martes, 28 de marzo de 2017

Jiménez Zamora vs. Omella

El 25 de noviembre de 2014 publicaba un escrito con el título "La candidatura de Omella para Barcelona (III): Más cerca de Barcelona que de Zaragoza", en el que desgranaba en un tercer capítulo las posibilidades de Don Juan José para acabar recalando como arzobispo de Barcelona, no me equivoqué y finalmente mis presagios se hicieron realidad, aunque como resaltaba en aquel artículo, habían otro lugar donde podía haber acabado el obispo turolense, concretamente en su diócesis de origen: Zaragoza.

Don Juan José conocía la diócesis perfectamente, había estudiado en su Seminario, y había recibido allí la ordenación sacerdotal, además fue su obispo auxiliar, y algo muy importante, contaba con todo el apoyo del arzobispo emérito, Don Elías Yanes (conocido en algunos medios como "El Yanero solitario"), que lo había promocionado al episcopado, y que lo tenía como fiel discípulo suyo. La batalla entre el conspirador Yanes y los suyos contra Don Manuel Ureña, su sucesor, acabó en derrota humillante para el obispo valenciano, por tanto todo estaba a favor del retorno del hijo pródigo Omella (por entonces en Logroño). Algo parecido a lo que sucedió en Barcelona, en que después de Don Narcís Jubany, llegó Don Ricardo Carles, perseguido y vilipendiado por el clero progresista, y finalmente n.s.b.a. y (poco) jubilado cardenal Martinez Sistach, discípulo de Jubany y amigo del progresismo que hizo la vida imposible a Don Ricardo. En Zaragoza hubiera sido lo mismo, primero Don Elías, después el "rechazado" Ureña (por el clero progresista) y finalmente el discípulo del primero, Don Juan José.

Don Vicente Jiménez Zamora
Pero habían algunos problemas, el primero que el Santo Padre, quería para Barcelona a Don Juan José, y aunque inicialmente él no quería venir a la ciudad condal, la candidatura alternativa del copríncipe para nuestra archidiócesis, resultó ser un fiasco, sobre todo cuando en Roma descubrieron cosas no muy positivas de Don Joan Enric. Así que finalmente el boomerang volvió a Omella, que siempre fue el candidato perfecto para Su Santidad. En segundo lugar, el "escándalo Ureña" no parecía que se iba a evaporar, sino que iba a dar bastante guerra, como así ha sido, y Don Juan José quedaba demasiado salpicado en el proceso. Queda bastante feo que un obispo titular haya contribuido a la caída de su antecesor, ya bastante se le ha involucrado estando en Barcelona, pues hubiera sido demasiado desagradable que hubiera pasado estando en la misma Zaragoza, y entre otras cosas, hubiera tenido que ir a declarar a los juzgados como le ha pasado a su sucesor.

Así que la solución ya es conocida, Don Juan José para Barcelona y Don Vicente Jiménez Zamora para Zaragoza, un obispo que había pasado hasta el momento con mucha discreción, con la  experiencia de haber pastoreado las diócesis de Osma-Soria y Santander. Para llegar a la capital aragonesa contó con la aprobación del tándem Osoro-Omella, conocido ficticiamente como "los hombres del Papa Francisco en España". Habían otros candidatos, pero Don Carlos no quería promocionar a ninguno de los auxiliares que le había dejado S.E.R. Don Antonio María Rouco.

Don Vicente llegó a Zaragoza en una situación complicada, una diócesis maltratada por el clero progresista en la era de Don Elías, con el esperanzador pontificado de Don Manuel Ureña, que acabó asediado por la vieja guardia de su antecesor, y que como es sabido se vió obligado a presentar su renuncia a raíz del caso del indemnizado diácono de Épila, un caso que les vino al pelo a sus enemigos para dar el golpe definitivo, con el apoyo de importantes eclesiásticos muy bien posicionados en Roma y conocidos en algunos sectores como "El frente del Ebro".

Pero Don Vicente no se amilanó, ni puso la cabeza debajo del ala, decidió ponerse manos a la obra para intentar levantar su castigada diócesis. Con decisión y valentía dejó claro que iba a gobernar y que no aceptaría presiones, especialmente del loby del Yanero, que siempre se han pensado que van a gobernar la diócesis eternamente. Eso se acabó, y ya era hora.

