martes, 16 de mayo de 2017

Carta de un cura de a pie a los obispos de Cataluña

Reverendísimos Sres. Obispos de Cataluña:

La Nota del 11 de mayo firmada por todos ustedes me ha dejado sumido en la más absoluta perplejidad y tristeza. Afirman sin embozo que se sienten herederos de la larga tradición de nuestros predecesores, que les llevó a afirmar la realidad nacional de Cataluña, y al mismo tiempo nos sentimos urgidos a reclamar de todos los ciudadanos el espíritu de pacto y de entendimiento que conforma nuestro talante más característico. Seguidamente, para que no haya lugar a dudas, vuelven a insistir: Por eso creemos humildemente que conviene que sean escuchadas las legítimas aspiraciones del pueblo catalán, para que sea estimada y valorada su singularidad nacional, especialmente su lengua propia y su cultura, y que se promueva realmente todo lo que lleva un crecimiento y un progreso al conjunto de la sociedad, sobre todo en el campo de la sanidad, la enseñanza, los servicios sociales y las infraestructuras.

 Perplejidad y tristeza, sí. Porque durante meses se me ha conminado a evitar cualquier connotación, en mis palabras y actuaciones, que pudiese ser interpretada como un posicionamiento a favor de la unidad de España, que forma parte de las legítimas aspiraciones de la mitad del pueblo catalán; porque se me indicó que cualquier manifestación pública en ese sentido podía provocar crispación y división entre los fieles católicos que viven en Cataluña. Por tanto, que la procesión con el Cristo de la Buena Muerte de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios en Hospitalet estaba fuera de lugar; que la Santa Misa celebrada por los difuntos en acto de servicio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no era de mi competencia; que la atención pastoral prestada a los nonagenarios socios de la Hermandad de la División Azul y el posterior acto académico eran una provocación en toda regla; y que la manifestación contra la cristianofobia y por la libertad de culto y de expresión en la Plaza de San Jaime -con la imagen de Cristo crucificado- no era conveniente que estuviera acompañada por ningún sacerdote porque producía crispación social.

Me siento profundamente engañado por unas palabras que llegué a considerar hasta sinceras por el empeño que se ponía en hacérmelas comprender casi al precio de parecer tonto. Y referidas en cualquier caso a actuaciones meramente evocativas, sin una directa operatividad política y social. Capítulo aparte merecen los posicionamientos y actuaciones de algunos obispos ante mi participación en las manifestaciones mensuales contra el aborto en el Hospital de San Pablo, intentando desactivarlas a causa de la incomodidad que les generan.

Perplejidad y tristeza, sí. Porque ustedes, señores Obispos, se han posicionado públicamente a través de su Nota afirmando la realidad nacional de Cataluña, concepto no pastoral sino político, no fermento de unidad, sino de discordia. Porque consideran legítimas y ahora legitimadas por ustedes, las  aspiraciones de menos de la mitad de los catalanes (aunque por bastante más de la mitad del poder político y eclesiástico) a estimar y valorar una singularidad nacional fabricada hace cien años por Prat de la Riba y las Bases de Manresa. Aspiraciones ahora concretadas en el empeño de esos poderes por un referéndum para consumar la destrucción de una unidad que ha durado siglos. Unidad no sólo de España, sino también de Cataluña, en la que el autodenominado “pueblo catalán” pretende someter a los que tan atinadamente llamó Candel “els altres catalans”. De momento, mediante un referéndum que los enfrente y los confronte.

Ustedes, Sres. Obispos ¿se sienten herederos de la larga tradición de sus predecesores que les llevó a afirmar la realidad nacional de Cataluña? Pues yo también me siento heredero, junto con esa otra mitad de catalanes silenciados también por la Iglesia, de una tradición muchísimo más larga y más catalana que la suya.

Me siento heredero de aquellos que en las Navas de Tolosa unieron las fuerzas de toda la España cristiana -Asturias, Castilla y León, Navarra y Aragón- para defender la libertad de profesar la fe verdadera frente a la intolerancia sanguinaria del Islam. Me siento heredero de aquellos sacerdotes y obispos que enviados por Isabel y Fernando al Nuevo Mundo, evangelizaron las Américas y confirieron la dignidad de hijos de Dios a hombres y mujeres de otras razas que se convirtieron por la fe no en esclavos, sino en súbditos libres de su Madre Patria, iguales en derechos a los demás españoles.

Me siento heredero del Somatén de Sampedor que se levantó con el timbaler del Bruch el dos de mayo de 1808 para defender una patria española que, invadida por los ejércitos de la atea Ilustración francesa, amenazaba con destruir la fe de una nación constituida sobre ella. Me siento heredero también de Mossén José Palau, Sacristán mayor de Nuestra Señora de Belén, bárbaramente mutilado y quemado vivo en su iglesia cuando la multitud anarquizada arrasó con todos los templos de Barcelona el 19 de julio de 1936,  y arrebató la vida de cientos de sacerdotes y religiosos, a los que siguieron luego varios miles bajo el mandato de Companys. Me siento heredero de aquellos catalanes que bajo la advocación de la ahora profanada Virgen de Montserrat, levantaron la bandera de la Tradición catalana y regaron con su sangre los campos de España, muriendo por Dios y por su Rey católico. Soy heredero de aquellos hombres y mujeres honrados que prefirieron permanecer fuera, vigilantes, a cielo raso, antes que participar en los restos desabridos de un banquete sucio. Me siento heredero de aquellos que se jugaron la vida para sacar a la luz las catacumbas de Cataluña, y para dar testimonio de la Fe de Cristo en sus calles y en sus plazas; y de aquellos que murieron en un sucio paredón de cara a la madrugada con la mirada puesta en su Dios y en su Patria. 

Con el mismo derecho que ustedes se declaran “herederos” de los unos, me declaro yo heredero de estos otros como catalán que soy. Con el mismo derecho con que ustedes toman una opción tremendamente discutible, yo tomo la contraria y lo hago también públicamente desde mi conciencia de sacerdote y de cristiano, de la cual ni siquiera la Iglesia puede juzgar. Soy heredero de una tradición que me ha hecho, por la gracia de Dios, ser lo que soy. ¿Ustedes obran en conciencia? Yo también. No les juzgo, no me juzguen ustedes a mí. Dios ya lo hará con todos. Pero ese “pueblo catalán” que está en el poder y aspira a ver reconocida su singularidad nacional, no deja de ser una elucubración hegeliana al servicio de ese poder absoluto e intolerante, no sólo político, sino también moral (desde la perspectiva católica, inmoral) que en Cataluña impide toda discrepancia, hasta la de los obispos. Pero insisten en que se ha de dialogar con ellos. ¿Sobre qué? ¿Sobre el calendario de imposición de la corrupción moral?

Ustedes, Sres. Obispos, mantienen impertérrito el ademán ante la “Constitución” inmoral y anticatólica del nuevo Estado Catalán que parecen aceptar de buena gana, con la única condición de un pacto y un entendimiento que saben que no llegará nunca por la absoluta incompatibilidad de principios y por el carácter rabiosamente totalitario de ese poder. ¿Debemos entonces aceptar que se abra el camino a todos los sacerdotes, religiosos y religiosas de sus diócesis para que se pongan al servicio incondicional del nuevo Estado inmoral y tiránico que se quiere refrendar contra la mitad del pueblo catalán y contra el resto de España? Me duele profundamente que en su nota conjunta, los obispos de Cataluña no hablen del Pueblo de Dios (que es el que la Iglesia nos confió), sino sólo del pueblo de Cataluña (el medio pueblo de Cataluña que tiene el poder y por el que parecen apostar) elevándolo así a categoría teológica; me duele que no se nombre en ningún momento ni a Cristo ni a su Iglesia y se prescinda del anticristianismo radical de ese “pueblo de Cataluña” que ha profanado ya los símbolos más sagrados de nuestra fe. 

Y resulta sorprendente, Sres. Obispos, que apuesten ustedes por una Cataluña cuyos servicios sociales, tan fuertemente anclados en el progreso que ustedes desean, ofrecen niños en adopción al Lobby LGTB; que apuesten por una sanidad que cultiva el aborto, la eutanasia y la experimentación con embriones humanos; y por una enseñanza que adoctrina ya hoy en ideología de género y en plurisexualidad desde la educación primaria. De momento, han conseguido ostentar la tasa más alta de abortos -también en hospitales participados por la Iglesia- pagados con dinero público por la Generalitat. Este progreso que ustedes, señores obispos, desean que se promueva, se cimienta en la nueva Cataluña sobre la más deplorable corrupción moral: contra la que ustedes evitan toda crítica; y se quedan en la calderilla de la corrupción económica. ¿De Cataluña? No, del “conjunto del Estado”: que para eso pertenecen a la Conferencia Episcopal Española. La calurosa felicitación de Carles Puigdemont no se hizo esperar.

