jueves, 11 de enero de 2018

Independencia a la sueca

La teoría sueca del amor: el triunfo del estado del bienestar
Acabo de ver un video que me ha impactado: La teoría sueca del amor. Trata del último nivel de independencia: ciertamente ilimitada. Una independencia que llega obviamente a la persona y termina en la liquidación de los lazos de interdependencia personal (básicamente los familiares). Es desmontar la célula de la familia para dejar sueltos los átomos individuales. Más allá de ese límite viene la rotura, el desquiciamiento. Pero ¡qué va!, resulta que en Suecia han tenido tiempo suficiente para experimentar la independencia hasta ese nivel, y han podido constatar que la rotura y el desquiciamiento del individuo suelto y “libre” no es menos dramático que la rotura y el desquiciamiento de la familia. De lo cual es fácil inferir que soportar los inconvenientes de vivir en la célula familiar no es más duro que soportar los inconvenientes que sufre el átomo individual. En efecto, una de las consecuencias  derivadas de esta novedosa ingeniería social, es el aumento espectacular del número de suicidios y de los muchísimos fallecidos en soledad (uno de cada cuatro) sin vínculo familiar, cuyo patrimonio pasa al Estado.

Este planteamiento tan rabiosamente individualista parte de una filosofía muy singular según la cual, al ser la independencia un valor tan absoluto que se mancillaría si se le pusieran límites, condena sin remilgos cualquier atisbo de interdependencia como un mal per se. La lógica del planteamiento no permite ninguna otra línea de solución. Si la independencia es un bien absoluto, es la forma necesaria de la libertad absoluta, la interdependencia no puede ser más que un mal absoluto. De ahí que muchísimas suecas, tras elegir online el perfil racial, físico e intelectual del donante, se auto-inseminen artificialmente en su propia casa gracias al envío postal del “ingrediente” en recipiente congelado. Así sacian el deseo hormonal de la maternidad independiente sin necesidad de relacionarse con varón. Y éstos satisfarán su libido viendo pornografía y acumulando “altruistas” donaciones de esperma. Cada uno por su cuenta. ¡Y todos tan panchos!

El problema está en que siendo como somos animales sociales, que quizás en un tiempo vivimos en manada (con un número limitado de individuos), pero que ahora vivimos en rebaños, en colmenas o en hormigueros de dimensiones descomunales, lo que nos toca no es plantearnos cómo haremos para convertirnos en escorpiones solitarios o en mantis religiosas; no nos corresponde andar buscando fórmulas para ver cómo nos disgregamos hasta la individuación, sino fórmulas para aprender a vivir en agregaciones cada vez más numerosas.

El caso es que esa independencia a la sueca desemboca inexorablemente en la soledad, con la rara y mal resuelta excepción de las mujeres que no quieren renunciar a la maternidad y recurren a la auto-inseminación por no sujetarse a la dependencia de un hombre. Digo que estas mujeres suecas constituyen una excepción que contradice frontalmente la filosofía social de la independencia individual, porque crean un lazo de dependencia con el hijo. Pero ahí está el Estado que, para subsanar el error y remediar esa debilidad femenina, se esfuerza por aliviarlas todo lo posible de esa dependencia y por liberarlas de ella lo antes posible con guarderías públicas afterhours.

Los suecos precisamente, que son la avanzadilla del Estado del Bienestar, se han dedicado a la ingeniería social como nadie, -la familia como ente interdependiente ha desaparecido por obsoleta- y han ido diseñando su singular modelo de convivencia en el que el único aglutinador de los individuos es el Estado. Éste obliga a sus ciudadanos a ser felices y a vivir en plenitud: una plenitud a la que, según esa teoría, sólo se puede llegar en solitario, puesto que cualquier lazo personal representa un impedimento grave para alcanzar la felicidad. Lo mismo respecto a la libertad y al derecho a decidir, que es tanto más absoluto cuanto más solo y único sea el individuo. Porque si la libertad de uno termina donde empieza la del otro, la libertad es absoluta si no hay nadie que me la limite. Y mi derecho a decidir es igualmente absoluto si mi decisión no afecta a nadie, porque ni encima ni debajo ni delante ni detrás ni a los lados hay nadie.

