jueves, 2 de marzo de 2017

¡Menuda tropa!

Encuentro reciente de todos los jesuitas catalanes en  Manresa
El capitán Ignacio de Loyola, consecuente con su mentalidad militar, ideó crear una compañía de soldados de Cristo para ponerla a las órdenes del Sumo Pontífice. De ahí el cuarto voto de los jesuitas, el de obediencia al Papa. 

Y resulta que esa Compañía acaba de elegir a su Capitán General, Arturo Sosa Abascal, venezolano y profesor de ciencias políticas en varias universidades de Venezuela, patria del experimento político de la revolución bolivariana. El estudio de las ciencias políticas sirve, obviamente, no sólo para especular sobre los jeribeques políticos, sino también, y creo que sobre todo,  para aprender a vivir de la política; igual que quien estudia leyes, lo que pretende no es especular sobre ellas, sino vivir de ellas; y quien estudia medicina lo hace para vivir de la medicina. Ese pragmatismo político hace que quienes lo cultivan se sumerjan o en alguno de los movimientos políticos del país en el que y para el que enseñan, o en el relativismo y oportunismo más descarnado.
P. Arturo Sosa, Prepósito General de los Jesuitas
Este diagnóstico sobre la profesión político-académica del P. Arturo Sosa viene a raíz de sus declaraciones al vaticanista Giuseppe Rusconi, de las que se hace eco Sandro Magister. La literalidad (creo que incuestionable) de esas declaraciones pone los pelos de punta. Son de un relativismo soez. Las palabras de Jesús, dice, no se ponen en duda: adhiriéndose a la doctrina del Papa sobre los textos evangélicos en que se proclama con toda claridad la indisolubilidad del matrimonio, las palabras de Jesús no se ponen en duda, “se ponen en discernimiento”. Discernir (que viene de “cerner” y desemboca en “criba”) es exactamente cribar. Ahora, lo jesuítico (en el sentido más obsceno del término) no es dudar de la palabra de Dios o negarla directamente, sino someterla a criba: según la capacidad de cribar de cada uno, es decir según la trama y la urdimbre  con que se hayan dispuesto los orificios de la criba, a la que se llama conciencia. ¡Ni Lutero llegó tan lejos en el libre examen! Estos jesuitas, han descubierto la duda metódica sobre la palabra de Dios como método infalible para llegar cada uno a su verdad. Para cerner y para discernir se urden cribas de todos los grosores: según la conveniencia de cada uno.
Está claro que hay jesuitas rectos y jesuitas torcidos. Pero si ha salido elegido como jefe y capitán general de todos ellos uno evidentemente torcido, es que la facción torcida y corrompida de los jesuitas tiene mucha más fuerza que la facción recta. A la vista está.
El nuevo representante de la Compañía de Jesús no tiene el menor empacho en decir: “En el último siglo han surgido en la Iglesia muchos estudios que intentan entender exactamente qué quería decir Jesús… ESO NO ES RELATIVISMO, pero certifica que la palabra es relativa, el Evangelio está escrito por seres humanos, está aceptado por la Iglesia que a su vez está formada por seres humanos… Por lo tanto es verdad que nadie puede cambiar la palabra de Jesús, ¡pero es necesario saber cuál ha sido esa palabra! Nauseabundamente jesuítico, obscenamente jesuítico. La verdad es la que yo te diga y cuando yo te la diga. Pero como la clave está en esos geniales estudios, esa verdad durará hasta que aparezcan los siguientes estudios. A este paso nos prohibirán de nuevo leer la palabra de Dios, porque Dios no se dignó ponerla al alcance de los pobres necios tan simplotes que entendemos lo que está escrito; sino que necesitamos la interpretación de los estudiosos, que “ponen en discernimiento” la palabra de Dios para “certificar” lo que Dios quiso decir. Porque ¿cómo estar seguros de que cuando dice sí, es sí, y cuando dice no es no, si no nos lo certifican las exégesis jesuíticas? ¿Y qué hay del “sea vuestro discurso “sí, sí, no, no”, porque lo que le añadís viene del mal”? Pero bueno, ¿cómo vamos a entender esas palabras, si no nos las “pone en discernimiento” un especialista en discernimiento bíblico? Total, que ya no puedo leer la Biblia: me la tiene que leer el P. Sosa.   
