martes, 28 de agosto de 2012

Los responsables del hundimiento de la Iglesia en Santa Coloma

Josep Catà, (Andreu Alerany), Jaume P. Sayrach, Antoni Antonijoan, Josep Sánchez, Lluís Hernández, (un sacerdote argentino), Salvador Cabré y Joan Morán
Los fabulosos escritos que ha realizado Oriolt estas últimas semanas, me han motivado para escribir esta crónica del hundimiento de la Iglesia católica en la populosa ciudad de Santa Coloma de Gramenet. Oriolt ha explicado casos concretos de personas y parroquias que han causado un gran daño a la Iglesia que peregrina en Barcelona, pero aquí estoy tratando el caso de una ciudad entera, la séptima más poblada de la provincia de Barcelona y la quincuagésima de España. Más de 120.000 almas que estuvieron a punto de quedar prácticamente en la nada, por obra y gracia de un grupo de sacerdotes, más que pecualiares.

En la fotografía pueden ver al equipo sacerdotal en una salida a Premià. Oriolt nos ha hablado ya del alcalde comunista Lluís Hernández y de Abelard Sayrach que murió negándose a recibir los últimos sacramentos, hermano de Jaume, que también estuvo en Santa Coloma. Y ese es el princial problema de estos sacerdotes y es que no creían en los sacramentos. Se los intentaron cargar todos y el pueblo sencillo, mayoritariamente inmigrantes que llegaron del sur de España buscando el trabajo que no tenían en sus lugares de orígen, se encontraron con una Iglesia que no era la suya, que les cambiaban los sacramentos descatolizándolos al máximo, que se cargaron toda la religiosidad popular (procesiones, hermandades, imágenes...) burlándose y despreciando a quienes las querían recuperar (tal como explicó Oriolt en el caso de l'Hospitalet), que intentaban aprovechar los templos para defender las causas revolucionarias y comunistas y que no tenían ningún reparo en reunirse en Viernes Santo y comerse una despanpanante parrillada de carne y presumir de ello ante todo el mundo.

Entre el elenco de disparates que se cometieron en aquella época en Santa Coloma, encontramos bautizos realizados en los domicilios y no en los templos, sin que además constaran luego en los libros parroquiales, prohibición de llevar vestidos de comunión a los niños y niñas (debían vestir de calle ese día), matrimonios comunitarios (se casaba obligatoriamente a varias parejas a la vez, te gustara o no te gustara), anulación de la confesión individual y de la extremaunción. Los entierros tampoco se celebraban en el templo, como máximo se decía una oración en la casa del difunto.

Jaume P. Sayrach celebrando sin casulla ni alba
En esas condiciones las iglesias eran poco menos que salas de actos, lugares de encuentro social, sedes para actividades políticas y culturales, y sobre todo lugares sin imágenes, sin ninguna muestra de piedad o de devoción espiritual.

El problema es que a diferencia de otras grandes ciudades barcelonesas, no quedó ni una sóla iglesia, un reducto donde no se aplicaran estas suicidas normas de funcionamiento en toda la ciudad. La iglesia principal y de toda la vida (Santa Coloma) un templo digámosle "normal" quedó exclusivo para la minoritaria población catalano-parlante, donde el castellano-parlante se sentía un extranjero.

De este equipo de sacerdotes sólo quedan en activo, y no por mucho tiempo, el peculiar ex-alcalde Lluís Hernández y su amigo "comunista" Josep Catá, en el arciprestazgo de Poble Sec, el que dejó sin Misa a todo un barrio de Barcelona para sumarse a la última Huelga General. El resto o fallecieron o se secularizaron. Jubilado está Salvador Cabré con el mismo carácter intransigente y beligerante a pesar de los años.

