lunes, 6 de febrero de 2017

Nuestro Serapio

Mn. Cinto Busquet, promotor del grupo de oración “Cristians per la sobirania”
Hacía tiempo que no me impactaba tanto un libro como la novela Patria de Fernando Aramburu. Un testimonio inteligente y conmovedor de la sociedad vasca, retratada desde los años del plomo hasta la tregua de ETA. La estampa de una sociedad cerrada, dividida, fanatizada hasta el extremo de la justificación de la violencia; cuyo caldo de cultivo se produjo a raíz del envilecimiento que supone categorizar a los ciudadanos como buenos o malos, dependiendo de su posición nacionalista. Una tergiversación bendecida por una parte importante de la Iglesia, convertida en una de las principales valedoras del nacionalismo. En la novela ese papel lo juega el párroco del pueblo, don Serapio, un cura abertzale, hipócrita y manipulador.

En Cataluña, otra tierra dividida cada vez más por la manipulación nacionalista, también tenemos a los Serapios de turno. Serapios hipócritas que se esconden detrás de las banderas esteladas colocadas en las torres de sus campanarios o Serapios activos, que bendicen el proceso secesionista, hasta el extremo de promover campañas de oración, en pos de la liberación de esta tierra oprimida. Entre estos, debemos destacar el activismo de Mn. Cinto Busquet Paredes, actual párroco de Calella y responsable del grupo “Cristians per la sobirania”, desde donde imparte bendiciones y organiza campañas de oración, cual redivivo padre Peyton.

Resultado de imagen de patria fernando aramburu
Cinto Busquet es un sacerdote focolar, ordenado con 40 años, que ha venido zascandileando de Japón a Roma, de Roma a la Seo de Urgel (donde fue secretario de Vives) y de la Seo de Urgel a Gerona, donde fue readmitido por el obispo Pardo y premiado con la parroquia de Callela. Con el furor propio de las vocaciones tardías ha tomado el banderín de enganche del secesionismo, el cual, obviamente, le ha abierto las mil y una puertas del establishment político y religioso catalán.

Una de las puertas que se le ha abierto de par en par es la Catalunya Cristiana que dirige nuestro amigo Aymar; aquella que sustituyó la cruz del logotipo por una curiosa estrella, fácilmente asociable a la de la bandera independentista. En su último número Busquet publica un artículo titulado “No podemos callar”, en el cual argumenta que nuestros obispos deben pronunciarse a favor del referéndum que pretende convocar Puigdemont, exigiéndoles que “…sería necesario que los actuales obispos se pronunciasen explícitamente, en fidelidad a lo que ya ha sido afirmado en el pasado, y dijesen que el pueblo catalán es soberano por el hecho mismo de ser un pueblo con voluntad de serlo y que, por lo tanto, el Estado español no tiene moralmente el derecho de prohibir ni de obstaculizar el referéndum de autodeterminación que el Govern de la Generalitat tiene previsto convocar dentro de unos meses”
Mn. Cinto Busquet con las pubilles y el obispo Pardo
Este artículo se publica en el semanario de información religiosa que se reparte (y se sufraga) en todas las diócesis catalanas. Nunca nadie verá un artículo que defienda lo contrario. Nadie puede imaginarse que en Catalunya Cristiana se publicase un artículo en el que se argumentase que, cual se sostiene desde el gobierno español, pasando por la Unión Europea o el mismo Vaticano, se trata de un referéndum ilegal, contrario a los cauces previstos en la Constitución votada mayoritariamente por los propios catalanes, al tiempo que se aduce una representatividad que no ostenta, dado que el supuesto derecho del pueblo de Cataluña, solo se apoya en la exigua mitad de ese pueblo, según viene repitiéndose incesantemente en las urnas. Imagínense un artículo pidiendo a los obispos que se pronunciasen en contra de ese referéndum por vulnerar la ley. Ley que la Iglesia (y sus obispos) deben respetar. Resultaría materialmente imposible. Serían anatemizados por los Serapios de turno, empezando por el zascandil Busquet. 

Resultado de imagen de catalunya cristianaPero una gran parte de la feligresía de esos obispos (e incluso del Serapio Busquet) se niegan a participar de ese delirio, patentizado hoy mismo con esa procesión (siempre hay reminiscencias religiosas) desde Plaza San Jaime al Palacio de Justicia. Una procesión que no pedía la inocencia de los políticos acusados, sino simple y llanamente que no fuesen juzgados, abstrayéndose de la acción de la justicia, lo cual dice muy poco de su cultura democrática. Sí, muchos cristianos no participamos de ese delirio y, aparte de esta web y alguna otra más, carecemos de cauce alguno donde podamos manifestarnos de una forma clara y eficaz. Pero estamos hartos, muy hartos y avergonzados, de esa manipulación, bendecida por algunos Serapios, acogidos benignamente en todas las instancias oficiales. Políticas y religiosas. 

Oriolt

46 comentarios:

  1. MARPN
    Muy bien expuesto. Todos estos curas de pacotilla, si dedicaran sus esfuerzos a la misión que tienen encomendada y que prometieron defender, nuestra Iglesia católica no se encontraría en la triste situación en que se haya. Cuanto mal están haciendo, junto con los obispos que no les llaman la atención y parecen estar de acuerdo con ellos. Necesitarán mucha Misericordia divina. Da pena ver cómo actúan y confunden a los creyentes de a pie. Hay que rezar mucho y pedir al Espíritu Santo que nos envíe verdaderos y santos sacerdotes. Amén.

