viernes, 27 de julio de 2012

Visita Pastoral del Cardenal a los Jóvenes de San José

Los lectores de Germinans ya conocen a los Jóvenes de San José por varios artículos que les hemos dedicado, entre ellos el de las noches locas. Son uno más de la multitud de brotes verdes de la Iglesia joven, con la que vino a estar el Papa en las Jornadas de la Juventud. Es difícil borrar esa impresión tan profunda de los jóvenes con el Papa y del Papa con los jóvenes en una circunstancia difícil, como fue la tormenta de viento y lluvia en el aeródromo de Cuatro Vientos. Ahí resistieron los jóvenes empapados hasta los tuétanos.

Igual que el Santo Padre, nuestro cardenal entiende que los jóvenes son una porción de la Iglesia a la que sus pastores deben prestar especial atención. Estos movimientos de jóvenes católicos son el más feraz semillero (en latín, seminario ) de vocaciones para el sacerdocio. Por eso la esperanza de la Iglesia está puesta en ellos.

Son agrupaciones bastante numerosas de laicos que se dedican a ensayar cada una según su carisma diferencial, una vida lo más cristiana posible. Si en otros tiempos necesitó la Iglesia fórmulas clericales, monacales y religiosas, hoy se han hecho imprescindibles los movimientos de laicos que se esfuerzan por rescatar para ellos mismos y para la sociedad en que viven, una forma de vida laica genuinamente católica.

Y como culminación de la vida cristiana, la práctica de la caridad para con los hermanos más necesitados. Que aunque nos suene chocante en un momento de graves necesidades materiales, la caridad más exquisita es la del amor fraterno, la de la amistad generosa, la de la compañía, la de enseñar a pescar y la de ayudar a pescar además de dar peces. Y para esa caridad que no acaba, sino que empieza en la limosna en especie, se necesita ser cristiano de pies a cabeza: se necesita estar directamente conectado con Cristo.

Es una feliz idea la de girar visita apostólica no sólo a las parroquias, sino también a las agrupaciones de fieles que desarrollan en éstas su actividad. Es el caso de los Jóvenes de San José, que tienen su cuartel general en la parroquia de san Francisco de Paula, desde la que organizan sus sábados dedicados a la caridad. El cardenal decidió hacerles allí la visita apostólica, compartiendo con ellos el ritual de preparación espiritual de la jornada. 

En el video adjunto pueden apreciar la participación del cardenal en este acto y escuchar sus palabras. Se prodigó con este grupo de jóvenes y les manifestó su total confianza en ellos. Hizo mención de la procesión de San José de la Montaña hasta la Sagrada Familia y les felicitó porque había resultado muy digna. Les expresó su deseo de repetirla en años sucesivos.

Estuvo francamente comunicativo: fue emotiva su revelación del diseño de la visita del Papa a Barcelona, señalando el contrapeso del esplendor de la consagración de la basílica de la Sagrada Familia con la visita a la institución benéfica del Niño Dios en que se acogen niños, niñas y adolescentes con distintas discapacidades, entre ellas el síndrome de Down. El Papa aceptó encantado la propuesta del cardenal: para esta visita que alargaba un viaje ya muy largo (venía de Santiago de Compostela) sí que encontró tiempo y fuerzas. Quedó impactado de tal modo por la vivencia del encuentro con los acogidos en El Niño Dios y con sus familias, que repitió diseño en la JMJ de Madrid. Fue muy difícil contener las lágrimas, comentó el cardenal emocionado. 

El prelado aprovechó esta referencia a los que sufren síndrome de Down para referirse al aborto, que hoy día los elimina para no darles la oportunidad de nacer. El aliento del Papa a esas 200 familias con hijos discapacitados recogidos en El Niño Dios tuvo el valor de la más decidida defensa de la vida. El cardenal estuvo especialmente enérgico y claro cuando se refirió al aborto. Vale la pena escuchar lo que dice al respecto, porque no deja resquicio ni a la duda ni a la tibieza. Sus palabras le colocan en el bando de los más decididos defensores de la vida. De sus palabras es fácil inferir que el cardenal Sistach está y estará siempre al lado de éstos. Quizá fue un guiño de complicidad con los Jóvenes de San José, que son de los que han hecho de la defensa de la vida una cuestión irrenunciable. Fue muy convincente cuando se refirió al aborto sistemático de los niños con síndrome de Down, por los que siente un especial afecto: él tiene una sobrina con este síndrome. Pero hoy, dijo, ya no se les deja nacer.