Antoni Antonijoan, antes y ahora
Lo curioso es que algunos se olvidaron rápidamente de sus ideales comunistas, es el caso por ejemplo de Antoni Antonijoan, que después de secularizarse acabó siendo un gran empresario, es decir después de criticar durante tantos años al capitalismo, acabó siendo uno de los principales capitalistas de la ciudad, comandando la importante empresa "Ferrolan". El alcalde también se adaptó rápidamente a los lujos y comodidades que le ofrecía el hecho de ser primer edil, y una vez dejado el cargo con gran rabia (no olvidemos el vergonzoso caso de rayar el coche de su sucesora socialista), se apuntó como capellán en cruceros de lujo, para acompañar y compartir vida durante unos días, con aquellos "ricachones" que antes tanto criticaba.

La llegada del cardenal Ricard Maria Carles, significó el final de aquel cataclismo, al menos parcialmente, el nombramiento de Mn. Antonio Rubio como párroco de la iglesia de San Juan Bautista en el barrio del Fondo, significó la primera apertura, allí se empezó a acoger a todos aquellos que se habían sentido forasteros, respetando su lengua, sus costumbres y su religosidad. Las hermandades encontraron un lugar de acogida y Jesús sacramentado volvía a salir por las calles del barrio, mientras miles de personas emocionadas seguían la procesión del Corpus.

El traslado de Josep Catá de Santa Coloma a Poble Sec y otros nombramientos del cardenal Carles, empezaron a cambiar la cara de aquella secularizada ciudad. La llegada del cardenal Sistach no ha favorecido mucho la continuidad de aquel proceso renovador, pero algo es algo, se rompió el maleficio, los católicos colomenses ya no tienen que irse fuera de la ciudad para vivir con normalidad su fe.

Y por último quiero clarificar la tópica pregunta: ¿si estos sacerdotes eran tan malos y el pueblo no los quería, como es que votaron a Lluís Hernández como alcalde?. La respuesta es muy sencilla, el PSUC (comunistas) hubiera ganado en Santa Coloma, fuera quien fuera el primero de lista. Siempre he reconocido que este partido supo ganarse a los inmigrantes del área metropolitana de Barcelona porqué les convenció de que era el partido más sensible a sus problemas sociales (no religiosos). Sólo hace falta mirar las principales ciudades de alrededor de Barcelona y comprobar que prácticamente todas tenían alcalde comunista: Santa Coloma, Sabadell, Badalona, Sant Feliu, El Prat, Sant Vicenç dels Horts, Montcada, Molins de Rei, Viladecans. Cornellà es otro ejemplo similar donde el alcalde comunista era el sacerdote secularizado Frederic Prieto. La política es la política y la Iglesia es la Iglesia.

Julián Rosales

28 comentarios:

  1. "y que no tenían ningún reparo en reunirse en Viernes Santo y comerse una despampanante parrillada de carne y presumir de ello ante todo el mundo"
    Sí, bueno... por sus barrigas en las fotos los conoceréis. La izquierda siempre ha estado muy bien regada y alimentada. Tan en exceso, que "de grandes cenas están las sepulturas llenas". ¿Y ahora qué?: Enterrados los comilones compulsivos, contradictoriamente solidarios, la población es un desierto espiritual.
    Pero ustedes, "para variar", se olvidan de las Congregaciones Religiosas, cuando obligaban a ir a sus postulantes (por ejemplo, los Hermanos de la Salle de la provincia de Barcelona y Salesianos) a ponerse al servicio de chacha del párroco-progre de turno y a arreglarle media misa haciendo la chita, porque el párroco no podía moverse a causa de la ingesta excesiva y del vino peleón. Postulante que no obedeciera a los antojos del rector, era inmediatamente expulsado por no hacer de chacha de un cura progre, aunque el argumento era por "no ser solidario". No sólo se ha perdido el suscitar a muchos habitantes el don de la fe, sino también bastantes dignos servidores de la Iglesia.

    ResponderEliminar
  2. M´agradaria que aquests escrits que sempre tenen un caire pessimista explicant coses que, segons el parer dels escriptors no s´han fet bé, es parlés de coses positives, engrescadores, variades, plurals... Perquè són moltes les coses que tots, els d´una corda i els de l´altra, fan bé. No siguem negatius, cal ser positius i valorar-ho tot, no només el que creiem que està bé. L´Església, la societat, tot, en aquest món, es plural, és senzill.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Germinans no només surten escrits negatius, també apareixen parròquies i sacerdots "germinants", el problema és que a Catalunya hi ha moltes coses negatives en qüestió eclesial, això es conseqüència entre d'altres coses d'un fosc passat, amb capítols com el que avui es descriu. Cal saber la història per no repetir les errades.