En fin, que de momento estamos todos a oscuras, sin Revelación, esperando que el P. Sosa nos ilumine con esos inspiradísimos estudios que nos dirán finalmente cuál es la palabra de Jesús. Es que si no me cuadra, si no me gusta, es normal que la ponga en duda (¡uy no, en duda no, en discernimiento!). Y como mi discernimiento no alcanza a entender lo contrario de lo que dicen las palabras de Jesús, recurro a los sesudísimos (aunque me temo que más bien sexudísimos) estudiosos que partiendo de la relatividad de la palabra, serán capaces de dar con el sentido diametralmente opuesto. Y en todo eso, ¿dónde está la acción de Dios?    
San Ignacio de Loyola
¡Menuda tropa estos jesuitas! ¿Compañía de Jesús? No, no, ahora son más modernos. Les gusta más llamarse “Compañeros de Jesús”. ¿Eh qué hallazgo? Han contextuado de nuevo las palabras y las intenciones de San Ignacio de Loyola. Casi cinco siglos llevan entendiéndole erróneamente. Los modernísimos estudios de hermenéutica ignaciana han descubierto por fin cuál es el auténtico espíritu ignaciano: el P. Sosa es su representante. Nada de Compañía de Jesús, sino “Compañeros” de Jesús. Al más genuino estilo de la política progre: el compañero general. Es la nueva era.
Pero bueno, ni con ésas pierdo mi fe en la Iglesia y en el Espíritu Santo que la asiste. No es el peor momento en la historia de la Iglesia. Pienso con algunos otros que han optado por verlo de este modo, que es muchísima la basura y la ruina que se ha acumulado en la Iglesia, y que es preciso hacer limpieza a fondo. Que hay que sacar toda la porquería escondida; que hay que sanear las paredes sacando toda la mampostería muerta, porque de lo contrario estaremos dándoles manos de pintura a paredes que se desmoronan. Ese parece que es el designio de Dios, porque ¡hay que ver qué Iglesia ha emergido en el Sínodo de los obispos! ¿Qué hubiese ganado la Iglesia con ocultar tanta basura? ¿Cuál sería la ventaja de que siguiese discretamente oculta la corrupción de los jesuitas? Es la  voluntad de Dios que el nuevo general de la Compañía saque a flote lo peor de ésta. Por algo será. Como nuestros cálculos y manejos nunca alcanzarán a enmendar la acción del Espíritu Santo, más nos vale que confiemos en Él.
Si es designio de Dios que andemos dando tumbos por el desierto durante cuarenta años porque no somos dignos de formar parte de su Iglesia renacida, pues aceptémoslo con la esperanza puesta en Él. Si la Iglesia necesita una larga cuaresma de penitencia y sobre todo de purificación, recemos para que los instrumentos que ha elegido para esa misión, la cumplan según su voluntad.  Si han de salir a flote los pecados y las apostasías que se han atrincherado en la Iglesia, sea enhorabuena, por doloroso que resulte. Y si han de ser varios pontificados los de supuración de la podredumbre de la Iglesia para que una vez liberada de esas miasmas recupere la salud y la salvación, sea lo que Dios quiera.
Y la otrora Compañía de Jesús que hoy vaga cual ejército desmoralizado y sin rumbo, cuyo enorme botín, impedimenta e impedimento lastra tremendamente sus movimientos  y le empuja a vivir como banda de licenciados y licenciosos, hace bien en mostrar su verdadero rostro, tan feo, blandiendo desde el alto mando su idea genial de “poner en discernimiento” la palabra de Dios. Hace bien en darse a conocer tal cual es. Así a la hora de la cosecha será más fácil distinguir el trigo de la cizaña. Hay muchísimo buen trigo en la Compañía de Jesús. Pero el mando de la Compañía está en poder de los sembradores de cizaña. La paciencia de Dios es infinita; así que no desesperemos, que nos tiene bien demostrado lo bien que se le da escribir recto con renglones torcidos, convirtiendo el mal hacia el bien.
Virtelius Temerarius