Podría haber desahogado mi tristeza y perplejidad en cualquier tertulia de sobremesa en una recóndita casa parroquial. Prefiero hacerlo así, públicamente, como ustedes lo han hecho y con la lealtad de aquel que no puede ni debe esconderse, pues no ha dicho nada ni contra la doctrina ni contra la moral cristiana. Sólo he roto el bozal del pensamiento único y he entrado en la arena del ruedo por la puerta que ustedes mismos me han abierto.
Si defienden la legitimidad moral de todas las opciones políticas que se basen en la dignidad inalienable de los pueblos y de las personas, espero que respeten también la mía y de tantos otros, pues ustedes ya se han posicionado con la suya; y que no reduzcan al silencio a los discrepantes, con el argumento de autoridad de la obediencia debida.

Ya sé que la discrepancia contra el pensamiento único se castiga severamente. Ya han visto cómo han reaccionado contra el autobús discrepante. Estoy dispuesto a pagar el precio con que se castiga ésta. La defensa de la verdad tiene un precio, ya muy alto en esta sociedad que galopa hacia el totalitarismo. En la refriega en que estamos, es difícil evitar el fuego enemigo, tan fanático. Por eso daré gracias a Dios si consigo esquivar el fuego amigo. Y me aplico el cuento del cartel de esos reivindicadores del derecho a decidir (sólo lo que el poder decida que podemos decidir): Procura que tu prudencia no se convierta en traición. En mi caso, traición al Evangelio, a la Iglesia y al Pueblo de Dios. 

Custodio Ballester Bielsa, pbro.
Cura párroco de la Inmaculada Concepción de Hospitalet de Llobregat
www.sacerdotesporlavida.es


121 comentarios:

  1. MONTARAZ de SOLSONA16 de mayo de 2017, 23:14

    Si Señor,MAS CLARO AGUA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grave agravio comparativo17 de mayo de 2017, 12:22

      La esencia del artículo:

      "Porque durante meses se me ha conminado a evitar cualquier connotación, en mis palabras y actuaciones, que pudiese ser interpretada como un posicionamiento a favor de la unidad de España, que forma parte de las legítimas aspiraciones de la mitad del pueblo catalán; porque se me indicó que cualquier manifestación pública en ese sentido podía provocar crispación y división entre los fieles católicos que viven en Cataluña. Por tanto, que la procesión con el Cristo de la Buena Muerte de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios en Hospitalet estaba fuera de lugar; que la Santa Misa celebrada por los difuntos en acto de servicio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no era de mi competencia; que la atención pastoral prestada a los nonagenarios socios de la Hermandad de la División Azul y el posterior acto académico eran una provocación en toda regla; y que la manifestación contra la cristianofobia y por la libertad de culto y de expresión en la Plaza de San Jaime -con la imagen de Cristo crucificado- no era conveniente que estuviera acompañada por ningún sacerdote porque producía crispación social."

      El Derecho Canónico, la Doctrina Social de la Iglesia, el Catecismo y la Constitución Española protegen al P. Custodio.

      Primera, porque los tres primeros piden la defensa activa y proeficiente del bien común a todos los fieles católicos sin discriminación de si son laicos y consagrados.

      Y la Constitución Española lo protege afirmando que el bien común se concreta en la unidad nacional y popular y la Patria española, con la lengua castellana como lengua común (que es lengua patrimonial de Cataluña y forma parte de su cultura).

      - Artículo 1
      2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

      - Artículo 2
      La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles...

      - Artículo 3
      1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.

      .........

      Sería un pecado grave, un delito canónico, e incluso una posible excomunión por herejía por fautoría (coparticipación), si el P. Custodio fuera molestado o inquietado por esta carta y por las actividades que desarrolla.

      Sería un agravio comparativo sin límites el ver cómo Sor Forcades puede montar un partido político y ser su dirigente y militante activo (prohibido por el Código Canónico), haber dicho presuntas evidentes herejías y doctrinas erróneas y contrarias a la doctrina católica (que implicaría excomunión, incomunión y retirada del derecho a enseñar), así como la participación masiva, constante y permanente de cientos, sino miles, de consagrados católicos de todo tipo (laicos destacados, religiosos, teólogos, diáconos, presbíteros, obispos, abades y otros dirigentes) que han participado en todos los grados posibles en el independentismo y el izquierdismo que apoya la cultura de la muerte, del relativismo y de la ideología de género... sin que hayan sido para nada incomodados... injustísimo... y hay pruebas...

      Eliminar
  2. Esta claro, unos y otros, np sirven al SEÑOR. Unos y otros, por encima está una ideología o lo que es peor, unos intereses. No importa, el Señor triunfa, la Verdad triunfa. Los que son sinceros están más cerca y hacen el bien, aunque se equivoquen. Los farsantes, hipócritas que se venden, alejan a las almas del Señor. Y aún y así,Él Triunfa.

    ResponderEliminar
  3. salvador (nombre de pila)16 de mayo de 2017, 23:29

    Mn. Custodio,FELICIDADES Y GRACIAS POR SU VALENTIA.

    ResponderEliminar
  4. Ideologicamente, estoy en las antípodas de mossén Custodio. Pero tiene todo mi respeto y apoyo por su honestidad y coraje. Ojalá pudiese decir lo mismo de lo que he visto y oído por parte de otros miembros del clero y del obispado. Si amas al Señor, no te vendas, continúa, esa es la actitud. Oremos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias Mosén Custodio! Nada a añadir.
    Tiene usted todo mi apoyo.

    ResponderEliminar
  6. La verdad os hará libres, libres de la dictadura del pensamiento único tmbién amparado y promocionado por los obispos. ¿Pensamiento único de Dios? No, que ni siquiera lo nombran. Pensamiento único con el que se rigen la sanidad, la enseñanza y los servicios sociales del poder político, en cuya corrupción moral pretende ser pionero el "pueblo catalán", la defensa de cuya mitad más aguerrida contra la otra mitad más acobardada, han asumido los obispos de Cataluña.

    La verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero (le caerá a ese cura de a pie tan atrevido, no el nombre del porquero, sino "el nom del porc"). Y la mentira es la mentira, y la prevaricación es prevaricación, aunque calce mitra. ¡Cuántas mitras catalanas! Sólo faltaban las de abades y abadesas y las tocas de las monjas entregadas con frenesí al prusés.

    Don Custodio, supongo que al ver las barbas del vecino afeitar (las del autobús de la obviedad), habrá puesto las suyas a remojar. El totalitarismo no perdona. Pero si más no, cuente con nuestro agradecimiento, nuestra admiración y nuestras oraciones.

    ResponderEliminar
  7. Yo no me "siento", me CONOZCO heredero de la noble España a través de su realidad concreta de Cataluña, labro de mis mayores que pasará a mi hija todo lo mejorada por mí que sea posible.
    Pero no me conozco no "siento" como un pelele al que los obispos puedan decir lo que les venga en gana, aun cuando soy católico y respetuoso con la jerarquía eclesiástica. Sencillamente, hay un Magisterio al que debieran prestar más atención y unas pretensiones del siglo a las que están sirviendo, muy alejadas de lo que es la patria o la nación.
    Pueden estos obispos decir misa, que personalmente iré a la del Padre Custodio, Sus palabras convencen y su ejemplo arrastra.
    Ya me contaréis qué hago yo ahora, que me he quedado sin obispos. Porque no pienso seguir a estos ni harto de vino: Son Obispos de Cataluña, no de la Iglesia Católica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Referente al magisterio. No lo utilizes como una oportunidad para quedar bién, porque algun susto puedes encontrar y tus palabras quedaran sin justificar.

      Eliminar
  8. Pues yo no me siento heredero de esas patochadas de los obispos... no soy hijo de ninguno de ellos.

    ResponderEliminar
  9. Siento tristeza como español y como persona, con parientes catalanes y que se siente profundamente identificado con la Cataluña eterna, que formó parte de Hispania desde la Hispania romana, con luchadores hispanos desde los ilergetes, con reyes como Jaime I, con imnumerables santos y mártires, que incluso en época reciente engendró a un Balmes, a un San Antonio Mª Claret, a un Jacinto Verdaguer, tan catalnes y por ello tan españoles y cristianos, que tuvo que ser liberada de la lepra política y moral, en época reciente, por el Tercio de Montserrat y sus camaradas, precise que un sacerdote catalán y por tanto español, tenga que expresarse como lo hace ante la cobarde y servil actitud unos obispos catalanes. ¡Que Dios Nuestro Señor, les ayude!

    ResponderEliminar
  10. José Ramón Puiggrós17 de mayo de 2017, 0:34

    Bravo padre. Lleva el camino de convertirse en una auténtica leyenda. Sus escritos prevalecerán ante la dictadura del nacionalismo. Es un lujo poder leerle y felicitarle. Gracias por ser nuestro faro. Estoy con usted y tenga cuidado las leyendas siempre molestan a los poderosos.

