martes, 20 de junio de 2017

Omella acertó y todos nos equivocamos

Es muy fácil hablar a toro pasado, y decir que las cosas han sucedido como uno había previsto, pero eso es hacerse trampas al solitario, porque lo que realmente vale es lo que se dice antes de que algo suceda y demostrar que lo que se afirmó se ha cumplido plenamente. Y en el caso de los obispos auxiliares todos tenemos que reconocer que estábamos in albis y que nadie acertó ni de lejos. Con toda humildad reconozco que fui uno más de los que se equivocaron, de los que no atinaron con lo que realmente estaba pasando, todos metimos la pata haciendo conjeturas y previsiones erróneas sobre el nombre y el perfil de los elegidos.


Es cierto que acerté cuando dije que Roma había dado el visto bueno a los auxiliares que había presentado nuestro arzobispo y que su nombramiento era inminente, y también que no volvería a repetirse el error de las primeras listas de auxiliares y que esta vez se actuaría con cautela y con la máxima discrección, pero ésta ha sido tanta, que nos ha cogido a todos en fuera de juego, nos tragamos los globos sondas que se iban soltando, y al final acabamos siendo cómplices de nuestras propias teorías

Yo era de los que estaba convencido de que Don Juan José iba a apostar por la solución que le era más fácil y aparentemente más tranquila, la salomónica, es decir, nombrar a un obispo  de cada uno de los dos lados ideológicos de la diócesis (un progresista y un conservador) y así todos contentos. Yo mismo me había hecho ilusiones con alguno de los posibles candidatos del ámbito más conservador para conseguir la mitra, pero es cierto que me producía arcadas pensar que además de ese buen obispo habría que tragarse al otro. Y lo mismo les sucedería a los del otro lado, estarían contentos con "su" obispo, pero disgustadísimos con el otro.
Esa fórmula, aunque al arzobispo le fuera práctica, continuaba reflejando una dolorosa división en la diócesis, formada antagónicamente por un sector progresista (aún mayoritario) pero que está en proceso decreciente y con una alta edad media, y por un sector más conservador representa a la mayoria del clero más joven. Se hiciera lo que se hiciera todo indicaba que alguien quedaría descontento, pero la fórmula salomónica, dejaba medio-contentos a todos.

Don Juan José ha encontrado una fórmula mejor, y además imprevisible, y es la de que nadie quede descontento ni medio-descontento. Porque el Rvdo. Sergi Gordo no tiene enemigos, nadie va a quejarse de su nombramiento, porque es persona discreta, amable, trabajadora... y sobre todo que nunca se ha decantado por ninguno de los dos sectores ideológicos diocesanos, El es un sacerdote joven de la generación de San Juan Pablo II, bien visto por el resto del clero joven, pero es cierto que ha recibido influencias de unos sacerdotes nada identificados con el conservadurismo y que han marcado su itinerario vital (Rvdo. Salvador Torres, Rvdo. Josep Anton Arenas, Don Joan Enric Vives, o n.s.b.a. y jubilado cardenal Martínez Sistach).

En cuanto al Rvdo Antoni Vadell, nadie puede quejarse de su nombramiento, sencillamente porque nadie lo conoce. Es un sacerdote muy joven (45 años) por lo que crea simpatías entre el clero más joven barcelonés, y por parte del más progresista, piensan que puede ser otro obispo Taltavull, que también vino de ses illes y con el que están encantados.

Es prontísimo para analizar como puede ser la gestión de estos nuevos auxiliares, el tiempo nos irá dando pistas y podremos hacer una valoraración más sólida y con elementos de juicio. De momento lo único que ha quedado claro es que Don Juan José ha salido victorioso de esta complicada decisión, ha sido hábil, inteligente y discreto, y eso nos ha sorpendido a muchos, y nos ha albergando esperanzas de que nuestro pastor va a tomar decisiones, y probablemente lo hará de forma decidida, sin aceptar presiones ni coacciones, con su estilo propio, que parece que no es el del cura de pueblo descolocado en la gran ciudad como su paisano Martínez... Soria, no Sistach.