29 comentarios:

  1. Por sus hechos los conoceréis. No le demos más vueltas: la Compañía se ha hecho con el poder en la Iglesia y, si nadie se lo impide, la va a ahormar a su gusto y manera a través de su brazo ejecutor, que es Francisco. Todo (los nuevos nombramientos, la táctica, la estrategia, los documentos, las encíclicas…) tiene el inequívoco sello jesuítico. Y van a por todas, y no tienen escrúpulos, y son muy poderosos e influyentes... Y además hoy en día su talante, ideas y objetivos coinciden con los de la Masonería.
    ¿Qué cabe, pues, esperar? Por supuesto, nada bueno. Si pueden, van a ponerlo todo patas arriba, y el DESCRÉDITO de la Iglesia alcanzará cotas jamás vistas. Esto a ellos no es que les dé lo mismo, sino que es precisamente lo que buscan. Pero con los obispos y curas que hoy predominan, pusilánimes y sin latines, estos hijastros de San Ignacio tienen el camino expedito para convertir a la Iglesia en una sucursal masónica más de la ONU y de San Obama y tutti quanti.
    Si alguien se toma la molestia de leer el demagógico libro "Conversaciones nocturnas en Jerusalén", del cardenal jesuita Carlo Maria Martini, encontrará en él toda la agenda oculta de Francisco para su pontificado. De hecho, el encargado de dar la vuelta a la tortilla de la Iglesia era Martini, pero el parkinson torció sus planes y entonces el gran sanedrín progremasónico de la Iglesia eligió al jesuita Bergoglio, que no le hizo ascos en ningún momento a la tarea encomendada.
    Si alguien tiene interés en confirmar la adscripción masónica de Martini, puede consultar effedieffe.com (quando la massoneria salutò il Fratello Carlo Maria Martini, passato all' Oriente Eterno).
    Todo esto, además, confirma la "convergencia" actual de ideas, objetivos, intereses y métodos (todo siempre bajo cuerda) entre jesuitas y masones.
    Y un dato más: en la antigua Casa de Ejercicios de la Compañía en Manresa (Barcelona), además de todas las aberrantes propuestas "espirituales" que Germinans ha denunciado repetidamente, se han celebrado reuniones masónicas. Esto no es rumorología, esto ha aparecido en la prensa.
    Por cierto, si alguien quiere enterarse de verdad acerca de qué es la Masonería que lea las obras del padre Manuel Guerra (especialmente, "La trama masónica" y "Masonería,religión y política") , que además de un sabio extraordinario es también un santo. Pero, por favor, que a nadie se le ocurra querer enterarse de qué es la Masonería a partir de las obras del jesuita José Antonio Ferrer Benimeli, incansable apologista de los del mandil , que en sus libros siempre aparecen más buenos , inocentes y benéficos que las hermanitas de la caridad. Y es que, hoy en día, Compañía y Masonería, a partir un piñón. También son muy interesantes para comprobar el carácter anticristiano y sobre todo anticatólico de la Masonería los siguientes libros de exmasones o eclesiásticos eminentes:
    Maurice Caillet: Yo fui masón. Libros Libres ( Ver también cailletm.com). Todos sus otros libros en francés sobre el mismo asunto también son muy esclarecedores.
    Serge Abad-Gallardo: Por qué dejé de ser masón. Libros Libres.
    Dominique Rey (obispo de Toulon): Peut-on être chrétien et franc-maçon? Éditions Salvator.
    P. Alfredo Sáenz, s. j: La Masonería y la Iglesia: dos visiones del orden mundial. Centro Pieper (el padre Sáenz es uno de los pocos jesuitas ortodoxos que van quedando).

    La gran pregunta sería, pues, si Bergoglio es masón. Rotario honorario es, por tanto, hasta cierto punto, lo es, porque los rotarios, aunque lo nieguen, son una organización de la, digamos, órbita masónica, uno de sus estratos más visibles y "amables". De todas formas, los masones no tienen carnet de tales porque son una organización secreta, y mucho menos lo van a tener quienes están en sus cúspides jerárquicas. Por tanto, aquí para orientarse no cabe más que atenerse al "por los hechos los conoceréis". Respóndanse, pues, a si Bergoglio actúa como masón.



    ResponderEliminar
  2. Si uno consulta el diccionario de la Real Academia de la lengua española descubre con asombro la tercera acepción del significado de la palabra jesuita. A saber:

    jesuita
    1. adj. Integrante de la Compañía de Jesús, fundada en Italia por san Ignacio de Loyola en 1540. U. t. c. s. m.
    2. adj. Perteneciente o relativo a la Compañía de Jesús o a sus miembros. Colegio jesuita.
    3. adj. coloq. Hipócrita, taimado. Apl. a pers., u. t. c. s.

    Quizás ello explique, entre otras muy variadas y potentes razones, la gran debilidad y fractura interna que en la actualidad presenta la iglesia católica. En realidad, desde mi humilde opinión, el problema se reduce a una sola cosa: falta de honestidad y coherencia. Falta de verdadera caridad y amor cristiano, quedando este relegado por las muchas, variadas y feroces luchas de poder, por el poder y para el poder. No es que el cristianismo se ha haya vuelto relativista y las distintas corrientes en él existente se disputen la verdad, cosa que hasta cierto punto pudiera parecer comprensible, es que la valorización de tantas hermenéuticas por parte de todos provoca que ya nadie se acuerde ni valore el mensaje original de Jesús, su Evangelio, su Buena Nueva. Y aún menos que la predique y la cumpla verdaderamente con su propio ejemplo. ¿Qué haría Jesús ante este aberrante espectáculo que su Iglesia ofrece en aras a preservar su obra y misión?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MARPN
      Virtelius: Me ha encantado cuanto dice respecto a la gran mayoría de los miembros de la Compañía de Jesús que en su época de esplendor, fue la defensora a ultranza de la Iglesia católica y de sus pontífices. ¿De qué caverna destructora sale este personaje, elegido como Prepósito General de la Compañía(no compañeros) de Jesús?. Viéndolo nadie lo diría.Pero esto es insignificante ante las barbaridades que dice. ¿San Agustín y todos los Santos estaban equivocados y ha hecho falta que vengan anticristianos como este buen hombre para destrozar todo lo que ha enseñado, durante tantos siglos, la IC através de su Magisterio? No tienen vergüenza, ni ellos ni los que se lo permiten. Suerte que, como dice en su escrito, la paciencia del Señor es infinita y su Misericordia aún más. María Auxiliadora protege a tu santa Iglesia.