Ésta es la cara amable de nuestro cardenal. Nos alegramos infinito de poder mostrarla y lo hacemos con orgullo. Nos encanta que conecte tan bien con los Jóvenes de San José: lo rejuvenece. Y estamos deseosos de que se prodiguen estas visitas pastorales a las organizaciones católicas que despliegan su fecundo apostolado en la archidiócesis de Barcelona. Procuraremos no perdérnoslas.

Les recomendamos encarecidamente que dediquen unos minutos a ver el vídeo adjunto: hay en él mucho de bueno. 
Virtelius Temerarius

24 comentarios:

  1. Es una verdadera casualidad que Sistach que nunca hizo el más mínimo caso a los jóvenes de San José durante ocho años, se lo haga justo cuando deciden abandonar las concentraciones del 25-V que tanto le molestan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siempre hay alguien que tiene que aguar la fiesta...

      Eliminar
  2. El cardenal tiene que estar muy sólo, todo el mundo pasa de él y a medida que pasen los días y su jubilación esté más cercana aún más.
    Ha visto que los jóvenes de San José le ofrecían la mano y no se lo ha pensado.

    Sistach ha quedado fatal con los sectores más conservadores de la diócesis, excepto algún que otro "vendido" a lo que sea, no pueden verlo por haberse vendido la diócesis al progresismo y el progresismo le ríe las gracias por delante pero por detrás hablan fatal de él. Prefieren mil veces a Taltavull que a él, y intentan prepararle el camino para la sucesión, pero a él ya lo dan por amortizado y acabado.

    ResponderEliminar
  3. Veo en la foto a Mn. Joan Villegas, un sacerdote de pies a cabeza.
    Cuando hay un buen grupo católico, detras esta la mano, el trabajo, y apostolado de un buen sacerdote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Mn.Juan Villegas es todo corazón, sencillo, muy espiritual, emprendedor,entragado totalmente a las personas sin distinción. Además de realizar una muy buena labor pastoral en Sant Genís dels Agudells, tambén ha levantado una parroquia y ahora sigue omo pastor creo que en dos parroquias asignadas por falta de sacerdotes. Mn.Joan: un ejemplo de sacerdote fiel y ejemplar.

      Eliminar
  4. Mi crítica a estos jóvenes de San José es su mentalidad demasiado eclesial, muy de sacristía. También he visto poco acertado en sus concentraciones pro vida que algunos de ellos fueran con sotanas o algo parecido, así como el rezo del rosario durante la concentración. Cada cosa en su lugar. Por lo demás todo es de admirar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. precisamente, porque son católicos practicantes es que su apostolado es eficaz y perseveran en su vocación.

      Eliminar
    2. ¿Mentalidad demasiado eclesal? ¿Muy de sacristía?

      Si le parece mal que miembros de la Sociedad Misionera de Cristo Rey, sacerdote y hermano en este caso, den testimonio de su Fe públicamente y se añadan sin miramientos a la defensa de la Vida, es que no ha entendido nada.

      ¿Le parece mal el rezo del Santo Rosario durante la concentración?

      Mire, Lepanto, así como otras tantísimas batallas en los que la Cristiandad, la Humanidad, se lo jugaba todo a "cara cruz", no fue vencida si no por la poderosísima intercesión de la Santísima Virgen María. Esta otra batalla en el contexto de la apostasía general, no dejará de ser vencida, si Dios quiere, con esa misma protección maternal.

      Creer en uno mismo es tan disparatado como sentenciar que el apostolado no debe nacer de una primera vida espiritual plena, de sacramentos y de vida de oración.

      Por eso el Rezo de Santo Rosario.