    ResponderEliminar
  11. Como en China, en Cataluña ya existen dos iglesias: la gubernamental y la de obediencia a la fe universal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que todos los obispos catalanes piensen igual, callan porque tienen miedo, lo mismo que muchos curas pensamos como el padre Custodio,pero tenemos miedo en hablar,algo deberíamos hacer para apoyar a Custodio.

      Eliminar
    2. ¿Tienen miedo? ¿De qué tienen miedo estos obispos nenazas? Ni les van a encarcelar como en China ni les van a fusilar como en la España del Frente Popular. No tienen ni la más mínima excusa y "el que echa mano al arado y sigue mirando atrás, no vale para el Reino de Dios".
      Puesto que estos obispos han decidido quedarse sólo con una parte (minoritaria) del rebaño, los demás tenemos que separarnos de ellos y tomar nuestro camino, como Abrahán cuando se separa de Lot. El Vaticano debe proporcionarnos nuevos pastores para nosotros, ellos ya tienen los suyos

      Eliminar
    3. Algo habría que hacer para defender al Padres Custodio, a los que no "piensen igual", a los que no confunden credo religiso con política, a los que están por la libertad de expresión y de conciencia. Estoy con usted Anónimo, algo habría que hacer ante tanto desaguisado, ante tanto abuso en todos los sentidos. En fin, algo habrá que hacer por recuperar la cordura, el verdadero mensaje del evangelio.

      Eliminar
    4. Para el anónimo de las 1:43: Quien calla, otorga.

      Eliminar
    5. Estoy totalmente de acuerdo con Mosén Custodio. No le sobra en su escrito ni una coma.

      Eliminar
  12. GOYO
    Mossèn Custodio, es pot dir més alt però no més clar.
    Todo cuanto dice es cierto. Lástima que nuestros obispos no sean tan claros a la hora de manifestarse ante sus feligreses y resto de personas que los puedan leer o escuchar. No sé si son conscientes del mal que están haciendo a la Iglesia católica que dicen servir. El rebaño anda revuelto en busca de verdaderos y santos pastores que huelan a oveja. Monseñor Omella, eche las velas, coja con fuerza y convicción el timón de la barca que el Espíritu Santo proveerá del suficiente viento. Que María Auxiliadora le ayude y guíe.

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias, padre Custodio, por pensar en los "otros catalanes", marginados por el fascismo, como yo.

    ResponderEliminar
  14. Padre Custodio, Ud. sabe la parábola: "dar al César lo que es del César y a DIOS lo que es de Dios". Pues los sres. obispos catalanes lo aplican al pie de la letra. Las Iglesias están vacías pero a ellos le importa más seguir con la amistad de los políticos, para que no le quiten al abad de Montserrat seguir explotando las líneas de autobuses interurbanos que unen poblaciones como Gava ó S. Boi con Barcelona.
    LOS AUTOBUSES DE COLOR AMARILLO SON DEL CLERO, POR ESO NO HAY METRO POR ESE LADO Y SI HACIA BADALONA. LAS SOTANAS LO IMPIDEN

    ResponderEliminar
  15. Laurentius Dertosensis17 de mayo de 2017, 4:40

    Todo mi apoyo a Mosén Custodio,ejemplo de VALENTIA , HONESTIDAD y COHERENCIA.Por cierto,no me puedo creer que hayan convencido a mi Obispo de firmar el documento de la tarraconense,me he quedado de PIEDRA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tambien me he llevado un tremendo chasco. Espero que él y algunos más se aplique aquello de rectificar es de sabios, la nota hace mucho daño por el servilísmo que destila.
      Si quieren arrels estos no se pueden desvincular de Hispania.

      Eliminar
    2. La verdad es que repasando uno por uno a los obispos catalanes, a mi tambien me cuesta creer que la mayoria hayan sucumbido a las presiones de Vives y Novell que son los únicos verdadera y publicamente nacionalistas catalanes.

      Eliminar
    3. No os equivoquéis, Novell y Vives se han declarado abiertamente nacionalisptas, pero los otros, con palabras ambiguas quieren estar al lado de la mamandurria de la Generalitat. Son cobardes, pusilánimes y lamec... Yo, personalmente, no los tengo como mi pastor. Hemos de manifestarnos para que los envíen a todos a misiones o, mejor dicho, que llos enciefrren en un convento

      Eliminar
  16. P.Custodio Ballester, gracias por sus palabras. Que terrible mal para el pueblo de Dios el de los pastores asalariados. La Señora de Monteserrat destruira las naves enemigas como en Lepanto. Deus lo volt

    ResponderEliminar
  17. Grandioso Padre Custodio. Verdadero Custodio de la Verdad, del Catolicismo y de la Hispanidad. Verdadero Ballestero que lanza sus flechas de la verdad sobre el enjambre de los malvados, incluidos los obispos catalanistas.

    ResponderEliminar
  18. Mt 12,30: Qui non est mecum, contra me est; et qui non congregat mecum, spargit.
    El que no está conmigo está contra Mí, y el que no recoge conmigo, desparrama.

    ResponderEliminar
  19. Inconmensurable artículo. Pero no lo dude padre, lo de la alcaldesa Nuria Marín será solo una anécdota con lo que le van a preparar los del "fuego amigo". Gracias por su ejemplo y valentía. Rezo por Vd.

    ResponderEliminar
  20. Mosén Custodio, la postura de los obispos, puesto que a todas luces no tiene justificación evangélica, busquémosla humana, de tejas abajo.

    Al arzobispo Pujol se le ha cogido en varios renuncios: acudir presto a rendir cuentas y vasallaje a Puigdemont e introducir referencias políticas (falsas, además) en un acto profético (la homilía montserratina conocida), por citar sólo dos ejemplos de esos resbalones sonoros. Lógicamente, desde columnas intelectualmente autorizadas se le reprocha tanto disparate seguido que pone en un brete a la Iglesia. Salen en su defensa sus alfiles. Pero, auyunos de razón, no hacen más que aumentar el desprestigio de la Iglesia.

    Y hete aquí que, harto y con loas vergüenzas al aire, el arzobispo llama a rebato.

    Ningún obispo participante en el aquelarre tiene un background, unas credentials (vamos a decirlo en inglés para suavizarlo), sólo llevan consigo un mantra (como ya dijimos en Arrels y repetimos más tarde, bla, bla), aplauden con las orejas. Para la próxima ocasión ya tienen un hito más: como dijimos en Arrels, repetimos en... y volvimos a repetir en mayo de 2017... Esa es la solidez argumental del gremio con solideo. Evidentemente, puesto que la mayor es falsa, dado que lo que se dice en Arrels son memeces ahuecadas, todo lo que se sigue se derrumba como un castillo de naipes.

    Acaba de publicarse en Princeton University Press un libro magnífico sobre determinadas posturas arrabaleras (de los arrabales de la inteligencia): The Genome Factor. Hubiera sido una lectura recomendable.

    El arzobispo Pujol puede sentirse reivindicado. Incluso pudiera ser que pensara: No querían sopa, dos tazas.

    Puesto que, considerado desde una perspectiva teológica, el papel es puro panfleto, no `parece inverosímil esa interpretación de venganza humana, peti qui peti. Sea el Cáliz o la vergüenza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien por el Sr.Valderas,magnifico como siempre!!!

      Eliminar
  21. Si dentro de un par de años queda algun catolici en Cataluña sera gracias a sacerdotes como D.Custodio Ballester no a obispillos avestruces. Lo dicho D. CUSTODIO OBISPO YA!!!!!!

    ResponderEliminar
  22. Gracias Custodio por dar voz,con valentía, al Clero bajo de Cataluña...Los obispos a lo suyo: seguir perdiendo almas...

    ResponderEliminar
  23. ricardo de Barcelona17 de mayo de 2017, 9:42

    Gracias por hacernos presentes, a mas de la mitad de los catalanes, con su carta.
    Gracias por darnos voz.

    ResponderEliminar
  24. Religió i política

    Estic convençut que coneixeran aquestes paraules en llatí

    HIC EST ENIM CALIX SANGUINIS MEI,
    NOVI ET AETERNI TESTAMENTI:
    MYSTERIUM FiDEI:
    QUI PRO VOBIS
    ET PRO MULTIS
    EFFUNDETUR IN
    REMISSIONEM PECCAToRUM.

    La seva traducció i posterior exegesi comporten una sèrie de qüestions. Per una banda, sembla ser que “pro multis” es podria traduir per molts o bé per una multitud, no per tots com s’ha fet darrerament. D’aquí es pot interpretar que la redempció de Crist que és universal, oferta per a tots. En canvi, la salvació no seria per a tots sinó per a molts o una multitud, els qui que volen salvar-se per lliure decisió personal.

    Aquesta comunitat de molts o una multitud, que no són pas tots, té una responsabilitat envers tots, la totalitat. La comunitat dels molts o una multitud ha de ser la ciutat en el cim dels turons. És una crida que s’aplica a tots personalment. Els molts o una multitud han de practicar conscientment la seva missió en la responsabilitat per la totalitat.

