lunes, 6 de marzo de 2017

Un cardenal vanidoso

Ediciones Proa ha publicado, por ahora en catalán, un libro-entrevista en el que el sacerdote y periodista Jordi Piquer lleva a cabo una larga conversación con el cardenal Martínez Sistach. Se trata, así lo indica el título, de una verdadera confesión, casi de una obra memorialista, en la que se repasan las diferentes etapas de la vida del hoy arzobispo emérito, sin obviar el más rabioso presente, en especial con un capítulo dedicado al último Sínodo y a la exhortación Amoris Laetitia. Capítulo, por lo demás, bastante superfluo y prescindible.  

No es un libro menor; por el contrario, aparte de la buena sintonía que se observa entre entrevistador y entrevistado, probablemente sea la obra que nos legue para la posteridad el perfil más completo de nuestro penúltimo obispo. Incluso hay un par de capítulos francamente muy bien rematados, cuando habla de las asociaciones de laicos, no en vano fue el tema de su tesis doctoral, y cuando diserta, muy en la línea de Benedicto XVI, sobre la diferencia entre laicidad y laicismo, dejando traslucir su amargura por el boicot que sufrió de Ada Colau en su última misa de la Merced como arzobispo residencial.

Ahora bien, como todo perfil explicado por el protagonista, cuenta lo que le interesa y como le interesa, con el riesgo evidente de parcialidad. Sin embargo, lo que más me ha chocado de la confesión de Sistach es su insuperable vanidad, su inusitada auto-estima, un ego de proporciones desmesuradas, un personaje encantado de haberse conocido. Ello se evidencia, en primer lugar, en la falta absoluta de auto-crítica. Ni tan siquiera mediante una retórica disculpa por sus posibles desaciertos. Nada. Parece que acabe de dejar una diócesis con un espléndido panorama vocacional, con una envidiable concurrencia al culto y a los sacramentos, con una armonía y buen ambiente entre sus sacerdotes y religiosos o con una juventud católica que es la honra y prez del catolicismo mundial. O es vanidad o es que vive en un mundo aparte, lo cual se observa cuando llega al extremo de afirmar que Barcelona nutre de fieles a las diócesis rurales, cuando éstos acuden a sus segundas residencias.  Una vanidad digna de estudio. Un obispo que incluso se jacta de no haber tenido noches oscuras. Ni una sola duda en sus casi ochenta años. 

Resultado de imagen de un cardnal es confessa
Cuando esa megalomanía alcanza su paroxismo es en su relación con la Sagrada Familia. Aquel templo que consagró Benedicto XVI y sigue estando cerrado al culto, fuera de grandes eventos. Una basílica que debe estar terminada en 2026, pues esa es la fecha límite que puso Sistach a los arquitectos para su finalización. No sea que no le dé tiempo de verla acabada. Total, sólo tendrá 89 años. Lástima que el Papa no le prorrogase su mandato hasta entonces. Él que llega a una simbiosis de tal calibre con Antonio Gaudí, que incluso se permite el lujo de corregir al arquitecto, alterar su proyecto y decretar que una de las torres del templo expiatorio (la de la Virgen María) sea más alta que las otras. Un hecho verdaderamente inaudito que no he visto que haya suscitado la más mínima protesta.

Vanidoso y amnésico, cuando reitera hasta la saciedad a su mentor, el cardenal Jubany, del que ciertamente fue diácono cuando era auxiliar del Dr. Modrego y de quien fue el único auxiliar nombrado por él, dado que los anteriores lo habían sido durante el período de Don Marcelo, pero con un olvido absolutamente imperdonable del cardenal Carles, a quien sucedió no sólo en Barcelona sino en Tortosa. O del obispo Carrera, auxiliar al que mantuvo en el cargo hasta su fallecimiento, a pesar de que ardía en deseos de jubilarse y al que coloca en la misma posición que el obispo Tena, como sus dos primeros auxiliares, cuando a este último se le aceptó la renuncia, el mismo día en que se nombraba a Sistach arzobispo de Barcelona.