      Eliminar
    2. Pageset del Pla de L'estany3 de marzo de 2017, 19:09

      Sr.o sra MARPN,este señor lleva BIGOTE,o sea,nunca Cura,Monje o monja lleva BIGOTE,o lleva BARBA o es IMBERBE.Es totalmente incompatible ser religioso y llevar solo bigote y encima camisa de cuadros.Si San Ignacio levantara la cabeza!lo mandaría a GALERAS pero de las de VERDAD!

      Eliminar
  3. Fui profesor del EMI escuela de mandos intermedios en la calle Torrent de l.Olla en Gracia. Pertenecia (ya no existe) a los jesuitas. Entre clases pregunte a un "camionero feances" que se hacia pasar por jesuita donde estaba la capilla y si estaba el Santisimo me contesto que "no hace falta" y que "por alli" tenia parroquias.
    No hace falta decir mas. Recemos para su refundacion como catolicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fin de una era3 de marzo de 2017, 13:31

      Ya no se refundarán más. Se acabó. Ya han tenido unos 50 años desde el Concilio.

      Ahora vendrá una nueva era sobre la Iglesia, y no se refundará sobre lo inepto, inútil, perjudicial, contaminado, derruido.

      Se cumplen las profecías de La Salette, en especial estos fragmentos:

      PRESBÍTEROS. "Los sacerdotes, ministros de mi Hijo, los sacerdotes, por su mala vida, por sus irreverencias y su impiedad al celebrar los santos misterios, por amor del dinero, por amor del honor y de los placeres, los sacerdotes se han transformado en cloacas de impureza."

      SUPERIORES ECLESIÁSTICOS. "Los jefes, los conductores del pueblo de Dios, han descuidado la oración y la penitencia, y el demonio ha oscurecido sus inteligencias; se han convertido en esas estrellas errantes que el viejo diablo arrastrará con su cola para hacerlos perecer. Dios permitirá a la antigua serpiente poner divisiones entre los que reinan, en todas las sociedades y en toda las familias; se sufrirán penas físicas y morales; Dios abandonará los hombres a sí mismos y enviará castigos que se sucederán durante más de treinta y cinco años.

      Ahora sólo queda la hora de la conversión personal, la misericordia personal, pues la conversión colectiva de estas degeneradas órdenes, institutos y congregaciones religiosas, se ha terminado, y se les ha abierto la puerta de la Justicia y la Ira de Dios.

      Eliminar
  4. Hubo un tiempo en que la Compañía nos guió a muchos en muchos aspectos. De niño, cuando no existían tabletas, ni apenas televisión, en las ciudades pequeñas, pasamos las vacaciones enfrascados en libros de la franja azul (chicos) o franja roca (chicas). Debían de estar editados por El Mensajero. Estaban escritos por jesuitas como Martin Vigil y otros (autores asimismo de obras de mayor entidad literaria). Y eran novelas sobre colegiales. Más tarde supimos de la existencia de Razón y Fe, de Hechos y Dichos, que, con Arbor, eran lecturas de adolescents que se abrían a la cultura. Llegaron los tiempos del cinefórum, y con ellos la revista Reseña. Todo ello, salvo Arbor, llevaba el marchamo SJ. Cierto que conocíamos el clasismo un poco hiriente de sus aledaños y obras. Si vivías en pueblo y eras millonetis ibas al internado de Sarriá (SJ), aunque fueras “més ruc que un ase”; si tus padres no llegaban a tanto, como mucho a El Collell (hablo de la provincia de Gerona) y si no se matriculabas como alumno libre del instituto de Figueras o de la capital de la provincia.
    Eran tiempos de grandes teólogos de la Compañía en Sant Cugat, en Oña, en Granada. De grandes filósofos. La verdad más engrandecidos que grandes, visto ahora con distancia. Pero entonces sonaban mucho Zalba, Pozo, etcétera, entre los primeros y Roig Gironella o Colomer entre los segundos.
    Incluso leíamos con afición y hambruna Ibérica en la mocedad. Más tarde, Fomento Social (¿quién no ha sentido el aguijón de la justicia en su juventud?), Pensamiento, etcétera.
    Por razones laboral e intereses privados asistimos a más o menos recientes esfuerzos por seguir manteniendo la presencia de la teología en el campo de la ciencia, con Alberto Dou y García Doncel, en estos lares.
    Pero llegó el descalabro. La caída del pulso intelectual. Lo que uno jamás imaginó es que esa desorientación doctrinal llegara a la cúspide, ya sea blanca, ya sea negra. De la peor manera, es decir, con suavidad, con amaneramiento intelectual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dice el sr.valderas MALA GENTE Y GENTECILLA, AY DIOS!!!

