lunes, 1 de mayo de 2017

El presagio holandés

Cardenal Willem Jacobus Eijk, arzobispo de Utrecht
Los caminos de la vida me llevaron esta Semana Santa a Holanda, concretamente a su capital La Haya. Allí asistí a los oficios religiosos de Jueves y Viernes Santo en la parroquia de Santa Inés, un bello templo neo-gótico, convertido en parroquia hispano hablante. Los domingos celebran dos misas, una en holandés, la de las 10 de la mañana y otra en español, a las 12 horas. Las celebraciones a las que acudí eran bilingües, semejantes a las que alternan aquí castellano y catalán. De la parroquia, que debe estar agrupada a otra u otras, se ocupa el padre Johnny Rivadeneyra Aldás, salvadoreño por lo que pude entender y al que no denominan vicario, sino vice-párroco. 

Los oficios se celebraron de forma ortodoxa, con alguna peculiaridad local, como la de depositar flores al pie de la cruz y arrodillarse algunos segundos, en lugar de besarla, en el momento de la adoración; pero, aparte de eso, en nada se diferenciaban a los de una parroquia germinante de las nuestras. La asistencia era bastante regular, con un predominio 60-40, a favor de los hispanos. El templo es bastante grande y acrecienta la sensación de vacío. Algo parecido también a muchas iglesias nuestras.

H. Agneskerk_Den_Haag
Iglesia de Santa Inés en la Haya
Se han establecido, en algunas ocasiones, paralelismos entre Holanda y Cataluña, hasta el punto de que algún osado nos ha denominado la Holanda del Sur. La comparación resulta enormemente exagerada, pese a los intentos locales de implantar el uso de la bicicleta a la manera holandesa. Sin embargo, en el terreno religioso no van mal encaminadas las comparaciones. Esa conclusión, que fui barruntando en mi estancia en La Haya, me ha venido confirmada por la entrevista publicada en Religión en Libertad, con el primado holandés y arzobispo de Utrecht, cardenal Eiik.

Las declaraciones del prelado holandés son tremendas: A finales de los años 60 la Iglesia holandesa se vació rápidamente, se abandonó la catequesis en la escuela católica, donde los profesores de religión hablaban más del Che Guevara que de Cristo, pasando su diócesis de unas 400 parroquias en aquellos años a tan sólo veinte parroquias, que calcula que quedarán para el año 2.020; con lo que cada vez menos templos estarán abiertos al culto, los cuales deberán ser puestos a la venta, con el inconveniente que muchos de ellos son patrimonio monumental y no pueden realizarse. Nos recuerda también el cardenal Eijk la fuerte oposición de los católicos progresistas a Juan Pablo II, llegando incluso a boicotear su visita a los Países Bajos en 1985. Sin embargo, a pesar de esta grave crisis de fe y de vida, destaca que actualmente los fieles ortodoxos son tanto los más jóvenes como los católicos conversos así como que los ancianos que permanecen tienen una fe más sólida, lo cual le lleva a apuntar esta interesante conclusión: “El número de católicos disminuye, pero aumenta la calidad y esto es un signo de esperanza. En un futuro no muy lejano la Iglesia en Holanda será muy pequeña, pero será una Iglesia con una fe firme, que podrá ser levadura del Reino de Dios en la sociedad de mañana”.

¡Cuánta similitud con Cataluña! Progresismo eclesial, abandono de la catequesis en los colegios religiosos, desprecio soterrado a Juan Pablo II, falta de vida espiritual enmascarada detrás de un activismo social estéril, importación de sacerdotes latinoamericanos. Las consecuencias de ese inmenso error son patentes ya en Holanda: disminución de parroquias y cierre de templos. Aquí también las padeceremos, más temprano que tarde: no pueden sostenerse los medios económicos de muchas parroquias vacías, dejando a las generaciones futuras sin recursos.

Es fácil pronosticar un futuro similar en Cataluña. El progresismo eclesial se ha quedado sin recambio y en el futuro sólo van a quedar las parroquias germinantes. Una Iglesia más reducida, pero con una fe más firme. Con una ventaja sobre Holanda: aquí no hace falta implantar parroquias hispano-hablantes. Todo el mundo sabe hablar español. Solo falta que los curas quieran.