Y, por último, un tema que me ha tenido siempre intrigado. ¿De dónde proviene su Martínez? ¿De dónde era el padre? Nos cuenta que la madre era de Camprodon y allí iban los veranos a una masía que se denominaba Can Sistach. Pero del padre no sabemos su origen. Únicamente nos habla de él en su relación con la localidad balear de Banyalbufar. Y no porque fuera oriundo de allí, sino porque durante los años 1949-1953 se dedicó a comprar parcelas en lo que iba a ser la primera urbanización de la isla: “Es port des Canonge” .El señor Martínez: un pequeño especulador y un precursor del turismo como gran invento. 

Oriolt

20 comentarios:

  1. Con todo, mucho peor es el libro del Cardenal titulado "Como aplicar Amoris Laetitia".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un cisma inminente7 de marzo de 2017, 2:29

      Completamente cierto, pues "Cómo aplicar Amoris laetitia", confirmada por "Un cardenal es confessa", aprueba la herejía implícita en el Capítulo VIII de Amoris laetitia (numeral 305, nota 351; nota 336):

      "Un fornicador adulterino (divorciado recasado) con circunstancias atenuantes, previo un proceso de gradualidad, acompañamiento, discernimiento e integración, puede participar plenamente en la vida eclesial y sacramental: cargos y oficios, comunión, absolución y extremaunción".

      Con el peligro de que la herejía favorable a los fornicadores adulterinos, se extienda a los fornicadores concubinatarios (parejas de hecho), fornicadores sexodiversos (ideología de género)...

      Y generando un "divorcio eclesiástico a la católica". Si te falla las nulidades ordinaria y abreviada, tienes en reserva la vía del adulterio consentido por Amoris laetitia, n. 305, notas 351 y 336.


      La Iglesia está a días o semanas de un peligroso cisma, por culpa de Amoris laetitia, más todo el conjunto del clericato apóstata y cismático que ha ido creciendo desde 1965, animado por la aplicación libertina de una interpretación herética del Concilio Vaticano II.

      En el fondo de la ruptura, el espíritu de apostasía que malinterpretó al Concilio, está el principio protestante-masónico de que la conciencia de la persona humana es superior y está por encima de la voluntad divina, expresada por la Sagrada Escritura y Tradición, el Magisterio vivo, la Sagrada Liturgia y la herencia espiritual vivificadora de la Iglesia (Padres, Doctores, grandes teólogos, místicos, santos, revelaciones privadas, devociones y oraciones, sacramentales, depósito de la fe, sentido de la fe...).

      Cuidado, la ruptura "puede" estar muy próxima (condicional), por eso son necesarias oraciones para nuestra conversión, para nuestras jerarquías... y para los que no están preparados y recibirán con dolor y sorpresa la división...

      Eliminar
  2. Purifiquemos la Iglesia, ya! El señor Sistach, aunque le pese pertenece al pasado. Sigamos adelante. Oremos por nuestra Iglesia!

    ResponderEliminar
  3. Paquita Recassens7 de marzo de 2017, 0:29

    Lo de Gaudí, ya lo tenía pensado el arquitecto. Eran dos opciones que contemplaba.

    Incluso usa Sistach en ocasiones la expresión La Catedral de Europa, mientras que echó una "bronca" al arquitecto José M Almuzara cuando en una reunión con Ssitach usó él por primera vez esa expresión. Le conminó a que no se atreviera a decirlo más, "qué cosa más absurda".

    Esto va en la línea de Matabosch que decía "la beatificación de Gaudí no interesa".

    Almuzara convirtió a través de su apostolado personal a Etsuro Sotoo al catolicismo, se bautizó en Torreciudad. Sotoo se quedó en Barcelona cuando, pasando por aquí en un viaje a Europa hace muchísimos años, vio la Sagrada Familia. Escultor, se convirtió en el escultor jefe.

    Todas estas historias de espiritualidad parece que no tienen cabida en el discurso de nuestros pastores.