Antoninus Pius

22 comentarios:

  1. Omella no sólo es inteligente y sencillo sino que genera entusiasmo. Es un hombre de Dios humilde y decidido con ganas de unir y de ser el obispo de todos. Mi enhorabuena. Y los nuevos obispos les veo que entran en un equipo que va hacia una fase cada vez mejor. Recemos por ellos

    ResponderEliminar
  2. El futuro es candente (i)21 de junio de 2017, 1:12

    - "Y en el caso de los obispos auxiliares todos tenemos que reconocer que estábamos in albis y que nadie acertó ni de lejos."

    Eso indica que Omella es cargo de confianza de Francisco. Lo cual es bueno y malo, pues indica un bien (confianza) y un mal (¿do ut des?), dado que Francisco en la cuerda floja por razón de los 5 dubia de los 4 cardenales en relación con la potencial herejía del Capítulo VIII de Amoris laetitia permitiendo la comunión de adúlteros incontinentes.

    - "De momento lo único que ha quedado claro es que Don Juan José ha salido victorioso de esta complicada decisión, ha sido hábil, inteligente y discreto, y eso nos ha sorpendido a muchos, y nos ha albergando esperanzas de que nuestro pastor va a tomar decisiones, y probablemente lo hará de forma decidida, sin aceptar presiones ni coacciones"

    Es cierto, pero ahora ya es pasado la forma de elección. De momento, tenemos un curial del sistachismo y un pastoral de Mallorca, sacudida por dos escándalos episcopales (de sextum), uno público y reciente. Son relativamente jóvenes y desconocidos, pero este juego de cucas ocultaciones vaticanas y tramas curialescas ya ha caducado. Realismo y resultados: veremos si son dos supervivientes o dos corporativistas...

    - "Es prontísimo para analizar como puede ser la gestión de estos nuevos auxiliares, el tiempo nos irá dando pistas y podremos hacer una valoraración más sólida y con elementos de juicio."

    Los tendremos en el mismo momento en que integren la Conferencia Episcopal Tarraconense: son miembros de la CET los arzobispos y obispos residenciales, los coadjutores y los auxiliares, con jurisdicción en las dos provincias eclesiásticas. Los casos de Sor Forcades (progresismo, herejías) y la Cova de Manresa (Nueva Era, progresismo) están esperando resolución...

    ResponderEliminar
  3. El futuro al rojo vivo (ii)21 de junio de 2017, 1:29

    - "y sobre todo que nunca se ha decantado por ninguno de los dos sectores ideológicos diocesanos, El es un sacerdote joven de la generación de San Juan Pablo II, bien visto por el resto del clero joven, pero es cierto que ha recibido influencias de unos sacerdotes nada identificados con el conservadurismo y que han marcado su itinerario vital (Rvdo. Salvador Torres, Rvdo. Josep Anton Arenas, Don Joan Enric Vives, o n.s.b.a. y jubilado cardenal Martínez Sistach)"

    El desprestigio de la Iglesia Católica en España y, sobre todo en Cataluña, es la falta de hombres de autoridad, que sigan las tradicionales normas de fe, culto y moral, y de hombres de justicia (Ulpiano: voluntad constante y perpetua de dar a cada uno lo suyo en derecho), de hombres de verdad (no de postverdad), de unidad (en la verdad), y de amor (quien ama a Jesús y luego al prójimo, ama la verdad).

    El desprestigio de la Jerarquía está en los agravios comparativos y en la impunidad con que los heterodoxos progresistas actúan.

    La Conferencia Episcopal Tarraconense, y también la española, deberán de responder por el injustificado e inicuo trato de favor a Sor Forcades y a los jesuitas de la Cova de Manresa, exponentes de la eclesiocatástrofe catalana.

    Tenemos las vidas paralelas del P. Custodio y Sor Forcades, el señor feudal del obispo de Getafe, férreo protector del Cerro de los Ángeles (la estatua de Jesús fusilada en la Guerra Civil), y los asustadísimos obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense:

    - Sor Forcades ha creado y dirigido un partido político. Es separatista propancatalanista e izquierdista. Pide una constitución basada en la satánica cultura del descarte, de la muerte, del relativismo y de la ideología de género. Su actuación carece de Tradición. Uno de sus últimos libros patea a la Iglesia como patriarcal, enemiga de la mujer y de los valores modernos. Parece que sigue en el Monasterio de Sant Benet de Montserrat como religiosa y cobrando. Ha usado instalaciones eclesiales para su partido e ideas (Montserrat).

