miércoles, 25 de enero de 2017

Segis, Nacho Vidal y el método "preservativo" Bueno

Y llegó el día. El pasado sábado a las siete de la tarde, la Sala Cabanyes, sección teatral del Centro Católico de la parroquia de Segis García (Santa María de Mataró), alzaba el telón para una nueva representación de los centenarios Pastorets de Ramón Pàmies. 

El centro de atención fue Nacho Vidal, el actor porno hijo de Mataró, quien protagonizó un cameo esa noche pero en otro registro interpretativo. La noche podría haber acabado redonda, pero el actor (hoy imputado en la operación Emperador de la mafia china) no pudo saludar al párroco de la parroquia, Segis, quien no estuvo en la velada. 

Hace hoy tres jueves, se convocó una reunión de todo el clero del arciprestazgo bajo presidencia del también vicario episcopal Segismundo García. Allí se votó una nota escrita por la cual se desaprobaba la presencia de Nacho Vidal en los Pastorets del Centre Catòlic. El documento salió adelante y tal cual se aprobó, se archivó, poniéndose en práctica el que a partir de ahora vamos a llamar método preservativo Bueno, de toma de precauciones.


Este método consiste un cubrirse las espaldas con la firma de un documento, mantenerlo en el cajón para poder auto-protegerse y no ir al tuétano de los problemas; y por supuesto no mover un dedo más. Ya se ha puesto en práctica en algunas ocasiones, y por el mismo Omella en persona, todo ello siguiendo consejos de la Curia vaticana. Pero en la curia barcelonesa, más papistas que el papa, lo han puesto en práctica de una manera torticera. 

El cubrirse las espaldas mediante documentos o declaraciones firmados, ha sido aconsejado por Santi Bueno, hoy convertido en consejero áulico de Omella. 


Todas las apariencias indican que esta práctica se habría repetido nuevamente en Mataró bajo consejo de Bueno, pese a que el cuestionable canonista no había asistido a los Pastorets, no pudiendo así saludar a uno de los miembros más galardonados a nivel internacional del mundo cinematográfico catalán.

La firma de un documento no corta el recorrido de actuación de un eclesiástico ante una irregularidad o un escándalo moral. Segis no puede sacarse las pulgas de encima con la firma de un papel y no tomar medidas directas en el asunto. El Cercle Catòlic es una entidad con unos estatutos aprobados por la diócesis y él, como vicario episcopal y párroco de la parroquia donde radica esta entidad, debe trabajar y actuar, pues tiene medios; y no continuar sacudiéndose los problemas o ir buscando el no crearse problemas. Y, elevando el nivel, Omella tampoco puede resguardarse en el literal de un documento para cubrirse las espaldas y “no ir más allá”. Y más en una archidiócesis donde la mentira se certifica demasiado a menudo. 

Santi Bueno junto a la policía. Segis, a su lado
Se ha instalado en la curia barcelonesa una práctica, copiada y extendida en el mundo político de hoy, de buscar el obtener un documento por escrito a modo de declaración, que sirva para cubrirse las espaldas y que permita justificar por qué no se tomaron mayores o posteriores actuaciones. Un papel con el que alegar, puestos ante un juez o superior, un “no hice nada porque el hoy imputado me firmó una declaración en la que decía que él ni había hecho ni iba a hacer nada inadecuado o condenable”. 

¿Cuántas veces el marido infiel ha jurado y perjurado a su mujer que no le era infiel? ¿Acaso la pobre cornuda no ha proseguido y ha continuado investigando a la vista de comportamientos sospechosos? O en el caso de los Pastorets, ¿es de recibo un “no estamos de acuerdo con la invitación de Nacho Vidal (al papel estelar, para más inri) y lo hemos puesto por escrito”, seguido luego de un no ir más allá para no buscarse problemas?