    ResponderEliminar
  2. Los errores de Amoris laetitia (i/iv)7 de febrero de 2017, 2:03

    Expongo un caso gravísimo en su urgencia e importancia, y unas líneas de hipótesis y presunciones para comprenderlo y afrontarlo. Será prolijo y discutible, pero obliga el bien común del momento.

    El Cardenal Luis María Sistach (Arzobispo emérito, Barcelona), presentó su libro "Cómo aplicar la Amoris laetitia", comentado en La Vanguardia de este domingo, basándose en el numeral 305, nota 351, y nota 336 de Amoris laetitia [AL].

    Afirma una herejía material: que los fornicadores adulterinos, que son divorciados recasados con circunstancias atenuantes, pueden simultáneamente tener una participación eclesial y sacramental, sin necesidad de arrepentimiento, conversión ni abstinencia o continencia (CIC 1650, Familiaris conortio 84).

    Pueden recibir la comunión, absolución y extremaunción, y además, participar como padrinos, lectores, ministros extraordinarios de la eucaristía, profesores de religión, catequistas de primera comunión y confirmación, testigos matrimoniales y miembros del consejo parroquial o diocesano.

    En la misma línea están los obispos de Alemania (El Gozo del Amor), Malta y la Región de Buenos Aires (un tercio de los obispos argentinos, el cardenal Vicario de la Diócesis de Roma Mons. Agostino Vallini, el presidente CE Filipinas Mons. Lingayen Dagupan, el obispo de Pereira, Colombia, Mons. Rigoberto Corredor.

    En España, además de Sistach, están Cardenal Fernando Sebastián Aguilar, en su libro "10 cosas que el Papa Francisco quiere que sepas sobre la Familia", página 153, en el apartado "Las circunstancias atenuantes". Eugenio Alburquerque. en "25 Preguntas. Matrimonio y Familia", pregunta 21, página 74, “¿Aplicar la ley o discernir situaciones concretas?”, y página 81, "Criterios básicos para la aplicación del Capítulo VIII de Amoris laetitia".

    Contra los anteriores y a favor de la Verdad: todos los obispos de Polonia, y los obispos del Ordinariato anglocatólico de EE.UU. Mons. Steven Lopes, el de Mostar-Duvno (Bosnia, Medjugorje) Mons. Ratko Peric, y el de Chur (Suiza) Mons. Vitus Huonder.

    Dicha proposición herética, procedente del Capítulo VIII de Amoris laetitia [AL], es un presunto pecado y delito graves de herejía que violan el Catecismo y la encíclica Veritatis splendor [VS] (79-83), que definen las tradicionales verdades divinamente reveladas:

    1. Las normas morales prohibitivas negativas universales, generales y absolutas, frente al error de la moral de situación de AL (VS 76, con remisión a Trento)

    2. El 6º y 9º Mandamientos de la Ley de Dios, que prohíben el adulterio (fornicación) de acto y de corazón, intención o deseo, contra el error de AL que legitima el adulterio si se dan unas circunstancias atenuantes

    3. Los actos intrínsecamente malos y perversos, intrinsece malus semper et pro semper, actus malus per se, frente a la omisión deliberada y premeditada de AL contra VS (CIC 1756, VS 78-83, Humanae vitae 14, Reconciliatio et paenitentia 17-18, Gaudium et spes 27)

    4. La participación eclesial y sacramental de los adúlteros fornicadores sin continencia y sin arrepentimiento ni conversión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Añadiría una quinta:

      5. Negación de la realidad efectiva del infierno, la condenación eterna, los demonios, las almas de los condenados, las tentaciones demoníacas, las posesiones y otras importunaciones.

      Esto se dividiría en dos ramas o variaciones:

      a) Apocatastasis de Origenes, por la cual se afirma que los demonios y las almas de los condenados serán perdonadas al final

      b) Que no existe juicio particular que dicte que un alma va al Cielo, al Purgatorio o al Infierno

      Eliminar
    2. Debería respetar la Veritatis Splendor, que no habla de actos "intrínsecamente perversos" sino de "intrínsecamente malos", expresión que no se presta a la manipulación.

      Debería respetar aún más el Evangelio: "tu eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia". Y dejar de repartir por su cuenta anatemas, que eso sí es anatema.

      Eliminar
    3. 19:40

      "Debería respetar la Veritatis Splendor, que no habla de actos "intrínsecamente perversos" sino de "intrínsecamente malos", expresión que no se presta a la manipulación."

      Gaudium et spes 27, al relacionar actos morales intrinsece malum, los denomina

      --- "prácticas en sí mismas infamantes"


      Humanae Vitae 14, los denomina

      --- intrínsecamente desordenado e indigno


      Reconciliatio et paenitentia 17 los llama

      --- intrínsecamente graves y mortales

      .....

      "Debería respetar aún más el Evangelio: "tu eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia". Y dejar de repartir por su cuenta anatemas, que eso sí es anatema."

      Recuerdo el canon 212 del Código de Derecho Canónico, procedente del Concilio Vaticano II, que da derecho de advertencia a favor de laicos y consagrados hacia la Jerarquía, Papa u obispo, al cual queda sometido el mismo Papa, y lógicamente, los cardenales, arzobispos... o sea, del Rey al labriego...