Es lo que tiene la defensa de ciertos “principios”: si son auténticos principios universales y absolutos, son universales y absolutos: no se les puede poner límite. En cuestión de derechos, lo primero que se debe determinar a la hora de defenderlos, es si son individuales o colectivos. Si son individuales, no hay nada que discutir. Y si son colectivos, hay que fijar las leyes de divisibilidad de cualquier colectividad. Y fijar, naturalmente, cuál es la autoridad con derecho a poner límites a esa divisibilidad.

En Suecia han sido de una coherencia rabiosa: la divisibilidad de los colectivos termina en el individuo; de la misma manera que para Demócrito la divisibilidad de la materia terminaba en el átomo: si lo rompes, has destruido la materia; igual que si pretendes partir el individuo, lo que haces es cargártelo.  Sin embargo, lo que no se atrevió a hacer el filósofo griego lo han logrado los suecos: la divisibilidad del colectivo llevada hasta el extremo conlleva indefectiblemente la destrucción de la persona. Sin más referente moral que el propio bienestar y el logro de objetivos puramente personales, el ser humano tras convertirse en esclavo de sí mismo lo será finalmente del Estado. ¿No es este el camino que llevamos también nosotros? Aborto y cambio de sexo en menores, sin mas necesidad que el propio consentimiento; familias monoparentales en aumento exponencial, el matrimonio canónico destruido y libérrima opción sexual. Este parece ser ¡el ideal europeo!

La teoría sueca del amor lleva a la autodestrucción mortal. En cambio, sólo la realidad del amor cristiano, interdependiente por definición, trae la paz y la alegría: Nadie tiene amor más grande que aquel que da la vida por sus amigos (Jn 15,13) porque el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y dar la vida en rescate por muchos (Mt 20,28). 

Custodio Ballester Bielsa, pbro.
Sacerdotes por la Vida

26 comentarios:

  1. Tanto se me da que se me da tanto12 de enero de 2018, 2:10

    Una muestra de la indiferencia del gobierno omelliano-sistachiano, junto con los dos obispos Gordo y Vadell, y de la completa estructura de gobierno episcopal, lo demuestra la pobre y raquítica página web de pastoral familiar.

    Su descuidado lenguaje es, increiblemente, real y auténtico, y simboliza la apatía, dejación, desgana, desidia, desinterés, inacción y pasividad de dicho anti-episcopado y des-gobierno en la defensa de la vida, familia y matrimonio, educación y bien común. Y eso que hay un encuentro de las familias en Dublín para este 2018 con Francisco. La dirección del desastre:

    www.pastoralfamiliarbcn.cat/faq-2/?lang=es

    y en concreto:

    RESPUESTAS A PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE EL MATRIMONIO

    1.- Pregunto al arzobispado que “me quiero casar con una persona que está divorciada”, y te responde en marciano y bebé:

    … En este caso habrá que discernir la situación anterior de la persona divorciada. Principios In, pero, hay que decir que todo matrimonio conlleva un compromiso para sempre... Si la persona divorciada es católica y estaba casada canónicamente la Iglesia cree que no tiene poder ni facultad para aceptar a un nuevo matrimonio. El bodas seu és para siempre. Si la persona es católica, però divorciada d'un matrimoni anterior civiles, la Iglesia la aceptará a un nuevo matrimonio para que no reconoce como válido, para un católico, el matrimonio contraído sólo civilmente, porque todo matrimonio es a la vez sacramento. Ara bebé, si esta persona tiene deberes importantes derivados del anterior matrimonio civil...


    2.- Luegu, faig una pregunta en barcelonés: "Mi prometido, o mi promesa, i jo som padres." [¿que qué?]

    L'Arzubispat rasponde rápidu:

    ...Han establecido normas que dificultan, a veces impiden y, en la gorra de caso, aceptan como válido el matrimonio de quienes son parientes en línea recta, és a dir Entre germans. A partir d'aquí, pero, puede darse el caso de que los prometidos tengan un parentesco más o menos próximo...


    ... y 3.- Pregunte usted: "Casamiento con una persona no católica?" [el ¿ inicial se perdió por Badalona]

    Resposta del Arquebisbado, una loa a la ONU ecuménica, no vegi:

    ...La boda con un no “católico” puede ser con una persona que participa de la fe en Jesucristo y está bautizada, és a dir, que y “cristiana”, o con una persona no cristiana, que pertenece a otra religión: musulmana, budista, etc., o sencillamente una persona que no confiese ninguna creencia religiosa.

