martes, 29 de noviembre de 2016

Primer momento de gloria de Taltavull en Mallorca

Después de muchos años, ninguneado por el cardenal Martínez Sistach, que lo apartó de los círculos de poder y de prestigio, que sólo quería para él en exclusiva, y lo envió a vivir a la Residencia de San José Oriol, con los sacerdotes jubilados, la llegada de Omella fue un soplo de esperanza para el obispo menorquín, su trato afable y cordial, su invitación a vivir con él en el palacio episcopal así como el desconocimiento de la diócesis por parte del arzobispo turolense, hacían creer a Taltavull que se convertiría en el nuevo hombre fuerte de la diócesis, algo aparentemente más apetitoso que ser obispo titular de una diócesis menor.

Pero las cosas no salieron como él se esperaba. Don Juan José demostró desde el principio que quien iba a gobernar era él, y que no aceptaría injerencias de nadie, ni siquiera de su auxiliar. Su nombramiento como Administrador Apostólico de Mallorca, demostraba que nuestro actual arzobispo puede prescindir de él total o parcialmente sin ningún problema, y que como és lógico, más tarde o más temprano quiere estar rodeado de un equipo de su confianza, que lo haya elegido él personalmente y no como herencia de su antecesor.

En esta situación, cobra enteros la posibilidad de que Don Sebastià se quede definitivamente en Mallorca, con su nombramiento como obispo residencial de la principal isla balear. Omella no se opondría y siempre quedaría ver que cartas jugaría el cardenal Cañizares en esta batalla, para que uno de los suyos, valenciano por supuesto, fuera el elegido para el puesto. Por otra parte también hay que ver que piensan en Roma del asunto, porque no pueden permitirse el lujo de otro obispo polémico en la isla, después del "Caso Salinas". Para ello Taltavull tiene que estar bien calladito, porque algunas de sus declaraciones no han sido precisamente prudentes, como tampoco fue acertada su actuación en el caso de los abortistas que entraron gritando en la iglesia de San Miguel, interrumpiendo una Misa, y a los que el recién llegado obispo intentó tratar como buenos amigos.
Taltavull se siente cómodo como responsable de la diócesis mallorquina, es la primera vez que puede ejercer la máxima responsabilidad eclesial de un territorio, y se le ve muy contento con la experiencia. Además es una diócesis que tiene una importante conexión con la casa real española, lo que proporciona muchos momentos de gloria al obispo titular, o en este caso a su Administrador.

Este pasado domingo, se clausuraba los actos del 700 aniversario del fallecimiento del beato Ramon Llull. La celebración eucarística fue presidida por el cardenal Angelo Amato, Prefecto para la Congregación para las Causas de los Santos, y contó con la presencia de la Reina Sofía y de las máximas autoridades locales: la presidenta del gobierno balear, Francina Armengol; la delegada del Gobierno en las Islas, María Salom; el alcalde de Palma, Josep Hila, y el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat. Entre las autoridades eclesiásticas, además del metropolitano levantino, el cardenal Cañizares, los catalanes Sistach, Vives y el abad Soler. Omella ausente.

Don Sebastià vestido con sotana y fajín, participó de estos actos conmemorativos, no sólo de la Eucaristía, sino también de la visita de la Reina Sofia el sábado a la exposición sobre el beato mallorquín, "El viaje de Ramon Llull", en el Museo Diocesano. 

Esto es´sólo un aperitivo, si el próximo verano sige regentando directa o indirectamente la diócesis de Mallorca, podrá encontrarse con la familia real al completo, además de la presencia de otros muchos altos dignatarios que gracias a la presencia de los monarcas, también se trasladan a la isla.

Quizá Don Sebastià, a quien muchos situaban en Urgel si Don Joan Enric Vives hubiese venido a Barcelona, tendrá una compensación similar a la que tiene su actual titular, ser copríncipe andorrano, con los momentos de gloria que lleva ser Jefe de Estado. En Mallorca no será Jefe de Estado, pero estaría muy cercano al actual inquilino de la Zarzuela y de su familia. 

Francesco Della Rovere

9 comentarios:

  1. Van de progres pero Juanjo Omella y Taltavull son obispos decimonónicos. Príncipes, reyes y políticos... y ellos en medio haciendo el paripé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mallorca, isla de Reyes y Papas30 de noviembre de 2016, 0:34

      No va desencaminado: príncipes, reyes y políticos en Mallorca...

      El Antipapa aragonés Benedicto XIII, "El Papa Luna", antes de morir, realizó un cónclave con sus tres o cuatro cardenales afines, los cuales eligieron como sucesor al Antipapa Clemente VIII, llamado Gil Sánchez Muñoz y Carbón, arcipreste de Teruel y canónigo emérito de Barcelona.

      Para acabar con el cisma eclesial de los tres Papas, y dar una salida a la Corona de Aragón que respaldaba al Papa Luna, el Papa Martín V nombró al Antipapa Clemente VIII como obispo de Mallorca, con el fin de compensar su renuncia como Papa.

      Fue obispo de Mallorca del 26 Agosto 1429 al 28 Diciembre 1446, y murió a la fenomenal edad de ¡76 años!. El Papa que lo nombró, Martín V, murió a los 63 años. Buen destino. Larga vida. Calma y buen comer. Una labor social. Me apunto.