      Eliminar
    2. Creo que 10'35 nos pide algo así como:

      "Todos y todas los/las sacerdotes/as vivieron una joia muy grande y un goig de cuando los hermanos, primos, tíos y Universo entero se quiere. Ninguno de ellos atracaba bancos, se metía heroína, ni degollaba a extraterrestres. Y tanto los de uno como los del otro bando (fueran de la religión que fueran) cantaban el kumbayá entre guitarras, amor y flores.

      Y además, todo esto lo hicieron en catalán, por supuesto.

      Eliminar
    3. Estic totalment d´acord amb l´anònim de les 10,35h. Avui "esmorzem" ja amb la cantilena negativa del " desastre pastoral" a Santa Coloma,a més de exposar les fotografies de les persones...El de Germinans seguieu amagant la cara,criticant,amb alguna comptada excepció, d´algun encert efímer...És ben trist que el que alimenta aquesta web- que sovint ofèn les persones-sigui el tema negatiu en l´església, que formada per homes i dones és imperfecta i pecadora. El que em sobta és que Germinas detenta i judica com si fossin una mena de autònoma inquisició- anavaa dir perniciosa-que ja ens cansa. Tots tenim defectes però no esteu sempre esquitxant negativitat. És possible que aquesta WEB pugui tenbir un canvi a positiu i a no estar sempre amb aquest color fosc,pessimista, jutjant !. Alguna cosa hauran fet una mica bé aquests mossèns, o no?. "Todo negativo" com deia fa anys l´entrenador del Barça Van Haal(?) MN.Agustí.

      Eliminar
    4. Constructivo, respetuoso y exquisito el escrito del anónimo de las 10 35´. También me parece mesurada y ponderada la respuesta de Germinans, pero es absolutamente impresentable lo que apostilla Iñigo Ruiz: "Y además, todo esto lo hicieron en catalán, por supuesto". Lo de este señor con el catalán, no se cura en la Iglesia debe de hacerselo mirar en otro lugar. Germinans no sobrevirá a personas como Ud., Sr Iñigo Ruiz. Es una pena, con lo facil que es ser una persona sencilla y normal........

      Eliminar
    5. La verdad, no entiendo la manía que le ha entrado a todos los antigermineros de que tengo que morirme o dejar de hacwerlo cuando a ellos les dé la gana y por el orden que estipulen. Que mopnten al menos una asamblea y se marquen un calendario, para que sepa de una vez que he de traspasar antes que las montañas de Montserrat, antes de Germinans y antes de no sé qué, pero después de lo que determinen... Por que todo debe hacerse a su gusto y a ellos se debe someter la guadañera también.

      Corrijo, para que 17'02 pueda dormir tranquilo esta noche: "Además, todas estas hazañas que han quedado escritas sobre los luceros, las sole3mnizaron los héroes de la patria en el idioma del Imperio."

      Apunto que las personas sencillas y normales tienen un mayor sentido para cantar los contenidos de las ironías y no los confunden con sarcasmos tan fácilmente. Y contemplo personalmente que será posible, pero no resulta nada fácil ser normal en el siglo actual.

      Eliminar
    6. De lo que le estoy hablando Sr. Iñigo Ruiz es de sus manifestaciones ANTICATALANISTAS, posición desde la que es imposible defender a la Iglesia Catalana. la normalidad y sencillez se adquieren con buenas dosis de compresión y humildad. En absoluto tengo nada personal contra ud., pero lo que ud, dice no se puede enmarcar como una "ironia" ni tampoco es un sarcasmo, mas bién nos manifiesta una posición personal de ud. absolutamente criticable.

      Pregunto a Germinans, si discrepar de Iñigo Ruiz es estar contra Germinans.

