones sobre su misión y carisma especiales:

    - Llevar a médicos ginecólogos abortistas a Medjugorje para que meditaran sobre el abandono del aborto

    - Defender la dignidad del enfermo frente a la eutanasia

    - Devolver al cuerpo médico su dignidad de médicos

    Un testimonio de las primeras ginecólogas abortistas:

    “Apenas puse un pie sobre la colina [de Medjugorje], todo cambió ante mi vista. Las piedras desaparecieron. De repente la colina se cubrió de los huesos y calaveras de todos los niños que he abortado durante 40 años. Observen estas manos... ¡Estas son las manos que han matado a una ciudad entera!". La médica llora y en la sala los pañuelos aparecen uno tras otro. Todos los abortistas presentes reflexionan en silencio. En su mayoría regresarán cambiados, convertidos, decididos a acabar con los abortos y a caminar hacia Dios.

    Su sitio:

    www.chaliceofmercy.org


    2. Una de las objeciones de conciencia y de critica que hay que realizar es ante este Instituto Borja de Bioética.

    Hay que contrastar si sus afirmaciones sobre la legitimidad de los abortos en los supuestos que describe no están en realidad en contra de la verdadera doctrina de la Iglesia.

    La vida del feto y embrión humano es preferente y prioritario, es el primer receptor de la "opción preferencial de los pobres", dado que es un ser humano dotado de derechos humanos con los derechos a la vida, la integridad, la salud y el libre desarrollo físico, el cual, debido a su indefensión y vulnerabilidad, al carecer de capacidad de expresar su libre voluntad, debería de tener unos derechos y un defensor con capacidad procesal que se los ampare.


    3. Será necesario que los obispos y arzobispos de la Iglesia Tarraconense revisen en profundidad toda su política de defensa de la vida, la familia y el matrimonio, principios irrenunciables según Benedicto XVI, en especial, para que este Instituto Borja, u otros que existan, no les suplanten su legítima autoridad de sucesores de los Apóstoles dotados de la triple función de ser gobernadores y maestros santificadores.

    Qué vale más ¿los mandamientos de la Ley de Dios legítimamente interpretados por el Magisterio de la Iglesia o las conclusiones del Instituto Borja?

    A la hora de perdonar sacramentalmente un pecado relacionado con el aborto ¿será una excusa eximente plenamente legítima todo lo que establece este Instituto Borja?

    ¿Con qué autoridad espiritual se sostienen las enseñanzas morales del referido Instituto Borja?

    ¿Quién le ha dado a este Instituto Borja la capacidad de establecer normas morales sobre la vida de los fetos y embriones humanos en nombre de la Iglesia?


    4. No hay peor propaganda en contra del Sínodo del Año de la Fe que la propia actuación de las autoridades eclesiásticas en los hospitales y centros relacionados con el aborto (asistentes sociales, enfermeras, escuelas, universidades, Caritas, centros de ayuda al necesitado).

    En este tema, los obispos de la Tarraconense han de ser extremadamente cuidadosos, si no quieren ser acusados de fraude por hipocresía de doble moral:

    por un lado, defienden la vida doctrinalmente bajo la pena de pecado;

    por el otro, toleran y disimulan que en la vida familiar y matrimonial de los laicos católicos se desarrollen actividades y conductas contrarias a la doctrina moral de la Iglesia (Humanae Vitae, por ejemplo).


    5. Padre Custodio, siga adelante.

    ResponderEliminar
  9. Al leer el titular de esta entrada me ha venido a la cabeza otro que parece poder sustiruitle perfectamente: "Abortos Sant Pau, Sociedad limitada". Asociación de ideas, ya se sabe. Sociedad limitada por cuanto sus componentes convienen en una actitud motivada por unos fines conjuntos y todos se entregan a ella en la misma forma y participación comunitaria, teniendo a un gerente y una dirección que marca su rumbo. Pero limitada también a unas personas en concreto, sin que instancias de la sociedad civil o del resto de la Iglesia puedan tomar parte decisiva.

    Se ha criticado aquí a La Gaceta y a su titular, descontando que la noticia fue servida por la agencia EFE y que peor uso de ella hace La Vanguardia. Se culpabiliza a un medio de haber usado un material que ha sido servido por la MIA del hospital, achacándole a la prensa una maldad, pero ocultando la intrínseca que se contiene en el conjunto de falacias de que se sirve el Consistorio para pretender justificar estos abortos, sin conseguirlo. Lo comento más ampliamente en mi entrada de Barcelonavida http://barcelonavida.wordpress.com/2012/10/14/dejaran-de-hacer-abortos-no-medicos-en-el-hospital-de-san-pablo/
    No hay modo de comprender que dejarán de hacer "interrupciones del embarazo" cuando están afirmando que llevarán a cabo una modalidad de abortos que recibe el engañoso calificativo de "médicos". (Como si los que hasta ahora hacían los perpetrase el fontanero de la casa). Que no nos engañen, han puesto unas cuantas excusas, pero la cosa sigue peor con este nuevo coladero que no puede ser llamado "aborto católico". Con esta simple muestra basta para conocer su invalidez ética y moral.