      Recuerdo también la reprensión que San Pablo hizo a San Pedro en Gálatas 2 porque no actuó rectamente conforme a la verdad del evangelio.

      Eliminar
    4. Si lee lo que ha escrito verá que ninguno de esos textos que reproduce utiliza la palabra "perversos", que es lo que le reprochaba. El indebido uso de esa palabra, atribuyéndola a textos pontificios, es cosecha suya y de otros.

      Cabe imaginar que usted se considera como San Pablo. Análizese en vez de anatemizar con tanta ligereza.

      Eliminar
  3. Los errores de Amoris laetitia (ii/iv)7 de febrero de 2017, 2:04

    Hay que diferenciar, según la tradición eclesial, el pecado objetivo y el pecado subjetivo, cuando se cometen fornicaciones adulterinas por parte de divorciados recasados, hecho que vulnera Amoris laetitia:

    1. Verdad tradicional

    El adulterio con fornicación permamente sin arrepentimiento, cometido por divorciados recasados, es un acto intrinsece malum, malus per se (Veritatis splendor, Catecismo). Amoris laetitia omite dolosamente esta doctrina, con lo cual, el adulterio para de ser materia grave “intrinsece malum” a “no” intrinsece malum.

    Es transcendental la verdad divinamente revelada de los actos intrinsece malum, pues su mera y simple existencia impide cualquier participación eclesial y sacramental de los adúlteros fornicadores, tanto si tienen circunstancias atenuantes o eximentes de la culpa. Amoris laetitia rechaza por omisión los actus malus per se, intrinsece malum.

    Un fornicador adulterino habitual como el divorciado recasado, nunca puede recibir la gracia santificante, sólo recibe la gracia actual que le oriente al Bien, nunca puede comulgar eucarísticamente ni espiritualmente, siempre puede ponerse ante la presencia de Jesús-Misericordia para pedirle las gracias de la conversión y de la ayuda.

    La tradición dice que el acompañamiento, juicio, discernimiento e integración de los adúlteros fornicadores, que son pecadores objetivos “intrinsece malum”, obliga imperativamente a que dicho pecador deje de hacer actos intrínsecamente malos (fornicación adulterina) para realizar actos intrísecamente buenos (convivencia more fraterno, como hermanos, abstinencia y continencia).

    Cesados los actos malos (fornicación), asumido el compromiso del acto bueno (abstinencia) y el cumplimento de las obligaciones matrimoniales y familiares, entonces procede que el sacerdote confesor investigue el pecado subjetivo, es decir, la responsabilidad y la imputabilidad en su scuatro grados: culpa agravada, ordinaria, atenuada o eximida.

    Asegurado el compromiso de la abstinencia y continencia, y una vez confesado sacramentalmente, luego procederá la comunión espiritual y eucarística, ésta o bien pública o bien privada si hay motivo de escándalo, error y confusión públicos de que la Iglesia acepta la comunión de los adúlteros, pues los convivientes conocen su situación excepcional (Familiaris consortio 84) pero no los demás.

    2. Herejía de Amoris laetitia

    La herejía de Amoris laetitia es la siguiente: la fornicación adúltera de los divorciados recasados deja de ser pecado objetivo grave “intrinsece malum” a “no intrinsece malum”. Con ello, es relevante el pecado subjetivo: si la culpa es ordinaria o agravada, es un pecado mortal que debe de ser confesado. Si tiene culpa atenuada o eximida, entonces es o pecado leve o es pecado subjetivo inexistente, por lo que la confesión es potestativa (pecado leve) e innecesaria (pecados sin culpa subjetiva), según monseñor Basilio Petrà, radical partidario de AL.

    La herejía tienen unas conclusiones lógicas en el mal. El acompañamiento, discernimiento e integración de la fragilidad de los adúlteros sin abstinencia, permite perfectamente simultanear la fornicación con la participación eclesial y sacramenta. Increíble, AL dice que esta participación puede ser consecuencia de la libre decisión de la conciencia, vistas las debilidades propias y el camino inspirado por Dios, quien da su gracia santificante.

    Al no ser un pecado reservado al presbítero penitenciero, un adúltero fornicador puede elegir el confesor ordinario más favorable a su pecado. Finalmente, lo que se predica para los fornicadores adúlteros, también se aplicará extensivamente a los homosexuales o a cualquier tipo de fornicación pecaminosa.

    ResponderEliminar
  4. Los errores de Amoris laetitia (iii/iv)7 de febrero de 2017, 2:09

    La situación de los obispos que enseñan y aplican la proposición herética de que los fornicadores adulterinos pueden participar eclesial y sacramentalmente, es que pueden incurrir en herejía formal, al cumplir los requisitos interno, externo y manifiesto: en pensamiento, conocen y consienten la herejía, lo expresan y queda manifiesto para todos.

    Están excomulgados latae sententiae no declarada o no impuesta. Para la excomunión latae sententiae declarada, el tribunal de 1ª y 2ª Instancia es la Congregación para la Doctrina de la Fe y el Papa.

    1. La herejía formal perfecta (material y formal) procede de que los obispos son teólogos o canonistas (o tienen equipos) que conocen tanto las verdades católicas, como las consecuencias de la herejía, la excomunión.

    2. Los obispos saben que la enseñanza y aplicación del Capítulo VIII de Amoris laetitia ha sido supendido cautelarmente por la interposición de los 5 dubia por los 4 cardenales. Los dubium son canónicamente legítimas en forma y fondo, son una tradición eclesial.