      Eliminar
  5. Podríamos todos dedicarnos ahora a "vomitar" sobre la Compañía de Jesús. Causas para la náusea no faltan, pero tampoco ganamos nada, hacernos mala sangre y volvernos peores, maledicentes.

    Los que escribimos aquí no tenemos responsabilidades de gobierno en la Iglesia y menos, en lo que atañe a los religiosos. Piensen en quien ocupa ahora la cátedra de Pedro y en quienes ha delegado el gobierno de los religiosos. Piensen en los superiores de los religiosos, como el jesuita mentado en el artículo de hoy.

    Dejemos en manos de Dios este asunto. Aunque sin embargo, nosotros, sí podemos hacer algo para contribuir a la purga y regeneración tan necesitada por la Iglesia y en particular por la Compañía. La Compañía, como el propio nombre indica, hoy es más una multinacional con sus fundaciones que una orden religiosa católica.

    Más que hacernos mala sangre por las estridencias, el relativismo y las traiciones de los jesuitas, lo que debemos hacer es ignorarles, boicotearles, pero de manera serena, en función de las capacidades de cada cual.

    No entrar en sus iglesias, no colaborar económicamente con ninguna de sus obras sociales de cualquiera de sus ongs o fundaciones. No escoger ninguno de sus colegios y facultades carísimas para la formación propia o de los hijos, ni recomendarlos.

    En Cataluña y seguramente también en el resto de España, los conciertos con las escuelas religiosas van a ser suprimidos más pronto que tarde. El instinto de supervivencia de los religiosos de los colegios apelará entonces a la comunión eclesial que tanto desprecian para tocar la fibra de los católicos y que nos movilicemos. Los obispos, tan silentes ante todo tipo de blasfemias y profanaciones producidas incluso por miembros consagrados de la Iglesia, entonces tocaran a rebato, ya lo hicieron con los maristas, la pela es la pela. Algunos inocentones como los e-cristians también picaran e intentaran movilizarnos para parar esta nueva "desamortización"...pero no debemos hacerles caso y tenemos que quedarnos muy tranquilos en nuestra casa, con nuestra familia y nuestra vida de piedad.

    La supresión de los conciertos de los colegios religiosos será el revulsivo que necesitan los religiosos para su regeneración, su penitencia.

    Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señales apocalípticas3 de marzo de 2017, 10:45

      La foto es muy optimista para la Compañía de Jesús, pues la edad media de los jesuitas españoles es de, si recuerdo bien, unos 75 años, con lo cual no aparecen los jesuitas que por edad o enfermedad, no han podido comparecer.

      Es de destacar la vestimenta o "disfraz" de laicos de casi todos ellos, además pasada de moda, muy sesentona y setentona, y fácilmente identificable de que son curas o religiosos "disfrazados".


      - "La supresión de los conciertos de los colegios religiosos será el revulsivo que necesitan los religiosos para su regeneración, su penitencia."

      Es una afirmación optimista. Los jesuitas, como los escolapios y muchas otras congregaciones venerablemente antiguas, van a hundirse por falta de inteligencia colectiva.

      Un superior jesuita afirmó que le parecía muy bien el descenso de sus propios miembros jesuitas, dado que así la Compañía se desclericalizaba y los laicos asumían más protagonismo. Los capitanes, barrenando el barco.

      Pero algo de inteligencia sí hay: cuantos menos sean, más a repartir en su senectud y mejores cuidados tendrán. Alucinante.

      Desde un punto de vista apocalíptico, la herejía de los jesuitas en su Alta Jerarquía (Arturo Sosa, el hombre que necesitaba grabadoras para creer en Jesús, puro delirio peor que Santo Tomás y su incredulidad) es un signo de los tiempos de la cercanía de la Gran Apostasía de 2 Tesalonicenses 2.

      Y esto es muy bueno, significa que los buenos vamos a padecer mucho por poco tiempo, y los malos van a triunfar por poco tiempo y luego van a desaparecer como humo de paja mojada. Irrelevantes para los Nuevos Tiempos.

      Además, es promesa de Jesús que la devoción al Corazón de Jesús será muy fuerte en España.

      Adiós, jesuitas.

      Eliminar
    2. Montaraz de Solsona3 de marzo de 2017, 16:26

      Sr.Gillermo,totalmente de acuerdo con usted,que cada PALO AGUANTE SU VELA,ellos se lo han buscado!