    - El P. Custodio no ha creado ni dirigido un partido. Es catalán y español y de derechas. Quiere una constitución basada en el Evangelio, siguiendo a Benedicto XVI, que pide luchar contra islamistas y ateos radicales, y pide que los consagrados sigan a Wyszynski-Wojtila y los países imitan a la fe de Polonia.

    Por su parte, la Cova de Manresa de los jesuitas sigue dando, de forma más encubierta ahora, parte de la satánica espiritualidad de la Nueva Era (meditación budista-hindú: respiracionismo, meditacionismo, posturismo, visualizacionismo). O el Monasterio marista de las Avellanas, con el eneagrama.

    Ahora, las cuquerías vaticano-episcopales ya han prescrito y vencido. La realidad vuelve con sus problemas. Los obispos sólo son dos auxiliares, y el único responsable es el Arzobispo (y Cardenal) Mons. Omella, no ellos...

    ResponderEliminar
  4. El mañana ya es hoy (iii)21 de junio de 2017, 1:54

    "Yo era de los que estaba convencido de que Don Juan José iba a apostar por la solución que le era más fácil y aparentemente más tranquila, la salomónica, es decir, nombrar a un obispo de cada uno de los dos lados ideológicos de la diócesis (un progresista y un conservador) y así todos contentos."

    Era la más evidente, pero la más problemática, pues evidentemente, nadie habría confiado en semejante duumvirato: exponer problemas ante un tradi y un progre... para que lo supieran al instante el grupo de presión correspondiente... ja.

    Con estos dos nombramientos con dos patas (palaciego uno y callejero el otro), de momento se asegura la tranquilidad hasta pasado el verano.

    Son dos desconocidos, sin antecedentes "penales" ni muertitos en el armario, muy integrados en el sistema eclesiástico, obedientes a la Jerarquía, jóvenes con buen futuro (pueden ser obispos de diócesis).

    Se supone que también Mons. Omella actuará así cuando nombre a todo su nuevo Gobierno Episcopal.

    En la Tarraconense, habrán ya 14 obispos. A ver si ello implica más inteligencia colectiva y parresía o más de los mismo: cobardía y pasteleo.

    - Pujol (el Primas de Hispania, equivalente a Rey)

    - Omella (el Cardenal, Príncipe de la Iglesia)

    - Vives (el Jefe de Estado)

    - Cortés (el de Sor Forcades y el vigilante peculiar del Estado-República de las Chicas Benedictinas del Monestir de Sant Benet)

    - Saiz (el de Tarrasa, el que parece que, discreto, llena seminario)

    - Casanova (el de la Cova de Manresa, y denunciante del Seminari del Poble de Déu)

    - Benavent (el mejor: no se sabe nada de él: promete. Parece como el aire: entró, está, saldrá, sin que nadie lo note)

    - Giménez (el de las pinturas aragonesas, y no rupestres)

    - Pardo (el de la ya casi muerta Gerona: un caso de película de zombi diocesano colectivo)

    - Novell (el dimoniet de la Vigen con AK-47 contra el opresor romano, y ahora defensor del matrimonio natural)

    - Taltavull (el auxi con dos pies en el Principado de la Corona de Aragón y el Reino de Mallorca)

    - Cristau (el auxi terrasiano. Gran Archidesconocidísimomérrimo ¿existe? ¿es real? ¿hace algo por la fe católica?)

    - Antonio Vadell y Sergi Gordo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "El mañana es hoy".
      Su escrito despierta entusiasmo, alegría espiritual, visión optimista del futuro.
      ¿Habrá alguien que sea bueno, honrado y con fe viva, además del escritor?

      Eliminar
    2. Mons. Cristau es el rector del Seminario de Terrassa, que gracias a Dios y al trabajo de sus responsables va muy bien.