    D’aquesta manera, la salvació deixaria de ser quelcom arbitrari, mecànic i determinista que cancel·laria el plaer de ser un cristià veritable -aquell que ho és no per desig ni per necessitat, sinó tan sols pel plaer que suposa ser-ho- i no voldria implicar un imperialisme religiós i polític per aquells que no són cristians.

    Si això és així, sembla que aquesta tornada als orígens suposa un replegament de l’aventura de l’església envers el poder polític i un reforçament del seu poder religiós. Ara bé, ho està fent amb la lentitud pròpia d’una institució immensa i mil·lenària poc àgil a adaptar-se a la velocitat en que es produeixen els esdeveniments en el nostre temps.

    La honestedat és la millor política i l’església hauria de ser la primera en practicar-la si vol ser un testimoni veritable del missatge de Jesús. Així doncs, s’ha de preocupar de la comunitat del molts o de la multitud, no dels tots, doncs aquest si volen ser-hi ja ho decidiran en un acte de llibertat i veritable fe revelada, descoberta o bé retrobada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vixca Mosén Custodio Ballester!!(Oria de Rueda, desde Palencia)

      Eliminar
  25. Enhorabuena por su valiente carta¡¡¡alguien tenia que decirles a los Obispos Catalanes que siguen al poder para que haya paz y se comete injusticia hacia los ciudadanos que no comulgan con el poder.

    ResponderEliminar
  26. Los obispos catalanes, parece que no se sienten herederos de los apóstoles, ya que callan ante el paganismo reinante, ante el anticristianismo cada vez más agresivo, ante las leyes inicuas que quitan el derecho a la vida, y la libertad de las personas y que corrompen a los menores.

    Por lo visto sólo se sienten herederos de unos intereses políticos partidistas. Si tanto les gusta jugar a políticos, que nos dejen en paz a los cristianos, y se dediquen a la política.

    ResponderEliminar
  27. Anonimus cabreadus17 de mayo de 2017, 10:12

    Mossen,estoy a su lado POR LO QUE HAYA DE MENESTER!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anonimus cabreadus17 de mayo de 2017, 11:59

      Muy AGUDO, Anonimus, muy AGUDO!!

      YO TAMBIÉN ME PONGO A LAS ORDENES DE D. CUSTODIO!!

      Eliminar
  28. No soy creyente. Éste es el lúcido escrito de uno que sí lo es. De un hombre veraz, valiente y bueno.

    ResponderEliminar
  29. Siempre he pensado que laico y/o sacerdote que va por libre no cumple con lo que Jesús nos dice hoy en su Evangelio.

    Primero: Es muy legitimo tener sus ideas propias sobre España y Cataluña.
    Segundo: Se debe leer la historia de España, pero también la de Cataluña, sino es hacer trampa.
    Tercero: La Conferencia Episcopal Tarraconense es la legitima Iglesia Católica, Apostólica, y Romana que peregrina en Cataluña. Le guste a Ud. o no. Coincida con sus ideas o no.
    Cuarto: Siempre critican a los Obispos si hablan porqué hablan, si callan porqué callan.
    Quinto: Se puede estar en una urna y vivir escuchando música clásica, no poner las noticias, esconder la cabeza bajo las alas. Pero hay un problema quizas junto con la corrupción el más grave que tiene España actualmente y se llama Catalunya.
    Sexto: Yo agradezco que los Obispos de las Diócesis de la Iglesia Católica en Catalunya en comunión con la Sede de Pedro (mientras no se demuestre lo contrario) digan y/o reflexionen sobre ese problema que afecta a los católicos de aquí sean unionistas o independentistas.
    Septimo: Todos los sacerdotes que trabajan y viven en
    L´Hospitalet piensan y actuan como Ud. respecto a sus obispos. Lo dudo.
    Octavo: Por muy listo, inteligente, y sabio que sea un sacerdote nunca debe ir por libre de sus hermanos presbiteros y de la comunidad creyente, sino se puede acabar como el Padre Apeles.
    Noveno: Rezare por Ud. para que sea un buen sacerdote en comunión con sus legitimos obispos y el Papa.
    Decimo: Que Dios le ilumine, Jesucristo le guie, la Virgen María le proteja, y el E. Santo le haga más humilde.

    Mn. Custodio: un obispo puede equivocar-se, pero que los obispos de diez diócesis se equivoquen es muy poco verosimil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empezaré por el final: Un obispo puede equivocarse, pero diez es inverosímil. En Trento, nada menos que en Trento, Laínez pronunció aquella frase célebre: temo a las masas aunque sean de cardenales. Porque disparataban. Y aquellos cardenales, en su mayoría, daban sopas con honda al gremio de obispos sin formación sobre el tema allí reunidos. Sin formación contrastable.

      Décimo: que el Espiritu Santo nos haga a todos más humildes.
      Noveno: Estar en comunión con su obispo es estar en comunión con lo que el Obispo diga con voz profética, no con charlita de café.

      Octavo: no sé cómo acabño Apeles, ni me importa. Me parece una grosería y una mentira que diga que no va de acuerdo con su obispo, los sacerdotes y la comunidad creyente que sigue el evangelio. De hecho, por estar en comúnión ha venido a mi parroquia a ayudar (celebrar sacramentos en numerosas ocasiones).
      Séptimo: No tengo respuesta. No conozco a todos. Alguno sí. Y sé que está de acuerdo. No parece una duda, pues, razonable.
      Sexta: Los obispos de Cataluña no están ese punto de acuerdo con la Sede de Pedro. Si lo estuvieran hubieran reaccionado como la Conferencia Episcopal Italiana ante la secesión de la Padania: objetivamente perversa la secesión y la incitación a la misma. Moralmente reprobable. De ahí el doble pecado --ignorancia voluntaria y mala fe-- de los obispos de la Tarraconense.
      Quinto: No entro. Mi interés sólo es moral. Por mejor decir, de la desvergüenza inmoral del panfleto episcopal.
      Cuarto: Parece que la respuesta de Custodio está bien formulada y, por tanto, no es una crítica por inercia. No mienta. Aunque el mentir pertenezca al tarraná del secesionista, no es propio de una persona preparada y honrada.
      Segundo: La historia de Cataluña es la historia de España, lo mismo que la historia del ADN es la historia de la biología.
      Uno: ¿Desde cuándo va por libre Don Custodio? ¿No ha leído las voces de reconocimiento y aplauso?


      Eliminar
    2. "Al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios. Obispos de Cataluña, por favor, sean los pastores del Pueblo de Dios (todo su Pueblo) y dejen las cuitas políticas para los politicastros de turno. El Evangelio está por encima de todo eso.

      Eliminar
    3. Sr. Anónimo de las 10:30.
      Se ha quedado solo. Es el único que pone algún pero al escrito de Mn. Ballester. Somos muchos los que suscribiríamos lo que Ud. acaba de exponer.
      Mn. Ballester dispone de mucho tiempo para escribir las disquisiciones a las que nos tiene acostumbrados.
      El problema de un blog es que basta con escribir lo que sea, sin que nadie le contradiga. Otra cosa es si vemos las obras. No he tenido la suerte de analizar su actividad, pero sí que buenos amigos que la han sufrido, me la han contado con todo detalle.
      Espíritu inquisidor, en cruzada permanente, sin tener en cuenta lo que la persona que tiene delante piensa o necesita.
      Sería muy largo discutir cada una de las afirmaciones y ver si se ajustan a la realidad.

      Una reflexión final. ¿Han visto cuántas personas opinan sobre la reflexión dominical? ¿Han visto cuántos han opinado hoy? Muchos lectores buscan "sang i fetge". Es decir, la antítesis del Evangelio.

      Eliminar
    4. Totalmente de acuerdo con lo dicho por el Señor Valderas Gallardo y por Laura Santana.

      Eliminar
  30. Bueno, anónimo de las 10:30, menos mal que sale uno a hablar en contra. Infinitas gracias por hacerlo; porque es necesario conocer los argumentos del contrario para apreciar la firmeza de los propios.

    Muy bien, una reflexión muy episcopaliana la suya. ¿Pero por qué no entra en la cuestión de fondo? El tema no es si un cura o un obispo dicen o no dicen, hacen o no hacen. El tema es qué debieran decir y no dicen, qué debieran hacer y no hacen; y por otra parte, qué dicen que no debieran, y qué hacen que no debieran. Y como criterio evangélico para ser objetivos en las apreciaciones, nada de si son todos menos uno, o si son muchos... Nada de eso. El criterio evangélico infalible, porque es evangélico, POR SUS FRUTOS LOS CONOCERÉIS. Hábleme, por favor, de los frutos de evangelización de tantos obispos al unísono.

    Porque por lo visto a usted se la trae al pairo que los obispos, a una sola voz, respalden al nuevo poder enemigo acérrimo de la fe y de la moral que se está configurando en Cataluña; y que se dediquen a administrar la liquidación de la Iglesia en Cataluña.