Hay que recordar la respuesta de Segis a Jordi Picazo cuando se quejó del sesgo de Creure Avui, programa religioso de la TV local sito en su casa parroquial. Era consciente de que ese programa va por libre: pero reconoció que no quería intervenir porque eso le provocaría problemas. Lo mismo que acaba de suceder con la presencia de Nacho Vidal en el Centre Catòlic de su parroquia.

Vivimos en nuestra diócesis un recrudecimiento a nivel curial del cinismo hoy capitaneado por un lobby rosa instalado y aposentado. Bueno sería, pese a que no todos son del lobby, que el obispo Omella meditara sobre la elección de los colaboradores que le rodean. Bueno sería meditar si esta práctica proviene de una mentalidad funcionarial que se vería potenciada, en algunos casos, por un perfil psicológico bipolar que ha ganado presencia en un sector de la curia. ¿En qué medida ha influido este caldo de cultivo en la puesta en práctica de este proceder que hoy denunciamos, el método preservativo (“firme usted aquí”) que encubre un cinismo manifiesto con la leguleya apariencia de bueno?

Donald Trumfes

29 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Esa es una práctica recomendada y utilizada frecuentemente por Bueno. Como a aquel Obispo a quien aconsejó imponer una pena canónica a un sacerdote guardándola luego en un cajón.

    ResponderEliminar
  3. En mi humilde opinión,impedir que Nacho Vidal salga en Los pastorets indica falta de caridad. ¿Quién sabe si este hombre puede cambiar de rumbo en su vida o si en su corazón hubo una recta intención al actuar en la obra? Si hubiera querido salir desnudo en ella, vale, se prohibe, pero si sale vestido correctamente, no creo que se le deba prohibir asistir. ¿Acaso Jesús se negaba a sentarse a la mesa con prostitutas y otros pecadores?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se hubiese arrepentido lo sabríamos. El tío continúa produciendo pornometrajes a una velocidad pasmosa. No seamos ingenuos...

      Eliminar
    2. Qué ingenuo. Así nos va el pelo. Venga "misericordia". Todo está bien. Hay que respetar a los demás, pero siempre que ellos nos respeten a nosotros.

      Eliminar
    3. Ignacio Jordà González (Mataró, Barcelona; 30 de diciembre de 1973), conocido artísticamente como Nacho Vidal, es un actor porno y empresario español. (Wikipedia).

      Tiene un sitio web oficial, al cual NO vayan en absoluto, pues tiene pornografía explícita fuerte.

      Coincido con el articulista y los comentaristas: esta persona inicua NUNCA JAMÁS debería de haberse ni acercado a los Pastorets, máxime cuando los pastorcillos eran personas piadosas, devotas, temerosas de Dios, fieles, modestas y castas.

      La pornografía es satánica, y este Centro Católico como la parroquia de Segis García (Santa María de Mataró), como el Gobierno Episcopal de Barcelona, sólo se merecen la verdad y sus sinónimos: inicuos, e injustos, inequitativos, malvados, crueles, perversos, ignominiosos, infames, pérfidos, viles.

      Pues saben que muchos niños tiene acceso a internet sin supervisión de un padre o adulto responsable, y saben qué significaba enviar a un reconocido y notorio pornógrafo: que los niños lo mirarían por curiosidad, y se encontrarían en directo la pornografía explícita del sitio oficial de Nacho Vidal.

      Y los padres, también, que no han protestado por nada...

      Eliminar
    4. No sabía lo bajo que ha caído el Episcopado barcelonés y el Pueblo de Dios maratonés.

      De este mal se ha sacado un bien: saber la profundidad del mal nefasto y nefando en la Iglesia de Barcelona en todos los niveles, del consagrado al laico.

      Eliminar
  4. Jajaja, bonito seudónimo y de rabiosa actualidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TORROJA del PRIORAT26 de enero de 2017, 7:19

      Si,MOLT BO EIXO DE LES TRUMFES,AL MEU POBLE SON ¡PATAQUES!