    A Almuzara los capitotes de la diócesis lo han degradado cuando anteriormente salió de su iniciaiva personal, antes que nadie lo pensara, junto al Dr Reverendo ferran Blasi y Josep Maria Tarragona, la asociación pro beatificación de Gaudí. Se lo han quitado del medio. Un laico que no es de su cuerda, ¿qué hace entre los vanidosos de palacio?

    Le presentaron Sotoo almuzara y su esposa al Papa Francisco al inicio de su papado un busto. Pronto será venerable si Dios quiere. Y los miles de Euros que han salido de sus propios bolsillos por la causa de la Gloria de Dios.

    A esto Sistach se enfada cuando lo oye. "Venerable no es nada, ¿¡para cuándo beato!? Poder y Gloria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué haríamos sin nuestro Amado Cielo Protector...7 de marzo de 2017, 21:10

      Nunca había salido tanto Sistach en la prensa:

      - Nuestro Amado Líder Supremo ha elevado la torre de la Sagrada Familia al Cielo Infinito...

      - Nuestro Insigne Jerarca Perpetuo nos deleita con sus conversaciones prefabricadas, autoentrevistándose por interpuesto...

      - Nuestro Incabable Pozo de Sabiduría Perfecta nos instruye acerca de lo que el Papa dice y la Iglesia debería de creer...

      - Nuestra Gran Ayuda en Tiempos de Menester salvó in extremis el Sínodo de las Familias...

      - Para la Excelsa Paciencia Infinita, Germinans no consta para nada en sus Ilustres Memorias Perpetuas...

      - Nuestro Nunca Suficientemente Amado Líder desarrolló su ministerio episcopal ubicado en un terrón de miel y azúcar...

      - Nuestro Nunca Emeritable Antístite goza de un ministerio episcopal prorrogado: por primera vez en el mundo y en la historia, una diócesis, Barcelona, tiene dos Arzobispos, el Duumvirato Episcopal Coparticipativo...

      ¿Qué faríamos sin Sistach?

      Eliminar
  4. La primera piedra, de Charamsa7 de marzo de 2017, 2:10

    Enero-febrero ha sido un mes "clerical", pues han salido diversos libros de Sistach... y de Charamsa, "La primera piedra".

    Charamsa ha publicado un libro que es un simple panfleto folletinesco, con un lenguaje que intenta capturar al lector hacia su causa, muy al estilo de Friedrich Nietzsche. Parece que los polacos tienen una afición a la literatura, teología y filosofía alemana, como la tuvo también Karol Wojtyla.

    Da datos apocalípticos, sobre que el Vaticano y la Iglesia tiene un 50% de gays. No es cierto, pero se ha quedado corto en unas muy concretas diócesis del mundo, donde según datos de alguna reconocida personalidad, el porcentaje de curas gay son... del unos 2/3, el 66%...

    Otro dato cierto de Charamsa es que, como norma general, el peor enemigo del homosexual que quiere rechazar voluntariamente el estilo de vida y el sentimiento no querido, es precisamente... el cura gay con que se confiesa... le recuerda el poder de la conversión...

    Y otra verdad de Charamsa es que los obispos siguen el sistema demoníaco del Statu Quo: "haz lo que quieras, pero que nunca cause escándalo público mediático". Es un "haz lo que quieras" en el más extenso sentido.

    Para Francisco, pero yo creo que mucho más para el próximo Papa, se deberá de plantear un gravísimo problema para la Iglesia Católica, la moralidad y credulidad del clero y episcopado, causado por la devastación terrorífica de obispos negligentes, o directamente malvados, causado por la hermenéutica de la ruptura del Concilio Vaticano II, y que han dejado algunas diócesis con una Falsa Iglesia o Iglesia Católica casi inexistente.

    En 1993, bajo Juan Pablo II, se produjo el escándalo de los curas pederastas o abusadores, junto con obispos que o bien lo eran o bien lo consintieron.

