lunes, 16 de enero de 2017

La edad de un obispo auxiliar

Caso de confirmarse la designación de Mn. Bacardit como obispo auxiliar de Barcelona llegaría a tomar posesión con 65 años. A excepción de Monseñor Tena, que llegó a obispo con la misma edad, el resto de auxiliares barceloneses de los últimos tiempos alcanzaron la mitra más jóvenes: Guix (40), Jubany (42), Vives (43), Torrella (45), Saiz Meneses (45), Capmany (48), Sistach (50), Daumal (56), Traserra (58), Soler (58), Taltavull (60) y Carrera (61). El propio Omella fue designado auxiliar de Zaragoza con 50 años.

Llegaría pues como auxiliar a 10 años vista de la fecha en que debe presentar imperativamente su renuncia. No significaría un nombramiento de futuro, sobre todo si se tiene en cuenta el enorme déficit de obispos catalanes y no digamos de obispos que hayan salido de seminarios catalanes. Actualmente, de doce prelados solamente cuatro (Vives, Pardo, Casanova y Novell) ostentan esta denominación de origen. Difícilmente, dada su edad, pasaría a ser obispo residencial.

Suscribo de la a a la z el extraordinario artículo  de nuestro colaborador Francesco Della Rovere sobre Salvador Bacardit. Ni se puede decir más en menos espacio ni hace falta añadir un solo ápice. Pero aparte de las connotaciones contraproducentes del hipotético nombramiento, resaltaría que el mismo supondría un tapón a la nueva generación de sacerdotes catalanes nacidos en los años 60. La generación de Juan Pablo II que les detallé en un artículo de hace unos meses.


Mn. Jaume González Padros
Bacardit es el último de la fila de una generación sacerdotal, ordenada en el inmediato post-concilio, tributaria de una serie de servidumbres que se han revelado letales en la evolución eclesial catalana. Después de esa generación viene otra, cuyas vocaciones traen mayormente causa del huracán que significó en la Iglesia San Juan Pablo II. Nombres como los de González Padrós (a quién se acaba de designar Consultor de la Congregación que preside el cardenal Sarah), Montagut, Martínez Porcell, Peio Sánchez, Costa Bou; incluso Santi Bueno que aparece en algunas quinielas episcopales. Ellos representan el futuro de la Iglesia en Cataluña. No estoy propugnando ningún nombre como obispo auxiliar. Sería un ejercicio absolutamente estéril. Por nuestras noticias, esos nombramientos están muy avanzados y van en la onda que les hemos ido adelantando. Solo propugno que se dé paso en Barcelona a una serie de sacerdotes, absolutamente válidos y preparados, los cuales se hallan en la edad ideal para afrontar responsabilidades de gobierno con una perspectiva que supera el corto plazo.

La hipotética designación de Bacardit no es una apuesta de futuro. No es este un artículo sobre sus méritos o deméritos. Solamente sostengo que es una opción estrecha de miras y cortoplacista. Cierto es que Omella necesita uno o varios auxiliares, cierto es que el turolense tendrá un pontificado corto, pero después de él la diócesis seguirá y seguiremos necesitando pastores y puede ser que otra vez tengamos que acudir a Valencia a buscarlos, dado que aquí no dejamos promocionar la cantera.

Como les decía al principio de este artículo solo con el obispo Tena se designó a un auxiliar con 65 años. Pero junto a Tena había cinco auxiliares más. De ellos cuatro (Soler, Traserra, Vives y Sáiz Meneses) promocionaron a otras diócesis. Si se designa a Bacardit, ya sea como único auxiliar o en compañía de uno más, será el más viejo de los nombrados, tanto en Cataluña como en el resto de España. Probablemente esta sea otra connotación contraproducente de un hipotético nombramiento que ha empezado a causar demasiado recelo.

Oriolt

32 comentarios:

  1. Un buen Obispo sería mossén Ferran Jarabo, perseguido por su Obispo pero amado por su pueblo: http://www.diaridegirona.cat/alt-emporda/2017/01/16/castello-aprova-unanimitat-mocio-que/824067.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es diu Jarabo... I el bisbe Pardo tindrà els seus defectes, però en aquest cas massa paciència.

      Eliminar
  2. "Por nuestras noticias, esos nombramientos están muy avanzados y van en la onda que les hemos ido adelantando".

    Hasta el momento, Germinans ha adelantado muy poco sobre estos nombramientos.