      Eliminar
  5. Sistach es un camaleón... A los Croosroads de peregrinación provida a Santiago de Compostela les dijo que las manifestaciones provida no servían para nada: "Sobre todo la de esos fanáticos que protestan contra los abortos en San Pablo. ¡No saben el daño que hacen!". ¡Menudo falsario! Los abortos no hacen daño... ¡la manifestación sí!

    ResponderEliminar
  6. FIDEL A ANONIMO: Los que fueran "con sotanas o algo parecido" es de suponer que serían religiosos profesos o clérigos de distintas órdenes sagradas. Y en cualquier caso hace falta valor para presentarse así en un ambiente tan hostil y agresivo. Y que rezen el Rosario "durante la concentración" no puede ser más"acertado". Ante un mal tan insondable como la industria del aborto sólo Dios puede hacer el milagro de iluminar las mentes de los que son victimas de la cultura de la muerte.
    Yo vivi una concentración de estas características en Limoges (Francia) y me ha quedado una sensacion de profundo respeto hacia estos luchadores pro-vida que salvan la honra de la Iglesia muchos de cuyos máximo responsables no dan la cara por los no nacidos.

    ResponderEliminar
  7. Al anónimo de las 19'20:

    Cada cosa en su lugar...¿o donde tú las pones? No está de más que la mentalidad de una asociación de carácter religioso sea eclesial,
    demuestra perfectamente no ser "de sacristía" con sus "noches locas" o en el 25-V. Quienes van con sotana a estas concentraciones son seminaristas o sacerdotes, por lo que no está fuera de lugar su atuendo y el Santo Rosario lo rezamos todos, ya que forma parte del evento. Siempre se dice que hay un "acto civil" previo y la posterior marcha con el Rosario, aunque todos los asistentes concurrimos a ambos episodios. Quien quisiera, podría acudir sólo al acto civil, pero nadie lo hace.


    Rezad por mí, me operan el 1 de agosto. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que san Alfonso Mª de Ligorio te acompañe.

      Eliminar
    2. Que san Alfonso Mª de ligorio, te acompañe.

      Eliminar
  8. He asistido a 2 concertaciones de ellos: uno en la clínica y otra en San Pablo. En la última me fui antes de tiempo, las sotanas se podían haber evitado, y el rezo del rosario, precisamente para darle un cariz más ecuménico. Pues no todos los antibortistas han de ser católicos, conozco hasta a algún ateo e incluso militantes ex comunistas. El lucir símbolos que identifican una religión no hacen falta, pues ya se sabe lo que piensa cada una.

    Reitero que ese ambiente de tufillo a sacristía, a mí, personalmente, no me gusta. Y soy católico con unos compromisos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy más católico que Flanders y Don Pelayo juntos, pero jamás he ido a ningún 25-V con sotana. Casi no he faltado a ninguno en los últimos cuatro o cinco años, pero soy seglar. No obstante, me parece perfecto que los sacerdotes sí la lleven, porque creo que la afirmación de lo que uno es pasa por delabte de aspiraciones mimetistas, populistas o induccionistas.
      Lo mismo sucede con la oración, en donde tiene más importancia dirigirse a Dios o a la Santísima Virgen en la forma correcta que las aspiraciones sincretistas o nebuajistas-adventistas-de-la deserción.espiritual. Por supuesto que la lucha contra el aborto no es dedicación exclusiva del cristiano, como la vida no es patrimonio exclusivo de ninguna religión. Por supuesto también que los ateos, paganos, agnósticos e indiferentes no mueven un dedo en algo tan necesario, obvio y -mira por dónde- vital.
      No por supuesto, sino en confirmación de lo que supongo a lo largo de mi vida: El Cristiabismmo es la Luz del mundo, pese a quien pese. Y a mí me pesa sobremanera que sea a veces lo único que muestra ciertas inquietudes y el único depositario de humanidad en muchos aspectos.
      Si es garantía de limpieza de la degeneración humana, ¿Por qué no decirlo? ¡Viva Cristo Rey!.