Don Juan José junto al cuadro de Elías Yanes
Como muestra de la gestión de Don Vicente, comentar que al cabo de seis meses de su toma de posesión, nombraba un nuevo rector para el Seminario y cambiaba a todos sus formadores, ahora me ha llegado que quiere volver a abrir el Seminario Menor. Así se entra en una diócesis y se demuestra que el obispo lleva el báculo, de lo contrario con indecisiones y falta de valentía consigues que el clero se te suba a las barbas y ya luego dificilmente puedes imponerte (léase lo que el pasó al pobre Don Ricardo en Barcelona).

Qué distinto me parece de lo que está pasando en Barcelona con Don Juan José, sólo dos años mayor que Don Vicente. Nuestro actual arzobispo no acaba de arrancar, se le agradece su simpatía y cordialidad, pero una diócesis con tantos problemas y tanta rebeldía clerical hay que empezar a atajarla desde el principio, empezando por el Seminario diocesano, del que ya hemos dado diversas muestras de que no funciona de ninguna manera, por muchos decorados Potemkin que quiera vender el Rvdo. Josep Maria Turull.  Y el resto de las estructuras diocesanas en manos de los protegidos de Sistach, algunos más que amortizados, otros con claras deficiencias para los cargos que ocupan, y unos terceros con verdaderos problemas de ortodoxia doctrinal. La situación no está para esperar más, de momento Don Juan José ha demostrado que va lento, esperemos que al menos sea para actuar seguro.

Antoninus Pius

16 comentarios:

  1. Dejen de criticar a Rvdo. Josep Maria Turull, malas lenguas dan por hecho que esta en una de las dos ternas para obispo auxiliar.
    El pasado domingo era un comentario entre parte del clero en la Sagrada Familia.
    Todo es posible en la Archidiócesis de Barcelona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será como premio a las continuas ordenaciones sacerdotales...¡Qué guay!

      Eliminar
  2. Santander y Garabandal, a/b29 de marzo de 2017, 1:53

    Vicente Jiménez Zamora, obispo de Santander, ha mantenido la misma decisión de no reconocer la sobrenaturalidad de las supuestas manifestaciones y revelaciones de la Virgen María en San Sebastian de Garabandal (1961-1963).

    El contexto eclesial español era excelente. La Iglesia recuperó los derechos, bienes, patrimonio y libertades bajo Franco, el cual impulsaba una legislación católica en una sociedad católica. 23.000 seminaristas, cientos de ordenaciones sacerdotales, miles de religiosos. Radio, prensa, televisión, universidades, escuelas, prestigio, dinero (mucho), vocaciones, celo por la fe, Estado católico, prestigio... viento en popa...

    En 1959, Juan XXIII, en medio del optimismo mundial de los que serían los "tres grandes", él con Kennedy y Kruchev, se convocaba el Concilio Vaticano II. Para los que conocieron la época de 1959-1963/64, era una primavera global que anunciaba un Nuevo Mundo y una Nueva Era, después de las destrucciones europeas de 1945.

    Pero Sor Lucía de Fátima, en 1943, ya advirtió, a través de un mensaje de Jesús, del peligro de la futura decadencia eclesial española:

    "Determinen [los obispos españoles, vascos y catalanes] una reforma del pueblo, clero y órdenes religiosas. Desea que se haga comprender a las almas que la verdadera penitencia que El ahora quiere y exige consiste, ante todo, en el sacrificio que cada uno tiene que imponerse para cumplir con sus propios deberes religiosos y materiales. Si los señores obispos de España no atienden sus deseos, ella (Rusia= comunismo, socialismo) será una vez más el azote con que Dios los castigue”

    [ETA y el catalanismo bajo el PSUC optaron por el comunismo marxista= el marxismo de los 1960-1970 fue el azote de Dios con que castigó Cataluña y el País Vasco, los primeros con el nacional-progresismo]

    Garabandal fue extraordinario en el mundo de las apariciones marianas: más de 2300 éxtasis en 18 meses. Santander alojaba la Universidad de Comillas, que proporcionó en los 1960 más 1000 alumnos regentados por los jesuitas y el 40% de los obispos españoles.