      Eliminar
    7. Aunque hoy Germinans publica un escrito de Íñigo Ruiz, él no forma parte de Germinans.
      Clarificar que entre los miembros de Germinans tenemos opiniones distintas en muchos temas, especialmente en cuestiones políticas y en la visión de la realidad catalana como pueblo, lo que nos une es una misma concepción de Iglesia, la que es fiel a su doctrina, y la que se desespera viendo como han dejado nuestra Iglesia en Cataluña desde la heterodoxia y la esterilidad.
      Lo que si compartimos en el plano político es que la Iglesia debe dejar de hacer política y dedicarse a cuidar espiritualmente su rebaño. Algo que en muchos momentos no sucede. El caso más reciente el otro día en Montserrat.

      Eliminar
    8. Iría muy bien que os pusiérais nick, apodos, alias o como queráis llamarlos. En "seleccionar perfil", escribís lo que os dé la gana en "nombre/URl". No es necesario dejar ninguna URL registrada.
      Otra opción muy práctica es poner este pseudónimo al inicio o final del comentario, aunque se publique como anónimo.
      Lo digo porque es incómodo llamaros por la hora de publicación.

      El comentario que origina el mío se escribe en catalán, pese a ir destinado a un blog que se lee por todas partes, lo que me ha hecho suponer la preferencia (o discriminación) lungüística de su autor.Sí, le he hecho un poco de cachondeíllo, pero cuando ha habido queja, lo he llevado para el otro lado. La lidia es así y los morlacos entran al trapo.
      Defiendo yo a la Iglesia Universal de Jesucristo, no a la "iglesia catalana" en contraposición a la primera. Hay que entenderlo: Soy católico y éso quiere decir la palabra.

      Das muy por sentado tu conocimiento estricto de la normalidad y tu sujección a la misma en un mundo en donde la ves faltar por toda partes. =La normalidad eres tú, = Tú dictas la norma y das por anormal a todo aquél que no sea de tu agrado.
      No he hecho manifestación anticatalanista y quiero dejar claro que soy antiseparatista, que no es lo mismo. Sabed también que soy catalán, de Barcelona.

      Por último, ha quedado mostrado que no hay manera alguna de atender a la propuesta del comentarista de las 10'35 y llegar a un consenso. No hubo absolutamente nada en común entre estos sacerdotes y otros, aun sin entrar en la disquisición sobre el paradigma de la "normalidad".

      Eliminar
  3. Y por lástima, supongo, olvidan ustedes otro tema gravísimo, por ejemplo Lluís Hernández fue señalado reiteradamente por la convivencia que mantenía con su asistenta, y el hijo de ella.
    Todos estos ejemplos de progres eran el ejemplo de la falta a su compromiso con la Iglesia.
    También hay que felicitar al enviado del demonio que supo organizarlos y concentrarlos.

    ResponderEliminar
  4. El anterior comentarista va con el lirio en la mano.
    La realidad que se analiza en Santa Coloma es la que es y el periodo reflejado fue un desastre general para la práctica de la vida sacramental y devocional. Seguro que habrá otros muchos aspectos de la experiencia religiosa y de relación con Dios, que a nivel individual fueron fructiferos, pero esto es otro tema.....

    ResponderEliminar
  5. Mn. Hernández y otros vuestra responsabilidad es inmensa. Abandonasteis a vuestro rebaño. ¡Cuanto odio tenian vuestras almas!, ¡Que poca fe (ninguna)!. Un día deberéis rendir cuenta rigurosa ante Dios de vuestros actos, cuando os pregunté ¿donde estan mis ovejas?, que le diréis.

    ResponderEliminar
  6. La descripción de la actividad de estos sacerdotes corresponde con el anti-sacerdocio. Negando Sacramentos, imposibilitando la devoción de los fieles, disponiendo a su antojo, desvalijando las parroquias y negándose a identificarse como sacerdotes.
    Es lamentable, pero hay que decir que su intento fue verdaderamente anticatólico y que constituía un abuso sobre los fieles, que no tenemos ningún motivo para tolerar estas estupideces sin rebelarnos contra curas tan malintencionados.