    ResponderEliminar
  10. José María Valderas19 de octubre de 2012, 18:51

    Amigos de Germinans, me gustaría saber quién desde el Arzobispado remitió al Instituto Borja de Bioética una cuestión tan disputada como la del concepto de embrión.

    Creo que tengo alguna conocimiento contrastado para afirmar quién es quien en el dominio de la investigación científica y poder asegurar que en el Instituto Borja no hay ni un especialista en moral epigenética. Ni uno.

    Estamos dolorosamente hartos de que se juegue con la conciencia de las personas por un arzobispo, un obispo y un "arzobispado" cuya ignorancia supina, repito, ignorancia supina, les hace cometer la estupidez esa de que el Inastituto de Bioética entiende del asunto. Del asunto entiende el catedrático de genética de la Universidad de Alcalá. Pero claro, es madrileño, y sabe de qué va la misma, cuando en el Instituto Borja el que más ha estudiado ha sido un master en bioética, por cierto, un grado en el que yo he intervenido, como docente invitado, en ocasiones en alguna universidad del Principado.

    La gilipollez esa de aborto médico, en realidad, se venía llamando aborto terapéutico, es muy vieja. Siempre se supo ver su sofisma porque no se pretendía curar, propio de la terapia o de la medicina, sino acabar con el nasciturus.

    La doctrina de la Iglesia ha sido clara, como lo fue la del juramento hipocrático. ´Propio del médico es salvar vidas. Cuando hay grave conflicto entre madre e hijo, grave en el sentido de que les va la vida, la doctrina de la Iglesia está clara. El afán de quedar bien entre los médicos proabortistas les hizo a los del Borja ponerse esa doctrina por montera y editar un panfleto de moral de ssituación cuya lecturas aconsejo a Custodio.


    Me hubiera gustado que Mosén Ballester, en vez de limpiar la cara de otros, hubiera aportado documentación y textos sobre la doctrina del aborto. Abundan los especialistas en moral perinatal. Pero son castellanohablantes. Un pecado de origen. En el resto de españa saben más qjue aquí. Qué horror. El mencionado catedrático de Alcalá, Aznar en Valencia, Nombela en Madrid son figuras de primera fila en su disciplina científica y en conocimiento moral. Esos sí que entienden.

    En ninguna revista seria de bioética hallarán mencionado artículo alguno del padre Abel. Ni de los "expertos" de su Instituto, en su mayoría sin formación en filosofía y muchos con formación médica media (enfermería). Lo que ocurre es que Abel supo ver la moda y disponía de dinero abundante para "crear institutos" o lo que hiciera falta.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene toda la razón. En el fondo de la cuestión hay un entramado muy complicado. Me explico: el orgullo y la soberbia, pecados capitales muy graves, y detrás de ellos los hijos de San Ignacio. Por orgullo soberbia y sabiduría (que la tienen) hacen la cuadratura de círculo.
      Srgún mi modesto entender, todos los prelados catalanes ( Dr. Pujol en Tarragona incluido) están siempre pendientes de los chiosmorreos, parecen porteras del Ensanche, de los hijos de S. Ignacio.
      No creo, y por lo poco que he tratado con el, que Mn. Ballester limpie la cara de nadie. Ojala toda Cataluña estuviera llena de sacerdotes celosos como el. Otro gallo nos cantaría.

      Eliminar
    2. José María Valderas:
      Convendrás conmigo en que la cuestión del embrión será disputada, pero no es disputable y que la biología tiene perfectamente delimitado cuándo se considera el inicio de este estado. Por esto resulta avergonzante la desconsideración que se vierte sobre algo tan fundamental.

      Eliminar
  11. A VIDA O MUERTE. En el tema del aborto, hay que atender al resultado final, tal como está el estado de la ciencia médica actual: la muerte o la vida del feto o embrión. Es, por tanto, una decisión con dilema de vida o muerte, por lo que hay que tener en cuenta, de forma prioritaria, el interés del menor no nacido, el feto o embrión humanos, la parte más débil.

    DERECHOS HUMANOS. Hay que tener en cuenta que el feto o embrión son seres humanos titulares de derechos humanos fundamentales, aunque el derecho actual no lo reconozca explícitamente, sí lo hace la Iglesia.