    Pero unas niñas (1961-65) iban a chafar la guitarra del optimismo de la Iglesia bajo Franco y el Concilio Vaticano II: "cardenales, obispos y sacerdotes van por el camino de la perdición y con ellos llevan a muchas almas"

    + info:

    www.garabandal.org.es/index.php/hechos/el-juicio-de-la-iglesia/proceso-de-aprobacion
    infocatolica.com/blog/historiaiglesia.php/1106231154-garabandal-50-anos-de-polemic
    infocatolica.com/blog/historiaiglesia.php/1106290831-garabandal-los-pronunciamient
    www.virgendegarabandal.com/mensajes.htm

    ResponderEliminar
  3. Santander y Garabandal, b/b29 de marzo de 2017, 1:54

    Parece que la investigación eclesial del fenómeno fue desastrosa y sesgada. Los pronunciamientos episcopales, dubitativos hasta el día de hoy. Las niñas casi todas aún están vivas en el día de hoy. La magnitud social del fenómeno fue extraordinario. Y los mensajes son de contenido de conversión y apocalíptico.

    La parroquia de Garabandal, haciéndose eco de la confusión episcopal santanderina, da una nota que parece indicar la tolerancia hacia las apariciones, pues no da ninguna prohibición explícita y si una aprobación implícita e indirecta a través del registro histórico de las apariciones y sus mensajes, con remisión oficial parroquial a la página de virgendegarabandal.com:

    www.centrogarabandal.org/la-parroquia-informa

    .........

    El actual obispo Manuel Sánchez Monge ha dado esta nota, confusa, porque no prohibe pero tampoco no autoriza (o sea, tolera las apariciones):

    misticaverdadera.blogspot.com.es/2015/09/la-ultima-de-garabandal.html

    ..........

    En realidad, la aparición de Garabandal puede ser aprobada por dos hechos: la buena fe de los peregrinos, los históricos fenómenos extraordinarios, la continuación de la veneración de la Virgen. La aprobación de la Iglesia, sin duda, marcaría un nuevo santuario importante, en línea con Santiago de Compostela, Covadonga, Montserrat, Barcelona (Mercè), Lourdes, Fátima, Liseux, Loreto, París (Medalla Milagrosa), Knock... y Medjugorje si también se aprobara...

    ...........

    Los obispos de Santander, desde las apariciones:

    - Eugenio Beitia Aldazábal, el obispo de las apariciones
    - Vicente Puchol Montis (muerto en accidente de tráfico)
    - José María Cirarda Lachiondo
    - Juan Antonio del Val Gallo (único testigo presencial de los éxtasis)
    - José Vilaplana Blasco
    - Vicente Jiménez Zamora
    - Manuel Sánchez Monge


    Mons. Manuel Sánchez, en su toma de posesión, declaró "No nos quejemos de los tiempos que nos toca vivir, no cultivemos el deporte de la queja. Seamos positivos...". Positivismo y optimismo ante la debacle...

    www.periodistadigital.com/religion/diocesis/2015/05/30/sanchez-monge-aboga-a-ir-al-encuentro-de-los-alejados-durante-su-entrada-a-santander-religion-iglesia-obispo.shtml

    ResponderEliminar
  4. Santander y Garabandal, addendum29 de marzo de 2017, 2:01

    Buscando por el sitio de la diócesis de Santander:

    http://www.diocesisdesantander.com/?s=Garabandal

    ... no consta nada sobre Garabandal o San Sebastián de Garabandal.

    Y lo mismo en su directorio:

    http://www.diocesisdesantander.com/directorio/

    No quiere que no exista nada, quizás está escondido en algún documento no indexado... pero no es justo, los fieles tienen el derecho a saber la verdad de las apariciones marianas de Garabandal, las más importantes de España, Europa y el mundo.


    Buena manera de afrontar la realidad de las cosas... no diciendo nada de nada, escondiendo la postura oficial, clarificándola... y esto es la Nueva Iglesia de la transparencia...