    Iglesia no se opone al matrimonio entre un “cristiano” i ONU “cristiano-católico”; incluso se pueden abrir posibilidades de un diálogo ecuménico, uniéndose a la oración conjunta, participando en los diálogos intraeclesiales, etc. [què maco i què bonic, què preciós]

    ........

    Al margen de estas graciosidades, en Cataluña, con millones de católicos, en un país avanzado, no hay suficientes laicos y consagrados que puedan usar internet (youtubers, blogs), la prensa, TV o la radio para intentar quejarse de este mal gobierno episcopal, o para simplemente, hacer evangelización, catequesis, predicación...

    ResponderEliminar
  2. La locura de los luteranos escandinavos12 de enero de 2018, 2:50

    1. Los luteranos suecos nos proponen la desaparición total del padre, del matrimonio y de la familia. Precio: el desquiciamiento del suicidio, la depresión, muerte y enfermedad en soledad.

    Curiosamente, el sueco está en total sumisión de plena dependencia con el Estado sueco, a todos los niveles: estatal, el län o provincia para los servicios médico-sanitarios, los transportes públicos y cultura; y los municipios (casi 300, en Cataluña casi 1.000) para la educación infantil, primaria y secundaria, los servicios sociales y la planificación urbanística.


    2.- Los luteranos noruegos se han vuelto chiflados en busca de la familia nacional perfecta. Han creado una Gestapo-SS-KGB, llamada BARNEVERNET, que secuestra por la fuerza por siempre a los hijos de los padres si estos no tienen un mínimo de habilidades paternales, incluso si hay un mínimo cachete. El objetivo es crear una familia noruega perfecta, puro terror hitleriano: la mínima infracción, sin hijos.

    no.wikipedia.org/wiki/Barnevern_i_Norge (en noruego)


    3.- Otros chiflados luteranos, pero no tanto, son los finlandeses. Con un índice de un 50% de divorcios, con muchos llevando 3 ó más divorcios, con un alto índice de violencia doméstica (igual que en Noruega y Suecia), alcoholismo, depresión... han centrado obsesivamente en la educación, una de las mejores del mundo, como una tabla de salvación contra la pobreza y enfermedad mental de madres y niños. Se han centrado en la madre, pero el padre-hombre tiene altos índices de pobreza y exclusión.


    4.- Dinamarca, por contra, son luteranos más sensatos. Son el País más feliz del Mundo (ai que bufó), y han creado el concepto HYGGE y HYGGELIG, que en Cataluña es "el benestar de la llar": ca.wikipedia.org/wiki/Hygge


    5.- A Francisco, unos malos consejeros le vendieron la burra de las tres patas cojas. Fue a un paripé de ecumenismo a besar unas no-obispas luteranas en la catedral sueca de Lünd (de San Lorenzo, robada a los católicos), firmando una declaración conjunta con una iglesia agónica de muerte, falsa Iglesia que propone un Cristo distorsionado y que ha destruido la familia de su propio país, Suecia. Además, se entronizó una estatua roja de Lutero en la Santa Sede, y se le nombró "testigo del Evangelio", el gran hereje-cismático y criminal contra católicos, judíos, otros protestantes y campesinos. Francisco, vigila tus asesores...


    6.- La situación de la familia en los países escandinavos, confirma lo dicho por Fátima: el demonio atacará a la familia en los últimos tiempos. A destacar la falta luterana del modelo de la Sagrada Familia: San José, la Virgen María y el niño Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se olvida de

      7. En Islandia se implantó el programa Youth in Iceland para efradicar el hábito terriblemente extendido del alcohol, drogas y tabaco-marihuana.

      En general, estos luteranos escandinavos implantaron, después de la revolución de 1968, un satánico modelo de familia que les ha estallado en las manos 30 años después, basado en aborto y anticonceptivos masivos, eutanasia y eugenesia, junto con divorcio, promiscuidad y fornicación juvenil, homosexualidad y bisexualidad, pederastia (sí, han leído bien), adulterio y parejas de hecho a prueba ya desde los 1970, además de la desaparición programada del padre-hombre, algo que encantó y entusiasmó a Platón.

      El resultado es aberrante, y cada país escandinavo intenta salirse según como puede. El éxito escolar finlandés es, como se comenta, para evitar el derrumbe económico y mental de sus niños. Mirando a la familia entenderás a un país.

      Espero que Omella y los obispos catalanes despierten, pues no es bueno eso de cobrar tanto si trabajas como si te tumbas a dormir, porque la cosa, vaya bien o vaya mal, nunca no te van a tocar. Así cualquiera.