Oriolt

17 comentarios:

  1. Donde las dan, las toman2 de mayo de 2017, 0:11

    "Nos recuerda también el cardenal Eijk la fuerte oposición de los católicos progresistas a Juan Pablo II, llegando incluso a boicotear su visita a los Países Bajos en 1985."

    Dos experiencias oídas de testigos:

    1. La misa parroquial era realizada en su integridad (liturgia y homilía) por una mujer, y el presbítero, acurrucado en una silla al lateral, sólo salía y hablaba... para hacer la consagración.

    2. Toda homilía debía de pasar el control de la censura de la comunidad: si tocaba un tema herético para el progresismo, modernismo o liberalismo teológico parroquial (homosexualidad, divorcio, aborto, transgénero...), entonces era censurada y prohibida tal parte de la homilía.

    ResponderEliminar
  2. "Es fácil pronosticar un futuro similar en Cataluña. El progresismo eclesial se ha quedado sin recambio y en el futuro sólo van a quedar las parroquias germinantes. Una Iglesia más reducida, pero con una fe más firme. Con una ventaja sobre Holanda: aquí no hace falta implantar parroquias hispano-hablantes. Todo el mundo sabe hablar español. Solo falta que los curas quieran."

    Sólo hace falta eliminar del todo, en su integridad, el nacional-progresismo del gobierno episcopal barcelonés.

    ResponderEliminar
  3. Un artículo que revela la profunda corrupción de la Orden de Malta, y que curiosamente -o no...- estaba gobernada por alemanes, precisamente los pertenecientes al área de la herética teología católica del Rin: Austria, Alemania, Suiza, Holanda y Bélgica (Karl Rahner, Edward Schillebeeckx, Hans Urs von Balthasar "el infierno existe, pero quizás está vacío"), contra la cual luchó San Juan Pablo II y Benedicto XVI, curiosamente -o no...- los dos especialistas en filosofía y teología alemanas (je).

    https://www.churchmilitant.com/news/article/cdl-burke-on-knights-of-malta-profoundly-saddening

    ResponderEliminar
  4. Un sacerdote polaco publicó hace tiempo un artículo sobre la mafia lavanda-rosa dentro de la Iglesia. De lectura preceptiva y obligada para todo el gobierno episcopal de la Archidiócesis de Barcelona, sectores ejecutivo y judicial incluidos:

    forosdelavirgen.org/59245/revelaciones-sobre-el-lobby-gay-que-opera-dentro-de-la-iglesia-catolica-2013-03-03/

    Contiene un libro: Dariusz Oko (en Inglés) “Con el Papa Contra la Homoherejía”

    Establece que:

    1. Dicha mafia lavanda destruye toda comunidad parroquial, diocesana o congregacional en pocos años, de forma asegurada. En algunas diócesis, se han detectado probablemente índices del 50% de clero gay

    2. Ocupa los puntos jerárquicos clave con personas homosexuales, prohomosexuales o de personalidad débil

    3. Son depredadores en su mayoría, y destructores de todos los obispos, presbíteros, diáconos, abades, religiosos y laicos que quieren luchar contra esta mafia lavanda. Presentes desde el Vaticano hasta la diócesis y congregación o movimiento cualesquiera

    4. Son claves las maneras de detectarlos

    5. Es imprescindible sacarlos del organigrama eclesial, pues como dice Benedicto XVI en su libro de 2010, Luz del Mundo:

    “Una gran atención se necesita aquí con el fin de prevenir la intrusión de este tipo de ambigüedad y para evitar una situación en la que el celibato de los sacerdotes prácticamente acabaría identificando la tendencia a la homosexualidad“.