    3. Los obispos tienen conocimiento teológico y canónico, tanto por sí mismos como por la ayuda de sus teólogos y canonistas. No pueden alegar ignorancia invencible no culpable. Conocen la amonestación que realiza el derecho contra quien comete herejía, y a pesar de ello, la manifiestan, con lo cual hay pertinancia o contumacia de la herejía, dado que ya tienen conocimiento de la heterodoxia por razón de su profesión y de su suspensión por los dubia.

    4. Los obispos, además cometen la herejía propia de Amoris laetitia, porque aplican dicha herejía a través de la aprobación de una norma jurídica de obligado cumplimiento general, cuyo incumplimiento por parte de los presbíteros ortodoxos y ortopráxicos implica la imposición de una sanción de suspensión a divinis por... ¡cisma y herejía!, al desobedecer Amoris laetitia, supuesto magisterio público y oficial del Papa de obligado cumplimiento.

    5. Por lo tanto, los obispos heresiarcas ya han perdido la jurisdicción por excomunión latae sententiae no declarada, dejan de ser obispos y cardenales, su autoridad eclesial ha cesado por reducción a exiguo mínimo, son autoridades inicuas que dictan actos inválidos e ilícitos, existe el derecho a desobediencia, oposición y resistencia, no pueden participar en las Conferencias Episcopales y en el Sacro Colegio Cardenalicio. Deben de abandonar el Palacio Episcopal y toda dignidad episcopal o cardenalicia.

    6. De extraordinario, los obispos heresiarcas sólo pueden administrar los sacramentos de la confesión, comunión y extremaunción bajo dos condiciones restrictivas: si hay necesidad o utilidad, y siempre que no haya riesgo de error o indiferencia en la verdad de que la Iglesia Católica es la única verdadera. De excepción, sólo en caso de articulo mortis.

    7. Los obispos heresiarcas, de ordinario, ya no consagran eucarísticamente ni absuelven. Participar con conciencia herética en sus misas, ceremonias, enseñanzas y aplicaciones judiciales es causa de excomunión. No pueden visitar las diócesis ortodoxas, y ya están fuera de la comunión visible, por lo que pierden su función de enseñar, santificar y gobernar. Son excatólicos a todos los efectos.

    ResponderEliminar
  5. Los errores de Amoris laetitia (iv/iv)7 de febrero de 2017, 2:14

    Conclusiones

    1. La Conferencia Episcopal española y tarraconense debería de suspender de inmediato el acto de presentación del libro de Sistach previsto para este día 8 en Madrid, con la participación de Mons. Manuel Claret (Pastoral Familiar) y Ramon Ollé (Medios de Barcelona).

    Amoris laetitia es herética en su hermenéutia de la ruptura, está suspendida por los dubia, que aún no han sido contestados, ni tampoco disciplinados los 4 cardenales dubitantes.

    Si los dubia no son contestados, lo hará el Sacro Colegio mediante la corrección de errores pontificios y la confirmación de verdades católicas, obligatoria para toda la Iglesia.


    2. El Papa Francisco corre el grave riesgo de ser hereje y excomulgado latae sententiae por la grave omisión de su deber de emitir la debida decisión de imponer la Verdad.

    En efecto, el carisma de juzgar, que consiste en declarar la Verdad e imponerla coactivamente incluso hasta la excomunión de los rebeldes, es un derecho y un deber de ineludible ejercicio efectivo pontificio, íntimamente ínsito en la Cátedra de Pedro, y es personal, indelegable e intransferible.

    El Papa confirma la fe, no confunde la fe. Y la unidad nunca está por encima de la Verdad.

    Por omitir el ejercicio del carisma de juzgar, se entiende que la Primera Sede se autojuzga y autocondena por herejía y excomunión latae sententiae.

    Sólo hace falta que un Concilio General informal declare dicha herejía, quede la Sede Vacante, sea Papa emérito, nombre un Administrador Apostólico, y convoque la celebración de un Cónclave.


    3. Esta situación de cisma y herejía, que conllevará a una gravísima confusión general en toda la Iglesia sin excepción, y que aún podría ser evitada por Francisco imponiendo la interpretación según la recta doctrina de Amoris laetitia, ya ha sido profetizada profusamente, tanto en los tres evangelios apocalípticos, en el Apocalipsis de San Juan y en muchas revelaciones marianas (Garabandal, La Salette, Fátima, Akita “cardenales contra cardenales, obispos contra obispos”).

    Como las herejía, el cisma no vendrá por sorpresa: ya ha sido anunciado desde siglos por los enviados celestiales (santos, María, Jesús).

    La falsa Iglesia prevalecerá por un breve tiempo, pero al final, habrá el triunfo de los Corazones de Jesús y María.

    Todo es condicional, depende de las oraciones y de la fuerza de reacción, pero hay que luchar, y duro: al final, no pasarán y serán irrelevantes [1].