    DERECHOS MÍNIMOS. Dichos derechos son: vida, integridad física, salud y desarrollo. Un derecho finalístico es el de llegar a la vida adulta y autodeterminarse sobre si quiere llegar al matrimonio y a fundar una familia.

    OPCIÓN PREFERENCIAL POR LOS MÁS POBRES. Es indudable, además, que la persona más vulnerable, indefensa, desválida, dependiente y débil de la relación madre-hijo es, sin duda, el hijo no nacido: por su estado de desarrollo vital, no tiene voz, ni capacidad de entender ni comprender, ni capacidad para defender procesalmente sus derechos humanos por sí mismo, por lo que necesita, de un lado, de un protector o defensor, y de otro, de un conjunto de derechos reconocidos por el legislador y de unos cauces procesales tuitivos de sus derechos.

    SALUD Y RELACIÓN MÉDICO-PACIENTE. Por otra parte, el feto o embrión es un ser humano que tiene el derecho a la salud, por lo cual él también entra en la relación médico-paciente. El feto o embrión no puede quedar al margen de los tratamientos médicos. Si el no nacido tiene salud, el aborto es un crimen; y si está enfermo, tiene derecho a la salud.

    PECADO SISTÉMICO. El aborto es un pecado social o estructural, cuyas fases se dividen entre diversos sujetos, porque afecta a diferentes profesionales y ciudadanos: madre, familiares, parientes, amistades, asistente social, abogado, farmacéutico, médico, enfermera, periodísta, intelectual, inversor en centros abortivos, gestores, administrativos...


    INSTITUTO BORJA. Parece que dicho Instituto Borja está provisto de personal cualificado.

    Parece que la autoridad del Instituto procede, a su vez, de la autoridad científica o de conocimientos de sus integrantes. Pero ello no evita el hecho de que hay que atender, por encima de todo, al mandamiento de la Ley de Dios: no matarás; y al hecho, además, de que matar al feto o embrión humano es el pecado más grave para Dios, dado que mata al ser humano más indefenso.

    Extraido de su sitio:

    El Patronat

    •Presidenta: Dra. Margarita Bofarull Buñuel, r.s.c.j. (llicenciada en medicina i cirurgia, llicenciada en teologia)
    •President honorífic: Dr. Moisès Broggi (doctor en medicina i cirurgia)
    •Vicrepresident: Dr. Ramon Ma. Nogués (catedràtic de biologia de la UAB)
    •Secretari: Il.lm. Sr. Xavier Abel (doctor en dret i magistrat)

    Vocals:

    - P. Joan Carrera i Carrera, s.j. (llicenciat en medicina i doctor en teologia)
    - Dr. Jordi Craven-Bartle (doctor en Medicina)
    - Dr. Albert Jovell (doctor en Medicina)
    - Lluís Magriñà Veciana, s.j. (Provincial Jesuïtes a Catalunya)
    - Gmà. Miguel Martín Rodrigo (membre del Consell Provincial de l'OHSJD)
    - Pascual Piles i Ferrando, o.h. (Provincial O.H.S.J.)
    - Dr. Xavier Pomés i Abella (llicenciat en medicina. Director de la Cúria Provincial de l'OHSJD-Àrea assistencial i de Cooperació)
    - Sr. Joaquim Porcar i Alarcon (llicenciat en Ciències Econòmiques)
    - Dr. Josep Ma. Ventura i Ferrero (doctor en farmàcia)
    - Dr. Joan Viñas (catedràtic de cirurgia de la UdL. Rector de la Universitat de Lleida)

    Direcció de l'Institut: Sra. Núria Terribas

    ResponderEliminar
  12. José María Valderas20 de octubre de 2012, 0:20


    Amigos de Germinans, comprenderán que no cribe uno a uno al patronato y a los vocales. Me gustaría que junto a cada nombre indicaran las aportaciones al tema. Fui miembro de una fundación cuyo vicepresiodente era el benemérito y centenario Moisés Broggi, cirujano famoso por su trabajo en hospitales de campaña con las Brigadas Internacionales. No tiene sentido reparar en cargos asociados al vínculo religioso o familiar del difunto padre Abel, o de la Orden Hospitalaria donde se halla instalado el Borja, trasvasado de San Cugat a Esplugas para darle más apariencia de seriedad científica. (Supongo que también por razones de logística y facilidad de acceso.) Y para que se vea el "origen pluridisciplinar" que debe regir en los comités éticos, no faltan abogados, economistas, farmacéuticos (¿será por lo de la pídora abortiva?) A estas alturas, el patronato de una fundación indica muy poco y sólo impresionan a los ajenos. .