    6. Hay que eliminar toda mención y aplicación a la "tolerancia cero", que siempre que es sinónimo de "justicia vengativa" y, por lo tanto, de "injusticia institucionalizada" (como pasó inicialmente con la violencia de género: se dictaron sentencias injustas), incluso con los curas y obispos abusadores de menores más repugnantes. Recordar en todo momento que el delincuente es una persona, pero no por ello debe de continuar en puestos clave: cuidados, pero alejados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pregunta es si nuestro obispo se previene de la mafia lavanda-rosa. Y la respuesta, de momento, parece que es no: no se previene. Mantiene el estatu quo que se enontró, y los mantiene a cada uno en sus altos cargos y responsabilidades. Otra cosa son los rumores según los cuales pretende o pretendía promocionar a alguno de estos al orden episcopal. Eso son palabras mayores.

      Eliminar
  5. El nacional progresismo barcelones dif.sera eliminado, mas bien consolidara la Fe verdadera i diferencial de la Fe sin compromiso con la palabra de Jesus.recordat la verdat os hara libres i la Libertat engrandecera vuestro Espiritu. Paz i Amor.

    ResponderEliminar
  6. La masonería es pecado grave...2 de mayo de 2017, 0:55

    "¡Cuánta similitud con Cataluña! Progresismo eclesial, abandono de la catequesis en los colegios religiosos, desprecio soterrado a Juan Pablo II, falta de vida espiritual enmascarada detrás de un activismo social estéril, importación de sacerdotes latinoamericanos."

    Sobre el desprecio a Juan Pablo II.

    Dos artículos, falta aún el tercero, sobre cómo los masones, la masonería, ama a Francisco.

    Hay que indicar que no significa en absoluto que Francisco sea masón o siga instrucciones de ésta, sino simplemente, que los mecanismos de comunicación mediáticos de la Santa Sede están averiados, escacharrados, para que los gestos y las declaraciones de Francisco se interpreten de esta manera:

    Why do the Freemasons Love Pope Francis? Part II

    Editor’s Note: This is the second part of a longer three-part study of how the Freemasons in the world have responded to Pope Francis and his papacy. Without further introduction, we continue herewith the collection of quotes and varied evidence to show just how much Masonry approves of Pope Francis

    www.onepeterfive.com/freemasons-love-pope-francis-part-ii/

    .......

    Cardenal Gianfranco Ravasi, el brazo tonto de la masonería eclesial: "QUERIDOS HERMANOS MASONES: Más allá de nuestras diferentes identidades, no hay falta de valores comunes: un sentido de comunidad, las obras de caridad y de la lucha contra el materialismo [bla, bla, bla...]

    .......

    Recordar que el Padre Gobbi, fundador del Movimiento Sacerdotal Mariano, recibió presuntas revelaciones marianas que certificaban de la existencia de la masonería eclesial, la Bestia Negra.

    .......

    Por qué la Iglesia Católica es total, absoluta, completa y eternamente incompatible por siempre jamás, sin excepción, con la masonería, una institución intrínsecamente mala y perversa semper et pro semper, según los documentos eclesiales:

    - Octava Semana de Formación Pastoral, 24 de julio de 1958, Pío XII: “... las raíces de la apostasía moderna [es] el ateísmo científico, el materialismo dialéctico, el racionalismo, el laicismo, y la masonería...”

    - Humanum genus y Custodi di quella fede, León XIII, 1884 y 1892

    - Bula In eminenti apostolatus (1738, la más antigua)

    - Providas romanorum

    - Ecclesiam a Jesu Christo

    - Quo graviora

    - Traditi Humilitati

    - Mirari Vos

    - Qui Pluribus

    - Quibus quantisque malis

    - Quanta cura

    - Multiplices inter

    - Apostolicae Sedis

    - Etsi multa

    - Etsi Nos

    - Officio Sanctissimo

    - Ab Apostolici

    - Inimica vis

    - Praeclara Gratulationis Publicae

    - Annum ingressi

    - Código Derecho Canónico 1917, canon 2355

    - Código Derecho Canónico 1983, canon 1374

    - Declaraciones Congregación de la Fe: 17.2.81 y 26.11.83

    “El juicio negativo de la Iglesia sobre las asociaciones masónicas permanece sin embargo inalterado, porque sus principios siempre han sido considerados irreconciliables con la doctrina de la Iglesia, y la inscripción en estas asociaciones permanece prohibida por la Iglesia. Los fieles que pertenecen a las asociaciones masónicas se hallan en estado de pecado grave y no pueden acceder a la santa comunión”. [= excomunión]