    Famosa es la carta de Benedicto XVI a la Iglesia de Irlanda [1], donde dijo aquel famoso párrafo que aún hoy se debe de aplicar a muchos otros tipos de malos curas (y religiosos también):

    "Habéis traicionado la confianza depositada en vosotros por jóvenes inocentes y por sus padres. Debéis responder de ello ante Dios todopoderoso y ante los tribunales debidamente constituidos. Habéis perdido la estima de la gente de Irlanda y arrojado vergüenza y deshonor sobre vuestros hermanos sacerdotes o religiosos. Los que sois sacerdotes habéis violado la santidad del sacramento del Orden, en el que Cristo mismo se hace presente en nosotros y en nuestras acciones. Además del inmenso daño causado a las víctimas, se ha hecho un daño enorme a la Iglesia y a la percepción pública del sacerdocio y de la vida religiosa."

    Para el próximo Cónclave, si es elegido un Papa de verdadera renovación, éste tendrá sobre la mesa, en concretas diócesis del mundo, la completa renovación total del episcopado y del presbiterado (y religiosos) católicos, variando sólo los porcentajes:

    - Curas pederastas y efébicos
    - Curas gay, bisexuales, polisexuales y sexodiversos
    - Curas abarraganados o promiscuos

    - Curas cismáticos
    - Curas que no creen en la Eucaristía, o que consienten sacrilegios eucarísticos e inválidas absoluciones
    - Curas modernistas, liberales y progresistas
    - Curas ladrones y mentirosos, de doble vida hipócrita y farisea
    - Curas amantes del poder y del prestigio
    - Curas politizados, comunistas, ateos y masones

    Para el próximo Papa, o renovación o purificación de la Iglesia, tanto desde la Curia cardenalicia como desde muchas Curias diocesanas, y muchas congregaciones, órdenes, institutos y asociaciones de todo tipo.

    Otra mejora es la celebración del Cónclave. El Cónclave del 2013 fue un fraude moral a la idea de cónclave (con llave): aislarse del mundo para bien elegir el Papa. El Cónclave duró ni un día, mientras que el precónclave (o sínclave, sin llave), abierto a todo tipo de componendas, duró casi dos semanas.

    [1] http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/letters/2010/documents/hf_ben-xvi_let_20100319_church-ireland.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya le digo, como en Barcelona cada sacerdote gay llevase una bombilla encendida en la cabeza, le aseguro yo ( que soy gay ) que la misa Crismal parecería el parecería el Mundo Fantasia del Parque de atracciones de Marina D'Or

      Eliminar
    2. Unas consideraciones7 de marzo de 2017, 16:31

      1. Charamsa, aviso para navegantes, está excomulgado latae sententiae no declarado, lo recuerdo por si hay alguien que quiere ir a alguna misa o confesión o extremaunción (sólo válidas in articulo mortis y rite dispositus: que se respete el rito, intención, sentido y depósito de la fe católica).


      2. Charamsa ha negado con el libro tres verdades divinamente reveladas: la moral general y universal; los actos morales intrinsece malum semper et pro semper; la superioridad de la Ley de Dios sobre la conciencia humana (Veritatis splendor, Catecismo). Recordemos que el derecho público eclesial católico es de aplicación efectiva indirecta en España a través del artículo 16 de la Constitución Española: Código de Derecho Canónico, Catecismo de la Iglesia Católica y Compendio de Doctrina Social de la Iglesia Católica.


      3. El libro de Charamsa es interesante para ver como un heresiarca moderno sigue los pasos de Lutero pero con mejoras:

      a) Lutero se separa de la Iglesia y la quiere destruir desde fuera; ahora se quiere destruirla desde dentro, anulando el depósito de la fe y el sentido de la fe, conservando el nombre de "Iglesia Católica".

      b) Lutero pidió ayuda a los príncipes alemanes; Charamsa, a los príncipes catalanes: dice que su lucha contra la Iglesia sexualmente liberticida también es la de las mujeres contra el patriarcado y de los catalanes contra los españoles.