    ResponderEliminar
  3. Para ese viaje no hacían falta estas alforjas17 de enero de 2017, 1:05

    "Bacardit es el último de la fila de una generación sacerdotal, ordenada en el inmediato post-concilio, tributaria de una serie de servidumbres que se han revelado letales en la evolución eclesial catalana."

    La verdad sea dicha, no hacía falta haber elegido como Papa a Francisco ni haber traído a Omella, ni haber presumido todos, del Vaticano hasta Barcino, con castañuelas y alharacas electrónicas, de renovación "no-va-más/non-plus-ultra" de la Iglesia", donde santos y ángeles quedarían alucinados y pasmados, si va resultando que, en la práctica, esta generación destructiva y responsable de la eclesiocatástrofe postconciliar catalana y barcelonesa, nos la encontramos que va promocionando profesionalmente como si fueran funcionarios, grises, brumosos y neblinosos, procedentes de un escalafón donde se mira (1) la antigüedad, luego (2) la antigüedad, y finalmente (3) la antigüedad, por este orden.

    Los arzobispos, los obispos titulares y los obispos auxiliares, todos ellos, han de ser elegidos por la santidad, no por la edad.

    ResponderEliminar
  4. Muy malos augurios...17 de enero de 2017, 1:50

    "Por nuestras noticias, esos nombramientos están muy avanzados y van en la onda que les hemos ido adelantando. Solo propugno que se dé paso en Barcelona a una serie de sacerdotes, absolutamente válidos y preparados, los cuales se hallan en la edad ideal para afrontar responsabilidades de gobierno con una perspectiva que supera el corto plazo."

    Me gusta esta Iglesia participativa de Mons. Omella.

    Por un lado, tenemos el famosísimo superplan pastoral participativo, con el envío de apóstoles de la misericordia a los cuatro vientos.

    De otro lado, tenemos el más absoluto secretismo en el proceso de toma en consideración, ponderación, decisión y elección de los obispos auxiliares, tal como sucedería, como dirían los arqueosaurios nacional-progresistas, en la Edad Media, hija del constantinismo imperial y triunfante.

    Para que bastantes, creo yo, tengamos confianza en el nuevo gobierno episcopal barcelonés, la elección de tales obispos auxiliares no contribuye, en absoluto, a garantizar la renovación teológica, moral y espiritual de Barcelona, y menos del intangible como la confianza, el crédito, valores volátiles y sutiles.

    Parece, por el contrario, toda una declaración de principios de que el sistachismo quiere continuar a través del segundo escalón (obispo auxiliar), en el primer círculo del gobierno arzobispal, lugar delicadísimo, donde se cuecen circunstancias tan importantes como la tramitación de las denuncias de los fieles y la potestad disciplinaria, la dirección espiritual, teológica, moral y cultual de todos los católicos, y sobre todo, la cuestión económica, como los nombramientos de todo tipo (todavía espero explicaciones por el nombramiento asombroso del director del ISCREB), las incompatibilidades, los sobresueldos por acumulación de cargos, la distribución de cometidos, competencias y funciones, los cargos y oficios, las normas de economía parroquial, la gestión de patrimonio y finanzas, los medios de comunicación eclesial, universidades y escuelas católicas, donativos, herencias y legados...

    Además, finalmente, lo relacionado con la justicia social NO ES EN ABSOLUTO el problema principal y urgente de Barcelona, con un Ayuntamiento, Generalidad y Estado que se nos llevan más del 50% de la riqueza nacional y personal, y que tienen la competencia absoluta, plena y principal en el desarrollo del Estado del Bienestar.

    ResponderEliminar
  5. ... no es el camino correcto17 de enero de 2017, 1:54

    Lo importante y esencial en Barcelona es el engarce entre doctrina ortodoxa (ORTODOXIA) y pastoral ortodoxa (ORTOPRAXIS), y acabar definitivamente con todas las parroquias, órdenes, congregaciones y nuevos movimientos que, hoy ahora y aquí, se están moviendo por la heterodoxia y la heteropraxis, que he podido contemplar en persona:

    - Nueva Era (Cova de Sant Ignasi de Manresa)

    - Psicologismo

    - Teología modernista, progresista y heterodoxa: Rahner, Häring... que niegan la Sagrada Tradición y el Magisterio vivo de la Iglesia

    - Consagrados heterodoxos (Sor Forcades)

    - Delitos, abusos e irregularidades cultuales

    - Teología de la liberación (marxismo)