    ResponderEliminar
  7. Es que las homilías tambien las pueden hacer los laicos, no es una función sacramental ninguna reservada a los clérigos ordenados, faltaría más. Tanto puede ser una homilía como un sermón, como una conferencia, como un discurso, este hablar delante del micrófono o en el púlpito lo puede hacer todo cristiano que sea un mínimo de intelectual con la materia evangélica a tratar. Yo me pregunto si en Cataluña o España no seria mejor que homiliaran los laicos porque los curas dejan mucho que desear homiliando, y los púlpitos españoles a excepción del púlpito de Reig Plà son púlpitos que no suenan a trueno evangèlico, solo suenan a nanas para dormir. Pues ya me apunto yo todo laico de pies a cabeza como soy como voluntario para homiliar, para los parroquianos que me lo pidan, y gratis evidentemente, solo cobraré los gastos de viaje. Pero que se preparen los oyentes porque las voy a decir gordas en referencia a La Palabra Bíblica que se olvida mucho. SG.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los laicos, según tengo entendido, no, no, no pueden predicar las homilías, pues como sacerdotes bautismales, no tienen en absoluto esta función de enseñar: predicar homilías dentro de la liturgia divina: carecen de misión u oficio en este aspecto concreto.

      El Canon 766 del Derecho Canónico dice que los laicos pueden ser admitidos a predicar en una iglesia u oratorio, si en determinadas circunstancias hay necesidad de ello, o si, en casos particulares, lo aconseja la utilidad, según las prescripciones de la Conferencia Episcopal y sin perjuicio del canon 767.1.

      Y este canon 767.1 aclara que la homilía nunca, nunca, nunca es competencia de los sacerdotes bautismales en su función de enseñar, pues el 767.1 prescribe que entre las formas de predicación destaca la homilía, que es parte de la misma liturgia y está RESERVADA al sacerdote o al diácono; a lo largo del año litúrgico, expónganse en ella, partiendo del texto sagrado, los misterios de la fe y las normas de vida cristiana.

      La Instrucción Redemptionis Sacramentum, promulgada por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos el 25 de marzo de 2004 establece que “la prohibición de admitir a los laicos para predicar, dentro de la celebración de la Misa...", y también la Interpretación Auténtica promulgada por el Pontificio Consejo para los Textos Legislativos el 20 de junio de 1987: reserva absoluta al sacerdote o al diácono de la predicación de la homilía, sin dispensa.

      El laico tiene derecho y deber competencial de "apostolear" (función sacerdotal del fiel católico) y "testimoniar" (función real del fiel: autodominio -de sí mismo- y heteroservicio -servir a los demás).

      El apostolado de los laicos, siguiendo el Concilio Vaticano II, Decreto Apostolicam actuositatem, y el Catecismo, num. 900 y ss., salvo error u omisión:

      1. El apostolado del Testimonio: actuar siempre bien, en privado y en público; en convencer a los demás del camino a seguir, caminando dando ejemplo.

      2. El apostolado de la Palabra: HABLAR DE TU TESTIMONIO VIVENCIAL según la sana doctrina. Se puede realizar PREDICANDO, escribiendo libros, dando conferencias o en conversaciones informales, durante la convivencia o en la comida, compartiendo con los demás las experiencias y los conocimientos sobre el camino hacia Dios.

      3. El apostolado de la Acción (no del activismo): es organizar, dirigir o colaborar en alguna obra o acción de ayuda a los demás: acción social, las misiones o cualquier otra acción que dé a conocer a Dios a los demás.

      4. El apostolado de la oración y el sacrificio: es orar, rezar y sacrificarse por los demás. Es el poder de Dios, recurrir a Él para pedir su ayuda.