      Por eso, tanto la diócesis como el obispado de Mallorca conserva (quizás hoy no) ciertos honores propios como Papa, y por tanto, el obispo adquirió privilegios honoríficos tanto como Jefe de la Iglesia, así como de Jefe de Estado (Papa-César), caso único junto con el obispo de la Seo de Urgel, copríncipe de Andorra.

      Además, Mallorca fue un Reino con tres reyes privativos:

      - Jaime I el Conquistador, creador del Reino

      - Jaime II de Mallorca
      - Sancho I de Mallorca, el Pacífico
      - Jaime III de Mallorca, el Temerario

      El reinado privativo acabó por derrumbe fiscal.

      Entre Reyes y Papas, en Mallorca están creciditos.

      Si fuera obispo de Mallorca, viendo su edad, unos 68 años, estará ahí hasta su jubilación.

      Que te vaya bien, Taltavull.

      Eliminar
    2. De Santos, Reyes y Papas30 de noviembre de 2016, 13:04

      Mallorca, de tanto en tanto, da santos.

      Primero Llull, el martillo de la lógica y la razón aplicadas a la fe.

      Luego Eduardo Bonnín, en proceso de beatificación, fundador en 1949 de los Cursillos de Cristiandad, posteriormente de fama internacional, con la ayuda del obispo Juan Hervàs.

      Emezaron como un curso acelerado e intensivo de tres días, sobre Jesús y su Esposa la Iglesia Católica, dadas por curas y laicos, con reuniones de perseverancia.

      Hoy deberían de hacerse dichos cursillos, junto con el curso de La Vida en el Espíritu, de la Renovación Carismática (Notre Dame, EEUU, 1969), de descubrimiento y desarrollo de los carismas que cada uno posee.

      En Cataluña, visto el estado de abatimiento total en materia de doctrina católica básica, por destrucción del Nacional-progresismo eclesial catalán desde 1965, deberían de darse cursos de Catecismo de San Juan Pablo II, que comprende la Palabra de Dios en sus dos formas, la Sagrada Escritura y la Sagrada Tradición, junto con el Magisterio, interpretación viva de la Palabra.

      Eliminar
    3. Vida en el Espíritu y Clínica para el alma30 de noviembre de 2016, 16:32

      Cierto.

      Por lo que he visto, lo ideal para Cataluña, sería un programa como éste: cursillo de cristiandad y catequesis, sacramentos y oraciones, clínica para el alma, Vida en el Espíritu Santo.

      __________

      Estos dos primeros puntos son los comunes para todos los católicos. Deberían de ser lo normal, ordinario y habitual.

      1. Los cursillos de cristiandad

      1 bis. Catequesis (puede incluirse en los cursillos), eso sí, siguiendo el Catecismo de san Juan Pablo II... en su forma de Youcat y Docat, muy útiles antes de ir al Catecismo original.

      2. Vida de sacramentos y oración.

      _______

      Para aprovechar los nuevos caminos para estos últimos tiempos:

      3. Clínica para el Alma: hechos por la dicha Universidad de Notre Dame (Indiana), lugar donde nacieron los carismáticos católicos (1967), trata de forma integral la curación de la persona:

      - soma-cuerpo
      - psique

      Ciertos problemas deben de arreglarse teniendo en cuenta el cuerpo y la mente (médico, psicólogo, psiquiatra), la parte material y mental objeto de la ciencia, como requisito para tratar el espíritu, o incluso el cuerpo y la mente, mediante la sanación y curación (de enfermedades somáticas y psíquicas) y la liberación (demoníaca).


      4. Seminario Vida en el Espíritu.

      Lo realizan los carismáticos, para saber los carismas que Dios nos ha dado y cómo manejarlos para bien de la Iglesia. Siempre se aconseja o bien es obligatorio, pasar primero por la clínica para el alma, para descartar enfermedades y transtornos tratables por la medicina, o bien para eliminarlos o paliarlos antes de entrar en la fuerza de los carismas.




      ... y unas chancletas pa zambullirnos al mar, calentitos, je...

      Eliminar
  2. Pues bien lejos, Taltavull.

    ResponderEliminar
  3. Lo de SALINAS fue lamentable,esperemos que no le ocurra algo parecido, las islas tienen su EMBRUJO,dicen por AHÍ.

    ResponderEliminar
  4. L'Hospitalet y Mn. Custodio
    http://www.lavanguardia.com/local/baix-llobregat/20161130/412239531227/hospitalet-traslado-parroco-custodio-ballester-misa-division-azul.html

    ResponderEliminar
  5. Tampoco hoy escapamos a lo mundano!
    El relato que nos ofrece hoy Francesco della Rovere contiene poca información: está trufado de suposiciones, de presuntas intrigas, de juicios de intenciones… en una aportación que está a medio camino de un guión de la serie House of Cards y de una crónica social de la revista Hola.
    Quizás lo nuclear de la conmemoración religiosa que el cronista nos describe en sus aspectos más frívolos, radicara en la aproximación a la figura del beato Ramon Llull y a su obra.
    Pero de esto, lamentablemente, no hay noticia.

    ResponderEliminar
  6. Pues mejor que esté contento Taltavull, así hará mejor labor.

    ResponderEliminar