    - Teología histórico-crítica y de los géneros literarios (niega la verdad histórica y teológica de la Sagrada Escritura)

    - Ritualismo progresista (innovaciones e inventos "geniales" en misa)

    - Negación de la Eucaristía como el Cuerpo y Sangre de Cristo (simbolismo)

    - Absoluciones dadas a pecadores no arrepentidos y en confesiones "comunitarias"

    - Desespiritualización de la Iglesia, mundanización, secularización y racionalización: se han perdido las adoraciones y procesiones eucarísticas, las novenas, los sacramentales (agua, aceite, sal, estampas, velas), las oraciones devocionales (rosario), las indulgencias, las revelaciones privadas autorizadas, los exorcismos (tema importantísimo para esta diócesis), las misas hechas con unción, el amor por la música, el arte, los vestidos, la reverencia por las cosas santas, las predicaciones a los laicos, la evangelización según la sana y recta doctrina, los retiros, la divulgación del Catecismo y los Evangelios, el estudio de la Liturgia, los Doctores, los Padres de la Iglesia, y los grandes teólogos y santos, el rezo a los ángeles, santos y almas del purgatorio, los devocionarios u oraciones para los laicos, la Liturgia de las Horas, las meditaciones tradicionales, las confesiones, la dirección espiritual, la ascética, los dones carismáticos del Espíritu Santo...

    - Falta de caridad "de" algunos rectores: no presencia continua, distanciamiento frío y distante del fiel (para algunos, el laicado sobra y molesta), falta de paternidad espiritual hacia los católicos laicos (¿por qué os hicisteis sacerdotes de Cristo?), doble moral (bien sexual, bien económica, vulgo peseteros), curas enredadores y acusadores falsarios...

    - curas desvalidos en la fe y la moral, abandonados miserablemente por el inhumano y deshumanizado gobierno episcopal (... que espero que cambiará)...


    Realmente, y personalmente, me parece que no van en absoluto bien tales nombramientos de obispos auxiliares. Un grave error de Mons. Omella. Para mí, el más grave, pues indica una inclinación y sujeción al sistachismo, que ya debe ser eliminado del todo en todos los ámbitos: 1965 ya es historia, estamos a más de 52 años de distancia... a 52 años luz...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente hemos puesto en conocimiento del obispado el caso de un mossén que se ajusta perfectamente a la descripción: "doble moral sexual y económica, enredador y acusador falsario". No doy de momento el nombre aquí, en espera de una solución, porque se trata de ayudar y no perjudicar más. Pero estamos escandalizados de como aunque el obispado está enterado de todos los detalles, de momento no ha hecho absolutamente nada. Seguimos orando y confiando en Nuestro Señor.

      Eliminar
    2. La prueba de fuego del Mons. Omella17 de enero de 2017, 15:43

      "Pero estamos escandalizados de como aunque el obispado está enterado de todos los detalles, de momento no ha hecho absolutamente nada. Seguimos orando y confiando en Nuestro Señor."

      Este es un ejemplo, si es cierto y si no llega a solucionarse a satisfacción, de las nefastas consecuencias de la persistencia del gobierno episcopal de la era Sistach a enero del 2017, y que incomprensiblemente sigue vigente.

      Cuántas mantas veces, con Sistach, se han dado estos casos. Por desgracia (aunque por fortuna, el mal tiene sus límites), el pacto de Sistach con el nacional-progresismo consistió, entre otras cuestiones, el hacer lo que se quisiera hasta una frontera extrema: que "lo que me da la gana" no constituyera un escándalo público mediático grave.

      Sistach era listo, al menos, dentro de su nefastitud, tenía muy, muy, muy claros los límites superiores y máximos del mal. Tan claros, que en algún caso, cuando algún curita o consagrado se "olvidó" de dicho pacto (por soberbia, por ceguera...), Sistach le "recordó" claramente la "ley de hierro" del pacto del statu quo. No quería bromas. Y menos, bajo su mando.

      Eliminar
  6. FICUS obispo quien lo tenía qie decir.

    ResponderEliminar
  7. Potser en Pardo té massa paciència amb aquest mossén... http://www.elpuntavui.cat/politica/article/17-politica/1045546-suport-del-ple-de-castello-a-mossen-ferran-jarabo.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se que vol dir amb el seu comentari malicios. La manifestacio del poble i el ple municipal no han estat promoguts per Mn. Jarabo, sino pels feligresos, que estan dolguts per un canvi injustificat.