      4. Los problemas importantes y urgentes del próximo Papa (que puede ser para este año o el 2018), no sólo son los mencionados anteriormente para los cardenales, obispos, abades y superiores, presbíteros y religiosos, sino también para los LAICOS, y que Germinans ha ido informando puntualmente:

      - escuelas y universidades
      - clínicas y hospitales
      - radio, televisión y prensa católica
      - centros de bioética
      - centros de asistencia social (Caritas)
      - nuevos movimientos, grupos y asociaciones

      La renovación ha de ser total, y como es moda en el Vaticano para pederastas y ladrones, con tolerancia cero. Lo que implica que muchas diócesis van a ver mermadas y diezmadas sus recursos humanos en presbíteros, laicos y religiosos. Duro pero necesario.

      Eliminar
    3. Te equivocas en lo de que Charamsa pide ayuda a los príncipes catalanes. En realidad es que el que le sopla la nuca, es independentista catalán, pero si mañana Charamsa cambia de aires, y decide que le oree el cogote un quebequois, pues a defender la independencia de Quebec, todo por que le ventilen.

      Eliminar
    4. Charamsa y su libro son instrumentos de extorsión contra la Iglesia. El que presume de estar en los entresijos de Charamsa es el periodista del Opus José Apezarena, en su confidencial, siempre delicuescente con Fainé:

      “Los entresijos del cura Charamsa y la independencia de Cataluña”

      http://www.religionconfidencial.com/en_voz_baja/entresijos-cura-Charamsa-independencia-Cataluna_0_2580941886.html


      Eliminar
    5. Mirando a la realidad...7 de marzo de 2017, 20:58

      "Charamsa y su libro son instrumentos de extorsión contra la Iglesia."

      Obviamente, por eso digo que su estilo es panfletario con uso de lenguaje emotivo al estilo de Nietzsche, para capturar la razón y la emoción del lector.

      Pero el contenido del libro va contra la fe católica. Por eso no tiene unción espiritual alguna, y debe de acudir a la retórica victimista: la Iglesia con la sexualidad es igual de mala que el patriarcado contra la mujer y España contra Cataluña.

      La Iglesia mata, como el patriarcado mata y como España "nos roba" y comete "genocidio cultural" contra Cataluña.

      Su diferencia con Lutero es que pretende destruir todo el Depósito de la Fe católica desde dentro.

      Y se cree que lo hará contando mentiras, chismorreos, bulos de encargo y alguna que otra verdad.

      Ha sido una gran inspiración divina que su caso saltara, pues como mínimo, expresa visiblemente la realidad de uno de los muchos problemas que tendrá el próximo Papa con el clero y episcopado de algunas diócesis.

      Gracias a Charamsa y a su herejía y apostasía pública, podemos ver el desastre y catástrofe de Amoris laetitia: el trato de favor a los adúlteros que dispensa su Capítulo VIII, se transportará automáticamente a los polisexuales y a los concubinatarios (uniones libres).

      Será obligatoriamente un tema a discutir en el ya muy pronto precónclave para elegir el siguiente Papa.

      Eliminar
    6. “Gracias a Charamsa y a su herejía y apostasía pública, podemos ver el desastre y catástrofe de Amoris laetitia”

      Se equivoca en la mezcla, que es otra. Gracias al uso que hacen de Charamsa, entre otras muchas cosas, se ve que los que le manejan son los mismos que agitan el ataque contra el Papa de la Iglesia Católica con la excusa de una nota al pie de la Amoris Laetitia. Es el mismo veneno con la misma intención falsificadora.

      Eliminar
  5. Sin duda, este libro puede ser clave maestra para la transformación de la archidiócesis de Barcelona de cualquier arzobispo que deseara acometerla. En ella deben estar magistralmente sintetizadas las actitudes en las que no hay que caer, los tópicos y eufemismos de los que hay que huir; en definitiva, todo lo que no debe hacerse, aquellas recetas pàstorales que han resultado ser un fracaso.

    Jubany-Sistach representan a la perfección este modelo pastoral caduco y estéril, no tanto por la acción, que también, sino sobretodo por la omisión.