      Eliminar
    2. "la divisibilidad del colectivo llevada hasta el extremo conlleva indefectiblemente la destrucción de la persona"

      1. El único modelo antropológico válido es el católico: Dios nos hizo hombre y mujer, y nuestra unión nos hace una sola carne.

      2. El VI y IX Mandamientos (acto, razón y corazón) comprende la totalidad de la sexualidad humana. Por ello, hay que rechazar absolutamente de plano toda la ideología de género y transgénero, y toda la cultura de la muerte y del relativismo moral. Toda sin excepción.

      3. Para el hijo, el padre aporta la autoridad y la madre el amor a la vida, y hay que dedicarse a los hijos como mínimo hasta los 12 años, momento en que se forma su personalidad básica.

      Consejo que vale un mínimo de 100 euros, el precio de una consulta estándar, lo saben los psicólogos, psiquiatras, psicoanalistas y pedagogos, pero no lo dicen en público para evitar el linchamiento profesional que les implicaría la muerte civil y profesional, y por tanto, la pobreza, el hambre y el aislamiento y la soledad. Pero lo saben y es cierto.

      Eliminar
    3. Montaraz de Solsona12 de enero de 2018, 15:59

      La ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN es lo que presenció el POPE en Suecia, y el tan PANCHO. Seguro que le invitaron a una buena COMILONA despues!!!

      Eliminar
    4. Todavía me pregunto cómo engañaron a Francisco sus malos consejeros, asesores y consultores para ir a Lünd y dar un abrazo a un falso obispo, que además, era obispa, de una falsa Iglesia, pues no tiene sucesión apostólica, seguidor del mayor cismático, heresiarca y violento contra católicos y otros más, Lutero. Además, el luteranismo sueco es una caña rota y cascada, una trompeta rota y oxidada, ofrece un falso Jesucristo, no reconoce la santidad de María y José y la de todos los santos...

      Eliminar
  3. Dentro de pocos años España será Suecia en estos procedimientos de engendrar hijos. Falta el Reino de Cristo en la tierra que gobierne con Poder Político para controlar a los gobiernos que permiten estas malas costumbres. En La Edad Media el Reino De Dios tenia mucho más poder que ahora en la política mundial, con el Modernismo ha perdido este poder haciendo concesiones a las costumbres mundanas. Ya lo dice el Apocalipsis sobre lo del Milenarismo que algunos lo sitúan en el Medievo donde La Iglesia era quien cortaba el bacalao de la política mundial. SG.

    ResponderEliminar
  4. No sé si la persona que ha escrito este artículo vive en familia o vive en soledad.No obstante digo que denota cierta "rabia" interior que me parece muy negativa y hace que vierta amargura por los cuatro costados.Creo que, en todas partes cuecen habas,se suele decir, y ciertamente así es.Tanto en familia como en soledad somos seres humanos y yo creo que actualmente el ser humano es el más humano de todos los tiempos.Ni en familia somos perfectos ni en soledad tampoco. Y si este principio no se acepta y se digiere más valiera que este sñr. colgara sus "sotanas" y se hiciera pastor de cabras,porque para pastor de almas parece ser, no le veo.Siempre mis respetos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tan pocos argumentos tiene que tiene que dedicarse al ataque personal?

      Eliminar
    2. ¡Qué percepción más rara tiene este anónimo de las 9:07!
      Quizá le ha sentado mal madrugar tanto.

      "Denota cierta rabia interior que me parece muy negativa y hace que vierta amargura por los cuatro costados".

      Yo, francamente, no veo la "rabia" sino la crítica objetiva. Me he tomado la molestia de ver el vídeo al que hace referencia, y ahí sí que me he deprimido. La amargura por los cuatro costados del mossén que escribe, no la veo. Sí veo en cambio la amargura y desolación que infunde el vídeo. La verdad es que después de verlo, el artículo del mossén me parece muy flojo. Después de ese vídeo esperaría uno tremenda rabia, más rayos y truenos. Pero no, nos viene el sacerdote con una reflexión muy sosegada (demasiado sosegada para comentar la realidad que nos presenta el vídeo). En fin, caballero o caballera admirador o admiradora del Estado del Bienestar made in Suecia. Creo que tiene el objetivo mal enfocado y le sale la imagen algo borrosa. Y no hace falta que tan hipócritamente presente sus respetos después de los consejos tan ofensivos que le ha ofrecido con esa generosa caridad cristiana que mana de su alma atormentada.