      Eliminar
    2. Valores municipales y valores eclesiásticos17 de enero de 2017, 13:07

      Con pleno desconocimiento del sacerdote, parece que el apoyo municipal sólo se justifica por cuestiones no eclesiales, sino seculares y civiles:

      "... diverses iniciatives seves dirigides a la restauració i conservació de la basílica: la restauració del campanar principal, de l'orgue, de diversos vitralls originals i de diverses capelles, de la neteja del llum d'aranya principal de la basílica i la implicació en l'organització de les Jornades d'Estudis sobre la Basílica de Santa Maria, entre d'altres.

      Tots els grups van expressar, amb arguments diferents, la necessitat de donar suport al capellà. El regidor Julià Genovès va demanar, per altra banda, que el guardó Espiga i Timó d'aquest any fos concedit al capellà, una petició que va arrencar els aplaudiments d'alguns dels assistents, entre els quals hi havia l'exalcalde Xavi Sanllehí.

      Aquests guardons municipals s'atorguen a totes aquelles persones o entitats i associacions que contribueixin en temes relacionats amb els valors socials, culturals, científics, religiosos, polítics, artístics, esportius, mediambientals, econòmics, morals o materials del municipi.


      Como se observa, excepto la moral municipal (¿será la cultura de la muerte y del relativismo, y de la ideología de género?) y la religiosa (¿será la plurirreligiosidad? pues el municipio, por laicidad, no es católico), los valores no son evangélicos o eclesiales:

      "... valors socials, culturals, científics, religiosos, polítics, artístics, esportius, mediambientals, econòmics, morals o materials del municipi."

      Tal como puede leerse, no hay una definición de dos valores esenciales, valores religiosos y morales del municipio, y por ello, hay discrecionalidad.

      Eliminar
    3. Udes. saben que ese sacerdote tuvo un accidente de moto, y a parte de su tiempo de enfermedad (baja médica) para recuperarse, tiene dificultades para desplazarse. Lo hace apoyado de muletas.
      Desconozco las razones que las debe tener el Sr. Obispo de Girona, Mons. Pardo.
      Según me cuentan unos amigos de la población Mons. Pardo trata con respeto, y corrección a todos los sacerdotes.
      En esos casos hay que oir las dos versiones.
      Me pregunto donde queda la obediencia en este caso.

      Eliminar
  8. Con algunos nombres de los "posibles" me han entrado hasta escalofríos, ¡Dios nos libre!

    ResponderEliminar
  9. Ante la disyuntiva que se presenta en la diócesis de Barcelona en su primer nivel organizativo personalmente apostaría por la elección de dos obispos auxiliares por diversas razones.

    En primer lugar, debido a la complejidad y necesidad de cambio y renovación, el actual arzobispo necesita apoyarse en dos manos firmes y distintas para acometer su misión en la diócesis de Barcelona. Deben ser, desde mi humilde punto de vista, dos manos distintas pero complementarias. Lo suficientemente jóvenes para tener agilidad y perdurabilidad en sus acciones, pero con el suficiente bagaje y experiencia para ser capaces de gestionar con templanza y valentía los cambios que se deben acometer.

    Por tanto, deberían ser figuras de edad próxima a los 50 años, ya que ello garantizaría una proyección de su labor y posibilitaría poder sembrar con antelación para poder recoger buenos frutos para el futuro. Además, sus cualidades deberían ser contrapuestas, aunque no contrarías. Considero lógico que dentro de la pluralidad de la Iglesia estos dos nuevos obispos auxiliares encarnen lo mejor de ambas corrientes existentes en la diócesis.

    La segunda razón es que de este modo su labor, dedicación y resultados que de su actividad se desprenda, no sólo se verá guiada por el Espíritu Santo y la dirección del actual arzobispo, si no por una sana colaboración y competencia entre ambos, que debe promover y garantizar una dinámica de continua mejora en su obra que se traslade a todo el gobierno de la diócesis.

    Finalmente, si este proceso se confirma y consolida, permitiría que exista una condición de posibilidad de renacimiento de una comunidad de fieles que precisan tanto de una buena acción pastoral como de una correcta formación espiritual. Sin tener ambos puntales fuertemente edificados y consolidados, toda la estructura se puede resentir y, no sólo eso, puede incluso resquebrajarse y debilitarse de tal modo que toda la comunidad puede llegar a temer por su ruptura.