      Eliminar
    3. Guillermo, suscribo íntegramente su excelente comentario. Salvo escasas y honrosas excepciones, los colegios "católicos" concertados trabajan tan infatigablemente como los públicos para la secularización de la sociedad. No es que no contribuyan a la evangelización, es que la socavan a conciencia. La defensa de los conciertos educativos por parte de los obispos obedece, me temo, a la defensa de meros intereses materiales y no a una auténtica preocupación por la salvación de las almas. Por mi parte, no voy a derramar ni una lágrima cuando los socialistas o Podemos lleguen al poder y se carguen el sistema. Como dice Montaraz de Solsona, ellos mismos se lo han buscado. Quien siembra vientos recoge tempestades.

      Eliminar
  6. "En el último siglo han surgido en la Iglesia muchos estudios que intentan entender exactamente qué quería decir Jesús… ESO NO ES RELATIVISMO, pero certifica que la palabra es relativa", ahora ya no se llama relativismo, se llama tener mucha CARA DURA.

    ResponderEliminar
  7. Demasiada riqueza, demasiada opulencia, demasiado poder, demasiado jesuitismo. Ad Maiorem Dei Gloriam, ¿no? Esto no podía acabar bien de ninguna manera. El Opus, que fue su relevo, está siguiendo los mismos pasos. De momento, igual que los jesuitas, aquí en Cataluña ya han visto que el poder y el dinero están en el independentismo. Y para el independentismo que han escorado. ¡Faltaría más! ¿Y el Evangelio? ¿Y la gloria de Dios? ¿Y la salvación de las almas? ¿Cualo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magna es tu estulticia, anónimo de las 11:59.

      Vomitas sandeces y te quedas tan relajado con tu paja mental. El Opus Dei, tu obsesión. Cuña que te crio. Dicen que donde mejor escondes una hoja es el bosque, y una verdad, en un torrente de información sinfín. Tenías que haber escrito más para que no se notase tu cuña anti opus.

      Descansa.

      Eliminar
  8. Los jesuitas, en barrena al abismo3 de marzo de 2017, 12:18

    La autoliquidación espiritual de los Jesuitas, tanto a nivel mundial como catalán, por haber elegido a un tal Sosa que necesita de grabaciones y filmaciones de Jesús para creerlo, como por la deriva heterodoxa de la espiritualidad jesuítica.

    Ciertamente, en la Compañía de Jesús, lamentablemente, los apóstatas cooptan apóstatas, por lo que la renovación espiritual de ellos y de otras órdenes religiosas se convierte en una operación imposible, que degenerará, pronto, en un gran cisma, evitable sólo ya por un milagro de insuflación de ciencia y sabiduría divinas... y unos corazones que lo acepten...

    De los jesuítas catalanes, salvo excepción, mi recomendación es que NO LEAN NI ACCEDAN a cursos espirituales suyos, por el grave riesgo de pérdida de la tradicional fe católica: ya no son católicos, son otra cosa, y me parece que ya no son ni cristianos.

    Como prueba, la persistencia en mezclar paganismo satánico (yoga, zen, eneagrama, mantra, respiracionismo, quietismo, visualización, posturismo, danza contemplativa) en los cursos espirituales que dan en la COVA DE MANRESA, tal como demuestra este prospecto:

    http://www.covamanresa.cat/docs/Activitats_Castella.pdf

    Dicho paganismo satánico ha sido condenado por el documento vaticano "Jesucristo portador del Agua viva. Reflexión Cristiana sobre la Nueva Era", y que ningún obispo de la Conferencia Episcopal Tarraconense no ha prohibido ni obligado a cancelar dichos cursos jesuíticos dados en la Cova de Manresa, una grave omisión del munus del oficio episcopal, que es enseñar, santificar y gobernar, lo que genera un pésimo ministerio (ejercicio del gobierno) para todos los obispos catalanes.

    Lamentables obispos catalanes: han girado las espaldas a la herejía y nos han dejado desamparados frente a los lobos devoradores de almas.


    La decadencia y desaparición de los jesuitas de la catolicidad se observa ya a nivel de máxima dirigencia:

    a) las declaraciones P. Arturo Sosa, Prepósito General de los Jesuitas (no creo en Jesús si no hay grabaciones), y

    b) el Capítulo VIII de Amoris laetitia del jesuita Bergoglio, hoy el Papa Francisco, que ha motivado el planteamiento de 5 dubia por 4 cardenales sobre presuntos indicios de herejía.


    ¡Pobres jesuitas, pobres de nosotros!

    ResponderEliminar
  9. De Compañía de Jesús, a ¡Jesús, qué compañía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá fuera esto... la realidad es peor aún...

      Son la Compañía del Anticristo.

      Los jesuitas son un hecho sociológico y teológico interesante.

      Las causas de su degradación son evidentes: la falta de ortodoxia, que impide la bendición del cielo en forma de conversiones y vocaciones.