      Eliminar
    3. Fred y anónimo de las 11:41,

      El anónimo 9:07 ha expuesto su opinión, con la que podrán o no estar de acuerdo.

      Y por cierto, me sorprende que se escandalicen por una simple crítica a Mn. Custodio. Como si aquí (en esta web, en artículos y comentarios) la crítica descarnada y dura no fuese de lo más habitual.

      Eliminar
    4. Deje a Mosen Custodio en paz, hombre, que sabrá usted de su santa vida!

      Eliminar
    5. La naturaleza humana es así. Escribe un cura aquí en Gérminans y firma con su nombre, ¡y a por él, a despellejarle! No podía ser de otro modo. ¡Y no digamos el obispado! A triturar se ha dicho. Así se entiende que en esta página los seudónimos sean la norma, y los nombres la excepción. Un seudónimo puede decir lo que quiera, que la crítica no llegará al ensañamiento. Pero si es un nombre, y detrás de él hay una persona, la crítica adquiere caracteres de ensañamiento. Básicamente descalificación e insulto en lugar de argumentación. ¡Es la naturaleza humana!

      Eliminar
    6. Anónimo 14:36, más que expresar su opinión sobre el articulo de hoy, el anónimo de las 9:07 expresa su disgusto por la persona de Mn. Custodio. Por tanto, si no tiene argumentos que no comente, porque el ataque gratuito a una persona que ni siquiera conoce, me parece inadmisible y fuera de lugar.

      Eliminar
  5. 1/2
    Las causas culturales más profundas se encuentran en el libertinismo, marxismo, feminismo e ideología de género de los últimos siglos. Son estas ideologías anti familias las que han ido forjando una mentalidad y han ido minando los pilares de la familia occidental.

    Se aprecia:
    a) La crisis del compromiso
    Comprometerse para toda la vida, resulta cada vez más difícil de entender. Si el divorcio se generaliza y se banaliza, el concepto de familia como proyecto vital se debilita y desvanece. Se firma un contrato de una prestación recíproca de servicios y que se pueden rescindir en cualquier momento.

    b) La invasión de la sexualidad instrumental
    Antes, el sexo se consideraba, como una potencialidad al servicio de la reproducción; actualmente se concibe como una capacidad de obtener placer asociada e independientemente de la procreación. Las personas de otro sexo van a interesar no en cuanto hombre o mujeres completas, únicas e irrepetibles, sino según los resultados que podamos obtener del otro, desde un punto de vista sexual. Constituye una profunda instrumentalización de las personas.
    Al tener la persona relaciones previas de pareja antes del matrimonio, quizás varias personas, sus energías de compromiso están ya desgastadas incluso antes de iniciar su primer compromiso matrimonial. Sobre esta base es muy difícil construir matrimonios sólidos

    c) Los medios de comunicación
    Exaltación: las personas somos naturaleza y cultura, por lo que nuestra concepción de la realidad está ligada a la percepción que tenemos de ella. Y desde un bombardeo de estímulos sexuales, la sexualidad tiene una relevancia cada vez mayor.
    Creación de modelos vitales de referencia: lo que por primera vez nos pareció escandaloso o degradante, la segunda vez lo percibimos como algo menos grave hasta transformarse en una opción que quizás no compartimos pero que ya no nos parece ni ofensiva ni merecedora de connotaciones morales negativas. Este es el sentido en que “los medios crean la realidad”, son a-familia o antifamilia. Y esta influencia está pesando gravemente sobre la familia occidental porque acaba creando una realidad.

    ResponderEliminar
  6. 2/2
    d) La insuficiente valoración social y cultural de la familia
    Esa insuficiente valoración social hace también hace mella en la psicología de las personas, ya que somos seres sociales y necesitamos cierto reconocimiento social y si no se produce, puede hacerse muy cuesta arriba ese camino: poco impulso para fundar una familia y disminución del número de nacimientos. Se ve la familia numerosa como una empresa adecuada sola para titanes o héroes, con lo que se corta ese impulso moral necesario para afrontar la formación de una familia con varios hijos.