      Eliminar
  5. Aiiii ese Bueno... por las mañanas trabajando para el Obispado y por las tardes asesorando al cura Reixach. ¿Qué le debes? o ¿Qué sabe?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cura Reixach, el supergay por el cual se pelearon dos de sus efebos, uno de los cuales resultó asesinado por el otro. Menuda asesoría la de Santi Bueno

      Eliminar
    2. Sin que tenga nada que ver con el supuesto cura Reixach (como Pujol, cuántos años engañados), los grupos de interés y presión son esto, y más aún bajo el imperio del statu quo: "haz lo que quieras siempre, que no sea escándalo público mediático".

      Eliminar
  6. Como es sabido, recientemente se produjo la increíble extravagancia de Pilar Rahola dando un pregón en la Sagrada Familia de Barcelona. Nombrada por el sacerdote del Opus Anastasio Gil y por el obispo Jaume Pujols, también del Opus.

    Hoy nuevas andanzas de Pilar Rahola:

    “La Rahola machaca a una chica de 19 años por hablar en español a Puigdemont”

    https://www.dolcacatalunya.com/2017/01/la-rahola-machaca-una-chica-19-anos-hablar-espanol-puigdemont/

    El obispo Omella verá qué modelo de simpatía, cercanía y caridad quiere.

    ResponderEliminar
  7. El derrumbe del gobierno episcopal barcelonés26 de enero de 2017, 0:41

    Son verdaderos hijos de los fariseos, los especialistas para hallar diez mil excepciones, por ejemplo, a la norma moral divina de la fidelidad e indisolubilidad del matrimonio: que si libelo de repudio a la mujer por no servir bien la mesa, que si por no ir decorosamente vestida, que sí tal trivialidad... que sí tal futilidad... que sí tal banalidad...

    No hay nada en absoluto que justifique la presencia del tal Nacho Vidal. Ninguna circunstancia. No podía estar presente, por diversas graves impugnaciones morales.

    En efecto, las normas morales católicas son absolutas, generales y universales, sobre todo las referidas a las normas morales de sexualidad.

    Además, hay actos intrínsecamente malos y perversos, como la pornografía, que objetivamente no admiten ningún tipo de justificación por ninguna circunstancia o intencionalidad.

    La existencia de normas morales que establecen prohibiciones negativas (no fornicarás) y que son absolutas, generales y universales, semper et pro semper, y que hay actos morales, tanto públicos como privados, que son intrinsece malum, perversos per se, por razón de su objeto (pornografía, por ejemplo), así como que el juicio de conciencia NUNCA es superior a las Leyes Divino-naturales, son éstas tres verdades divinamente reveladas, cuyo rechazo o puesta en duda implica excomunión latae sententiae (automática), y que así han sido definidas por San Juan Pablo II en Veritatis splendor, numerales 52, 76 (ratifica la validez del magisterio solemne de Trento), y de los numerales del 78 al 83, que son de lectura y ejecución obligada para todo antístite episcopal, abad, superior de orden o congregación, dirigente de escuelas, universidades u otra institución católica, presbítero, diácono, teólogo, religioso, laico dirigente o responsable, así como cualquier seglar à pied, à cheval et en voiture.

    Además, y eso va dirigido severamente a los supuestos "Hijos del Concilio", los Padres Conciliares y Pablo VI ratificaron la existencia de dichas normas morales absolutas, generales y universales, así como de la existencia de los actos morales, públicos y privados, intrinsece malum, perversos per se. No es excusable la ignorancia de estas tres doctrinas divínamente reveladas.

    Sí, lo han leído bien, el Concilio Vaticano II, en Gaudium et spes, numeral 27, donde expone los actos intrínsecamente malos y perversos, ya en el lejano 1965 [1].

    Y así mismo, también Pablo VI en Humanae vitae, numeral 14 [2].

    Además, en Reconciliatio et paenitentia, numerales 17 y 18.

    También por el mismo Catecismo de la Iglesia Católica, en sus numerales 1755 y 1756, que incluye también en otros numerales: homosexualismo, homicidio, blasfemia, fornicación, incesto, adulterio...