      Nos acompaña y lucha junto a nosotros la Iglesia Evangélica Rusa Peniel, super-gozosa de que recemos el Santo Rosario, contentísima de que nos alleguemos a la Santísima Madre de Dios y rezando el Padrenuestro con nosotros. Pero lo que no vamos a hacer -porque no debemos hacerlo- es recitar mantras budistas, mientras ni siquiera tenemos a un sólo creyente de esto entre nosotros.

      Veo que uno de tus compromisos como católico es esconder tus creencias. A mí no me enredes en esto, no voy a hacerlo. No pienso que "dejar de ser para que otros sean" dé resultado y es un experimento que no haré.

      Por último, ecumenismo no es renuncia ni apostasía, porque no es fraternal (sino absurdo) el abandono total de lo nuestro en observación de lo ajeno. Yo pido por ellos a la Virgen y que quien sea, pida por mí a Jehová o Alá. Esto funciona así.

      Eliminar
    2. Anónimo de las 11'56

      Con todos los respetos a los que crean o sientan otras cosas... Los mismos para mí, por lo menos.

      Eliminar
    3. Jamás he escondido mi condición de católico, incluso en tiempos y momentos difíciles. Tampoco me gustan lo actos ecuménicos porque al final se acaba oyendo disparates y dando besitos y poco más.

      A lo que me refiero es la forma en que se manifestaron estas concentraciones, y no soy el único que opina así. Considero que el sacerdote debe llevar su distintivo para que sea público su ministerio, pero no mezclarlo en actos en que oficialmente no está representada la Iglesia.

      Eliminar
    4. 21'16:
      ¿Canonista, tal vez? Supongo que sabrás fijar con precisión el modo en que la Iglesia está representada oficialmente para hablar así, que podrás contestar a aquéllo que aparece en los Evangelios: "Donde dos o más se reúnan en mi nombre," etc...
      Supongo que encontrarás una forma coherente de justificar que no se identificque un sacerdote en un acto, cuando sí ha de hacerlo siempre y en todo momento.
      Espero que al decir que no eres el único que opina así, tengas en cuenta que no por esto tienes un certificado de acierto o recuerdes que otros muchísimos opinan (opinamos) de manera diferente, sin que esto tenga gran cosa que ver con lo que es verdad y lo que no es verdad.

      Eliminar
  9. Esto no viene al caso pero: ¿Sería posible que los sacerdotes barceloneses dijeran que la homilía dominical la iban a pasar al finalizar la misa? ¿Cuánta gente se quedaría? Lo digo porque se tiran hablando y hablando muchísimo tiempo y al salir no sabe uno lo que han dicho. Véase el párroco de Nuria.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo procedente va a ser pedir que las homilías estén mejor preparadas, no dejarlas para el final. Al fin y al cabo, son una parte de la misa y ésta no queda completa si no se han oido (sea "válida o no válida").
      Precisamente es la homilía lo que más "gancho" puede tener para que vaya a misa, porque es lo más novedoso de ella, lo irrepetible en cada celebración.

      Eliminar
  10. Parece que hay algún amargado que ve mal que Germinans alabe al cardenal cuando hace algo bien.

    Los Jóvenes de San José dejar de ir a esas manifestaciones cuando supieron lo que la Santa Sede y el Nuncio opinaba de las mismas. Es lógico. Son católicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho interpretan algunos a los JSJ. Demasiado, quizás. Bueno sería que estos extremos los aseverasen ellos.

      Pues nosotros somos también católicos y las organizamos, mire usted por dónde. Y lo hacemos porque un Mandamiento nos ordena no matar, porque creemos en la Creación y que debemos dar infinitas gracias a Dios por la pro-Creación,porque nos sabemos libre como católicos y obligados por serlo a actuar como tales, porque el Sr. Nuncio Apostólico y el Vaticano en general jamás nos han hecho llegar interdicto ni veto alguno, ni siquiera una sola frase en que encontremos intención de protesta, rechazo o censura.Es lógico, somos católicos.

      Eliminar
  11. ¡Muy bien, Iñigo! Así se habla.

    ResponderEliminar