    Por lo visto a usted le importa un comino si todos los obispos piensan que han de dar facilidades al poder político para que se especialicen la escuela en la corrupción de menores. Y cree usted que si todos los obispos piensan eso, a usted no le queda más que adherirse al pensamiento único al que se han adherido también los obispos.

    Rece también por usted, para que no acabe promoviendo, cual parece que está haciendo, una iglesia inane en Cataluña. Pero eso sí, muy catalana; es decir muy episcopalista.

    ResponderEliminar
  31. He acabado emocionado la lectura de esta carta. mi más sincero respeto, y aprecio.

    ResponderEliminar
  32. El Papa Francisco,quería que sus pastores,olieran a oveja,pero aqui huelen más a lobo,dividiendo el rebaño,con la consiguiente desbandada.
    Nos enviaron a un cura de pueblo,para que se hiciera cargo de la diocesis,y al principio parecía que prometía,ha pasado un año y los hechos demuestran lo contario.
    Seguro,que hay que ser muy fuerte y muy valiente,para poner las cosas en su sitio,en éste territorio,bajo mi opinión,no lo ha sido y lo más facil es unirse a la manada.
    Los que querían Obispos catalanes,a costa de hacerle la vida imposible a los que no lo eran,ya vemos para que los querían.
    El más influyente en ésa idea,y al que ponian como ejemplo de familía cristiana,están todos imputados y uno en la carcel.
    Algunos de los que han firmado,ésa infame carta,daban respaldo a dicho personaje,sin ruborizarse.
    ¡¡¡¡No volem BISBES nacionalistes ¡¡¡

    ResponderEliminar
  33. Muchas gracias por la carta. Los otros catalanes necesitamos voces tan valientes como la suya. Gracias, de verdad.

    ResponderEliminar
  34. Totalmente de acuerdo con usted, no se en que mundo viven nuestros obispos; solo hay que mirar en las misas que cada vez hay menos gente. El independentismo ha fraccionado la sociedad civil y religiosa. He dejado de asistir a la Santa Misa porque muchas veces parece estes en un mitig independentista. Creo que la Iglesia deberia de quedarse al margen y tratar a toso sus fieles por igual. Al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios...y son palabras de Jesucristo.

    ResponderEliminar
  35. "Mn. Custodio: un obispo puede equivocar-se, pero que los obispos de diez diócesis se equivoquen es muy poco verosimil"... y cuando todos llevavan camisas azules, ¿tampoco se equivocaban?? menuda tontería, si discrepas estas fastidiado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un del terç de la M.D. de Montserrat17 de mayo de 2017, 16:13

      IISu ignorancia es supina, "todos llevavan camisas azules" sic, debe ser en su imaginación calenturienta, la única camisa era ROJA DE SANGRE, lea http://hispaniamartyr.org/ que los archi asesinos de la "gloriosa II república" les colocaron como a miles de cristianos.
      El próximo 21 de octubre en el Templo Expiatorio Basílica de la Sagrada Familia, tendrá lugar la beatificación de 109 mártires claretianos, puede asistir y seguro que se le quita "el azul" del cerebro.

      Eliminar
  36. Eduardo Casanovas17 de mayo de 2017, 12:51

    Dónde están "els bisbes"cuando profanan el Padre nuestro en el ayuntamiento de Bcn?
    Dónde, están "els bisbes" cuando los de la "realitat nacional de Catalunya" es decir los "suyos" profanan La Virgen de Monserrat, nuestra patrona?
    En vez de pastores que cuidan de su rebaño, se juntan con los "lobos" que quieren diezmarlo!!
    Gracías Mossen, por su carta, gracías por su ejemplo y valor entre tantos serviles.

    Como dice la ordenanza del requeté, "Ante Dios nunca serás héroe anónimo!"

    ResponderEliminar
  37. Yo no coincido con las ideas políticas de Mn Ballester ni con su insistencia en temas morales que escapan a la jurisdicción de la Iglesia mientras ésta se encuentra hecha unos zorros.

    Sin embargo, ante esta carta, sincera, valiente y de corazón, no cabe otra cosa que felicitar a mosén y apoyarle. No sé cómo, pero apoyarle.

    Lo que sí que comparto con mosén es la crítica a nuestros señores obispos a cuenta de la dichosa nota. No me explico qué hacen algunos, como Mons. Casanova, firmando este bodrio de nota.

    Una nota que se aleja de cualquier cometido legítimo de los obispos para adentrarse en aguas pantanosas y meter la pata hasta el fondo. ¿Qué demonios -y nunca mejor dicho- hace la Iglesia bendiciendo las "aspiraciones" nacionalistas de sólo una parte de la sociedad catalana?

    No quiero reiterarme en todo lo dicho por Mn. Ballester, pero sí quiero añadir algo. Está mal que los obispos hayan dicho lo que han dicho pero está igual de mal o peor que los obispos hayan callado ante los atropellos a las que se ven sometidas la fe y la moral católicas en Cataluña con la participación o consentimiento de las autoridades políticas y especialmente las autoridades nacionalistas, esas a las que la conferencia de los obispos catalanes se dedica a echar un capote.

    Hay cierta Iglesia que, con la nota de ayer, ha rubricado su defunción. Los prelados de la Conferencia han representado a esa vieja y caduca Iglesia que debe morir para dar paso a la nueva (si el grano no muere, no produce fruto). La han representado ya sea por una militancia ciega y soberbia en el caso de algunos, ya sea por una voluntad mimética y de no buscarse problemas en el caso de otros.

    Que la luz de Cristo le ilumine, le guíe y le proteja, padre. Amen.

    ResponderEliminar
  38. Muy bien Mosen Custodio

    ResponderEliminar
  39. Esta situación me recurda a la de España en 1808, invadida por las tropas de Napoleón y con todas las autoridades del país rendidas al invasor. Tuvo que ser el insignificante alcalde de un pueblo insignificante, Móstoles, quien convocase a los españoles contra las tropas ocupantes. Y funcionó. Pero me temo que la podredumbre por una parte, y el miedo por otra, son tan grandes, que mossén Custodio se quedará solo en este plante ante la rendición de los obispos al poder anticatólico. No desespere, mossén, había que dar el primer paso. Ya está dado. Ya está demostrado que el rey está vergonzosamente desnudo, patéticamente desnudo.

    ResponderEliminar
  40. EMPRENYAT de MASDENVERGE17 de mayo de 2017, 13:44

    Todo mi apoyo a MOSEN CUSTODIO.Si Don Ricardo ve todo este desbarajuste desde el cielo pedirá a DIOS que mande varias LEGIONES DE ANGELES de los BUENOS!

    ResponderEliminar
  41. Mos. Miguel Ángel17 de mayo de 2017, 13:53

    Como sacerdote y pastor de una parroquia en Cataluña firmo y suscribo lo que Mossen Custodio escribe. Ánimo es necesario recordar cuál es nuestra misión y la de los Obispos. Yo también echo en falta cartas, declaraciones, escritos valientes de nuestros obispos defendiendo la Verdad y denunciando la persecución tácita o explícita que se esta haciendo a los cristianos en nuestro país; así como, de la imposición ideológica que se está produciendo. Los Sres. Obispos nos han puesto en una posición muy complicada ante nuestros feligreses, si ya era complicado lidiar con la ruptura y desunión en las familias por el separatismo y la independencia que está rompiendo familias, ahora dentro de la misma Iglesia en Cataluña con este escrito se rompe la unidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi como católico de a pie me ponen en una posición muy complicada obispos como Cañizares,...

      Eliminar
    2. Si usted no es diocesano de Valencia no tiene porqué sentirse interpelado por lo que diga el cardenal Cañizares.

      Eliminar
  42. Muchas gracias por su valentía, P. Custodio, y por ser la voz de muchos católicos silenciados, como yo.

    Como fiel católico, me sentía huérfano por el desamparo de estos obispos que se sienten "herederos" de Prat de la Riba en vez de ser herederos de los Apóstoles y testigos de Cristo.

    Muchas gracias, Pater.

    ResponderEliminar
  43. FABULOSA CARTA... expresada desde el corazon ,con total neutralidad en sus razonamientos ,tratando de desenmascarar a aquellos que se dan golpes de pecho en nombre de Dios , pero que dejan ver en sus manifiestos que la maldad se esconde tras las subvenciones.aqui nadie trabaja por nadie,solo para sus intereses y aprovechando que son ellos los que estan en los puestos de responsabilidad , a los cuales tambien llegaron con mentiras prometiendo un cielo que no existe ,mas que en la verborrea dialectica de tantisimos degenerados ,carentes de etica ,moral y dignidad humana.vayanse a la M señores obispos solo dejais ver lo que realmente sois .una remora ,y una lacra antisocial

    ResponderEliminar
  44. Un "cura de a pie" no organiza homenajes a la División Azul ni procesiones con legionarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un del terç de la M.D. de Montserrat17 de mayo de 2017, 15:23

      Su ignorancia es delictiva. Un sacerdote de JESUCRISTO no puede organizar los "homenajes" que se inventa sera raciones, misas, plegarias, etc, por cualquier ser humano HIJO DE DIOS, no olvide que cuando murió los supergenocidas Stalin o Companys se celebraron muchas misas en sufragio por sus almas, solo los que ODIAN protestan por estos actos de misericordia

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo con Ud.