    No es que "[v]ivimos en nuestra diócesis un recrudecimiento a nivel curial del cinismo hoy capitaneado por un lobby rosa instalado y aposentado. Bueno sería, pese a que no todos son del lobby, que el obispo Omella meditara sobre la elección de los colaboradores que le rodean", no, es peor aún.

    Es un espíritu maligno herético y cismático instalado en parte del gobierno episcopal, cuyos miembros afectados son, simplemente, heresiarcas encubiertos y no sancionados por el obispado, el cual lleva muchos años omitiendo sus deberes de gobierno, enseñanza y santificación, haciéndose así fautor copartícipe del espíritu de herejía y cisma de esta orgía de vividores sin escrúpulos, que no merecen ninguna calificación de católicos.

    ResponderEliminar
  8. A los Hijos del Concilio26 de enero de 2017, 0:52

    Dirigido a los "Fills del Concili", a estos valientes presbíteros anónimos y selectivamente desmemoriados, del libro de Joan Estruch y Clara Fons [3], en relación con las tres doctrinas divinamente reveladas (que negarla o dudarla significa herejía y excomunión) sobre que (1) las normas morales católicas son absolutas, generales y universales, (2) de que hay actos morales publicos y privados que son objetivamente intrínsecamente malos y perversos per se, (3) y de que NUNCA el juicio de conciencia es superior a la Ley de Dios:


    [1] Gaudium et spes, 27

    El respeto a la persona humana

    Descendiendo a consecuencias prácticas de máxima urgencia, el Concilio inculca el respeto al hombre, de forma de cada uno, sin excepción de nadie, debe considerar al prójimo como otro yo, cuidando en primer lugar de su vida y de los medios necesarios para vivirla dignamente, no sea que imitemos a aquel rico que se despreocupó por completo del pobre Lázaro.

    En nuestra época principalmente urge la obligación de acercarnos a todos y de servirlos con eficacia cuando llegue el caso, ya se trate de ese anciano abandonado de todos, o de ese trabajador extranjero despreciado injustamente, o de ese desterrado, o de ese hijo ilegítimo que debe aguantar sin razón el pecado que él no cometió, o de ese hambriento que recrimina nuestra conciencia recordando la palabra del Señor: Cuantas veces hicisteis eso a uno de estos mis hermanos menores, a mi me lo hicisteis. (Mt 25,40).

    No sólo esto. Cuanto atenta contra la vida -homicidios de cualquier clase, genocidios, aborto, eutanasia y el mismo suicidio deliberado-; cuanto viola la integridad de la persona humana, como, por ejemplo, las mutilaciones, las torturas morales o físicas, los conatos sistemáticos para dominar la mente ajena; cuanto ofende a la dignidad humana, como son las condiciones infrahumanas de vida, las detenciones arbitrarias, las deportaciones, la esclavitud, la prostitución, la trata de blancas y de jóvenes; o las condiciones laborales degradantes, que reducen al operario al rango de mero instrumento de lucro, sin respeto a la libertad y a la responsabilidad de la persona humana: todas estas prácticas y otras parecidas son en sí mismas infamantes, degradan la civilización humana, deshonran más a sus autores que a sus víctimas y son totalmente contrarias al honor debido al Creador.

    ResponderEliminar
  9. Más para los liados Hijos del Concilio26 de enero de 2017, 0:52

    [2] Humanae vitae 14

    Vías ilícitas para la regulación de los nacimientos

    En conformidad con estos principios fundamentales de la visión humana y cristiana del matrimonio, debemos una vez más declarar que hay que excluir absolutamente, como vía lícita para la regulación de los nacimientos, la interrupción directa del proceso generador ya iniciado, y sobre todo el aborto directamente querido y procurado, aunque sea por razones terapéuticas.

    Hay que excluir igualmente, como el Magisterio de la Iglesia ha declarado muchas veces, la esterilización directa, perpetua o temporal, tanto del hombre como de la mujer; queda además excluida toda acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga, como fin o como medio, hacer imposible la procreación.