      Eliminar
    2. 5. El apostolado del milagro y el exorcismo: es desconocido, y en estos tiempos de herejía y racionalismo, muchos mueren de miedo (es verdad) o de escepticismo, sino de risa, pero lo constituyó Cristo como la Misión Universal de los Apóstoles en San Marcos 16:

      14 En seguida, se apareció a los Once, mientras estaban comiendo, y les reprochó su incredulidad y su obstinación porque no habían creído a quienes lo habían visto resucitado. (Cristo critica el escepticismo de sus Apóstoles en relación con los poderes, dones, gracias, carismas y frutos que recibe cada fiel cristiano, aún siendo analfabeto, inculto e ignorante, de parte del Espíritu Santo):

      15 Entonces les dijo:

      --- «Vayan por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia a toda la creación. 16 El que crea y se bautice, se salvará. El que no crea, se condenará. (= infierno o condenación eterna. ¿Es necesario recordar que infierno, demonio, pecado mortal, posesión, exorcismo SÍ son reales, ciertos, existentes y eficientes? Pues Sí, y la culpa de ello es la Palabra de Cristo, denle a Él la culpa por revelar la Verdad)

      17 Y estos prodigios acompañarán a los que crean [= a todo laico, consagrado y religioso, según el modo y forma correcta]:

      - arrojarán a los demonios en mi Nombre (competencia exorcística absoluta de laicos, religiosos y presbíteros bajo la forma de las oraciones de liberación, con reserva del ritual exorcístico sólo al exorcista u obispo) [vivificantem.blogspot.com.es/p/14-oraciones-de-liberacion.html]

      - y hablarán nuevas lenguas; (don carismático de lenguas: hablarlas, entenderlas, escribirlas; también aplicable a nuevos conocimientos de cualquier tipo)

      - 18 podrán tomar a las serpientes con sus manos, (los fenómenos naturales, los animales peligrosos y los demonios no les harán daño, un privilegio del Adán edénico)

      - y si beben un veneno mortal no les hará ningún daño; (inmunidad a los venenos físicos y espirituales que causen la primera muerte -física- o segunda muerte -infierno)

      - impondrán las manos sobre los enfermos y los curarán» (el don del Espíritu Santo del poder de hacer milagros, en especial, de sanación y curación de enfermedades físicas, psíquicas y espirituales)

      19 Después de decirles esto, el Señor Jesús fue llevado al cielo y está sentado a la derecha de Dios. 20 Ellos fueron a predicar por todas partes, y el Señor los asistía y confirmaba su palabra con los milagros que la acompañaban. (Garantía de Cristo que nunca jamás abandonará a los suyos).

      Eliminar
    3. Es predicación toda explicación de la doctrina católica. Pero la explicación de la doctrina cristiana, para que sea predicación, necesita un OFICIO o una MISIÓN canónica.

      El derecho canónico otorga la MISIÓN de predicar a los obispos y a los laicos en lo cánones 763 y 764. Para los laicos, tal facultad solo se concede en cada caso de acuerdo con las circunstancias concretas (canon 766). Es posible otorgar a un laico un permiso general, por ejemplo en el caso de escasez de clero.

      La predicación puede realizarse en la liturgia o fuera de ella: si la predicación se hace dentro de la liturgia, se denomina homilía, y está reservada de forma absoluta a los presbíteros y diáconos, y sólo según las circunstancias descritas por el derecho canónico y litúrgico (por ejemplo, que no sea un presbítero excomulgado).

      El canon Canon 204.1 dice que son fieles cristianos quienes, incorporados a Cristo por el BAUTISMO, se integran en el pueblo de Dios, y hechos partícipes a su modo por esta razón de la función sacerdotal (hacer sacrificios e intercesiones), profética (oír y obedecer a Dios) y real (autodominio y servicio al prójimo) de Cristo, cada una según su propia condición [como LAICO, SACERDOTE O RELIGIOSO], son llamados a desempeñar la misión que Dios encomendó cumplir a la Iglesia en el mundo.

      .......

      Si desea corregir o mejorar lo expuesto, se lo agradezco, por el bien de todos.

      .......