    Recemos, pues, todos juntos para que el Señor ilumine al Papa en su toma de decisiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De los enredos de Mons. Omella17 de enero de 2017, 12:22

      Buenas intenciones... pero la entrevista a Mons. Omella no vislumbra buenos tiempos:

      www.catalunyareligio.cat/ca/articles/omella-diu-se-sent-cridat-ser-constructor-ponts

      1. En una Cataluña política, donde está enraizada en la cultura del relativismo y de la muerte, sólo ve puentes... ¿hacia dónde?

      2. Le saben mal las críticas al Papa por la presentación de los dubia, cuando son válidos y lícitos en derecho canónico y fondo teológico. ¿Quizás su visión corporativista sólo le permite ver "ordeno y mando"?

      3. De otro lado, critica el aborto, pero por otra banda, no propone los remedios y acciones prácticas que hagan realmente efectiva la condena del aborto: todo se queda en palabras, que está muy bien, se ha dado un gran paso, pero hace falta, obligatoriamente, la parte práctica, la eupraxis, la buena praxis: manos a la obra. Y no hay nada.


      Por todo ello, sólo observo que no se aborda la cuestión de fondo, el auténtico y verdadero drama de Barcelona, que es ortodoxia/ortopraxis: la catequización, la enseñanza de la doctrina, el estudio de la liturgia, la predicación de la moral.

      Eliminar
    2. Juan XXIII fue elegido Papa a los setenmta y siete años. Y ha sido el mejor Papa del siglo XX!
      Francisco lo fue con setenta y seis y qué Papa!

      Eliminar
    3. "Francisco lo fue con setenta y seis y qué Papa!"

      Desde luego, tal como dices, menudo Papa nos ha caído:

      http://infocatolica.com/?t=cat&c=Amoris+Laetitia

      Una Amoris laetitia que contiene dos graves heterodoxias:

      1. La moral de situación, que niega la moral universal y absoluta

      2. La comunión de los adúlteros, que prohíbe la Palabra de Dios y el Magisterio.

      Eliminar
    4. Le recomiendo la lectura de varios libros publicados sobre la Amoris Laetitia que se han publicado a nivel de España e Italia.
      Estas semanas se han publicado dos en Barcelona.
      Uno del Cardenal Sistach (que asistio a las dos sesiones sinodales), y ayer mismo el P. Francesc Riu, SDB presento el suyo que explica muy bien como se puede aplicar Amoris Laetitia a nivel pastoral.
      Todavia tenemos gente que piensa y escribe Gracias a Dios.

      Eliminar
  10. ¿Consideras candidato católico razonable a Costa Bou? Pues si que tienes manga ancha. Pues Costa i Bou, que siempre viste impecable clergyman, es un nuevo ejemplo de "cristianos al servicio de...", en su caso "...al servicio del nacionalismo"

    ResponderEliminar
  11. Que significa FICUS?,porque le llama así?

    ResponderEliminar
  12. Por cierto, el Arzobispado de Barcelona al dar la noticia del nombramiento de Gonzalez Padrós toma como fuente Catalunya Religió i habla de "cinc catalans a Roma"; curiosamente (¿deliberadamente?) omite a Josep Miró i Ardèvol que no es simplemente consultor, sino MIEMBRO del Pontifico Consejo para Laicos. Qué buenos medios de comunicación católicos tenemos!

    ResponderEliminar
  13. Son tiempos en que se tiende a aguar el vino.
    Son tiempos de Pastoral divorciada de la Doctrina.

    ¿Porque tiene que ser catalán y no del resto de España?
    La endogamia no es buena.
    Demasiados intereses creados ya secularmente que imposibilitan la independencia de la Iglesia, que seguirá siendo la Església.
    Hay que abrir ventanas para que entre el oxígeno.

    ResponderEliminar
  14. El único que merece el sacerdocio pleno o sea la consagración como obispo es nuestro colaborador D. Custodio Ballester. Tiene recta doctrina, conciencia clara y fuerza moral para ejercer el cargo.
    Pero seguro que como "no gusta" a los ateos, anticatólicos, quemaiglesias, etc que ocupan los cargos públicos ni sera propuesto por los cobardicas obispillos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estariamos distraidos y divertidos.
      Por favor!!!

      Eliminar
    2. anónimus cabreadus17 de enero de 2017, 20:36

      Totalmente de acuerdo con usted señor Marcos,mosén Ballester no es politicamente CORRECTO para los QUEMAIGLESIAS ETC....