    Tampoco se pueden invocar como razones válidas, para justificar los actos conyugales intencionalmente infecundos, el mal menor o el hecho de que tales actos constituirían un todo con los actos fecundos anteriores o que seguirán después y que por tanto compartirían la única e idéntica bondad moral. En verdad, si es lícito alguna vez tolerar un mal moral menor a fin de evitar un mal mayor o de promover un bien más grande, no es lícito, ni aun por razones gravísimas, hacer el mal para conseguir el bien, es decir, hacer objeto de un acto positivo de voluntad lo que es intrínsecamente desordenado y por lo mismo indigno de la persona humana, aunque con ello se quisiese salvaguardar o promover el bien individual, familiar o social. Es por tanto un error pensar que un acto conyugal, hecho voluntariamente infecundo, y por esto intrínsecamente deshonesto, pueda ser cohonestado por el conjunto de una vida conyugal fecunda.


    [3] www.youtube.com/watch?v=wBTK0Z7janQ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la palabra "gravísimo" en los actos conyugales sexuales infecundos, solo deberia admitirse para el Aborto. Es el único problema que le encuentro en la Humanae Vitae.

      Eliminar
    2. Si la parte unitiva queda divorciada de la generativa, no son actos sexuales propiamente sino masturbaciones.

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. Segis dimisión ya26 de enero de 2017, 7:07

    Omella tendria que obligar a Segis a presentar su dimisión ipso facto y aceptar a un mas rápido para el bien de las parroquias de Sta Maria y de St Josep de Mataró. Podria ir a jugar a golf mas tranquilo y dejar en paz a su feligresia que podria respirar un aire mas puro que el actual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Básicamente, y como mínimo,esto mismo.

      Eliminar
    2. Que Déu i, per sobre de tot, el nostre bisbe, l'escoltin. Personalment, i és ben trist, ho dubto.

      Eliminar
  12. el hombre, por exigencia de su misma naturaleza, está atado con triple vínculo: a Dios, a sus padres y a la Patria; y este triple vínculo, que es de criatura racional y por lo mismo de pensamiento y de voluntad, implica una triple religión o “religadura”, con su expresión que es el “culto” o servicio, de pensamiento, de libertad, de acción: el que debemos a Dios, que es propiamente la religión, función sagrada que tiene por objeto al Dios santísimo; el culto a los padres, que se dice por analogía del que debemos a Dios, y que se traduce en los servicios de amor y obediencia reverente; y el culto de la Patria, con sus exigencias de amor y servicio, hasta de la vida en ciertos casos.

    Dios, los padres, la Patria. Son tres paternidades a cuyas influencias ningún hombre se sustrae. Dios Padre, “de quien viene toda paternidad en los cielos y en la tierra” (Eph. 3-15); nuestros padres según la carne, que nos engendran y educan dentro de ciertos límites; y la Patria, que recibe la obra de Dios y de los padres al nacer un nuevo ciudadano y en cuyo seno, prolongación del de la familia, como ésta, es prolongación espiritual del útero materno en frase de Santo Tomás, el hombre logrará la plenitud de su desarrollo: fuerza, amplitud y trascendencia para su pensamiento; energía y eficacia para su voluntad, formación de su sentido estético, satisfacción plena de las necesidades materiales, el goce, en fin, de la vida perfecta en el orden natural, que es el fin de la sociedad para los hombres que la integran.

    A la luz de estas sencillas reflexiones aparece claro el sentido de estas palabras: Catolicismo y Patriotismo. Prescindiendo, para nuestro objeto, del pequeño coto de la familia, “seminario” de la sociedad, sagrado reducto de las virtudes domésticas que dan su fuerza íntima al hombre y que tienen su expansión en la vida social, queda la doble paternidad, de Dios y Patria: Dios, que reclama para sí toda la actividad de la vida humana, como último fin que es de ella; y la Patria, que exige, salvando la dignidad de la persona humana y las exigencias de otras instituciones, todo el servicio que puedan prestarla los ciudadanos para la formación de esta obra maravillosa, la sociedad humana, la más excelsa de las manos de Dios en el orden natural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues VAYA PERLAS twnemos en NUESTRA IGLSIA,TODOS EXPULSADOS "IPSO-FACTO,empezando por ABAJO y terminando por MUY ARRIBA!