    ResponderEliminar
  5. Garabandal no está en absoluto claro. El salesiano P. Juan Corbella Margalef, de probada ortodoxia, en el volumen séptimo de su "Enciclopedia Penitencial y de la Vocación", titulado "Apariciones, videntes y visionarios" (capítulo VIII) hace un profundo y exhaustivo análisis de las supuestas apariciones en Garabandal, y no duda en llamarlas "anti-Fátima". Y lo que dice es tremendo. Hay que ser muy cautos en este tema. Es de una ligereza supina calificar estas apariciones de "las más importantes de España, Europa y el mundo".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manifestaciones celestiales29 de marzo de 2017, 16:32

      Por lo general, las revelaciones privadas proféticas practicadas por niños, jóvenes, mujeres y otras personas de clase baja y semianalfabetas, que tienen apariciones y mensajes de Dios Padre, Cristo, el Espíritu Santo (carismáticos), María, santos, ángeles, almas del purgatorio, e incluso demonios y almas de condenados por orden de Dios, suelen tener dos tipos de muy curiosos reticentes:

      1. Los tradicionalistas, porque sólo creen en revelaciones teológicas acreditadas con sello oficial de la Iglesia: de Padres griegos y latinos, Doctores oficiales de la Iglesia, grandes teológicos y místicos, santos y beatos, documentos de la Santa Sede...

      Tienen verdadero miedo de salir de los seguros cauces de los documentos oficiales u oficializados de la Iglesia.


      2. Los progresistas modernistas y liberales, porque el contenido de las proposiciones revelativas son de un lenguaje "arcaico" (sufrimiento, ayuno, arrepentimiento, pecado...), y porque no aceptan las "denuncias proféticas" de herejía y apostasía en la Iglesia, y de las que ellos participan...


      3. Las Jerarquías de la Iglesia, porque almenos en España, no saben tratarlo como sí en otros sitios.

      a) En efecto, el caso de la supuesta aparición de la Virgen de Ezquioga en 1931-1936 (y otras más de la misma época), demostró que el trato de la Iglesia y la Administración Pública de consorcio para con los niños fue muy dura, por razones políticas, hoy sería inconcebible: ingreso en el manicomio de Mondragon, interrogatorios duros...

      b) Garabandal, de la cual se pueden obtener informes de que son tanto anticatólicas (el salesiano que cita P. Juan Corbella Margalef) como supercatólicas ("Se fue con prisas a la montaña" del P. Eusebio García de Pesquera, OFM), desbarató el optimismo propio de la época (Juan XXIII, Kennedy, Kruschev) como de la Nueva Primavera Eclesial del Concilio Vaticano II, tanto por las advertencias de cisma como las apocalípticas. Todo ello sumado a las miles de apariciones desconcertantes hasta el momento, sin precedentes en la Iglesia, y sólo comparable con Medjugorje en 1981.

      c) Las supuestas manifestaciones marianas más excepcionales de la historia de la Iglesia, que no tienen en absoluto ningún término de comparación, sólo comparable con la presentación de la Virgen María en el Pilar de Zaragoza a Santiago y sus discípulos del siglo I dC, son las apariciones de Puerto Rico, Santa Montaña, entre los años 1899 y 1909. En ellas la Virgen María vivió en el lugar hoy conocido como Santa Montaña, permitiendo que todos la trataran con naturalidad y enseñando, tanto en cuerpo material físico -tocar, ver, hablar- como espiritualmente, educando personalmente a más de 100 personas -consejos, instrucción, consuelo, ayuda.

      d) Garabandal en 1961, y Ezquioga en 1931 como antecedente remoto, ante el mal tratamiento que las autoridades eclesiásticas dieron a estas manifestaciones, junto con los mensajes de alto nivel, convenció a los obispos de la Iglesia española para que acordaran tácitamente NO aprobar ningún tipo mensaje, aparición o manifestación celestial, diga lo que diga, pase lo que pase ("La verdad sobre las apariciones de Garabandal: las videntes eran auténticas: cómo responder para que el aviso y el milagro, justificadamente frenados, lleguen cuanto antes", Francisco Sánchez-Ventura). Pero sí pueden aprobar los efectos indirectos: oraciones, medallas, oratorios, fundaciones, asociaciones...