    e) La descristianización
    Estructural: la familia ha surgido de Europa en buena medida por la influencia del cristianismo. Se propone el matrimonio de por vida, el modelo más estable familiar conocido. En la medida en que el cristianismo de debilita y el nivel de práctica religiosa es menor, la estabilidad decae proporcionalmente.
    Sabemos que un compromiso largo es difícil de cumplir. El apoyo moral e institucional a la estabilidad resulta indispensable para reforzar la familia y evitar rupturas. En esta empresa el cristianismo ha contribuido de forma decisiva.
    También en la medida que la sociedad se descristianiza, se facilita la visión del sexo instrumentalizada y orientada al placer. Para el cristiano la sexualidad va más allá del sexo, por lo que nunca se puede entender como una unidad separable que se usa a placer.
    Personal: la persona tiene una vida unitaria, por lo que todos los elementos que la habitan se influencian en la toma de decisiones. El factor religioso es uno de ellos. La conciencia del sentido global de la propia vida y de que este mundo no acaba aquí, sino que continúa en el venidero, tiene para la existencia personal un valor irremplazable.
    La descristianización desampara a la familia al privarla del techo protector que un horizonte trascendente pleno de sentido proporciona a las acciones humanas, especialmente a aquellas que requieren un compromiso vital y continuado en el tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grandiosa reflexión la suya Dña.Laura,todo es utilitarismo puro y duro,al final legalizarán la zoofilia,al tiempo!!!

      Eliminar
  7. Estos suecos han vendido la burra muy bien vendida. La independencia individual, la han vendido como desvinculación a la familia, pero la contrapartida es la dependencia total del estado, porque el estado paga para que seas independiente, y quien paga manda, pero esto lo no dicen.
    ¿La dependencia del estado el mejor que la dependencia de la familia? Pues no, el estado es mucho más opresor que la familia, te saquea a impuestos, te puede robar a los hijos (como pasa en Noruega), te dice lo que tienes que pensar a través de una educación ideológica y de los medios de comunicación, y todo esto es lo contrario de la libertad.
    La persona humana de quien prefiere ser dependiente ¿de la familia que le ama? o ¿del estado que le administra?

    ResponderEliminar
  8. Y los obispos de España calladitos... no sea que les quiten el 0,7 de la asignación tributaria y el sueldo de los profes de religión -funcionarios sin oposiciones- y los sueldazos de los curas de hospital, que se quedan en su mayor parte los obispados, y los conciertos de los colegios de monjas, y las subvenciones para restaurar la catedral.... vamos, que nos tienen pillaos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es verdad, preguntémosles desde aquí a qué están esperando para defender la verdadera y auténtica doctrina católica...

      Eliminar
  9. Un Obispo católico: Thomas J. Olmsted (diócesis de Phoenix, EEUU).
    Nada que ver con la pastoral secularizadora cercana.

    https://youtu.be/zyATVJeF7YU
    https://youtu.be/KlVKtGwIsIA
    https://youtu.be/KTYSJcn2s_0

    ResponderEliminar
  10. Destrucción de la familia, destrucción del sujeto. Sagaz hilazón, don Custodio. Leo su razonado y oportuno comentario mientras en la pantalla del ordenador se me informa de que más de tres mil cristianos fueron asesinados a causa de su fe en 2017. El martirio es todo lo contrario, es la potenciación máxima del sujeto. Es el adsum ante Dios.

    ResponderEliminar
  11. Sra.Laura S., Parce Domine Parce populo Tuo!

    ResponderEliminar
  12. Totalmente de acuerdo con el Sr Valderas Gallardo, Grandioso como siempre.

    ResponderEliminar
  13. Ese vídeo muestra el alejamiento de una sociedad que fue cristiana del Plan de Dios, que es el matrimonio y la familia. Este versículo y siguientes explican el Plan de Dios. Es esencial y resume toda la Teología del cuerpo de San Juan Pablo II y toda la antropología teológica.
    Gn 1, 27: “Creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, macho y hembra los creó”.
    Uno y diferente a la vez. El origen de este hombre (hombre y mujer) está en Dios. Del hombre (hombre y mujer) destaca que ha sido creado, siguiendo una imagen, y es macho y hembra. Dios crea al adam (hombre y mujer) a su imagen, pero macho y hembra, que es en quienes reside su verdadera imagen.
    Dios “bendice” a estos dos seres creados para “la comunión, que no necesariamente para el matrimonio. A continuación, Dios revela una forma de vivir esa comunión y les dice “sed fecundos” y les da el don de la fecundidad, que está más allá de la fertilidad biológica.

    ResponderEliminar