      Eliminar
  13. Tenemos que reevangelizar y para todos nosotros no es opción, es una obligación.
    A Nacho, y lo digo con respeto por Nacho, podría ser probable que la IC ya lo tenga nominado para que este año apoye al Domund con su testimonio, dentro de ese programa de escucha. En 2016 oí ese testimonio de Rachola, en una de las consideradas mejores parroquias de Madrid (por el número de vocaciones). Tengo la impresión de que nada de esto “mueve al corazón” del no creyente.

    Sin embargo, ayer aquí en Madrid, asistí a algo que “mueve el corazón” de “cualquiera”. Se trataba de una presentación hecha por Filipa Cuhna, profesora de la Universidad Católica de Lisboa. El título rezaba así: “El amor entre el hombre y la mujer, un caminar juntos hacía un destino”. Presentó el amor humano a través de “la belleza” en la pintura, la música y escritos intercalados de sJPII y de otros santos o escritores católicos, pero sin profundizar ya que la exposición solo duró 1 hora. Usó la obra del pintor Chagall.

    Relata que esto lo presentó en el Paraninfo de la Universidad Católica de Lisboa con unos 500 asistentes, de los cuales quizás solo el 5% eran católicos. Su discurso impactó. ¿Quién no quiere tener un amor bello y para siempre?
    Esto es entendible para todo ser humano, frente a la fugacidad, frente al amor líquido contemporáneo que tan bien relató Bauman. No hubo nadie de los oyentes que replicara que no aspiraban a eso.

    Cuando se les sabe hablar del amor cristiano, la teología del cuerpo de sJPII, la gente queda sorprendida y agradecida. Nadie les había hablado de la belleza de ese amor. La gente asimila rápidamente ese amor líquido ambiental, ya que todo el mundo y todo habla de sexualidad, pero en la Iglesia absurdamente no se toca este tema. Y en el corazón de la Iglesia está el matrimonio y la familia.

    ResponderEliminar
  14. La Depravación del hombre...26 de enero de 2017, 14:17

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  15. Dios destruirá la vida si no se pone más decencia en el vestir.

    ResponderEliminar
  16. Es muy grave: nuestros obispos no solo se han sentado a charlar con el demonio, sino que se han acostado con él, y en algunos casos han copulado incluso.

    Laura, qué bonito lo que has contado. Y a nuestros obispos en Barcelona les parece que "no hay para tanto", o como me decía uno de la curia, "si se ha mandado una nota es que se considera suficiente". La nota solamente era para decir que los curas de Mataró "no han participado en la elección de los invitados". Es como si fusilan a tu madre, y tú dices a los aterrados testigos...: yo no he sido, que conste.

    Este link:
    https://www.evernote.com/shard/s329/sh/ef9751f3-fc54-4987-b2b9-2fea66af9d51/45148f972c7d685f16e208714dcb2233

    y aquí:
    https://www.evernote.com/shard/s329/sh/b1c28717-67f0-4710-82b4-804ee0ecbdf6/cf61f94817131b1f68990a135bb01294

    y aquí:
    https://www.evernote.com/shard/s329/sh/87ff4d7a-9a69-4c18-af7e-1d2caa8fc064/0d8c32afe1c15633868ce7207119ce36