    [1] www.youtube.com/watch?v=q6pLyqBYVVE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caos en Alemania. El cisma, a punto7 de febrero de 2017, 9:40

      1. Alemania: Amoris Laetitia para parejas no casadas y del mismo sexo

      "...lo que ha pasado a la historia es la existencia de la moral católica..."

      infocatolica.com/blog/espadadedoblefilo.php/1702061049-alemania-amoris-laetitia-para


      2. Caos en la Iglesia en Alemania a raíz de las nuevas directrices pastorales

      Representantes de la Red de Sacerdotes Católicos («Netzwerk katholischer Priester»), del Opus Dei de Alemania, de los Legionarios de Cristo y de otros grupos ortodoxos hablan ahora de «cismas en las parroquias» y «oscurecimiento del Sacramento del Matrimonio».

      infocatolica.com/?t=opinion&cod=28492

      Eliminar
  6. Una Iglesia de Estado7 de febrero de 2017, 2:16

    "Pero estamos hartos, muy hartos y avergonzados, de esa manipulación, bendecida por algunos Serapios, acogidos benignamente en todas las instancias oficiales. Políticas y religiosas."

    = Església Nacional, Progressista i Alternativa de Catalunya, de estructura y organización oficialista luterano-anglicano-galicano.

    ResponderEliminar
  7. Los de la revista Catalunya Cristiana sustituyeron la cruz del logotipo por una curiosa estrella, fácilmente asociable a la de la bandera independentista... Excelente imagen de cómo han sustituido a Dios por la "diosa patria catalana".

    Este es su Credo:

    Germans i germanes, agafeu-nos les mans i les manes, i tots plegats PREGUEM:

    Crec en una sola Nació, els totpoderosos Països Catalans, sobirans del cel i de la terra, i del nostre mar territorial.

    Crec en una sola Pàtria, engendrada -no pas creada- per Guifré el Pilós i les quatre barres.

    Que per nosaltres els catalans, i per la nostra terra, ens va deixar la sardana, el ball més rodó del món.

    Crec en Sant Jordi i la rosa, la mona de Pasqua i els rovellons. Glòria eterna als rovellons, els qual ens fan gaudir dels caganers.

    Crec en Catalunya, que és Una, Gran i Lliure. Confesso que em fan llàstima els pobres que no han tingut la sort de ser catalans, desgraciats!

    Terra que patí persecució en el temps de Felip V, va ressuscitar amb la Renaixença, i ha tornat per a jutjar als bons i als dolents catalans.

    Espero el dia de la independència, i la vida en un món utòpic al país de las meravelles.

    Amen.

    Sant Lluís Companys, pregueu per nosaltres

    Sant Josep Tarradellas, pregueu per nosaltres

    Sant Jaume I, pregueu per nosaltres

    Sant Serrallonga, pregueu per nosaltres

    Màrtirs tots de la Catalònia, allibereu-nos de l’esclavatge espanyol i porteu-nos a la Terra Promesa dels Països Catalans.

    I deslliureu-nos dels pecadors que gosen contradir els dogmes de la Nostra Sagrada Religió Catalana, i condemneu els botiflers a la foguera eterna.

    Amen!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente reflejo de lo que el Catecismo llama la idolatría del Estado, de la Nación, del Pueblo, entre otras, como el dinero.

      Eliminar
    2. Felicidades, muy buen y atinado credo "nazionalista". Yo solo añado que se largen a su "país" de fantasía donde mana leche y miel y nos dejen REZAR (hablar con DIOS, UNO y TRINO) en paz. Pues son sacerdotes del "pruces" NO DE CRISTO y aquí en CATALUNYA queremos sacerdotes de JESUCRISTO.

      Eliminar
    3. La ironía, respetable anónimo del 7-II, 9,17h. es peor que el fascismo. La filigrana desvergonzadamente imitativa del credo, de las preces,no tiene nombre. Añadamos otra prez: "deslliureu-nos Senyor dels qui irònicament imiten quasi-malèvolament i cadencialment el Credo i les pregàries. Això no té nom!

      Eliminar
    4. Valencianet de la FRANJA de BAIX7 de febrero de 2017, 19:26

      Si ,SOBRETODO el DINERO,jeje que lé pregunten al Pujolet and Company,els millors CATOLICS de CATALUNYA els va dir el Sr.CARDENAL,aixina ens va!!!

      Eliminar
    5. MONTARAZ de SOLSONA7 de febrero de 2017, 22:28

      Anónimo 9:17,Exelente,Maravilloso

      Eliminar
    6. Anonimo 19:01 I Tant !! no es pot permetre la ironia que deixa al descobert el fanatisme nacionalista !! Fins on hem arribat !! I escolti, aixó de que un mossèn faci apologia de la il•legalitat i que demani als bisbes que es pronunciïn en temes politics i a favor de actes il•legals, es el mes normal del mon ¿no?

      Eliminar
  8. El Señor obispo de Gerona, ¿a que está esperando para llamarlo al orden?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay obispo en GERONA o esta de vacaciones hace años???

      Eliminar
    2. Me parece que el obispo de Gerona debe estar preparándose para lo que se le viene encima al promocionar recientemente a un sacerdote con un pasado muy oscuro...

      Eliminar
    3. El Señor obispo de GIrona sabe lo que tiene que hacer.

      ¿A qué orden tiene que llamarlo?

      Cada día hago mías las oraciones de este buen sacerdote y doy gracias a Dios por haberme permitido descubrir que a través de whatsapp es posible acercarnos a Dios.

      Eliminar
  9. Oriolt, tengo que morderme la lengua, respirar hondo, leer un capítulo del Kempis, volver a Sor Isabel de la Trinidad, recordar las frases del Evangelio sobre la mansedumbre..., antes de escribirle.