      Eliminar
    3. ¿Quien es usted para decir esto? ¿Que autoridad tiene y quién se la ha dado?
      Estos comentarios causan vergüenza ajena...hagaselo mirar por un buen especialista..

      Eliminar
  45. Como afirma siempre el amigo Quim Marcos, mossen CUSTODIO BALLESTER obispo YA !!!!, esto es un puñetazo directo a la mandíbula de los que piden "elegir a los obispos" o elegir a su diosecito estelado, como se van muriendo estan observando que si "volem votar" a los obispos serán los "custodios ballester" los elegidos ya ni siquiera los obispillos políticamente correctos e católicamente incorrectos que tenemos.
    Cuando algún obispillo piense y actúe como OBISPO CATÓLICO o sea como el "beato" IRURITA y diga a sus compadres que él dirá a sus fiele que votar a partidos ABORTISTAS es contrario a la fe de Cristo por muchas cubanas que ondeen y "volem bisbes catalans" que griten y pida la dimisión de los "progrebispos" por aceptar tesis contrarias a JESUCRISTO, empezaran a llenarse los seminarios e iglesias y las X en las declaraciones de renta alcanzan los niveles de extremadura como mínimo no los actuales desiertos de la nada con patatas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si. Vamos a mandar miles de peticiones al Papa Francisco, para que nombren obispo a mossen Ballesteros. El que sepa cómo se hace eso, que avise. Y unamonos todos. Que el Papa vea el clamor popular

      Eliminar
  46. En tiempos de Franco le colocaban el Palio para entrar en una Iglesia,ahora le colocaran un Palio para que pasen los de la C.U.P para que hagan alguna MARRANADA delante de sus NARICES y después le METERAN FUEGO y ellos TAN CONTENTOS. Esto es de FRENOPATICO oigan!

    ResponderEliminar

  47. Anónimo de 14'17. Gracias al sacrificio y muchas vidas de la División Azul,se luchó contra el comunismo ateo.
    Gracias a los Legionarios,se paró el exterminio de curas,monjas y laicos,por el hecho de ser católico,que por poco consiguen.
    En Cataluña,mataron a miles.
    ¡¡¡Aquí,tenemos muy mala memoria,enseguida se nos olvidan las cosas¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sea ingenuo.

      ¿Hitler luchaba a favor del cristianismo? Por favor, seamos serios.

      La División Azul fue, en el fondo, una buena estratagema de Franco para llevar lejos a los falangistas más activos, es decir aquellos que podían hacerle sombra en un futuro.

      Franco fue, más que nadie, un puro utilitarista. Lo de la "Cruzada" fue, ni más ni menos, un uso artero de la religión para justificar un golpe de estado.

      Franco, que quiso ser masón y no le aceptaron, se hizo súbitamente católico en 1936.

      Y sí, en Cataluña mataron a miles por ser simples católicos. Del mismo modo que en Mallorca mataron a miles por ser republicanos de izquierdas.

      Basta ya de guerracivilismo, ¡por favor! La División Azul, los requetés, la CNT, el POUM, y Franco, Durruti, Stalin, Hitler, ... como más enterrados mejor.

      Eliminar
    2. Anónimo de las 18:28, da verguenza leer su escrito. Ud no puede ser católico. Muchos requetés están "enterrados" por defender a la Iglesia, ud los insulta, fueron Martires. En la División Azul, fueron a combatir el comunismo, ud es un fiel aliado del mismo. Franco no se "convirtió" en el 36, esa aseveración es una muestra de su ignorancia y de su maldad.

      Eliminar
    3. Anónimo 18:08,

      A mi abuelo, lo mataron en Felanitx (Mallorca) en setiembre del 36, por el simple hecho de ser simpatizante de Azaña. Era carpintero de profesión y tenía su propio taller, era de misa diaria (me lo juraba mi abuela), y ya ve.

      Lo mataron un grupito que ni siquiera eran militares. ¿Sabe qué eran? Eran carlistas, bajo las órdenes de un miembro de la nobleza mallorquina ("botifarres", los llamaban en Mallorca) cuyo nombre omitiré por respeto a sus descendientes.

      Cuando sale algún "enterado" como usted, diciendo que los requetés y falangistas luchaban por la Iglesia, me entra la risa floja. Menuda forma de defender la Iglesia, matando inocentes.

      Da vergüenza leerle, sr. Anónimo, vergüenza que un supuesto católico olvide que tan malos fueron los rojos, como los azules. Que ambos bandos tenían de qué sonrojarse. ¡Para maldad la suya, señor mío!

      Eliminar
  48. Alguien enterado me podría informar que hacía Mn.Miracle sentado con los obispos?.

    ResponderEliminar
  49. La carta del cura de Hospitalet me parece antológica, valiente y digna de que muestre mi admiración por su contenido. Me imagino a más de un obispo de nuestras diócesis rasgándose las vestiduras al comprobar que la criada les ha salido respondona. Pero deberán reconocer, por mucho que les pese, que la ciada tiene toda la razón. Mi apoyo incondicional a mosén Ballester.

    ResponderEliminar
  50. Emilia de Aragón17 de mayo de 2017, 15:09

    Muchas gracias D.Custodio Ballester por ser valiente y demostrarlo.
    Desde luego, esos obispos no representan a la Iglesia que fundó Jesucristo, porque hacen lo contrario de lo que nos mandó.
    Un sacerdote, como particular, puede opinar lo que quiera, pero como representante de la Iglesia Católica, debe tener mucho cuidado con lo que dice y sobre todo no meterse en política, porque no es su misión.
    La soberbia es el peor pecado y estos obispos tienen todo de eso.
    Espero que el Papa Francisco les ponga en su sitio, porque su misión es salvar almas para el cielo y no crear disturbios e inestabilidad al rebaño que Jesús les entregó.

    Arreglados están. Ya pagarán por ello porque Dios ve en lo oscuro.....

    Ánimo, que muchos estamos con usted.

    Dios le bendiga

    ResponderEliminar
  51. Pageset del pla del estany17 de mayo de 2017, 15:40

    Un 10 por Mn.Ballester, por desgracia hay demasiados LAPSIS en nuestra Iglsia.

    ResponderEliminar
  52. AL ANÓNIMO DE LAS 10:30

    Oiga, oiga, ¿y si la nota ésa de los obispos de Cataluña era una forma subrepticia de darse de baja de la Iglesia Católica para pasarse a la Iglesia Nacional de Cataluña? Porque si lee con atención la nota, verá que sus únicos fieles son los que, como ellos, forman el Pueblo de Cataluña que tiene esos derechos tan especiales que no tienen los demás habitantes-usurpadores de Cataluña.

    Lea, lea con cuidado, que a lo mejor resulta ser que esa Nota es la carta fundacional de esa nueva iglesia, con esa moral tan progresista y demás, en la que toda la alta jerarquía eclesiástica de Cataluña se pasa a la Nueva Iglesia Nacional de Cataluña. Creo que la llaman la NINCAT.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, pues todos los que vamos a veranear a Cataluña tendremos que ir a la frontera para ir a una misa católica, apostólica y romana.

      Eliminar
  53. Muy bien Custodio, eres muy valiente, me gustaria saber como ayudarte, no tengas miedo en decir la verdad, aqui hay muchos que te apoyamos y si llega el momento te defenderemos

    ResponderEliminar
  54. Mire, Mossèn Custodio, he de decirle que acabo de enterarme ahora del contenido de la nota de los Obispos por lo que Ud. relaciona de la misma, la he releído varias veces y me sorprende esta reacción, en el contenido de la misma no veo de donde se pueden extraer razonamientos para todo lo que sigue desdela nota hasta mi comentario. Esa nota se puede aplicar a qualquiera otra parte de España perfectamente y no nos rasgaríamos las vestiduras, ni se levantaría tanta polvareda. Por otro lado, si que me parecen algo excesivo tantas recomendaciones que se le hacen a ud.,según manifiesta, me parece importante la libertad de las presonas y naturalmente Ud debe también de tenerla, creo que interpretan algunos actos de Ud, como una provocación. En fin Mossèn, aunque me que da bastante lejos intentaré asistir a alguna missa oficiada por ud. en su parroquia siguiendo una costumbre que tengo de asitir a celebraciones en parroquias distintas a la mia, como mínimo una ó dos veces al més. Me permito recordar a todos los comentaristas que la Iglesia lo es de todos, no debe pedir que muestres el DNI político. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaig fer això que vol fer vostè. Vaig anar a una missa del mossèn aquest.