      Eliminar
  15. Mons. Omella: un gobierno que no arranca...17 de enero de 2017, 16:14

    El pontificado de Francisco, no ha servido en absoluto para que tuvieramos un procedimiento, público y transparente, para la recogida de información sobre los problemas y necesidades de Barcelona, y para la elección de obispo titular, y actualmente, de obispo auxiliar.

    Con Francisco, todo sigue tan igual que cuando se nombró a Sistach: opacidad.

    A pesar de que Francisco y Omella tiene la competencia, personal e indelegable, de escoger los candidatos que quiera y nombrar a quién quiera, lo cierto es que ni con Omella ni con sus obispos auxiliares ha habido ninguna encuesta pública de recogida de información, pública y notoria.

    Todo a puerta cerrada, en corredores y habitaciones escondidas y obscuras. Parece que el plan pastoral es participativo, pero la elección de obispo titular, coadjutor y auxiliar, no es participativo, es particularitivo, como la libreta azul de Aznar.

    Barcelona, en sus parroquias, no se ha visto en absoluto una encuesta pública de un visitador o una delegación episcopal de Mons. Omella, que buscara información sobre la verdadera situación de decadencia doctrinal de Barcelona, entre todo el Pueblo de Dios: presbíteros, diáconos, religiosos, y sobre todo, laicos y fieles de a pie.

    Por cierto, en mi parroquia no ha pasado todavía Mons. Omella.

    Hay, en mi opinión, tres puntos básicos:

    1. Necesitamos un obispo auxiliar que sea un HOMBRE DE AUTORIDAD, es decir, que cumpla con lo que indica la ley canónica, y además, que cumpla con lo que dispone tanto la doctrina y la praxis ortodoxa, como lo que dispone el ritual de todos los sacramentos, en especial los dos más importantes, la confesión y la eucaristía.

    2. En segundo lugar, es necesario que el hombre escogido como obispo auxiliar, así como la renovación del gobierno episcopal, sea realizada con HOMBRES DE SANTIDAD. Sí, por hombres de "autoridad" y, además, de "santidad". ¿Rezan, son ortodoxos-ortopráxicos, meditan, llevan vida evangélica, sin vida doble, tienen celo por el Templo de Dios, son justos, aman la verdad, no son peseteros, son activos, son valientes, apoyan a los curas necesitados, luchan contra el demonio...?

    3. Necesitamos RAPIDEZ: ya hemos sufrido un excesivo intervalo prolongado entre los mandatos episcopales de Sistach y Omella, como para sufrir, innecesariamente, un segundo interregno prolongado entre la expulsión del gobierno episcopal sistachiano por el omelliano, y viendo que la "renovación" es una falsificación, que decepciona profundamente el ver que la renovación consiste en lijar y pulir a figuras oxidadas y melladas por la heterodoxia del postconcilio. No, no es eso, Mons. Omella.


    Mire, Mons. Omella, ya hemos visto demasiados años de un gobierno episcopal con falta de caridad, amor y misericordia hacia el Pueblo de Dios, con altos grados de miserabilidad (no de misericordia, y sí de miserable) durante el gobierno de Carles (y sus exequias).

    Como comentó alguno, la sensación de falta de comunicación, distanciamiento, consentimiento del mal e indiferencia de dicho gobierno episcopal barcelonés para con los laicos, las presuntas ovejas que deben de pastorear, sólo permite deducir una conclusión: que les hacemos molestia, joroba, lata, gaita, fastidio, disgusto, enfado, aburrimiento, incomodidad, enojo, cansancio, hastío, lastre, traba, estorbo, mortificación y rémora.

    ResponderEliminar
  16. Con lo que les cae a los pobres católicos mallorquines ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se corresponde con la medida justa del castigo que merecen.

      El problema es que en la Isla, como todos los isleños, se conocen de largo, y ya se sabe...

      Eliminar
  17. Sr. Autor del comentario "Mons. Omella: un gobierno que no arranca". ¡Qué moral e ingenuidad a raudales! ¡Creer de buena fe que a los incompetentes (menudo galápago es Omella) les interesa rodearse de personas revestidas de autoridad y santidad, que los dejarían en absoluta evidencia! No me cabe duda de que cuando los ángeles le conduzcan a Vd. al Paraíso celestial, le dejarán instalado entre los Santos Inocentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. .. "De los inocentes será el Reino de los Cielos y nos ayudarán al resto.. Gracias al "Inocente" autor de dicho comentario, de corazón.

      Eliminar