    Tal es la indignación que esa mala gente, gente perversa, hez de la Iglesia, me produce, que no queda más remedio que enviarles a tomar todos los vientos. No sirven ni la doctrina del derecho natural, ni la historia, ni los documentos pontificios, ni la condena de la Conferencia Episcopal Italiana... La conocen, pues se les ha repetido hasta la saciedad. Se la pasan por el arco del triunfo.

    Uno que tiene ya sus años ha visto muchas cosas en ese terreno. Desde mi niñez, cuando el cura de aquel pueblín de la Garrotxa echó de la sacristía al arcipreste de Besalú, su arcipreste: "por culpa de pocavergonyes, per no dir-li el nom del porc, com tu moriren molts dels nostres. I dubto que tu no haguesis pas apostatat. Això, sí, en nom de Catalunya lliure! Fills de mala mare! Desde luego mosén Franciscu (así se le llamaba) no se mordía la lengua, como tampoco lo hacía el cura de Sant Les Fonts, ni el de Argelaguer, ni el de Sant Jaume. Pero, ay, vino Jubany y aquellos sacerdotes celosos fueron perdiendo sus parroquias de malos modos.

    Otra experiencia, ahora de juventud, en la mili. Cuartel General de una división levantina. Llega el correo de Madrid, del ministerio del Ejército: Una nota secreta: a la atención del general jefe: Este alerta, Setien se ha reunido con obispos vsascosd ern Loyola. No pude contenerme la carcajada. El teniente coronel ayudante me increpa. Me he reído porque creo que esta nota non tiene sentido: se hsan ido de ejercicios espirituales, supongo. Al poco, me entero de viva voz del confesor de don Jacinto Argaya en Valencia (cuando era auxiliar de don Marcelino Olaechea) lloraba lágrimas de sangre por la defensa del terrorrismo de Setién (aquella frase que se haría famosa: contra la violencisa venga de donde venga). Al poco murió Argaya, de pena. Setién era su coadjutor y, por tanto le sustituyó, hasta que Jusan Pablo II le envió a "pastar fang".

    Luego ha venido esa caterva de curas, empezando por el decano de san Paciano, que enaltecen a la manera nazi un pueblo utópico y ucrónico por encima de toda moral, peor, que lo qiue ellos digan es la moral, va a misa. Peor, ellos son su misa. Como el cura desvergonzado que comp0aró en el sermón la crucifixión de Cristo con Cataluña. Cuando se lo reproché el disparate en la sacristía, respondió que sí, que se había pasado algo. ¿Algo? ¿Por qué no salía y pedía perdón? Hombre, repuso, no creerá usted que vaya a desautorizame a mí mismo. O el cuara de L´Escala que anima a ser libres sin cortapisas estatales, o deja la Iglesia para conciertos proindependencia con filípicas incluidas, o el cura Jafre que cuando una feligresa le recrimina su actitud maligna, diabólica, le responde: ¿y quién eres tú si ya sabemos como piensas y no pisas mucho la iglesia? No la pisa, mosén, porque conozco a muchos que determinados símbolos sectarios y santicrisdtianos les producen arcadas y no hay vomitorios todavía en los templos, aunque sería hora de que los incluyeran.

    Mala gente. Saben que es mentira que se pueda ser cristiano y romper la unidad y la paz arbitrariamente. Saben que están haciendo mucho daño.

    Por cierto Oriolt, estoy esperando que el libro de Aramburu lo acabe pronto mi mujer para acabarlo yo, aunque tiene la broma de 646 páginas. Nos lo recomendó un catedrático familiar. Parece que está funcionando el boca a boca, ya que, obviamente hay un muro de silencio oficial por estos pagos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anonimus cabreadus7 de febrero de 2017, 13:33

      Rezar señor VALDERAS,rezar mucho.A mi me pasa lo mismo que a usted,nos hierve la sangre y a según que edad no nos es conveniente o sea estese usted tranquilo que la mala gente al final acaba MAL,MUY MAL!

      Eliminar
    2. Sr. JMVG, em pot explicar, si us plau, que vol dir amb "enaltecen a la manera nazi un pueblo utópico y ucrónico por encima de toda moral"?
      Gràcies

      Eliminar
  10. Todavía hay católicos que se resisten a ser engullidos por el ambiente secesionista.
    Pueden firmar aquí
    https://www.change.org/p/giec-tarraconense-cat-consagraci%C3%B3n-de-catalunya-al-sagrado-coraz%C3%B3n-de-jes%C3%BAs?recruiter=331450187&utm_source=share_petition&utm_medium=twitter&utm_campaign=share_twitter_responsive

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente Valderas, como siempre.

      Eliminar
  11. Petición a la Tarraconense para consagrar Cataluña al sagrado Corazón de Jesús. Firmar aquí
    https://www.change.org/p/giec-tarraconense-cat-consagraci%C3%B3n-de-catalunya-al-sagrado-coraz%C3%B3n-de-jes%C3%BAs?recruiter=331450187&utm_source=share_petition&utm_medium=twitter&utm_campaign=share_twitter_responsive

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cataluña ya está consagrada al Sagrado Corazón de Jesús, con toda España, desde los años veinte del pasado siglo. Esta es otra de esas maniobras hipócritas de financieros nacionalistas. que astutamente y a veces de modo enrevesado utilizan a la Iglesia para sus fines. Lo promueve Alex Rosal Valls Taberner, sobrino de Valls Taberner.