      El caso de su Prepósito P. Sosa ha demostrado definitivamente su irracionalidad e incredulidad, junto con todos sus electores: exigir grabaciones de imagen y sonido de Jesús para creer.

      Parece un personaje disparatado de La Vida de Brian:

      ...buscando grabaciones en los archivos de radio, televisión, prensa e internet de RTV Imperivs de Roma, las oficinas de prensa del Sanedrín, de Herodes y de Pilatos.

      ...pidiendo fotos y videos de particulares, en móvil o cámara...

      Jesús de frente, de perfil, a cuadros, sentado, de pie, caminando, con paraguas...

      A ver si al P. Sosa le van a empalmar una grabación apócrifa o falsa....

      verdadera sosa cáustica para la fe catolica...

      Eliminar
    2. Siendo este señor Venezolano, a lo mejor es ASESOR del GORILATO del país de marras.

      Eliminar
    3. El descrédito y desprestigio, a veces, se crean con grave y meritorio esfuerzo.

      Lo podemos titular:

      El Despropósito del Prepósito P. Sosa...

      .....

      Para el P. Sosa:

      Unas "supuestas fotos" de Jesús:

      https://www.youtube.com/watch?v=-sqGIujbROE

      El "cronovisor" del padre benedictino Marcello Pellegrino Ernetti:

      https://www.youtube.com/watch?v=URebj_cqdZQ

      Eliminar
  10. Las tres grandes congregaciones mundiales son jesuitas, franciscanos y salesianos.

    Por su corrupcion modernista, liberal y progresista, han sufrido durante el postconcilio una perdida absoluta de miembros y vocaciones, resistiendo algo los salesianos por su educacion todavia relativamente orientada a las vocaciones.

    Cifras redondeadas de 1963 y 2016:

    Jesuitas: de 36.000 a 16.000 (hoy 1.000 en España, edad media 70 años, 5 ordenaciones y 50 defunciones en los ultimos años, desaparición prevista en 10 años)

    Franciscanos: de 27.000 a 13.000

    Salesianos: de 22.000 a 15.000


    Las cifras dan la realidad objetiva: caen por sus errores obcecadamente mantenidos.

    ResponderEliminar
  11. La Compañía actual y la Masonería hoy "convergen", esto es innegable: coinciden en muchísimos aspectos . De la Masonería lo de menos es su parafernalia ritual y misteriosa, que al lado de la liturgia católica clásica resulta ridícula. Se trata de una organización SECRETA (aunque ellos la vendan como solo “discreta”) e hiperjerarquizada , con muchos estratos y brazos. Su objetivo principal es el poder y la influencia, y también la “ayuda mutua” entre sus miembros ( es decir, agencia de colocación…), aunque ellos afirmen que es la filantropía.
    Tratan de imponerse e imponer su ideario en el mundo de la manera más ANTIDEMOCRÁTICA posible, que es infiltrándose, infestando y maquinando en las instituciones de más peso (partidos, prensa, cadenas de televisión, universidades, cultura, editoriales, judicatura, ejército, educación, Iglesia…) para, SIN DAR LA CARA, propugnar, extender e imponer sus puntos de vista. Es decir, son “transversales” : tratan sin descanso de inficionar todo lo que huele a poder e influencia.
    ¿Y cuál es su ideario básico?
    En el fondo son ateos o agnósticos, aunque admitan con la boca pequeña un dios abstracto y mero organizador… Son en el fondo anticristianos y, sobre todo, anticatólicos. Se trata, pues, de desprestigiar y arrinconar a la Iglesia desde fuera y, desde dentro, de desnaturalizarla y pudrirla .
    Propugnan además un único poder mundial a partir de la ONU (controlado bajo cuerda por ellos, naturalmente), el relativismo, el hedonismo, la barra libre de sexo, la ideología de género, la eugenesia, la eutanasia y el aborto gratis y libre, y presentan como sustitutivo de la verdadera moral natural una vaga ética más o menos “socialdemócrata” y sentimentaloide basada en la solidaridad más interesada y en los “derechos humanos”. Su ideal de estado, por supuesto, es “el estado del bienestar”, es decir, el estado paternalista y omnímodo que sustituye a Dios e incluso a la familia. Para ellos, el individuo y la familia, cuanto más “leves” (es decir, cuanto más indefensos y manipulables) mejor. Y de ahí su “divorcismo” y su concepción de una educación “presentista” y sin contenidos serios y estructurados que enseñen a pensar: sólo “competencias básicas”: póntelo, pónselo…y enchúfate al móvil. Ya me entienden.
    ¿Y los masones intraeclesiales en qué línea van? Por supuesto, en la línea anterior, aunque lo disimulen más o menos. Y además son partidarios de una liturgia “libre” y “creativa”, cuestionan los milagros, la historicidad de los Evangelios, la resurrección (la de Jesús y del resto), la virginidad de María, la presencia real del Señor en la eucaristía, la espiritualidad e inmortalidad del alma, el valor y los efectos de la oración y de los sacramentos, lo centran todo en la pura acción, para ellos todas las religiones son en el fondo igual y , por tanto, no es necesario evangelizar ni hacer prosélitos, conciben la Iglesia solo como una gran ONG conferenciaepiscopalizada , atomizada y descafeinada. ¿Les suena todo esto, verdad?
    Y, no faltaría más, también son partidarios del sacerdocio femenino y de la supresión del celibato sacerdotal porque… cuanto más lío, mejor.
    Y ya para terminar: ¿a ver si adivinan a qué fue Rajoy a Méjico en un viaje privado y “discreto” tras ganar las elecciones y del que vino transformado en una especie de híbrido de Mayor Zaragoza y Samaranch sin aristas ni convicciones?