      Parece que la misión del anónimo 1:54 es la de descalificar y menospreciar a todos los sucesores de los Apóstoles, sin importarle además que sus críticas tengan o no fundamento.


      Eliminar
    3. La Conferencia Episcopal Tarraconense debe de responder ya ante sus omisiones21 de junio de 2017, 17:13

      Mis críticas se basan en el canon 212 y tienen sólo el valor de mi subjetividad, que es errable y equivocable.

      De hecho, responder a una crítica es dar conocimiento de un obispo, cosa que ya ha hecho.

      De Cristau no conocía nada, y veo que hay una valoración positiva.

      Cristau es un obispo, y como tal, personaje público. Si fuera un monje oculto como alma-víctima o alma-intercesora, tendría sentido su anonimato.

      No obstante, tiene responsabilidades que rendir: la Nota nacionalista, y su silencio ante la eclesiocatástrofe litúrgica eucarística de Cataluña, más todos los heterodoxos como Sor Forcades (herejía modernista) y la Cova de Manresa (nuevaeranos), más todo el desastre y destrucción causados por el nacional-progresismo en el ámbito bíblico, tradicional, magisterial, moral, espiritual, místico y litúrgico.

      Cristau no vive en la nube cósmica del no-conocimiento, incluso Dalí, un laico, estaba animado por las fuerzas cósmico-telúricas del Ampurdán, recibidos a través de sus antenas-bigote estilo "Dalí", finos, largos, curvados hacia arriba y puntiagudos. Genio.

      Supongo que Cristau, como integrante de la Conferencia Episcopal Tarraconense, tiene el deber y la obligación de disentir del sentir general de los obispos, así como la de hacer denuncias proféticas, cuando se lo dicte su recta conciencia.

      En caso contrario, en caso de pasteleo, que Cristau se dé de baja del episcopado. Pero si es obispo e integrante de la Conferencia Episcopal Tarraconense, responde de todas las omisiones y defectos en la deliberación y toma de decisiones de dicha Conferencia Episcopal Tarraconense.

      Pues dicha Conferencia tiene hoy la obligación de responder a una serie de preguntas, basadas en su injusto trato de favor, durante décadas, hacia los consagrados heterodoxos católicos, en un mínimo de cuatro presuntas cuestiones:

      - Sor Forcades (enseñanza herética, uso de instalaciones eclesiales)
      - Cova de Manresa, Monestir de les Avellanes (Nueva Era)
      - Misas con delitos litúrgicos (la misa que me da la gana)
      - Herejías en la transmisión de la verdadera enseñanza católica: bíblica, moral, fideística, tradicional, magisterial, espiritual...

      Y espero que se realice una Comisión de Verdad Histórica que nos explique todas las razones de la eclesiocatástrofe de la Iglesia catalana desde 1965: yo la solicito. Es para el bien de todos, para que nunca se pueda repetir la destrucción de la Iglesia Tarraconense.

      Eliminar
  5. con la cantidad de sacerdotes ¨comprometidos¨y capaces que hay en la diócesis; se ha escogido a quien ni es frio ni calor. Ya se que son auxiliares,y espero que continuen así. Omella a sabido escoger, sin problemas que le hubieran podido crear aigunas otras elecciones,dudo que el tiempo,mejore lo presente. Lo haran bien,son superobedientes; vamos, que no crearan ningún entuerto; y eso es lo que Omella busca: en fin más de lo mismo. pobre Diocesis....¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Me dijeron el otro día que a Benavent lo presionaron hasta el extremo para firmar la famosa carta de la Tarraconense sobre la autodeterminación.Por una razón muy simple,por habitantes 3/4 partes del Obispado de Tortosa pertenece a la comunidad Valenciana a ver como explica el Obispo a los feligreses de Peñiscola,Benicassim,etc...que su Obispo quiere la Independencia de marras,sería como tirarse piedras en su mismo tejado.

    ResponderEliminar
  7. Yo lo que veo, a bote pronto, desde mi humilde opinión, es:
    - Sergi Gordo: promoción interna, corporativa, hasta diría burocrática.
    - Antoni Vadell: está claro que en la "jerarquía" diocesana no se ha encontrado a nadie más "potable", además de a Gordo, y han tenido que bajar casi a nivel parroquial, ¿pero de verdad no hay sacerdotes suficientemente preparados en la diócesis de Barcelona? Qué tristeza, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hay pero no interesan no los podrian manipular.