    muestra en la pag oficial del Centro Católico, que, recordemoslo, es asociación canónica inscrita en la diócesis de Barcelona, propaganda de actividades orientadas al pansexualismo, ideología de género y amor lire en actividades estas semanas en CCBB de Barcelona. Esta página la abren los niños, las abuelas etc, y demuestra claramente por poco ejercicio de deducción que se haga que, el que la ha colgado (con las claves y password) es el mismo que debe haber publicado los tweets con enlace al material porno de Nacho (con las claves y el password), por tanto de la dirección de la entidad. Este friqui de la dirección no ha dado la cara, y además se regodea el cabrón de mezclar en una asociación canónica, y en su espectaculo religioso infantil estelar, el sector de la pornografía y la degeneración de las relaciones hombre-mujer. Nuestros célibes reprensentantes, que más que célibes son eunucos a los que "ya no se les levanta", pasan y consideran que ya se ha hecho lo suficiente.

    Cabe recordar que el Consiliario del Centro Católico, que por ser asociación canónica existe, el que ha promovido lo único que le han dejado hacer, la nota en cuestión, ha visto negado su derecho a veto. Ha manifestado a presidente, vocales, amigos etc lo poco congruente de todo esto, y se lo han pasado por el forro de la chaqueta. Mn Vicenç Mira, que es también el arcipreste de la zona de Mataró, profesor de religión durante 30 años y ya jubilado, que hace una labor encomiable de pastor de almas, viste alzacuellos por lo que ha tenido que sufrir bastante, y que incluso para no desdoblar ganancias renunció a su sueldo de cura pues ya tenía la jubilación de profesor.

    Es de esos profes que eran maestros, aquellos que algunos alumnos, incluso si han pasado, 10, 15 o más años, llaman por teléfono o al timbre de casa solicitando consejos buenos cuando los necesitan.

    ResponderEliminar
  17. EL PROBLEMA ESTÁ EN LA MILITANCIA
    Los heterosexuales no militan en la heterosexualidad, simplemente viven en ella, como el pez en el agua. En cambio los homosexuales militan en la homosexualidad (ved el montaje del orgullo gay y toda la movida legislativa, educativa e institucional que promueven): porque necesitan justificar su elección de vida a base de promocionarla.
    Que un cura sea homosexual u heterosexual (y que si peca, que humanos somos, cada uno peca en lo suyo) no tiene mayor relevancia. El "ser" homosexual o heterosexual no tiene ninguna relevancia si se vive como célibe (tampoco hay que rasgarse las vestiduras por el pecado, que para eso está instituida la confesión). Pero negar el pecado, vivir enfangado en él (para un célibe, vivir en pareja) y encima promocionar como buena y honesta esa vida, y peor todavía, MILITAR en las organizaciones y movimientos que promueven esa forma de vida, es totalmente impropio de un sacerdote. Al pecado contra el sexto, añaden el pecado de escándalo. Esos sacerdotes ESTAFAN a la Iglesia y al pueblo de Dios. Están en situación de FRAUDE. Igual que los sacerdotes que MILITAN en el comunismo, en el socialismo o en el liberalismo. La única militancia digna de un sacerdote es el Evangelio. Todas las demás militancias le apartan del Evangelio. No el "ser", que eso pertenece al fuero interno, sino el militar, que pertenece ya a la imagen pública.
    Por eso entiendo que la Iglesia ha de estar abierta a todas las formas de "ser", y que en cambio ha de cerrarse a cal y canto contra las MILITANCIAS de sus sacerdotes, sobre todo si se trata de militancias expresamente condenadas por la Iglesia. La militancia rosa o arcoíris es un baldón para la Iglesia. Y el que formen lobby en la misma Iglesia (lo digo por el suceso del cura Reixac y del bueno de su asesor judicial, también cura) es para estar sumamente preocupados... e indignados.
    Y sí, ciertamente, el obispo Omella tendría que poner especial cuidado en la MILITANCIA GAY en su diócesis y en su clero, en vez de servirse de Preservativos Buenos, como dice el articulista, y guardar en un cajón los absurdos documentos exculpatorios para cubrirse las espaldas. Grave, gravísima responsabilidad la del obispo, si en vez de barrer pone una bonita alfombra sobre la basura.

    ResponderEliminar