      Un recordatorio: todo presbítero, diácono, religioso, teólogo o laico que niegue una sola verdad divinamente revelada (no existe el infierno, el demonio, la posesión, la virginidad de María) está excomulgado, y si no cree una verdad definitiva de doctrina católica (como la verdad de que el sacerdocio ministerial está reservado a los varones, o que la eutanasia es gravemente inmoral) es una pena justa, y está incomunicado, sin la plena comunión.

      Eliminar
  8. Sr. SG,que se preparen los oyentes y sabrán LO QUE VALE UN PEINE,yo también me apunto ,ala!

    ResponderEliminar
  9. Mensaje urgente para España.

    Ayer Marga recibió un mensaje urgente del cielo para España, especialmente para sus sacerdotes y obispos pero también para todo el pueblo.
    Aún estás a tiempo, España, de reponerte de todas tus abominaciones.
    Aún estás a tiempo. Atiéndeme y oye el Mensaje que te envío por esta pequeña niña.
    Quiero que los sacerdotes de España se arrodillen ante el Santísimo a rezar, insistentemente, decenas del Rosario por la Paz.
    Una cruenta guerra civil os amenaza, nuevamente, desde el Norte.
    Rezad, orad y sacrificaos por vuestra amada Patria, España.
    Siempre la espada de la guerra civil pende sobre vuestras cabezas. Siempre, mi Amada Sierva, María la ha evitado. Ahora no puede evitarla más porque no encuentra almas que oren y se sacrifiquen por vuestros hermanos en esta amada tierra de María, España. ¿Queréis ser vosotros de esas almas?
    España es un experimento para otros países. Donde otros países se miran. Y donde el modelo implantado se quiere exportar a otras tierras.
    Querida: Rosarios por la Paz. Decenas de Rosarios por la Paz.
    Esto es lo que tienes que decirles de mi parte.
    También que, dado que “a la Eucaristía cada vez se le da menos importancia”, y ya estáis en el proceso de la Abominación, hagáis fuerza para detenerlo, allá donde podáis. Para ello: quiero la Comunión en la boca y de rodillas. Quiero esto.
    Díselo a vuestros obispos. Has de decirlo.
    Esto es para frenar la Abominación de la Desolación en vuestros Templos.
    Quiero menos folklore y más oración devota y recogida.
    No quiero que vengáis a mis Templos a festejar cómo me estáis profanando.
    Quiero que vengáis a reparar vuestra profanación primero, y luego la de otros.
    Vuestras parroquias se llenan de los fornicarios e impuros que no renuncian a su fornicación y a su impureza.
    ¡No es eso lo que ha dicho mi Papa Francisco! No le acuséis de tal.
    Sed valientes, y aplicad la Ley del Señor vosotros mis Ministros, vosotros mis sacerdotes.
    Mirad a costa de qué se llenan vuestros Templos, si es a costa de la Profanación.
    Mirad si es a costa del folklore, y de tolerar la fornicación y la impureza.
    Y sed valientes, y aplicad la Ley del Señor.
    Las ovejas vuelven porque es una época de Gracias del Cielo para la tierra, ¡en manera abundante y en manera extraordinaria!, pero no vuelven para esto. Necesitan sabios y buenos, ¡santos! Pastores que les indiquen correctamente el camino. Sed valientes, y hacedlo.
    Los mayores os encontráis cómodamente en vuestros puestos ya logrados “por antigüedad y por sabiduría”, y enviáis a los jóvenes sacerdotes a aquellos pueblos perdidos que se encuentran desperdigados por vuestro territorio español. Pequeños pueblos, antes poblados, hoy desertados, con pocas almas y muchas de ellas ya ancianas. Y no os importa lo que les suceda.
    ¿Por qué no vais vosotros? Esa vida de retiro os corresponde más a vosotros, al final de vuestras vidas, que a una vocación joven llena de vitalidad.
    Tengo que ver cómo muchos de estos jóvenes desertan de sus vocaciones y de sus ministerios, abandonándolos. ¡Tengo que deciros que os pediré cuentas a vosotros del abandono de su vocación!
    Y para ti, hijo pequeño, óyeme: No es la soledad en lo que tienes que basarte para abandonar tu vocación. Porque te hayan dejado solo, no quiere decir que no la tengas. Acuérdate de tu discernimiento y de cómo mi Palabra (Boca) habló a tu corazón, y vive otra vez. ¡Revive! No todo está perdido. Yo te estoy esperando.
    Únete. Reúnete con otros similares a ti, y busca una salida. Hablad a la Curia y proponed vuestras notas.
    Por favor, amados míos: no-casaros. La soledad que vosotros sentís no se palía con una mujer. Ése es el espejismo que os presenta la serpiente. ¡Muchos sacerdotes son tentados hoy en día por eso! ¡Orad por ellos! ¡Orad y sacrificaos!
    La soledad que vosotros sentís, se palía Conmigo. Con una vida de piedad correcta y profunda. Haced eso, y reviviréis.
    Vuestra vocación es de unión exclusiva a Mí, Creador de Todo. Dios y Señor. Pero también Hombre como vosotros y Esposo de vuestro corazón. Vivid una vida esponsal, Conmigo.
    ….
    www.VDCJ.ORG