    No me consta que ninguno de ellos haya aportado nada a la moral de la epigenética y desarrollo tempranao del embrión.

    Se omite además, lo mollar, a saber, el cuerpo docente y los autores de las monografías a las que aludía. Moral de situación. Negación de la protección moral y jurídica debida al embrión antes de la implantación. Y un largo etcétera de aberraciones morales, si partimos del derecho a la vida desde la fecundación.

    El asunto es muy serio y no podemos caer en espejismos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Broggi es masón sin ninguna duda

      Eliminar
  13. Para una buena información científica, no de los neonazis de la Borja, vayan a la web CIVICA: http://www.investigadoresyprofesionales.org donde están miles de doctores, investigadores, catedráticos, científicos y otras personas sabias, todas relacionadas con las ciencias de la vida, no con burdas filosofías tipo new age.

    ResponderEliminar
  14. - La derivación de casos voluntarios a otros hospitales de la capital catalana...

    Es decir, el elistista Sant Pau se queda con pocos y seleccionados casos, éticamente limpios, mientras que los hospitales de base son los que se "manchan las manos de sangre" con los casos sucios. Que ingenioso. Así se las ponían a Fernando...



    - "El Instituto admite que en caso de despenalización de la interrupción del embarazo en ciertos supuestos de conflicto grave que hacen prever un futuro de DOLOR Y SUFRIMIENTO para los implicados, se comprende la práctica abortiva como un gesto de comprensión y acogida hacia las personas que se encuentran en circunstancias difíciles..."

    Es decir, un homicidio "anticipado" por compasión.

    El resultado es de muerte segura para el feto o embrión, pero el procedimiento de toma de decisiones introduce una causa "legítima" de muerte, que supongo anestesía a las conciencias de todos los intervinientes, la madre y el médico principalmente.

    - Eso sería inadmisible para un adulto enfermo
    - Va contra la dignidad de las personas
    - Viola la relación médico-paciente
    - No reconoce el derecho a la vida y a la salud



    Hay dos hechos principales que el Instituto Borja parece ignorar:

    1) No es admisible un resultado de muerte, ésta debe ser evitada a toda costa, porque hay medios médicos eficientes: si el feto o embrión es sano, el feto debe nacer; si es enfermo, debe ser curado o atendido durante toda su vida.

    La justificación al aborto parece ideada desde criterios economicistas de ahorro para la Seguridad Social.


    2) El feto o embrión es un ser humano con derechos humanos, aunque la legislación positiva no lo reconozca ni le dé derechos procesales de defensa; no obstante, sí lo reconoce indirectamente cuando da el derecho a la objeción de conciencia médica.

    ResponderEliminar
  15. ABORTO LIMITADOS????
    Esto es una verguenza, que desolación, cada vez más te das cuenta que la Iglesia está más podrida.... que duro aguantar, saber esto como católico. Solo DIOS basta!
    Manel

    ResponderEliminar
  16. Apreciado Padre Custodio:
    Siento decirle que en esta entrada no ha estado muy acertado y que considero que yerra de parte a parte. Puede que el titular de "La Gaceta" sea algo trasnochado, pero tampoco miente. En realidad, ya es el gerente quien está decidiendo cómo se burla a la Iglesia con el tema de los abortos, la manera en que se llevan a otros centros para que se puedan hacer y los eufemismos con que justificar aquéllos que se quedan ellos porque les interesan, sea por lo que sea.
    Por cierto, que parecen muchísimo más éticos y aceptables los "no voluntarios " (=a forzados, en mi tierra catalana)que los otros, como si todos ellos no fueran vidas humanas y almas de Dios.

    Algo sí ha cambiado con esta noticia. Hemos llegado a conocer que han perpetrado al menos "ocho o nueve" de estos crímenes, según reconocen a la prensa, pese a que los informes oficiales de la Generalitat y la Seguridad Social tengan estas cifras censuradas, muy probablemente por el Consistorio y más concretamente, por los representantes de la Iglesia que en ellos están.

    Ahora "ya no hacen abortos, sólo los perpetran". No, ni hay para echar cohetes no podemos felicitarnos por nada, al pan, pan y al vino, vino.

    Respóndame si le parece muy ético o muy moral que al contemplar un feto como inviable, se lleve esta inviabilidad hasta el absoluto que es la provocación de su muerte y luego le diré en qué medida puede estar contento por los engaños causados y si esto era lo que yo buscaba personalmente con mis protestas en el 25-V.

    No acepto el contrabando, aborto no y punto.

    ResponderEliminar