      Eliminar
    2. "Cataluña ya está consagrada al Sagrado Corazón de Jesús, con toda España, desde los años veinte del pasado siglo."

      Atinada respuesta.

      Al consagrarse España al Sagrado Corazón de Jesús, ya está consagrada Cataluña, Valencia, Aragón, Baleares...

      La consagración a Cataluña sería restringir a un territorio concreto, y los nacionalistas no estarían contentos, pues debería de ser a los Países Catalanes...

      Eliminar
    3. ¿Consagrar Catalunya al Sagrado Corazon de Jesús es una maniobra hipocrita? me pacere una indecencia su afirmación.

      Catalunya necesita más que nunca una Consagración al Corazon de Jesús, porque está al borde de una crisis muy profunda con graves consecuencias, y lo más importante Catalunya vive una crisis de fe tan grave, que dudo que la Tarraconense o los monjes de Montserrat se atrevan a hacer tal consagración, por pura cobardía y porque temen más a los hombres que a Dios.

      Eliminar
    4. Fred, hay que repetírselo. Cataluña YA ESTÁ consagrada al Sagrado Corazón de Jesús.

      Como ya lo está, inventarse que no para separarla de España es una maniobra hipócrita. Es fácil de entender la jugada.

      Eliminar
    5. No se puede repetir una consagración en tiempos de necesidad ? Tiene usted que verlo todo en clave politica?

      Eliminar
  12. Hay otro tipo de sacerdotes, que dan mucha pena y están haciendo muchísimo daño. Son sacerdotes que sufren algún tipo de enfermedad, como por ejemplo adicciones. Hay que rezar por ellos, pero también hay que proteger a las víctimas. Sacerdotes que incluso pasan muchas horas en el confesionario y eso les perjudica, puesto que su mente débil no es capaz de asimilar lo que allí tienen que escuchar. Sr. Obispo, por favor, cuando lleguen al obispado informaciones de los fieles sobre algún sacerdote, por favor no se pongan a la defensiva y ténganlas en cuenta, así podremos evitar muchos males y no tendremos que avergonzarnos y pedir perdón por nuestras negligencias, cuando ya sea demasiado tarde. Oremos.

    ResponderEliminar
  13. Yo me pregunto qué argumentos le dan a Dios cuando le imploran para que les eche una mano en el proceso. ¿Qué le va a Dios en ello? A lo mejor es que para salvarse se necesita la independencia. ¡O la independencia o el infierno! Ah, entonces sí, claro. ¿Qué se les pasará por la cabeza a ciertos eclesiásticos para tratar de reclutar a Dios para unos fines tan mundanos? ¿Pensarán de verdad que son escuchados? A mi me hace gracia cuando oigo a sacerdotes criticar que la gente confunda a Dios con un banquero cuando muchos de ellos, visto lo visto, le tienen por un funcionario de la ONU.

    ResponderEliminar
  14. Estos camioneros franceses que se camuflan de curas y el obispillo de turno les ríe las gracias están causando la desertización espiritual y el cierre de seminarios y conventos en esta tierras catalanas. El monasterio de Iesu Comunio, en Lerma (Burgos) tiene mas postulantas catalanas que TODOS los conventos femeninos catalanes, que ya es decir.
    Cuando había un Obispo y le salia un cura "camionero francés" le ofrecía hacerse cargo de una ermita muy, muy lejana o la secularización.
    En vez de Calella, donde los escasos católicos que quedan tienen que hacer varios KILÓMETROS para asistir a la santa MISA (la suya se la inventa con cubanas) seria mucho mejor que fuera, por ejemplo, a la "mare de Deu del Coll d'ARES" precioso lugar, preciosa ermita, precioso paisaje y actualmente cerrada a cal y canto fuera por orden del Obispo el cura de esta ermita, podría predicar su "pruces" a los esquiadores, a los de la Vall d'Aran (donde el "pruces" no tiene ni un adepto) a los camioneros, incluso los franceses ya que viste como ellos.Con ello tendríamos una preciosa ermita ABIERTA y un sacerdote QUE ODIA rezando. Pero para ello deberíamos tener Obispos no cierra iglesias y vacía seminarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante el tema que introduce: la inmoralidad (y delito) de los camioneros franceses, que hacen lo que les da la gana, sin que las autoridades francesas hagan nada.

      Eliminar
  15. Mn. Busquests estuvo un tiempo por la Cerdaña, celebrando la Santa Missa entre Puigcerdá y Alp. Hara un año y medio o dos, algún lío hubo con el anterior párroco de Alp, ahora en Llivia. O lio con feligreses. Algo pasó, él mismo públicamente un día en Misa en Alp, arremetió sin decir exactamente porqué, contra el anterior párroco,... por eso lo cuento, pero ya digo no trascendió. ¿alguien sabe algo? saludos,

    ResponderEliminar
  16. ¿POR QUE TODOS LOS INDIVIDUOS QUE VAIS RETRATANDO: FONTBONA, BUSQUETS, .... SON TODOS LOS QUE INVITA LA DIOCESIS DE SANT FELIU PARA FORMAR SU CLERO? A PARTE DE LO OBVIO, PIDO UNA REFLEXION. GRACIAS Y ADELANTE.