      La veritat és que em va decebre. Al sermó, molt poques idees interessants. La resta, correcte, però tot plegat justet.

      Eliminar
    2. Raro sería que le encontrases en un momento en que no estuviera inspirado. Conociendo al P. Custodio, participando en muchas de sus actividades y leyendo bastante de lo que escribe, te puede decir que lo que más le caracteriza es su pericia homilética, que encuentro ejemplar. Que vayan aprendiendo muchos curas que aburren a las ovejas cómo se aprovecha bien el tiempo para dejar las ideas claras, hablar de lo que los fieles necesitamos conocer o reflexionar y hacerlo sin cursiladas ni florituras.

      Eliminar
  55. Te damos gracias Señor, por mandarnos sacerdotes, como el Padre Custodio, que creen en Dios y viven a la luz del evangelio. Que Nuestro Rey de Reyes nos bendiga con más curas Santos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho me temo que intentaran por todos los medios mandarle al OSTRACISMO,ojala me equivoque.

      Eliminar
  56. Los obispos catalanes debería preocuparse por sus feligreses y no entrar en política. Es triste que un "cura de a pie" sea quien les recuerde que sus feligreses son TODOS los catalanes.
    Siempre me ha llama la atención que la Iglesia se involucre en temas políticos relacionado con los separatismos, cuando no existe una opresión. Si una enseñanza nos dejó Jesús en relación a la "política" fue precisamente que los "independentismos" no tienen que ver con la fe. Su postura de no apoyar al pueblo judío contra el dominio romano (y ahí sí había opresión) o su respuesta de "dad al césar lo que es del césar" cuando le preguntaron si debían pagar los impuesto de Romana, fue el detonante para que lo entregasen. Ellos mismos, sus coetáneos decepcionados porque no venía a liberarles de la opresión romana, fueron los que prefirieron salvar a Barrabás, un activista, antes que a Él.
    Quizá sea ingenua, pero creo que los obispos debería estar para unir y no para dividir a sus feligreses y, también, para defenderles de los ataques y ofensas que reciben, un día sí y otro también, de muchos dirigentes catalanes.
    Luego se quejará que la gente se aleje de la Iglesia... No, señores obispos, tengan claro que son ustedes quienes nos están echando

    ResponderEliminar
  57. puedo asegurar que este sacerdote no parece del OPUS DEI. Experto en nadar guardar la ropa y aprovecharse economicamente de todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es del OPUS DEI O NO nos lo dira Picazo,el sabe todo sobre los TEJEMANEJES OPUSINOS ACTUALES.

      Eliminar
  58. Roma está enterada de la situación y permanece callada, cómplice de estas intromisiones de los obispos catalanes en la vida política.

    Cuando llegué el momento de cobrar cuentas......

    ResponderEliminar
  59. Mosen Custodio Ballester. Soy un sacerdote de Canarias que he sifo Párroco durante 53 años. Ahora estoy jubilado de mi responsabilidad pastoral. Le felicito y le doy un abrazo. Me solidarizo con su carta. Me dan pena los actuales obispos de Cataluña.Nuestro Señor no huibiera obrado así. Mi nombre es Isidoro Rodriguez, sacerdote de Cristo

    ResponderEliminar
  60. Animo Mosén, los católicos APOLITICOS estamos con usted con nuestras ORACIONES!

    ResponderEliminar
  61. De hacer una declaración conjunta para condenar los exabruptos de la monja cojonéra,de las herejias de la Forcádes,de clérigos que se vanaglorian de pagar abortos nada de nada.De enaltecer a la SIONISTA Rahola para que hable bien de ellos,de esto si que saben,de lamerle el rabel a Puigdemon también.Por cierto,ellos que se dicen tan democráticos que yo sepa a Puigdemon no lo a votado nadie para presidente de la Generalitat,se lo saco de la CHISTERA el señor del 4 o 7 %.

    ResponderEliminar
  62. Lo realmente preocupante de lo sucedido no es ni mucho menos la respuesta del Padre Custodio, dando muestras de una valentía poco frecuente por estos pagos.
    Lo que a mi modo de ver es MUY preocupante es que obispos como José Ángel Sainz, Salvador Cristau, Romá Casanovas, Cortés, y Pujol firmen una carta como la que firmaron, sabiendo fehacientemente que su posicionamiento choca frontalmente con la principal ley vigente en España, la Constitución.
    No salgo de mi asombro y me causa un profundo dolor que obispos de exquisita formación doctrinal se posicionen explícitamente por una opción anticonstitucional, sin ni siquiera dejarse la escapatoria de la reforma constitucional.
    Acaban con llamamiento a la paz y Concordia....¿Pero que están diciendo? Si están echando gasolina al fuego..
    ¿,Es que no se han enterado todavía a estas alturas que estamos inmersos en una inmensa obra de ingeniería social que sustenta su desarrollo en la generación de odio a lo español?
    Increíble José Ángel y Salvador....
    ,no os podéis imaginar el daño que hace ver vuestra firma en ese panfleto.
    Ya lo sabéis, seguro que recordais habérselo oído al Padre Ginés..
    El amor a la Patria es el segundo amor después del Amor a Dios...
    Hay muchos catalanes que bajo ningún concepto pasaremos por el rodillo independentista, caiga quien caiga.

    ResponderEliminar
  63. Hace 10 años que os leo y nunca he tenido la imperiosa necesidad de comentar nada. Hoy me veo en la obligación de mostrar la admiración al pater custodio!
    Que buen vasallo si tuviera buen rey!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene el mejor Rey de todos y a Él pide que venga a nosotros su Reino. Por esto es tan buen vasallo.

      Eliminar
  64. Bravo Mn. Custodio. Tengo muy claro qué es lo que podemos hacer para apoyarle, exactamente lo mismo que hace usted: dar testimonio con todo respeto cada uno a su nivel. Que Dios le siga dando fuerzas y valor.

    ResponderEliminar
  65. Valientes palabras. Comparto su tristeza por lo que nos acontece en España. Es triste ver como la manipulación, la imposición, la muerte civil, la mentira, la imposición, el chantaje, la sinverguenceria, la arrogancia, el racismo; están saliéndose con la suya. Dónde estás España?

    ResponderEliminar
  66. Suscribo lo dicho por Ascanius. No creo que el padre Ginēs hubiera apoyado esa declaración. Hay que rezar más por nuestros obispos!

    ResponderEliminar
  67. Las mitras catalanas actuales, ignaras y pusilánimes ad nauseam, no le llegan a usted ni a la suela del zapato. La Iglesia de hoy, en caída libre, necesita más pastores como usted: los mitrados de ahora, salvo alguna honrosa excepción que confirma la regla, están carcomidos por el modernismo, las dudas de fe y un casuísmo de la peor estofa. De hecho, usted, por sus hechos, por su dimensión profética, ya es para el pueblo un obispo, porque actúa frente a la mentira y la cobardía de los falsos pastores como un verdadero profeta de la Biblia. Por esto desde aquí pido a Francisco que le nombre a usted ya arzobispo y cardenal.

    ResponderEliminar
  68. Apoyo totalmente lo que dice el padre Custodio y me entristece la cobardia, el egoismo y cinismo de los Obispos que se miran al ombligo, dividen y siembran la discordia en lugar de la paz. Penoso ejemplo. Me siento orgulloso de ser catalan y espanol.

    ResponderEliminar
  69. Esos malos obispos....el que escandalice mas le valdría ...
    Gracias páter...estos no me quitan a su pesar la fe en el reino que Jesus nos prometió y ya nos advirtió de traidores a la causa.

    ResponderEliminar
  70. Apoyo totalmente la carta de Mosén Ballester. Me da pena ver la cantidad de anónimos que aparecen en estos comentarios. Parece que estamos en la china actual o en el apogeo de la extinta URSS.
    Yo soy católico y practicante, actualmente estoy fuera de Catalunya pero si viviese allí, desde luego que con la actuación de tantos sacerdotes, monjas, abades y, en este caso los obispos, els bisbes que ya en demasiadas ocasiones se les ha visto el plumero y así le luce el pelo a la iglesia en Catalunya.
    Lo que jamás afrontan y ya huele demasiado es la vergüenza de la corrupción en el partido nacionalindependentista que ha sido la madre del afán de la independencia: tapar las vergüenzas de la familia Pujol y otros que le han sucedido (llámese ahora abadía, con madre superiora haciendo traspaso de misales, quina vergonya).
    Que hayan querido tapar semejantes vergüenzas con la senyera, a costa de lo que sea. Ahí jamás se han implicado los obispos, tan valientes para lo que critica este mosén con el que estoy totalmente de acuerdo y que el tiempo lo dirá, ojalá no, le crucificarán y le harán la vida imposible, tiempo al tiempo; pero estos reverendos obispos que han hecho esta declaración en contra de la mitad de los catalanes y, seguramente más de la mitad de los católicos catalanes.
    Esto sí que es un escándalo. Roma, tarde o temprano, tendrá que intervenir en esta situación, en la abadía y con las monjas que escandalizan, por más que les llueva dinero para atender a los necesitados que en esta coyuntura es una buena inversión independentista.
    Ya de paso, la dichosa monja, o dichosas monjas, que se metan en un partido independentista y suden de manera más justificada la camiseta.
    Mosén Ballester, mi felicitación, es usted más valiente que la cantidad de mosenes acomodados y, por supuesto, más que estos obispos que están remando en la Iglesia contracorriente.
    Dios les ilumine y sean más católicos y obispos de esta iglesia catalana que tanto ha sufrido y tanto sufre.
    Y repito, qué pasa que tenemos que aparecer la mayoría de los que opinamos de modo incógnito, anonimos.