    ResponderEliminar
  10. Este anónimo de las 9:25 que se ofrece para hacer homilías por todo el país, la verdad es que no sabe de qué está hablando. Como sólo pide que le paguen los gastos de viaje, para mí que lo que busca es hacer turismo gratis. La homilía es parte de la misma liturgia, en especial de la eucaristía, y sin duda está reservada al celebrante o en caso extremo a un diácono, pero siempre para partir el pan de la palabra. Los laicos debemos escuchar. Otra cosa es que a veces nos aburramos, pero eso no nos hace sacerdotes-predicadores.

    ResponderEliminar
  11. Como siempre, Oriolt, el origen de todo fue el desastre doctrinal. El fenómeno dominó o la caída en picado comenzó con un documento elaborado por cuatro dominicos guiados por Edward Schillebekx. Conocí personalmente a ese espigado dominico de cuerpo leve, cabello blanco desde su primera madurez y profundo sentido de su valía. Se había doctorado en París, en la facultad dominicana de teología de Le Saulchoir, con una tesis sobre los sacramentos en Trento. Era entonces decano un fraile belga experto en teología protestante, en concreto en Karl Barth, que más tarde llegaría a cardenal. Schillebeekx aprendió a zafarse muy pronto de la norma canónica, del Denzinger por decirlo plásticamente. Y buscó un acercamiento al protestantismo con sutiles presentaciones de cohonestidad con la doctrina católica.
    El asunto de los dominicos holandeses que justificaban esos primeros atropellos de la celebración eucarística fue desmenuzado doctrinalmente por Legrand, otro dominico a quien el General de la Orden le encargó el análisis exhaustivo. Se condenó sin paliativos la argucia doctrinal, pero no se tomaron medidas disciplinares. En plata, papel mojado.

    En Cataluña la situación es mucho peor, sin comparación. Aquí no hay teólogos solventes con agallas para salir a la palestra. O se refugian en blogs modositos o piden armonía y paz.

    Las palabras necias, por mendaces, del arzobispo Pujol el otro día en Montserrat, echando un capote obsceno a un proceso anticristiano, no ha recibido oportuna respuesta doctrinalmente basada. En Holanda sabían que estaban, que están, rompiendo la comunión con Roma. Aquí, todo es bueno para el convento. Para el convento de la secesión. No tenemos un Legrand.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. JMVG,

      a) Cuando usted defiende en estas páginas la unidad de España, apela a la cementación secular, a la igualdad "Cataluña es lo mismo que España", etc. etc.

      b) Cuando se trata de emitir un juicio particular sobre Cataluña, entonces aquí todo es peor que en el resto del mundo: peores obispos, peores teólogos, peores escuelas, peores monasterios, peores congregaciones. En definitiva, está reconociendo que Cataluña es "peor", ergo, "diferente" de España. Luego, mejor estar separados, ¿no le parece?

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo con la reflexión del Sr.Valderas Gallardo,faltaria mas.

      Eliminar