      Eliminar
    2. Perdonen pero no entiendo que tiene que ver GARABANDAL con el artículo de HOY!

      Eliminar
    3. Firmeza... pero según ante quién29 de marzo de 2017, 19:40

      Perdonen pero no entiendo que tiene que ver GARABANDAL con el artículo de HOY!

      Simple, pero se me olvidó de mencionarlo:

      Mons. Vicente Jiménez Zamora, hoy obispo de Zaragoza, antes fue obispo de Santander, donde tuvieron lugar los acontecimientos de San Sebastián de Garabandal.

      Antoninus Pius dice:

      "Pero Don Vicente no se amilanó, ni puso la cabeza debajo del ala, decidió ponerse manos a la obra para intentar levantar su castigada diócesis. Con decisión y valentía dejó claro que iba a gobernar y que no aceptaría presiones, especialmente del loby del Yanero, que siempre se han pensado que van a gobernar la diócesis eternamente. Eso se acabó, y ya era hora."

      Parece que se da una imagen de firmeza. Es cierto... pero sólo ante el hombre.

      Ante las apariciones (supuestas) de Garabandal, no acreditó igual valentía y parresía.

      Se continuó con la misma confusión y se mantuvo las malas investigaciones eclesiales.

      Eliminar
    4. Entendido,anónimo 19.40 ,cambio y corto!

      Eliminar
  6. Quedaros con V.J.Z. que yo prefiero a JJOO, ya los tuvimos en Barcelona en el 92 y salieron muy bién, a ver si tomáis mejor el pulso de donde estamos en Barcelona, como se nota que no fuísteis a la Sagrada Familia:
    https://infovaticana.com/blogs/cigona/muy-bien-por-omella/
    http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=28951

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicho... y hecho. Palabras... y acción29 de marzo de 2017, 17:39

      Está muy bien, ahora sólo hace falta avanzar también hacia la ideología de género y la reproducción asistida, que junto con el aborto y la contracepción, y la posible futura eutanasia, conforman los cuatro principios irrenunciables e innegociables de los católicos en la vida pública según Benedicto XVI: vida, familia, educación y bien común.

      Finalmente, hace falta que lo traspase a la acción de gobierno episcopal, renovando la totalidad de todo el Gabinete Sistach.

      Eliminar
  7. El anónimo de Garabandal se ha quedado a gusto, ¿no? Aprovechando que el pisuerga pasa por Valladolid... Ureña rima con leña... un, dos, tres, responda otra vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de recordar la actuación del obispo Mons. Vicente Jiménez Zamora, mencionando una pincelada para tener el lienzo lo más completo, además recuerdo como cultura mariofánica, cuatro supuestas apariciones y manifestaciones muy importantes en España y Europa: Ezquioga, Garabandal, Medjugorje, Montaña Santa.

      Sobre Montaña Santa:

      www.nuestramadre.org

      De Antonio Yagüe:

      Vídeo 1: www.youtube.com/watch?v=MURjWky1NEA
      Vídeo 2: www.youtube.com/watch?v=32Z3KaaXmsw

      Eliminar
    2. "...Ureña rima con leña..."

      Ureña, si cometió mal, recibió lo justo, ante los hombres y ante Dios. Y si Vicente Jiménez hace el bien en un o unos temas concretos, se le imputan como mérito. Faltaría más.

      Pero hay que destacar el máximo de temas públicos de cada obispo, para darle mérito o demérito justo.

      Ureña, su situación actual: obispo emérito de Zaragoza

      https://es.wikipedia.org/wiki/Manuel_Ure%C3%B1a_Pastor

      Eliminar
  8. ¿Todavía tiene la desvergüenza de seguir haciendo videos el Antonio Yagüe este? ¿No se tenía que acabar el mundo en noviembre del año pasado con la estrella que se interpondría entre la Tierra y el Sol y el cambio de polarización del globo, el rapto de los 144.000 y demás profecías heréticas?
    Cuánto daño ha hecho a Garabandal este hombre.

    ResponderEliminar