    ResponderEliminar
  71. Me causa tristeza que todos los obispos catalanes se posicionen con una opción política que no es mayoría.
    Me consuela que un sacerdote, Don Custodio Ballester Bielsa, exponga su pensamiento contrario a todo los obispos catalanes. Lo bueno que tiene la religión católica es que podrá ejercer, como sacerdote en cualquier lugar del mundo porque creo que en Cataluña lo tendrá duro y no será por venganza de los obispos, cosa que no está en el ánimo de los católicos, será para no crispar al rebaño, mosén Custodio.

    ResponderEliminar
  72. Un buen cristiano separa lo malo de lo bueno, Y no lo catalán de lo español.
    El maestro dijo "al cesar lo que es del cesar"
    Y quien no escucha al maestro, es un mal discípulo, como estos obispos que anteponen sus ideas politicas y fanatismos personales antes que la palabra del maestro.

    ResponderEliminar
  73. El problema está en el Vaticano, en lo que haga el Papa. Los obispos catalanes han seguido el camino que les marcó hace unas semanas el de Tarragona, el obispo del Opus Jaume Pujol. En la festividad de la Virgen de Montserrat concluyó así su homilía: "para que ilumine la tierra catalana en estos momentos de su historia para que encuentre el camino de la afirmación nacional” Omella, y el resto, ha quedado como un auxiliar de Jaume Pujol.

    Viene de lejos. Es una larga marcha, más o menos subrepticia, desde hace un siglo, para convertir a la Iglesia en instrumento de los intereses supremacistas de la oligarquía catalana. La nota responde a ello. La pujanza de los industriales catalanes procede del comercio con Cuba. Basada en la esclavitud que allí se permitía. Ante los intentos de abolir la esclavitud en Cuba los industriales catalanes se organizaron, creando en Cataluña la LLiga Antiabolicionista en 1872, procurando extenderla a toda España. A la junta directiva de esa Lliga Antiabolicionista pertenecieron José Morgades y Gili y Salvador Casañes. El primero era rector del seminario de Barcelona. En 1899 José Morgades fue nombrado obispo de Barcelona, sustituyéndole tras su muerte en 1901 Salvador Casañes, otro firmante del manifiesto esclavista. Ambos promotores del uso exclusivista del catalán, por lo que tuvieron enfrentamientos con el cardenal Rampolla.


    El Papa dijo hace unos días en Egipto:

    “Tenemos el deber de quitar la máscara a los vendedores de ilusiones sobre el más allá, que predican el odio para robar a los sencillos su vida y su derecho a vivir con dignidad, transformándolos en leña para el fuego y privándolos de la capacidad de elegir con libertad y de creer con responsabilidad. “

    Tiene el deber el Papa de quitar la máscara a quienes utilizan a la Iglesia para sus fines de poder, que, como dijo Benedicto XVI fueron los que forzaron su renuncia.

    Lo que está en juego es si a todos los sencillos españoles, los que predican el odio, hipócritamente, nos roban el derecho a vivir nuestra vida con dignidad, ejecutando el plan expuesto. Es la responsabilidad del Papa.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el Vaticano y el Papa, con todos los respetos, tendrán que mojarse y llamar a las cosas por su nombre; tendrán que mirar por el bien de la Iglesia, no es cuestión de mirar para otra parte, sean bisbes, cardenales o lo que sean.
      No se puede ir de buenecitos por la vida, hay que dar la cara, no hacer como los que escribimos aquí de anónimos, lo siento por tener que hacerlo así como si estuviésemos en China.
      Ahora, si estos obispos quieren ser buenecitos y hablar bien del abi Florensi y de los sucesores de Pujol que se envuelven en la senyera para tapar sus vergüenzas, pues que sigan, se quedarán solitos.
      Al paso que vamos llegarán hasta defender las posturas y atrocidades de Maduro, pues qué bien, qué bonito.
      Todos vemos que Catalunya no sufre ningún tipo de discriminación dentro del espacio natural en que está situada y que recientemente se votó una constitución que establece normas que no se pueden saltar así a la torera para tapar vergüenzas de nadie.
      Pues quien tenga que dar la cara, que la dé, sea Papa, obispo, mosén o lo que sea.
      Mi apoyo a Mosén Ballester, ánimo, que Dios le bendiga, rezamos por usted. Que los obispos sean humildes, valientes y le respeten y le traten bien como se merece.

      Eliminar
  74. Los obispos en Cataluña apoyan la guerra civil. Esta es la realidad. Luego nos vendrán de santurrones rasgándose las vestiduras. Pero os lo recordaremos: sois culpables de la guerra que los nazis están preparando.
    Francesc Homs, para el Punt-Avui: 'Hemos declarado la guerra, no hay marcha atrás'.
    Ustedes obispos son los obispos de la guerra civil que esta gentuza ha preparado. Y no lo olvidaremos

    ResponderEliminar
  75. Animo y seguir defendiendo la libertad
    , no las chorradas de los obispos que como en las vascongafas se ponen junto a los golfos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ponían. En Euskadi, hoy están mejor que nosotros en todos los sentidos, también en el episcopal. Don Mario Iceta y Mons. Munilla, como antes el cardenal Blázquez, nada tienen que ver con la generación Setién-Uriarte.

      Aqui hemos pasado de fervientes apóstoles del nacionalismo y del "progresismo" político y eclesial a, en el mejor de los casos, obispos pusilánimes.

      No esperaba que los obispos de Cataluña se opusieran al nacionalismo...no tienen fuerza para ello. Pero sí esperaba que no se posicionaran y preservaran la neutralidad de la Iglesia.

      Con ese posicionamiento, no sólo dañan la unidad del pueblo de Dios a ellos confiado sino que se ponen en contra de buena parte, sino la mayoría, de sus fieles, ajena o contraria al "procés" y a sus ídolos.

      Eliminar
  76. Sres Obispos, ¿No se les cae la cara de vergüenza al ver a todo un sacerdote fiel a Jesús y defesor de su doctrina? Es valiente y coherente con su ministerio ¿Se podría decir lo mismo de estos obispos catalanes, que se venden al poder?
    Si en futuras elecciones cambiase el signo político de Cataluña, veréis cómo vuelven a cambiar de chaqueta. Lo siento pero no puedo reprimir mi indignación: me producís repugnacia y asco

    ResponderEliminar
  77. Le felicito Padre Custodio, por su carta. Mi familia y muchos otros lucharon en su dia para que España suiguiera cristiana, tal vez por ello en Cataluña siguen habiendo Obispos ahora, aunque no parecen muy listos.
    Jorge P

    ResponderEliminar
  78. Apoyo a Mn.Custodio
    Rechazo a los nuevos escribas y fariseos
    Repugnancia ante Sor Forcades y Sor Lucía Caram
    Nuestra región es la más baja de España en asistencia a las misas, cruz en el IRPF y de las más altas tasas de no matrimonios, abortos y fracaso de natalidad
    Por algo será

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Por algo será..."Por el 3% (que ahora resulta ser más de un 4. Parece que Cataluña es tierra de porcentaje bajo en muchas cosas...

      Eliminar
  79. Me comentaba un parroquiano esta mañana, que había leído la carta, y había sacado en conclusión: ¿no tendrá relación con el 3º Secreto de Fatima que habla entre otras cosas de "la apostasía del clero" y más concretamente de los dirigentes de la Iglesia? . .ahí queda eso

    ResponderEliminar
  80. del derecho a decidir (sólo lo que el poder decida que podemos decidir)

    Nada más que decir

    ResponderEliminar
  81. Todo mi apoyo a MOSEN CUSTODIO. Le felicito por su convicción en defensa de las libertades y de sus principios católicos. El pensamiento único es totalitario y utiliza todas las herramientas a su alcance para manipular a la "masa", es decir, la Religión, el Deporte, la propaganda de prensa, radio, tv e internet y la educación. Los que creemos en la libertad del individuo no podemos por menos que estar agradecidos a personas de su talante y talla. Gracias.
    Firmo como anónimo ya que una de las consecuencias del totalitarismo es el régimen de terror.

    ResponderEliminar