    ResponderEliminar
  17. Texto de Jose Maria Peman y Juan Manuel de Prada, yo solo copio:
    José María Pemán se declaró «contento, y no orgulloso, de ser español» y una señora exaltada se le encampanó y lo acusó de ser un mal patriota. Entonces Pemán escribió una Tercerita magistral (como todas las suyas) en la que aclaraba a la señora exaltada que el pecado del orgullo era, precisamente, lo que distinguía al patriota del nacionalista. Pues el amor a la patria se muestra con virtudes (sacrificio, abnegación, alegría) y no con pecados. A continuación, Pemán explicaba que Santo Tomás había incluido el patriotismo en su tratado sobre la piedad, que es la virtud de reverencia que se profesa a las cosas que consideramos especialmente valiosas y superiores. Y que sería Lutero quien enturbiaría este amor piadoso a la patria tiñéndolo de orgullo, que fue la excusa para que naciesen las malhadadas naciones y los patriotas se convirtiesen en energúmenos que se pusieron a tirarse los trastos a la cabeza los unos a los otros.

    «Lutero –afirmaba Pemán– fue el padre de las sectas, pero también el padre de las aduanas y de los pasaportes». Y advertía que la peligrosidad del orgullo nacionalista es «la misma que la del individuo en el liberalismo: el endiosamiento del sujeto autónomo». La fórmula de que cada pueblo se «autodetermine», aunque determine hacer atrocidades, es un liberalismo todavía más peligroso que el anterior. Con los derechos del hombre se hizo una revolución; con los «derechos de las naciones» se podrá provocar una catástrofe tanto mayor cuanto mayores sean la fuerza, escala y volumen del sujeto autónomo.

    El nacionalismo es, en efecto, hijo político del libre examen. Si el libre examen, aplicado a la lectura de la Biblia, infundió a los «sujetos autónomos» la ilusión orgullosa y mentecata de estar inspirados por el Espíritu Santo (y, desde entonces, esta tercera persona de la Santísima Trinidad favoreció las exégesis más chorras que uno imaginarse pueda), aplicado a la política desembocó en el nacionalismo, que a la vez que mata nuestra reverencia piadosa hacia la patria nos infunde otra ilusión no menos orgullosa y mentecata, que consiste en creer que nuestra nación es la mejor de todas y en investirla con derechos que no le corresponden. Así, en volandas del orgullo nacionalista, uno puede imaginar al herrero de su aldea fabricando helicópteros para la OTAN, o al guardia municipal de su pueblo codeándose con los agentes del Mossad.
    O sea que Calella tiene un LUTERANO-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy BIEM por el Sr.Ullod.

      Eliminar
    2. Bendito Santo Tomás, y dichosos engreídos eruditíiiisimos!!

      Eliminar
  18. "Hacía tiempo que no me impactaba tanto un libro como la novela Patria de Fernando Aramburu. Un testimonio inteligente y conmovedor de la sociedad vasca, retratada desde los años del plomo hasta la tregua de ETA. La estampa de una sociedad cerrada, dividida, fanatizada hasta el extremo de la justificación de la violencia; cuyo caldo de cultivo se produjo a raíz del envilecimiento que supone categorizar a los ciudadanos como buenos o malos, dependiendo de su posición nacionalista. Una tergiversación bendecida por una parte importante de la Iglesia, convertida en una de las principales valedoras del nacionalismo. En la novela ese papel lo juega el párroco del pueblo, don Serapio, un cura abertzale, hipócrita y manipulador."

    Se lo pueden preguntar a Mons. Omella, antístite de Logroño (2004-2015), ciudad pegada-pegada a Navarra y cerquita-cerquita a Vitoria, donde iban a misa miles y miles de vascos y navarros, asqueados de los anti-consagrados batasunos-abertzales, que se dedicaban a predicar la idolatría... y a pasar datos a ETA...

    Jesuitas, franciscanos, benedictinos... sobre todo los primeros (Arzallus), fueron los promotores del nacionalismo separatista vasco en el tardofranquismo... advertencia de los peligros del catolicismo (caída de vocaciones y fieles, decadencia) cuando abandona a Dios y sigue la idolatría de la tierra y del Príncipe de este mundo...

    ResponderEliminar
  19. A este país solo nos faltavan SERAPIADAS de esas,AY DIOS.

    ResponderEliminar
  20. Ya avisaron al Vaticano el cardenal Gomá y el obispo mártir Cruz Laplana que financieros nacionalistas, liderados por Cambó y Valls Taberner, se infiltraban en la Iglesia para ponerla al servicio de sus fines. No hizo nada el Vaticano, quizás porque el aviso iba a través del nuncio Tedeschini, que apoyaba a los financieros nacionalistas. Y han seguido haciendo lo mismo hasta la fecha, los descendientes de los mismos, con todo tipo de astucias y audacias. El Papa Francisco les está cortando las alas y por eso se revuelven.

    El caso vasco es parecido. Casi todos los curas vascos procedían del populoso seminario de Vitoria, hace años vacío, cumplida su misión. En los años treinta fue tomado y financiado por los Zulueta, millonaria familia de negreros de Cuba. Ingresaban los niños de los pueblos desde pequeños y les adoctrinaban. De ahí salen los “curas” pro etarras.

    ResponderEliminar
  21. Us hauria de fer vergonya als nacionalistes espanyols equiparar el nacionalisme català amb el terrorisme basc. Allà vosaltres amb la vostra consciència.

    ResponderEliminar