    ResponderEliminar
  7. Vaya pandilla,!que imágen de Sacerdotes de Cristo!
    Quien formó a éstas criaturas ,donde se formaron y por que la autoridad de la Iglesia no actua en casos de éstos?
    Quien calla otorga,quien tiene responsabilidad y no la ejerce es culpable.
    Algo está fallando en la formación de éstos Sacerdotes,habrá que revisar el proceso y contenido de la formación de lo contrario sigue el camino paralelo de la formación amoral de nuestra juventud con los resultados que estamos viviendo.SOCORRO¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Pues ahí estuvieron muchos años y acamparon a sus anchas, nadie les dijo nada, aún queda algún curita nostálgico. Josep Catá, nacido en 1936, estuvo por Santa Coloma hasta hace unos 10 años, luego lo trasladaron a Santa Madrona, en el Poble Sec, y la verdad aquello es un lugar de asambleas, para ello tiene un local bastante amplio. El sagrario lo tiene debajo del altar, así no se tiene que mover para sacar el Santísimo, o sus feligresas son las que mangonean el cotarro litúrgico. iglesia por la que pasa, iglesia que vacía.

    Lo que no entiendo es como han seguido de sacerdotes, tal vez no han tenido ocasión de hacerlo. Eso sí, jamás se retractarán, les falta vocación y sobretodo humildad.

    ResponderEliminar
  9. La historia esta ahí y no se puede negar.
    A causa de ello no tengo la menor duda se perdieron muchos fieles y posibles vocaciones sacerdotales y religiosas.
    Pero a pesar de estos "pobres hombres" con mala y/o nula formación doctrinal, pastoral, y ministerial y la nula por omisión actuación del/los obispos responsables.
    La Iglesia diocesana sigue, y además con sacerdotes jóvenes y no tan jóvenes con las cabezas muy bien amuebladas.
    Jesucristo nunca nos dejara huerfanos.

    ResponderEliminar
  10. Estos de la foto ¿qué son? ¿De la FAI o los que "paseaban" en el 36 a la gente por la Arrabasada de Barcelona? Vaya pintas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ten en cuenta que están buscando poses "de obrero" y que adoptan las que entienden que son menos "burguesas". Bien se nota que no han trabajado nunca en la constrrucción, donde meterse las manos en los bolsillos es causa de despido

      Eliminar
  11. Por sus pintas los reconoceréis; menuda pandilla de estériles!!!!!!
    El Cid Cabreador

    ResponderEliminar
  12. 1. Aún así, siendo un excelente artículo, es un misterio el por qué de esta ideología de la destrucción de la Iglesia desde dentro (el pecado interior), arrogándose estos siervos de Dios el título usurpador de propietarios de la verdad de fe y moral y del rito y la liturgia.


    2. Otro misterio es el por qué se afiliaron o simpatizaron casi todos con partidos de izquierda revolucionaria (PSUC, PCE y socialistas antes de que el PSOE abjurase del marxismo), máxime teniendo en cuenta que el comunismo y socialismo marxistas fueron genocidas y criminales contra la Humanidad, al ser una ideología demoníaca que mantuvo una sexta parte de la humanidad bajo condiciones de esclavitud y de muerte al opositor y al católico, ortodoxo o a cualquier otra religión.

    Es muy difícil justificarlo por razón de la justicia social, en especial, teniendo en cuenta las experiencias opresoras del comunismo soviético y chino en Hungría, Checoslovaquia, Polonia y el Tíbet. Sólo queda decir: ¡Piedad, Señor!


    3. Si recuerdo bien, en una parroquia del Fondo de Santa Coloma de Gramenet, allá por los años 1970, el rector devolvió las llaves de la iglesia que regentaba al obispo Jubany diciéndole que "no quería servir jamás a una Iglesia que era una multinacional imperialista opresora como los Estados Unidos". A tales extremos de delirio e irracionalidad sectaria y de izquierdosidad revolucionaria se había llegado.