    ResponderEliminar
  6. Oriolt, la tesis sistachiana sobre la conciencia y la moral objetiva no se sostiene. Confunde la noción de bien y mal objetiva con la interpretación subjetiva de los mismos. Otorga, además, categoría de norma –por consiguiente de objetividad y universalidad—a lo que es mera apreciación sin referencia externa. Ese planteamiento, cuya falsedad se ha puesto de relieve en numerosas ocasiones por filósofos y teólogos, ha querido robustecerse con un inexistente dictum auctoritatis.

    Se trata de un razonamiento, vamos a llamarlo así, que tiene múltiples versiones. En puridad es un romo relativismo. Una versión muy usada por los obispos de acá, por ejemplo, es la que apela a las Arrels y su glosa más reciente. No importa que, desde el punto de vista intelectual, sea un documento falso de la cruz a la firma, como se ha demostrado ad nauseam. Para obscurecer esa vergüenza se dice que es un documento dels bisbes catalans.

    Creo que el problema de la Iglesia hoy es doctrinal. Entiendo muy bien que al Pontífice le moleste que cuatro eminencias, sensu pleno, le pidan aclaraciones. Es humano. Y entiendo muy bien que Muller le eche un capote –las otras ayudas al Papa valen lo que valgan sus argumentos—y diga que la Amoris Laetitia, bien interpretada no es contradictoria con la doctrina recibida. El problema es que Muller no diga cómo cohonestar la doctrina recibida con los puntos manifiestamente disparatados –al menos para una inteligencia común—de la exhortación. Y no resulta honrado, en vez de aclarar las dudas, apelar como Sistach al capelo cardenalicio (vanidad le llama Oriolt) y al Papa dixit”. Pues, con todo el respeto, el capelo debe Sistach sin argumentos no es más que un trozo de tela, por muy caro que cueste.
    Estos tiempos de carencia de pulso doctrinal (lo último de la archidiócesis de Viena, retorciendo las palabras de Cristo y del derecho natural es de aurora boreal), traen a la memoria la elección de Ambrosio como obispo de Milán. Tuvo que ser un niño el que proclamara “Ambrosius episcopus”. Los niños, los laicos, tienen hoy la obligación de restañar la fe vilipendiada por tanta ignorancia con pretensiones. Ya lo dijo el Señor: “hablarán las piedras” si es necesario. Tal es la monstruosidad fatua que nos rodea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena, sr. Valderas, por su comentario. Una vez más tiene razón.

      ¿Cómo se siente uno cuando siempre tiene razón? Le envidio.

      Eliminar
  7. Lo de "Martínez" le viene de su padre que era cántabro, aunque este apellido no es muy de allí. Por lo visto de jovencinto se estableció en Barcelona y trabajó con el abuelo del Cardenal. Según fuentes de los vecinos del Guinardó.

    ResponderEliminar
  8. Muy BIEN `por el Sr. Valderas,gente como el FALTAN en este PAIS anónimo 12:31.

    ResponderEliminar
  9. En Tortosa era el "Rey del mambo",en Tarragona el "Rey del chotis" y en Barna el "Rey del CHARLESTON".Ahora no es NADIE!!!

    ResponderEliminar
  10. Que obsesión con el Sr. Cardenal-Arzobispo emerito de Barcelona.
    Pues miren para mi es una persona inteligente, dotada para el gobierno de una diócesis tan compleja en tantos aspectos.
    Cuando predica hay en general poca mediocridad, y si la llevaba escrita se nota su preparación.
    Hoy no me atrevo a decir lo mismo con lo que tenemos, mucha palabreria y populismo.
    Por cierto estamos mejor desde el punto de vista de cargos curiales, parroquiales, laicos con responsabilidad diocesana, evangelización y pastoral vocacional que en epoca del Cardenal Lluis Martinez Sistach.
    Lo dudo el 26 diciembre hizo un año de la llegada del nuevo arzobispo y no veo nada nuevo.
    Bueno si que los que no asisten a Misa, ni son prácticantes podran opinar y dar ideas en el nuevo plan pastoral.
    ¿Que tal?

    ResponderEliminar
  11. Se dice que el padre del Cardenal Martínez Sistach era santanderino y que había sido guardia civil.

    José de La Roda

    ResponderEliminar