      Eliminar
  8. Hubiesen sido buenos candidatos (en mi humilde opiñon):
    -Mn. Custodio Ballester
    -Mn. Francisco Espinar.
    -Mn. Francesc Romeu.
    -Mn. Ramón Mor.
    -Mn. Francisco Prieto.
    -Mn. Juan Cabot.

    Pero ahora el mal ya esta hecho. Rezemos porque lo hagan lo mejor posible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero cómo va a mezclar a Romeu y Cabot con el resto de extraordinarios sacerdotes. ¿Sabe de qué habla amigo?

      Eliminar
    2. Sobre todo Mosén Custodio Ballester,hubiese sido el Tottum Revolutum en Cataluña que es lo que hace falta,UNA PENA!

      Eliminar
  9. ¿Quién puede sondear los caminos del Señor?.
    Francisco y la nueva etapa con olor a oveja...
    Y Juan José Omella, cuando la esglèsia catalanista juega su partida de ajedrez en las tablas de los mitos y el populismo..
    Francisco y Omella recomponen el escenario.
    El fracaso del nacionalismo es evidente. Y la esglèsia que cambiaba la barretina por el bonete y la estrellada por la bandeza asul de la Inmaculada está fuera de juego.
    Fin de partida.
    La nueva etapa empieza a contar con sus nuevos pastores, agentes de paz y concordia, sobre el tufo agrio de las malas digestiones del voraz aldeanismo.
    "La vida de Bryan" llega a su fin.
    Vamos a vivir con seriedad.
    Somo fieles de la Iglesia Universal, o lo que es lo mismo CATÓLICOS.

    José de La Roda

    ResponderEliminar
  10. A mi estas divisiones que si progresistas, si conservadores, me da mala espina, pero lo que me saca de quicio es lo que afirmaba ayer Oriolt, las caras largas o malhumoradas que vió por las oficinas del obispado entre los defraudados con la elección. Este episodio refleja el bajo nivel espiritual de nuestro clero. Aspiran a un cargo honorífico más que a una actividad evangelizadora que es lo que condiciona la mitra y el báculo. Con la que está cayendo tener pretensiones de ocupar altos cargos es de personas de corto alcance. Me identifico con aquel Obispo que cuando se enteró del nombramiento dijo textualmente: "me entraron ganas de llorar y pasé dias y noches rezando, esto es ser consciente

    ResponderEliminar
  11. Omella acertó y todos nos equivocamos.....

    De los abortos de Sant Pau, no habla nadie.... por no decir que les imporetan un comino que acaben en el cubo de la basura.

    Hipocritas y fariseos, si, hipocritas y fariseos.

    Mucho compàdreo y buen rollo al estilo de Francisco, pero el genocidkio en los hospitales de la Iglesia sigue y sigue.

    P.D.: Moderador no me censure que sabe que tengo más razón que un santo....

    ResponderEliminar
  12. Después de tantos comentarios e insidias...sobre el nombramiento de los Obispos Auxiliares..han reconocido y eso dice mucho de Vds.q sencillamente estaban totalmente equivocados sobre Mn.Juan José Omella...ya les advertimos algunos. On todo respeto q las cosas...andaban por otros lares!! No nos olvidemos hermanos en Cristo de la Fé la Esperanza y sobretodo de la Caridat.

    ResponderEliminar
  13. La cosa será saber para qué los ha nombrado y qué harán. Que parece nadie lo sabe.

    ResponderEliminar
  14. Esperen esperen....tengan Fe i Esperanza......!!! Paz i Amor hermanos en Cristo !!!!

    ResponderEliminar
  15. Donde estan los pastores con olor de oveja.....

    ResponderEliminar
  16. Los pastores están donde deben estar....las ovejas....dependen del pastorlo q ocurre es que antes los pastores y lss ovejas no eran tan límpios como ahora..y por eso no huelen. Vd.de q lado está....... De los que olian o los q no ? Paz y Amor.

    ResponderEliminar