    ResponderEliminar
  13. "M´agradaria que aquests escrits que sempre tenen un caire pessimista explicant coses que, segons el parer dels escriptors no s´han fet bé, es parlés de coses positives, engrescadores, variades, plurals"
    A mí también me gustaría. Pero, deséngañémonos, no hay nada positivo en el asunto, salvo que a unos se les dio patente de corso para destruir a la Igelsia desde la Iglesia, mientras a otros se nos dio una patada. ¿Me arreglarás tú mis proyectos de vida pasados, pisoteados por estos progres? Seguro que no, porque ya no soy "engrescador". Tu ciclotimia te prohibe ver el mal que hicieron tus amigos, es decir, la realidad; prefieres el olvido y las castañuelas.Si así eres más feliz...

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. De verdad que celebraban Viernes Santo con una parrillada de carne? es tan fuerte que simplemente parece irreal.

      Vale que redujeran al minimo las imagenes en "sus" parroquias (imagino que esto va a gustos y, personalmente, estoy de acuerdo en que las imagenes no aportan mucho, especialmente aquellas fabricadas en los ultimos 100 anyos) Algo parecido se podria decir sobre encauzar la llamada "religiosidad popular" (aunque sin duda el camino NO es prohibirla!)

      pero todo lo demas que en este articulo se menciona son barbaridades...y las autoridades eclesiasticas del momento...no tenian nada que decir?? Esta ultima parte es la que me parece mas fuerte todavia: si hay un grupito sectario que quiere hacer la guerra por su cuenta, pues...no sera la primera vez. Pero para eso se supone que hay una jerarquia, para reconducir estas situaciones, pero, por lo que se explica, la jerarquia miraba lo que pasaba como quien ve pasar las nubes....

      a lo mejor tampoco en la Iglesia no todo tiempo pasado fue mejor. Esta seria la unica moraleja positiva de esta historia.

      Eliminar
  14. "...se empezó a acoger a todos aquellos que se habían sentido forasteros, respetando su lengua, sus costumbres y su religosidad."

    Veo que GG està a favor de la apertura de mezquitas y la islamización de España. Curioso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos hablando de personas españolas con nuestra misma religión, y con costumbres que son aceptadas en toda España, y lengua oficial en todo el territorio español, el problema es que algunos en Cataluña las consideraron extranjeras, porque no eran estrictamente catalanas o porqué así lo consideraron ellos.

      Eliminar
    2. Ya veo que hay excepciones a sus principios.

      Pero en todo caso, si los que venían eran tan españoles como los que estaban aquí, debían considerar la religión, las costumbres y la lengua catalana como suyas. La religión era su religión, la lengua y las sostumbres eran también las suyas. Entonces, cual era el problema?

      Eliminar
    3. El problema era y es que Cataluña había roto con su tradición, en el tardofranquismo y post-concilio, la jerarquía de la Iglesia en Cataluña (curias diocesanas y superiores religiosos) decidieron hacer tabla rasa con la tradición. La tradición cristiana era la quinta esencia de la identidad catalana. Cataluña era tradicional y tradicionalista incluso frente a una Castilla más mundana en el conflicto sucesorio del s. XVIII (el famoso y mitificado 1714). Hoy Cataluña desprecia e ignora tanto las expresiones de piedad propias como las ajenas.

      En esa época, tiró a la basura su propia Tradición, filtró y reprimió la propia de otros lugares de España y se abrazó en cambio a toda expresión de ruptura, de novedad, de experimento de Holanda, Francia, Bélgica...

      De tal manera que lo propio de Cataluña es sólo lo nuevo, lo que arranca de terminado el Concilio a nuestros dias. En las expresiones laicas de la tradición catalana (castellers, sardanas, canciones, cocina...) hay mucho más amor a la patria y a la propia indentidad que en las expresiones religiosas, podadas a concienca cuando no arrancadas de raíz.

      Éste es el problema.

      Eliminar
  15. mi amor fraternal por los curas de la foto de sta.coloma.tengo 66años y vivi muy parcialmenteaquel compromiso de los curas por la gente-iglesia de sta. coloma y la gran ayuda que prestaron para la integracion de todos los inmigrantes.gracias a Sayrach y compañia.lo de la fe en la iglesia tradicional es cuestion de evolucion.propongo mas Darwin hermanos.

    ResponderEliminar