    ResponderEliminar
  12. Quien no haya leído el libro "Un jesuita rebelde" no podrá concebir el sentido profético del mismo. Se están cumpliendo con exactitud todas las premoniciones del P. Piulach- pues de él se trata-. Nada tiene de extraño que no se encuentre en las librerías pues fue perseguido ¿secuestrado? y supongo que lo seguirá estando ya que describe con claridad más que meridiana la deriva de la Compañía que se está cumpliendo milimétricamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bravo! por citar este libro diáfano, imprescindible para conocer la realidad del momento en que fue escrito y las consecuencias que perduran, del celoso sacerdote barcelonés Josep Ricart Torrens, condenado al ostracismo, como sus múltiples obras. Pueden buscarlo en el mercado de ocasión de Internet.

      Eliminar
    2. No hay ninguna dificultad en adquirirlo por internet. Un

      Eliminar
  13. "Y si han de ser varios pontificados los de supuración de la podredumbre de la Iglesia para que una vez liberada de esas miasmas recupere la salud y la salvación, sea lo que Dios quiera".

    Parece como si el Espíritu Santo hubiese pensado en una sucesión de papas-fregona, para sacar toda la porquería que estaba oculta (o no publicitada) en la Iglesia. El Sínodo fue de aurora boreal. Y su plasmación en la Amoris Laetitia, un monumento a la confusión, como si eso fuera lo que necesita la Iglesia: confusión. Y por si fuera poco, aquí tenemos como representante máximo de la Compañía de Jesús a un hereje redomado, que no se recata lo más mínimo en propagar sus herejías. ¿Pero quién le va a toser? ¿El Papa Jesuita? ¿El Papa Jesuítico? Es su jefe, ¿no? ¡Ah, pero también es su hermano en religión! ¿De qué religión? Comparte con él la condición de jesuita. Tremendo castigo para la Iglesia. No nos queda más remedio que aguantarnos si es la voluntad de Dios castigar a su Iglesia.

    ResponderEliminar
  14. ¡Ni una sotana!

    De todos modos yo creo que la opción es muy clara: o eres católico, o no lo eres.

    (es como una embarazada: no se está medio embarazada, o embarazada de 3/4. O estás embarazada, o no lo estás. Especialmente para los que viven profesionalmente de la Iglesia Católica y tienen como objetivo orientar a los fieles CATÓLICOS

    Si estos señores no son católicos, deben de dejar de parasitar de la Iglesia, y trabajar como cualquier hijo de vecino.

    La herejía luterana surge como reacción frente a la degeneración del clero. Nosotros necesitamos otra herejía luterana como reacción frente a la degeneración de este clero jesuita.

    ResponderEliminar
  15. Q Dios les perdone a todos por las blasfemias q escriben y difunden!!! Lo peor d todo es q estan Vds.convencidos q tienen razon. Q ingratos y falsos puefen llegar los hermanos en Cristo q tildan de no Calolicos ni Cristianos a nuedtros hermanos Jesuitas, faltando con sus indecentes comentarios incluso al Santo Padre Francisco !!! Quien es mas Catolico los q hablan on tal displicencia de la fugura q representa a Dios en la tierra o Vds.q se atreben a poner en duda laeleccion q por obra del Espiritu Santo recayo en este fantadtico hombre. Si he dicho hombre, porque antetodo rige la Iglesia con Amor como hizo Jesus.

    ResponderEliminar
  16. Ojala el Santo Padre consiga todo lo q tiene en mente. Asi como el obispo Juan José q ha visto la verdadera realidat de los catolicos catalanes i puedo segurarles q esta encantado y lleno d ilusion. Ojala repito Dios de tiempo a nuestro inigualable Padre Franciso para poner en practica su Enciclica Amores Leticia hasta el final. Lo estamos esperando todos los q confiamos en el Spiritu Santo.

    ResponderEliminar